Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Gracias a internet, estoy cerca de mi gente

21 mayo 2009 - 7:00 - Autor:

internetcuatro

Ilustración de Gabriel Campanario.

La distancia no es el olvido, pero las separaciones de kilómetros hacen que resulte bastante complicado mantener vivas las relaciones, compartir los pequeños sucesos cotidianos e intercambiar noticias. Lo sabe muy bien Martina G., de 36 años, argentina aunque residente en España desde hace ocho años. “No puedo ni imaginar cómo sería mi vida sin el correo electrónico y los servicios de chat y de mensajería por voz. Aunque estamos lejos, gracias a ellos mi familia y yo nos comunicamos todos los días, a todas horas, nos contamos nuestras cosas y nos mandamos fotos y mensajes”, explica.

Martina G. llegó a España como estudiante de un máster en Diseño de Indumentaria. Poco tiempo después conoció a su marido, un ingeniero malagueño, y recibió una oferta de trabajo. Decidió quedarse. Aquí formó una familia y tuvo a sus dos hijas, de cuatro y dos años.  “Mis padres han venido de visita para la boda y los dos nacimientos, pero no han podido viajar más por lo costoso que les resulta el euro. Mis hermanos, mis tíos y mis amigos no pudieron venir todavía, así que no conocen a mis hijas ni saben cómo es mi casa o mi ciudad”, relata la mujer.

Internet ha paliado en gran medida lo que de otra forma sería un abismo insalvable. Martina G. está convencida de que “no se puede comparar lo que podemos hacer hoy con la tecnología disponible. Además de que es mucho más barata que el correo postal y el teléfono, la Red nos permite estar comunicados permanentemente, mandarnos fotos, enlaces y noticias; chatear; hablar por Skype y seguirnos la pista en Facebook, entre otras cosas”.

Las ventajas se multiplican cuando hay niños y abuelos de por medio. “Mi mamá se conecta todos los días al chat para hablar y ver a sus nietas. Ellas le muestran sus dibujos, sus juguetes, le cantan, le bailan…Toda mi familia tuvo que aprender a usar el ordenador desde que yo me vine. Y mis hijas son expertas. Cada noche me dicen: ‘vamos a hablar con la abu’, encienden el ordenador y se sientan delante con los cascos puestos. Es muy duro estar lejos de tu gente, pero sin estos medios técnicos sería mucho más difícil y triste. Los inmigrantes y nuestras familias nos perderíamos muchas cosas”, asegura Martina G.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/graciasainternet/2009/05/21/gracias-a-internet-estoy-en-contacto-con-mi-gente/trackback/

3 Comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Suscríbete a este Blog

Normas de uso

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.