Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Guillermo Fernández, “Mito”, un maestro de la vida

12 Octubre 2009 - 1:06 - Autor:

Me hubiera gustado tener un maestro como Mito. En un momento en el que los profesores parecen una especie amenazada, en el que los políticos intentan regular cómo deben interpelarles los alumnos, en un  momento en el que se lanzan iniciativas como el Homenaje al maestro de la FAD o como My teacher, mi hero, para recuperar el valor de los educadores, más que nunca, son necesarias personas con carisma, con motivación, con capacidad para emocionar a sus estudiantes.

Guillermo Fernández, Mito, hace unos días en Senegal. Foto: Sebastián Losada

Guillermo Fernández, Mito, hace unos días en Senegal. Foto: Sebastián Losada

Guillermo Fernández, sus amigos le conocen como Mito, tiene ahora 63 años y desde hace una década está volcado, a través de Ecodesarrollo Gaia, en ayudar a los inmigrantes que llegan a su tierra, Galicia, y en dotar de infraestructuras básicas a Yoff, una barriada de Dakar (Senegal). Pero Guillermo también trabajó muchos años como responsable de juventud y educación de una corporación local, tratando de transmitir a los niños desde los 4 hasta los 20 años conceptos como el desarrollo sostenible…

Recorrimos Galicia caminando, recorriendo todos los pueblos, hablando con los campesinos, desarrollando un intenso programa de conocimiento del medio para acercarlo a los chicos, para que se asombrarán de la importancia trascendental de los procesos naturales, de la belleza del mundo y que se asombraran del respeto por la vida de toda la gente que vive en el campo.

Mito cree que uno de los problemas más serios de este país es el abandono de las políticas dirigidas a la juventud.

Es absolutamente fundamental, y hay que meterse profundamente, en esa etapa se gestan las bases del futuro, de lo que van a tener en la cabeza y en el corazón la gente que dentro de poco va a decidir los destinos de este país. La gente se llena la boca hablando del futuro y el futuro son los jóvenes, no hay más.

Y ese futuro no es muy alentador, según Guillermo, sobre todo porque el tiempo de los jóvenes no lo tenemos los padres o los maestros.

Lo tiene la Sony, las multinacionales, los videojuegos a los que juegan cientos de miles de niños. Se entrenan horas y horas y horas en ser francotirador, en acertar en el medio de la sien, en destruir. Antes, el aburrimiento era fuente de inspiración y la puerta de la introspección. Hoy en día siempre hay una respuesta a ese aburrimiento y es absolutamente negativa y cargada de contenidos bélicos.

No obstante, todavía existe un hueco, unas horas, que debemos aprovechar al máximo, un “tiempo de calidad”, como dicen los que no tienen tiempo de estar con sus hijos. En el ámbito de la escuela, Mito cree fundamental que los profesores a los que les toca hablar de conocimiento del medio, de naturales, de literatura… vivan y sientan lo que cuenten.

Los niños y jóvenes tienen una gran capacidad de percepción, entonces la gente que enseña debe vivirlo. Hay que explicarles la belleza de esta vida, lo importante que es la bondad, su importancia trascendental como una forma superior de inteligencia. La forma de transmisión no puede ser organizada, verbalizada, hay que transmitir vivencias y emociones y eso es lo que nos engancha.  Las emociones son las que nos enganchan.

Mito se fue de su Galicia natal a estudiar Sociología a Alemania en un momento en el que la alternativa verde era una realidad en aquel país y una utopía en el nuestro. Allí se empapó de las nuevas corrientes de opinión que ya alertaban de la contaminación atmosférica, de los tóxicos… A su vuelta a España, quiso transmitir esa nueva mentalidad y, entre otras muchas cosas, estuvo en los orígenes de Greenpeace España, organización con la que sigue colaborando. Desde hace ya unos cuantos años dedica su vida a echar una mano a los inmigrantes que llegan a A Coruña. Desde Ecodesarrollo Gaia les ayudan a integrarse, a encontrar trabajo, a conciliar su pasado con su presente.

Somos una ONG de conciliación, queremos que los inmigrantes
desarrollen su proyecto, pero que éste no entre en colisión, no incida negativamente con la población de acogida.

El año pasado ayudaron a más de 1.700 personas de 80 nacionalidades distintas. Mito se muestra especialmente orgulloso de un proyecto de reinserción de 105 marineros senegaleses en flotas de pesca gallegas. Es un ejemplo de su trabajo. La conversación es muy fluida con Guillermo, transmite con mucha claridad y ofrece continuamente conceptos e ideas muy claras.

El principal derecho que tiene el ser humano es a no emigrar. En segundo lugar, sería a emigrar, pero no en las condiciones
en la que se produce, porque no es emigración. Es expulsión. Se produce una situación muy dolorosa, se produce una especie de regulación afectiva, personal, de ubicación…

Mito ha regresado hace solo unos días de Yoff, una barriada de pescadores de Dakar, la capital de Senegal, que cuenta con apenas 60.000 habitantes. Allí Ecodesarrollo Gaia está realizando un proyecto integral de creación de infraestructuras básicas de educación, de salud, desarrollo económico y formación de los jóvenes.

Entrada de la Escuela "Coruña" en Yoff. Foto: Sebastián Losada

Entrada de la Escuela "Coruña" en Yoff. Foto: Sebastián Losada

Ya han construido un centro de formación para niños, “Escuela Coruña”, y un centro de desarrollo sostenible comunitario regido por mujeres. Están levantando un centro de formación para jóvenes y una casa del mar, buscando siempre dar las herramientas a los senegaleses para sean dueños de su futuro, para que encuentren un trabajo, una vida.

En el último viaje le han acompañado un grupo de médicas voluntarias de A Coruña, que han estado atendiendo a más de 1.500 niños con sarna, hongos, heridas no curadas, problemas en los ojos, problemas en los pies, “hay niños que caminan sobre los talones porque tienen los pies reventados”, dice Mito.

Médica voluntaria atendiendo a mujeres y niños en Yoff. Foto: Sebastián Losada

Médica voluntaria atendiendo a mujeres y niños en Yoff. Foto: Sebastián Losada

También quieren crear una maternidad ya que en la que existe actualmente  unas tijeras y unos cordones de zapato son todo el material médico disponible para traer a los niños a este mundo. Creo que el proyecto de Mito merece la pena, que están dejándose la piel en ello.

Somos gente anticuada, hacemos las cosas y no las publicitamos. Estamos encantados de hacerlas, tenemos una honestidad a prueba de bombas y con cuatro duros vamos tirando  y haciendo las cosas, aquí no se pierde un céntimo, pero estamos siempre sonados.

Ese “sonados” se refiere al dinero necesario para mantener la locomotora funcionando. Cuando entran en escena infraestructuras, los gastos pesan más que los ingresos, especialmente cuando eres “anticuado” como decía Guillermo. Él lleva ya muchos años tirando de ahorros y del dinero que no tiene, pero no piensa parar, tiene una responsabilidad consigo mismo y con la cantidad de gente que depende ahora de él.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/laregladewilliam/2009/10/12/guillermo-fernandez-mito-un-maestro-de-la-vida/trackback/

499 Comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

Profound Global ltd

[…]although web sites we backlink to below are considerably not connected to ours, we really feel they are actually really worth a go through, so have a look[…]

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Buscador

Feed RSS

Suscríbete a nuestro RSS

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Entradas recientes

Categorías

Archivos

Etiquetas