Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El cementerio del vino

6 julio 2009 - 11:30 - Autor:

cementeriovino

El enoturismo es una gran idea. Los bodegueros lo están viendo claro y cada vez es más habitual que las bodegas de los mejores vinos de España tengan unos edificios espectaculares creados por arquitectos de renombre. O que las bodegas más tradicionales abran sus puertas para crear una ruta especial por sus entrañas para que los amantes del vino puedan conocer el proceso completo de sus caldos favoritos al mismo tiempo que se dejan llevar por la historia del lugar. A un precio módico no sólo puedes adentrarte en las bodegas sino que, además, siempre puedes disfrutar de una cata muy especial, rodeado de barricas de roble y años de tradición.

En los últimos tiempos, he tenido la suerte de haber podido realizar un par de rutas de este tipo. Pero de todas las bodegas que he visitado, hay un sitio que recordaré siempre de forma muy especial: el cementerio del vino de Viña Tondonia.

Viña Tondonia es una de las bodegas más conocidas de La Rioja. Por su veteranía (una de las primeras bodegas que abrió sus puertas en la localidad de Haro) y por la calidad de sus vinos.Esta bodega, tradicional donde las haya, guarda en su interior un secreto. Un lugar mágico que, ahora, tiene el acceso muy limitado debido a su propia idiosincrasia.

La polilla del corcho es el gran enemigo de los buenos vinos. Este animalito tiene la mala costumbre de comerse el corcho de las botellas acumuladas en la humedad de las bodegas. Existen productos químicos que luchan contra él y hay formas “modernas” de evitar las plagas. Sin embargo, hay algunas bodegas, las más apegadas a su tradición, que siguen apostando por la forma clásica.

cementerio2

Las arañas son el mayor enemigo de las polillas del corcho. Y para que las arañas se encuentren cómodas y luchen de igual a igual, necesitan expandirse.

La luz y el ruido son los grandes enemigos de las arañas. Y para que la luz y el ruido no impidan el crecimiento de las arañas, el lugar donde se las requiere ha de estar cerrado, aislado. Ha de ser un sitio lúgubre y tenebroso. Un sitio donde apenas pase nadie, donde no haya ruidos, donde la humedad sea el clima más agradable posible para los arácnidos.

El cementerio del vino es ese sitio. Ese lugar donde se almacenan los mejores vinos de la casa; donde es fácil encontrarse una botella totalmente escondida bajo el polvo y el moho. Una botella que, incluso, puede tener más de 100 años.

Cuando te abren esa puerta, no te puedes creer lo que ves. Es como si estuvieras dentro del camarote de un barco que naufragó hace siglos y que contiene tesoros escondidos. Telas de araña por doquier. Madera que chirría. Botellas escondidas. El hormigueo que recorre tu cuerpo y la seguridad de estar viendo algo único.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/deviaje/2009/07/06/el-cementerio-del-vino/trackback/

No hay comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Suscríbete a este Blog

Normas de uso

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Warning: chdir(): No such file or directory (errno 2) in /srv/lib/blogs/lainfo/wp-content/themes/deviaje/index.php on line 48

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter