Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Cristiano Ronaldo cura su ansiedad y Benítez respira con alivio

30 Septiembre, 2015 - 21:01 - Autor:

¿Se puede dar por curada la ansiedad de Cristiano Ronaldo? Yo creo que sí. Sale de Suecia con dos goles al Malmoe que le permiten dar caza a una leyenda como Raúl. Son palabras mayores. Casi nada. Y lo hizo con el brazalete de capitán para darle más brillo a su proeza y a su entrada en la historia como el mejor goleador de todos los tiempos del Real Madrid. Supera a Raúl en goles en la Champions (66) y le iguala como máximo realizador en todas las competiciones (323).

Esto es lo que ansiaba Cristiano Ronaldo para quitarse la presión de un récord que le había bloqueado y le metió en una mala racha de tres partidos seguidos sin ver portería. Contra el Málaga se le vio desesperado con las paradas de Kameni y ese gesto de frustración desapareció con el segundo gol al Malmoe. Centro de Lucas Vázquez y el portugués llegó al área pequeña para meter la puntita y esbozar una sonrisa de alivio. El récord llega con un gol simple y sencillo que le tiene que servir para quitarse de encima las obsesiones. Hizo lo difícil en el remate más fácil. Habría sido muy peligroso y perjudicial para su mente y el equipo que hubiera llegado al derbi en el Calderón sin gol. La presión acumulada era ya insoportable para él y para su entrenador.

Benítez también respira. El entrenador necesitaba que su goleador se quitara la ansiedad, los agobios y borrara los gestos de rabia en cada uno de sus remates. Benítez ha puesto todo de su parte, como el resto de compañeros, para que la terapia tuviera efecto en Suecia, antes del derbi. Le puso de ‘9’ y quitó a Benzema en la segunda parte para acercarle todavía más a la portería. Le rodeó por los costados de dos gregarios, Lucas Vázquez y Cherysehv. No le reservó para el duelo del Calderón. Con él no existen las rotaciones, como hizo con Modric y Marcelo. Cristiano tenía que curar su ansiedad en Malmoe. Era un sí o sí. Es intocable. Lo ha conseguido, ha entrado en la historia, es una leyenda y ahora puede que le veamos jugar con más naturalidad. Además, Benítez (lo que son las cosas) siempre podrá presumir que fue el técnico que entrenó al máximo goleador de la historia del Real Madrid.

El Barça se independiza de Messi

29 Septiembre, 2015 - 20:59 - Autor:

El Barça remontó sin Messi cuando el partido entraba en la recta final y la victoria se iba para Alemania. Ganó sin Messi y sin Iniesta, que cayó lesionado por un tirón muscular. Pero ganó y lo hizo con raza, carácter y empuje de un equipo que no se dio por muerto, que se resistió a hincar la rodilla y empujó con orgullo. Fue un triunfo épico, de fe y coraje que celebró Luis Enrique con más entusiasmo que otros muchos partidos más decisivos de la pasada temporada. Lucho soltó la rabia en el banquillo, se abrazó con sus colaboradores, gritó y estalló con gestos parecidos a los que nos tenía acostumbrados cuando celebraba goles como futbolista. El sufrimiento acumulado era grande y el estallido estuvo a la altura de la presión.

Es una victoria grande por el significado que tiene ganar sin dos estrellas. Es el triunfo de la independencia de Messi, el que dará el voto de confianza a Luis Enrique de aquí en adelante. No habría sido lo mismo, evidentemente, acabar el primer partido sin Messi con una derrota. Habría generado demasiada desconfianza y dudas. Se habría hablado de la dependencia de la estrella argentina y la poca solvencia de otras figuras. Pero apareció un delantero colosal para hacer un golazo. Luis Suárez tiró de su pegada con un trallazo ajustado por la escuadra que desató la locura en el estadio. El uruguayo hizo el gesto de celebración con las dos palmas de su mano. Era para el ’10’. Para Messi. Un gol que se celebró en el Camp Nou con cánticos de “Messi, Messi, Messi”.

Superado el trago de verse derrotados en el día uno después de Messi ahora se puede tener en cuenta a este Barcelona que, aún así, deja dudas atrás. La defensa sigue siendo su talón de Aquiles. Le hicieron un gol de saque de esquina y Ter Stegen queda señalado. Son muchos goles en contra, demasiada fragilidad defensiva y en Barcelona ahora rezan porque vuelva cuanto antes Claudio Bravo. La mejor lectura es que este Barcelona de la épica tiene el perfil racial de su entrenador para hacer más llevadera la ausencia de Messi.

El reto de Luis Enrique es demostrar que puede ganar sin Messi

28 Septiembre, 2015 - 12:42 - Autor:

Luis Enrique ha mostrado toda su energía en la sala de prensa para frenar la depresión que deja en el barcelonismo y entre la plantilla la importante baja de Messi. Ha llegado uno de esos momentos en los que se examina a un entrenador, a un buen entrenador. Dice Luis Enrique que es un reto y un estímulo ganar sin Messi y pide a cada futbolista que dé lo mejor de sí mismo para lograrlo. También dice que nadie va a hacer de Messi. Ni Neymar, ni Luis Suárez ni Iniesta porque el argentino es insustituible. Incluso reivindica su trabajo cuando recuerda que durante la pretemporada el equipo ya jugó algunos partidos sin Messi y Neymar, principalmente.

El carácter competitivo del técnico asturiano le puede venir muy bien al Barcelona en este primer momento de abatimiento que ha dejado la lesión de la estrella. Se habla más de si llegará al Bernabéu para enfrentarse al Real Madrid el día 21 de noviembre que de los partidos que hay por delante. Y son muchos. Esta semana tiene dos citas de gran nivel. El martes en Champions contra el Bayer Leverkusen y el sábado en el Sánchez Pizjuán contra el Sevilla. Si saca adelante estos dos compromisos se rebajará el desaliento y crecerá el optimismo.

Luis Enrique ha prohibido las lamentaciones, los lloros y ha pedido a los aficionados que vayan al Camp Nou a animar al equipo con todas sus energías. Ha advertido que el Bayer Leverkusen es un equipo que presiona fuerte, intenso, con buena defensa y que les creará problemas. En definitiva, Luis Enrique ha pedido a jugadores y aficionados que entre todos suplan a Messi. No hay otra fórmula. Lo que está claro es que al triatleta Luis Enrique le gustan los retos y él también ve una ocasión propicia para reivindicarse como un buen entrenador. Ganar todos los partidos hasta que reaparezca Messi es su estímulo. Si lo consigue, saldrá muy reforzado.

Sin Messi, mediremos más la maldita ansiedad de Cristiano Ronaldo

27 Septiembre, 2015 - 10:09 - Autor:

Cristiano Ronaldo jugó contra el Málaga sabiendo que Messi se había lesionado y que no era un contratiempo cualquiera sino una baja de larga duración. Quién sabe si esta noticia inyectó más ansiedad en el portugés. Lo que está claro y lo reconoce Benítez, sin citarle por si acaso se malinterpretan sus palabras, y ya ha escarmentado después del lío que se montó cuando dijo que Cristiano no era el mejor futbolista que había entrenado, que el Real Madrid no hizo gol ante el Málaga por la maldita ansiedad.

Cristiano Ronaldo es el jugador que transmite la ansiedad por marcar, la frustración por fallar, el gesto torcido porque no coge la racha pese a que su equipo se marche de Bilbao con un importante triunfo. Cristiano Ronaldo está peleado con el gol, consigo mismo y pronto, como siga así, con todo el mundo. Porque si Cristiano sigue con esta mala racha de acabar los partidos sin marcar, los análisis serán más duros y él se los tomará de muy mala gana. A ello se añadirá que el Real Madrid está jugando con Cristiano y el Barcelona sin Messi. Importante ventaja para los blancos que deberían aprovechar.

Pero sí, Cristiano Ronaldo está ansioso. La prueba la vimos en una de las últimas jugadas contra el Málaga en la que saltó a rematar un balón aéreo, no llegaba y sacó la mano para golpearlo. El árbitro le mostró la tarjeta amarilla por el gesto de intencionalidad de querer engañar, como dice el reglamento, y se quedó con la cara de frustración que le acompaña en este inicio de temporada. Claro que no le faltan ocasiones y que los porteros le paran lo imparable, pero está ansiado y este estado le perjudica.

Keylor Navas se come a Ter Stegen: esa es la diferencia entre Real Madrid y Barça

25 Septiembre, 2015 - 12:15 - Autor:

Las diferencias entre el Real Madrid y el Barcelona las están marcando los porteros y no el duelo entre Cristiano Ronaldo y Messi, que está frío en este inicio de temporada. Veremos si con la llegada del otoño entran en erupción el luso y el argentino. En la portería (quién se lo iba a decir a dos clubes con más de 550 millones de presupuesto) está la clave de madridistas y azulgranas. Los primeros pueden presumir de que juegan con un guardameta solvente y que transmite confianza al resto de compañeros y los segundos están desesperados.

La comparación entre Keylor Navas y Ter Stegen no se sostiene. El costarricense está ganando puntos y el alemán los pierde. Hay mucha diferencia en los tres palos y en Barcelona cuentan los días para que se recupere lo antes posible Claudio Bravo. Mientras tanto a Luis Enrique no le queda otra que defender a Ter Stegen, del que se chotean en las redes sociales, y recurre a la culpabilidad colectiva. “Cada gol que hemos encajado, lo ha encajado el Barcelona y el Barcelona lo forman toda la plantilla”, dice. Poco creíble, pero lógico. Ter Stegen no está a la altura de los grandes porteros de Europa.

El caso contrario es Keylor Navas. Hoy es el mejor jugador del Real Madrid. Por encima de Cristiano Ronaldo. Keylor ha sacado a su equipo de apuros, con paradas claves en momentos de agobio y fragilidad defensiva. En todos los partidos sin excepción. Transmite seguridad, confianza y liderazgo atrás. Muy importante en un momento de la temporada en el que está lesionado Sergio Ramos. A este Real Madrid líder le han llegado mucho, le han hecho ocasiones de gol claras, y puede decir que gracias a Keylor tiene hoy la mejor defensa de la Liga. Hoy nadie se acuerda de Casillas ni tampoco de De Gea que, por cierto, presume en las redes sociales de llevar el brazalete de capitán del Manchester United. ¿Un mensaje al Real Madrid?

A Benítez hay que hacerle la ola por conseguir que Benzema sea un killer

24 Septiembre, 2015 - 7:39 - Autor:

El triunfo de Benítez es haber hecho de Benzema un killer. Si se confirma la nueva versión del delantero francés habrá que hacerle la ola al entrenador que ha sido capaz de decir que Cristiano Ronaldo no es el mejor futbolista que ha entrenado, que busca el mejor sitio a Bale para que triunfe y que ha tirado de las orejas al rebelde Jesé. En Benzema se ven reflejados el trabajo y las obsesiones de Benítez. El esfuerzo no se negocia y el equipo está por encima de las estrellitas. De momento, ha conseguido que el apático ‘9’ del Real Madrid sea un asesino del área, voraz y destructivo.

Benítez pica a Benzema como a un niño para sacarle el mejor rendimiento. Le ha planteado un reto fácil. Marcar entre 20 y 25 goles no es una machada en un equipo que tiene pólvora arriba. El mérito no está en la cifra sino en que cada partido a Benzema se le ve más activo, enchufado y agresivo. Está atinado, atento, pícaro y trabajador. Presiona arriba, aprieta, provoca el error, se anticipa a los defensas, corre con más esfuerzo y rebaña los balones divididos. Este es el verdadero triunfo de Benítez con un jugador de la plantilla y un aviso al resto. Y no el de Keylor Navas, otro de los mejores, ni el de Modric, al que ya conocemos de su solvencia y la dependencia que tiene el equipo de su talento y personalidad. Ni tampoco el de un gran Varane, al que ya se le intuía su prematura madurez.

Benítez ha transformado a Benzema física y mentalmente. Es un delantero sufridor. Refleja lo que quiere el nuevo entrenador. Que las estrellas corran sin balón, incomoden, se sacrifiquen, esfuercen y recuperen el hambre competitivo. En definitiva, jugar para el equipo con humildad y dejarse de otras historias y egos. Rafa se ha ganado al delantero galo, del que ha hecho un gallo de pelea, mientras otros están pendientes de Cristiano Ronaldo y Bale, sobre todo. El Real Madrid es el nuevo líder del campeonato tras el doblete en Bilbao del mejor Benzema.

Jesé prueba la receta del ‘palo y la zanahoria’ de Benítez

23 Septiembre, 2015 - 6:47 - Autor:

Benítez sale de un lío con Cristiano Ronaldo y se mete en otro con Jesé. Esto es el Real Madrid, señor Benítez. Sus decisiones se interpretan, los hechos le delatan y sus declaraciones hay que saber leerlas entrelíneas. El follón que se montó con sus palabras sobre que Cristiano Ronaldo no era el mejor futbolista que ha entrenado le hizo recular y modificar su discurso. El portugués, la semana pasada, era el Pau Gasol del Real Madrid. Hoy dice que es el único jugador indiscutible de la plantilla.

Rafa se ha entregado definitivamente al jugador franquicia para evitar que la prensa le torture. La sinceridad no tiene buena recompensa. Ni cuando ganas y tienes la portería a cero. Las comparaciones con el discurso de Luis Enrique sobre Messi, entregado al elogio permanente con el argentino, no le permiten otro discurso. Cristiano es el mejor y punto pelota.

Cerrado el lío de Cristiano Ronaldo ahora tiene abierto un cisma con Jesé. Éste todavía no tiene la categoría de estrella del portugués y su actitud no le gusta a Rafa. El técnico le mete en el grupo de los jóvenes, pese a que llegara a ser uno de los niños bonitos de Ancelotti y decisivo en muchos partidos. Esto le incomoda al canario. Hasta el punto de que han tenido un roce.

Jesé está sin jugar hasta que Rafa le vea con un comportamiento más humilde. Sólo jugó en la primera jornada en Gijón y el técnico cree que no aprovechó la oportunidad y luego se ha dejado llevar. Le pide más esfuerzo y continuidad en el día a día. El hambre que tienen Lucas Vázquez y Cheryshev. Jesé es el primero que ha probado la mano dura de Benítez, al que le ha aplicado la receta del palo y la zanahoria. Primero ha habido un castigo y ahora ya se han sentado a dialogar. Su misión es recuperar a un gran jugador, motivarle y centrar su cabeza.

 

Keylor Navas, relato de un náufrago sin rumbo en el aeropuerto

22 Septiembre, 2015 - 6:51 - Autor:

Keylor Navas ha confirmado que en la noche de la venganza del Manchester United al Real Madrid con el ‘no fichaje’ de De Gea fue un náufrago en la terminal del aeropuerto. Ese día 31 de agosto, con el reloj ya con la cuenta atrás del cierre del mercado, y en el momento en el que el Real Madrid y el Manchester no se coordinaban en la inscripción y cruce de contratos de ambos porteros, el costarricense estaba escuchando el zumbido del vuelo de los aviones. Entre el despegue y el aterrizaje rezaba a Dios para que le diera destino.

El relato de Keylor Navas confirma la chapuza de la ‘operación De Gea’, el portero que quería desde hace un año el Real Madrid para sustituir a Casillas, y que hoy disfruta de un contrato supermillonario en Manchester mientras Keylor Navas, según él y Florentino Pérez, no ha tenido una subida salarial.

Lo que dice Keylor Navas no hace bien al Real Madrid. Ratifica que estuvo en una salita del aeropuerto, sin rumbo y que hacía lo que le decían contra la voluntad de sus sentimientos. Hasta que los contratos entraron tarde en el ordenador de la FIFA y se puso fin a una ridícula negociación entre dos de los clubes más poderosos del mundo. El resto ya lo saben. Florentino dice que negoció con unos inexpertos y el Manchester habla de tener enfrente a un club torpe.

Ahora Keylor, con la portería a cero, rompe su silencio. Llegó a su casa y explotó. Se puso a llorar junto a su esposa. Soltó toda la presión y angustia. Estaba rabioso, aunque no lo quiere reconocer de este modo. Y recibió la llamada de muchos compañeros diciéndole que se alegraban de que se quedara en el Real Madrid. “El corazón es más difícil de sanar que un esguince”, dijo. Buena radiografía de su dolor. Refugiado en sus creencias religiosas aplacó su martirio. “Yo no quería irme. Quería mi oportunidad en el Real Madrid. Sentía un sinsabor por no jugar tres partidos seguidos. Pusimos todo en manos de Dios y Dios dijo que me quedaba. Esto ha sido una prueba que se me puso en el camino y ahora soy más fuerte”. Sinceras palabras que cierran la chapuza del verano.

Europa pasa por el aro de España

20 Septiembre, 2015 - 18:44 - Autor:

España logra el doblete en baloncesto. Campeones de Europa a nivel de selecciones y de clubes. El triunfo del Real Madrid, el 17 de mayo en la Euroliga, coronado con una victoria ante el Olympiacos recibe el mejor broche de oro. La España de Scariolo superó a Lituania con un baloncesto arrollador desde el minuto uno. Cogió un buen colchón de puntos para ir administrando la ventaja en una final cómoda. Fue, quizás, más fácil de lo esperado. Por dentro, por fuera, por arriba, corriendo, en defensa, ataque y con una mentalidad fortísima cayó el tercer Eurobasket.

Reyes de Europa. Qué bien suena y qué bien sienta poder presumir de un deporte que sigue ganando aficionados a pasos agigantados en nuestro país y que ya vivió otro momento histórico en el pasado All Star de la NBA (16 de febrero de 2015) con el salto inicial de los hermanos Gasol. El baloncesto español tiene una dimensión mundial. Ha hecho vibrar a todo un país. España es CAMPEONA DE EUROPA. Debutó perdiendo contra Serbia y tuvo otra derrota preocupante ante Italia. Ganó a Turquía, Alemania y Polonia y empezó su despegue, con un enorme Pau Gasol, frente a dos de las favoritas para jugar la final: Grecia y Francia.

Campeones de Europa de baloncesto de selecciones y de clubes. El baloncesto va cogiendo cada vez más cancha. Ahora queda el siguiente reto, que es ganar la Eurocopa de fútbol en Francia. En clubes ya llevamos dos Copas de Europa seguidas: la Décima del Real Madrid y la Quinta del Barcelona. Estamos viviendo años inolvidables para el deporte de la canasta y el balompié. Somos de ORO.

Keylor Navas fue Pau Gasol contra el Granada

19 Septiembre, 2015 - 15:50 - Autor:

El Pau Gasol del Real Madrid contra el Granada fue Keylor Navas y no Cristiano Ronaldo. Benítez no tiene suerte con el portugués, con el que busca recuperar el terreno perdido de los elogios y piropeó en el día en el que toda España hablaba de la gesta del gigante de la canasta. Rafa, el técnico anti-divos, prefiere el elogio colectivo, pero con Cristiano reculó para sumarse a la fiesta que se avecinaba en el Bernabéu con la visita del débil Granada y el récord de goles de Cristiano Ronaldo.

No pudo ser. Raúl conserva un partido más su trono de máximo goleador en todas las competiciones en uno de los partidos más espesos de Benítez y Cristiano Ronaldo. El Real Madrid hizo una mala primera parte, sobre todo, ante un Granada valiente, ordenado, con posesión del balón y profundidad. Le anularon un gol legal. Dos salidas a los pies de Keylor Navas, una en cada parte, evitaron el gol del conjunto andaluz. Hubo runrún de la grada.

Fue una victoria con susto y con mal juego del Real Madrid, que venía de hacerle seis goles al Espanyol y cuatro al Shakhtar. Cristiano Ronaldo había marcado ocho goles en las dos citas y se quedó a cero contra el Granada. No hubo fiesta ni récord para el portugués. No fue Pau Gasol. El gigante fue Keylor Navas, que iguala un récord de imbatibilidad (450 minutos) de Casillas (temporada 08-09). El costarricense encadena cinco partidos consecutivos sin encajar un gol (Sporting, Betis, Espanyol, Shakhtar y Granada).

En el Real Madrid ‘made in Benítez’ sigue quedando la duda de que gana, pero no enamora con su juego. Kroos, sustituido por Kovacic, ha perdido jerarquía. Casemiro sustituyó a Isco. Jesé no jugó. Extraño. Veremos qué respuesta ofrece el próximo miércoles contra el Athletic en San Mamés. El 4 de octubre visita el Calderón. Contra el Granada lo salvó Keylor Navas y el gol de cabeza de Benzema.

Comentarios recientes