Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Hasta el rabo todo es toro

30 abril 2011 - 23:00 - Autor:

“Hasta el rabo todo es toro”, frase que utilizamos mucho en las redacciones de deportes cuando todavía no ha terminado el partido o alguna competición, véase la Liga. Por eso, esta jornada tengo más preguntas que Mourinho el pasado miércoles en rueda de prensa.

- ¿Por qué tanto el Real Madrid como el Barcelona sacan un equipo plagado de “suplentes”?

- ¿Dan por terminada la Liga?

- ¿No es una falta de respeto para la afición y para los equipos que se están jugando la permanencia en Primera?

- ¿Hubiera ganado el Real Madrid con Xabi Alonso y Cristiano Ronaldo?

- ¿Hubiera ganado el Barça si el equipo de Mou hubiera ganado al Zaragoza?

- ¿Qué pensarán Almería, Hércules, Osasuna, Málaga, Racing o Getafe?

Miguel Ángel Lotina, entrenador del Deportivo, perdía ante el Atlético de Madrid y decía que prefería reservarse la opinión sobre la alineación del Real Madrid y del Barcelona.

Faltan cuatro jornadas y esto no está acabado, hay mucho en juego, puestos en Europa, permanencias, descensos… Y hoy podíamos haber dicho con mayúsculas: hasta el rabo todo es toro… Por eso, desde aquí les pido tanto a Mourinho como a Pep Guardiola que “jueguen” hasta el 22 de mayo.

Saturada del clásico me subo al tacón para disfrutar con la boda real

29 abril 2011 - 21:00 - Autor:

Llevo varios días sin escribir y desde aquí pido disculpas, pero la actualidad me ha desbordado. Entre los clásicos, la central lechera de nuestro Carles Torras, las ruedas de prensa explosivas, las denuncias a la UEFA, los dardos envenenados… ¿Qué les voy a contar? Y confieso que, ahora que puedo sentarme delante del ordenador para dedicar unos minutos a mi “deportes de tacón”, tengo el síndrome del papel en blanco. Ya me advirtió mi compañero Jaime Hoyos: “Es complicado escribir todos los días”, frase que completo con “sobre todo, si todo el mundo habla de lo mismo y ya no tienes casi nada que aportar”.

Estoy saturada de opiniones, comentarios, análisis, sospechas, ironías… No me apetece ni hablar ni escribir más del Real Madrid – Barcelona, de hecho, quiero que llegue el martes simplemente para que se juegue un partido de fútbol. No me apetecen más minutos añadidos, quiero los 90 del Camp Nou. Y por eso, el viernes por la mañana, reconzco que he disfrutado comentando en twitter la boda de Guillermo y Catalina. Ha sido como una bocanada de aire fresco, como una pequeña pausa, un colchón mullido y confortable.

En mi “deportes de tacón” me subo al zapato para contar que me ha encantado la sencillez de Catalina, su sonrisa, su dulzura y que me he ha divertido ver Guillermo de rojo y comentar con respeto, pero chispa, que seguro que lo había hecho para homenajear a La Roja, a nuestra selección española y que si su abuela, la reina Isabel, había elegido el amarillo era para tener un detalle corporativo con lainformación.com, y que si se ponía al lado de su nieto iban a formar la bandera de España.

Sí. He cambiado las botas de fútbol, las camisetas blancas y azulgranas por los tocados que han lucido las invitadas, por las pamelas, que desde la toma aérea parecían setas. Y no he tenido que interpretar los gesto de Mourinho y Pep Guardiola porque he podido ironizar con la falta de pelo del novio, con los simpático que es su hermano Enrique y por su puesto, con las “jugadoras del banquillo”. La hermana de la novia, Pipa, que no Pipita, ha logrado hacer sombra a la titular con un vestido espectacular, aunque un poco escotado para una ceremonia religiosa. Y con Victoria Beckham, ella sí que llevaba taconazo pero estaba elegantísima, a pesar de lo complicado que es vestirse estando embarazada. También ha habido representación futbolera con David Beckham y musical con el gran Elton John…

Y estaba deseando ver a los nuestros, como si fuera un partido de la selección. ¿Ganaría Letizia al resto de rivales? Porque de vez en cuando hay que respirar y descansar para volver a mirar todo con otros ojos… Me quedan pocas horas porque dentro de un ratito vuelve la Liga… Vuelve el fútbol y lo estoy deseando…

El Real Madrid – Barcelona visto desde el móvil. Parte 2

22 abril 2011 - 17:15 - Autor:

Han pasado más de 48 horas y sigo con la adrenalina a tope. Ahora toca contar a amigos y familia las batallitas, bueno, y a vosotros. Me había quedado en el acceso al palco de Mestalla.

Allí llegaron aficionados de todo tipo, desde Anne Igartiburu, con unas gafas negras, ya era de noche, el entrenador de moda, Luis García Plaza, el ex presidente del Barça, Joan Gaspart, Albert Soler, nuevo secretario de Estado para el deporte, Eugenia Martínez de Irujo, Gonzalo Miró, la ministra Leire Pajín… En fin, un montón de personalidades que llegaban con una sonrisa de oreja a oreja, y no es para menos, porque iban a ver el mejor espectáculo del año, en un asiento privilegiado.

Y allí estábamos Nacho y yo al otro lado de la valla, Nacho medio mosqueado porque se le había agotado la batería del móvil y yo como loca intentado hacer, con mi iphone, fotos compitiendo con los profesionales de la imagen.

Como soy cabezona, quería fotografiar la llegada de los reyes, y mira tú por donde, de repente llega una furgoneta con un montón de gente y Nacho empieza a gritar: “Es Shakira, la rubia es Shakira”. Levanto el brazo y empiezo a disparar. Pues sí la rubia es la cantante, que se convertiría en una de las protagonistas del partido…

La zona madridista le “obsequio” con unos cuantos cánticos que no voy a reproducir. Y Sus Majestades los Reyes no llegaban, les dimos unos minutitos de tiempo, y decidimos entrar al campo, que se hacía tarde.

Para pasar además de enseñar la acreditación de prensa tuvimos que pasar por el “olfato” de los perros policía… y ¡llevabamos dos bocatas de jamón! Avisé a los polis y me dijeron que no había problema. Yo a todos los perros que conozco en cuanto les acercas algo de comida se lanzan… “Ya verás los bocatas”. Pues no…

Y llegamos tarde. Y ¡tanto! cuando llegamos a la zona para la prensa no quedaban ni siquiera enchufes para cargar el móvil y el portátil. El wi-fi no funcionaba, ni funcionaría en todo el partido. Los móviles tampoco porque habían hecho un barrido, siempre lo hacen cuando algún miembro de la Casa Real están en el estadio, por seguridad.

Y a todo esto, el partido estaba a punto de empezar. ¡Por Dios que nervios! Sin escribir en el twitter, sin poder llamar… Tras 20 minutos de estrés tiré la toalla. A mi izquierda estaba sentado un compañero de Clarín, un periódico argentino, alucinado por todo lo que estábamos viendo. El mejor fútbol del planeta, la fiesta de dos aficiones rivales que no pararon de animar durante todo el partido. Gustavo me decía “parece un partido entre River y Boca”. No lo sé, lo único que pude contestar es: “esto es un sueño, que no acabe, que lleguemos a la prórroga, a los penaltis…” No voy a contar nada de lo que ocurrió en el terreno de juego, porque eso lo pudisteis ver.  Me quedo con el ambientazo, y con estas dos imágenes.

La conjura de los dos equipos antes de empezar la prórroga. No voy a detenerme en más detalles, en Mourinho, en Guardiola, en Piqué… De eso ya se ha hablado mucho… Os quiero contar los detalles de después.

Los periodistas teníamos que bajar  a la sala de prensa, o a la zona mixta, sitio por donde pasan los jugadores para conceder entrevistas. Para acceder a la de Mestalla había toda esta gente. Decenas de periodistas se agolpaban detrás de la valla metálica, que pusieron los de seguridad.

Logré hacerme un huequecito para hacer alguna foto.

Tuve la suerte de escuchar a Zidane, que llevaba una camiseta del Real Madrid en la mano, no me quiso decir quién se la había regalado.

Ahora me quedo con Manolito, simpático muy simpático y cargadito de diamantes. Anillito en la mano izquierda y pulseraza en la derecha. CR7 era uno de los más solicitados, pero salió casi el último, así que, solo atendió a unos pocos.

Atención al “look” con el que Cristiano Ronaldo se subió al autocar.

Algunos jugadores del Barça se pararon a hablar, tristes, claro. Piqué fue uno de los que más tiempo estuvo charlando con los medios haciendo relaciones públicas.

El largo pasillo terminaba en la puerta donde esperaban los autocares. Los que más prisa tenían eran los jugadores del Real Madrid porque les esperaban en Cibeles. Esta es la camiseta que se pusieron después del partido para la celebración.

Se terminaba un día muy largo, lleno de muchas emociones. Finalizaba una jornada de fútbol, perdón, echaba el telón el mejor espectáculo del mundo.

El Real Madrid – Barcelona visto desde el móvil. Parte 1

21 abril 2011 - 14:52 - Autor:

Se me acumulan las frases, las palabras, tengo tantas cosas que contar que no sé por dónde empezar. Voy a arrancar por una confesión: Llevo casi 18 años en esto y es mi primera final en un campo de fútbol, siempre he sido “la quedada” especial, he tenido que hacer el trabajo “sucio” en la redacción, escribiendo especiales de 32 páginas, como con la Séptima del Real Madrid, o presentado especiales, o programas del Mundial, o de la Eurocopa y no es una queja porque lo he disfrutado, pero lo que viví en Mestalla es coronar la cima, es lo máximo. Más que presentar un telediario, más que entrevistar a los deportistas más laureados. La final de Mestalla, la final de la Copa del Rey, el clásico entre el Barcelona y el Real Madrid, ha sido un regalo.

Llegamos a las 09.00 de la mañana, en el AVE, estaba prácticamente vacío porque era muy pronto, pero una despedida de soltero nos alegró el viaje. El chico es policía y se casa con una compañera, sus amigos le hicieron viajar así.

Bueno, ya teníamos una foto curiosa. Mi compañero, Nacho, y yo decidimos ir al hotel donde había que recoger las acreditaciones de prensa. Era el hotel Palace, donde por cierto el servicio es muy amable, era demasiado pronto. Los pases de prensa se daban a partir de las 10.30, así que nos quedamos a desayunar. “Nos van a clavar, pero ¿dónde vamos con las maletas? Además, puede que nos encontremos a Del Bosque”, mis deseos fueron órdenes. Nada más entrar, el seleccionador nacional salía rumbo a Castellón para recibir un premio. “¿Qué tal maja? Cuanto tiempo sin verte. No sabía que estabas en lainformación.com intentaré ir un día de estos, cuando se pase todo este follón”. Bien. Empezábamos bien.

Lo que no imaginaba es como iba a continuar. De repente, veo un resplandor al fondo de la cafetería, en la recepción… “¡Es la Copa! No me lo creo!”, me froto los ojos y me voy corriendo con el Iphone, que nos ha acompañado, durante la larguísima jornada. Brilla. Es preciosa. Es la pasajera trasera del coche oficial que la trasladará a Mestalla. Es la gran protagonista.

La miman dos señores, que orgullosos no paran de sonreír. Me pongo a disparar la cámara como loca. Me emociona. Es el primer trofeo oficial de la temporada. Esa noche iba a ser levantada por el Barça o el Real Madrid, luego acabaría atropellada y por los suelos, y no puedo resistirlo. Me lanzo. Total no tengo nada que perder. Uno de los señores se monta con ella en el coche y yo le pregunto: “¿Se puede tocar?”, hago la cuestión porque la Copa del Mundo solo se podía tocar con guantes, “sí, claro”. Pues, a por todas: “¿Me puede hacer una foto con el móvil dentro del coche?”, le digo con la mejor de mis sonrisas. “Sí, espera que me bajo y te subes al coche”.

Una privilegiada, eso es lo que soy. Y no es afán de protagonismo, es que realmente quería contar lo que se siente. Y es ¡la leche! Empezaba a saborear el partido. Regresé a nuestro “cuartel” general, a la cafetería, donde Nacho trabajaba con el portátil mientras vigilaba de reojo las maletas. Y por allí, empezaron a desfilar un montón de ex futbolistas, ex entrenadores y ex árbitros. Fernando Hierro, Javier Clemente, Víctor Muñoz, Iván Helguera, Medina Cantalejo, Díaz Vega, Puentes Leira, Juan Carlos Pedraza, Hristo Stoichkov… Era la fiesta del fútbol. “Para nosotros es como si fuera el día de Nochevieja”, nos comentaba Díaz Vega.

Otra vueltecita por la recepción y aparece ante mí otro de los protagonistas, Undiano Mallenco con su equipo. Muy simpático, muy deprisa. Les recibe Sánchez Arminio, al que se le ve saludable, vamos que no pasa hambre. El árbitro también pasa por la planta de la RFEF.

Nosotros lo hicimos un poco más tarde. Nacho subió primero y aprovechó para sacar la foto del póster. Sexta planta. Allí estaban los responsables de prensa. Paloma Antoraz, ex compañera de EFE, la jefa, corriendo de un lado para otro y mi querida Susana Barquero con una sonrisa, como siempre. “Esto es una locura, nos han pedido acreditaciones hasta de una televisión de Panamá”.

Están desbordados, como nosotros, con tanto personaje circulando por el hall. Aunque todo se detiene porque aparece el gran Alfredo Di Stéfano. Lo reconozco, es una de mis debilidades. El presidente de honor del Real Madrid, el mito, el ídolo, a sus 84 años, no para de hacerse fotos con aficionados de los dos equipos. Hasta unos chicos de Dubai se acercan temerosos para pedirle un autógrafo. Di Stéfano está cansado y empieza a hartarse de tanto acoso, él es así. Por eso, le dice a Juan Carlos Pedraza y a Jorge Carretero que no tiene ganas de ir a la comida de directivos y que se queda a comer en el hotel y que nos invita a una paella.

Compartimos un almuerzo delicioso y no solo por la comida, sino por la conversación. Pedraza y Di Stéfano mano a mano. Otro lujo, de un día perfecto. En la mesa de al lado, Nagore, la mujer de Xavi Alonso, y Sara Carbonero. La periodista no ha cambiado. Sigue igual de maja. Hablamos un poco. No había venido a trabajar, por primera vez, podría disfrutar de una final. Alfredo se fue a descansar y Nacho y yo a las fans zone de los dos equipos.

Allí había un fiestón. En la del Real Madrid mucha camiseta de Raúl, mucha bandera de España y muchas ganas de cantar. Me sorprendió la cantidad de elásticas de antiguos jugadores.

Un aficionado llevaba su camiseta de los 90, de Juanito. Otros de Figo, de Redondo, de Guti, de Zidane… Todos con “orgullo vikingo”. Buen ambiente, “sin conflictos”, nos cuenta la policía.

En la zona azulgrana, más de lo mismo. Casi todos los seguidores con camisetas, muchas con Iniesta y Messi, y algunos también con el nombre de leyendas. Guardiola, Stoichkov, Etoó, Riquelme… A pocas horas del partido había una cola larguísima para comprar una camiseta. El club montó una tienda y fue un éxito. Ambiente espectacular. En los servicios médicos nos comentan que solo habían atendido alguna lipotimia y un par de esguinces, nada importante.

Y llegamos a Mestalla. Esperamos a los autocares. Solo podemos ver el del Real Madrid porque el del Barça entra por otra puerta y es difícil cruzar los cordones de seguridad. El corazón empieza a acelerarse, en twitter he leído un informe de unos cardiólogos, y no me extraña que los días de partidazo haya que tener más cuidado. Estoy emocionada. Las aficiones están separadas, pero sus voces se funden en una. Ya se disputa el partido. Llega el bus madridista. Aplausos, gritos… Marcelo baja y abraza a los que no juegan, a los que hacen el trabajo “sucio”, el menos lucido, pero también importante. Me parece un gran detalle.

Después empiezan a desfilar un montón de personalidades. El jefe de seguridad de RFEF, Eduardo, ha estudiado todo con detalle. Para ellos también es un día muy especial. De momento, está saliendo redondo…

¿Está Mourinho dañando la imagen del Real Madrid? Capítulo 2

17 abril 2011 - 8:30 - Autor:

Son las 06.45 de la mañana. La jornada de ayer fue muy dura. Estuvimos en directo, en Telemadrid, desde las 15.00 horas hasta más de las 01.00 de la madrugada. No sé si es por el agotamiento, por la tensión, por el maratón, o simplemente lo he soñado, pero “me parece” que Mourinho se negó después del partido a contestar a algunos compañeros por el plante del viernes…

Pues no no es un sueño, de hecho, ofrecimos la rueda de prensa en directo. Las comparecencias de Mourinho están empezando a ser más esperadas, casi que los partidos, porque cada día nos sorprende con algo. Su discurso no cambió. Empleó la ironía para hablar del cuarto árbitro, “parece que el contrario puede hacer lo que le da la gana”, para hablar de la expulsión de Albiol “a partir de ahora tendremos que preparar los partidos como si jugáramos con diez jugadores”, esta vez no se quejó del calendario “porque tenemos el mismo tiempo para preparar la final de Copa”, y, atención, no contestó ni a los compañeros del diario As, ni a los compañeros del diario MARCA porque le pareció una falta de respeto que no se quedaran a la rueda de prensa del segundo entrenador de Aitor Karanka. “Solo hablaré con vuestros directores”. Otro compañero aclaró que si abandonaron el otro día la sala de prensa no fue por falta de respeto al segundo entrenador, sino porque antes de un Real Madrid – Barcelona esperaban que respondiera a las preguntas él. Explicación que a Mourinho no le valió.

Y ¿qué quieren que les diga? Ya sé que en twitter y en facebook había muchos aficionados que defendían la postura del técnico portugués porque también les parecía una falta de respeto la marcha de la mayoría de los medios de comunicación cuando estaba hablando Karanka. Si Mourinho no quiere ofrecer ruedas de prensa porque cada vez que habla sube el pan, entonces que nombre un portavoz. Si al técnico portugués le molestó la decisión de los compañeros, a ellos también el capricho de hablar cuando le da la gana. Algo tendrá que decir el club ¿no? Ofrecer ruedas de prensa, mantener informados a sus aficionados forma parte de su trabajo. Los aficionados del Real Madrid se merecen un respeto y lo que hizo el sábado no lo es. Y no beneficia la imagen del Real Madrid. ¿Tomarán medidas? o ¿aplauden el comportamiento de Mourinho? Continuará…

¿Está haciendo Mourinho daño a la imagen del Real Madrid?

16 abril 2011 - 10:25 - Autor:

Desde que el era pequeña en casa me han enseñado a distinguir dos cosas: que el Real Madrid es señorío y que el Atlético de Madrid es corazón, sin que se ofenda nadie. Nací en Madrid y es lo que normalmente, por su puesto hay muchas excepciones, hay en las familias división entre los dos principales equipos de la capital.

Los derbis se han vivido y se viven con intensidad en mi familia: La mitad es del Real Madrid, la otra del Atleti y una excepción del Barça, cada uno defiende lo suyo, es lo que tiene ser familia numerosa. Pero lo que nunca había visto es que se pusieran de acuerdo en algo: lo de Mourinho el viernes no le ha gustado a nadie. Tanto es así, que los madridistas que hasta ahora han defendido el show de Mou en el banquillo, las declaraciones irónicas, las quejas, que sacaban la cara por él, han tenido que meter la cabeza debajo del ala.

Los periodistas solo reclamaron lo que era justo, conocer la opinión del entrenador del Real Madrid antes de enfrentarse al eterno rival y sino quiere polémicas, si no le apetece dar carnaza, lo tiene fácil, respira y dar de comer al mono, y se contiene. Mourinho escurrió el bulto y le dejó el “marrón” a su segundo, al bueno de Aitor Karanka, 24 horas antes del primer gran partido.

Los medios querían que hablara el “actor principal” y Mourinho no se negó, se presentó, acompañó a Karanka, pero dijo que no contestaría ninguna pregunta. Y casi todos mis compañeros,  porque por desgracia siempre hay excepciones, se levantaron y se fueron, solo se quedaron dos medios españoles que ni siquiera voy a nombrar, y el resto de la prensa extranjera, que perpleja veía como el señorío del Real Madrid ha desaparecido. Es una imagen que da vergüenza ajena. Aplaudo la reacción de mis compañeros. Nosotros nos somos el enemigo, nuestro trabajo es el de informar, somos el cable conductor con el aficionado y el viernes se le ha negado.

Me encanta Mourinho, me encantan sus actuaciones antes y después de los partidos, sus movimientos en la banda, nos dan vida…. Pero esto creo que esto ya no tiene gracia. Esto no es el Real Madrid. Esta no es la imagen que tiene que dar el mejor club del siglo XX. De momento, el Barcelona ya ha ganado este partido, lo ha hecho Pep Guardiola y su modestia por goleada. Y yo me pregunto: ¿Mourinho está haciendo daño al señorío del Real Madrid?

¿Por qué jugó Messi los 90 minutos ante el Shakhtar? ¿Por el cortisol?

13 abril 2011 - 7:00 - Autor:

Minuto 74 de juego ante el Barcelona gana al Shakhtar Donets 0-1, marcó Messi, tiene la eliminatoria resuelta y Guardiola hace el último cambio, se va Villa entra Jeffren. ¿Traducido? Que Messi sigue en el campo, que jugará los 90 minutos, pero ¿por qué?

En twitter todo el mundo empieza a preguntarse ¿por qué Pep no ha dado descanso al argentino? ¿Es qué no está pensando en los partidos contra el Real Madrid? Algunos responde que es porque Messi se enfada, otros no entienden como algunos protestan porque Xavi juega todos lo minutos con la selección y ahora su equipo no da descanso a su estrella en una eliminatoria resuelta… Y yo os planteo una teoría ¿no será porque Guardiola vió el video del cortisol?

El cortisol culpable de la mala racha de los jugadores

Nos lo explicaba la psicóloga María José Peña Pardo. Cuando una persona, en este caso un jugador, tiene estrés segrega una hormona que se llama cortisol y que provoca una reacción negativa: Le embota y por eso no da una. Por eso Forlán o Fernando Torres están negados de cara al gol, por eso Kaká, Cristiano Ronaldo o Messi también han estado atascados. Está demostrado científicamente.

El estrés positivo provoca todo lo contrario cuando estás en la cima, cuando no paras, trabajas mejor, rindes mejor, el problema es cuando caes de golpe. ¿Quién no ha pasado por un momento de estrés en el trabajo, con algún problema de salud, con historias familiares y ha resistido? ¿Quién no ha trabajado interminables horas? ¿Quién no ha estudiado horas y horas? Sobrevives, aguantas a tope e incluso te salen bien las cosas.

Creo que Messi está cansado, pero Guardiola le deja jugar los 90 minutos porque sabe que así es como el argentino da lo mejor de sí. Si le cambia se “relaja” y eso no va con Messi.

Además, es muy importante contar con la confianza del entrenador, con la paciencia de la afición… Los pitos a Forlán en el Calderón no le ayudan, le estresan aún más…

A veces olvidamos que los futbolistas, que los entrenadores, los directores deportivos, que los deportistas son humanos, con sus problemas diarios. La psicóloga nos comentaba, y tiene más razón que un santo, que a ellos no les preocupa el dinero, pero tienen otros, no están en el paro, pero discuten con sus parejas, están pendientes de sus hijos, sus familiares enferman… Faltan siete jornadas de Liga y los nervios aumentan… Paciencia, que como decía Shakespeare, “es una virtud”.

Los niños israelíes y palestinos también viven el Real Madrid-Barcelona

11 abril 2011 - 12:07 - Autor:

Bueno, pues comienza la cuenta atrás. El sábado se abre el telón del espectáculo que el Real Madrid y el Barcelona protagonizarán hasta el 3 de mayo. Pero ¿nos sorprenderán con el guión? Probablemente sí. Estaremos toda la semana hablando del clásico, así que permitidme que abra una ventana a Israel porque allí también se viven los Real Madrid- Barcelona.

Los Príncipes de Asturias han llegado este lunes en visita oficial. Se reunirán con Simón Peres, presidente de Israel, con el líder de la ANP, Mahmud Abás, y los Reyes Abdalá y Rania de Jordania. Los Príncipes de Asturias serán los primeros miembros de una casa real europea que visiten territorio palestino. Y ¿por qué cuento todo esto en un blog de deportes? Pues porque he tenido la suerte de estar tres veces en Israel y en territorio palestino, y porque cuando viajas de turista te das cuenta de que los niños no saben de guerras, de territorios ocupados, ni de patriotismos, ni de intolerancia. Los niños hacen lo mismo en todos los rincones del mundo. Jugar al fútbol.


Acaba de terminar la hora de clase. Los niños disfrutan de la hora de la merienda en la calle, al sol. En la zona judía, cerquita del Muro de las Lamentaciones, dentro de las murallas de Jerusalén, un grupo juega al fútbol.

Son hijos de los judíos ortodoxos que viven en Tierra Santa. En sus ratos libres juegan con el balón, entre los soldados que vigilan El Muro.

El servicio militar es obligatorio en Israel tanto para chicos como para chicas, algunos están destinados a mantener el orden en las calles de Jerusalén.  Y ahí están los niños preguntando a los turistas españoles por Messi y por Cristiano Ronaldo, con las mismas voces y alegría que los niños palestinos.

Esta foto es de Belén, Palestina. No hay diferencia. Los niños tienen la misma edad y juegan, cómo no, al fútbol. Puede que la camiseta del Barcelona sea una de las tantas imitaciones que te encuentras por los puestos callejeros, pero ellos, los niños palestinos, no saben que están en “guerra” con los vecinos de al lado. El fútbol, la infancia, no sabe de eso. Hace poco se celebró un partido de fútbol americano entre palestinos y judíos.

Ojalá algún día se pueda circular por esa Tierra espectacular sin controles, sin barreras, sin muros. Ojalá los niños puedan ir juntos al colegio y compartir recreo jugando al fútbol (ya existen algunas escuelas, pero son algo excepcional).

Quién sabe puede que el deporte aporte un poquito de paz a esta locura.

Raúl y Del Bosque no tienen miedo a ganar

6 abril 2011 - 6:00 - Autor:

El otro día Ion Tiriac, director del Mutua Madrid Open, dijo una frase de esas que marcan: “se puede tener miedo a perder, pero también miedo a ganar”. Reflexión que me ha venido a la cabeza cuando he visto un anuncio de Vicente del Bosque en la tele entrando en un banco, y cuando he escuchado al Bernabéu aplaudir el gol de Raúl con el Schalke ante el Inter en Champions. Son dos hombres que no han tenido miedo a ganar.

Cuando Vicente del Bosque fue “invitado” a abandonar el banquillo del Real Madrid se marchó al INEM. Pudimos ver la imagen del técnico salmantino haciendo cola para sellar los papeles del paro. Del Bosque es así. Recuerdo que esa instantánea nos conmocionó a todos, por aquel entonces, yo estaba en Antena 3, y él restó importancia a esa foto. ¿Por qué no voy a ir a la cola del paro? Si buscaba trabajo.

La no renovación de Del Bosque era incomprensible, en sus cuatro temporadas había conseguido dos Champions League, en el 2000 y 2002, dos Ligas, en el 2001 y 2003, una Supercopa de España, una Supercopa de Europa y una Copa Intercontinental. Tan sólo un mes después de conseguir la Liga, el club decidió no renovarle. Y él se fue al paro… Siete años después, con tesón, con trabajo, con lucha, lograba pasar a la historia regalando a España su primer Mundial. Del Bosque no tiene miedo a ganar, con humildad y bondad ha logrado conquistar los corazones de los aficionados al fútbol. “Siembra y recogerás” y él ha cumplido a rajatabla el mandato divino, como Raúl González Blanco.

El delantero que vivía en la humilde Colonia Marconi, de Villaverde, alcanzó la gloria con el Real Madrid. No hace falta que recuerde los títulos. También encontró el camino despejado para marcharse, por eso, el 26 de julio de 2010 anunciaba su marcha de su “casa”.

Pocos días después, fichaba por el Schalke 04. Raúl no renunció. Sabe que tiene limitaciones, sabe que no está para jugar 90 minutos a tope, pero también sabe que se ha cuidado en los últimos años, corremos un tupido velo a sus años locos, y que puede rendir, que puede aportar su garra dentro del terreno de juego. Raúl no tiene una técnica perfecta, no parece una bailarina cuando acaricia el balón, Raúl es un trabajador, un obrero del fútbol. Y en el equipo alemán ha demostrado que no tiene miedo a ganar.

Ahora entiendo a Ion Tiriac hay que trabajar el cuerpo, pero si quieres triunfar, en el deporte o en la vida, debes tener una mentalidad ganadora.

Mourinho pierde el primer título a los puntos… ¿Habrá KO en Copa?

3 abril 2011 - 10:59 - Autor:

¡Vaya resaca! O lo he soñado o me parece que a falta de ocho jornadas se acabó la Liga… ¡Pues va a ser que sí! Que nadie ha logrado remontar esta diferencia, a estas alturas de la temporada, con este sistema de puntuación. ¿Traducido? Que Mourinho pierde el primer combate a los puntos, ha luchado, lo ha intentado, pero el vigente campeón se ha impuesto con autoridad.

El portugués subirá al ring en apenas unos días, ante su Apollo Creed, ante el Barcelona, será en Liga, el sábado 16 de abril, no se juega nada, bueno sí en realidad todo ¡el prestigio! Tiene que hacer olvidar la dolorosa manita de la ida. Y, ¿cómo luchará el Real Madrid? ¿Con el tesón y raza que mostraba Rocky, a pesar de que este cinturón de campeón ya lo tiene sobrepuesto Guardiola? o ¿se reservará para intentar el KO en la final de la Copa del Rey, cuatro días después?

La verdad es que el juego del Real Madrid y del Barça se parece cada vez más a la táctica que empleaban los protagonistas de Rocky I. El campeón de los pesos pesados, Apollo Creed, utiliza la cintura, el juego rápido de pies, se mueve con ligereza sobre el ring, como el Barcelona de Pep. El Real Madrid se desplaza como Rocky, con contundencia, a la defensiva, y con golpes directos en momentos claves del partido. De momento, Apollo, el Barça, mantiene el reinado… El “potro italiano” ha entrado a escena desbocado…

Pero atención porque se pueden disputar otros dos combates más, ojalá por el bien de nuestro fútbol, en semifinales de la Champions… Ya estoy poniendo la música será una lucha trágica, dramática, de película, que ya sé que el boxeo no es lo que vemos en el filme de Sylvester Stallone, pero eso da lo mismo, el espectáculo está asegurado, pero ¿qué nombre se dirá al final de la peli… ¿“Florentino lo he conseguido” o “Rosell lo he conseguido”?

Pues sí, queda emoción y fútbol… Y afortunadamente el domingo motos, baloncesto y tenis…

Lola Hernández, BIO

Periodista deportiva. Desde finales del 1992 he pasado por las redacciones de Onda Madrid, agencia EFE, Onda Sur, MARCA, Antena 3TV, Radio MARCA, Eurosport y ahora en lainformacion.com y los fines de semana en Fútbol es Fútbol en Telemadrid. Aún así sigo disfrutando del deporte, me sigo emocionando en un partido o viendo a un español colgarse una medalla de oro y espero que nunca pierda este entusiasmo.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android