Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Hernando de Soto y la clave para escapar de la pobreza

31 agosto 2009 - 1:11 - Autor:

Hernando de Soto. Foto: ILD

Hernando de Soto. Foto: ILD

Cuando uno escribe un blog como este, dedicado a personas que inspiran a los demás, cuyos actos están guiados, sobre todo, por el afán de ayudar a los que más lo necesitan, se va encontrando con personas que no responden al modelo de “altruista” más reconocido por la sociedad, pero cuya influencia social quizás sea más relevante que la de aquel. Esto viene a confirmar que hay diferentes niveles en el concepto de “solidaridad” y que cada uno puede aplicarlo en función de sus aptitudes y capacidades. Es el caso de Hernando de Soto.

Hernando de Soto es un economista peruano que, desde hace 30 años, cuando fundó el Instituto Libertad y Democracia (ILD), defiende los derechos de los más pobres a poseer “oficialmente” las propiedades que muchos vienen ocupando ancestralmente, aunque sin ningún papel legal que lo documente. De Soto sostiene que los ciudadanos pobres carecen del registro de sus propiedades y no puedan utilizar sus bienes como garantía, con lo que tampoco pueden conseguir préstamos bancarios para ampliar sus negocios y, al final, se genera un círculo de pobreza imposible de atravesar. Lo explicó en los libros El Otro Sendero y en El Misterio del Capital.

Su teoría y sus propuestas de solución (modificar los sistemas jurídicos de adjudicación de derechos sobre las propiedades) han sido aplicadas por diferentes países: desde, evidentemente, Perú, cuando a principios de la década de los 90, trabajó en el gobierno de Fujimori; a Filipinas, Egipto o México. Incluso, a un nivel local, se ha planteado este modelo para La Cañada Real de Madrid. Evidentemente, De Soto tiene también sus detractores: el pasado 18 de agosto, la revista Foreign Policy recogía un artículo sobre el fracaso de las actuaciones promovidas por De Soto y Yunnus, casualmente el autor es un tal Peter F. Schaefer, presidente de una compañía que se dedica a comprar terrenos en los países en desarrollo.

Ahora, De Soto también centra sus esfuerzos en la Comisión para el emponderamiento legal de los pobres, que preside junto a Madeleine K. Albright (Ex-Secretaria de Estado de EE.UU.), y con la que el pasado mes de julio estuvo en el Aspen Ideas Festival. Lo más inminente en la agenda de De Soto y del ILD es el próximo 4 de septiembre. Estrenan un documental, El misterio del capital de los indígenas amazónicas (ver trailer), sobre los derechos de las tribus peruanas del Amazonas.

Antes de su labor al frente del ILD,  había vivido, trabajado y ganado el suficiente dinero en Europa como para, de vuelta a su país de origen, con 38 años, dedicarse a investigar las causas por las que sus paisanos no conseguían mejorar su salud económica. Ahora es un “gurú” en su país (es la tercera persona más influyente según un reciente estudio) y en todo el mundo,  la institución que preside, como resalta la propia web del ILD está “considerada por el semanario The Economist como uno de los dos centros de investigación (think tank) más importantes del mundo”.

Su carrera personal está adornada por todo tipo de premios y alabanzas por parte de medios como la revista Time, que lo distinguió como uno de los 5 principales innovadores de América Latina en el siglo XX y lo situó entre las 100 personas más influyentes del planeta.

Además, yo añadiría otro mérito más, paciencia y amabilidad para atender a todo tipo de entrevistas realizadas por jóvenes alumnos de Universidad. Es decir que De Soto tiene la cintura para estar un día asesorando a los principales presidentes y líderes del mundo y, al día siguiente, atender con esmero a un joven estudiante que cuelga la entrevista en Youtube.

La Liga de los Filántropos Extraordinarios

27 agosto 2009 - 0:34 - Autor:

Son como La Liga de los Hombres Extraordinarios en el mundo de la filantropía. Hace dos años, un grupo de reconocidas personalidades de la política, la sociedad y la economía se conjuraron para, bajo el liderazgo de Nelson Mandela, crear un grupo de trabajo “The elders” (Los sabios) cuyos objetivos son  la promoción de diálogo y de la paz y la búsqueda de soluciones para paliar el sufrimiento de humano, en particular  el causado por conflictos armado, pobreza extrema, injusticia o intolerancia.

Foto de grupo de The Elders. Fuente: The Elders

Foto de grupo de The Elders. Fuente: The Elders

Estos días, hasta el 28 de agosto, están recorriendo Oriente Próximo (Palestina e Israel). Puedes seguir todo lo que ocurre en la visita a través del blog de la organización, en el que se recogen tanto los típicos e insulsos resúmenes de prensa preparados por el asesor de comunicación, como posts escritos por algunas de las personas con las que se van encontrando en el viaje, desde un presentador de TV, o una joven palestina que tiene que pasar por un punto de control fronterizo para ir a la escuela. Esto es sin duda lo más interesante del blog ya que ofrece un espacio de opinión a los protagonistas anónimos del conflicto para que aporten sus puntos de vista y experiencias sobre un problema en el que los políticos han gastado ya muchos discursos. Por cierto, hay versión en hebreo y en árabe, espectacular y muy inteligente despliegue de medios para no herir sensibilidades.

La delegación la forman Fernando Henrique Cardoso, Ela Bhatt, Gro Brundtland, Jimmy Carter, Mary Robinson y Desmond Tutu. Además, les acompaña una especie de “equipo B” compuesto, básicamente, por dos tipos con mucho dinero y con ganas de ayudar, el multimillonario fundador de Virgin Richard Branson y Jeff Skoll, uno de los creadores de eBay y activo filántropo a través de su fundación y que, además, también ofrece sus propias impresiones del proyecto en su blog.

La gente ha perdido la esperanza en el proceso político. Queremos transmitir a la población que la paz es posible  y que apoyaremos sus esfuerzos por todos los medios a nuestro alcance.

Es el mensaje de Cardoso, líder la delegación. Oriente Próximo, Sudán, Zimbabwe, Chipre, la discriminación hacia las mujeres por motivos religiosos o la situación de la democracia en Birmania son algunas de las iniciativas en las que trabaja este grupo, cuyo equipo de gala es el siguiente:

  • Kofi Annan. Ex-Secretario General de Naciones Unidas.
  • Ela Bhatt (una de las menos conocidas). Una destacada defensora de los derechos y el trabajo de las mujeres en la India.
  • Lakhdar Brahim. Argelino, promotor de la independencia de Argelia y mediador internacional en conflictos con Naciones Unidas.
  • Gro Brundtland. Médica, Primera Ministra de Noruega durante 10 años, Directora General de la OMS (Organización Mundial de la Salud)…
  • Fernando Cardoso. Ex-presidente de Brasil.
  • Jimmy Carter. Ex-presidente de los Estados Unidos.
  • Graça Machel. Mozambiqueña, defensora de los derechos de los niños, Premio Príncipe de Asturias de Cooperación y, además, esposa de Nelson Mandela.
  • Mary Robinson. Ex-presidenta de Irlanda y Ex-Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
  • Desmond Tutu. Sacerdote sudafricano, firme luchador contra el Apartheid en los 80.
  • Muhammad Yunus. Bengalí, célebre por su Grameen Bank, el banco de los pobres. Precursor mundial de los microcréditos.
  • Nelson Mandela. No necesita presentación.
  • Aung San Suu Kyi. Miembro honorario, ya que Aung ha pasado los últimos años de su vida encerrada en su casa por defender la libertad. Y todavía tendrá que esperar, por lo menos, otros 18 meses para poder escapar de su arresto domiciliario.

Jesús Centeno, el cocinero de los cuentos

25 agosto 2009 - 0:35 - Autor:

Jesús Centeno, como "El cocinero de los cuentos"

Jesús Centeno, como "El cocinero de los cuentos"

Lo primero que hace es entregarme unos lápices de colores para mi hija (no nos conocemos de nada) y una pequeña cuchara de madera con mi nombre y un número: 3.201. Detrás de esa cuchara hay una historia, pero la posponemos hasta que la conversación avance. Jesús Centeno sonríe al hablar o habla al sonreír, no lo consigo distinguir. Desde hace cuatro años, cientos de chavales de colegios, campamentos, bibliotecas y, sobre todo, los niños de la UCI del Hospital Niño Jesús, le conocen como El cocinero de los cuentos, un personaje con el que, a sus 55 años, ha descubierto una nueva vida.

Como tantas veces ocurre, los acontecimientos se cruzan en la vida de una persona hasta cambiarla radicalmente. Jesús sabe lo que es eso. Licenciado en Derecho, ha pasado la mayor parte de su vida laboral, 30 años, en las oficinas de un banco, moviendo papeles, estudiando expedientes, elaborando dictámenes…

Estaba amargado, me preocupaba más por el banco que por mi familia.

Pero se produjo una circunstancia que lo alteró todo: la hospitalización (y posterior fallecimiento) de su mujer. En el año 2000, en el Hospital Montepríncipe de Madrid, Jesús era todavía un serio asesor legal de una gran institución financiera y cuando vio a unos payasos en la habitación de su mujer, les echó, sin más. Ella le recriminó su actitud y tuvo que pedir disculpas. Los payasos aceptaron siempre que Jesús se quedara a presenciar su show. Ahí comenzó la “conversión”, después vendría una lesión de espalda, una baja laboral prolongada, la prejubilación y el retorno a la felicidad.

Jesús Centeno lleva más de 6 años creando un personaje que debutó “oficialmente” en el 2005. Ataviado con un carrito, un delantal en el que tiene serigrafiados imágenes de cuentos para que los niños seleccionen el que quieran, y mucha imaginación, Jesús dedica todas las tardes de los martes, incluso en agosto, a visitar a los hospitalizados en la UCI del Niño Jesús.

Lo que más impresiona en una UCI es el ruido, el tic, tic, tic de los monitores. Eso impresiona. Luego está el sensor que tiene conectado el niño en el dedo. La lucecita roja de ese aparato es mi salvación, porque para hacer magia es muy buena, haces que aparezca, que desaparezca. Ahí ya te lo has ganado.

No es fácil la UCI, se nota que Jesús ha pasado malos tragos. Debe ser muy complicado desconectar del todo cada vez que se sale de allí, olvidar lo que has visto, lo que has oído.

Cuando entras, te vas lavando, observas, haces como que buscas algo debajo de la cama, te agachas y, entonces, piensan que estás chiflado, vas ganándote a los niños. Una de esas veces, me pillo de sorpresa un niño que tenía unos tensores (hierros) en la cabeza y me salió una exclamación. Claro, no me habían avisado y no estaba preparado. Ahora, miras antes por todos lados y nunca pregunto ni lo que tiene, ni tampoco cómo se encuentra, cómo le pongas cara de pena es peor. Luego si quieres, vete a la madre, que te va a contar todo.

Jesús es un volcán y en la entrevista se mezclan otras historias; “Tienes que ver Un clown en Kabul, es una peli del de Patch Adams, es durísima”, “Ahora estoy volcado con cuentos en los que los protagonistas tengan alguna discapacidad, es una buena manera de sensibilizar”, ” Utilizo muchos cuentos húngaros y rusos, pero uno de mis favoritos es “El gato con botas“, “Los chicos del Circo Piruleto (una asociación benéfica de payasos y animadores) no paran, están en todos partes, trabajan muchísimo, un día le va a dar algo a Fernando, su presidente”. En este punto de la charla, llegamos a la cuchara de madera con el número 3.201.

Una cuchara como esta la llevo siempre como parte de mi traje. Un día, a finales de marzo de 2005, me la pidió una niña y no se la dí, no podía, porque estaba enganchada a mi identificación y  no podía, pero le prometí que le llevaría otra la semana siguiente. Cuando volví, Sor Concepción (una de las monjas que estaba en la UCI) me dijo que ya no estaba con ellos…

Eso fue el 29 de marzo de 2005. Desde el 1 de abril de ese mismo año Jesús entrega una cuchara a cada uno de los niños que encuentra en la sala de la UCI del Hospital del Niño Jesús. Dice que algunos duermen con ella, que la dejan en la almohada.

La solidaridad es para el verano

24 agosto 2009 - 7:59 - Autor:

La época clásica para la solidaridad, las buenas acciones, las campañas de marketing social, con o sin causa, suele ser la Navidad, pero Adam Hirsch, uno de los “jefes” de Mashable.com, uno de los portales de referencia en el mundo sobre la web 2.0, cree que el verano también puede ser un buen momento para apoyar y promover proyectos solidarios. Por eso puso en marcha la iniciativa Summer of Social Good, que comenzó el 1 de junio y se cierra el 28 de agosto.

socialgood600

La idea es aprovechar el poder de las redes sociales (Twitter, Facebook, Myspace, blogs etc) para organizar una gran campaña de recaudación de fondos destinados a cuatro grandes organizaciones: Humane Society, Livestrong, Oxfam America y WWF.

Resultados principales:

  • Fondos recaudados: cerca de 27.000 dólares, hasta el momento.
  • Facebook: En torno a 900 fans
  • Twitter: más de 2.300 seguidores

La campaña se cierra el 28 de agosto, con una Conferencia en Nueva York en la que participan bloggers (Drew Olanoff entre ellos), profesionales del marketing, representantes del mundo de las ONG…

Creo que siempre es bueno que se activen iniciativas como esta y que solo en países como EE.UU pueden funcionar a un nivel aceptable. Los resultados de esta acción no son espectaculares y creo que se podían haber mejorado si hubieran centrado más el fin social. Es decir, recaudar fondos, en abstracto, para cuatro entidades no mueve a la gente, no agita el corazón, la sensibilidad de los usuarios. Una de las cosas que aprendí en la Facultad de Periodismo es que a las personas solo nos interesa lo que le ocurre a otras personas, así que si queremos que una acción de recaudación de fondos tenga éxito, busquemos casos concretos (la construcción de un hospital, de una residencia) o busquemos a personas, colectivos con los que nos podamos identificar…

El ejemplo más claro de esto lo tenemos en una de las campañas de más éxito que han tenido lugar en nuestro país: en 2001-2002, la recogida de firmas de Amnistía Internacional para evitar la muerte por lapidación de Amina Lawal. Este tipo de “reclamo” personal también ha llevado a “perversiones”, como cuando se pusieron de moda los apadrinamientos para recaudar las fondos, algunas ONG se dedicaron a personalizar las acciones cuando en este tipo de acción (l0s apadrinamientos) el dinero siempre va dirigido a la Comunidad a la que pertenece al niño, nunca al niño/familia en cuestión.

Silvia Earle, La Dama de las Profundidades

20 agosto 2009 - 19:22 - Autor:

Ha pasado más de 6.000 horas de su vida sumergida en las aguas de los océanos de todo el mundo, ha bajado cientos metros para descubrir lugares salvajes y únicos, ha batido el record mundial de descenso individual a las profundidades marinas, Silvia Earle, “La Dama de las Profundidades” como la denominó New Yorker, “Leyenda viviente”, según la revista Time, oceanógrafa e investigadora, es una de las personas que mejor conoce las maravillas que albergan nuestros mares, y también las amenazas que le acechan.

Earle, preparada para sumergirse en una expedicción de 1.970

Earle, preparada para sumergirse en una expedición de 1.970

Earle lucha desde la Deep Sea Coalition por la protección y conservación de nuestros océanos.

En los últimos 50 años hemos tomado más del 90% de los peces grandes en el mar, cerca de la mitad de los bancos de coral han desaparecido porque se ha dado una misteriora pérdida de oxígeno en grandes área del Pacífico… Salud para el océano significa salud para nosotros.

Es parte del discurso que ofrecía en las conferencias TED del pasado mes de febrero, en la que, además, se le concedió el Ted Price. Earle nació el 30 de agosto de 1935 en Gibbston, Nueva Jersey, Estados Unidos. Desde muy pequeña, cuando su familia se mudó a Florida, descubrió en el mar su patio de recreo favorito, su pasión, su modo de vida y, también, su causa. En 1953 empezó a bucear y, desde aquel año, ha participado en más de 400 expediciones (en 1.968, embarazada de cuatro meses, bajo a más de 100 pies, en el primer submarino moderno sin cámara de descompresión), escrito más de 125 estudios y publicaciones relacionadas y  enseñado en las más prestigiosas Universidades (Harvard, entre ellas).

El 97% del agua de la Tierra está en los océanos. Si no hay azul, no hay verde. Si pensamos que el océano no es importante, imaginemos la Tierra sin él.

Silvia Earle, en la actualidad. Foto:  Вени Марковски

Silvia Earle, en la actualidad. Foto: Вени Марковски

Earle sabe bien que debemos actuar cuando antes para frenar la degradación de los ecosistemas marinos. Por un lado está el problema de lo que sacamos del mar, por otro está lo que vertemos. En el primer punto identifica tres problemas fundamentales: la sobrepesca, que ha diezmado las poblaciones de especies; las capturas accidentales, en las redes acaban atrapadas especies de todo tipo que no eran el objetivo de la pesca. Y la tercera amenaza es la destrucción de los hábitats marinos debido en parte a los buques arrastreros. Silvia ha podido comprobar el daño que provocan estos barcos: “Es equivalente a lo que provocaría un buldózer en un bosque: para cazar unas cuantas ardillas, tendría que arrasar el bosque entero”.

Por eso Earle aboga por ampliar las áreas marinas protegidas, que en la actualidad apenas llegan al 1% del total.

Jaume Sanllorente y las 5.000 sonrisas de Bombay

19 agosto 2009 - 0:03 - Autor:

Un viaje  a Bombay en 2003 le cambió la vida. Descubrió un orfanato que estaba a punto de cerrar y expulsar a los 40 niños que acogía y Jaume Sanllorente decidió hacerse cargo del centro, abandonando su cómodo trabajo de periodista económico en Barcelona. Este barcelonés de 33 años fundó  la ONG Sonrisas de Bombay y desde entonces dedica las 24 horas del día a su trabajo en los diversos proyectos (orfanato, escuelas, atención médica) que han ayudado a más de 5.000 personas en ls ciudad india. Jaume habla sobre el giro que ha dado su vida y responde a otros temas que últimamente han colocado a la India en primer plano: Vicente Ferrer y la película Slumdog Millionaire.

P . ¿Las sonrisas pueden cambiar el mundo?

R. Por supuesto. Una sonrisa a tiempo puede cambiar el curso de una nación entera o de toda la humanidad.

Jaume Sanllorente en Bombay. Foto: Sonrisas de Bombay

Jaume Sanllorente en Bombay. Foto: Sonrisas de Bombay

P. En el adn de Jaume están las sonrisas y está Bombay y parece que cientos de personas sonríen ya gracias al trabajo de la asociación. ¿Hay alguna sonrisa que se le haya quedado especialmente grabada en la memoria? ¿Quizás las de los 40 niños que salvó en el orfanato, nada más llegar a la ciudad?

R. La organización ha crecido, y también su número de beneficiarios. Eso conlleva que cada vez menos pueda hacer trabajo de campo, de contacto diario con todos los beneficiarios del proyecto, porque supondría ser omnipresente en todos los rincones de Bombay dónde contamos con proyectos. Por ello, como bien apunta en su pregunta, la sonrisa de aquellos primeros niños beneficiarios de la entidad fue la que más guardada tengo en la memoria. Pero aún así, cada día es palpable el valor del proyecto, y las sonrisas que origina, así que sonrisas en el proyecto, nunca faltan.

P. Hablando con otros españoles que han dedicado su vida a proyectos en esta línea, me comentan que, al principio, son 24 horas de dedicación. ¿Es su caso?

R. ¡Sí, totalmente de acuerdo! Precisamente hoy lo estaba comentando con un grupo de españoles que ha venido a visitar los proyectos. No hay descanso cuando se adquiere un compromiso a este nivel. Incluso duermo con una libretita en la mesilla de noche en el caso de que me despierte con alguna idea relacionada con los proyectos. Por mucho que he intentado, me cuesta desconectar. Pero supongo que es algo extensivo a otras profesiones o cargos de responsabilidad.

P. ¿Puede tener una vida privada, personal?

R. Cuesta, no es fácil. Mis amigos se han tenido que acostumbrar a no hacer muchos planes conmigo y a depender siempre de mis horarios y compromisos, cerrados muchas veces con un año de antelación. Y ya no digamos en otro sentido de vida privada. Sigo soltero, ¡y no me extraña! Quien comparta la vida conmigo deberá saber que amarme a mí es amar el proyecto y el estilo de vida que entraña. Y eso no tiene que ser fácil.

Aún así, intento tener también una vida normal de cualquier persona de mi edad.

P .¿Echa de menos algo de su anterior vida como periodista en Barcelona?

R. El que sea la hora de terminar y poder desconectar. Lo único que echo de menos. Por lo que refiere a lo demás, no tengo o dejo de tener nada que no tuviera antes en mi vida. Más responsabilidades, eso es lo único.

También echo de menos el anonimato. Tras el boom del libro, me tuve que acostumbrar al reconocimiento y a que te conozcan en muchos lugares. Y el proceso de aceptar la nueva situación no ha sido fácil. El anonimato es un lujo que sólo aprecian aquellos que lo perdieron.

P. 24 horas de dedicación y, además, teniendo que preocuparse de su seguridad, ¿Cuántas veces le han amenazado de muerte? ¿Por qué?

R. Es un tema en el que no me gusta incidir demasiado. Es algo con lo que he tenido que aprender a convivir, un “gaje” del oficio. Trabajamos en sectores dominados en casos por mafias y es lógico que no haya sido plato de gusto nuestra presencia. Pero eso no nos debe impedir seguir avanzando en nuestro propósito.

P. Lleva escolta, ¿ha pensado, en algún momento, en abandonar Bombay y sus proyectos por la falta de seguridad?

R. Jamás. Los proyectos están y deben seguir estando, conmigo o sin mí.

P . ¿Cuál es el motor que le impulsa a seguir luchando? En el blog buscamos el origen del altruismo y tratamos de comprobar si la regla de William D. Hamilton es válida, ¿Cómo ve esa teoría Jaume Sanllorente?

R. No conocía esta teoría. Pero sí es cierto que imaginando que los demás seres humanos son nuestros hermanos, padres o hijos sentiremos de forma más profunda una llamada a nuestro amor.

P. ¿Consiste la felicidad propia en hacer felices a los demás?

R. Depende de para quién, claro está. Cada persona construye su propia felicidad o el concepto que tiene de ella. Yo sí creo que hacer felices a los demás contribuye, y mucho, a la felicidad propia.

Pero no soy nadie para dar lecciones de felicidad a nadie. Supongo que, como en el caso de muchas personas, la felicidad va por momentos.

P. La India y Bombay han saltado a los medios en los últimos tiempos por dos razones. Vicente Ferrer y la película Slumdog Millionaire, ¿Qué repercusión ha tenido la muerte de Ferrer en Bombay y en los medios de la India? Respecto a la película, las autoridades se quejaban de que deformaba y “afeaba” la realidad de Bombay, ¿Cómo lo ve Jaume?

R. La India funciona mucho por estados. Vicente, a quién conocía, admiraba y respetaba muchísimo, era muy conocido y venerado en Andhra Pradhesh (la región en la que trabajaba Ferrer). En Bombay la noticia nos repercutió por parte de España. Su testimonio de vida es y será siempre para mí un ejemplo impagable.

Por otro lado, Slumdog Millionaire mostraba una parte de Bombay que existe, aunque algunos quieran negarlo. ¿Que si era una visión muy occidental? Tal vez, pero el director era libre de hacer lo que le diera la gana. Es una película, ¡no? Ahora bien, ¿si refleja como es Bombay? No refleja el todo absoluto de Bombay, dónde no hay únicamente eso, pero sí refleja bien el sector que ha querido plasmar.

P. ¿Cómo afronta el futuro? ¿Piensa en traspasar las fronteras de Bombay?

R. Queda tanto trabajo por hacer en las propias fronteras de Bombay, que no me planteo en absoluto ampliar los proyectos de terreno a otros lugares.

Ian Usher, 50 fotos contra el cáncer

13 agosto 2009 - 8:36 - Autor:

En la primavera de 2008, un inglés de 45 años afincado en Perth, Australia, tras fracasar su matrimonio, decidió sacar a subasta su vida en Ebay: su casa, su trabajo, su coche, sus amigos… Ian Usher consiguió casi 400.000 dólares por todo lo que tenía y decidió emprender la aventura de su vida: 100 semanas, 100 retos. Ian se ha marcado 100 objetivos, 100 grandes sueños que está cumpliendo uno a uno: desde aprender a volar, a cruzar la mítica ruta 66 en EE.UU o correr un encierro en los Sanfermines.

Ian Usher con una serpiente, en San Francisco. Foto: Ian Usher

Ian Usher con una serpiente, en San Francisco. Foto: Ian Usher

Bien, pues lo que enlaza con este blog es que su reto más grande tiene que ver con una causa social. Ian quiere recaudar 50.000 dólares para el Bowel Cancer and Digestive Research Institute, una entidad que se dedica a investigar, educar y sensiblizar en torno al cáncer de colon, una enfermedad que causa 13.000 muertes al año en España.

¿Por qué esta causa? Porque es la enfermedad que pudo con su padre hace 15 años. ¿Cómo va a lograr recaudar el dinero? Vendiendo una serie limitada de reproducciones de las fotos de su viaje. Por ahora solo lleva recaudados unos 1.500 dólares.

Coches oxidados en la ruta 66. Una de las fotos que se pueden comprar. Foto: Ian Usher

Coches oxidados en la ruta 66. Una de las fotos que se pueden comprar. Foto: Ian Usher

No sé si Ian conseguirá vender todas las fotos que necesita para completar su sueño, pero había una forma mucho más directa y sencilla de honrar la memoria de su padre y de colaborar en la investigación y prevención de dicha enfermedad: de los 400.000 dólares que obtuvo en la subasta, destinar, directamente, 50.000 a tal fin. Sencillo, ¿no? Otra duda que me surge es, después de conseguir todos o casi todos los sueños de su vida, ¿qué va a hacer? ¿Volver a trabajar a una oficina de 9 a 17 horas, comprar una casa, casarse…?

En fin, en esta línea, me quedo con la apasionante historia de Christopher_McCandless, el joven que inspiró la novela de Jon Krakauer Into the wild y la excelente película de Sean Penn, que en España se tituló Hacia rutas salvajes. Christopher decidió, al acabar la carrera, prescindir de casi todo para vivir en plena naturaleza y donar sus ahorros, 24.000 dólares, a Oxfam Internacional.

Davi Kopenawa, el Dalai Lama del Amazonas

10 agosto 2009 - 1:20 - Autor:

En Hutukara (la organización que reúne a los líderes Yanomami) no somos políticos, somos Yanomami, quienes respetamos la naturaleza, el agua, los árboles, los animales, en definitiva, nuestra tierra, porque es sagrada, no sólo por los antepasados que están enterrados en ella, sino porque es la vida y alegría de todos, no sólo nuestra.

Así resumía su filosofía de vida Davi Kopenawa el pasado mes de junio en la Casa de América. Davi estuvo en España para recibir una Mención Honorífica del Premio Bartolomé de las Casas. Chamán de la tribu Yanomami, Davi es una referencia mundial en la defensa de los derechos de los indígenas.

Davi Kopenawa, líder y chamán indígena rodeado de niños en Demini, Brasil. Foto: Fiona Watson/Survival

Davi Kopenawa, líder y chamán indígena rodeado de niños en Demini, Brasil. Foto: Fiona Watson/Survival

“El Dalai Lama del Amazonas” como le ha bautizado la prensa alemana, visitó por primera vez Madrid y dejó algunas ideas y sensaciones muy claras que nos pueden invitar a reflexionar sobre lo que estamos haciendo con nuestra tierra.

Debemos escuchar el llanto de la tierra que está pidiendo ayuda. La tierra no tiene precio. Ustedes tienen que dejar a los yanomami vivir y preservar la naturaleza. Porque la naturaleza nos da la salud, la alegría. Tenemos que dejar que la selva viva. No podemos dejarla morir.

Davi nació en torno a 1956 en Marakana, una comunidad Yanomami situada en la cabecera del río Alto Toototobi, en el estado brasileño de Amazonas. Su infancia coincide con el periodo en el que los Yanomami empezaron a dejar de ser una tribu no contactada, hasta ellos llegó el SPI (Servicio de Protección Indígena del Gobierno brasileño), con la Comisión Fronteriza de Brasil (CBDL) y, más tarde, los misioneros de la organización estadounidense New Tribes Mission. Este contacto llevó enfermedades nuevas a su comunidad y entre 1959 y 1967 murieron muchos miembros de su tribu, incluida su madre. Davi dice que uno de los primeros recuerdos de su vida es cuando su madre le escondía en un cesto cuando llegaban los hombres blancos.

El “avispón” o el “guerrero” , traducciones de su apodo “Kopenawa”, comenzó su lucha en 1983, buscaba el reconocimiento del terreno habitado por los yanomamis, en los estados brasileños de Roraima y Amazonas. En aquel momento, los mineros de oro (“garimpeiros”) estaban comenzando a invadir ilegalmente la zona y los yanomamis morían de enfermedades como la malaria y la gripe contra las que no tenían resistencia.

Davi Kopenawa salvó a su pueblo de la extinción liderando una campaña internacional junto a Survival International y la Comisión Pro Yanomami (CCPY) para lograr la demarcación de sus tierras. Esta lucha se materializó en 1992, cuando el Gobierno Brasileño crea el Parque Yanomami,  9,6 millones de hectáreas (96.650 km2), una de las reservas más importantes del planeta en diversidad genética, así como el hogar de unos 16.000 yanomamis.

Davi es en la actualidad una figura respetada a nivel internacional (desde 1989 es también Premio Global 500 de la ONU ), viaja por todo el mundo extendiendo su mensaje y recabando apoyos para la  CCPY (Comisión Pro Yanomami), la ONG brasileña con la que ha desarrollado proyectos educativos  para ayudar a los yanomamis a defender por sí mismos sus derechos; o de salud, formando a trabajadores sanitarios para reducir las tasas de malaria y otras enfermedades infecciosas.

Davi pasa la mayor parte del tiempo en su comunidad, Watoriki (la montaña del viento), con su mujer Fátima y sus seis hijos y dos nietos, practicando chamanismo con su mentor espiritual, Lourival, el chamán más anciano y respetado del la región.

Yo nací para luchar, para defender a mi pueblo

Douglas Tompkins, el magnate del ecologismo

7 agosto 2009 - 1:18 - Autor:

Los gobiernos, en general, siempre marchan algunos pasos por detrás respecto de los movimientos sociales.

Es un extracto de una de las últimas entrevistas que se pueden encontrar en la red al “Magnate del conservacionismo” Douglas Tompkins, un multimillonario estadounidense que lleva varios años empeñado en comprar extensos terrenos de la Patagonia chilena y argentina para, según defiende, preservarlos de cualquier amenaza medioambiental.

Douglas Tompkins y su mujer Kristine. Foto: Conservation Land Trust

Douglas Tompkins y su mujer Kristine. Foto: Conservation Land Trust

Tompkins nació en el estado de Nueva York en 1943. Amante de la naturaleza y la montaña desde que era un niño, con apenas 25 años había fundado y vendido la empresa North Face, que empezó siendo una modesto negocio de artículos de alpinismo. Su fortuna viene, sobre todo, a raíz de la creación, en 1968, de la marca Esprit, en California, que vendería a finales de los ochenta por cerca de 1.000 millones de dólares.

Ferviente seguidor de la teoría de la “Ecología profunda”, desde principios de los 90 se retiró a la Patagonia con su mujer Kristine McDivitt y, mediante la creación de diversas fundaciones, Foundation for Deep Ecology, Conservation Land Trust, Patagonia Land Trust, se ha dedicado a comprar  grandes terrenos con un alto valor ecológico para mantenerlos vírgenes y, finalmente, donarlos a las administraciones públicas para que formen parte de Parques Nacionales.

Creo que me gusta pasar a la acción: compro tierras en lugares que merecen ser preservados como en los Esteros del Iberá. Todos deberíamos ser definidos como ecologistas, más allá de los rasgos personales. Es una cuestión de supervivencia. Yo me defino como un apasionado y sincero hombre de espíritu libre.

Tras afirmaciones como esta (realizada en una entrevista para el Diario El país de Uruguay) muchos sectores de la población e incluso de las autoridades chilenas y argentinas han formulado diversas y variadas acusaciones, que van desde que se trataba de una agente de la CIA, o que su intención era vender terreno a empresas contaminantes, hasta que dada su condición de judío, aspiraba a crear una especie de estado judío en la zona Sur del mundo. Hay tantas y tantas opiniones/rumores circulando por las redacciones de los medios latinoamericamos y por los foros y blogs de internet, que la Conservation Land Trust publicó el pasado mes de marzo un especial “Preguntas y respuestas” sobre sus intereses, objetivos, etc, con motivo del proyecto que tienen en marcha en Esteros del Iberá, en Argentina.

El hecho es que el 19 de agosto de 2005, el Estado de Chile declaraba Santuario de la Naturaleza al Parque Pumalín, la zona de la provincia de Palena donde el Conservation Land Trust compró sus primeros terrenos, de forma que las 289.000 hectáreas adquiridas por Douglas son administradas por una entidad chilena, la Fundación Pumalín, y gozan de una designación del Estado de Chile que les proporciona protección ambiental e impide que se realicen actividades industriales. Además, al sur de Pumalín, en el entorno del volcán Corcovado, está el cuarto Parque Nacional más grande de Chile, para cuya demarcación Tompkins donó 85.000 hectáreas.

Drew Olanoff, twitter contra el cáncer

3 agosto 2009 - 2:02 - Autor:

Hace unas semanas os hablaba de las posibilidades que ofrece Facebook para las entidades sin ánimo de lucro y las campañas solidarias, desde hace algunos meses Twitter es la otra gran plataforma “social” de la red y su potencial como herramienta de movilización social ya ha quedado bien patente en asuntos como las revueltas de Irán o la condena del atentado de ETA en Mallorca.

Además, Twitter ofrece interesantes oportunidades para las ONG. Como siempre, en EE.UU. van un paso por delante y ya hemos podido ver todo tipo de campañas y usos. Un artículo de Techcrunch del pasado 5 de julio reúne algunas de las más relevantes acciones desarrolladas hasta la fecha, desde el elemento altruista que incluyó el actor Ashton Kutcher en su campaña para conseguir un millón de seguidores, hasta el éxito de iniciativas como Tweetsgiving o de “intermediarios” como Tweet4good. Bien, pues a través de este artículo he conocido el caso de Drew Olanoff.

Drew Olanoff. Foto: Flickr de Drew Olanoff

Drew Olanoff. Foto: Flickr de Drew Olanoff

Drew Olanoff es un conocido emprendedor digital en EE.UU. que el pasado 20 de mayo fue diagnosticado de un cáncer, Linfoma de Hodgkin. Drew escribía en su blog:

Tengo cáncer, pero el cáncer no me tiene a mí. Ganaré y voy a dar lo mejor de mí para ayudar a otros que están peor que yo.

Drew afirma que culpaba de cualquier cosa a su enfermedad, de perder las llaves, de olvidar su cartera, de que Twitter fuera lento, así que pensó, ¿por qué no canalizar todas las quejas que escribimos diariamente en Twitter hacia algo positivo? Así que desde hace un par de meses, si cada vez que queramos quejarnos de algo utilizamos el hashtag “#BlameDrewsCancer”, nuestro mensaje se incorporará en tiempo real a BlameDrewCancer, un sitio web que funciona como almacén de todos los mensajes ya que la idea de Drew es conseguir a un patrocinador que done 1 dólar por cada uno de los participantes en esta aventura. El destino: el proyecto Livestrong, creado por el ciclista Lance Amstrong. Ya han participado cerca de 10.000 personas. ¿Te apuntas?

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android