Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¡Propaganda hasta en el dinero cubano!

25 Octubre 2010 - 10:59 - Autor:

El dinero en sí, no es bueno ni malo. Se trata de uno de los grandes avances de la humanidad, que permitió la aparición y expansión del comercio, es el medio de intercambio de bienes y servicios, de una manera mucha más sencilla. Lo perverso es cuando los hombres corrompen al dinero con su afán de poder y dominación y lo convierten en un medio de propaganda de un modelo político impuesto por la fuerza.

Los primeros intentos de dotar a nuestra patria de un circulante monetario propio datan del 9 de julio de 1869. El Gobierno de la República de Cuba en Armas, presidido por Carlos Manuel de Céspedes, emitió billetes con la denominación de centavos y pesos firmados por el presidente. Pero tuvieron una vida efímera y al final fueron incinerados.

En 1948 se creó el Banco Nacional de Cuba, que asumiría las funciones de entidad emisora de la nación, con monedas y billetes diseñados en una cara con los rostros de los próceres de la patria y al reverso el escudo nacional, la estrella de la bandera y edificios emblemáticos. En general, representaban la identidad nacional.

Después de 1959, cuando el Gobierno aupado por Fidel, Raúl Castro y el Che Guevara tomó el poder, el dinero ha ido perdiendo su real valor de cambio o como forma de pago, hasta llegar a la actual situación de la doble circulación monetaria, en pesos cubanos (CUP) y pesos convertibles (CUC), que en definitiva también han terminado devaluados. Esto crea dos Cubas, totalmente paralelas: una para los pocos que tienen acceso a divisas convertibles y la inmensa mayoría que subsiste en pesos… cubanos.

Poco tiempo después el 4 de agosto de 1961 se dictó la ley número 963, que establecía el canje obligatorio de los billetes hasta ese momento en circulación, por “otros de nuevo diseño”, y al siguiente día se implementó. La operación era muy simple: cada ciudadano podía canjear 200 pesos, el resto hasta 10.000 serían puestos en una cuenta bancaria de la que se podían extraer solo hasta 100 pesos mensuales… el “corralito cubano”.

Ya mucho antes a los que tenían cuentas bancarias, solamente se les reconocían hasta 10.000 pesos. El resto fue confiscado, pudiendo extraer solamente hasta los 100 mensuales y punto. Los objetivos de los barbudos rebeldes y el recién nombrado Ministro Presidente del Banco Nacional de Cuba, el Che Guevara, eran convertir a los ricos en pobres y a los pobres en miserables, en fin masificar toda la sociedad cubana. Pero el principal fin era restarle apoyo económico a la oposición interna que se organizaba en contra de las radicales medidas del recién impuesto Gobierno.

Hasta 1960 los billetes cubanos se imprimían fundamentalmente en Estados Unidos. Desde 1961 comenzaría a hacerlo la Imprenta Nacional de Valores de la República Socialista de Checoslovaquia. No fue hasta 1995 cuando empezaron a emitirse en la isla.

En 1995, el nuevo dinero transformó totalmente su diseño a pesar de conservar su denominación de peso cubano.

Se utilizaron nuevos rostros como el de los socios de Fidel: el Che Guevara, su compañero revolucionario Camilo Cienfuegos y otra amiga del grupo, Celia Sánchez Manduley. Se utilizó la consigna “patria o muerte”. Al dorso del billete, la imagen de la entrada a La Habana el 8 de enero de 1959 del nuevo dictador, la primera declaración de la Habana, revelando sus verdaderas intenciones de imponer un modelo autoritario y totalitario, que aún hoy sufrimos.

Estos nuevos diseños además son signo claro de un desenfrenado culto a su personalidad, que se ha empeñado en ocultar por más de 50 años, hasta reflejar sus ofensivas ideológicas: “periodo especial” y “batalla de ideas”, que realmente reflejan su empeño de perpetuar un régimen por encima de las verdaderas aspiraciones de su pueblo. ¡Hasta en el dinero, la propaganda oficial!

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/diario-de-un-cubano-exiliado/2010/10/25/%c2%a1propaganda-hasta-en-el-dinero-cubano/trackback/

2 Comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

LEERTE ES TODO UN MANANTAL DE CONOCIMIENTO,,LEERTE ADEMAS DE INSTRUCTIVO ME TRANSPORTA A UNA CUBA MEJOR …GRACIAS PANEQUE Y EXITOS…
MONCHY..

Amigo Paneque, todos los billetes, desde su creación, han servido como medio de propaganga, ya sea para la identidad nacional del país, o para los que las emiten en todos los paises del mundo. No por eso, dejo de reconocer su mensaje. Yo tengo un artículo que habla del cambio de dinero en Cuba, al que ud hace referencia. Me gustaria que lo vea y me de su opinón. Puede encontrarlo en : willyabella.blogspot.com

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Paneque

Aunque mi nombre completo es José Luis García Paneque, todos mis amigos y compañeros me conocen como Paneque. Soy uno de los primeros presos de conciencia cubanos liberados tras el acuerdo cerrado por la Iglesia de la isla y el Gobierno castrista. Cuando entré en prisión por ejercer la libertad de expresión en la primavera de 2003 pesaba 86 kilos; al salir pesaba 48. Ahora comienzo una nueva vida en Cullera (Valencia) junto a los familiares que me han acompañado en el exilio.
Octubre 2010
L M X J V S D
« Sep    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Normas de uso

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.