Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Zidane, no te quemes

29 febrero, 2016 - 9:08 - Autor:

Me cuentan que Zidane está bastante enfadado con el rendimiento del equipo en el derbi. Él mismo habló, prácticamente en caliente tras el partido en la rueda de prensa, que había sido un golpe duro. No esperaba que sus jugadores dieran una respuesta tan pobre en su primer derbi. Creía haber preparado bien el encuentro, explicado y ensayado durante la larga semana cómo había que romper las líneas de presión del rival, poner un ritmo alto y mucho carácter para doblegar a un Atleti del que habló que era un equipo sólido. Zidane tenía una idea y la dejó bien clara. Hay que jugar este tipo de partidos con una personalidad fuerte. Quería energía, ritmo, intensidad y fuerza. Era su plan. Salir como motos desde el minuto uno, arrollar y asustar a un Atleti que venía más cansado de jugar en Champions. Pero no fue así. El equipo fue blando y ciertos jugadores quedan señalados. Entre ellos, James e Isco, que fueron los primeros en ser sustituidos.

Zidane se ha quemado muy pronto. No tiene experiencia como entrenador de élite y esta derrota es un varapalo para la ilusión con la que cogió el equipo. Ahora tiene que separar su imagen de jugador de la del entrenador. Los jugadores se han confundido. Todo eso de entrenar con ellos, correr a su lado, ponerles balones, tirar faltas y mas carantoñas ha sido muy bonito en los primeros días. Zidane tiene que dar un golpe en la mesa porque sino va a quedar marcado por el fracaso. Debe tomar decisiones firmes y hacerles ver a sus jugadores que si no son un grupo y un equipo no van a conseguir nada. Al primero que tiene que llamar al orden es a Cristiano Ronaldo.

El queme de Zidane es importante porque es el primero que sabe que puede salir mal parado de una temporada en la que está más cerca del cuarto puesto que del segundo. Su objetivo es la Champions, pero la derrota en el derbi quita la credibilidad de que pueda conseguir esta competición. Considera que no ha fallado el físico sino la mentalidad de unos jugadores que no supieron sufrir, competir y demostraron poca personalidad. Quería un equipo unido y le fallaron. Hoy Zidane tiene que empezar a mostrar su cara más seria y dejar de poner la sonrisa. Necesita hacer esto porque está en juego su valía como entrenador. Al final de temporada tomará decisiones importantes.

Cristiano Ronaldo, desde tu púlpito eres un mal compañero

28 febrero, 2016 - 11:26 - Autor:

Cristiano Ronaldo ha desbarrado con sus declaraciones después del derbi. Justificó la derrota y la mala temporada en la Liga por la ausencia de los que él considera como los mejores jugadores (Benzema, Marcelo, Pepe y Bale). Sin ellos, el Real Madrid es otro equipo inferior que baja sus prestaciones para competir. Aprovechó también para recordar que él no ha bajado su nivel, haciendo uso de los goles que lleva en la Liga y en la Champions, y que no entiende como en España se le cuestiona. Le salió el peor manual de compañerismo que exige un vestuario. Rompió la unidad y a partir de ahora generará la desconfianza, pese a su tibia rectificación, en los compañeros que tienen que entrenarse con él día a día. Los mismos a los que ha criticado son los que han conseguido demostrar un nivel en otros equipos que les ha llevado a fichar por el Real Madrid y que con su ilusión y ganas luchan en el día a día para tener protagonismo y hacerle mejor a él.

No me convence la rectificación de Cristiano Ronaldo después de la acusación tan grave que hizo contra los que considera futbolistas menores en la plantilla. Desde su púlpito los ha reventado. Ha hablado mal de los compañeros y luego ha querido matizar que se refería a su nivel físico. No me creo que no haya sabido expresarse ni utilizar las palabras correctas. Lleva siete años en España y dijo lo que lleva dentro. Acusó al club de una mala pretemporada. Esto me parece valiente. Pero menospreció, pese a que Sergio Ramos diga que no, la calidad y competitividad de los compañeros. Imagino que los Kovacic, Lucas Vázquez, Jesé, Casemiro, Nacho, Borja Mayoral y algunos más no tendrán ahora la misma imagen de divino de Cristiano Ronaldo.

Alguien le tiene que dar un toque a Cristiano Ronaldo. Florentino Pérez el primero, luego Zidane y después Sergio Ramos. No se puede consentir que por muy estrella que sea y porque marque más goles que nadie se sienta con la autoridad de poner el nivel entre los buenos y los menos buenos. Uno se acuerda en estos momentos de crisis de las figuras de Sanchís, Hierro, Raúl y Casillas que barrían la mierda para casa. A Sergio Ramos se le ha escapado el figurín. Es difícil controlar tanta vanidad y meter tanto la pata como lo ha hecho Cristiano Ronaldo.

Este Real Madrid no está para competir

27 febrero, 2016 - 17:16 - Autor:

Ganó el mejor. El Atleti fue un equipo más sólido, aprovechó su ocasión y aburrió a un Real Madrid sin desborde, ritmo, profundidad, talento y garra. Un pobre Real Madrid que no encontró soluciones a las dificultades que le puso la estrategia del Cholo. Tuvo problemas para sacar el balón jugado desde atrás y progresar con el balón. No rompió las líneas de presión y acabó bajando los brazos. Fue un Real Madrid inofensivo, ahogado en el juego interior por Augusto, Gabi, Koke y Saúl. Cojo por la izquierda sin Marcelo y con poca claridad para desequilibrar por dentro con James e Isco. Benzema y Cristiano Ronaldo vagaron por el frente de ataque. Desconectados por la tela de araña rojiblanca.

Es una derrota que enciende las alarmas en el club. Zidane sale mal parado de su primer partido grande y deja dudas de su capacidad para conquistar la Champions, la única competición que le queda. Queda muy tocado James, pitado por la afición por su falta de chispa y poca aportación en la construcción. También extrañó la falta de imaginación, competitividad, claridad y asociación de Isco. Los dos fueron cambiados por un Zidane que se jugó a la desesperada la remontada metiendo en el campo a Lucas Vázquez y Jesé. No hubo épica. Antes, en el descanso, se quedó en el vestuario Benzema y el entrenador apostó por el delantero del Castilla, Borja Mayoral. Demasiados problemas para un Zidane que no dio con la tecla.

El otro foco de calor apuntó al palco. Hubo gritos de ‘Florentino, dimisión’. Ni el cambio de Zidane por Benítez ha servido para calmar los ánimos y la desilusión de una afición harta de ver que el proyecto deportivo se desmorona. Demasiadas malas noticias en la misma temporada entre los fichajes fallidos (De Gea), la eliminación de la Copa, el cambio de técnico, la sanción FIFA… Florentino también tiene que reflexionar porque este Real Madrid no está para competir por la Liga ni se le atisban hechuras de equipo poderoso en la Champions.

¿Está Zidane preparado para ganar el derbi?

26 febrero, 2016 - 8:08 - Autor:

El derbi es el primer partido de nivel diez para Zidane desde que es entrenador del Real Madrid. Hasta el momento ha tenido dos test de nivel medio alto (Athletic y Roma) y los ha sacado adelante con buena nota. El contraste está en las dificultades cuando ha jugado contra equipos inferiores. Un empate en el campo del Betis, un gol de Modric sobre la bocina en Granada y las tablas en Málaga dejan la sospecha de que Zinedine Zidane está verde. Ha tomado decisiones discutibles. Como situar a Danilo por la derecha y a Carvajal por la izquierda contra el Athletic cuando no estaba Marcelo. Pudo estropear el lateral diestro. En Málaga apostó por Isco como delantero, Kovacic no aportó, James fue suplente, salió antes Lucas Vázquez, no se arriesgó a meter en el campo a Borja Mayoral y evitó reforzar el mediocentro con Casemiro.

Zidane lleva poco tiempo en un banquillo que quema y ahora le viene el test del Cholo, un entrenador estratega con más experiencia que le dio mala vida a Ancelotti en una racha de derbis. El desafío de Zidane es demostrar que tiene pizarra para contrarrestar a un rival poderoso atrás y difícil de hacer gol. Un partido en el que se vislumbra un guión claro. El Real Madrid llevará la iniciativa, manejará el balón, tendrá que construir fútbol y el Atleti cerrará espacios. Puede que Simeone elija un planteamiento parecido al del Camp Nou. Presión alta para robar la pelota cerca del área de Keylor Navas y bloquear la salida del balón a Sergio Ramos, Varane y Kroos. Provocar un cortocircuito. Así puso en aprietos al Barcelona en el Camp Nou. Hay diferentes alternativas. El desgaste físico hay que tenerlo en cuenta. Pasará más factura al Atleti, que ha jugado entre semana, y en este tipo de duelos también desequilibra la intensidad.

Simeone tiene más pizarra que Zidane. Eso no lo duda nadie. El francés al lado del argentino es un principiante al que le toca demostrar que tiene cachas de técnico de perfil alto, que toma buenas decisiones, maneja un plan eficaz, sabe leer los partidos, rectificar si se tuercen los acontecimientos y muchas cosas más si surgen imprevistos. Por eso el derbi es algo más que una competición por el segundo puesto y un triunfo moral. Es un test que servirá para medir la categoría de Zidane como entrenador de élite.

El paciente Simeone no confía en el ‘Niño’ y este Atleti está difuso

25 febrero, 2016 - 8:07 - Autor:

El empate del Atleti en Eindhoven no es malo. Todo lo contrario. Habría que calificarlo como un resultado positivo y un paso más para estar en los cuartos de final de la Champions. Fue superior al PSV, con más llegadas, dominio e iniciativa hasta acabar encerrándole en su área en la segunda parte con Griezmann, Correa y Fernando Torres en el campo. Pero no hizo gol. Se jugará el pase en casa, ante su afición y una victoria le clasifica. El Atleti es mejor y se tiene que considerar favorito. Pero ahora está de moda decir que un cero a cero es un resultado peligroso porque cualquier empate con goles elimina al equipo local. No debería ser el caso. El Atleti es más equipo.

Lo preocupante es que para ganar hay que marcar y esta tarea es un calvario para los rojiblancos. El Cholo dice que el gol llegará y que es el número uno en paciencia. Quita hierro a un problema camuflado por la excelencia de mantener la portería de Oblak a cero. Es el éxito que le tiene segundo en la Liga. Pero hay inquietud e intranquilidad porque las eliminatorias son otra cosa. La falta de gol les echó de la Copa contra el Celta. Suenan las alarmas y esto lo sabe hasta el propio Simeone, al que hay que computarle la responsabilidad del fracaso del delantero centro. Jackson Martínez está en China y aquí no pasa nada. Esta temporada el Atleti juega sin una referencia arriba, sin un killer que gane partidos. Algo se ha hecho mal en la confección de la plantilla. Fernando Torres, el único delantero centro, fue suplente en Holanda. Simeone no confía en el ‘Niño’ pese al gol 100 tan celebrado que llegó en el minuto 92 del partido contra el Eibar. El último tanto rojiblanco lo marcó Fernando en Getafe y significó el triunfo. Después han llegado dos empates a cero (Villarreal y PSV).

Este Atleti no tiene el sello del buen Cholismo. No es un equipo intenso, agresivo, incómodo, guerrero, que penaliza los errores del rival, lo desgasta y desespera. Ha perdido mucha estrategia. Está difuso. Es borroso. Al Atleti le obligó el PSV a construir fútbol y evidenció que no tiene claridad y le cuesta finalizar las ocasiones. Prefiere el contragolpe y seguro que se encontrará más a gusto en el Bernabéu que en el partido de vuelta ante el equipo holandés donde se juega los cuartos de la Champions. Lo de Simeone, The number one en paciencia, suena a excusa por no haber acertado esta temporada con el fichaje del nueve y demostrar en Holanda que Fernando Torres no está entre sus preferencias.

El Barça no falla en el campo, pero sí en los despachos: Busquets agita a Bartomeu

24 febrero, 2016 - 7:56 - Autor:

El Barcelona no falla en el campo. Ganó al Arsenal con autoridad y pone pie y medio en los cuartos de final de la Champions. Falla en los despachos. Sergio Busquets se fue de Londres dejando un recado a Bartomeu que sonó a amenaza. Al imprescindible mediocentro le preguntaron por la renovación y respondió que espera que el presidente cumpla su palabra. Tenía a Busquets por un tipo prudente y discreto. Un chico de club que sabe llevar en silencio las negociaciones y mide sus palabras para no provocar terremotos. Pero si el sereno Busquets es capaz de enviar este dardo al jefe es que algo no se está haciendo bien. No le dan lo que piden o lo que le prometieron. Busquets, no hace mucho, ya hizo unas declaraciones en las que reconocía que del Barça sólo le podían sacar su mujer y Guardiola. Pareció más un elogio a Pep que un pulso al club. Ahora cobran más fuerza porque si Bartomeu no cumple su palabra ahí estará el talonario del Manchester City para llevarse al bueno de Sergio.

Busquets, el jugador del equilibrio en el campo, desordena y agita ahora los despachos. No quiere ir por detrás en la renovación más urgente para Bartomeu. Neymar es hoy la prioridad del presidente, que echa números y busca renegociar acuerdos con los patrocinadores para hacer frente al súper contrato del brasileño, la multa que va a tener que pagar de Hacienda y lo que deba al Fondo de inversión que le ha llevado a la Audiencia Nacional por presunta estafa y corrupción entre particulares. Busquets no quiere saber nada de esto y ha salido a decir ‘que hay de lo mío’.

En cuanto al partido contra el Arsenal poca historia. El Barcelona fue muy superior y mató el encuentro en un contragolpe de manual perfectamente ejecutado por Neymar y Luis Suárez y finalizado por Messi. El argentino hizo el segundo de penalti y ya tenemos a dos equipos españoles en cuartos de final si no hay una debacle. Real Madrid y Barcelona seguirán en Europa y estamos pendientes de que avancen en la competición y podamos ver el gran partido del siglo. Esa final en la Champions entre madridistas y culés. Hoy le toca en turno al Atleti, equipo que pondrá toda su energía en esta competición. Lo mejor, que es el Rey dejando la portería a cero. Y lo peor, que le falta gol.

Acordarse del lumbreras de Benítez me parece una broma de mal gusto

23 febrero, 2016 - 8:02 - Autor:

El cambio de Zidane por Benítez está cuestionado porque se da por hecho que el Real Madrid ha dicho adiós a la Liga. Zidane no ha conseguido reducir la diferencia con el Barcelona y no es creíble que, con 39 puntos por disputar, esté en condiciones de lograr la gran remontada. Zidane no ha escalado posiciones. Conclusión: No ha mejorado al equipo y ha tirado la Liga a la basura. Incierto. Al Real Madrid le echó de la Liga el meneo del Barça en el Bernabéu (0-4) y las derrotas en Sevilla y Villarreal. Por no hablar de la falta de sintonía con Cristiano Ronaldo, Benzema, Sergio Ramos, Jesé, James, Isco, Carvajal… Ni de lo aburrido del juego y las pañoladas en el Bernabéu. Zidane tiene las mismas cifras que Benítez en sus primeros ocho partidos: 20 puntos, con seis victorias, dos empates y cero derrotas. El matiz está en los goles a favor (26 para Zidane y 20 para Benítez) y los goles en contra (6 para Zidane y uno para Benítez). Nada destacable.

¿Entonces para qué hizo Florentino el cambio de entrenador? Para apagar una lumbre que iba para llamarada. No lo considero un capricho del presidente sino más bien una necesidad para recuperar la estabilidad. Los resultados en la Liga no son mejores ni peores. El cambio está en que el Real Madrid ahora sí tiene un líder en el banquillo. Con menos carrera que el anterior y experiencia, pero con más habilidad y sentido de dirección para intentar sacar el potencial de una plantilla de élite. Un líder reconocido por el vestuario y la grada. Su nombre ha sido coreado en el estadio. Esto no sucedió con Rafa, al que se le pitaba cuando aparecía su imagen en los videomarcadores. La estabilidad, deportiva y social, es algo que sí es evidente en el Real Madrid. Con este ingrediente sólo falta que el presidente tenga paciencia. Que le dejen trabajar a Zidane a ver si se hace un Pablo Laso.

Puestos a hurgar en las diferencias hay bastantes a favor del francés. Con Zidane, la ‘BBC’ ha marcado seis goles más que en los primeros ocho partidos de Benítez (26 por 20). También han visto portería siete jugadores (Cristiano, Benzema, Bale, James, Modric, Kroos y Jesé) mientras que con Rafa sólo marcaron cuatro (Cristiano, Benzema, Bale y James). Hay más cambios que han mejorado al Real Madrid. Como poner a Carvajal por delante de Danilo, recuperar a Isco y Jesé, que los laterales sean más ofensivos y otras simplezas que suman como el abrazo de Cristiano en Roma, la empatía y el buen rollo. A Zidane hay que exigirle, como él mismo ha reconocido, que reflexione de las desconexiones fuera de casa. Pero acordarse ahora del lumbreras de Benítez me parece una broma de mal gusto.

Zidane: La Liga no es imposible, pero sí impensable

21 febrero, 2016 - 18:14 - Autor:

Zidane fabricó un discurso lleno de tópicos tras empatar en Málaga. Con el puntaje como argumento de supervivencia construyó una red para evitar el desmoronamiento anímico y moral de los jugadores y los aficionados. Dice el novato entrenador del Real Madrid que la Liga no está perdida, que no van a bajar los brazos y que lucharán hasta el final. No renuncia al título ni a la pelea porque, como subrayó, quedan 39 puntos y, aunque está difícil, no es imposible ganarla. Imposible no hay nada desde la aritmética. Pero sí que resulta impensable desde el sentido futbolístico que alimentan nuestras sensaciones. La irregular trayectoria que lleva el equipo en el campeonato y su fragilidad lejos del Bernabéu nos hace pensar que la diferencia de nueve puntos con respecto al Barça puede ir creciendo más que disminuyendo. Este Real Madrid se destensa en la Liga. Pese a las bajas de Benzema, Varane, Pepe y Bale y con James en el banquillo, el equipo estuvo a merced del Málaga en muchas fases del partido. Le llegaron con facilidad y el mejor del partido fue Keylor Navas.

Zidane dice lo que toca y le conviene, que es mantener la atención de los jugadores y la esperanza de los aficionados hasta el próximo partido de Champions. Mientras llegue la Roma y las siguientes eliminatorias, si va pasando el corte, perder la Liga por el camino dolerá menos. Que ya estaba muy complicada es algo que sabía Florentino y hasta Zidane. Que hay que intentarlo por el ‘por si acaso’ le entra una pájara histórica al Barcelona y una flojera al equipo de Simeone es una obligación.

Zidane prefiere ver el vaso medio lleno. Es hasta respetable porque él, egoístamente, acaba de llegar y tampoco se puede hacer cargo de lo que sucedió con el anterior entrenador. Es tan optimista el bueno de Zizou que se atreve a manifestar que han ganado un punto en La Rosaleda. Si no es porque acaba de aterrizar y es Zidane habría que echarle de inmediato o correrle a gorrazos. Este tipo de declaraciones entran dentro del terreno de lo absurdo. Hace falta más autocrítica en el entrenador, pese a que sea nuevo y se llame Zidane. Nos quedamos con la decepción de que el Real Madrid se ha despedido prácticamente de la Liga, que no matemáticamente, y el discurso de su entrenador apelando a lo increíble. No es más que una táctica para ganar tiempo y volver a ilusionarse con la Champions. A esto se abrazan Zidane y los jugadores.

La edad de oro de Aduriz y las largas a Fernando Torres

19 febrero, 2016 - 8:12 - Autor:

Aritz Aduriz, a sus 35 años, vive una edad de oro. El veterano delantero del Athletic ha logrado en Marsella uno de esos goles antológicos y espectaculares que están sólo al alcance de los mejores rematadores del mundo. De volea y a una distancia de casi 40 metros marcó el gol del triunfo de los ‘leones’ en la Europa League. Un gol que es candidato a ser premiado como el mejor del año. El remate es tan espectacular como su estado de forma y esa habilidad que está demostrando para atreverse con todo. Hoy Aduriz parece no tener límites. Suma 26 goles en lo que va de temporada. Su mejor marca desde que es profesional. Es el máximo realizador en la Europa League (7 tantos), lleva 13 en la Liga, dos en la Copa y cuatro que hizo al Barcelona en la Supercopa de Europa. Está en un momento dulce. El zambombazo marsellés lo firmarían los mejores rematadores del mundo.

El golazo de Aduriz pone en aprietos a Del Bosque. No sabemos muy bien los motivos por los que no ha entrado en una convocatoria. Se intuye que es por razones de edad y el compromiso del seleccionador con un bloque hecho. No hay un ‘9’ claro, a día de hoy, para jugar la Eurocopa de Francia y entre los que mejor están y más brillan encontramos a Aduriz, que calienta todavía más el debate sobre el delantero que tiene que jugar con España. Sus 35 años no pueden ser un impedimento en una racha que se prolonga. No hay que confundir estar mayor con ser más maduro. Aduriz tiene buena condición física, reflejos e ilusión. Está preparado y es mejor delantero. Está ágil, tiene velocidad, potencia en el salto y en el disparo, intuición, seguridad y atrevimiento. Va con todo por arriba y abajo. Es uno de los mejores rematadores de la Liga y ese golazo que deja en Marsella, precisamente en tierras francesas, es para tenerle en cuenta para la Eurocopa. Del Bosque tiene la ultima palabra, pero hoy no hay otro killer mejor que Aduriz.

De Aduriz pasamos a otro delantero, Fernando Torres. Del golazo del ariete del Athletic voy al gol que le han metido al ‘Niño’. Ha reconocido en la Cope que no tiene una oferta para seguir en el Atleti y que no está en sus manos quedarse. Ni Simeone ni el club ven claro que Torres, un símbolo rojiblanco, tenga que seguir más tiempo. A Jackson le han vendido a China y a Fernando Torres le dan largas. En el Atleti hay un cartel de ‘se busca delantero’ y al ‘Niño’ se le nota dolido por la desconfianza que le transmiten. Fernando Torres es un caso especial por lo que significa, pero ya no es ni será el primer delantero para el Simeone. Huele a portazo a final de temporada.

 

Abrazar a Zidane es como abrazar a papá y a mamá a la vez

18 febrero, 2016 - 7:55 - Autor:

Queda inaugurado el pique o la competición de los abrazos. La diferencia entre el Real Madrid y el Barcelona es obvia. Cristiano Ronaldo se fue como un cohete a estrujar a Zidane en el Olímpico de Roma y con él llegó Sergio Ramos. Saltaron los jugadores del banquillo y llegaron más para hacer la piña con el entrenador. Si en el Barça la ‘MSN’ se lleva a las mil maravillas y el ‘buenrollismo’ es parte del éxito de los goles de Messi, Luis Suárez y Neymar, en las filas blancas ya han encontrado cómo rivalizar con una imagen de familia igual o más potente. Zidane es el abrazadero de todos, el nexo de unión de una plantilla huérfana de títulos y que busca un líder común. Abrazar a Zidane es como abrazar a papá y a mamá a la vez. Es sentirte seguro de que vas a comer todos los días. En el Barça cambia la historia. Los jugadores no se abrazan a Luis Enrique y me parece extraño y hasta injusto. El entrenador queda al margen del festival de los tres sudamericanos.

En Roma nació el Zidane-abrazo. No es para menos. Se jugaba mucho en su debut como entrenador en la Champions y dejar la portería a cero y hacer dos goles refuerza el crédito. Italia no es una plaza fácil pese a que se puede hablar de una Roma inferior al Real Madrid. Zidane sigue sin perder como técnico blanco. El empate ante el Betis y el sufrido triunfo en Granada dejaron dudas. Ahora sí podemos hablar de un Real Madrid más redondo y completo del que tira del carro Cristiano. El portugués tenía cuentas pendientes. En dos partidos seguidos, Athletic y Roma, ha marcado el primer gol y despega como todo el equipo. En el Olímpico se vio un Real Madrid con mejor físico, resistencia, ritmo, generosidad en el esfuerzo colectivo y ambicioso. Le falta por pulir los despistes defensivos.

Mientras nacía el Zidane-abrazo en Inglaterra paría Benítez el monstruo que lleva dentro. Es lógico. Rafa tenía que soltar toda la carga acumulada. Somatizar es malo, no sea que te dé un ataque de ansiedad. Lo hizo, eso sí, previo pago. Camufló su rajada como comentarista de una televisión que retransmitía el Roma-Real Madrid. Soltó algunos sapos contra Florentino, al que acusó de hablar demasiado con los jugadores y la prensa. También encontró algunas excusas en la dificultad que es ser entrenador del Real Madrid porque tienes que hacerlo todo perfecto. Si te equivocas tienes problema, dijo. Qué se pensaba Rafa, que el Real Madrid es el Liverpool. No se acuerda que el Bernabéu se estaba vaciando en los últimos partidos de diciembre porque aburría. Tampoco se acuerda que él anunció una campaña contra el presidente. Benítez se ha tomado su revancha y ha sido cobarde. Le faltó autocrítica.

Comentarios recientes