Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Una parada de Keylor Navas no puede frenar el fichaje de De Gea

30 agosto, 2015 - 10:17 - Autor:

Florentino Pérez tiene que resolver el bendito problema. Con Keylor Navas aclamado por la grada del Bernabéu y De Gea forzando su salida hasta el último minuto del mercado, que acaba el lunes, se tiene que decidir por uno de los dos para ser el portero titular. Ha llegado el momento de la decisión definitiva, de decir quién es realmente el sustituto de Iker Casillas y cerrar, de una vez por todas, la ‘operación tres palos’ iniciada hace más de un año con la salida de Diego López.

El presidente no se puede dejar llevar por el calor de una grada que coreó el nombre de Keylor Navas tras parar el penalti a Rubén Castro. El costarricense estuvo sensacional en las dos intervenciones que tuvo ante el Betis, pero un penalti detenido no puede echar abajo todo el trabajo de resistencia de De Gea en este verano. Supongo que esto lo tendrá muy presente Florentino, como lo ha tenido Del Bosque convocando a David, a pesar de llevar cinco partidos en la grada con el Manchester United. De Gea es, sí o sí, un porterazo. El mejor de la temporada pasada en Inglaterra y el futuro a corto y largo plazo del Real Madrid (si lo ficha ahora) y de la selección.

Keylor Navas ha puesto más difícil la elección de fichar a De Gea ahora o esperar una temporada para que venga libre. A los aficionados no les importaría esperar porque, con sólo un partido de Liga en el Bernabéu, se sienten seguros con Navas. Pero el que no puede esperar es De Gea. Si se queda en el Manchester se arriesga a no entrar en la convocatoria para la Eurocopa de Francia y echará una temporada a la basura. Buscará jugar, pactará con Van Gaal y tendrá un momento de debilidad. Esto hay que contemplarlo. Si el Real Madrid no ficha a De Gea ahora puede que se arriesgue a perderlo para siempre porque la oferta del Manchester United es muy tentadora y podría acabar renovando.

 

 

 

 

 

Del Bosque lanza un salvavidas a De Gea

28 agosto, 2015 - 16:38 - Autor:

Vicente Del Bosque ha convocado a David de Gea para los partidos contra Eslovaquia y Macedonia de la clasificación para la Eurocopa. Me parece muy bien. De Gea se lo merece porque es, si no se tuerce su trayectoria, el relevo de Iker Casillas en la portería de la selección española. Del Bosque lo llamó transición dulce y no se sale del camino pese a que Van Gaal haya tirado a la grada al joven guardameta porque se niega a renovar y quiere venir a nado a España para jugar en el Real Madrid.

De Gea es uno de los nuestros. Lo está pasando fatal este verano con la postura inflexible del club inglés, en especial la del entrenador holandés, que se niega a negociar un precio más ajustado a su situación. Pide 40 millones de euros y le queda una temporada de contrato. Con esta cifra tiene el ‘no’ rotundo del Real Madrid y Van Gaal, amante de la disciplina férrea, lo tiene castigado y aprovecha para ensuciar su imagen y actitud. La convocatoria de la selección es un salvavidas para su moral y podrá vivir un fin de semana angustioso con algo de aire. Seguirá ansioso. Irá contando las horas del sábado, domingo y lunes hasta que le comuniquen si hay acuerdo o no. De momento tiene con que ilusionarse porque no ha perdido su sitio en la selección.

Volverán a juntarse Casillas y De Gea en la selección más de dos meses después desde la última convocatoria de mediados de junio. De Gea jugó el amistoso contra Costa Rica y Casillas el oficial ante Bielorrusia. Ahora hay dos citas oficiales y veremos si Del Bosque rota la portería. Si le toca jugar lo hará ilusionado (si ficha por el Real Madrid) o fastidiado (si se tiene que quedar en el Manchester United).

 

 

 

 

 

La mano de Zubi y la de Belletti activan las cuentas pendientes entre Casillas y Mou

27 agosto, 2015 - 18:05 - Autor:

El sorteo de la Champions quedó en un segundo plano en el momento en el que Belletti sacó la bola del Oporto e hizo realidad el duelo Casillas contra Mourinho. Antes había sido la mano de Zubizarreta la que puso la bola del Chelsea en el grupo G. Así que este grupo queda bautizado por el de la ‘Gresca’. Que Casillas y Mourinho se vuelvan a ver las caras como rivales tras los desagradables episodios que vivieron en el Real Madrid no es morbo. Es algo más fuerte. Digamos gresca por utilizar la ‘G’ del grupo.

Mourinho y Casillas eclipsarán la fase de grupos de la Champions por muy buenos partidos que se puedan ver y espectaculares enfrentamientos que nos dejen las estrellas. Vamos, que apetece ver más la rivalidad en el campo entre Iker y Mou que un duelo Cristiano Ronaldo contra Ibrahimovic o el regreso de Luis Enrique a Roma. Bienvenidos al espectáculo. Hasta el fichaje de Casillas por el Oporto provocó un comentario inadecuado del técnico luso. Dijo que no entendía cómo su ex club podía pagar ese sueldo. Encendió otra mecha que ahora tendrá recorrido. También el regreso de Mou a Do Dragao y ante un Oporto que le hizo campeón de Europa.

El sorteo hace posible que se salden más cuentas pendientes. Es el regreso de Di María con el Paris Saint Germain al Bernabéu, el de Fernando Llorente a Turín para medirse a la Juve y el comentado de Luis Enrique en Roma. El técnico asturiano pisará ahora el Olímpico de Roma como campeón de Europa.

El equipo peor parado ha sido el Sevilla que competirá con la Juventus, Manchester City y Borussia Mönchengladbach. Hay que apostar por el doble campeón de la Europa League para estar en los dos primeros puestos y pasar a octavos. El Real Madrid es favorito con el PSG, aunque no debe confiarse con el Shakhtar. Igual que el campeón, el Barcelona, que tiene como rivales a la Roma y Leverkusen. Buen grupo para el Valencia contra el Zenit, Olympique de Lyon y Gante. El Atleti fue el más agraciado, aunque aquí también hay interés. Regresa a Lisboa, al estadio Da Luz, donde perdió la Champions contra el Real Madrid y jugará ante el Benfica. Con todo, veo a los cinco españoles en los octavos de final.

 

Ha salido Illarramendi y se sigue buscando al nuevo Xabi Alonso

26 agosto, 2015 - 16:32 - Autor:

Illarramendi vuelve a la Real Sociedad. Es un mal negocio para el Real Madrid, que cobra 17 millones de euros y pagó 32 (según fuentes del club blanco) y para el propio futbolista. No nos equivoquemos. No sólo pierde el Madrid. Es un paso atrás para Illarra que, aunque ahora tendrá más protagonismo y minutos, desaprovechó la ocasión de convertirse en el heredero de Xabi Alonso.

El Real Madrid pierde, pero tenía que venderlo sí o sí y antes de que valiera cada vez menos. El chico no encontró su sitio, por diversas circunstancias, y había llegado un momento en el que su valor se estaba depreciando. De haberse quedado, se habría tirado la temporada más en la grada que en el banquillo o en el terreno de juego.

Buscar los motivos por los que Illarra no ha triunfado en el Real Madrid no sirve para nada. Hay un poco de todo. Puede que falta de confianza de Ancelotti y Benítez en la pretemporada, pero también un dudoso rendimiento o garantías en el día a día de los entrenamientos y los partidos disputados que le llevaron a transmitir una imagen de mediocentro con menos empaque que el que apuntaba.

Lo cierto es que lo mejor era dar este paso y ahora toca reflexionar. A Illarramendi se le veía como el sucesor de Xabi Alonso. Tenía el mismo perfil, ocupaba la misma posición, la tocaba igual, despuntó en la Real y en la selección Sub-21. Pero no ha podido ser. Nos damos cuenta ahora de la verdadera dimensión de Xabi. El Real Madrid ha tenido que invertir 88,5 millones de euros en centrocampistas esperando el relevo. Hablamos de Khedira (10 millones), Illarramendi (32), Kroos (25), Lucas Silva (14) y Casemiro (7,5). No contamos a Kovacic. Ha salido Illarra y se sigue echando de menos a Xabi.

 

El Valencia firma la Champions ‘Made in Spain’

25 agosto, 2015 - 20:37 - Autor:

El Valencia, en el caloret veraniego de Mónaco, culmina otra gran gesta del fútbol español. Queda inaugurado el ‘club de los cinco’ que formarán el Barcelona (campeón de la Champions), Real Madrid, Atlético, Sevilla (campeón de la Europa League) y el Valencia. El sorteo de este jueves para configurar la fase de grupos de la nueva edición de la Champions tendrá cinco bolas ‘Made in Spain’, una competición que dominan nuestros clubes con puño de hierro desde que el Real Madrid conquistará la Décima en Lisboa (con el Atleti en la final) y el Barcelona la Quinta en Berlín. Dos Champions seguidas que calientan el reto de conseguir una tercera consecutiva.

El Valencia está entre los más grandes de Europa, entra en la élite y recupera un sitio que le pertenecía hace tiempo. Fueron dolorosas las dos finales de la Champions ante el Bayern de Múnich y el Real Madrid, después vino un periodo negro, el declive de una mala gestión, las deudas, las ventas de jugadores importantes para salir adelante (Villa, Silva, Mata…). Años de sufrimiento, de desilusión, tristeza, el fantasma de un estadio nuevo y abandonado, el pinchazo de la burbuja y el miedo a una caída en picado.

Hace diez meses que apareció en escena el multimillonario (novena fortuna de Singapur) Peter Lim para, en compañía del súperagente Jorge Mendes, hacerse con la mayoría del accionariado y revitalizar el club con dinero, fichajes y un proyecto ambicioso. Ha dado resultado y beneficios en la lujosa localidad de Montecarlo. No podía ser de otra forma para Lim. El Valencia hoy tiene prestigio, estabilidad y más dinero. También un buen equipo y una ciudad y sus aficionados ilusionados.

El Valencia hace más grande al fútbol español. Lo consiguió con sufrimiento, pero esto es la Champions, y también lo logró con una obra de arte de Negredo en el inicio del partido que sirve para reivindicar a un excelente delantero.

Amunt Valencia.

 

A favor de la tecnología en el fútbol para los goles fantasmas

24 agosto, 2015 - 14:44 - Autor:

Me dirán qué tienen que ver el Real Madrid y Nibali en este fregao. Pues es curioso, pero en el mismo día la polémica unió el fútbol español con el ciclismo y con ella está de por medio el uso de la tecnología en el deporte. El árbitro no la aplicó en el gol fantasma del Sporting y los jueces de La Vuelta ciclista a España sí han hecho uso de las imágenes de televisión para descalificar al corredor italiano. Las pruebas demuestran que Nibali pegó un acelerón descaradísimo en su escapada de un grupo de corredores para beneficiarse de la inercia que da coger el coche del jefe cuando se acerca a dar instrucciones o te hace llegar un refrigerio.

En el fútbol no están por la labor de introducir la tecnología en un momento en el que su uso y avances te pueden hacer más justo el resultado del partido. ¿Cuánto habría tardado un cuarto árbitro en El Molinón en consultar las imágenes del gol fantasma en el remate de Sanabria en la portería que defendió Keylor Navas? Si es una cuestión de decidir en el mismo instante si el balón estaba dentro o no, el ojo humano no puede resolver esta acción con claridad. Cae en la duda y en el error. El tecnológico, sí. Si vemos la repetición puedes aclarar que un trocito de cuero roza la línea. Vale, no es gol. Pero se habría tardado lo mismo en ver esta imagen en el campo, parando el partido, que cuando se produce un cambio o, incluso, menos que cuando hay que atender a un lesionado.

El fútbol tiene que estar abierto a las nuevas tecnologías y, sobre todo, a las que puedan ayudar a resolver los goles fantasmas. En Mundiales ha habido injusticias con este tipo de goles. Se tarda poco en salir de dudas con los avances tecnológicos que, por otro lado, no desnaturalizan la esencia del deporte ‘Rey’. Si no es así, es el árbitro el que queda condicionado para el resto del partido. Igual que se paran los partidos por altas temperaturas se pueden detener para aclarar este tipo de acciones polémicas. No entramos ya en la interpretación de una jugada dentro del área que pueda ser o no penalti. Hablamos de conceder o no un gol legal.

Y si el fútbol da la espalda a la utilización de las imágenes de televisión para hacer más justo el resultado, el que no lo ha hecho es el ciclismo. Nibali hizo trampas y los jueces le expulsaron al final de la etapa. No se puede dar por bueno lo ilegal.

 

Debut fantasmal del Real Madrid de Benítez

23 agosto, 2015 - 20:29 - Autor:

El peor resultado que podía tener Benítez en su debut con el Real Madrid era perder y el segundo más malo era un empate a cero. Acabar un partido sin hacer un gol es un pecado después de tener en el campo a Bale, Isco, Cristiano Ronaldo, James y Jesé. Esto es lo verdaderamente preocupante, aunque sólo sea la primera jornada de Liga y el remedio seguramente tenga solución. El Real Madrid generó ocasiones, tuvo fases de acoso, pero atacó sin claridad, puntería y ansiedad. El ataque le sigue fallando a un entrenador con etiqueta de defensivo. Llegarán los días de la goleada, pero lo visto en Gijón dejó la imagen de un Real Madrid fantasmal e irreconocible por su escasez de pegada. En la pretemporada fue de más a menos en el apartado ofensivo y en el estreno liguero confirmó que los mecanismos de ataque se atascan.

Qué feo queda ver el marcador a cero de goles cuando en tu equipo está el Bota de Oro. El Real Madrid atacó muy mal. Abusó de entrar por el centro, cayó en el embudo, renunció a abrir el campo, dejó atrás a Marcelo y Danilo en la primera parte, tardaron en darle profundidad y chocó ante un Sporting corajudo que buscó la gloria. La pudo tener en un gol fantasma. Un remate que, sin la tecnología del ojo de halcón, cayó de lado del Real Madrid. El árbitro y el juez de línea tienen que estar muy finos para decidir si la pelota traspasó totalmente o no la raya. Imposible de ver para el ojo humano. Situaciones como ésta obligan a replantearse el uso de esta tecnología que hace más justo el resultado de un partido.

El Real Madrid tiene mucho margen de mejora, pero el calendario no espera y Benítez pasará un examen en todos los partidos. Empieza mal, dejándose dos puntos ante el Barcelona y el Atlético y eso también duele.

El Barça tampoco hizo un buen partido en San Mamés, pero encontró la solución del gol en una subida de Jordi Alba (lo que le faltó al Real Madrid) y el remate solo de Luis Suárez. Con Messi, frío (falló un penalti), y las lesiones de Alves y Busquets supo apretar los dientes ante un Athletic que ha ido perdiendo gas desde el 4-0 en la ida de la Supercopa de España. Supo sufrir para llevarse un buen botín.

 

Se abre el telón de la Liga y el Real Madrid tiene la urgencia de ser campeón

21 agosto, 2015 - 8:31 - Autor:

Comienza la Liga 2015-16 con nuevos equipos (Betis, Sporting y Las Palmas), sin leyendas (Casillas y Xavi), fugas a la rica Inglaterra (Pedro, Otamendi, Deulofeu…) y la vieja Italia (Bacca, Mandzukic, Miranda, Mario Suárez y Montoya), con un gasto que alcanza los 500 millones de euros en fichajes (Danilo, Kovacic, Casemiro, Arda Turan, Aleix Vidal, Jackson Martínez, Vietto, Carrasco, Savic, Ryan, Santi Mina, Soldado, Castillejo, Jonathas, Iago Aspas…), renovaciones millonarias (Sergio Ramos), que con el mercado abierto hasta el día 31 espera alguna bomba (De Gea) y otros movimientos de última hora. Que tiene el caviar del fútbol. Conserva a los dos mejores futbolistas del mundo (Cristiano Ronaldo y Messi).

Un campeonato que se puede decir que sigue siendo el número uno porque aquí se encuentran el último campeón de la Champions (Barcelona) y de la Europa League (Sevilla). Además de cuatro equipos que participarán en la nueva edición de la Champions con la gesta cerca de formar el ‘club de los cinco’ con el Valencia.

Una nueva Liga que ha recuperado la competencia en la parte de arriba y en la que el Barcelona y el Real Madrid, pese a su potencial, están expuestos a sufrir. El incordio de Atleti, Valencia y Sevilla, cada temporada más competitivos, con más dinero y mejores jugadores, les crean más dificultades y ponen en aprietos. Incluso de otros equipos como el Villarreal que siguen creciendo y una clase media que es capaz de hacer hincar la rodilla a los grandes. Entre ellos están los equipos vascos (Athletic y Real Sociedad), también el Málaga, Celta… y otros más modestos.

Toca hablar del favorito y no cambian las apuestas. Están entre el Barcelona y el Real Madrid. A ellos no les sirve un empate en el campeonato de la regularidad. Buscan el objetivo de superar la increíble barrera de los 100 puntos de los 114 en juego. Una barbaridad que es una necesidad para tener opciones reales de ser los campeones. No ganar supone el fracaso de un proyecto y el despido del entrenador. El ejemplo es Ancelotti, que fue relevado por Benítez cuando le faltaron dos puntos para ser campeón.

El Real Madrid tiene la urgencia de ser el campeón. Su última Liga fue con Mourinho en la temporada 2011-12. Las siguientes fueron para el Barcelona de Tito Villanova, el Atleti de Simeone y el Barça de Luis Enrique. Un cuarto año consecutivo sin ganar el trofeo doméstico volvería a provocar decepción, desprestigio y una pérdida de pujanza en España. No se puede permitir más fallos. Aunque el objetivo principal sea la Champions necesita recuperar el liderazgo perdido en España. Para esto se ha fichado a Benítez. Un hombre de la casa, campeón con el Valencia y conocedor de lo que se cuece en todos los campos. En él están puestas las esperanzas del madridismo. A disfrutar.

 

El ‘club de los cinco’, la tercera Champions seguida y el favor a Del Bosque

20 agosto, 2015 - 8:24 - Autor:

El fútbol español está cerca de meter en la Champions a cinco equipos. El Valencia lleva un buen resultado, aunque no definitivo, para la vuelta en la casa del Mónaco y dentro de una semana sabremos definitivamente si a esta competición se le puede bautizar ya como la ‘Spanish Champions’. Barcelona, Real Madrid, Atlético, Sevilla (qué alegría ver que otro de los nuestros ha estrenado el formato de clasificarse directamente para la Champions tras ganar la Europa League) y el Valencia formarían el batallón de clubes que nos representarán por Europa.

Es para estar contentos, orgullosos y presumir de la buena salud nuestro fútbol. España manda en Europa. Si conseguimos meter a cinco, mucho mejor. El objetivo ahora es conseguir la tercera Champions consecutiva. El Real Madrid logró la Décima en Lisboa y el Barcelona la Quinta en Berlín. 15 Copas de Europa entre los dos. Casi nada. A lo que hay que añadir el mérito del Atlético por haber jugado la final en Lisboa, en el único partido que perdió en toda la competición.

Con cinco equipos (no nos falles Valencia) tenemos más posibilidades de lograr la hazaña de ganar otra Champions. El Real Madrid buscó la temporada pasada la gesta de ganar dos seguidas y se quedó cerca de estar en la final. Ahora le toca al Barcelona. Entre todos podemos hacernos del ‘club de los cinco’ y soñar e ilusionamos con que el fútbol español pueda ganar tresOrejonas’ de forma consecutiva.

España domina el fútbol a nivel de clubes y también hay que celebrar la unión de la Federación, la Liga y el sindicato de jugadores para echar una mano a la selección y a Del Bosque en la preparación de la Eurocopa de Francia. Todos han pensado y mirado por el bien de nuestra selección para que tenga más tiempo de preparar una competición en la que estoy seguro de que seremos favoritos y tenemos muchas opciones de volver a ser campeones de Europa. Estamos en una temporada apasionante en la que hay que buscar el objetivo de ser campeones de la Champions y de la Eurocopa de Francia. A disfrutar.

 

Mourinho le da un palo a Van Gaal y al barcelonismo con el fichaje de Pedro

19 agosto, 2015 - 10:30 - Autor:

Hay que reconocer que Mourinho tiene cosas de genio. Al margen de su personalidad, para unos más provocadora y reprobable y para otros un tipo que no se calla y siempre va de cara, maneja el fútbol desde todos los ángulos y hace de su picardía una virtud. Su última hazaña es fichar a Pedro.

Es un genio porque el entrenador más odiado por el barcelonismo fichó a Cesc y ahora Pedro. Los propios jugadores del Barça, con Guardiola a la cabeza, denunciaban los malos modos y el juego sucio y violento del Real Madrid de Mou. Cómo cambia el cuento. A Cesc le hemos escuchado decir en varias ocasiones que el técnico portugués le ha mejorado, que es un excelente entrenador y saca lo mejor de cada uno. Le hizo campeón de la Premier League. Y ahora coge el mismo camino Pedro.

Mourinho ha ido a más. Él, que fue segundo entrenador de Van Gaal en el Barcelona, le ha arrebatado al ahora técnico del Manchester United el fichaje que más deseaba. Van Gaal quería a Pedro para sustituir a Di María tras su venta al PSG y se ha metido por medio el incordiante Mou para decir ‘este chico es mío’. Tiene que estar que trina Van Gaal y toda la afición del Manchester United porque el técnico holandés está manejando fatal los tiempos del mercado.

Lo de Mou es un palo a Van Gaal y a Luis Enrique. El Barcelona se va a arrepentir de no haber sido capaz de cuidar mejor a Pedro, de haberle tratado como Pedrito, en diferentes ocasiones, y haber realizado otros esfuerzos para que se sintiera más protagonista. No sólo está el tridente, señor Bartomeu. El Chelsea de Mourinho se refuerza con un excelente pelotero.

 

Comentarios recientes