Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El cura de la Cañada Real

30 marzo 2010 - 23:38 - Autor:

Pelo largo, al estilo heavy, fanático de la espeleología, defensor de causas perdidas y cura. Ese es Agustín Rodríguez Teso. Hablar con él es casi una epopeya, no para. Consigo, finalmente, robarle 20 mimutos, por teléfono, a las 20:30 de la noche, mientra sale de la Cañada Real (os invito a saber cómo es, físicamente, en esta entrevista de Madridiario).

Ahora estoy en la A3 y hay farolas, luces, pero en la Cañada Real no se ve nada, si no vas con cuidado puedes atropellar a un niño, a un toxicómano…

Es un pequeño detalle que revela el estado de abandono institucional que sufre una de las zonas más controvertidas de Madrid, la Cañada Real Galiana. Agustín es el párroco de la Iglesia de Santo Domingo de la Calzada, ubicada muy cerca de Valdemingómez, dedicación que compatibiliza con otra Iglesia, la de San Fermín, barrio del sur de Madrid en el que también vive.

Iglesia de Santo Domingo de La Calzada, en la Cañada Real

Iglesia de Santo Domingo de La Calzada, en la Cañada Real

Además, le da tiempo para presidir la Federación Madrileña de Espeleología y, sobre todo,  para apoyar a los vecinos de la Cañada en su lucha social.

Compatibilizo las dos parroquias desde hace dos años y medio. Me ofrecieron la de la Cañada Real porque se imaginaban que aceptaría, no creo que hubiese bofetadas por venir.

Está claro que Agustín tiene una historia que merece más tranquilidad y profundidad, espero que podamos tener una charla con más calma. Mientras llega ese día no me gustaría dejar de recoger algunas de sus reflexiones y de mostrar aquí el trabajo tan duro y difícil que viene realizando un grupo de voluntarios de la parroquia que, desde hace cuatro años, está empeñado en no dejar abadonados a los vecinos de la Cañada y, en especial, a la comunidad que vive en El Gallinero, un poblado habitado por unas cien familias de Rumania, que carecen de los servicios elementales, como agua, alumbrado, electricidad…

La historia de estos voluntarios y de su lucha se puede seguir en el blog Se hace Cañada al andar, un espacio un poco caótico, pero escrito con mucha honestidad y sinceridad

Si uno piensa en la Cañada Real solo le vienen a la cabeza drogadictos, camellos y delincuentes. Es el efecto de los reportajes televisivos, al estilo “Callejeros”, que con tanta pasión narran el inframundo que allí habita. Sinceramente, no sabía que había una parroquia, ni una comunidad de voluntarios, ni un grupo de vecinos  interesado y preocupado por “normalizar” su vida. Este tipo de gente no interesa, no tiene los brazos agujereados por la  heroína.

Está claro que el asunto de La Cañada es muy complejo y, a pesar de que he pasado unas cuantas horas tratando de empaparme, no logro descifrar todas las claves. Lo cierto es que en los últimos meses y gracias a las visitas de políticos de IU (Ángel Pérez) y el PSOE (Tomás Gómez), el asunto ha vuelto al primer plano de la actualidad madrileña.

Mientras Comunidad y Ayuntamiento de Madrid discuten una ley autonómica para ordenar y regularizar la situación jurídica del barrio, de sus construccciones y de sus habitantes, los vecinos demandan soluciones inmediatas para los problemas más básicos de salubridad y educación.

Agustín me cuenta que él, desde la parroquia, “solo” está ayudando a que se visibilice un problema.

Por lo menos ahora se ha puesto de manifiesto. Pero si esto lleva tantos años, es muy difícil que se solucione ahora, de golpe. Lo que pasa es que hay una serie de cuestiones urgentes que no dependen de ninguna ley.

Esas cuestiones urgentes las ha recogido la comunidad de Santo Domingo de la Calzada en un Manifiesto, en el que exigen, entro otras cosas,  la escolarización plena en colegios ordinarios, la creación de aulas materno-infantiles de 0 a 3 años, la normalización de los servicios de sanidad, limpieza y transporte, la delimitación de espacios de consumo  de droga y la instalación de salas de venopunción con recursos asistenciales.

Agustín, 47 años, lleva más de 20, desde que entró en el seminario, involucrado en la ayuda a los marginados. Ahora, con dos comunidades que atender, afirma que lo lleva “como puede”.

La parroquia de San Fermín me da equilibrio, porque la realidad de la Cañada es muy absorbente.

Y lo de la espeleología “una válvula de escape”. Lo dicho, Agustín y también Ángel, Maribel, Jesús y los demás voluntarios de Santo Domingo de la Calzada merecen, por lo menos, otro post. Continuará.

10 mujeres para un mundo mejor

28 marzo 2010 - 23:24 - Autor:

En Valencia, cientos de mujeres de todo el mundo se han reunido este fin de semana en el V Encuentro Internacional España- África “Mujeres por un mundo mejor”. Entre las asintentes, políticas, empresarias, líderes de organizaciones civiles… Un grupo bastante extenso en el que ha destacado, sobre todo, algunas mujeres excepcionales, muy relevantes en su lucha social o medioambiental, la Premio Nobel Wangari Mathai, Somaly Mann, Barbara Hendricks, Graça Machel

Foto de familia del V Encuentro "Mujeres por un mundo mejor". Foto: EFE.

Foto de familia del V Encuentro "Mujeres por un mundo mejor". Foto: EFE.

A mí me ha dado por acordarme de otras mujeres españolas que no estaban en Valencia, por lo menos no en el programa oficial de mesas redondas, conferencias, etc.  Es, simplemente, una selección personal de mujeres cuyo trabajo altruista me ha llamado la atención, de muchas ya he hablado en el blog y de las que no, espero poder hacerlo pronto.

  1. Gloria Iglesias. Gloria es, para mí, imprescindible en cualquier lista. Desde su Proyecto Gloria (91 521 15 74)  y su piso de acogida en el corazón de Madrid se deja la piel y la salud para que muchos indigentes tengan una segunda oportunidad.
  2. Carmen Sacristán. Todavía no he podido entrevistar a esta mujer que puso en pie una de las organizaciones más serias en la lucha contra la exclusión, la Fundación RAIS. Si queréis conocerla, aquí os dejo una entrevista de hace unos años.
  3. Teresa Silva. Fue a una de las primeras personas a las que entrevisté en La regla de William, mujer luchadora y de carácter, ha facilitado a través de la Fundación También que miles de personas con discapacidad puedan hacer deportes que parecían inalcanzables.
  4. Anabel Cornago. Anabel no tiene un currículum social impactante, pero su blog guía a muchas familias con niños autistas. Ahora que está cerca del Día Mundial del Autismo (2 de abril), creo que Anabel y su hijo Erik  nos pueden enseñar alguna lección sobre la vida.
  5. Rocío Nieto es la presidenta y alma máter de una ONG que acaba de cumplir 25 años en la defensa de los derechos de las prostituas, APRAMP. Rocío sí que ha estado en Valencia, y espero poder entrevistarla en breve.
  6. Estrella Delgado. 29 años, enfermera y desde el 2002, voluntaria-activista de Greenpeace.Estrella es una demostración que con pasión y voluntad, todos podemos hacer algo para mejorar el mundo.
  7. Mamá Afrika. Un caso de solidaridad discreta, una mujer, Lucía, que descubre un día que un simple gesto, café, un saludo, a un inmigrante que vive marginado significa mucho. En Castro Urdiales, los inmigrantes, senegaleses la mayoría, la conocen como Mamá Afrika. Puedes seguirla en su blog.
  8. Pilar Mingote. LLeva más de 10 años entrando cada semana en la cárcel de Teixeiro, A Coruña, para ayudar a las presas a recuperar su autoestima, su dignidad, sus ganas de hacer cosas… Todo lo que hacen en el aula de cultura lo cuentan en Chicass10.
  9. Alicia Mora es una solidaria “freelance”. Un día, inspirada por el blog de Hernán Zin decidió que no podía seguir de brazos cruzados y, aunque ya colaboraba con la ONG Infancia Solidaria facilitando las operaciones quirúrgicas a niños de países pobres; se propuso llevar algo tan simple y tan fundamental como lápices, cuadernos y libros a niños de Palestina, Sáhara o Etiopía. Ahora, el 25 de marzo, acaba de salir en una nueva expedición para Beirut. No os perdáis un nuevo capítulo de su Lápices para la Paz.
  10. Encarnita. Empezaba la lista con Gloria y la termino con Encarnita Cabrero, una mujer imprescindible, la prueba de que hay personas que pueden con todo, incluso con la edad. Durante muchos años luchó con el Alzheimer al lado de su marido, desde hace 14 años acompaña a decenas de personas en esa misma lucha desde la AFAL Madrid.

La base de la pirámide y la empresa social

26 marzo 2010 - 8:21 - Autor:

Damos por hecho que cualquier persona hoy en día tiene una cuenta en un banco, es más, damos por hecho que casi cualquier persona en España y en otros países occidentales trabaja con las oficinas on line de sus entidades financieras o tiene tarjetas de crédito o débito para operar. Esto es algo cotidiano aquí, pero algo excepcional allí, en muchos países de África o Asia. Tampoco significa, necesariamente, que sea malo, pero está claro que limita la capacidad empresarial y económica de muchos pequeños comerciantes. Por eso, en los últimos tiempos, se ha empezado  a desarrollar un nuevo modelo de microfinanzas a través de teléfono móvil. Y lo siguiente que uno se pregunta es ¿Tienen móvil, pero no tarjeta de crédito? Pues sí, un informe de finales del 2009 de Naciones Unidas confirma el vertiginoso crecimiento de los móviles en África. El caso es que el sistema usa las tarjetas SIM de los teléfonos como “oficina virtual”. Un buen ejemplo de este nuevo modelo de negocio es M-PESA, un servicio que opera en Kenia.

Bien, vamos un poco más allá. El sistema en sí es innovador, pero no termina de provocar un beneficio social, a no ser que lo apliquemos al mundo de los microcréditos. Es sencillo: una institución que otorga microcréditos puede prestar el dinero a un emprendedor directamente a través de su teléfono móvil y este puede devolver su préstamo usando el mismo sistema, lo que reduce costes de intermediación, estructura, etc.  Es lo que está haciendo Frontline SMS: Credit.

Pirámide del sistema capitalista, 1917.

Pirámide del sistema capitalista, 1911.

Hace unos días recogía aquí una serie de aplicaciones móviles que están ayudando a mejorar el mundo, especialmente en el ámbito de las emergencias humanitarias. Como casi siempre ocurre, se trata de ideas e innovaciones que nacen a partir de una necesidad social concreta: se produce el tsunami de Indonesia y un equipo de ingenieros de diversas empresas e instituciones en Sri Lanka se ponen en marcha para crear un sistema de gestión de información on line, Sahana. Lo mismo ocurre con Ushaidi en Kenia o Haití: se presenta un problema que requiere de una solución inmediata. En España también tenemos algún caso de empresa social de estas características. Frogtek, por ejemplo. Su fundador, David del Ser, dejó su cómodo puesto de trabajo en Vodafone para estudiar en EE.UU. el modelo de empresa social y aplicarlo aquí. Frogtek se está dedicando a crear herramientas de contabilidad utilizando teléfonos móviles con sistema operativo Android para micro-emprendedores  de países emergentes.

El principal nexo de unión de Frogtek, Frontline SMS: Credit, M-PESA, el Grameen Bank o Kiva es que se dirigen, sobre todo, a “la base de la pirámide”, en inglés “Bottom of the pyramid” o “base of the Pyramid”, es decir a las personas que están en el escalón más bajo del sistema: 2.500 millones de personas que viven con menos de 2,5 dólares al día. Hay ya cierta literatura en inglés sobre el tema (la podéis consultar en el enlace de Wikipedia).

Tampoco es algo absolutamente nuevo, ya en 2006 el Grameen Bank de Yunnus y Danone crearon una alianza para proporcionar yogures de calidad a precios baratos en Bangladesh y el proyecto está funcionando muy bien. El yogurt, que se llama “Shoktidoi” (energía en bengalí) aporta el 30% de los nutrientes diarios necesarios para un niño. Además, implica a productores y ganaderos locales, mujeres que se dedican a venderlo por las aldeas… echa un ojo a la galería de Flickr para ver la fábrica en la que se produce. En cualquier caso, lo más interesante es la aparición de estos nuevos modelos de negocio “sociales” apoyados en la tecnología, porque dar el poder y el protagonismo a los que están en el fondo de la pirámide, sosteniéndola, intentando no morir aplastados.

Dedicado a Pablo y Mohamed

24 marzo 2010 - 1:13 - Autor:

Ana y Mudhat, una niña que fue operada con éxito en Madrid

Ana y Mudhat, una niña que fue operada con éxito en Madrid

Ana Sendagorta (1962) es oftalmóloga en el hospital Ramón y Cajal de Madrid. En el 2003 empezó a viajar al norte de Kenia para tratar problemas de visión y ceguera a niños malnutridos. En el 2006, un accidente se llevó a Pablo, 12 años, uno de sus cinco hijos, y ella decidió volcarse en su trabajo social en África y en España. Así nacía, unos meses después, la Fundación Pablo Hortsmann, que en apenas dos años ha construido un Hospital pediátrico en Lamu (Kenia) y ha reunido a más de 300 voluntarios dispuestos a acompañar a enfermos, a personas con discapacidad… Hablo con Ana apenas unos días después de que haya muerto Mohamed, un niño de Lamu de cuatro años que vino a operarse de un problema cardiaco.

P. ¿Cómo empieza tu trabajo en África?¿Cómo llegas hasta alí?

R. Fue en 2003 en respuesta a un misionero que nos hizo saber que en Turkana, en el norte de Kenia, había un índice de ceguera infantil enorme. En aquel momento, con dos amigas oftalmólogas y una enfermera nos fuimos para montar una consulta-quirófano. Vimos que las necesidades eran tremendas y que la ceguera se debía, sobre todo, a la malnutrición. Empezamos a montar una red de prevención, con una unidad móvil, apoyándonos en unas misioneras que atendían en las escuelas.

P. ¿Qué actitud debe adoptar uno al llegar a un sitio como Turkana u otros parecidos?

R. Fuimos con la idea de querer ayudar mucho, pero sin saber muy bien a lo que íbamos. Lo primero que aprendes es que para ayudar tienes que saber escuchar mucho, tienes que ser tremendamente humilde y querer integrarte en las redes sanitarias o misioneras locales y, lo más importante, que las motives, estimules y empujes.  Antes de crear la Fundación estaba claro que íbamos a viajar allí uno o dos meses al año, pero lo que se quedaba era lo que hubiéramos dejado de formación, prevención. Empezamos a formar personal y a dotarlo.

P. Y lo conseguiste.

R. La gran alegría es que en quinto año se inauguró la primera unidad oftalmológica de toda la región con quirófano y tres consultas. El personal local ha ido aprendiendo y  a alguno de ellos le hemos pagado la formación en Nairobi. Así que Turkana tiene en el Hospital de Distrito una unidad oftalmológica abierta, con servicio permanente. Todo esto fue antes de la creación de la Fundación.

P. Así que los africanos deben ser los protagonistas de su desarrollo.

R. No se trata de llegar tú y hacer una gran acción, sino de llegar, integrarte, motivar al personal local, darle los recursos y la formación y, una vez que lo has capacitado, entregarle el proyecto, ya que realmente es suyo.

Ana y Mudhat, en Lamu, después de ser operada

Ana y Mudhat, en Lamu, después de ser operada

P. En el 2007 nace la Fundación Pablo Horstmann, inspirada en vuestro hijo.

R. Lo que pasó es que cuando murió mi hijo Pablo (agosto 2006) quisimos hacer una fundación en su nombre, para recordarle. En su memoria, hacer todas las cosas buenas que pensamos que Pablo, con su alegría y generosidad, hubiera hecho en este mundo.

Siempre que había ido a las campañas oftalmológicas había vuelto contenta de la acción, pero con un poquito de sensación de impotencia por todos los niños que dejábamos atrás sin poder curarlos, porque nosotros, desgraciadamente, solo somos oftalmólogos. Por coincidencias de la vida, cuando estaba buscando dónde empezar a construir un hospital pediátrico, me encontré con Rafael Selas y él me hizo saber que en Lamu había unas necesidades sanitarias impresionantes: una zona rural mal comunicada y con una asistencia médica muy mala, un único médico para toda la población, ningún pediatra, apenas vacunas, el servicio no es gratuito…

P. Hemos hablado del trabajo de Rafael en este blog, ¿cómo se concretó el proyecto?

R. Rafael estaba muy angustiado porque había vivido la muerte de muchos niños sin poder hacer nada por ellos y después de visitar la zona con expertos en la materia, con el Jefe de Servicio de Enfermedades Tropicales del Ramón y Cajal, un especialista en prevención y una pediatra, decidimos hacer este hospital, que se ha convertido, en apenas 2 años, en el Hospital Pediátrico de referencia de todo el distrito.

P. Y todo, tirando vosotros, sacando, imagino, dinero de las piedras.

R. Empezamos con mucho voluntarismo, en un movimiento privado, de amigos y de socios y de empresas que confiaron en que esta idea era posible e iba a ser eficaz, como creo que se ha demostrado. Ahora podemos decir que hemos tratado a 30.000 niños y que se han salvado muchas vidas. Tratamos a 100 niños de media al día. También, los fines de semana, se ve a unos 300 niños en poblados, se vacuna a muchísimos. Ahora vamos a ampliar el hospital y vamos a iniciar un departamento de renutrición e inaugurar una unidad de HIV.

Exterior del Hospital Pediátrico de Lamu

Exterior del Hospital Pediátrico de Lamu

P. Me contabas que habéis traído aquí a un chico que no ha podido sobrevivir.

R. Allí tenemos unos recursos como de centro de salud o hospital rural, pero no tenemos quirófano o UVI. Yo lo llamo Hospital, pero te tienes que hacer a la idea que es más bien como un centro de salud con posibilidad de ingreso. Los pacientes que requieren técnicas diagnósticas o tratamientos más complejos, procuramos pagárselos. Los niños que requieren un TAC o resonancia o cirugía, les remitimos dentro de Kenia a Mombasa o Nairobi, pero, en algunos casos, hasta ahora siete en estos dos años, no han tenido solución en el propio país. Tenían patologías cardiacas tan complejas que allí no hay ningún hospital que se atreva con ellos. Seis han ido fenomenal, felices; pero Mohamed, que vino con cuatro años y que ha sido un verdadero luchador, pasando seis meses entre la planta y la UVI, murió la semana pasada.

P. Supongo que ante situaciones como esta te quedas con todo lo que habéis hecho por salvar su vida y lo que vais a seguir haciendo por los que vengan.

R. Bueno, yo lo que le explico a todo el mundo es que es triste y no quiero quitarme esa tristeza. Me parece normal y humano que para mí y todos los voluntarios haya supuesto un golpe emocional, pero eso no significa que nos desanime en nuestra idea de ayudar, incluso con más ahínco aún, a todos los que vengan a partir de ahora. De hecho, es al revés, no quiero apartar la cara de Mohamed, sino ponerla delante porque, cada vez que esté cansada o sobrepasada, miraré su cara y lucharé y pelearé por cada uno de los niños que nos lleguen en un futuro. Lo haremos en su memoria.

P. Una última pregunta, me llama la atención el logo de la Fundación, las ranas.

Logo de la Fundación Pablo Horstmann

Logo de la Fundación Pablo Horstmann

R. Cuando murió Pablo e iniciamos la Fundación le pregunté a su mejor amigo, su primo Jerónimo, qué logo quería poner pensando en que le gustara mucho a Pablo. En cualquier caso, tenía que expresar lazos de unión, de apoyo, amor, uno que ayuda a otro, pero que no se sabe quién es el que ayuda y quién el ayudado y él dijo “Ya está, dos ranas abrazándose”, le salió de forma espontánea, sin pensar.

Roberto Epple, el guardián del agua dulce

22 marzo 2010 - 8:23 - Autor:

Roberto Epple. Foto: jenashoka

Roberto Epple. Foto: jenashoka

Las fechas internacionales están fijadas, sobre todo, para generar remordimiento de conciencia en todos nosotros y, de paso, reivindicar un poco de atención para temas que suelen habitar en el olvido de los gobiernos, de los medios y de las sociedad. El Día Mundial del Agua no es una excepción.  La regla de William no ignora la protesta, pero apuesta por la propuesta. Por eso, siempre se pueden encontrar aquí historias de personas que un día decidieron ponerserse en marcha para cambiar aquello que no les gustaba.

En el asunto del agua es ejemplar el caso de Ryan, un niño canadiense que con 6 años decidió que era inadmisible que miles de personas en países pobres enfermaran y murieran por no disponer de agua potable: su fundación ha cortado la des a 640.000 personas en 16 países distintos. Otra historia inspiradora es la de Scott Harrison, fundador de Charity Water, una de las organizaciones con más empuje en los EE.UU. Scott era un relaciones públicas cuyo habitat natural eran los clubes de moda de Manhattan, hastiado de su vida, se fue como voluntario a África y acabó transformado. Desde 2006 trabaja para llevar agua potable a los lugares más desesperados del planeta y todo lo documentan en su web. Es una de esas organizaciones cuyo trabajo de comunicación es tan brillante o más como su trabajo de campo.

El post de hoy está dedicado a los ríos y a uno de sus más reconocidos conservadores: Roberto Epple. Roberto se convirtió en un personaje público cuando en los 90 encabezó una multitudinaria resistencia para evitar construir una serie de presas en el Loira francés. Suizo, procedente del ámbito de la comunicación empresarial, Roberto lideró un movimiento que consiguió frenar a las autoridades francesas mediante la cooperación: fue capaz de unir a diversas organizaciones que estaban dispersas y ponerlas de acuerdo para lograr un objetivo común. Así nació la la Red de Ríos Europeos (ERN), una alianza que cruza las fronteras y las jurisdicciones y hace prevalecer el concepto de solidaridad entre las diferentes comunidades, regiones y organizaciones que comparten la vida de un río.

Fundada en 1994, la red que dirige Roberto (que también ha sido reconocido como emprendedor Ashoka) trabaja en lo micro (lo local), pero también en lo macro, en la sensiblización y comunicación global. Empezaron en el Loira, donde, entre otras acciones, Epple movilizó a la gente para que se adueñara del espacio público, organizando baños multitudinarios. Al Loira le siguió el Elba, donde en 2002 tuvo lugar el primer Día Internacional del Baño en el Elba. Se trataba de celebrar que uno de los ríos más contaminados de Europa había sido recuperado. ¿Cómo? Invitando a los habitantes de su cuenca a disfrutar de él, a encontrarse de nuevo con la vida alrededor del río. Así, se establecieron 55 lugares a lo largo de 1.000 km, desde la República Checa hasta Hamburgo, y participaron más de 100.000 personas.

Cartel de WWF en el Big Jump de 2009

Cartel de WWF en el Big Jump de 2009

El éxito llevó a Epple a ampliar la idea y así nació el Big Jump, que podemos traducir como “Gran chapuzón”. En España lo coordina WWF, el año pasado se celebró en diversas localizaciones, y este año la cita es el 11 de julio. En el horizonte está el año 2015, fecha límite fijada por la UE para que los Estados Miembros recuperen el buen estado ecológico de sus ríos. Y para Roberto y el ERN no es suficiente con que los Estados pongan en marcha (de forma más o menos tímida) proyectos de recuperación: lo fundamental es dar el protagonismo a la gente, a las personas que viven el río.

Fajardo, pasión por la justicia social y la polémica

15 marzo 2010 - 23:15 - Autor:

Una entrevista a José Carlos García Fajardo no es una entrevista, es una conferencia de prensa con derecho a réplica. A sus 73 años, el “profesor” Fajardo conserva intacta su oratoria y su capacidad para persuadir. En cualquier caso, tampoco hace falta pincharle mucho para que el resultado de una charla de casi dos horas arroje todo tipo de titulares, nombres e ideas, desde su época de asesor de “telegenia” de la plana mayor del PP (Rato, Cascos, Aznar, Aguirre..), hasta, lo más importante, su labor como fundador y, ahora, presidente de honor, de Solidarios para el Desarrollo, la ONG que nació en la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense.

El profesor Fajardo, la semana pasada, con la Facultad de Periodismo detrás.

El profesor Fajardo, la semana pasada, con la Facultad de Periodismo detrás.

Parece increíble, pero en “tan solo” 73 años, le ha dado tiempo a estudiar cuatro carreras, aprender ocho idiomas, dirigir la Comunicación en la CEOE, asesorar en materia de imagen a gobiernos y multinacionales de España y Latinoamérica, escribir miles de artículos y un buen número de libros, visitar decenas de países, entre ellos 20 del África Subsahariana durante su año sabático, dar clase a más de 25.000 alumnos de periodismo, presidir y dirigir durante más de 25 años Solidarios. Y, todo eso, con 6 hijos y 11 nietos.

Está claro que Fajardo tiene historia para más de un post, pero voy a intentar extractar lo mejor de su vida y de su proyecto social. Para empezar,¿a qué se dedica ahora? Le fui a ver a su despacho en la Ciudad Universitaria, detrás de la Facultad de CC. de la Información y me lo encontré preparando cartas y mails a conocidos, amigos y simpatizantes de la organización para pedirles ayuda, para invitarles a hacerse socio: Solidarios, como otras muchas ONG, no pasa por sus mejores momentos. Y Fajardo está echando una mano para sostenerla, aunque pasa la mayor parte del tiempo coordinando el Centro de Colaboraciones Solidarias, una especie de “agencia social” que distribuye artículos, gratuitamente, para cientos de medios de comunicación en todo el mundo.

No practico la religión, no soy miembro de ningún partido político, he asumido la causa de los marginados, de los tuercebotas como yo.

¿Cómo nace Solidarios?

Al salir de una de mis clases, un grupo de alumnos me esperaron en el despacho 314, para hablar de “eso”, y yo dije “¿Qué es eso?”, “Cuando usted se va por los cerros de Úbeda”, me contestaron. Les cité de 2 a 3:30 en el aula 315, yo creí que se habían olvidado, pero entré allí estaban unos cuantos. Siempre digo que soy el causante de muchas almorranas, porque como no había sitio, tenían que sentarse en los radiadores.

Estamos hablando de finales de los ochenta y principios de los 90. La Facultad y la clases de Historia del Pensamiento de Fajardo fueron el caldo de cultivo de una generación de periodistas inquietos, a los que Fajardo sabía provocar: podrá caerte mejor o peor, creerle más o menos, podrás conectar o no con su mensaje, pero indiferente no dejaba a nadie.En La regla de William, desde hace un año, intentamos averiguar cuál es el motor de los comportamientos altruistas, en el caso de el profesor Fajardo, la inspiración fue su madre, una mujer de clase media-alta, tampoco rica, que llevaba la casa y se volcaba con los desamparados.

Todo lo mamé de mi madre. Después de la guerra, en el hambre, recuerdo que iba todas las semanas al hospital para ver a gente a la que no visitaba nadie. Recuerdo que, en mi casa, los miércoles, teníamos en la escalera sentados a los pobres y se les servía una taza de caldo y un trozo de pan. Yo veía a mi madre que aprendió a hablar con la manos para ayudar a una muda a la que golpeaba el marido. Nos educó para amar.

Así que inspirado por su madre, motivado por la justicia social y empujado por un grupo de de estudiantes con ganas de cambiar el mundo, Fajardo creó Solidarios para el Desarrollo

A los pocos días de empezar los seminarios suena el teléfono. “Soy Javier, Me llevan a la cárcel, voy a estar largo tiempo. No me falle profesor”. Javier era un alumno de 2º, le había tenido al año anterior y le había dado muy buenas notas. Yo nunca había entrado en una prisión. Al cabo de 20 días estaba en la cárcel de Segovia, visitándole todos los miércoles. Empezaron a acompañarme profesores, otros alumnos… El director de la cárcel me comentó que estaba matando pulgas a cañonazos, porque allí había alumnos de la UNED y no recibían a un profesor en mucho tiempo. Así que le propuse crear un aula de cultura.

Solidarios trabaja en ocho prisiones actualmente. Sus voluntarios fueron los primeros de carácter laico que entraron en estas instituciones penitenciarias, hasta entonces reservadas a las órdenes religiosas.

Fajardo, en Cuba, donde Solidarios enviaba libros y medicamentos

Fajardo, en Cuba, donde Solidarios enviaba libros y medicamentos

Una de las máximas que ha seguido la ONG es ir allá donde la llaman, responder a una demanda. “Como la sangre acude a la llamada de la herida para limpiar, aliviar y ayudar a que cicatrice.”

Los misioneros son enviados, pero nosotros somos llamados, y eso siempre lo tuve claro.

Las cárceles es el proyecto que más emociona a Fajardo.

Tengo mano con los ladrones, con los chorizos, con las putas. El servicio que más me gusta es el de las cárceles, les revoluciono, les provoco, digo que el primer derecho del preso es a fugarse. Les digo que aquello es como un colegio mayor, no tienen que preocuparse de la cocina y, cuando se duermen, tienen a un montón de agentes y guardias civiles para que no entren los ladrones a robar.

Es un provocador, le gusta polemizar y le preocupa cómo se están burocratizando las organizaciones sociales.

Antes, adaptábamos nuestra disponibilidad al servicio social y se hacían las cosas. Ahora se ha considerado que esto es un nicho de empleo. Ahora los trabajadores de las organizaciones sociales tienen el horario estricto de trabajo. Hay tantas exigencias en sus derechos que algunos no están dominados por la pasión de la justicia. Hay algunas ONG sin voluntarios. Hay personas que dirigen ONG que no han visitado una cárcel, que no han estado bañando a un enfermo o acompañando a un terminal. Y eso es lo que transforma tu vida.

Solidarios siempre ha sido un referente como organización de voluntariado: dos horas a la semana es el compromiso. Entre los servicios a elegir: personas mayores, sin hogar, cárceles, hospitales, inmigrantes, prostitutas… Y, lo más importante, el respeto de una serie de valores y principios

Hay gente que cree que el voluntario le hace un favor a la ONG, mientras no erradiquemos eso, estamos perdidos. El favor se lo hacen los pobres, los marginados, los ancianos, para que vayan a caminar con ellos; nosotros, los voluntarios sociales, no vamos a cambiar nada. Ante el sufrimiento y ante el dolor, hay que descalzarse, mentalmente. No podemos ir a una cárcel, a estar con inmigrantes sin acoger, sin guardar silencio, ¿quiénes somos para decirle a un alcohólico que deje de beber?

Como buen periodista y hombre de Comunicación, José Carlos García Fajardo piensa en titulares y en su trabajo al frente de la ONG ha acuñado algunas frases que firmarían muchos de los gurús que pueblan ahora el universo bloguero y  tuitero.

“Lo hicieron porque no sabían que era imposible.”
“A un joven si le pides poco, no da nada. Si le pides mucho, lo da todo.”
“A qué esperamos, si nadie nos tiene que mandar.”
“El que no tenga nada que hacer, que no lo venga a hacer aquí.” (en referencia a los voluntarios “ocasionales”)

Al trabajo en cárceles le siguieron las personas sin hogar.

Empezamos María José (una persona clave en Solidarios) y yo comprando medio litro de leche todos los días, un infiernillo por 170 pesetas en SEPU. En el suelo de despacho, sobre un cartón, calentábamos la leche y salíamos por Argüelles.

Y el acompañamiento a enfermos, personas con discapacidad…

Mi mujer me dijo un día que una prima tenía un hijo en el Hospital de Puerta de Hierro, que fuera a verle, que estaba malo, y al salir, hace 24 años, le dije que tenía SIDA y empezamos a visitarle a él y a otros. Así empezó nuestro servicio a los terminales de SIDA. Por una señora ciego, nos enteramos de que en el Gregorio Marañón, y en otros hospitales, había personas a las que no visitaba nadie. Otro día, llegó una persona que me pidió que fuera a una residencia de personas con grave discapacidad. Comprendí que la gente que trabajaba allí quedaba agotada. Me ofrecí, junto con otros amigos, los sábados y domingos a bañar, a afeitar, a acompañar a dar un paseo a las personas con discapacidad, de 7 a 10 de la mañana. Un día, en la Facultad de Ciencias de la Información, que está hecha con el culo, me encontré a una chica sentada en una silla de ruedas. Le pregunté, “¿qué haces?, “esperando a que alguien me suba”. Ese mismo día colgué carteles en la Facultad para encontrar voluntarios. Así empezó el PAED (Programa de Ayuda a Estudiantes Discapacitados).

Luego llegaron los viajes de voluntarios a países de Sudamérica, 200 chicos viajaban cada año pagándose cada uno el viaje y siendo acogidos por instituciones que los necesitaban, hasta que alguien llamó por teléfono y preguntó por “Viajes Fajardo”. En ese momento comprendió que tenían que acabar con ese modelo; pero sí que pusieron en marcha dos proyectos emblemáticos: el Libro Solidario y el Puente Solidario. A través del primero, han procesado tres millones de libros, de los que ya se han enviado un millón, en bibliotecas de 6.000 volúmenes cada uno, a Universidades y Escuelas de Magisterio de Sudamérica, la zona Atlántica de África, centros de español en Irán, en Irak… Por su parte, el Puente Solidario (iniciativa que ya no tiene activa la organización) clasificó y envió 60 toneladas de medicamentos. Este último proyecto se complementó con la puesta en marcha, durante el año sabático de Fajardo por el África Subsahariana, de centros de medicina preventiva en diversas Universidades de países como Senegal, Malí, Tanzania…

En Camerún, donde Solidarios desarrolló un proyecto de piscifactoría

En Camerún, donde Solidarios desarrolló un proyecto de piscifactoría

Hace tres años que José Carlos García Fajardo pasó a un segundo plano: se jubiló, cedió el testigo de la presidencia de Solidarios y, cómo el mismo afirma, “dejó que el organismo reclamase sus derechos”. Si en África, a los 59 años, las pasó canutas y estuvo muy enfermo por problemas intestinales, desde hace un lustro es el corazón el que le mantiene a raya: 14 pastillas al día. Aunque afirma que no tiene la misma fuerza ni vitalidad, yo le encontré pletórico, volcado en su CSS, obsesionado con la justicia social, recordando a Hélder Cámara, al que conoció personalmente, “Cuando doy de comer a un pobre, me llaman santo; cuando pregunto por qué es pobre, me llaman comunista”.

Tengo que ser mucho más provocador, pero no puede haber protesta sin propuesta alternativa. Por eso, el fin de mi vida es el CSS, difundiendo artículos sobre DDHH, medio ambiente, justicia y solidaridad.

Seguramente José Carlos García Fajardo empezó todo esto por que no sabía que era imposible.

El mundo de Blo en Downtown Cómic

11 marzo 2010 - 0:04 - Autor:

Muchas veces el humor es la mejor forma de conseguir que un mensaje social se instale en la mente de las personas y permanezca. El Síndrome de Down ya ha escalado la montaña de la incomprensión en nuestro país, muchas personas, muchas familias, muchas asociaciones se han encargado de borrar los viejos tópicos y asegurar una integración tranquila y cotidiana. Además, se agredece que surjan aportaciones con un nuevo enfoque para seguir incidiendo en el tema de la inserción, de la normalidad.

Con el Premio Nacional de Cómic de Paco Roca ya hemos comprobado que el cómic puede convertirse en un excelente medio para abordar temas sociales y eso es precisamente lo que han hecho Noël Lang (guionista) y Rodrigo García (ilustrador – rodrimade.com) con Blo, el personaje con Síndrome de Down de Downtown, un proyecto que han lanzado en fase “beta” y que están testando en redes sociales, sobre todo en Facebook, ¿a qué esperas para hacerte seguidor de Blo?

Blo en DownTown Comic

Blo en DownTown Comic

Blo está inspirado en Pablo, el tío de Noël, un creativo publicitario alicantino de 28 años. Pablo tiene 35 años y, desde niños, Noël y él tienen una relación normal, cotidiana, han compartido infinidad de momentos con total naturalidad. Y de esa convivencia han surgido muchas de las historias del cómic, siempre apostando por el humor.

Nos gusta pensar que Blo tiene el mismo derecho a divertir que cualquier otro personaje de ficción, y que la gente, si se divierte con él, acabará tomándole cariño, a él y a sus amigos, además de entender su mundo.

En el mundo de Blo es muy importante Bibi, su novia, o Miguelote, uno de sus mejores amigos; pero también los discos y, sobre todo, el orden, mantiene perfectamente ordenados y clasificados sus discos.

Una tira de DownTown

Una tira de DownTown

Las primeras reacciones al cómic en Facebook están siendo buenas y Noël comenta que les han felicitado padres y madres de niños con SD. Cada semana, Noël y Rodrigo piensan ofrecer una nueva tira sobre las historias de Blo. Continuará.

Un blog para escapar de prisión

9 marzo 2010 - 1:03 - Autor:

“Soy Montse y de nuevo he vuelto a la jungla. Ha sido mi 2º permiso después de 8 largos años y me cuesta muchísimo hacerme a la vida en libertad”. Montse tiene 37 años, es de Ferrol y vive en Teixeiro, en la cárcel de Teixeiro. Ella es una chica 10 en varios sentidos. El primero y más evidente, está en el módulo 10 (el de las mujeres) y, el segundo, es una de las estrellas del blog Chicass10 que escriben desde hace unos años un grupo de presas con la ayuda de Pilar Mingote, una luchadora que se gana la vida trabajando como profesora de 4º de primaria. Tanto Montse como Pilar han ganado bastante popularidad en los últimos tiempos, gracias, sobre todo, a los Premios Fundetec. He charlado un rato con Pilar para conocer un poco más el proyecto, la cárcel de Teixeiro y a Montse y las otras compañeras de blog.

Yo entré sin tener mucha idea de lo que era la cárcel, no había trabajado con estas mujeres. Entre en un proyecto de estética, mi idea era conocerlas, poder hablar con cada una, saber cómo se llamaban, aunque yo nunca les preguntaba por su nombre o condena. Respetar es un principio fundamental. Se dieron cuenta de que no tenía ni idea de estética cuando les teñía el pelo y fueron ellas las que propusieron hacer algo cultural.

A Pilar le inspiró, en el año 99, el padre Garralda y su trabajo al frente de Horizontes Abiertos. Asistió a una charla en la que la ONG explicaba un proyecto de acompañamiento a hijos de presas y allí empezó a pensar en hacer algo para las mujeres.

Pilar Mingote, a la derecha, junto con Norma, de Chicass10

Pilar Mingote, a la derecha, junto con Norma, de Chicass10

Cuando todavía no tenía muy claro el camino a tomar, ni qué hacer, se encontró con Paca, su mentora y aliada, la que le enseñó mucho de lo que sabe y le ayudó a poner en marcha el proyecto cultural, que empezó como un taller de alfabetización cuyo producto final era una revista en papel y que, con el signo de los tiempos, se ha convertido en un blog único por varias razones: las Chicass10 son las que deciden los contenidos y, además, son las que escriben.

Nuestros inicios eran a lápiz y papel, copiando artículos y secciones de otras revistas, hasta que una  de las normas que pusimos entre todas fue no copiar y que todo tenía que salir de nosotras, y así hemos hecho.El resultado está a la vista.

Esto escribía Montse, “la Penélope de Teixeiro”, como la empiezan a conocer por sus fulgurantes apariciones en medios, el pasado 30 de enero. La intrahistoria del blog no tiene desperdicio: hasta hace dos meses escribían a mano y Pilar les llevaba fotocopiadas las entradas del blog para que pudieran ver el resultado final. Ahora, aunque siguen con las fotocopias, han abierto, los jueves, un taller con ordenadores. Eso sí, la conexión a internet está totalmente prohibida, los voluntarios llevan un pendrive con las páginas del blog grabadas. El objetivo de Chicass10 era y es aprender, pero también proyectar una mejor imagen de las mujeres reclusas hacia la sociedad. Y Pilar cree que lo han conseguido.

Creo que sí, el hecho de que sean cosas que escriben ellas y ver lo que hacen, rompe el estereotipo de que son un peligro dentro de lo que es la cultura del miedo.

Pero tampoco oculta o endulza la realidad, algunas veces pone en su boca afirmaciones u opiniones de las internas para no perjudicarlas. Y luego está la vida fuera del taller, algo que también me contaba Claudio Gorosito hace algunos meses. En el taller hay solidaridad, cohesión, un proyecto común, una ilusión.

La ley del módulo es otra. Están todas las mujeres sin clasificar, vienen de un sitio y de otro, no hay programas para educar. En el taller la idea es que nunca nadie se sienta excluida. Si alguien entra en el aula un día antes de un espectáculo, forma parte de él como las demás. Al final sale muy bien, lo viven.

Es inevitable preguntarle sobre las chicas con las que comparte tantas horas. ¿Cómo son? ¿Qué sueños tienen? ¿Qué tienen en común?

Me quedo con las ganas que tienen de aprender. Vamos 2 días a la semana y mira lo que escriben chicas que empezaron cortando y pegando en una revista. Montse dio una conferencia a 150 estudiantes de periodismo.

Pilar lleva 10 años observando las virtudes y defectos del sistema penitenciario español y de las mujeres que lo habitan. Y le da mucha pena la cantidad de analfabetismo con el que se encuentra.

La pobreza en las mujeres llama la atención. Me llega al alma la cantidad de mujeres que no tienen en la cabeza lo más mínimo para poder ser autónomas. Muchas no saben ni los años que tienen, hay mujeres gitanas que no lo saben.

¿Reinserción?

Normalmente, la que se reinserta es porque tuvo una vida normalizada y una familia estructurada. Si cuando entró no la tenía, cuando sale, igual o peor.

¿ No hay programas de integración laboral?

No hay, si lo hay es para uno, dos, tres… Pero son caminos muy desconocidos, no son accesibles y donde se mueven ellas, en la ciudad, en sus círculos, todo eso no existe, no les llega la información. No es porque no tengan ganas, ellas quieren un trabajo normal, una familia normal y una casa normal.

Pilar ha abierto una vía de escape a estas mujeres cuyo día a día es duro y desesperanzador, pero Pilar no es una supermujer. No existen los superhombres ni las supermujeres. Uno de las cosas que me ha enseñado La regla de William en estos 11 meses de viaje, es que, hasta en los más duros y perseverantes héroes, hay momentos de soledad, de miedo, de duda, hay situaciones límite que ponen a prueba la resistencia, que hacen temblar las convicciones. Es inevitable. Y Pilar también ha pasado por ese trance.

Gracias a que cada uno pone algo se va haciendo montón. Lo que resulta duro es la gestión, no el ir allí, trabajar con ellas es gratificante. Resulta duro la organización. Empezamos al revés: no éramos asociación, pero teníamos un proyecto. Me gustaría que alguien llevara la parte gestora.

Entretanto, seguiremos atentos a la vida de ese taller de cultura y de su blog Chicass10, ojalá que Montse y las demás consigan, una vez fuera de Teixeiro, escapar para siempre de la prisión.

La educación de John Taylor Gatto

3 marzo 2010 - 21:02 - Autor:

Portada del libro A Different Kind of Teacher, de John Taylor Gatto

Portada del libro A Different Kind of Teacher, de John Taylor Gatto

¿Qué educación estamos dando a nuestros hijos? Es una pregunta un tanto manoseada, pero no deja de ser un tema trascendental sobre el que se han sedimentado tantos estereotipos y frases hechas que parece complicado llegar a alguna conclusión fiable. Nos quejamos del sistema educativo, pero no hacemos nada por buscar una alternativa real. Es el que hay. Quizás nos gustaría que no solo el sistema educativo fuera distinto, sino que todo el “Sistema” sufriera algunos retoques. Lo cierto es que, aún así, surgen voces, personas, cuyas ideas y acciones nos pueden inspirar y ayudar a encontrar otra vía más humana, más natural para afrontar el reto de la educación.

Hay algunas personas que han luchado y luchan porque se instaure un nuevo modelo en el que lo más importante no sean las normas, las asignaturas o los conocimientos técnicos, sino las personas, los niños. Desde Carl Honoré y su último libro, al propio Eduardo Punset, varios autores han tratado este tema y lo que traigo aquí es un extracto de un discurso y un video de John Taylor Gatto, un profesor que ha dedicado y dedica su vida  a intentar ofrecer una alternativa al modelo educativo estadounidense.

Profesor durante tres décadas, autor de diversos libros y ensayos, defensor de la escolarización en casa, de la búsqueda de la individualidad, del autoaprendizaje, de que los niños disfruten de más libertad, de más tiempo con sus padres, con sus abuelos, con su comunidad. Gatto fue elegido en tres ocasiones “Maestro del Año” en Nueva York y en 1990 ofreció un discurso que ha quedado como un referente. En él, hay algunas ideas que estoy seguro podrían aplicarse en nuestras escuelas sin necesidad de grandes revoluciones, sino simplemente con el compromiso de los profesores y los directores de los centros.  Podéis leer el discurso entero en El blog alternativo.

Es absurdo y anti-vital moverte de aula en aula al sonido de una sirena durante todos los días de tu infancia natural en una institución que no te permite ninguna privacidad y que incluso te la quita en el santuario de tu propia casa pidiéndote que hagas tus “deberes”.

He observado un fenómeno fascinante en mis veinticinco años de ejercicio de la profesión: que las escuelas y la escolarización son crecientemente irrelevantes para las grandes empresas del planeta. Nadie cree ya que los científicos son enseñados en clases de ciencias o que los políticos en clases de civismo o que los poetas lo son en clases de inglés.

Durante cinco años manejé un programa escolar “autónomo” donde cada niño, pobre y rico, listo y no tan listo, tenía que dar 320 horas de trabajos o servicios a la comunidad. Decenas de estos niños volvieron años después, ya crecidos, y me contaron que la experiencia de ayudar a alguien les había cambiado sus vidas.

La escuela debe incluir a la familia como motor principal de la educación.



5 aplicaciones móviles para mejorar el mundo

2 marzo 2010 - 1:14 - Autor:

Ushahidi J2ME App. Foto Flickr. White African

Ushahidi J2ME App. Foto Flickr. White African

Acontecimientos como el terremoto de Haití han puesto en un primer plano informativo las aplicaciones para móviles que se vienen desarrollando en los últimos años con el objetivo fundamental de mejorar la vida de los que más sufren: plataformas para mandar alertas a sitios web en emergencias humanitarias, dispositivos  para comprobar vía teléfono la autenticidad de los medicamentos en los países en vías de desarrollo… Desde ayer se está celebrando en LABoral (Gijón) el III Encuentro Internacional de TIC en la Cooperación para el Desarrollo y me da rabia no poder estar por allí, porque han conseguido reunir a un grupo de gente muy interesante. Aunque en MobileActive.org tenéis el mejor sitio del mundo para estar al día de todos los proyectos que nacen a partir de un móvil, creo que es una oportunidad muy buena para recopilar aquí algunas de las ideas que se están desarrollando para convertir al teléfono móvil en un arma de desarrollo masivo.

  1. Ushahidi (“testimonio” en Swahili), una aplicación web creada para el mapeo de incidentes violentos durante la crisis post electoral en Kenia se ha convertido en una plataforma de crowdsourcing en temas de información sobre crisis humanitarias. La primera interacción se creó después de la violencia electoral de Kenia en 2008. Durante la catástrofe de Haití registró su mayor auge “social” y ahora, en Chile, mucho de lo aprendido en el país caribeño se está aplicando. Uno de los secretos de su funcionamiento es que en cada crisis se facilita un número de teléfono local al que las personas pueden enviar mensajes de texto que se transforman en mensajes web en la plataforma. Y lo hace en colaboración con Frontline SMS. Os dejo aquí la presentación que ha llevado una de las fundadoras del proyecto, Julianna Rotich, al encuentro de Gijón.
  2. Frontline SMS. Es una aplicación de escritorio open source que permite enviar mensajes de texto a uno o cientos de destinatarios en cualquier parte del mundo a un coste de llamada local conectando un móvil a un ordenador. Resultados prácticos: en el verano de 2008 John Nesbit, uno de los desarrolladores de Frontline, viajó hasta el Hospital de San Gabriel, en Namitete, Malawi, con cien móviles y un ordenador portátil, formaron a decenas de agentes de salud que luego enviaban sus datos y sus necesidades al hospital a través de mensajes: ahorraron 1.200 horas de desplazamientos al personal del San Gabriel.
  3. Rapid SMS. Una plataforma desarrollada por UNICEF, en la línea de Frontline, y que la organización la usa para mejorar la logística de sus acciones de ayuda humanitaria. Por ejemplo, afirman que resultó fundamental para lograr una correcta distribución de Plumpy Nut en la hambruna que asoló Etiopía en octubre de 2008.
  4. Sahana. Uno de los sistemas pioneros de gestión de desastres, que nació con el tsunami de 2004 y cuyo desarrollo ha tenido lugar en Asia, con las posteriores crisis de Pakistán, Filipinas, etc. Su funcionamiento, por lo que he podido comprobar, es muy similar a Ushahidi, con la diferencia de que necesita instalación.
  5. MPedigree. Se trata de una iniciativa que tiene por objetivo poner fin a la crisis de los medicamentos falsificados que mata diariamente a miles de personas en países pobres. Su coordinador, Bright B. Simons, está en Gijón y en su presentación figuran algunos datos alarmantes, como por ejemplo, que uno de cada tres de los medicamentos que circulan en los países en desarrollo es falso. Así que MPedigree, en colaboración con compañías de telecomunicaciones, farmacéuticas, gobiernos, sociedad civil, etc, promueve un sistema de códigos de autenticación gratuito para el usuario.

Muchas de estas iniciativas participan en el OMC (Open Mobile Consortium) una institución creada el pasado mes de junio  de 2009 y cuyo objetivo es ayudar a las organizaciones sociales, proporcionándoles soporte de conocimiento y tecnologías basadas en la telefonía móvil.

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube