Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Peras al Neymar

30 Julio 2011 - 10:02 - Autor:

Valga por olmo. A mí me vale. Es un error capital pensar que las habilidades casi circenses de un chaval de Mogi Das Cruces deben ir acompañadas de similar capacidad intelectual. Eso nunca pasa. En ninguna de las dos direcciones, por cierto.

Neymar

Que Neymar haga chorradas de tanto en cuando es algo normal. La edad no entiende de regates. Que la frecuencia de sus excentricidades se multiplique, tiene que ver con la atención desmedida que se le presta.

Eso y los fajos de billetes que se amontonan a su puerta cada mañana.

Debe ser difícil no creerse especial. Superior. Casi intocable. Lo pienso y hasta la cresta me parece pequeña.

El problema es meter ese cóctel de hormonas, egos, presunciones y gamberradas juveniles en un vestuario que está aprendiendo el valor de la disciplina.

La idea de Mourinho no tiene nada de novedoso, lo complejo es trasladarla a un campo de fútbol. Se trata de centrarse en el trabajo con dedicación franciscana y buscar de forma enfermiza el equilibrio entre talento y fuerza. Rapidez y destreza.

Mou quiere carteristas. Gente que robe y huya sin hacer apenas ruido. Neymar tiene buenos fundamentos para ello.

Sin embargo, dudo de sus ganas. Es pronóstico prematuro y falible, pero es el que se puede hacer viendo a Neymar.

Una de las claves para que los equipos grandes funcionen es alejar el ruido de sus vestuarios. Nada de estridencias ni distracciones. Como lo que hacen los Marines en las películas pero con un balón por medio.

Ahí es donde Neymar me hace dudar. Pocos años y ese aire despreocupado y burlón tan brasileño que ha convertido a enormes talentos futbolísticos en iconos de discoteca antes de tiempo. Y todo sin varita.

Empiezo a pensar que le pedimos peras al Neymar. Menos cresta, menos bicicleta, menos samba…

Hogar de recogida

26 Julio 2011 - 11:33 - Autor:

El Manchester City se ha convertido en el chollo de Europa. El jeque con más pinta de jeque de los que se compran equipos en vez de comprarse un coche –que es lo suyo cuando pasas los cuarenta y no te hace caso ni Blas– ha decidido que no puede haber estrella sin equipo.

Es como lo de hortera sin amarillo pero mezclando fútbol y jeques. Mola.
El penúltimo va a ser Agüero. Si la autoridad no lo remedia, este chico de origen humilde y formas discretas, va a engrosar la lista de desdichados que acaban en Manchester sin saber bien porqué.

No se trata de ofender a nadie en Inglaterra. Eso lo sabéis. Ahora bien, jugar en el City no es algo que uno le cuenta a los nietos alrededor de la chimenea. Más que nada porque te arriesgas a un contundente : “Que te pires, abuelo”.

El Manchester City está bien para los ingleses y para algún brasileño con fecha de caducidad próxima en busca de su último contrato.

Adebayor fue de los primeros. Luego cayeron Silva, Robinho, Tévez y ahora Agüero. Reconozco que no fichan mal.

Sucede que ninguno de los que llegan hasta el este de Manchester quiere llegar allí. Todos llegan de rebote. Huyendo de la nada. Saliendo del fango de operaciones imposibles o mal planteadas. Por eso les cuesta triunfar.

Porque en todos se atisba un rapto de melancolía, de una tristeza de fácil interpretación. Algo así como “qué demonios hago yo aquí”.

Algún día sabremos toda la verdad del caso. Algún día sabremos quién hizo qué y quién dijo qué en el verano más mentiroso de los que se recuerdan.

Me da algo de lástima Agüero. Creo que el At.Madrid es más y mejor que el City, por mucho petróleo que les salga de la camiseta.

Aunque, bien mirado, tiene suerte de que exista el jeque. Tiene suerte de que haya montado un hogar de recogida donde pagan cada semana lo que ganan diez familias en un año.

Del bajonazo de la afición del Madrid no me olvido, pero ese es otro cuento.

Alexis, el primero

21 Julio 2011 - 20:47 - Autor:

Hace un par de meses me dijo un amigo argentino que Alexis Sánchez era como Di Maria pero con un regate menos y un kilo más. Me hizo gracia y ahí deje la cosa. Ahora, con el jugador ya vestido de azulgrana, es momento de revisar aquello.

La exageración de mi amigo bonaerense tiene excusa. Di Maria es del Madrid y encima Alexis es chileno. Sin embargo, algo de razón tiene.
Alexis, “el niño maravilla”, es un delantero que sabe defender.

Alexis Sánchez
Guardiola lo destacó hace un par de días al ser cuestionado por el jugador, porque es siempre destacable que un delantero defienda bien.

Además, es veloz como pocos y tiene un regate endiablado. Regate que, en la gran mayoría de las veces tiene que ver con su velocidad y no con la habilidad que puede exhibir Messi.
Los tobillos de éste no son de goma ni retráctiles.

La maldad del kilo de más es cierta. Primero debería decirse que nadie, futbolista o no, tiene posibilidad de competir con Di María, que si fuera fotografiado en un desierto africano, pasaría por víctima de alguna hambruna. Luego tenemos que señalar que, lejos de ser una desventaja, esa mayor corpulencia hace de Alexis un extremo con más potencia que Di María.

Que no es goleador es algo ya contado, pero también deberíamos revisarlo. Jugando en este Barça, no me extrañaría que se fuera por encima de los veinte goles. Pedro tampoco es un goleador y lo hace.

Son las ventajas que otorga estar en un equipo que crea una veintena de ocasiones por partido.

Me gusta Alexis. Es bueno, joven y con ese pellizco de ilusión que le ayudará a soportar el cambio. El único pero de verdad es el precio. Me cuesta creer que valga más que Cesc. O que esté en el precio en el que se vende al Kun Agüero o a Neymar, pero esa es otra historia.

Hoy no toca meter la lupa en el coste de los fichajes. Hoy toca darle la bienvenida y desearle que tenga suerte.

El adiós de Argentina

18 Julio 2011 - 12:14 - Autor:

[iframe http://utils.lainformacion.com/videoservices/entuweb/?id=i3sUa5TZtv0ygD2KsG7W1 660 350]

Hay que jorobarse, Domínguez

16 Julio 2011 - 9:00 - Autor:

Alvaro Domínguez es un futbolista con futuro. A poco que sepa aguantar una temporada sin perder la forma durante tres meses y mantenerse callado en un porcentaje superior al noventa por ciento del tiempo, la cosa pinta bien.

Si se relaja, malo. Cada uno tiene un número de luces asignado desde pequeño. Esto funciona así. Si te tocan pocas y te dejas ir, te pueden pasar cosas incómodas.

Como ser el único jugador, de los casi quinientos de Primera División, que “raje” del Kun Agüero. No es que no pueda hacerlo, es que no debe.

Agüero y Domínguez

La lealtad a la que se refiere Alvaro Domínguez, se demuestra en diferentes frentes. Es igual de válida hacia a un entrenador -cosa que Domínguez no conoce- que la exigible por la entidad que te paga. Incluso la lealtad a un compañero es idénticamente aplicable.

Alguien como Agüero, por ejemplo. Alguien que jamás ha ido en busca de un micrófono para lamentar los inoportunos y frecuentes errores que el central ha cometido en el desempeño de su profesión.

Domínguez tiene madera de gran defensa. Tiene condiciones para destacar. Sin embargo, le falta aprobar fuera del campo.

Por lo que sé, y no sé poco, cuando terminan los partidos, empiezan los problemas.

A lo peor se cree una estrella. A lo peor piensa que tiene la autoridad suficiente para juzgar al Kun , a Forlán o al resto de “pesos pesados” que le han hecho ganar un buen dinero en primas.

No Domínguez. Te faltan los años, la experiencia y el peso específico necesario para poder levantar la voz dentro de un grupo de compañeros.

Has meado fuera del tiesto, y si tienes cerca a alguien que te quiera de verdad, te mandará a freir puñetas, que es donde te mandó Quique cuando te cogió la matrícula y donde te mandará Manzano como no andes más despierto.

No jorobes, Domínguez, que la cosa está muy malita. Que alguien te cuente el chiste de la guapa que nunca abría la boca, que te hace más falta que entrenar.

El bailón de oro

14 Julio 2011 - 14:17 - Autor:

La genial frase me llego de la mano del gran Elias Israel, ese tipo de personas que te permiten seguir creyendo en el ser humano. Me la dijo en el mes loco de aquellos cuatro clásicos que cambiaron el mundo.

Hace referencia a Adebayor y, como no podría ser de otra forma, tira de la mala leche española de toda la vida. Ese tipo de humor ácido que te hace decir públicamente: “pobrecito”. Lo dices pero luego te ríes, claro.

Te ríes porque es verdad en un porcentaje superior al cincuenta por ciento. Mayoría absoluta, vamos. El balón de oro, sin la “i”, que algunos decían ver en él, jamás será realidad, pero como bailarín…

Yo he sido uno de los más sorprendidos por su escaso rendimiento como ariete blanco. Tenía conceptuado al delantero togolés como un jugador mucho más fuerte, más rápido y con mayor poder de intimidación.

En sus seis meses de excursión por Madrid no consiguió asustar a nadie, cosa difícil en un hombre de dos metros y con rastas, por cierto.

Sus defensores me martillean diciéndome que es porque estaba fuera de forma. Puede ser. Definitivamente, en forma no estaba. Me da lo mismo.

La sensación que me dejó es que había mucho más talento a su alrededor que el que Adebayor podía asumir.

Le quitaba peligro a casi todos los balones que le daban. Igual por eso bailaba. Como maniobra de distracción.

Ahora quiere colarse en la nómina de futuribles haciéndose hueco entre Agüero y Neymar. Me parece pecado. Y grave. Ser divertido en el vestuario y generar buen rollo no debe ser argumento suficiente para tener ficha en el Madrid.

Si es así que fichen a Faemino. Yo me meo con él y seguro que los jugadores del Madrid también. Y además es más barato. Y digo yo que también sabrá bailar.

¿Va a pagar Rosell?

11 Julio 2011 - 7:30 - Autor:

El asunto del presunto traspaso de Cesc Fabregas al F.C.Barcelona está alcanzando niveles de absurdo sin precedentes. Durante dos veranos enteros ha estado fichando por un club al que no termina de llegar. Más que nada porque el Barça no paga.

Cesc Fabregas

Sería propio de Groucho Marx –el mejor y más grande de los tiempos- si no fuera porque es sin querer.

Es como probarte una chaqueta en una tienda, verte guapo, comprobar que es tu talla, decir que te la llevas y cuando llega la hora de pagar, pegarte una hora delante de la caja mirando la cartera. Pero una hora de las de verdad, no figurada.

La cajera empieza por poner caras y termina ciscándose en tu madre, a la que los minutos han llevado de la santidad al lupanar mas infecto.

No hay más engaños posibles. No es culpa de la cajera, ni de la tienda ni de nadie. Tengo escritas en este blog cosas sobre Wenger que consideraría ofensivas si se refirieran a mi perro.

Como no tengo perro sigo viviendo, pero Wenger –que suele serlo- no es excusa.

Es simplemente que al Barça le duele el dinero. Miento, le duele “este” dinero. Los Chygrynskiy de turno no ofenden. Eso se paga. Como el toner ese tan caro que usaban hasta que han hecho cuentas y han visto que sale más barato el Chanel nº5.

Cesc es uno de los grandes centrocampistas de Europa. Pienso que al Barça no le hace tanta falta. No cuarenta millones de veces, desde luego. Guardiola piensa que sí, y eso es lo que vale.

El ficha en el Barça y yo publico en este blog. Es el orden de las cosas y no es aconsejable ir en su contra.

Si pagas, la chaqueta es tuya. Por eso pregunto: ¿Rosell, vas a pagar de una puñetera vez, o la devuelves a la percha?

¿Y si me quedo?

8 Julio 2011 - 7:00 - Autor:

El affaire del Kun Agüero lleva saltando por las portadas desde hace más de un mes. Desde entonces, todo movimiento, leve o brusco, tanto del jugador como de su entorno -¡Ay, el entorno!- ha sido hacia adelante.

El Atlético era eso que iba quedando atrás según pasaban los días. Ese lugar al que no retornar y al que casi repudiar, si escuchábamos al Kun.

Como ese bar al que nunca vuelves porque un día no te dejaron entrar con zapatillas. Lo eliminas de tu lista y de tu cerebro. El Kun había liquidado al Atlético…quizá demasiado pronto.

Pero la vida es larga y en el fútbol es aún más larga. Suele haber tiempo para que pase una cosa y la contraria en el transcurso de una temporada.

Eso debe haber pensado su padre, que por primera vez desde que se desató la tormenta, ha decidido mirar hacia atrás.

Posiblemente no indique nada. O sí. Quizá es para mirar cómo de lejos queda el Atletico. Quizá es para calibrar si la distancia puede ser desandada.

En este serial en el que todo cuenta y nada importa, Agüero ha mostrado un síntoma hasta ahora impensable.

Me lo imagino en Argentina, concentrado en el hotel, en la soledad de su habitación, de pie frente al espejo, imitando a Robert de Niro en la famosa escena de “Taxi Driver” pero con otro guión: “¿Y si me quedo?”.

La posicion de Messi

6 Julio 2011 - 13:09 - Autor:

[iframe http://utils.lainformacion.com/videoservices/entuweb/?id=pHtmoNp8gdDHPN7zgVKWw3& 645 346]

El eterno favorito

3 Julio 2011 - 13:30 - Autor:

[iframe http://utils.lainformacion.com/videoservices/entuweb/?id=cOrAnq5ZsTj2WbxsNm1ur3& 645 364]

Enrique Marqués: BioVid

¡Hazte fan en Facebook!

Julio 2011
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Regates en Practicopedia

El deporte ahora en TV