Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Sigue el drama sin Modric: Illarra no da la talla y Sergio Ramos es la solución

30 abril, 2015 - 6:27 - Autor:

Ancelotti anuncia, como antes de jugar los cuartos contra el Atleti, que le pueden valer dos empates para eliminar a la Juventus y meterse en la final de la Champions. No oculta que va a coser al Real Madrid. Hará un equipo más italianizado. Lo que esconde Carletto es la desconfianza que tiene en Illarramendi para jugar las semifinales contra un rival que no es de hojalata. Un temblor de piernas te echa de la competición y acaba con el sueño de la Undécima. Hace falta pierna dura en el centro del campo, gente que no se asuste ni le impresione la atmósfera de una gran noche de Champions. Sigue el drama sin Modric. Contra el Celta y el débil Almería ha habido demasiados sobresaltos. La elección más segura y fiable pasa por repetir la fórmula de Sergio Ramos en el medio junto a Kroos.

Illarra genera intranquilidad. No está para jugar contra equipos vitaminados como el Sevilla, Juventus y Valencia. Ancelotti no tiene un recambio de Modric. La elección está entre Illarramendi y Lucas Silva y acabará poniendo a Sergio Ramos. Khedira, muy a su pesar, está ya en la zona de embarque aeroportuaria. No está seguro con Illarra, como se vio en la segunda parte contra el Almería. Le quitó de la zona de construcción y adelantó a Kroos, como interior, para dar salida al balón. Retrasó a Illarramendi como pivote defensivo, metido entre los centrales y más protegido. Aún así, la respuesta de parte del Bernabéu fue pitar a Illarramendi.

Ahora viene lo gordo. El sábado, la envenenada visita al Sánchez Pizjuán donde habrá que ver si mantiene la confianza en Illarra para seguir en el once. Esto huele a un nuevo pacto Ancelotti-Sergio Ramos. El entrenador y el segundo capitán tienen que recuperar el acuerdo secreto que chafó al ‘Cholo’ para hacer un equipo robusto. De estilo grueso, pero más fiable. Por lo menos para el doble enfrentamiento contra la Juventus. Un gol en contra es la tumba.

El centro del campo que se vio contra el Almería hasta el gol de James no da para competir en los próximos cuatro partidos. Faltó salida de balón, coordinación, presión y el juego cayó en lo plomizo. Apenas lastimó a un Almería, al que le bastó con ser un equipo ordenado y disciplinado. Kross no se entiende con Illarra. Lo transmite en el campo y de ahí vino el cambio táctico tras el descanso. El alemán salió de la cueva de los centrales para darle fluidez y ritmo al juego ofensivo. Se vio también en Vigo, pese a que Ancelotti quiera tapar a Illarra. El equipo se descose.

La guarida o el pasillo de seguridad, como le gusta decir a los técnicos, es para Sergio Ramos, que mezcla con Kroos. El Real Madrid necesita un centro del campo de acero y más fiable.

El pique Messi-Cristiano Ronaldo engorda: ¿Ahora cuál es el mejor tridente?

29 abril, 2015 - 6:20 - Autor:

Ganó el Barcelona al Getafe en un partido que pasará a la historia por el récord goleador de su tridente. Messi, Neymar y Luis Suárez suman 102 goles en lo que va de temporada y superan los 101 de Messi, Cesc y Alexis de la 2011-12. La goleada sirve para debatir sobre la pegada de los dos grandes de España (quién sabe de Europa si se ven en la final de la Champions). El tridente del Barcelona, con un partido más, llega a los 102 goles por los 89 de Cristiano Ronaldo, Benzema y Bale.

Estos dos equipos no están hechos sólo para que se les mida por los títulos logrados, que es lo primero y más importante. También por quién es más fascinante y tiene mejores registros individuales. Cristiano Ronaldo y Messi viven en la comparación diaria sobre cuál es el mejor futbolista del mundo. Ellos disputan su pique particular, que pasa por ser el máximo goleador de la Liga y conseguir la Bota de Oro. Todo cuenta para ser el Balón de Oro. Pero este pique ha engordado.

Ahora se suma la rivalidad por saber cuál es el mejor tridente. El del Barcelona ha sobrepasado la cifra de los 100 goles. Está en 102 y se despega del Real Madrid, con 89. Al conjunto azulgrana le penalizó no tener a Luis Suárez en los once primeros partidos de la temporada por la sanción de la FIFA y al madridista le están restando goles las lesiones de Bale y Benzema. El debate queda abierto: ¿Cuál da más miedo y tiene más pegada? Cristiano, Bale y Benzema hicieron 97 goles la temporada pasada. El último gran tridente blanco lo formaron Cristiano Ronaldo, Benzema e Higuaín con 118 goles en la 2011-12.

Luego está el duelo particular entre Cristiano Ronaldo (39 goles) y Messi (38) por el trofeo al máximo goleador. El argentino no ha desaprovechado su ocasión de hacerle dos tantos al Getafe para acercarse y meterle presión al portugués. No es broma este pique que mantienen temporada tras temporada los dos aspirantes al Balón de Oro. La prueba es que ninguno quiere que le cambien y piden jugar todos los minutos. Hasta cuando el partido está resuelto y es propicio para no arriesgarse a una lesión. Messi jugó contra el Getafe todos los minutos para buscar ese tanto que le igualara al portugués. Ancelotti tampoco quitó a Cristiano Ronaldo en el 9-1 que logró en el Bernabéu contra el Córdoba. El luso acabó con cinco goles.

Hoy le toca al portugués dar respuesta ante el Almería. El equipo necesita sus goles para mantenerse a dos puntos del Barcelona y luego tiene una oportunidad que no debe desaprovechar para seguir al frente del Pichichi. Lleva dos partidos sin hacer gol (Atleti en la Champions y Celta en la Liga). Hoy tiene más interés el Real Madrid-Almería por la voracidad con la que va a jugar Cristiano Ronaldo, el único superviviente del tridente blanco.

Real Madrid y Barcelona: hasta el rabo todo es toro

28 abril, 2015 - 6:20 - Autor:

Entramos en una jornada de etapa llana, en la que el Real Madrid no debería tener problemas para seguir la rueda del Barcelona a la espera de la alta montaña. Empieza el Barça esta noche con el enfrentamiento ante el Getafe en el Camp Nou y le siguen los blancos el miércoles frente al Almería, del ex azulgrana Sergi Barjuán, en el Bernabéu. Dos partidos, sobre el papel, asequibles para que los equipos de Luis Enrique y Ancelotti sumen los tres puntos y lleven la emoción del campeonato a otro Súper Sábado. Será el día en el que el Real Madrid juegue en el inexpugnable Sánchez Pizjuán contra el Euro Sevilla y el Barcelona lo haga en Córdoba.

El debate no está en el calendario. Estamos de acuerdo que es más complicado el del Real Madrid. De Sevilla saldrá muerto o reforzado y luego recibirá al Valencia para seguir en pie o hincar la rodilla. Entre medias sufrirá el desgaste físico de la semifinal contra la Juventus y quién sabe si será un empujón anímico o una bajada de tensión. Son cuatro partidos engorrosos para ser pesimista. Sobre todo para mantener el pulso con el Barcelona en la Liga.

“¿Supongo que al Sevilla, Valencia y Juventus no les vendrá muy bien enfrentarse al Real Madrid?” Esta es la cuestión que circula entre los dirigentes madridistas y que ha llegado a Ancelotti y los jugadores. Es una forma de reforzar el potencial y las posibilidades en las dos competiciones del equipo. Florentino Pérez ve a su equipo capacitado para ganar estos cuatro partidos (Sevilla, Valencia y los dos contra la Juventus) y espera ver cómo sale el Barcelona de Córdoba, contra la Real Sociedad y, sobre todo, la eliminatoria contra el Bayern de Múnich. Luego tiene que ir al campo del Atleti. Visto así es para seguir creyendo en que la Liga está abierta y el Real Madrid no tiene porque sentir la presión de un calendario imposible.

Primero hay que ganar en la jornada intersemanal a Getafe y Almería. Algunos la dan por descontada y esto lo peligroso para Ancelotti y Luis Enrique. No le falta razón al técnico azulgrana cuando dice que “el Getafe ya nos hizo una broma la temporada pasada cuando empató en el Camp Nou. Tampoco hemos ganado esta temporada en su estadio”. Los accidentes se definen por este tipo hechos. Te la pegas cuando menos te lo esperas y el tortazo se produce por bajar la guardia y la relajación. Que se lo digan al Barcelona, que ha perdido en su estadio contra el Celta y el Málaga.

Puede que los partidos de más envergadura se conviertan en los más propicios para no fallar. Se ha visto en la última jornada. El Barcelona se llevó el derbi catalán con una superioridad insultante y el Real Madrid conquistó la difícil plaza de Balaídos. Hemos visto a un Real Madrid que sufrió en Vallecas para ganar, ha eliminado al Atleti, que se siente fuerte a pesar de las bajas y da pelea.

Aquí todavía pueden pasar muchas cosas. Hasta el rabo todo es toro y que nadie celebre la victoria antes de tiempo, ni coja el calendario para echar cuentas y se ilusione con los títulos porque la rivalidad Real Madrid-Barcelona se puede ir hasta el 6 de junio. ¿Se imaginan un Clásico en la final de la Champions en Berlín? 

 

Chicharito le pone picante a la Liga y a su fichaje por el Real Madrid

27 abril, 2015 - 6:26 - Autor:

Ancelotti quería enfrentarse a problemas, benditos como él mismo matizó entre risas, para hacer la alineación en el último tramo de la temporada. Esto lo dijo cuando regresaron Modric y James de largas lesiones y tenía que elegir quién sacaba del once para cuadrar a las estrellas. Sólo había un problema. Que Isco se había convertido en un innegociable (término acuñado por el propio entrenador para reforzar a los que dan la talla), pero aún así el resultado pasó por sentar al malagueño. Quedó claro que los verdaderos innegociables son Kroos, Modric, James, Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema. Con ellos recuperó su once de gala ante el Granada (9-1), Rayo (0-2) y en la ida de cuartos de la Champions contra el Atleti (0-0).

Parte de los innegociables están ahora en la enfermería y el equipo no se ha resentido. Ha crecido con el retoque de Sergio Ramos en el centro del campo ante el Atleti y la explosión de Chicharito. El delantero mexicano es distinto al francés. Ni peor ni mejor. Tiene cualidades que recuerdan a Higuaín. Ese espíritu guerrero e inconfomista que le lleva a protagonizar momentos épicos. Chicharito es el héroe de los dos últimos encuentros. Un gol al Atleti que vale unas semifinales de la Champions y ‘doblete’ al Celta para mantenerse en la pelea por el título de Liga.

Chicharito le ha puesto picante a la Liga y también a su futuro en el Real Madrid. La pregunta que se hacen los aficionados, la prensa y Florentino Pérez es si hay que comprar al mexicano. Con el calentón no hay dudas de que el dinero pagado al Manchester United sería una inversión acertada. Pero Florentino no se suele dejar llevar por calentones. Todo lo contrario. Es un congelador en las negociaciones y esperará a ver qué otros delanteros ofrece el mercado, si Jesé sigue la temporada que viene o debe salir para foguearse y enfriará el subidón de Chicharito para hacer una oferta a la baja. Tiene a favor que cuenta con el deseo del goleador de estar en el Real Madrid. Probablemente hasta con una bajadita de sueldo (gana 3,5 millones de euros) se le pone más a tiro.

El Real Madrid necesita un delantero del perfil de Chicharito para meterle presión a Benzema. Un Higuaín que acepte el rol de suplente. Lo tiene en sus manos. Pero el mexicano, que no exige la titularidad, también necesita que Ancelotti le ponga más. Chicharito ha sacado dos partidos decisivos adelante en los que no han estado ni Bale ni Benzema. Ha demostrado que tiene experiencia y categoría para jugar en un equipo bajo presión. Aporta gol y muchas más cosas. Una actitud ejemplar de trabajo diario y comportamiento. Sacrificio, ambición y esfuerzo competitivo le han llevado a adelantar a Jesé y aprovechar su oportunidad.

Habrá que estar muy atentos a Chicharito porque está para comprarle y su precio estará entre los 10 y los 15 millones de euros. Si le sigue poniendo este picante a sus actuaciones y mantiene la racha de goles y de triunfos que acaben con uno o dos títulos será una ganga.

Luis Enrique tiene el alirón en Vigo

25 abril, 2015 - 16:06 - Autor:

No hubo derbi catalán. El Barcelona fue muy superior a un Espanyol manso e inofensivo que salió a verlas venir y sólo reaccionó cuando se vio en superioridad numérica con la expulsión de Jordi Alba. Esto fue a falta de poco más de media hora para el final del partido y el resultado era ya de 0-2 para los azulgranas. Entró el Espanyol en el partido muy tarde. Los de Sergio González fueron un equipo sin alma, manso, pasivo y cero competitivo. El derbi catalán no tuvo emoción ni ninguno de esos ingredientes que hacen interesantes y vibrantes el duelo entre dos equipos de la misma ciudad.

El Barça es un líder sólido. Fue muy superior porque mantiene intacta la ambición y el hambre de un equipo que huele cerca el campeonato. Tiene mejor calendario que el Real Madrid y superado el Espanyol le deja a los madridistas en terreno pantanoso. Los de Ancelotti se juegan en Vigo gran parte de las opciones de seguir aspirando al título. Balaídos es un campo donde ha sufrido el Barça y ha perdido el Atleti. Una derrota contra el Celta le alejaría a cinco puntos del liderato. Una distancia complicada de recortar. Le quedan por delante dos huesos: Sevilla y Valencia. Entre medias, la eliminatoria contra la Juventus.

Luis Enrique tiene el alirón en Balaídos, en su antigua casa. Su ex equipo le puede dar el empujón para ganar el título. No sería de forma matemática porque quedarán 15 puntos en juego, pero el golpe moral a los blancos puede hacerles bajar los brazos en su fe de conseguir la remontada. Lo ha reconocido Ancelotti: “Es más complicado ganar la Liga que la Champions”.

Aún así, los blancos están en la obligación de no fallar y seguir metiendo presión a los azulgranas. Tienen que estar ahí colocados por si llega el tropiezo. Al Real Madrid de Cicharito no le vale ni el empate en tierras gallegas. El mexicano, héroe ante el Atleti en la Champions, se mantiene en el once porque Ancelotti dice que hay que seguir disfrutando su momento y su energía. Veremos cuál es la respuesta del equipo madridista en Vigo. Es una final por la Liga.

El campeonato se puede romper el domingo por la noche si el Real Madrid no lo remedia. Al Barcelona le queda un calendario más asequible: Getafe, Córdoba, Real Sociedad, Atlético y Deportivo. Parece difícil pensar que se deje más de cinco puntos en estas citas. Sólo podría tener un desplome en el desgaste que tiene que hacer en las semifinales de la Champions contra el Bayern de Pep. El Real Madrid tiene que pasar la prueba de Vigo y luego le quedará por delante un terreno más cuesta arriba: Almería, Sevilla, Valencia, Espanyol y Getafe.

 

El Real Madrid ante el Atleti de Italia y el ‘luisenriquismo’ contra el ‘guardiolismo’

24 abril, 2015 - 11:18 - Autor:

Buen sorteo para el Real Madrid y malísimo para el Barcelona. Este es el primer análisis que se tiene que hacer sobre el papel de las semifinales. Luego los partidos hay que jugarlos y ver en qué circunstancias de juego, lesiones y estado de ánimo llega cada equipo. Pero, a priori, el Real Madrid tiene más cerca la final del 6 de junio en Berlín que el Barcelona. Lo ideal sería que estuvieran los dos. Supondría la madre de todas las batallas. Del Euroderbi en Lisboa pasaríamos al Euroclásico en Berlín. Sería, sin ningún lugar a dudas, el gran triunfo del dominante fútbol español. La posibilidad de jugar dos finales consecutivas y dos campeones de Europa de un mismo país refuerzan la marca España.

El sorteo acaba con la leyenda de las bolas calientes. Se temía que una ‘mano negra’ hiciera coincidir al Real Madrid y Barcelona en las semifinales, como antes pasó con el Atleti-Real Madrid, y estropeara el sueño de ese Euroclásico. No hay nada de cierto. La UEFA sale limpia de este berenjenal que circulaba sobre un sorteo teledirigido.

Pero vamos a los pronósticos, que habrá muchos en estos días. Cualquier análisis valdrá para afirmar quién es mejor o que estrategia vale para alcanzar la final. Entramos en el terreno de las sensaciones y las mías me dicen que el Real Madrid es favorito ante la Juventus por varios motivos. Primero porque se ha cargado de moral tras eliminar al Atleti y quitarse de encima la mochila de siete partidos consecutivos sin superar a los del ‘Cholo’. Esto significa un gran empujón en las filas de Ancelotti y su regimiento. Todos van a una, como ha quedado demostrado. Luego está el precedente de la temporada pasada. El Real Madrid se enfrentó en la fase de grupos a la Juve y la ganó en el Bernabéu (2-1) y empató en Turín (2-2). Cristiano Ronaldo hizo tres goles en los dos partidos.

La Juventus tiene a favor que sufrirá menos desgaste en su campeonato porque tiene una ventaja de 15 puntos sobre el segundo, la Lazio, y el título está casi asegurado. Pero tiene en contra la importante baja de Pogba. La Juve es el Atleti de Italia. Un equipo incómodo, sólido, intenso y con jugadores muy expertos (Pirlo, Buffon, Chiellini…). Eliminó al Mónaco con cinco defensas. Su lema: portería a cero y llegar a los penaltis. ¿Les suena? El Real Madrid ha pasado la prueba del algodón con el Atleti y ya sabe cómo jugar este tipo de partidos. ¿Seguirá Sergio Ramos en el centro del campo? Todo es posible.

En el duelo madrileño-juventino también está el morbo de Morata. El chico de oro en Italia se quejó del trato que le dio Ancelotti. Se fue con mala cara y ahora tendrá ganas de revancha.

En la otra semifinal puede pasar de todo. La amistad de Guardiola y Luis Enrique se convierte en rivalidad y lucha de estilos. El toque como único mandamiento de Pep contra la opción del juego directo de ‘Lucho’. Si el Bayern sigue con las bajas de jugadores importantes (Robben, Ribéry o Alaba) o no tienen una buena condición física es inferior a los azulgranas. El Barcelona no es el Oporto. Es mucho más equipo y tiene que hacerlo notar con ese potencial arriba que ofrecen Luis Suárez, Messi y Neymar y un equipo que ha sido capaz de ganar al Manchester City y el PSG en sus estadios.

Es el regreso de Guardiola al Camp Nou y los focos estarán dirigidos al técnico que ha escrito las páginas de mayor éxito y ha hecho mejor fútbol con el conjunto azulgrana. Pep se juega mucho ante el club de su vida. ¿Se imaginan que pierde por segundo año consecutivo unas semifinales: primero contra el Real Madrid y luego contra el Barça? Demasiada tensión y morbo. Pep tiene mucha presión. La final se juega en Alemania y se le fichó para hacer un equipo campeón de Europa. Pero como a Luis Enrique le dé por cargarse al Bayern habrá muchos nostálgicos del guardiolismo que se pasarán al luisenriquismo.,

‘Noventa minuti en el Bernabéu son molto longos’

23 abril, 2015 - 6:21 - Autor:

El Atleti cayó en el encuentro que no tenía que perder y el Real Madrid se llevó el que siempre hay que ganar. La gloria está en la Champions. En Lisboa y en el Bernabéu. Hay victorias que no se olvidan nunca, que son históricas y dejan huella. La del Bernabéu, con el gol de Chicharito a lo Sergio Ramos, pero con el pie, no venga las siete derrotas anteriores. Hay algo más. Compensa lo padecido durante casi ocho meses, que ha sido mucho, como el humillante 4-0. Para el Real Madrid fueron muchos derbis sin ganar y ahora se ha vuelto a llevar el del caviar.

Lo que ha conseguido el Real Madrid con tantas derrotas seguidas en los derbis es aprender una lección de superación. Enfrentarse al Atleti ha sido un martirio. Siempre. Hasta cuando el equipo de Ancelotti ha sido superior. Resultó ser un suplicio marcarle un gol, penetrar entre líneas, progresar, mantenerse en pie, trazar una jugada, batir a Oblak… Como dice Ancelotti, enfrente tenía al mejor equipo del mundo en defensa. Por eso esta victoria sabe mejor que cualquier otra de Liga, Copa y Supercopa.

El Real Madrid ha tirado un muro futbolístico, pero sobre todo una barrera psicológica de impotencia y desesperación que atormentaba a Florentino Pérez, aficionados y jugadores. Este triunfo refuerza el trabajo y la credibilidad del tranquilo de Ancelotti y, por supuesto, el de una plantilla que ha demostrado que tiene hambre y las señas de identidad de las grandes noches europeas.

Hizo buena la frase de Juanito pronunciada tras una derrota (2-0) contra el Inter en Milán: ‘Noventa minuti en el Bernabéu son molto longos’. Más que largos son eternos porque un madridista nunca se rinde. El miedo escénico, la furia y muchas gestas más basadas en la épica y las remontadas consolidan la magia del Bernabéu. Ancelotti ya conoce el significado de la frase de Juanito, que nació en Italia, en su país. El Atleti estaba empezando a ser un vía crucis y sintió en sus carnes este castigo.

La larga racha de siete encuentros sin conocer la victoria de los blancos acabó en el partido más importante de todos. La Champions es otro territorio, marca las diferencias entre la élite del fútbol y el resto. A Simeone se le da bien utilizar este argumento de ricos y pobres. Debe reflexionar. Su equipo se ha quedado sin coger el premio gordo por hacer dos partidos ‘amarrateguis‘. El ‘Cholo’ ha metido al Atleti entre los ochos mejores de Europa, pero no vale con esto. Le faltó más atrevimiento y hay que exigirle. Se enfrentó a un Real Madrid con bajas importantes. Sin Modric, Bale, Marcelo y Benzema se esperaba algo más en el planteamiento del técnico argentino.

La expulsión de Arda Turan le perjudicó, pero Simeone ha quitado a Griezmann en los dos partidos. Mal mensaje. Lo tiene en su debe. Si de Ancelotti se ha dicho que no daba con la tecla ni era capaz de encontrar soluciones en los derbis ahora hay que poner en el debe los gatillazos del ‘Cholo’.

Guardiola resucita y ahora es la amenaza para los españoles

22 abril, 2015 - 6:18 - Autor:

La gran esperanza de los equipos españoles pasaba porque el Oporto fuera capaz de hacer buena la victoria de la ida (3-1) y eliminara al equipo de Guardiola. No hubo milagro. El Bayern de Múnich pasó por encima del equipo de Lopetegui en una primera media hora sublime, de fútbol total, arrollador e intenso y la bestia sigue en la competición. El equipo de Pep está en las semifinales y ahora es el ‘coco’ para los españoles. El sueño de que España gane dos Champions seguidas se antoja más complicado.

Pep ha resucitado a un equipo que estaba groggy y se reivindica como un entrenador valiente. Ha jugado los dos partidos contra el Oporto sin parte de sus figuras (Robben, Ribéry, Schweinsteiger, Javi Martínez, Benatia, Alaba…), en la ida le penalizaron los errores de sus jugadores y su fiabilidad se puso en cuestión. Ha pasado la crisis de la dimisión del médico, una institución en Alemania, y ahora gana tiempo para recuperar efectivos. Se convierte en un equipo temible. Quizás, en el gran favorito para llegar a la final y conquistar esta Champions que se juega en Berlín. Tiene este plus. No puede volver a fallar. En el recuerdo más cercano está la lección aprendida de la humillación que recibió del Real Madrid la pasada temporada con ese doloroso 5-0. Un poco más atrás, la final de 2012 que perdió en casa contra el Chelsea.

El Bayern tiene un posible rival. El Barcelona ganó con facilidad al París Saint Germain en el Camp Nou. Los franceses fueron inofensivos y salieron derrotados desde el minuto uno. Ni la presencia de Ibrahimovic ni la de Verrati dio alas al intento de la remontada. El Barcelona no sufrió y sí que se divirtió con un magnífico Iniesta a los mandos. Uno de los morbos está en un posible enfrentamiento entre el Bayern y el Barça. Pensar en la vuelta de Guardiola al Camp Nou es como comerte un bote de guindillas. Puro picante.

Luis Enrique hay que ponerle otra medalla. Ya está entre los cuatros mejores de Europa y vivo en todas las competiciones. Seguirá abierto el debate de la excelencia del juego, pero no se le puede reprochar su efectividad y resistencia al exigente calendario. Ironman Luis Enrique se atreve con todo y habrá que ver de lo que es capaz si tiene enfrente en el Camp Nou al idolatrado Guardiola.

Hoy es el día de conocer el otro equipo español que estará en las semifinales. Es la repetición de la final de Lisboa, pero en el Bernabéu. Todavía no somos capaces de ponernos de acuerdo si el empate a cero del Calderón es bueno para el Atleti o el Real Madrid. Un gol de los rojiblancos obliga a los de Ancelotti a marcar dos. Visto así parece que lo tiene difícil el Real Madrid. Esto más las bajas. ¿Pero no es capaz de ganar el Real Madrid a Atleti en su campo? Lo veremos en el octavo derbi de la temporada. Hoy hay que tener el corazón fuerte y los nervios de acero. Si queremos más morbo hay que pensar lo que supondría un posible enfrentamiento entre el Bayern y el Real Madrid. Otra vez contra Guardiola y, además, Xabi Alonso en el Bernabéu.

La Undécima pasa por los ‘negociables’

21 abril, 2015 - 6:21 - Autor:

La plaga de lesiones en el Real Madrid ha encontrado una respuesta positiva en Ancelotti, que se ha apresurado a decir que tiene las soluciones. Ha parado el primer golpe del pánico y ha conseguido calmar la tormenta. El italiano es un capitán viejo y resabiado al que pocas cosas le afectan (o eso aparenta) en esta profesión en la que ha visto de todo como futbolista y entrenador. Es el valor de Ancelotti. Su excesiva tranquilidad, en ocasiones vista como un síntoma de debilidad, pasa a ser una virtud en un momento crítico para el Real Madrid.

Florentino Pérez está expectante por la capacidad que puede tener Carletto de superar una situación límite. Es el octavo derbi de la temporada y se juega el pase a las semifinales de la Champions con un equipo debilitado. En el club se vive esta situación con desasosiego e intranquilidad y este estado de ánimo choca con la paz que transmite el entrenador. Inalterable en los momentos más delicados. Esta es la esperanza del presidente. Ver que Ancelotti puede hacer bueno el empate a cero de la ida sin jugadores claves como Marcelo, Modric, Bale y el mermado Benzema.

A la espera de conocer el once y salvo sorpresas mayúsculas, los elegidos para suplir a los lesionados son futbolistas ‘negociables’. Se les puede calificar de esta manera a CoentraoIllarramendi y Chicharito. Khedira es un sentenciado, pese a que pueda acabar jugando. Han tenido poca presencia y escasos minutos durante la temporada en los planes de un entrenador que acuñó la palabra ‘innegociables’ para reforzar la competencia de los mejores (Kroos, Isco, James, Modric, Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema).

La Undécima pasa por los ‘negociables’. Ancelotti se encuentra en una situación inesperada y le toca convencer a los reservas de su capacidad para estar a la altura en una cita mayor. ¿Se puede motivar a futbolistas que llevan el cartel de transferibles? Esta es su gran misión. Hacer de psicólogo y comprometerlos para que sientan la responsabilidad del éxito y no tengan miedo al fracaso. Esto también vale para Jesé.

Mientras Ancelotti une a los ‘innegociables’ con los ‘negociables’, en el Atleti no les viene bien que se les dé el papel de favoritos por las bajas sensibles del Real Madrid. El ‘Cholo’ ha hecho de la inferioridad su bandera para sacarle las energías a sus jugadores. Ahora tendrá enfrente a un rival distinto y con una obligación mayor para sufrir y estar unido. Las ausencias del Real Madrid son buenas para el Atleti, pero también convierte al equipo de Ancelotti en un rival más pujante. ¿Se imaginan que el Real Madrid de los ‘negociables’ elimina al Atleti? Sería un palo para Simeone.

Paso a la Champions: el Barça no se fía y el derbi coge un tono dramático

20 abril, 2015 - 6:19 - Autor:

Entramos en semana de Champions y de los tres equipos españoles se caerá uno o dos. Lo lógico es que tengamos dos semifinalistas. Un madrileño y un catalán. Parece poco probable que el Barcelona sufra un accidente contra el París Saint Germain con la renta del 1-3 que logró en el Parque de los Príncipes. Pero ese gol en propia puerta de Mathieu ha dado aliento y algunas esperanzas al equipo galo, que ahora cuenta con Ibrahimivic y Verrati, principalmente, para intentar la remontada difícil, pero no imposible. Como la que lograron en Stamford Bridge ante el Chelsea.

Empieza el Barça, que juega este martes, y le seguirá el miércoles el derbi, de pronóstico incierto. Del Barcelona sólo hay palabras de elogio por la excelente racha de resultados que lleva en el 2015. Ha jugado 25 partidos y sólo ha sufrido dos derrotas (Real Sociedad y Málaga) y un empate (Sevilla). El equipo de Luis Enrique saca adelante los partidos grandes, con sufrimiento, pero los gana. Un repaso a su trayectoria este año hace fiable el estilo luisenriquiano, basado en el juego directo, a la contra, la explosión de Luis Suárez, los chispazos de Messi, el acierto de Claudio Bravo y la estrategia con los goles a balón parado.

El Barcelona está intratable. Eliminó al Atleti y el Villarreal en la Copa del Rey. Ha ganado en la Liga al Atleti, Villarreal, Athletic, Real Madrid y Valencia y sólo ha empatado con el Sevilla. En la Champions superó al Manchester City en los dos partidos de octavos y al PSG en la ida de los cuartos. Buen balance de resultados para un equipo que, aún así, tiene cuentas pendientes. Ha perdido brillantez (¿dónde está la magia de Iniesta?) y también ha pasado por fases de tortura. El Real Madrid, Sevilla y Valencia le tuvieron contra las cuerdas. Incluso el debilitado PSG, con sus estrellas ausentes, le pudo hacer el 2-3 en los últimos minutos del partido. Ter Stegen también responde en la Champions. Se le puede reprochar esto. Si hay que juzgarle por sus resultados es el mejor equipo.

En cuanto al derbi, sólo puede quedar uno y ahora, con las bajas por lesión de Modric y Bale, ni las casas de apuestas se ponen de acuerdo sobre quién es el favorito. Es el octavo derbi de la temporada y el Real Madrid tiene la última oportunidad de conseguir una victoria que se le resiste desde que ganó a los rojiblancos en Lisboa. De esto va a pasar casi un año (24 de mayo).

El que pierda puede despedir la temporada sin uno de los tres títulos (Liga, Copa y Champions). Será duro. El Real Madrid seguirá peleando por la Liga a falta de seis jornadas y a la espera de un tropiezo del resistente Barcelona. No está en su mano y en las próximas cuatro citas tiene tres huesos (Celta, Sevilla y Valencia). El Atleti, el campeón, tendrá el objetivo menor de agarrar la tercera plaza. El euroderbi es un partido dramático para madridistas y rojiblancos. Perder es fracasar y casi poner el fin a las ilusiones de la temporada.