Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Qué valores?

30 Septiembre 2011 - 18:37 - Autor:

Me da algo de rabia tener que citar a Joseph Goebbels, gurú de la propaganda del Tercer Reich -y encima darle la razón- pero su máxima de que “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad” está cada día más vigente.

Era nazi pero no imbécil, este Goebbels, que estudió con precisión el comportamiento humano y encontró la multitud de grietas que nos hacen tan vulnerables y estúpidos.

Jose Mourinho

La matraca del momento hace referencia a los valores del Real Madrid. Supuestos valores, digo, porque muchos de quienes los esgrimen apenas llegan a la treintena. Tocan de oído. Ni siquiera eso.

Ya resulta ofensivo señalar al Real Madrid como poseedor de unos valores especiales, diferentes al resto de miembros del gremio. Ofensivo para el resto, por supuesto.

El Real Madrid ha lucido y defendido, durante décadas, unos valores nobles y entrañables: los valores del deporte.

Exactamente igual que el Arenas de Getxo, el Recreativo de Huelva o el Real Betis. Valores que hablan de honradez, de pelea limpia y de tenacidad.

Como ha ganado más que nadie, los ha desempeñado y mostrado al mundo en más ocasiones. Nada más.

Ningún valor diferencial es achacable al Real Madrid más allá de las interminables virtudes que adornan al deporte.
Todo este rollo macabeo de los valores tiene un único objetivo: denigrar a Mourinho al señalarle como presunto transgresor del legado histórico madridista. Algo imperdonable, vamos.

Burda maniobra que queda al descubierto al comprobarse la necesidad de insistir en ella a todas horas. Si fuera una certeza incuestionable, no sería necesario repetirla mil veces.

Es lícito que quien quiera ataque a Mourinho por el motivo que cada uno elija. Al estar tan expuesto, el portugués colabora en la tarea.

Ahora, lo de los valores ya no cuela más. Creo que es posible meterse con Mou, y mucho, sin decir gansadas ni acudir a Goebbels, que por cierto, aparte de culto e inteligente, era un colgao, que puso a sus seis hijos nombres que empezaban con “h” en honor al Führer. Pieza.

Leo Messi

29 Septiembre 2011 - 11:00 - Autor:

Escribo poco de Messi. Supongo que será porque nadie es capaz de alargar los elogios más allá de doce líneas. Tengo comprobado que a partir de la línea trece aparecen sólo cursiladas y exageraciones inaceptables.

En el fondo, me da que se escribe poco de Messi en general. No es por hacer pandilla y disimular así mi culpa. Es porque no hay mucho que detallar en aquello que todo el mundo tiene asimilado sin discusión.

Messi

Nadie escribe sobre la paz mundial. Algo de lo que sólo hablan las misses aunque que se supone que nos afecta a todos.

Poca gente dedica sus columnas a combatir la esclavitud o a valorar la importancia del agua en el ciclo de la vida.

Hay cosas que simplemente son. Y ya está. No hace falta dar el coñazo. Son y son.

Messi es. Es a lo bestia, además. Hace cosas que nos hacen pensar que el fútbol es fácil. Estamos viendo la tele y, en una centésima de segundo, pensamos que la única salida a una jugada sería…y va el tío y lo hace.

Si Messi fuera guapete y hablara bien sería el nuevo Mick Jagger. Por lo menos. Ahora que lo pienso, igual me paso. El nuevo Spingsteen seguro.

Hace un par de años le veía alocado. He de reconocer que albergaba dudas. Las comparaciones con Maradona y demas me parecían cuestiones para la línea trece y sucesivas.

Ya no. Ahora creo que debemos abstraernos de todo lo que no sea lo que hace en el campo.
No entiendo cómo he alcanzado esta línea en un artículo sobre Messi (30)

Igual es porque ha empatado con la historia -algo maravilloso que los niñatos desprecian apelando al blanco y negro- que hasta ayer era sólo de Kubala y César.

Me gusta ver jugar a Messi. Cada vez más. No me cae especialmente simpático. ¿Y qué? Mick Jagger tampoco y con los Rolling no admito juegos.
Enhorabuena Leo.

Que me lo expliquen

26 Septiembre 2011 - 14:56 - Autor:

Necesito que me echen una mano. Mi habitual torpeza –tan señalada y celebrada por algunos lectores de este rincón- me impide extraer conclusiones más allá de lo inmediato.

Por ejemplo, la trifulca que llevan paseando por los juzgados Laporta y Rosell nunca me ha terminado de quedar clara.

Enconamientos así sólo se comprenden entre parejas, donde la línea que divide odio y amor es tal aparente como frágil.

Laporta y Rosell

Aquí estamos ante algo inexplicable. Básicamente se trata de la historia de dos amigos que se hacen poderosos e influyentes mientras dirigen el club de sus amores.

Primero juntos y después por separado, tanto Laporta como Rosell son más ahora, en todos los sentidos, de lo que eran antes de que el Barça se cruzara en sus vidas.

Esa meteórica proyección si la entiendo. Quizá porque la he visto antes. Lo que me parece incomprensible es que todo esto siga aún coleando en plena orgía de éxitos del equipo.

Si en los momentos en los que el Barça está alcanzando en el campo cotas jamás conocidas para la entidad en su historia –por favor, abstenerse nostálgicos del “Dream Team”– se escenifica este desencuentro a gorrazos, no imagino lo que puede suceder cuando lleguen las vacas flacas, o menos gordas.

Es evidente la falta de talla de ambos. La ausencia de perspectiva les retrata. Estaría incluso por asegurar que ninguno goza del cariño incondicional del socio. Quizá por eso la figura de Guardiola lo ocupa todo.

Aquí es donde el guiño de Pep a Laporta cobra valor. Más que nada por inesperado. Posicionarse en una lucha intestina de poderes y favores políticos es mal movimiento, pero lo ha hecho.

Sólo me queda claro que Pep no es de Rosell. Ni de Laporta, según el mismo decía en su momento.
Ahora que lo pienso, no necesito tanta ayuda. Me acabo de acordar. Pep es de Bassat. Ya entiendo el resto.

La jauría humana

23 Septiembre 2011 - 13:50 - Autor:

“La jauría humana” (The Chase), es el título de una de las películas que más me impresionó cuando la vi de joven. Marlon Brando y Robert Redford, cazador y presa, en una de las puestas en escena más brillantes que recuerdo sobre la miseria del hombre cuando la imbecilidad de apodera de la masa.

La maldad y la envidia se camuflan en el anonimato de tal manera que uno llega a avergonzarse de la especie humana.

Mourinho

Salvando las distancias, la persecución a Mou tiene algo de la peli de Arthur Penn. Tiene a la presa, el propio Mou, y tiene a la plebe hostil y manipulada que es capaz, llegado el momento, de justificar cualquier cosa.

Nos falta el Sheriff. Alguien de la talla de Brando –talla artística, que entonces aún no se había comido a su hermano- que pueda calmar a las masas.

No se trata de exculpar al fugitivo o hacer de lo negro blanco. Nadie quitará el dedo del ojo de Vilanova ni borrará las ruedas de prensa surrealistas de Mou.

Ahora, el linchamiento moral al que algunos parecen querer conducirle es igualmente detestable.

Hablamos de un entrenador que muchas veces habla una palabra de más y que no fue a clase el día que explicaron qué es lo políticamente correcto. Hablamos de alguien que no hace una sola concesión al humor ni a la broma en público. Alguien que destila concentración y trabajo a todas horas.

Hablamos, en resumen, de un enfermo del fútbol con tintes de genio –algo ha ganado- y malas pulgas de genio.

Es todo eso y seguro que se será más, pero no es un asesino. Ni es un ladrón. Ni es un político embaucador que te mete la mano en la cartera mientras sus palabras te atolondran.

Llevese Mou lo suyo. Pero los linchamientos, en la vida social, están prohibidos, y en la prensa seria, terminaron con Hearts y Pullitzer –por cierto, nunca entenderé como le dieron su nombre a tan insigne premio a uno de los inventores del periodismo amarillo más rancio y canalla- hace un siglo.

Veo las portadas de la prensa catalana hoy y me pregunto si no tendría Pullitzer un nieto que se fuera a vivir a Barcelona.

Mejor echemos un poco el freno antes de que nos tengamos que avergonzar. Se aconseja ver la película de nuevo antes del fin de semana.

Pepe

21 Septiembre 2011 - 13:50 - Autor:

Pepe ha sido pasto de las llamas en los últimos días. Es necesario advertir que con bastante razón. La responsabilidad en la vida no es la misma para todos. El Real Madrid, por ejemplo, obliga más.

Obliga tanto, que la historia se te echa encima si te rezagas, y Pepe se había descuidado mucho.
Siendo central, es más que probable que alguna vez te veas envuelto en un lío. En esa zona del campo se vive en permanente batalla abierta con el delantero rival. Alguna herida te deja la pelea, seguro.

Pepe

Que te excedas una vez, o dos, se puede considerar exigencia del guión, como cuando se despelotaban las actrices de la transición. Si tus excursiones al monte son quincenales, la cosa se llama de otra forma.

Pepe tiene calidades excelentes como futbolista y simultáneamente muestra un problema conductual severo.

Así, la única forma conocida y demostrada de atajar esa deriva es reconocer el mal. Esa la primera estación. Me alegra ver que Pepe ha llegado a ese punto. Desde ahí tendrá que esforzarse en demostrar que sigue siendo bueno, pero que sus enajenaciones forman parte del pasado.

Lo chungo del asunto es que los exámenes son cada tres días y que es posible que sean exigentes. Más de uno intentará tocar el resorte que hace que la olla ceda a la presión.

No os oculto que suelo ser pesimista en cuanto a este tipo de catarsis. No creo ni metiendo el dedo en la llaga, pero en fin.

Soy más del refranero castellano recio y antiguo que señalaba que “el que nace lechón muere cochino y si no le capan, verraco”. Con todo, le deseo suerte a Pepe. Es noble que rectificar, pero igual de noble es no pegar.

¿Khedira?

19 Septiembre 2011 - 10:31 - Autor:

La sabiduría napoleónica quedó impregnada en el imaginario colectivo hace décadas. Por eso, todos sabemos que la culpa de una derrota la tiene el general y nunca el soldado. Napoleón era bajito y francés pero no gilipollas.

También sabemos que Mourinho no es fan de Bonaparte. Apuntar la responsabilidad de una derrota inexplicable a la presunta falta de flema de un chico alemán con cara de buena persona…

Khedira

Los habituales de este rincón sabéis que Mou me hace gracia muchas veces. Reconozco que me pone más la imagen de un chuleta provocador y rebeldón que el perfil Lotina, sin duda más correcto y sin duda más aburrido.
Con todo, es aconsejable delimitar donde termina la pillería y comienza la bobada. Ayer Mou midió mal.

Es posible que a Khedira le faltara pausa. De igual forma es posible discutir algunas de las decisiones del técnico, alineación titular incluida. Eso y la actitud errática de algunos jugadores que lograron esquivar del dedo acusador de Mou.

La histérica lucha entre Madrid y Barcelona, donde a los dos se les pide la perfección, nos hace olvidar a veces que se trata de fútbol. Donde Chipre le puede ganar a la Selección Española -¿verdad, Clemente?- o Dinamarca llevarse una Eurocopa sin haberse concentrado ni entrenado antes.

A veces, simplemente juegas mal. Sin más. Porque los jugadores no dejan de ser personas o porque no tienen el día. Pasa y seguirá pasando. Ahí acaba. No hay culpables ni debe haber prisioneros.

Mal Mourinho y pardillo Khedira. De Juanfran, Ballesteros y del árbitro hablamos otro día. Mejor no liarse.

La pócima de Pep

16 Septiembre 2011 - 16:59 - Autor:

Pep es un alquimista. Ha descubierto algo mucho más importante que la presión adelantada que practica su Barça. Ha dado con la fórmula del brebaje más potente que existe. La piedra Rosetta de los elixires.

Tiene que ser eso. De otra forma no se me ocurre cómo explicar que el mejor equipo que hay a este lado del rio Pecos decida aspirar a nada.

Pep es de habitual comedido, pero esta vez ha debido cargar más de la cuenta su té zen. Ese que toma en su “zulo” como si fuera el maestro de Kung Fu.

Viendo los resultados, muchos de nosotros –seguro que Mou incluido- nos apuntaremos en breve a la ingesta masiva de la infusión de marras. En cuanto Pep lo desvele, habrá colas en los herbolarios para adquirir tan magnífico jarabe.

Por lo demás, imagino la cara del resto de entrenadores de primera división al enterarse que Guardiola ha decidido que lo “normal” es que este año no ganen nada.
Estarán como Dinio por las noches. Confundidos, digo.

Ahora que aún no he caído en las redes de la pócima traviesa que ha hecho enloquecer al técnico balugrana, aprovecharé para decirle a Pep que, al contrario de lo que presagia, lo “normal” es que lo gane todo.

Con la plantilla que tiene, plagada de campeones del mundo y con el mejor jugador del mundo, no ganar cada partido que juega se convierte en sorpresa.

Por eso cuando la Real empata, o incluso el otrora todopoderoso Milan, la gente se extraña y se sorprende. El aficionado busca explicación y la prensa llama a la unión de los colores frente a las hordas bárbaras que tratan de desestabilizar.

Pep se ha pasado con el té. Nada alarmante. Cuando se le pase la tontería empezará a ganar como si no costara.
Claro que, si por lo que sea no gana, la solución la tiene en la tetera de su zulo.

En Navidad le regalo incienso. Ese rollito, con un poco de humo aromático y música de corneta china lo tiene que petar.

Patadas y estrategias

15 Septiembre 2011 - 14:25 - Autor:

La entrada de ayer sobre Ronaldo va a dar que hablar durante meses. Mas incluso que sus declaraciones posteriores, hasta cierto punto comprensibles al tratarse de alguien que se apoyaba en un tobillo ensangrentado y con tres puntos de sutura.

Por no dejar flecos sueltos, no creo que exista mucha discrepancia en señalar que se las podía haber ahorrado. Por lo menos podía haber dicho lo que dijo de una forma mas amable, pero hasta ahí llega el debate. No veo más recorrido.

Ronaldo

La cuestión es, visto lo visto, si el Real Madrid debe plantearse un cambio de estrategia en su relación con la UEFA.

Hasta ahora, el club blanco ha optado por virar hacia la opinión pública, Mourinho y jugadores mediante, y mostrar sin reparos y de forma contundente su amarga queja por el lamentable trato recibido.

Actuaciones parciales, tanto de los colegiados como de los comités de la UEFA – que es con lo que pega Platini – que, en la mayoría de los casos, no admiten discusión.

Lo malo de esta fórmula es que, si bien pone de manifiesto las vergüenzas de la organización, se está mostrando altamente ineficaz en otros terrenos.

A tu entrenador le sancionan, a tus jugadores les amonestan libro en mano y tus rivales gozan de mayor crédito. Para tu equipo la sangre y para el rival ni una tarjeta que distraiga el mensaje final: “no eres nuestro amigo”.

Puede ser el momento de introducir unas gotas de diplomacia en el engranaje. La UEFA no es la mafia, pero se rige por modelos de conducta similares en algunos apartados.

Si te metes con uno de la familia, te metes con todos y si vas la guerra, la batalla sólo termina cuando uno de los dos cae fulminado.

Al Madrid no le interesa este escenario. Le interesa un perfil mas bajo. Sólo los inteligentes aprenden de sus rivales. El Real Madrid tiene la respuesta en sus narices : buenismo.

Florentino debería preguntarle los detalles a Rosell y manos a la obra.

Primera parada, una hagiografía de Platini, Obrevo, Stark, Bussaca, De Bleeckere
Ya tengo el título: “Cinco hombres rectos”.

El partido clave

10 Septiembre 2011 - 12:22 - Autor:

Esta noche juegan At.Madrid y Valencia. Puede sonar a provocación hablar de este encuentro cuando Barcelona y Real Madrid lo hacen también hoy. No lo es. Hay vida más allá.

Para mí el Valencia – At.Madrid es el partido más importante de la jornada y de muchas de las jornadas que se avecinan.

Durante algo más de hora y media vamos a comprobar si de verdad si la Liga tiene remedio o los cenizos augures que nos acosan con sus vaticinios tienen razón.

At.Madrid - Valencia

Yo quiero ser optimista y pensar que uno de los dos, o los dos, pueden atreverse con Goliat. Que uno de los dos, o los dos, pueden caer en la bendita insensatez de anteponer fe a razón.

No digo ya ganar, con que crean nos vale. Nadie le pide al Valencia ni al Atlético de Madrid que conquisten la Liga, así sin más. Sólo que lo intenten.

Que piensen que la magia del fútbol reside en parte en que, de vez en cuando, dos más dos terminan siendo cinco.

El fútbol encuentra atajos que nunca hallaron las matemáticas. Por eso nos gusta.

Atletico y Valencia son los que nos quedan en El Alamo. En realidad intuimos que van a acabar igual que Davy Crockett, pero esa ridícula y minúscula posibilidad de que sobrevivan hay que explotarla hasta la exageración.

Lo escribo y no me lo creo ni yo. En estos casos busco consuelo en una de las citas del genial Churchill, que preguntado por las posibilidades de salir con bien de los bombardeos nazis, se arrancó con un épico: “Soy optimista, no parece muy útil ser otra cosa”. Pues eso.

Aparte del lío

3 Septiembre 2011 - 9:59 - Autor:

Somos como niños. Estamos chocando pechos como los elefantes marinos – o como quinceañeros, según queráis- tras la pelea final del partido ante Chile. En una inversión de valores de esas tan nuestras, los mamporros han dejado de tener valor ante la exhibición de unidad de la soldadesca, que nos ha emocionado por inesperada.

Nos tuvimos que ir a Suiza y recibir una colección de patadas de los chilenos, nobles pero pegónes, para darnos cuenta de que llevamos la misma camiseta.

Pero se me antoja frívolo quedarme con esos últimos dos minutos y olvidar el resto. Olvidar que durante gran parte del partido fuimos peores y no jugamos un pimiento.

Eso debe preocuparnos. Esa sensación de pasotismo del estudiante inteligente y cada vez más vago.

Esa percepción de que estudiamos poco y sólo la última noche. Lo justo para aprobar por los pelos.

Tan es así que algún cate doloroso nos caído últimamente. Por prescindir del esfuerzo. Por confiarlo todo al talento.

La única lección que extraigo del amistoso gamberro de ayer es que con ser muy buenos no nos alcanza. Hay correr como el rival para que esa diferencia marque los resultados.

Es muy posible que en tres días estemos virtualmente clasificados para la Eurocopa del verano. Ahí casi todos serán chilenos. No de pasaporte pero si en cuanto a su propuesta futbolística. Mejor ir preparados. Mejor contar lo de anoche como un aviso serio.

No todos los días vamos a remontar a última hora.
En Suiza nos salvó el Villarato, igual la próxima…

Enrique Marqués: BioVid

¡Hazte fan en Facebook!

Septiembre 2011
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Regates en Practicopedia

El deporte ahora en TV