Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Cómo revitalizar los planes de pensiones?

17 febrero 2013 - 20:14 - Autor: lainformacion.com

Mi querido amigo José Antonio Herce, profesor de economía y uno de los mayores expertos en pensiones, arengaba hace poco a los asistentes a una conferencia para que contratasen o dedicasen más recursos a los planes de pensiones como una eficaz medida para complementar en el futuro las pensiones de la seguridad social.
Es una pena que la realidad camine, sin embargo, por otros derroteros. Aunque los ciudadanos españoles tengan el íntimo convencimiento de que las pensiones públicas sufrirán un serio deterioro en el futuro más cercano, la crisis está dejando sin liquidez –en el mejor de los casos- a un numeroso colectivo de trabajadores que no pueden dedicar ni un euro de sus ingresos al ahorro. Es como si parafraseasen al mejor Quevedo, aquel del “hoy se fue y mañana no ha llegado”.
Por otra parte, un buen puñado de empresas públicas y privadas ha decidido en el año 2012 disminuir sus aportaciones a los planes de empleo en más de 600 millones de euros. Así, de los casi cuatro mil millones –según datos de Inverco- que se destinaron en el año 2011 hemos pasado a mil millones menos el pasado año. Además, el saldo neto de aportaciones fue de apenas 60 millones de euros; una cifra que nos retrotrae a finales de la década de los ochenta, justo al comienzo de la implantación de este producto de ahorro.
La preocupación es tan seria que la Dirección General de Seguros ha enarbolado una batería de cuarenta propuestas para intentar revitalizar el ahorro destinado a la jubilación. Como esta área económica casi siempre ha tenido buenos profesionales, algunas de las ideas expuestas merecen ser tomadas en consideración. Por ejemplo, el restablecimiento de una deducción del 10% para aquellas empresas que realicen aportaciones a planes de empleos. Otra buena idea es ampliar el número de supuestos por los que se puede rescatar el plan, como pérdida de negocio o embargo de la vivienda habitual.
La Dirección General deja sin tocar, no obstante, alguno de los temas más candentes de estos últimos años. Se ha olvidado mencionar el perjuicio causado cada vez que se modifican las condiciones fiscales al producirse un cambio de gobierno. En cuanto al controvertido asunto de las onerosas comisiones cargadas por las gestoras, solo se trata parcialmente. No solo es preciso modificarlas, sino que deben ir acompañadas de una mayor batería de soluciones que mejoren la percepción de este producto por parte de los ahorradores.
Por ejemplo, una mayor obligación de transparencia para las Gestoras. Son muy pocas las que remiten una información diáfana a sus partícipes en la que se consigne la rentabilidad anual y la rentabilidad alcanzada desde que se suscribe el producto. De hacerlo así, más de un ahorrador pensaría: ¿cómo es posible que en un período de diez o quince años la rentabilidad de su plan –descontando la inflación o incluso sin descontarla- haya sido negativa?.
Hace no demasiado tiempo, dos profesores de la Escuela de Negocios del IESE señalaron que, en los últimos tres, cinco y diez años, la rentabilidad de los planes de pensiones había sido sensiblemente inferior a la inflación y a la de los Bonos del Estado. Las causas obedecían, sobre todo, a las elevadas comisiones y a una mediocre gestión que conllevaba una inexplicable rotación de las carteras para generar sustanciosas comisiones a los departamentos de valores de las entidades. Y podría añadir una razón más: la pobre calidad de los activos suscritos por muchas gestoras, que, como dicen algunos detractores de los planes conforman la “basurilla” acumulada por algunas entidades.
Me vienen ahora a la memoria algunos spots –como el del Banco de Santander- en los que señores con bermudas se dedicaban a la pesca en alguna paradisíaca isla caribeña, disfrutando del ahorro acumulado en su plan de pensiones. Imágenes como éstas o simulaciones de ahorro futuro como las realizadas en la década de los noventa por parte de muchos gestores bancarios –con incrementos anuales del 5%- devolverían sin duda parte del atractivo perdido a este producto de ahorro. Pero tal y como está nuestra economía esta pretensión no deja de ser otro sueño caribeño.
José Vicente García Santamaría

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/economia-firmas/jose-vicente-garcia-santamaria/como-revitalizar-los-planes-de-pensiones/trackback/

No hay comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android