Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Dejen salir antes de entrar

28 Febrero 2011 - 7:00 - Autor:

Kaká y Benzema están en la rampa de salida. Las dos estrellas llegadas hace temporada y media no gozan de más crédito en el Real Madrid. Se dirá lo contrario. Se jurará en arameo.

Kaka,Benzema y Lass

Se escuchará aquello de “never,never,never” que llevó a algunos incautos ingleses a creerse que Beckham no iría al Real Madrid, pero están en la rampa de salida.

Porque es verdad y porque os lo digo yo. Por el orden que queráis.

Ya están decididos hasta los recambios a estos cromos. Sucede que son operaciones tan complicadas que es mejor estarse calladito. Incluso hasta después de hacerlas.

Dicho esto, debéis saber que el primer paso para encontrar una buena venta a jugadores de este nivel es poner la información en manos de las principales agencias de representación de Europa. Esa es la rampa de salida de la que hablo.

Kaká no arranca. Decepción enorme para el madridismo y puede que para él mismo. Es algo tan obvio que resultaría patético intentar esconderlo. Un primer espada con tamaño cartel no merece más que la verdad desnuda. Casi más preocupante que constatar el hecho de que no arranque es que se intuye que ese motor no tiene muchos kilómetros más.

Benzema está en su mejor versión…y ni por esas. Se aprecia la postura de Mourinho –a la fuerza ahorcan- al motivar al francés como si tuviera que salir a pelear de una trinchera de la guerra de Crimea. Es sabia decisión tener en tensión a aquellos con los que te vas a jugar el año.

Lo trascendente aquí es que ya hay decisión tomada. Si Mourinho es el entrenador del Real Madrid la próxima temporada, cosa que parece posible, el club tratará de sacar más pronto que tarde a Kaká y a Benzema.
Otro día iremos con algo de análisis. Hoy sólo toca el aspecto informativo. Queda dicho.

Es cosa de nueves

27 Febrero 2011 - 9:00 - Autor:

La diferencia entre el Real Madrid y el Barcelona es de siete puntos, pero realmente tiene más que ver con el nueve que con el siete.

Benzema trata de remarar

Al Madrid se le escapó el gol en Riazor porque no tiene más que una pistola y media. Si por cualquier causa a Cristiano se le desvían algunas balas, las alternativas son escasas.

O que Benzema esté en “on”, cosa que todos sabemos que no sucede siempre, o que algún valiente de segunda línea aparezca para solucionar la ecuación.

De Adebayor no podemos esperar mucho aún. Digo en cuanto al gol. Su sacrificio para echar una mano y su apoyo en el juego son encomiables, pero el gol requiere algo más.

Hay que estar fino, con sitio en el campo, compenetrado con quienes te dan el balón.

Eso lleva tiempo. No sé si mucho o poco. Lo que sí sé, es que no puedes sacar de Manchester a un suplente un lunes para que sea una máquina de golear en Madrid un martes.

Ayer al conjunto de Mourinho se le fue otro pedacito de liga. Me recuerda al oro que se filtraba por los tablones de madera en “La leyenda de la ciudad sin nombre”. Poco a poco se hace un montaña. De puntos, en este caso.

Normalmente hay alguien a mano a quien echarle la culpa. Un fallo destacado, un árbitro cegato…ayer no.

Ayer se le escapó el partido porque no tiene un nueve. Si tiene delanteros, pero no un nueve. Ese que llega y solvente sin hacer ruido.

Sin ánimo de tocar mucho las narices, un Higuaín.
El futuro lo desconocemos, pero si yo fuera Rappel empezaría a ponerme túnicas azulgrana.

Mallorca y la confianza

25 Febrero 2011 - 6:40 - Autor:

Leo la prensa de Mallorca y destila ilusión. Creen poder hacer tropezar al Barça. Todo son estadísticas –muchos sabéis que pienso que son una de las grandes mentiras del siglo- y datos que llevan a pensar al lector que el Barcelona se pegará el trompazo en la isla.

Primer argumento, las bajas. Ese sí que pesa algo más. No tener a varios de los buenos afecta a cualquiera. Por ahí quiere el Mallorca meter cuchara.

Webó ante Iniesta

Segundo argumento, el rendimiento del equipo de Laudrup ante los grandes. Este ya empieza a flojear. Nunca he dado por bueno que resultados pasados fueran garantía de éxitos futuros en el fútbol.

Si fuera así habría partidos que no se deberían ni disputar. Es cierto que el Mallorca no cayó en la primera vuelta ni frente al Real Madrid ni frente al propio Barça.

También lo es que derrotó al tercero de nuestra liga en su estadio: ¿Y?

Después los argumentos se convierten en meras curiosidades, como que pita el árbitro que dirigió la única derrota de los azulgrana en Liga…naderías.

Sin embargo, hay cosas en las que sí debemos creer. Por ejemplo en el fútbol del Barcelona. La tierra para el que la trabaja y el crédito para el que se lo gana. Es una mezcla de la frase de Zapata con añadido mío, pero vale igualmente.

Pocas cosas son tan fiables en nuestra competición como el juego de los de Guardiola. A algunos les gustará más reconocerlo y a otros menos, pero escapar de esa verdad es imposible y además innecesario.

Como en cualquier partido de fútbol, todo puede suceder. Desde una expulsión en el primer minuto –algo que hemos visto hace muy poco- hasta fallos en la línea de gol sin portero.

Con todo, creo que el Barça merece la consideración de favorito y el respeto de quien sólo ha perdido un partido, que por cierto fue hace tanto que nadie se acuerda.

Esté quien esté y falte quien falte. Cuando pierda el crédito no hará falta escribirlo. Todos lo sabremos empezando por el propio Barça. Hasta entonces, sólo pueden pegarle con estadísticas, y eso, por ahora, no tiene valor gol.

Obrevo

24 Febrero 2011 - 7:00 - Autor:

Me fascinan las entrevistas de este tipo. Me refiero a la que le hizo el diario As hace unos días al árbitro noruego Tom Obrevo. Aquél del Chelsea–Barcelona con varios penaltis que se fueron al limbo y con el Iniestazo como broche.

Personajes sacados de un rincón de la historia a la que no debieron haber pertenecido nunca. Cosas de estas pasan porque la UEFA es como es: el organismo más sobrado del deporte mundial.

Ponen a un noruego que no ve más que nieve y vacas en todo el año a pitar el encuentro más caliente de la competición. Eso es arriesgar, y no tirarte en parapente.

Bueno, pues Obrevo, en la más pura línea orgullosa y testaruda de la UEFA, se muestra, a día de hoy, más ufano que avergonzado. Más chulito que abochornado.

El titular refleja un hecho incuestionable: “No he vuelto a pitarle y el Barça sigue ganando”.

Claro, Obrevo de mi vida. Lo que se puso en cuestión fue lo malo que eras tú como árbitro, no lo bueno que era el Barça. Que los de Guardiola jugaban de maravilla ya lo sabíamos todos.

Ese día se marcharon al limbo tres penaltis. Bueno, el limbo no existe desde 2007, o sea que podríamos decir que hay tres penas máximas vagando en por el universo como almas en pena. Que mal rollo pensarlo.

Me alegré en su momento y me sigo alegrando hoy de los errores de Obrevo. Iba con el Barça y en caso de error, que se chinchen los ingleses, pero no es eso lo que me llama la atención.

Lo que me cabrea de la entrevista de Javier Orive es que el inútil noruego se jacte de sus equivocaciones y ni siquiera retroceda un paso. Por decencia deportiva, cuando menos. Incluso como desahogo para él mismo. Pasado el tiempo, mantener esa impostura supone multiplicar el error.

El arbitraje en Europa está peor que en España, que ya es. Salir a jugar por el continente es un ejercicio de riesgo. Hay que estar igual de pendiente del rival que del paquete de colegiados. Porque son muchos y porque son un paquete.

Ayer Stark, anteayer Obrevo y mañana Dios dirá. Cada día tengo más claro que para triunfar en el modelo arbitral de Platini hay que ser un poco pelota y tener mucha jeta.
Me temo que antes de terminar la temporada nos aprenderemos otro nombre de árbitro. ¡Glub!

Algo nos pasa

23 Febrero 2011 - 16:00 - Autor:

Algo nos pasa y no tiene pinta de ser bueno. Vamos a peor. La tergiversación, la manipulación intencionada y la exageración más absurda se han apoderado de nosotros.

De todos. Ya nadie parece razonar con mesura en España. Las maneras propias de los ultras más ultras han ido calando en la anónima y pacífica sociedad civil hasta inundarlo todo.

Estamos tan mal que sancionamos con imprudente severidad cualquier gesto instintivo relacionado con la pasión en el fútbol.

Rosell y Florentino se han ido calentitos en las últimas horas.

Un par de gestos en el palco que desvelaron tensión y emotividad han cogido tanto vuelo que han llegado a relegar a páginas menores a los asuntos propios del fútbol.

Mundo loco que critica gestos emotivos en algo que es emoción en estado puro. Mundo loco que critica la lejanía de los presidentes en igual medida que lo hace con estas muestras de normalidad y cercanía.

Establecer la diferencia entre el desmadre bailón del presidente del Racing y un gesto contenido tras una alegría puntual, es algo que se deberíamos dar por aprobado. Pues no. Hasta en eso cateamos.

Cayendo por esta pendiente, llegaremos a sentar a un robot en el palco para evitar cualquier riesgo de apariencia humana. Además, tienen la ventaja de que ni siquiera haría falta cátering.

Chollo cibernético que terminaría de una vez por todas con el supuestamente impresentable espectáculo de Rosell y Florentino.
Estamos mal. Fatal. Argumentar lo obvio sería preocupante, así que aquí lo dejo.

Toma el dinero y corre

22 Febrero 2011 - 6:00 - Autor:

Me da que la genial obra de Woody Allen debe ser una de las películas favoritas de Mourinho. Eso y el manual del perfecto ladrón.

El fútbol tiene un poco de robo. De pillería. De engaño. De “nada por aquí, nada por allá”. De decir que te vas para luego quedarte. De enseñar una cosa y hacer la contraria. Una estafa bellisima y divertida.


Podríamos decir que el Real Madrid de hoy es un buen ladrón. De guante blanco, si se quiere.

Te roba sin que te enteres. Cuando quieres organizar tu defensa ya es tarde. Esa capacidad de sorpresa es su cualidad más destacada.

Hace las cosas deprisa y en el fútbol moderno eso suele llevar premio.
Es rápido…y es bueno. A ver si alguno va a pensar que ser veloz es incompatible con tener calidad.

Saber si con eso le alcanzará para llegar al éxito es la pregunta del millón.

Por ahora está en el camino de pelear las cosas.

Hoy tiene una cita de esas que definen una temporada. Hoy tiene que impresionar a la chica. No vale ir al cine y a dar un paseo. Hoy es día para algo más grande.

Sea como fuere el Madrid ha dado un salto de calidad con respecto a la temporada pasada. Ahora hace más cosas y las hace con mejores jugadores.
Que es mejor ladrón, vaya.

El fuera de juego

21 Febrero 2011 - 17:00 - Autor:

Admito la necesidad de una rivalidad algo picantona para alimentar la pasión en el fútbol. Sobre todo entre semana. Cuando el balón rueda no hace falta ruido alguno.

Sin embargo, dando por buenas incluso algunas dosis de mala leche, hay que poner límites a la polémica y esforzarse por descubrir algún punto de encuentro.

Lugares a salvo del enfrentamiento y que sean aceptados por todos. Uno de ellos debería tener que ver con el fuera de juego. Concretamente los que sólo se ven por la tele, ya que en el campo no hay quien los descifre.

Jugadas de escuadra y cartabón que se producen cada semana con idéntico desenlace: linchamiento al linier al compas de miles de repeticiones que nos hacen ver el campo de juego como una cuartilla de aquellas cuadriculadas de cuando eramos niños.

Fútbol mentiroso. Fútbol para el debate facilón. Fútbol en el que no gana nadie.

Las jugadas en las que el fuera de juego, para bien o para mal, sea cuestión de centímetros, deberían quedar fuera del discurso deportivo.

Es imposible acertar y es injusto reclamarlo. Todos los equipos de primera se han visto favorecidos y perjudicados por estas decisiones. Nadie está a salvo de ellas y nadie puede escapar de que el destino le tenga escondida una a la vuelta de la esquina.

Por eso debería alejarse el debate del día a día. Gane el Barça, el Madrid o el Alcoyano. Es igual de injusto y de difícil para todos.

Reducir  este deporte a una cuestión de centímetros es quitarle mucho de lo que tiene.

Además, hay tanto por lo que discutir, incluso a nivel arbitral, que quedarse con lo único que es de verdad inevitable es tener poco tino.

Me niego a discutir una sola vez más por un fuera de juego milimétrico. Se da por acertada la decisión para todos desde ahora mismo. Se demuestre luego el error o no. Por lo menos en este blog. He dicho.

Equipo sí, paciencia no

19 Febrero 2011 - 8:00 - Autor:

Hace dos días se presentó en el Santiago Bernabéu la primera historia gráfica oficial del Real Madrid. Un acto emotivo, porque estuvo Di’Stefano, e interesante, porque habló Casillas.

Vino a decir el capitán del Real Madrid que el vestuario está blindado contra las críticas y que hay equipo para muchos años.

Casillas, Valdano y Di'Stefano

Lo del blindaje es algo muy manseado como hacerle caso ahora. El día que oiga a un futbolista admitir que un vestuario es permeable a las críticas, creeré las proclamas sindicalistas estilo “no nos moverán”.

Lo de que hay equipo para años tiene trampa. Eso lo sabe Casillas. Equipo para años sí tiene el Madrid.

Casi diría que para una década. Lo que no tiene en su despensa es paciencia. De eso hace tiempo que no queda.

Realmente, equipo para años ha tenido casi siempre. Por lo menos en los últimos tiempos.

Cuando la media de edad de tus jugadores importantes ni siquiera se acerca a los treinta años, tienes plantilla, en el peor de los escenarios, para un lustro.

Eso lo tiene el Madrid y varios de los equipos grandes de Europa. Dejo fuera al Milan geriátrico de Berlusconi, que decidió hace años transformarse en una especie de ONG del balón.

El déficit nunca estuvo ahí. Estuvo y está en conseguir que todas las voces que influyen en la vida social y deportiva del club se alíen para devolver una dosis de paciencia a la entidad más premiada de la historia.

Ese es el reto. Que sea compatible no ganar y mantener la esctructura y la base de la plantilla. Incluso a quienes la dirigen.

Si eso se lograra, lo que garantizaría el Madrid no sería tener equipo, que también, sino ganar con mucha más frecuencia.
Esa es la tecla buena, Iker.

La clave del éxito

18 Febrero 2011 - 6:00 - Autor:

A pesar del tropiezo de hace un par de días en Londres, si algún equipo recibe elogios de forma unánime es el F.C.Barcelona de Pep Guardiola. El nivel de perfeccionamiento del embrión plantado por Cruyff hace dos décadas ha conseguido aunar eficacia y belleza, conceptos generalmente enfrentados en el fútbol.

Lo que acompaña a este texto, al margen de contener un esfuerzo considerable por parte de los responsables de infografía de “lainformacion.com”, no busca dar respuesta a algo tan complejo como el éxito en el fútbol. No se trata de desmontar un reloj suizo por piezas y volverlo a montar. Es más dar unas cuantas pinceladas que nos pueden aproximar a entender porqué el conjunto blaugrana funciona tan bien.

Este Barça tiene mucho ganado. Incluso aunque no llegara a lograr éxitos sonados esta temporada, cosa difícil. Aunque suene ñoño e inútil, que tu estilo se reconozca y se admire en toda Europa es un triunfo mucho mayor que un resultado puntual.
Eso sólo se logra jugando muy bien y muchas veces.
Esperamos que os guste.

Guardiola se hace trampas

17 Febrero 2011 - 13:00 - Autor:

Gran partido ayer en Londres. Todo bueno. Grandes equipos, gran escenario y la mejor competición.

Nada más comenzar a rodar el balón te das cuenta de que se ven muy pocos encuentros así. Respondió a las expectativas y casi podríamos decir que dejó felices a todos.

Pep Guardiola

El Barça volvió a enseñarse en Europa como un equipo difícil de igualar. Cuando jugó, que no fue mucho más de media hora, fue una pasada. Juego bonito, divertido, imprevisible y rápido. Sobre todo rápido.

No sé si os pasa a vosotros, pero cuando el Barcelona está en ese plan, tengo la sensación de que en cualquier momento va a llegar un pase imposible que deje a alguien sólo delante del portero.

Eso pasó un par de veces, pero Messi decidió convencernos de que también sangra si le pinchas. Una especie de Hamlet con botas.

Que el Arsenal pillara luego despistado al Barça y le ganara el partido lo veo casi como anécdota. No veo mucha opción para los ingleses en la vuelta. Sonará atrevido pero si digo otra cosa miento.

La sorpresa para mí, sorpresa y decepción, fue que Guardiola se quejara del árbitro y además situara este argumento como principal.

Ni me pareció que el árbitro fuera decisivo ni vi nada raro en el colegiado italiano. Para lo que se despacha en Europa, hasta me pareció bueno.

Encontré más controversia en los cambios de Guardiola que en la actuación arbitral, pero de eso se hablara poco.

No reconozco a este Guardiola. Me niego a reconocerlo. Me quedo con el que solemos ver a diario. Calmado, educado y casi siempre didáctico.

Echarle la culpa al árbitro en un encuentro que ha tenido tanto es algo que espero de otros, no de Pep Guardiola.
Si tira por ahí, se hace trampas.

Enrique Marqués: BioVid

¡Hazte fan en Facebook!

Febrero 2011
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28  

Regates en Practicopedia

El deporte ahora en TV