Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Somos muy listos

30 Agosto 2011 - 12:43 - Autor:

Somos tan listos que ya sabemos todo lo que va a pasar en la Liga en los próximos meses. Casi al detalle. Tradición española que mezcla un poco de intuición con algo de frivolidad y mucho de ignorancia.

Hay cosas que ayudan. Las nuevas formas de comunicación que nos invaden hacen que algunos mantras se contagien de forma vírica hasta dar sensación de veracidad absoluta.

El caso más significativo, dice ahora que la Liga es mala. La explicación hace referencia a que nadie que no sea el Real Madrid o el Barcelona tiene opciones reales de acceder al título.

Es mentira, pero es una mentira triunfadora. Ha alcanzado el éxito de las antiguas estrellas de rock. Todo el mundo piensa que es verdad.
La verdad dice que en los últimos veinte años, por tomar una referencia cercana en el modelo de explotación, sólo tres equipos que no sean los citados han conquistado el título.

Si ampliamos a los últimos treinta años, el número de equipos campeones es cinco. No me voy a los últimos cuarenta porque entonces no había ni tele en color.

Por tanto, a la espera de nuevos argumentos o invenciones, la puñetera y tozuda realidad nos indica que aquí nunca gana nadie que no sean los dos de siempre.

Cada década, un bajón de ambos suele coincidir con una generación brillante en algún otro equipo y suena la flauta, pero suena poco.

En Italia ganan los de siempre, en Inglaterra también y en Holanda y así en un buen puñado de países de la mayor tradición imaginable.

Que la diferencia sea aparentemente mayor tiene que ver con el nivel de intensidad con que se emplean el Real Madrid y el Barcelona. Esa intensidad –muy lejana por cierto a la aparente pasividad mostrada por Zaragoza y Villarreal en el arranque liguero- tiene que ver con la escalada casi irracional de la rivalidad ente los dos grandes.

No busquéis más. El Madrid siempre ha sido rico. O casi siempre. El Barça también, Rosell mediante.
Además, estamos aún en agosto. Se supone que hasta Rappel está ocupado con los veraneantes.

Portavoz Cazorla

22 Agosto 2011 - 11:03 - Autor:

Me consta que a Vicente Del Bosque no le ha hecho ninguna gracia que Santi Cazorla, recién llegado a “La Ruta del Espeto”, haya decidido echarse a las portadas para contarle al mundo mundial que en el vestuario de la Selección las alarmas no paran de sonar.

No le gusta, pero lo entiende. Llega un momento en la vida en que resulta complicado tratar de esconder un elefante detrás de una farola. Difícil e inútil. Otra cosa es que quites la farola, como ha hecho Cazorla.

Cazorla con Capdevilla

Con todo, el malestar de Del Bosque no es el objeto principal de estas líneas, sino lo que de novedoso tiene lo dicho por Cazorla. Que La Roja estába dañada por el abismo que a día de hoy separa a los jugadores del Madrid y el Barça era materia aprobada. Temario conocido.

Ahora, la involuntaria aportación del asturiano ha llegado al detallar la profundidad de la herida. Al explicar que los niveles de toxicidad ambiental están peor que en Fukushima.

Sobre esto, dos consideraciones. La primera, constatar que la mejor manera de limar asperezas es evitar que se enquisten. La semana que viene, huelga aparte, llegarán diez días para la Selección. Tiempo de sobra para Del Bosque les obligue a leer “La levedad de aquel empujón”.

La segunda tiene que ver con la percepción que se tiene de los hechos que han generado tanta distancia. Aquí, a pesar de que algunos cuenten con estrategias propagandísticas más eficaces, deberíamos considerarlos a todos por igual. Como futbolistas que, sometidos al insoportable estrés de los partidos más canallas imaginables, terminan por ceder al ambiente.

No hay buenos ni malos. En algún partido habrá metido la pata uno y en otro encuentro otro.
En el momento en que racionalicen este hecho se dará cuenta de que es mucho más lo que les une que lo que les separa.

Ese es el trabajo de Del Bosque la semana que viene. Casi por encima del futbolístico. Lo único malo es que Cazorla le ha cerrado la puerta al siempre socorrido “Aquí no pasa nada, son cosas de la prensa”. Gracias, Santi.

Paja en el ojo ajeno

18 Agosto 2011 - 19:26 - Autor:

“Mou vio una paja en el ojo de “Pito” y fue a quitársela. Luego en la rueda de prensa no rectificó porque había una viga en medio”. Me lo ha dicho hace un rato un amigo guasón y divertido que es del Madrid y que habitualmente le quita bronca a todo.

Es difícil escapar hoy del debate. Habla demasiada gente y con palabras gruesas. No hay bomberos, sólo pirómanos.

No es sensato tratar de medir con exactitud las responsabilidades y culpabilidades de unos y otros. Es pesado y tramposo. La afición se atrinchera más y más.

Repartir culpas es tentación habitual española. En ese mercado, Mou lleva la mayoría. Creo que con razón. Jamás había visto lo que hizo el entrenador del Real Madrid.

No me gustó nada Marcelo. Pepe me volvió a parecer acelerado. Villa perdió los nervios y en zona mixta, Piqué y sobre todo Xavi se pasaron de la raya.

Ahora, pedir perdón es algo individual, no colectivo. Reconocer un error propio es algo que no puede partir de fuera.

El que crea que ayer hizo mal, que lo asuma cuanto antes y con normalidad. Es la única salida real del túnel. Que cada uno asuma su parte de responsabilidad con un cierto sentido común.

No es tan difícil. No puede serlo. Mourinho habrá visto la tele, supongo, y habrá deseado que se lo trague la tierra. Villa no se habrá gustado y Marcelo tendrá que estar abochornado de hacer una entrada así. Y más siendo brasileño.

El partido fue bueno y eso debe quedar. Meter la pata –o el dedo- puede entenderse como una enajenación momentánea. No sacarla tiene peor explicación.

Mou fue el peor, es verdad, pero otros muchos estuvieron mal y no deben escapar sin más. Me entristeció verlo y me entristece más ver que nadie rectifica.

A los linchamientos que se cruzan ahora no me apunto. Allá cada uno.

Humor ruso

10 Agosto 2011 - 12:29 - Autor:

El humor ruso está poco valorado. Sin duda el desconocimiento es la única explicación. ¿Qué otra causa podría justificar que las anécdotas sobre Vovochka, Chapayev o Rabinovich nos sean ajenas?

Los chistes sobre los indígenas de Chokotka son apreciados por los más exquisitos. Las bromas que protagoniza Standartenfuhrer Stirlitz, alias coronel Isayev, encarnado por el conocidísimo y queridísimo Vyacheslav Tikohnov, hacen desternillarse a millones de rusos desde Moscú a Siberia.

Arshavin

En un plano menor, aunque nada desdeñable, encontramos a Poruchik (teniente Rzhevsky), un personaje gañan, grosero y sucio que por azares del destino promociona a clases más altas haciendo el ridículo de la forma más tosca imaginable. Allí se mean.

En estás, y en pleno mes de agosto, el cerrado y homogéneo círculo de los cómicos y humoristas rusos se ha visto sacudido por una nueva irrupción.

Un nuevo paladín del chiste ha aparecido en el escenario con una fuerza inesperada. Un torbellino de la gracia. Un mago de la chanza. Su nombre, Andréi Arshavin.

Ya apuntó maneras con algunas intervenciones significativas. Muy comentado en ambientes de eruditos, pero sin llegar a la explosión de su último gag.

No es casual que haya omitido que Arshavin es jugador de fútbol del Arsenal londinense. Sucede que me parece restarle foco a su fino humor. Distraer la atención sobre su verdadero talento. Lo del fútbol no deja de ser anécdota. Futbolistas hay muchos. Genios del humor no.

Termino. Me cuesta escribir por la risa. Tecleo con dificultad. Dice Arshavin el cómico que No jugaría en el Madrid ni por todo el oro del mundo”.

Hilarante. Genial. Cumbre. Un hallazgo. Además me alegro, porque va a cumplir su sueño. No va a jugar en el Real Madrid en su puñetera vida.

Un equipo que, por cierto, jamás se ha interesado en él, por lo menos en su faceta futbolística. Para algún sarao yo me lo traía, desde luego. Ya estoy viendo el cartel con luces de neón: “Chiquito y Arshavin”.

No me perdono no haberme asomado antes al humor eslavo. Ahora estoy enganchado. En fin, esperaré con impaciencia la próxima de Arshavin. Alguna del estilo de “Jamás aceptaré tener relaciones con Angelina Jolie y Megan Fox”.
¡Rusos!

No es madridista

8 Agosto 2011 - 16:36 - Autor:

Neymar ha afilado su cresta. Ha debido levantarse rumboso y no ha tenido otra ocurrencia que contarle a los amigos de la FIFA que el mejor equipo del mundo es el F.C.Barcelona.

Es verdad que resulta extraño que el jugador porque el Real Madrid ha roto su hucha y ha dado calabazas a Agüero salga diciendo estas cosas.

Neymar

Sin embargo hay un par de certezas de mayor rango. La primera es que lo que dice, a día de hoy, es cierto. La segunda es que Neymar no tiene vínculo alguno con el madridismo como para creer necesario hacer un guiño.

Neymar no es del Real Madrid. Ni es jugador ni es seguidor. Por eso, al igual que defendimos que Forlan se manifestara hincha de Peñarol y el Kun de Independiente de Avellaneda y no del At.Madrid, habrá de defender que Neymar sea del Santos y sólo del Santos.

La tercera conclusión es que tampoco es muy listo. Más bien torpón. Si te va a fichar McDonald’s, hacerle un guiño a Burger King te hace quedar como un bobo solemne, por mucho que te guste el whopper.

Como dije el día que Forlán se declaró seguidor de Peñarol y no rojiblanco, hay verdades que no se deben decir. No hay que aplaudir siempre al honesto. Hablo de fútbol, claro. Si la verdad hace daño o hiere sentimientos es mejor suavizarla o incluso omitirla.

Además no te da nada. Esa es la clave de la torpeza supina de Neymar. Al Barça le importa un pimiento el elogio del brasileño. Más allá del morbo, mañana nadie saldrá a la calle en Barcelona para celebrar las palabras del hombre cresta.

En Madrid, sin embargo, siendo verdad lo declarado, no ha ganado simpatía alguna.
Es curioso el caso de este chico. Según tengo más datos de su presunto fichaje, entiendo menos.

Ahora, puestos a decir la verdad, que alguien le diga la pinta de soplagaitas que tiene con esa cresta.
Las únicas excusas para ir así por la vida es haber sido punky en Inglaterra en los ochenta o Daniel Day Lewis en “El último mohicano”.

Sensaciones

6 Agosto 2011 - 19:05 - Autor:

Llevamos un verano un poco peñazo con los fichajes. Se supone que al periodismo le viene bien. Serán los quinientos primeros años. Luego empieza a cansar.

A la espera de que los enfrentamientos entre Barça y Real Madrid nos despierten a golpes, quería dejar algo dicho sobre las sensaciones.

No hablo del juego en sí, sino de la ilusión que generan los fichajes y cómo se gestiona ese caudal.

A día de hoy, el Barcelona ha manejado de forma discutible las operaciones realizadas o por realizar. El Real Madrid peor. Creo que bastante peor.

Tiene todo que ver con generar expectativas y defraudarlas. Tiene que ver con diseñar fichajes de campanillas que se detallan al milímetro en docenas de portadas sin respaldo real. Es como pescar sin quedarte el pez. Es cocinar para no comer.

Generar ilusión es relativamente fácil. El problema está en la decepción. En pinchar el globo. Da igual si se llenó artificialmente de aire o no.

El Barça, por ejemplo, ha invertido casi siete mil millones de las extintas pesetas en un jugador con buena pinta, pero el enredo continuo en el caso Cesc ha evitado que se generen sensaciones de éxito e ilusión alrededor del equipo. Es más, si Cesc no llega, habría incluso decepción.

Lo del Real Madrid es peor. El batacazo emocional del caso Agüero podría verse agravado si lo de Neymar sale rana.

Y es posible que salga rana pase lo que pase, porque las noticias que llegan a diario desde Brasil están cabreando tanto al personal que no sé ya si es mejor que venga o que se quede con su peluquero hasta 2014.

El problema de estar permanentemente preocupado por blindar un club y la información que destila, es que te terminan haciendo las campañas desde fuera.

Si Neymar no llega, más de uno va a rezar para que Agüero no pase de los cinco goles en la temporada. Si empiezan a llegar goles del Kun vestido de celeste, a más de uno le va a dar un calorín.

La gestión de la ilusión es algo delicado. Parecido a las siete y media. Malo si no llegas, pero ¡ay de ti si te pasas!

El turco infiel

3 Agosto 2011 - 10:36 - Autor:

Hay cosas que sabes que no pueden acabar bien. Aunque lo intentes. Aunque lo intente media humanidad. Es como cuando te tomas esa última copa que ya ni te apetece y que sabes que convertirá la risa en resaca. No puede acabar bien y acaba en paracetamol, con suerte.

Altintop es esa copa. Cuando llegó nadie lo entendió. Es sabido que los agentes de jugadores priorizan y favorecen unas operaciones sobre otras si consiguen colar a más de un jugador en el negocio.

Y así de simple se le planteó al Real Madrid el fichaje de Sahin. Sí, pero. El pero es que te llevas a Altintop de regalo. Si te gusta, bien. Si no, también.

Se me ocurren dos maneras de afrontar la situación: rechazar la jugarreta del agente y poner en solfa el fichaje que te interesa o mirar para otro lado e intentar que nadie salga muy dañado.

La segunda no me convence. Abres puertas que pueden terminar institucionalizando el chanchullo. Nadie gana con esas chapuzas.

Ahora, si encima de tragarte el sapo, el jugador pasa por el quirófano antes que por el vestuario…
Si además aparece en los papeles diciendo que se quiere ir antes de haber disputado un puñetero minuto…

Si encima pone hasta plazo y equipo (diciembre, Galatasaray) para su marcha, casualmente cuando se espera que esté recuperado…

Entonces, mirar para otro lado es forzar demasiado el gesto. El sapo es descomunal. No hay quien se lo trague.

El Real Madrid debería aconsejar prudencia y silencio al turco infiel y tratar de buscarle una salida. Mañana es tarde. Incluso el propio Altintop sabe desde hace meses que la media no le da para entrar en el Madrid.

Hamit, amigo, ya que te cuelan, tápate.

Enrique Marqués: BioVid

¡Hazte fan en Facebook!

Agosto 2011
L M X J V S D
« Jul   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Regates en Practicopedia

El deporte ahora en TV