Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Murieron por sus propios inventos

28 septiembre 2010 - 14:29 - Autor:

Ayer falleció Jimi Heselden, el inventor del Segway en un extraño accidente de Segway: el multimillonario empresario conducía uno de sus vehículos cuando se topó con un precipicio y cayó en un río.

El caso de Heselden no es habitual pero tampoco tan excepcional. He aquí algunos inventores que recibieron muerte de sus propios inventos. No, no está Monsieur Guillotin, que, como es bien sabido, no murió decapitado por la guillotina. Y no, esto tampoco es una traducción del artículo de la Wikipedia.

1. Michael Dacre, inventor del aerotaxi (2009)

Michael Robert Dacre estaba convencido que su JetPod estaba llamado a ser el taxi del aire, pero el vuelo de prueba le arrebató la razón y la vida: la nave que pilotaba Dacre se desplomó desde 200 metros a los minutos de despegar de la pista del aeropuerto de Tekah, en Malasia, “con consecuencias funestas para el piloto y creador”, según Strambotic.

2. Tan Chengninan, bricolaje de avionetas (2007)

Chengnian era un granjero de la provincia china de Shandong que estaba fascinado con la aviación desde su más tierna infancia. En 2005 logró construir su primera aeronave, con la que logró volar 15 minutos. Dos años después se estrelló con su nueva avioneta, modelo R2, en su Shandong natal.

3. Karel Soucek, barrilete cósmico (1985)

Un canadiense de 37 años logró en 1984 una hazaña: lanzarse desde las cataratas del Niágara embutido en una especie de barrilete de madera y plástico, sobreviviendo a 45 minutos de caídas y golpes. Confiado en la inexpugnabilidad de su vehículo-fortaleza, al año siguiente intentó lo propio en una demostración en el Astrodome de Houston, pero, por culpa de un fallo de coordinación, cayó desde tres metros y se mató.

4. Harry Smolinski, coche volador (1973)

En 1971 Harry Smolinski dejó su puesto de trabajo para abrir su propia empresa: Advanced Vehicle Engineers, con el objetivo de construir el primer coche volador. Y los coches voladores de aquella época no tenían nada que ver con los de ahora. Smolinski y su socio Harold Blake se mataron instantáneamente dos minutos después de despegar del aeropuerto de Ventura County durante el vuelo de prueba del coche volador.

5. Donald Campbell, corredor de velocidad sobre el agua (1967)

Donald Campbell fue un recordman de velocidad en lanchas rápidas, y llegó a batir 8 records mundiales en las décadas de los 50 y los 60. En su intento por superar la barrera de los 500 Km/h, Campbell diseñó la lancha Bluebird K7 y logró su objetivo…aunque fue un éxito pírrico, pues perdió la vida en el intento.

6. Franz Reichelt, hombre-pájaro (1912)

Inevitablemente teníamos que incluir en este listado al simpar Franz Reichelt, sastre y pionero del paracaídas, que murió cuando se lanzó desde la Torre Eiffel con su traje de hombre-pájaro. Hemos incluido a Reichelt para que puedan ver el escalofriante vídeo de su primer y último vuelo, en el que se le ve dudando durante unos eternos segundos hasta dar el fatídico salto.

Visto aquí, aquí y aquí.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/futuretech/2010/09/28/murieron-por-sus-propios-inventos/trackback/

1.223 Comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Feed RSS

Suscríbete a nuestro RSS

¿De qué va este blog?

Futuretech se basa en diseños futuristas, plasmados en conceptos, ideas peregrinas, portfolios y hasta bocetos imposibles. Todos con un denominador común: el aparato sólo existe en la mente del creador o en los papeles del diseñador. Síguenos en @blog_futuretech y en facebook.com/futuretech.

Suscríbete a este Blog