Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Guillermo Fariñas no es un loco desenfrenado, es un “necesario demente”

22 Octubre 2010 - 11:41 - Autor:

Aventurarse a describir la radiografía de un héroe (considerado así por mí y otros muchos en Cuba y el mundo) es una tarea bien compleja. Sería muy fácil, pero superficial, volcar fríos datos de una persona que no es un hombre cualquiera. Todo lo contrario, es de esas personas admirables que están hechas de una “madera rolliza”. Sin grietas, que son capaces de sacrificar de forma pacífica su integridad física, de soportar las más viles calumnias y agresiones con un altruismo sin igual. Incluso ofrecer su vida con total desprendimiento por sus ideales, el honor. Y sobre todo, lo más admirable a mi entender, su sacrificio por los demás.

Yo era uno de los 26 prisioneros de conciencia por los cuales Guillermo Fariñas Hernández entregaba su vida. Un acto muy por encima de mi capacidad de comprensión, yo soportaba una cruz que Dios me daba, pero su martirologio era mucho más de lo que yo pueda cargar.

Mi madre telefónicamente le imploraba para que depusiera la huelga. Él le contestó “madre no me pidas eso, no puedo soportar que muera un preso de conciencia más”. Ella le replicó que “no podía ser que alguien pudiera dar su vida por otros, incluso por la de mi hijo”.

Ese paso solo lo da un hombre seguro de sus principios.

Al decir de Guillermo Cortázar: “soy uno de esos españoles que por diversos motivos… más ha leído y estoy informado sobre la realidad de la Cuba actual”. Hace el más preciso resumen radiográfico de quien lo ha entregado todo por sus principios: “en Guillermo Fariñas se une la condición de un psicólogo profesional con un observador político y social”.

No es una verdad fortuita. “El Coco”, como lo llamamos quienes nos consideramos sus amigos y hermanos de lucha, no es el loco desenfrenado, que actúa por impulso y mucho menos sin razón de causa. Es uno de esos “necesarios dementes”, que él magistralmente describe en su libro “Radiografía de los miedos en Cuba”, que hoy más necesita nuestra Patria.

En opinión de Hubert Matos, que vivió y sufrió la crueldad de un régimen autoritario y totalitario: “miedos que sólo hombres como él, otros de su estirpe, han logrado vencer impulsados por su amor sublime a la Patria y al prójimo; y que la cárcel, la persecución y todo ese andamiaje monstruoso llamado la Revolución Cubana, no han podido doblegar ni vencer, sino que por el contrario, lo han hecho crecer y alcanzar estatura de gigante”.

Fariñas es uno de los que verdaderamente han logrado brincar la barrera del miedo y hace mucho tiempo le ganó la batalla más importante al régimen. Salirse del círculo de la obediencia y desafiar la dictadura que por más de 51 años oprime a nuestra Patria.

Es un hombre que no oculta su pasado. Como todo cubano nacido después de 1959, transitó por las estructuras educativas del sistema imperante, hasta que su paso por la Universidad fue el punto de inflexión que definió su posición y el camino a seguir. Lo llevó a asumir una posición disidente, como él aclara puso en peligro su titulación como Psicólogo, posteriormente sufrió la represalia del régimen. Asumió las consecuencias con total responsabilidad y prefirió ser odiado, repudiado, excluido e incluso golpeado, por levantar su voz por los que callan.

No busca la gloria, solo intenta cumplir su deber ciudadano y eso lo enaltece entre los humanos.

Ayer recibimos con agrado y satisfacción la noticia donde se informaba que se le había otorgado el Premio Andrey Sajárov a los derechos humanos, otorgado por el Parlamento Europeo. Justo reconocimiento al valor y la voluntad inquebrantable de un demócrata. 

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/diario-de-un-cubano-exiliado/2010/10/22/guillermo-farinas-no-es-un-loco-desenfrenado-que-actua-por-impulso-es-un-%e2%80%9cnecesario-demente%e2%80%9d/trackback/

No hay comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Paneque

Aunque mi nombre completo es José Luis García Paneque, todos mis amigos y compañeros me conocen como Paneque. Soy uno de los primeros presos de conciencia cubanos liberados tras el acuerdo cerrado por la Iglesia de la isla y el Gobierno castrista. Cuando entré en prisión por ejercer la libertad de expresión en la primavera de 2003 pesaba 86 kilos; al salir pesaba 48. Ahora comienzo una nueva vida en Cullera (Valencia) junto a los familiares que me han acompañado en el exilio.
Octubre 2010
L M X J V S D
« Sep    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Normas de uso

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.