Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Patadas y estrategias

15 Septiembre 2011 - 14:25 - Autor:

La entrada de ayer sobre Ronaldo va a dar que hablar durante meses. Mas incluso que sus declaraciones posteriores, hasta cierto punto comprensibles al tratarse de alguien que se apoyaba en un tobillo ensangrentado y con tres puntos de sutura.

Por no dejar flecos sueltos, no creo que exista mucha discrepancia en señalar que se las podía haber ahorrado. Por lo menos podía haber dicho lo que dijo de una forma mas amable, pero hasta ahí llega el debate. No veo más recorrido.

Ronaldo

La cuestión es, visto lo visto, si el Real Madrid debe plantearse un cambio de estrategia en su relación con la UEFA.

Hasta ahora, el club blanco ha optado por virar hacia la opinión pública, Mourinho y jugadores mediante, y mostrar sin reparos y de forma contundente su amarga queja por el lamentable trato recibido.

Actuaciones parciales, tanto de los colegiados como de los comités de la UEFA – que es con lo que pega Platini – que, en la mayoría de los casos, no admiten discusión.

Lo malo de esta fórmula es que, si bien pone de manifiesto las vergüenzas de la organización, se está mostrando altamente ineficaz en otros terrenos.

A tu entrenador le sancionan, a tus jugadores les amonestan libro en mano y tus rivales gozan de mayor crédito. Para tu equipo la sangre y para el rival ni una tarjeta que distraiga el mensaje final: “no eres nuestro amigo”.

Puede ser el momento de introducir unas gotas de diplomacia en el engranaje. La UEFA no es la mafia, pero se rige por modelos de conducta similares en algunos apartados.

Si te metes con uno de la familia, te metes con todos y si vas la guerra, la batalla sólo termina cuando uno de los dos cae fulminado.

Al Madrid no le interesa este escenario. Le interesa un perfil mas bajo. Sólo los inteligentes aprenden de sus rivales. El Real Madrid tiene la respuesta en sus narices : buenismo.

Florentino debería preguntarle los detalles a Rosell y manos a la obra.

Primera parada, una hagiografía de Platini, Obrevo, Stark, Bussaca, De Bleeckere
Ya tengo el título: “Cinco hombres rectos”.

El lío del mono

16 Mayo 2011 - 14:37 - Autor:

Busquets se ha librado del manotazo de la UEFA. Siempre me la he imaginado como un gigante torpe y bobalicón dirigido por un enano sibilino. A la UEFA, me refiero. Os parecerá raro, pero es lo que hay. Cuando la UEFA te pega, aunque sea con la mano abierta, te hace un destrozo.

Busquets

Vaya por delante que yo creo que Sergio Busquets le llamó mono a Marcelo. El jugador del Real Madrid lo ha corroborado y no creo que nadie se invente algo así.

Sobre todo si el presunto “mono” es uno mismo. Eso es algo de lo que no se alardea. Que te insulten, digo.

Sin embargo, no se puede sancionar a nadie porque le creamos culpable. Las mínimas garantías procesales con las que funcionamos desde hace dos mil años nos obligan a probar una falta para sancionarla.

No hay mucho debate en este punto. Si no es posible demostrar que Busquets llamó mono a Marcelo, no se le sanciona y a otra cosa.

Lo feo del asunto es que todos sabemos que sí le llamó mono, algo grave y perseguido por atentar directamente contra la persona simplemente por su raza. Lo que merece debate es qué hacemos con estas cosas.

Saber qué está pasando en nuestros campos y con nuestros deportistas para que se les vaya la olla de esta manera.

Desprecio lo que hizo Busquets, pero me niego a tomarlo como rehén. Me opongo a que se convierta en chivo expiatorio. Es cierto que el cazado fue él, pero todos sabemos que este tipo de insultos son más habituales de lo que se confiesa.

Entonces, a lo mejor resulta que sí que tenemos un problema. Igual es que tantos guiños racistas significan algo que nos negamos a reconocer por doloroso: que no somos tan tolerantes como nos gusta pensar.

Busquets le llamó mono a un rival y eso es deleznable. El castigo moral ya lo lleva, porque todo el mundo lo ha visto y porque nadie, ni en Barcelona, se atreve a defender esas acciones.

Confiemos en que nos sirva de ejemplo y de escarmiento. Estos asuntos son demasiado graves como para que el color de una camiseta nos nuble el juicio.
Avisados estamos.

A torta limpia

29 Abril 2011 - 8:00 - Autor:

La colección de clásicos tiene pinta de acabar mal. Mal no, fatal. Es más, sin tener que esperar al cuarto, ya podemos afirmar que acabará mal le serie. Como en las guerras, muchos heridos y pocos efectivos con la cruz roja al pecho para atenderlos.

Yo pensé que la cosa no iba a dispararse así. Más que nada porque sigo convencido de que hay más ruido mediático que peleas insalvables. Ayer escribía sobre otros partidos de nuestro fútbol en los que he visto más dureza que en los clásicos.

Real Madrid - Barcelona

Además, al verse todo a través de una treintena de cámaras, cada falta parece un disparo y cada empujón una ofensa definitiva.

Llegados a este punto de denuncias y amenazas, lo importante es descifrar cómo deshacer la madeja. Lo que interesa es que las aguas bajen y podamos ir limpiando el lodo entre todos.

Cuando las peleas alcanzan este nivel, no hay ganador. Sólo perdedores, lo sepan o no.
Confío en Florentino y en Rosell. Se les da mucha caña porque son gente sin el perfil agresivo que tenían Gaspart o Mendoza, pero no son idiotas.

Confío es ellos porque cuando se calmen los decibelios mediáticos, cuando les dejen de pedir sangre desde las trincheras, verán que son muchas más cosas las que unen a Madrid y a Barça que las que les separan. También es verdad que confío en ellos porque si tengo que fiarme de Mou o de Guardiola

Es inútil perderse en si Mourinho ofendió más allá de lo razonable o tiene más razón que un santo. Es absurdo enredarse en si Alves es un actor que merece escarmiento o una víctima de la violencia blanca. Hay que ir a las grandes verdades y en ese terreno están más cerca de lo que se quiere hacer ver.

A mí me sabe mal ser espectador de este enfrentamiento. La escalada es peligrosa. Uno nunca sabe dónde ni cómo acaban estas cosas. Siempre me viene a la cabeza “La guerra de los Rose”.

Por eso y porque están obligados a dar ejemplo. Es una servidumbre que acompaña a los grandes. A veces es un rollo y te apetece la pelea, pero la responsabilidad es algo que no se elije.

Que empiece el que quiera, pero que lo vayan pensando. Algún día tendrá que ser el primero y uno de los dos tendrá que dar el primer paso.
Toca deshacer el camino andado. Se ha demostrado que no era bueno.Esperando estoy.

Eurobluf

28 Diciembre 2010 - 8:00 - Autor:

Una de las mayores decepciones que me he llevado en la última década ha sido con Michel Platini. Con eso de que fue jugador de élite, pensé que podría abanderar la liberación que el fútbol necesita.

Rescatarlo de las mazmorras de la UEFA. De los captores que lo tienen secuestrado en suites de hoteles de mil estrellas y reservados de grandes restaurantes.

Pardillo de mi. Platini es el eurojeta más grande que vieron los tiempos. Quien necesita rescate es él. Cuesta sacarlo de los hoteles para llevarlo a los estadios.

Platini

Con ese aire displicente que acompaña a algunos franceses, al llegar al sillón de UEFA aseguró traer consigo las respuestas a todas las preguntas.

Promesas sin fin a jugadores, operadores de televisión y hasta a los árbitros. Todo mentira.

Ni ha habido reacción alguna al caos generado por la ley Bosman, ni las competiciones han crecido lo más mínimo ni se recauda más ni se pita mejor. Todo igual o peor de lo que estaba.

Lo más canalla y más real que se puede decir de Platiní es que su paso por la UEFA sólo lo ha notado su sastre: tres tallas más entre palco y palco.

Lo malo de todo es que los tontos con cargo son como las manchas de vino: no es fácil quitarlas. Este gabacho no ha encontrado la piedra Rosetta como Napoleón , pero ha encontrado algo más lucrativo: el sillón presidencial de la UEFA.

A Napoleón le bilralon la famosa piedra los ingleses. A Platini no le saca de ahí ni una pareja de la Guardia Civil de las de antes.

Así, me da que nos lo tendremos que comer con patatas otros cuatro años. Luchando contra la báscula canapé en mano.
Siempre me he preguntado una cosa: ¿Dirá fulbol?

Lo de Pinto

2 Noviembre 2010 - 7:00 - Autor:

Nunca pensé que el Barça fuera a dejar crecer tanto lo Pinto. Aún menos imaginé que Guardiola se fuera a enfadar por el asunto. Todo por un erróneo concepto del corporativismo. Por gestionar el silencio peor que el silbido.

El Barça es un equipo que intimida. Demasiado grande como para despertar simpatías. Le pasa a los que ganan cosas. No te suelen tragar mucho. Eso ayuda para que la jaimitada de Pinto haya sido muy mal vista al norte de los Pirineos.

Pinto

Es verdad que la carga de la prueba debe recaer sobre el singular portero suplente del Barça. El error fue suyo y de nadie más.

Que los daneses o media Europa clamen contra el Barça por tramposo es desmesurado, pero no es el origen de la riña.

Lo mejor en estos casos es cortar el asunto de raíz. Se sale pidiendo perdón de inicio y se evita así que nadie infle el globo. Lo pinchas tú antes.

Aparecer presumiendo de que has silbado tú y luego esconder la cabeza bajo el ala lleva a estas cosas.

Por eso Guardiola ni debe entrar en estas cosas ni debe molestarse.

Fue una gamberrada tramposa que seguramente Pinto jamás pensó que fuera a funcionar. Si fuéramos daneses la habríamos montado parda.

Ya que no se desactivó el tema en origen, lo que toca es callarse, abrir el paraguas y esperar a que deje de llover.

Hoy es un buen día para ganar el partido y después pedir disculpas, sea en público o en privado y cerrar la herida.
En cuanto a Pinto…dos cositas: cambia de peluquero y no silbes nunca más. Ni en la ducha.

La UEFA no perdona

30 Octubre 2010 - 8:00 - Autor:

Hay algo inaceptable en los modos con los que se maneja la UEFA. Su despotismo, su falta de escrúpulos y su ausencia de cintura chocan de frente con los valores que precisamente Europa ha exportado desde siempre: tolerancia, comprensión e igualdad para todos.

Más que una asamblea de federaciones de fútbol parece una policía de las de los países del este antes de caer El Muro. Un gran hermano orwelliano que todo lo vigila. Mientras, recauda con una mano y castiga con la otra.

Los fundamentos de su disciplina son intolerables. Parece regir el principio de culpabilidad al de inocencia. Además, no hay perdón. Como lo de Clint Eastwood pero sin ficción.

Los castigos desproporcionados están más orientados a generar un estado de pánico que a buscar justicia.

En resumen, una calamidad. Abuso tras abuso y mientras, una élite de gorrones viviendo como césares. Nunca he terminado de entender como las ligas profesionales –enlazo con lo que decía ayer- no se han sublevado hace años y han dinamitado la UEFA como se hizo en tiempos con La Bastilla.

No quiero entrar en ejemplos concretos porque parecería que estos argumentos pretenden contestar una decisión en concreto . Ni tiene que ver con los dos partidos de sanción a Pinto ni con haber otorgado a Italia la victoria sobre Serbia en un partido que nunca se jugó.

Podría acordarme de los siete meses a Navarro o los dos partidos a puerta cerrada al Atlético tras cargar la policía contra unos macarras marselleses. Parece que los italianos han ido mejor parados en la lotería de los caprichos.

Lo que digo vale desde hace treinta años y tendrá, me temo, otros tantos de vigencia. Son lo peor del fútbol. Lo malo es que lo gobiernan a su antojo. Pena de revolución.

¿La Liga de quiénes?

15 Septiembre 2010 - 8:00 - Autor:

Me dio ayer por mirar el cuadro completo de enfrentamientos europeos de esta primera jornada de Liga de Campeones y me dieron ganas de llorar. Tengo escrito algo en estas páginas sobre la creciente posibilidad de la llegada de una Liga Europea permanente y cerrada y creo recordar que no entusiasmó mucho.

Me da igual. Después de lo visto creo más necesaria su llegada. No hay más que dos partidos que resulten atractivos en todo el continente en su jornada inaugural. Intolerable. Sólo dos. El del Real Madrid y el Ajax, con un buen puñado de títulos europeos entre los dos y el que enfrenta a Bayern de Munich y Roma.

Si acaso el Werder Bremen – Tottehham, que acabó en empate, pero muy traído por los pelos. El Werder no es que sea historia viva del fútbol europeo y el Tottenham tiene más nombre que títulos.

El resto es relleno. La prueba de que lo que digo es cierto la tenéis en la elección de las televisiones.

Salvo alguna excepción de algunos canales asiáticos que ven atractivo el Manchester United – Rangers, la gran mayoría de las cadenas con derechos que, o bien no son europeas o ya tienen cubiertos sus representantes, han elegido el Real Madrid – Ajax.

Va a ser el partido más visto de la jornada, incluyendo los encuentros de ayer. Y eso que este Ajax no es el de Cruyff, precisamente.

La UEFA sabrá, pero echarle un ojo al panel y decirme vosotros qué partido, en el que no esté vuestro equipo, veríais con interés.

La solución que se me ocurre es atar a los miembros del comité ejecutivo de UEFA a un sillón y obligarles a ver del tirón el Copenhague – Rubin Kazan, el Cluj – Basilea, el Shaktar – Partizán y el Benfica – Hapoel Tel Aviv.

Pero como en La naranja mecánica. Sin parpadear. Seguro que antes del descanso del Cluj – Basilea habían encontrado el remedio para ahorrarnos tanta zafiedad en la máxima competición continental.

Lo dejo aquí que os imagino expectantes, con las palomitas preparadas para ver el MSK Zilina – Chelsea y tampoco es plan de entreteneros demasiado. Ya me contaréis.

Modelo agonizante

27 Agosto 2010 - 8:00 - Autor:

La Liga de Campeones está al borde del abismo. Igual algunos aún no se han dado cuenta, pero el formato actual es inviable por mucho más tiempo.

Cabe recordar que dicho modelo arrancó en 1992 como respuesta al primer movimiento serio con tintes de revuelta por parte de los clubes. Los millonarios derechos de televisión entraron en escena y ante la amenaza de ruptura, la UEFA decidió apaciguar ánimos a base de modificar la competición y garantizar superiores ingresos y mayor número de partidos.

La solución encontrada fue dar entrada a equipos más débiles y establecer liguillas. Tanto como garantizar a los ricos rebeldes media docena de partidos al año y un trocito de pastel.

Funcionó una década. Hace unos años hubo que subir las cantidades que percibían los clubes para evitar otra revuelta. Eso y quitar una de las dos liguillas para que pareciera que no se trataba sólo de dinero.

Ahora estamos en otro punto de inflexión. Hay muchos equipos grandes de Europa que están convencidos de la inminente llegada de una Liga Europea cerrada. Argumentos hay.

Lo que está pasando en España con Madrid y Barça, que apenas encuentran rivales que inquieten, pasa en Holanda, Escocia, Francia, Italia y hasta Inglaterra.
Los cuatro primeros de cada campeonato son adivinables en un noventa por ciento año tras año.

Se vacían por tanto de contenido las ligas nacionales, polarizadas hasta el insulto.
Ante este panorama, que las competiciones internacionales den la respuesta que da la Liga de Campeones suena a tomadura de pelo. Y de la buena.

Viendo el grupo del Barça resulta evidente que va a tener que pensar más en la Liga española que en lo de fuera. El mundo al revés. Lo mismo le pasa al Arsenal o al Manchester.

Son tan flojos los grupos, que la Liga de Campeones resulta más asequible que la competición doméstica. Se pueden dar situaciones como que Guardiola de descanso a sus titulares ante el Copenague para tenerlos frescos ante el rival de Liga de turno. Patético.

Si os dais cuenta lo único que vale son las tres últimas rondas. Antes bostezo. Los grupos del Madrid y del Inter parecen una Copa de Europa de verdad. Por lo menos en cuanto a los nombres. Tampoco tengo todas conmigo de que vayan a salir grupos fuertes.

Que venga la Liga Europea y que venga ya. Cada miércoles un Real Madrid-Manchester o Bayern-Barça o un Milán-PSV y el fin de semana las Ligas nacionales. Ese es el camino. Lo que tarde en llegar dependerá de la pereza de los euroburóctratas. Paciencia.

Enrique Marqués: BioVid

¡Hazte fan en Facebook!

Noviembre 2017
L M X J V S D
« May    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Regates en Practicopedia

El deporte ahora en TV