Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Las 21:20 horas, un minuto ridículo para la historia

3 diciembre 2012 - 17:37 - Autor:

Nunca pensé que iba a suceder de verdad. Cuando Mou se pronunció en la rueda de prensa del día anterior, entendí que era una frase hecha. Pensé que era una de tantas veces en las que un entrenador ha querido descargar la presión de sus jugadores y ha dicho aquello de: ´El que quiera que me pite a mí, pero no a los jugadores…’ Bueno, otra táctica de técnico que empieza el partido horas antes. Hasta ahí, razonable. Bien. Normal.
¡Cuál fue mi sorpresa cuando veo que la tele conecta a esa hora como si fuera un acontecimiento! Fue una cuenta atrás de coña. Mis compañeros gráficos agolpándose para la foto en la bocana del vestuario, las gradas vacías -2.000/3.000 personas-, los minutos que pasaban, la tensión que subía, las cadenas de radio esperando el momento,… 21:18 h, 21:19h y 21:20h. Mourinho llegó puntual a la cita, como había prometido. Abrigo largo. Cara seria. Sin saber donde ubicarse, se colocó un poco más allá de la banda, pero sin entrar demasiado al campo, y miró al tendido ante la indiferencia generalizada. El primer plano de la tele permitía ver hasta las veces que tragaba saliva.
Miradita por aquí, miradita por allá. Un vistazo a cómo calentaba su equipo, unos cuantos que coreaban su nombre y otros pocos que silbaban… Minuto y medio de exposición y para dentro. Ridículo consumado. Juicio forzado sin veredicto alguno.
A todo esto, nos hace picar y nos dedicamos a hablar de Mou en lugar de hablar del derbi. Una vez más, misión cumplida del portugués. La atención para él, y las alineaciones y demás pormenores del partido, haciendo cola al último capricho.
Luego el partido: malo de fútbol, justo de resultado y demasiado duro por parte de unos y otros. Karanka a la sala de prensa a dar la acara y… colorín colorado. Parece que este cuento está a punto de acabarse. ¡Esto no puede seguir así! Mientras lo futbolístico siempre está en un segundo plano, nos dedicamos –y entono mi parte proporcional del mea culpa- a contar las historietas colaterales que distraen la atención.
Parece que la cuenta atrás ya ha comenzado… Los resultados tienen la palabra del acelerador. Es cuestión de tiempo.

Sígueme en Twitter: @amaliomoratalla

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/a-mi-entender/2012/12/03/las-2120-horas-un-minuto-ridiculo-para-la-historia/trackback/

No hay comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android