Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Pepita Gallego, solidaridad de proximidad

29 septiembre 2010 - 22:56 - Autor:

Sí, muchos queremos cambiar el mundo, pero, ¿por qué no empezamos por cambiar nuestra actitud hacia el vecino ecuatoriano, la señora mayor con la que coincidimos al comprar el pan o el senegalés que vende/pide con La Farola en la entrada del supermercado? Basta con saludar, a veces, con preguntar o con responder. Es civismo, educación y, un poco más allá, solidaridad. Solidaridad de proximidad. Y de eso sabe bastante Pepita Gallego.

“Habla con Pepita, ella es la que conoce todos los movimientos sociales del barrio”. Es lo que me dijo hace unos meses Pepe Aniorte, de RAIS.

El ejemplo de Pepita no es, ciertamente, de los habituales de este blog, ni creo que sea de las historias “prototipo” que nos gustan a los periodistas y a los medios de comunicación. No es una heroína, no tiene heridas de guerra, no lo dejó todo por irse a una misión a la India o a Tanzania, no dirige ni lidera ninguna organización social, pero todo el mundo en su barrio la llama cuando necesita algo.

Y lo mejor de todo es el barrio en el que vive, el de Salamanca, uno de los más elitistas y ricos de Madrid, pero que también tiene sus cicatrices, sus problemas de convivencia y sus historias al límite.

El caso es que Pepita Gallego, casada, madre de tres hijos, ex-empleada de banca, ha recorrido desde que se prejubiló, hace 10 años, la mayoría de las asociaciones y proyectos de integración del barrio ofreciéndose para ayudar. Para empezar, es una Voluntaria por Madrid, un servicio del Ayuntamiento, y lo mismo está ayudando en una carrera popular que en unas actividades de ocio para personas con discapacidad en el Retiro. Participa en el Banco del Tiempo, colabora con RAIS…

Pepita tiene claro que nuestra sociedad tiene que cambiar, que se agota el modelo egoísta en el que hemos vivido muchos años, coincidiendo con las “vacas gordas”.

Vamos a volver a ayudar a los demás. Todos tenemos que poner un poco. Vas a comedores y te das cuenta de que hay muchas cosas por hacer.

Conoce bien los recursos disponibles en su barrio y me habla, por ejemplo, del buen trabajo que hace los Agentes de Igualdad en los distritos, una figura que yo desconocía absolutamente. También comenta las posibilidades que ofrecen los CAF en Madrid, Centros de Apoyo a las Familias, donde uno puede encontrar desde un psicólogo a un asesor legal, siempre de forma gratuita.

Su marido dice que es una “ONG andante”, ella afirma que se trata de aportar su granito de arena. Y ese granito puede ser conseguir ayer una cuna para una madre sin recursos o situaciones tan accidentales como escuchar, hoy, en el Hospital, durante cinco minutos, a una señora de la limpieza que termina contrato, se va al paro y necesita hablar.

Hay que escuchar, dar calor humano. Estamos todos en el mismo barco.

Buscando la felicidad desesperadamente

27 septiembre 2010 - 22:20 - Autor:

Bañistas en Caldera. Costa Rica. Foto: Flickr. Edwin Dalorzo

El mercado de la felicidad cotiza al alza: hay abundante oferta y demanda, cientos de mercaderes venden sus recetas para ser feliz y cientos de compradores están dispuestos a rehipotecarse para encontrar la alegría de vivir. ¿Dónde está? ¿Quién me la ha robado?, ¿Cómo pudo sucederme a mí?

Y, alrededor de todo esto, personas con buenas intenciones elaboran teorías, índices y estudios sobre el nivel de felicidad de cada país, de cada ciudad, de cada ser vivo. Desde que Bhután instauró, en 1972, la Felicidad Nacional Bruta, diversas Universidades, Institutos de Investigación y esos sitios tan modernos llamados Think Tanks han buceado en las estadísticas reales y en las imaginarias para sacar rankings y ofrecer una guía para saber donde encontrar la felicidad.

El último se llama Nic Marks, fundador del Centro del Bienestar, un Think Tank independiente-dependiente de la New Economics Foundation. Nic ha creado el Índice de Planeta Feliz y a los españoles nos ha situado en la posición 76. Nic ha optado por meter en la ecuación nuestra huella ecológica, los recursos que gastamos en cada país, mezclada con nuestra esperanza de vida y otros datos cualitativos extraídos de estudios de opinión. El resultado es que en Costa Rica es donde mejor viven. No me extraña. Es, en cualquier caso, una nueva y original forma de llamar la atención sobre el saqueo al que estamos sometiendo al planeta.

En La regla de William buscamos los orígenes del altruismo y buscamos a las personas que han elegido ayudar a los demás. Es curioso, pero el 99% de las personas a las que he entrevistado parecían felices y muchos afirmaban serlo. ¿Será una nueva receta? ¿Ayudar a los demás para alcanzar el júbilo?

Muchos llevaban grabada a fuego la dedicación a una misión social, otros han optado por darse a los demás para dejar de buscar dentro de sí mismos el camino de la felicidad. Como me han dicho algunos voluntarios: en el voluntariado hay un alto componente de egoísmo, de buscar sentido a la vida.

El altruismo puede ser un camino, pero hay muchos otros, aunque algunos piensen que solo gente como Jorge Bucay tiene la llave de la felicidad. Que va. Echa un vistazo en internet. Por ejemplo, el post más leído en la historia de El Blog Alternativo es 40 consejos para ser feliz. A veces, intentar ser feliz es agotador.

Si todavía te quedan fuerzas para recibir consejos, ahí van tres citas de gente que sabe de lo que habla:

  1. Groucho Marx. “Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…”
  2. Miguel de Unamuno. “Una de las ventajas de no ser feliz es que se puede desear la felicidad”.
  3. Sartre. “Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace.”

Roser Batlle y la responsabilidad de los jóvenes para mejorar su comunidad

26 septiembre 2010 - 23:59 - Autor:

Proyecto de aprendizaje-servicio "Conecta Joven". Fundación Esplai.

Aprender y ayudar al mismo tiempo. Esa la filosofía del Aprendizaje-servicio, un método del que la pedagoga Roser Batllé es una de las más activas embajadoras. Después de una hora de entrevista con Roser, concluí que el principal inconveniente para que las ideas que promueve arraiguen todavía más es su marca, su nombre “Aprendizaje-servicio“. Son dos palabras que no tienen química, poco atractivas y que ya por separado no terminan de seducir. Pero lo cierto es que lo que propone Roser es, sobre todo, aplicar al sentido común al sistema educativo.

Aprender haciendo un servicio a los demás, con acciones que son útiles para otras personas, personas que tienen algún tipo de necesidad.

Roser Batlle

Un ejemplo muy fácil: los niños de primaria que se preparan unos villancicos y los cantan en una residencia de ancianos. Uno puede pensar que este tipo de cosas solo ocurren en los dibujos de Caillou, pero no, están en la vida real. Más ejemplos, la típica plantación coincidiendo con el Día del Árbol o el del Medio Ambiente. Roser habla de servicios a los demás y, en un sentido más amplio, de servicios a la comunidad. Estos ejemplos son sencillos, más adelante podrás leer casos muy interesantes, como el Mataró y los estudiantes de Comunicación Audiovisual o el de los presos de Villabona, pero Roser también quiere definir el alcance.

Cuando hablamos de mejorar nos se trata de solucionar las cosas de manera radical, porque muchas cosas no las pueden solucionar y algunas ni siquiera las podemos solucionar los adultos. Se trata de desarrollar pequeñas mejoras en el entorno.

Muchos podréis decir, “pero esto ya lo hacía yo en el colegio hace 30 años“.

La clave está en que se vinculen a contenidos y formación, porque entonces hay un doble efecto. Cuando haces alguna acción al servicio de los demás y la vinculas a los aprendizajes. Por ejemplo, en la casa de música, cuando los alumnos aprenden las canciones, sabiendo que les están esperando, que van a cantar para personas a las que les hace especial ilusión oírles, que tienen que aprender canciones que saben los abuelos, pero ellos no. Todo esto hace que el a sea más significativo e importante para ellos, porque le ven la utilidad..

Y lo normal es que todavía tengas dudas de que esto aporte alguna novedad con respecto a los típicos días del Domund o de salida al Museo de Ciencias Naturales que viviste en tu infancia.

Hay una experiencia de acciones solidarias puntuales: una colecta, el Día del Árbol… Lo que no se ha descubierto es la potencia del vínculo de las acciones ligadas a unos aprendizajes. Imagina una escuela que tiene por costumbre contribuir a una campaña de solidaridad por el Sáhara. Las escuelas lo pueden plantear como algo puntual: tal día, tal hora, una recolección de alimentos. Lo que pasa es como actividad educativa se pierde el entrar a ubicar esto en la clase de sociales, trabajar la historia, cómo ese pueblo llegó allí… Vincular una campaña a unos contenidos curriculares le da una dimensión mucho más sólida.

A medida que subimos la edad de los niños, el Aprendizaje-servicio toma una nueva dimensión. Roser comenta el caso de Mataró, una ciudad con una gran cantidad de ONG de perfil sociosanitario (Alzheimer, Parkinson…) que se quejaban de su poca presencia en el televisión local, así que al ayuntamiento promovió que los estudiantes de Comunicación Audiovisual de FP realizaran sus prácticas contando historias de las ONG y emitiéndolas en la televisión local.

También me ha gustado mucho un ejemplo aplicado a clases de inglés y al típico ejercicio de redactar cartas. ¿Por qué no aprovechar para bucear en la página web de Amnistía Internacional, encontrar una causa que te inspire y preparar un texto dirigido a evitar una lapidación o una pena de muerte? También me ha gustado otro de los descubrimientos que aporta este método.

Una de las cosas que suele ocurrir es que chicos y chicas difíciles de motivar, con estas cosas se animan. El típico que mete bulla, que no para, que molesta, le das una oportunidad de este tipo y es muy frecuente que acabe encontrando un sitio y se sienta más motivado. De entrada, es una cosa activa, no te puedes dormir, generas una expectativa, alguien te está esperando.

Roser destaca como experiencia de éxito la de Cibermanager, una iniciativa a través de la que los adolescentes adiestran en el uso de las Tecnologías e Internet a los niños de primaria. Y, saliendo, de entorno educativo, también hay buenas historias de aprendizaje y ayuda, como el de los internos de la cárcel de Villabona (Asturias) que trabajan obras de teatro en las que explican y comparten con chavales de instituto los riesgos de las drogas.

Este método educativo está más implantado en Latinoamérica y, especialmente, en Argentina. Roser lo atribuye a que allí el Estado del Bienestar está menos extendido. Hay muchas ideas y trabajos de gran impacto porque no hay servicios sociales suficientemente desarrollados.

Hay, sobre todo, uno que da para un post completo: en 2001, durante la gran crisis socioeconómica argentina, Mar del Plata era una de las ciudades más afectadas, paro y hambre eran sus dos grandes problemas. Así que un grupo de estudiantes de la Facultad de Agronomía de la Universidad crearon un programa para ayudar a combatir ambos problemas: formaron a los parados y establecieron huertas comunitarias para dar de comer a las familias. Eso dio lugar a un programa más completo con 115 huertas comunitarias, siete granjas, cuatro viveros, cuatro huertas medicinales, dos huertas escolares y varias microempresas que autoabastecían en 2007 a 480 familias y proveen a 60 comedores.

Aquí, en España, tenemos una realidad más cómoda, menos crítica y hay que adaptar los proyectos a nuestra situación socioeconómica. Con lo que me quedo es con la importancia de aprender desde la experiencia y a través de la ayuda. Y con una cosa más, casi todos sobreprotegemos a los niños, es inevitable, pero ¿es lo mejor para ellos?

Roser apuesta por la responsabilidad y por la generosidad y hace referencia a un principio de  la primera declaración de los Derechos del Niño, realizada en 1924 por Eglantyne Jebb, fundadora de Save the Children: “El niño deberá ser educado en la conciencia de que sus talentos han de ser empleados al servicio del prójimo”. Este principio se eliminó de todas las declaraciones posteriores, incluida la Convención de 1989.

10 respuestas sobre la trata de personas y la explotación sexual

22 septiembre 2010 - 22:38 - Autor:

Cartel de la campaña de Anesvad

El 23 de septiembre es el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños. Y algunas entidades, como Anesvad, han decidido llamar la atención de la sociedad sobre un problema que mucha gente (me incluyo) no tiene muy claro…

En torno a este tema sobrevuelan muchos conceptos y es difícil entender su verdadera dimensión y las relaciones que se establecen entre ellos: tenemos la trata de blancas, el tráfico de personas, la esclavitud sexual, la prostitución… Así que para poner esto en orden y aclararnos, Susana Fernández, portavoz de la Red Española contra la Trata de Personas, organización que aglutina a más de 20 ONG, nos responde a 10 preguntas.

1. ¿Es correcto hablar de “trata de blancas”?

Digamos que es una palabra en desuso, porque no define a lo que supongo que te refieres, a la trata de seres humanos con fines de explotación ya sea sexual, laboral u otros. Sin embargo parece que la sociedad entiende lo que significa y lo identifica con el problema, aunque sólo con la explotación sexual. Además, el término “blancas”, cuando en nuestro países parte de las víctimas son, por ejemplo, de Nigeria, hace que no sea muy correcto.

Sin embargo, la palabra adecuada, la aceptada internacionalmente, “trata de personas”, creo que todavía no hemos conseguido transmitir socialmente todo su significado. Hay que hablar de nuevas formas de esclavitud, de la esclavitud del siglo XXI aquí, en nuestro propio país. Creo que eso ayuda más a entender el horror del problema.

2. La trata de mujeres con fines de explotación sexual, ¿vive en un tercer plano informativo? ¿Sabemos  realmente lo que supone cuando oímos hablar de ello?

Creo que los medios de comunicación están despertando al problema, pero en general la sociedad española está respondiendo muy tarde.

En general el tratamiento de los medios de comunicación no ha ayudado a entender las causas, ni a identificar a las víctimas como tales. Te pondré un ejemplo. Cuando la policía realiza una redada en un “club” da cuenta a los medios, y estos relatan los hechos. Las mujeres explotadas, las víctimas, son tildadas de prostitutas, cuando en realidad son víctimas. Casi ningún medio cuestiona que se les detenga como a delincuentes por estar en situación irregular. El morbo marca en muchas ocasiones el tratamiento de la información y casi nunca muestra soluciones.

3. ¿Qué rasgos presenta en España? ¿Hay cifras o datos “oficiales” sobre la cantidad de mujeres en esta situación?

Naciones Unidas en su último informe sobre trata de personas en Europa Occidental señala a España como uno de los principales países de destino de víctimas de explotación sexual. Es decir, España es un gran consumidor de personas esclavizadas. Las estimaciones más conservadoras hablan de al menos 50.000 personas en esta situación, obligadas o coaccionadas a ejercer la prostitución bajo amenazas y deudas y sin posibilidad de salida, sin libertad.

Este año, por primera vez el Gobierno ha elaborado cifras, son las primeras estadísticas policiales: 6.700 víctimas identificadas, principalmente de Rumanía y Brasil. Se trata de la punta del iceberg. Lo más grave de estas cifras es que no muestran la protección que el Estado ha dado a estas víctimas que sí ha identificado. No se sabe qué ha pasado con ellas, el Gobierno no ha trabajado en esta dirección. La mayor parte de las víctimas son deportadas, sin protección por su condición de irregulares. Hasta este año, la trata de personas ni siquiera estaba tipificado como delito en nuestro código penal.

4. ¿Ha propiciado la crisis económica y la pobreza un aumento del tráfico?

Todavía no tenemos datos sobre esto. Sin duda es un mercado, el tercero más lucrativo del mundo, después de la armas y las drogas. El detalle es que en este caso la mercancía son personas.  En España hay una enorme disponibilidad, basta con abrir cualquier diario, las esclavas están al alcance de cualquiera y a un bajísimo precio. Por lo que en época de crisis parece que lo lógico es que la demanda baje y, por lo tanto, la oferta también.

A lo que sí estamos asistiendo es a un empeoramiento de las condiciones de estas personas: por menos precio “servicios” más indignos y arriesgados.

5. ¿Cómo se sale de una situación de explotación sexual?

Pidiendo ayuda. A pesar de todas estas dificultades existe una red de organizaciones ofreciendo asistencia y protección. Lo primero es que las personas tomen conciencia de su situación de explotación. Normalmente no se ven como esclavas y asumen la deuda, el abuso, las amenazas o las palizas como parte de la vida que les ha tocado vivir. Como el precio que tienen que pagar por haber confiado en que aquí optarían a una vida mejor. Cuesta trabajo entenderlo, pero es una especie de síndrome de Estocolmo, llegan a pensar que sus explotadores son en realidad sus protectores.

6. ¿Qué pueden hacer el Estado y las autoridades para erradicarlo?

Lo primero es reconocer que las personas explotadas son víctimas y como tal deben ser tratadas. Eso significa que la protección no se puede condicionar a la denuncia, como suele suceder. En la Red Española contra la Trata creemos que lo primero debe ser la protección a las víctimas. En estos momentos, la mujer que decide denunciar es casi una heroína, este país no ha sido capaz de garantizar las condiciones para que una mujer tenga más que ganar denunciando que no haciéndolo. Y lo segundo es la prevención y la sensibilización a la sociedad. Quien consume, quien compra personas son ciudadanos que, al menos, deben saber en qué condiciones se encuentra un alto porcentaje de las mujeres que ejercen prostitución en este país.

7. ¿Qué puede hacer un ciudadano normal?

Primero estar informado y después informar a los demás. España tiene el ranking de uso de prostitución más alto del mundo junto a Puerto Rico, un 34%. Es necesario que exista conciencia social. Ante casos concretos recomendamos mucha prudencia, cualquier acción debería siempre tener en cuenta el riesgo que puede suponer para la mujer. Ante la mínima sospecha recomendamos contactar con una organización especializada o con la policía.

8. Rocío Nieto, de APRAMP, me comentaba que ha cambiado el perfil del cliente que acude a la prostitución, que cada vez hay más jóvenes de 18 a 35 años, ¿cómo se actúa para que ese colectivo sea consciente de lo que puede suponer el negocio en el que participa?

Con campañas de sensibilización. Desde la red, por ejemplo, Médicos del Mundo, organiza ciclos de cine documental para despertar a los jóvenes a lo terrible de esta situación. La gente debe saber que no está sólo pagando por sexo, con su dinero puede estar comprando, literalmente, personas.

9. Legalizar la prostitución, ¿sería positivo o negativo para erradicar el tráfico de personas?

Desde la Red Española contra la Trata hemos optado por no posicionarnos. El debate entre regular o abolir la prostitución ha acaparado la atención en los últimos años y no ha favorecido en casi nada la situación de las víctimas de trata. Consideramos que la trata es una grave violación de derechos humanos, aquí no debe haber debate, debe haber unión de la sociedad civil y de las instituciones.

Aunque una cosa es clara, hay más trata cuanto más asequible sea. En los países donde la prostitución es ilegal, digamos que la masa de “clientes” potenciales es menor.

10. ¿Qué recursos ofrece la Red Española contra la Trata para las personas que están en esa situación?

Coordina el trabajo de 20 organizaciones en temas de incidencia política, sensibilización y en la identificación y derivación de víctimas.

No te olvides, infórmate e informa a los demás. Y, ante cualquier duda, contacta con alguna de las organizaciones de la RED.

20 claves para los familiares de enfermos de alzhéimer

21 septiembre 2010 - 0:10 - Autor:

Después de entrevistar el año pasado a Encarnita y celebrar con su vitalidad y optimismo el Día Mundial del Alzhéimer, no he encontrado un personaje que pudiera ejemplificar mejor el coraje y la lucha de una mujer/esposa/familiar por un enfermo. Y dado que encontrar en internet información de valor, útil y escueta sobre esta enfermedad no es del todo sencillo, he decidido buscar dos decálogos que puedan ayudar, de verdad, a un familiar cuidador.

Y nadie mejor que alguien que ha compartido miles de horas con familias afectadas para dar respuesta a las dudas más frecuentes y para lanzar diez consejos básicos. Se trata de Manuel Nevado Rey, psicólogo de AFAL (Asociación Nacional de Alzheimer). Todo el contenido está sacado de dos series de publicaciones realizadas por AFAL contigo y Obra Social Caja Madrid.

EL primer decálogo tiene que ver con las dudas más frecuentes que siempre asaltan a los familiares y que Manuel Nevado Rey ha podido constatar en su trabajo cotidiano. Están recogidas en el libro Cuidados informales en la enfermedad de Alzheimer:

1.  ¿Por qué nos tiene que pasar esto a nosotros?

¿Y por qué no? En España existen cerca de 700.000 casos diagnosticados. Se desconocen  los casos sin diagnosticar o aquellos que están por venir. Según datos de la Comisión Europea, se calcula que para el año 2020 en España existan alrededor de 2 millones de enfermos.

2. ¿Tiene curación?

Tratamiento sí, pero curación no.

3- ¿Es hereditario?

La hipótesis más extendida es que la enfermedad tiene un fuerte componente genético. Hay identificados cuatro cromosomas, pero sólo en un dos por ciento de los casos aproximadamente se puede hablar de transmisión hereditaria.

4. ¿Por qué no quiere salir con las amistades de siempre?

El enfermo es consciente de los fallos de memoria, su capacidad de lenguaje es inferior, cada vez utiliza menos palabras y le cuesta mucho trabajo comprender y expresar, cada vez tiene mayores déficit de atención y, por lo tanto, le cuesta seguir el hilo de una conversación. Por eso se aísla.

5. ¡No me deja en paz, siempre me sigue y me persigue no me deja ni a sol ni a sombra!

Se encuentra inseguro y con muchos miedos, ¿alguien se ha puesto a pensar cómo se tiene que sentir una persona que no es capaz de almacenar los conocimientos adquiridos diez minutos antes? Seguramente tuviera miedo e inseguridad, por ello, aquella persona que sirve al enfermo de guía (cuidador principal) es su referente, y cuando éste falta, el miedo y la ansiedad se disparan, por eso siguen al cuidador a todas partes.

6. Con vosotros sí que realiza la estimulación, pero en casa a mí no me hace ni caso.

Trata de buscar el lugar idóneo para realizar estas actividades, con paciencia, preferentemente evita la caída de la tarde para realizarlas; domina el lenguaje adecuado a la enfermedad que tiene y dale tiempo a responder, reforzándole constantemente cuando algo le salga bien. Estimular a un enfermo de Alzheimer no consiste solamente en sentarse en una mesa a realizar sopa de letras o puzzles. La estimulación ha de estar presente a lo largo de todo el día, al levantarse, en el paseo, haciendo la
comida…

7. ¿Por qué me confunde con su madre?

El enfermo de alzhéimer vive en una especie de realidad virtual en la cual los recuerdos presentes no existen y donde tan sólo habitan aquellos recuerdos aprendidos a lo largo de la vida. Estás cuidando de él, le das seguridad.

En la mente del enfermo puede que se le haya borrado el hecho de que se ha casado y ha tenido hijos, por eso sustituye a los familiares actuales por familiares pasados, que realizaban las labores que actualmente haces. La esposa pasa a ser la madre; el esposo, el padre, y los hijos pasan a ser los hermanos, tíos u otras personas de la época en la que perviven los recuerdos.

8. ¡Cuando quiere bien que se acuerda!

Esta frase suele escucharse con frecuencia entre alguno de los familiares, sobre todo en las fases leves o moderadas de la enfermedad. El enfermo olvida más que nada los acontecimientos recientes; sin embargo, los acontecimientos lejanos permanecen guardados en su memoria. Al mismo tiempo, en las primeras fases de la enfermedad coexisten momentos en que el enfermo puede razonar con lucidez con otros momentos de la más absoluta confusión. Por ese motivo el enfermo a veces recuerda ciertos acontecimientos que nos parecen asombrosos y otras veces no recuerda nada.

9. ¿Él ya no se entera de nada?

Es consciente de lo que acontece a su alrededor, de una manera más limitada, pero lo entiende. Por lo tanto, evita hablar de la enfermedad con otras personas delante de él, los comentarios, sobre todo si son hirientes, pueden entristecerle o llevarle a reaccionar de manera catastrófica.

10. Le preguntas algo y te responde a la media hora.

A su cerebro no se le pueden pedir prisas, si se le atosiga, se bloquea. Paciencia.

El segundo decálogo que os traigo reúne los mejores consejos generales para cuidadores familiares:

  1. Delega los cuidados: pide ayuda.
  2. Cantidad de cuidados no equivale a calidad de cuidados.
  3. Si no repartes tu tiempo entre otros seres queridos, perderás al enfermo y a ti mismo.
  4. La enfermedad es una intrusa con la que debes aprender a convivir.
  5. La enfermedad nunca se amoldará a ti: amóldate tú a ella.
  6. Comparte tus emociones con otros familiares de enfermos.
  7. Observar pronto los pequeños cambios te ayuda a adaptarte a los cambios grandes.
  8. Toma decisiones, aunque a veces éstas sean arriesgadas.
  9. No abandones todas tus aficiones.
  10. Quiérete a ti mismo: en ti está la solución.

Arte sin compasión

16 septiembre 2010 - 21:51 - Autor:

La exigencia es igual para cualquier actor, actriz o bailarina.  Tienen que rendir cuentas de lo que son capaces de desarrollar en la escena.

Cartel de la obra Cocktail

David Ojeda es, junto con Patricia Ruz, el creador y director de Cocktail, una propuesta escénica que se podrá ver mañana y el domingo en La Casa Encendida (Madrid) dentro del Festival Artes Escénicas y Discapacidad. Y esa exigencia de la que habla David es a la que estarán sometidos todos los actores de la obra, tanto los que no tienen discapacidad como los que sí la tienen.

En el terreno de la discapacidad los entendidos suelen hablar de dos tendencias o comportamientos de los padres (y la sociedad en general) con los hijos: sobreprotección frente a promoción de la independencia. Entiendo perfectamente ambas posturas, conozco casos en uno y otro sentido y siempre percibo lo mismo: todos buscan la felicidad de sus hijos.

El arte no es una disciplina ajena a esa discusión. En el caso de la compañía de Patricia y David, Treceacero, y de Cocktail, el enfoque es crear un proyecto de integración artístico en el que lo fundamental sea ofrecer al espectador un espectáculo de calidad, más allá de las circunstancias de quién lo protagonice.

Está claro que David conoce muy bien el terreno que pisa: durante más de 10 años fue el director artístico de la compañía El Tinglao, que integra a personas con diversidad funcional, y, además, su tesis doctoral llevaba por título “Artes Escénicas y Discapacidad”. Eso sí, deja claro que las personas que se han sumado a este proyecto ya tenían una formación de base. De hecho, uno de los actores proviene de El tinglao.

Como yo sigo teniendo algunos (muchos) prejuicios sobre las bondades “extra” de este tipo de actividades para las personas con discapacidad, no puedo dejar de preguntar a David por la superación personal, por la recompensa que supone formar parte de un proyecto tan ambicioso…

La conmiseración dentro de la creación también hay que quitarla de la recepción. Muchas veces, la recepción lo ve como que es mejor para esa persona que para otra. Y no, es la misma mejora. Eso me parece peyorativo y condescendiente y me parece peligroso que se siga pensando.

David se refiere, como ya hizo Esmeralda Valderrama hace unos meses, a que el director debe ser exigente con los actores, y amplía esa exigencia al público. Pero yo insisto, ¿no genera una mayor satisfacción el hecho de la discapacidad? ¿no implica una multiplicación de la autoestima?

Con todos los respetos, muchas veces la recepción desconoce bastante cuál es el entorno de una persona con retraso mental. Picasso tenía rasgos autistas bastante considerados y tuvo dos parejas que se suicidaron, sin embargo es un gran pintor.

Y un último argumento.

A toda persona que he conocido hasta ahora la educación en el arte le ha venido bien.

Cocktail ya ha pasado por el Festival Dos Abrazos y el resultado dejó contento a David. Ahora estrenan en Madrid, en el lugar donde empezó todo, ya que el grupo se formó en un taller de teatro en La Casa Encendida. En el escenario, un espectáculo de danza y performance contemporánea, acompañada por una interesante propuesta musical, que va de Seal a Sinatra, pasando por Tom Waits o Henry Mancini. Mucha suerte.

Y mucha suerte también a la compañía portuguesa Grupo Dançando com a Diferença, que los días 25 y 26 presentan Beautiful People.

Beautiful People, de Projecto Dançando com a Diferença

Verdades y mentiras sobre el hambre

14 septiembre 2010 - 22:50 - Autor:

Niños en un proyecto de Unicef en Níger. Foto Flickr: Unicef Suecia

Necesitamos escuchar noticias positivas, aunque solo reflejen un ángulo, pequeñito, de una realidad. Por esa necesidad de esperanza los medios estamos titulando “El hambre baja en el mundo por primera vez en quince años”, leído en elpais.com o en rtve.es.

Ha bajado sí, pero solo con respecto al 2009, año en el que se alcanzó la cifra más alta de la historia, 1.020 millones de hambrientos. Este juego de estadísticas me recuerda al del precio de los pisos en España: bajan sí, pero, ¿cuándo alcanzarán su verdadero valor?

Para empezar, el problema con el hambre es la rutina en la que hemos caído. Estamos inmunizados. Uno dice hambre y causa al mismo efecto que pronunciar lluvia o zapato. Y todos somos cómplices de este desgaste: los políticos, las agencias de la ONU, los medios de comunicación y las ONG que te piden a ti, pobre mortal, que acabes con el hambre. ¿Yo? ¿Conseguir que no haya hambre? Pide algo más realista.

La noticia del descenso de hambrientos la ofreció ayer la FAO como una forma evidente de intentar animar un poco al personal en la Cumbre que se celebra del 20 al 22 de septiembre en Nueva York.  El objetivo es revisar los Objetivos del Milenio que se fijaron los 189 Jefes de Estado en una pomposa reunión en el año 2000.

Resulta que una de las metas era reducir a la mitad el hambre en el periodo que va de 1990 a 2015. En 1990 había 817 millones y hoy, en 2010, a cinco años de que se cumpla el plazo, hay 925.  Había que reducir un 50% y resulta que hemos aumentado un 13%.

Por eso, el mismo día que la FAO presentaba su informe, Intermón nos decía que esta reducción se debe, sobre todo, a la suerte.

La reducción del hambre tiene más que ver con la suerte que con el buen criterio político. En cualquier momento puede estallar otra crisis global de los alimentos a no ser que los gobiernos aborden las causas subyacentes del hambre, y eso significa hacer frente a la volatilidad de los precios, subsanar décadas de muy poca inversión en agricultura, y abordar también los efectos del cambio climático.

Son declaraciones de la Directora General de Intermón Oxfam, Ariane Arpa.

También la alianza de ONG (Prosalus, Cáritas, Ayuda en Acción e Ingeniería sin Fronteras) de la campaña Derecho a la Alimentación ha realizado un comunicado bastante crítico. Una muestra.

Se celebran grandes cumbres –con un enorme coste- pero nadie salvaguarda su cumplimiento. Los compromisos no son vinculantes, no hay ninguna instancia multilateral que haga seguimiento del cumplimiento de las partes implicadas. Frente a realidades y fenómenos globales tan graves como el hambre no existe una gobernanza global.

Y aporta algunas cifras que dan miedo: en los últimos 30 años los 49 países más empobrecidos del mundo pasaron de ser exportadores a importadores netos de alimentos.

El próximo miércoles saldrá una declaración solemne de la Cumbre de Nueva York, seguro que podremos leer cosas como “si bien se han hecho progresos, en conjunto los esfuerzos realizados hasta la fecha han sido insuficientes para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio” o “redoblaremos todos nuestros esfuerzos” o “reconocemos que incrementar la productividad agrícola es el medio principal para satisfacer la creciente demanda de alimentos”: frases sacadas de la Declaración de la última Cumbre de la Alimentación (noviembre de 2009).

¿Pueden los videojuegos cambiar el mundo?

13 septiembre 2010 - 20:26 - Autor:

Jane McGonigal, una diseñadora de juegos con más de 10 años de experiencia que hace unos meses ofreció una genial presentación en las TED Talks, cree que sí, que, por lo menos, pueden ayudar a mejorar nuestra sociedad. Su charla TED se centró en el juego on line World of Warcraft, el más popular (con permiso de Farmville), con una Wiki que alberga 80.000 términos y 11,5 millones de jugadores que dedican 22,7 horas a la semana a conseguir objetivos épicos y a trabajar en equipo.

Dibujo de Evoke, juego creado por Jane McGonigal

Antes, un poco de contexto.  En EE:UU, el 65% de los hogares dedica una media de 18 horas semanales. Eso equivale a más de 2,5 horas al día o a 38 días completos al año. En España, los datos de un estudio de aDeSe dicen que el 22,5% de los españoles, 10,4 millones, son usuarios de videojuegos, las horas no se midieron, aunque aquí parece que nos moderamos más.

En resumen: pasamos más horas con los videojuegos que visitando a los abuelos o haciendo voluntariado social, eso seguro…

El estereotipo nos dice que el usuario de videojuego abandona otras actividades más “sociales” para concentrarse en su “partida”, las asociaciones de fabricantes, como aDeSe, buscan estudios que digan lo contrario, y otros investigadores y organizaciones sociales buscan la forma de convertir esa ingente cantidad de horas invertidas en una oportunidad para que los jugadores mejoren la sociedad en la que viven.

Al igual que Jane, muchas ONG han tratado de aprovechar el soporte para lanzar juegos que sensibilicen, que remuevan conciencias, que cambien comportamientos…el problema, para mí por lo menos, es que o son muy aburridos o los mensajes son muy enrevesados, difíciles de asimilar para el público al que va dirigido (chavales).

Es sencillo, si queremos que un juego con un mensaje social o medioambiental triunfe debe entretener.

Es como en el cine, podrán hacer cientos de documentales sesudos sobre el Holocausto que verán 100 o 200 personas y se perderán en el olvido. Y, sin embargo, nunca nadie nos ha enseñado mejor aquel infierno que un señor que se dedica al entretenimiento: un tal Spielberg.

No conozco auténticas experiencias de éxito de ONG (cualquier aportación es bienvenida) en el mundo de los juegos on line. Una muestra:

  • Un juego peligroso. Manos Unidas apostó por un juego on line de preguntas y respuestas en el que vamos conociendo datos para comprender la situación crítica que vive la Humanidad. Primera pregunta, ¿Cuál es el país donde hay más habitantes mutilados? Camboya Es un juego para ESO y BUP…
  • Contra viento y marea. Juego de ACNUR para sensibilizar sobre la realidad de los refugiados. El objetivo es escapar… primera pantalla, un interrogatorio y una pregunta “Renuncias a tu derecho a votar”…

Son juegos que ya tienen varios años y esas dinámicas tipo “aventura gráfica” han caído en desuso. Sí, por ejemplo, me han gustado iniciativas como la de Márcale un gol al SIDA, el clásico juego de penaltis con el aliciente de enfrentarte a muñecos con la cara de Obama, el Papa o Zapatero.

Pantallazo del juego "Márcale un gol al SIDA"

Entonces, ¿cuál es la clave para que un videojuego “solidario” conecte con los jugadores? De la presentación de Jane y de su análisis del juego World of Warcraft of saco varias conclusiones:

  • Tiene que haber una misión épica a la que enfrentarse.
  • Debemos sentirnos con un poder especial para cambiar las cosas.
  • Necesitamos un entorno en el que sentirnos arropados. WoW es un juego en el que puedes encontrar la colaboración de otros usuarios.

Jane ha aplicado sus conocimientos para crear juegos con mensaje social y ecológico que dejen una huella en los jugadores, una huella que pueda cambiar actitudes y comportamientos. Desarrolla juegos de “realidad alternativa“, una narración interactiva que plantea una ficción a partir de muchos datos sacados de la vida real. Así, desde 2007 ha creado distintos proyectos, de los que me quedo con dos:

  • Un mundo sin petróleo, en el que a base de generar mucho contenido contextual intenta sumergir a los jugadores en un mundo en el que se ha acabado el petróleo. Ella misma dice:
  • Nadie quiere cambiar el modo de vida sólo porque es bueno para el mundo, o porque se supone que debemos hacerlo. Pero si uno los sumerge en una aventura épica y les dice: “Nos quedamos sin petróleo”. Esta es una historia asombrosa y una aventura para que te sumes. Desafiarte a tí mismo a sobrevivir en ese mundo. Muchos jugadores han conservado los hábitos aprendidos en este juego.

  • Evoke. El último, promovido por el Banco Mundial (¿?), y lanzado en marzo, lanzó un reto a jóvenes emprendedores sociales de todo el mundo, África sobre todo, para que resolvieran problemas relacionados con el desarrollo sostenible, la educación… Los mejores jugadores han recibido premios “del mundo real”.

EVOKE trailer (a new online game) from Alchemy on Vimeo.

¿Pueden los videojuegos cambiar el mundo? No, pero sí puedan ayudar a forjar personas más comprometidas con su comunidad, más conscientes del medio en el que vivimos, mejores ciudadanos. Eso sí, siempre con el entretenimiento por delante.

Adiós Greenpeace, hola Congreso

10 septiembre 2010 - 8:01 - Autor:

“Para Juan, un gran preocupando por la naturaleza”, esa es la dedicatoria que Miguel Delibes escribió en un ejemplar del libro Un mundo que agoniza, en la Feria del Libro, a un chico de 16 años que se llamaba Juan y apellidaba López de Uralde.

Desde ese momento hasta hoy han transcurrido más de 30 años de activismo medioambiental, la mayoría de ellos, 23, enrolado en la organización ecologista Greenpeace, que hoy por la noche le dedica un homenaje en Madrid. Así se cierra de forma definitiva un ciclo y comienza otro, el de un ciudadano/político que promete liderar, no solo hablar.

El pasado miércoles por la tarde Juan López de Uralde visitó la redacción de lainformacion.com, estuvo charlando con el director, Carlos Salas, y luego le pudimos entrevistar en video Laura Albor y yo mismo. Fueron 30 minutos en los que Juantxo respondió muchas preguntas sobre Equo, sobre el presente y el futuro de su proyecto político. También hubo tiempo para la nostalgia y los recuerdos, para su primeras acciones de sabotaje en cacerías y bosques de eucaliptos. La “chicha” informativa, los titulares sobre su esperado desembarco en la agitada escena política los tenéis en el video, os lo recomiendo.

Juantxo no defrauda, las entrevistas le quedan bien. Tiene ya muchas horas de vuelo y se nota, además atiende con gentileza a todos los medios. En el trayecto que nos llevó desde Colón hasta la redacción recibió dos llamadas de periodistas, está sorprendido y agradecido por la respuesta ciudadana y mediática ante el proyecto que lidera. El resto de partidos parece que no se lo han tomado tan bien, ¿miedo a perder votos?

Juan López de Uralde en Barajas (enero 2010), a su llegada a Madrid tras ser liberado en Copenhague. Foto: Greenpeace/Pedro Armestre

Juantxo es una persona popular. Lo que ocurrió en Copenhague, la Navidad pasada, sigue vivo en la memoria de muchas personas. El juicio todavía no tiene fecha , ¿puede ser un inconveniente de cara a su futuro político?

Estoy muy orgulloso de lo que hice, estoy convencido de que había que hacerlo. Aquella cumbre fue una estafa, una estafa más de los líderes mundiales. Y dimos una respuesta con la que muchos ciudadanos se vieron representados. Si sale el juicio, que saldrá, como yo considero que hice todo lo que tenía que hacer, iré  a defender lo que hice y las razones. Es lo mismo, los mismos principios que voy a defender y por los que, finalmente si saltamos a la arena electoral, pediré el voto a la gente: la necesidad de dejar de eludir problemas tan importantes como el cambio climático, la pérdida de diversidad biológica, la destrucción de nuestro litoral…

Equo es el nombre de la Fundación en torno a la que Juan López de Uralde va a aglutinar a un conjunto de personas con la idea de presentarse a las elecciones generales de 2012. Por ahora también se ha sumado Alejandro Sánchez, ex-Director de SEO Bird/Life, y habrá más incorporaciones. Por ahora, dos ecologistas, ningún político “profesional”. Es una de las novedades del proyecto.

Una cosa innovadora que planteamos, y que es parecido a lo que ha hecho Daniel Cohn-Bendit en Francia, es que no se trata de un movimiento de políticos, de profesionales de la política, sino de gente de la sociedad civil. Va a haber más gente que proviene de organizaciones sociales: medio ambiente, organizaciones de consumidores o de ayuda al desarrollo…también gente de la política.

Cree que este es el momento idóneo y necesario para que haya una alternativa verde en el Congreso. Afirma que ninguno de los partidos actuales está haciendo frente a los grandes problemas  a los que nos enfrentamos, el medio ambiente ha desaparecido de la agenda política y también de las preocupaciones del presidente Zapatero.

Nos ha defraudado, en el 2008 eliminó toda la parte medioambiental que se hizo con Cristina Narbona. Es la consecuencia lógica de un Gobierno que atiende más a los intereses económicos del capital que a los intereses sociales o medioambientales que, finalmente, son los que le llevaron a gobernar.

A todo esto, Equo no tiene apenas equipo, estructura, están empezando a dar los primeros pasos. Todo ha ocurrido muy rápido, la expectación que se ha generado alrededor de su propuesta le lleva, cada día, a un rincón de España: reuniones, entrevistas con medios…tanta agitación no le ha dejado mucho tiempo para la nostalgia, pero no lo olvidemos, han sido 23 años en Greenpeace, la mitad de su vida, 10 como Director Ejecutivo. ¿Echarás de menos “la acción”?

Claro, ya lo echo de menos, porque hay un equipo muy bueno, profesional, de primera línea en todos los aspectos y ahora hay que formar otro equipo. Campañas imborrables… contra la guerra de Irak, el trabajo en el Prestige, la denuncia del tráfico de petroleros en Gibraltar, el trabajo alrededor de Copenhague, Patagonia, Polo Norte, el recuerdo de las conversaciones de los 20 días de prisión… Greenpeace ha sido muy importante en mi vida, una referencia y podrán contar conmigo en la medida que quieran.

Destaca como uno de sus mayores logros la innovación.

Greenpeace tiene más de 40 años y siempre hemos tenido la innovación como una especie de Karma. Greenpeace empezó haciendo cosas nuevas hace 40 años y creo que en los últimos años hemos seguido estando en la punta de lanza de la acción y haciendo cosas muy novedosas.

Su fiebre activista como defensor del medio ambiente vivió sus primeros episodios en lugares como Daimiel, donde con apenas 20 años consiguió sabotear y denunciar unas cacerías de patos que se organizaban  en aguas que tenían que estar en el Parque Natural. En los 80 también actuó contra las sustituciones de bosques autóctonos por eucaliptos en Galicia y en la Cornisa Cantábrica. En aquella época, el grupo en el que estaba se hacía llamar Phoracanta, en honor a un insecto que es mortal para los eucaliptos.

 

Juan López de Uralde en junio de 2009, con el capitán del Rainbow Warrior. Foto: Greenpeace/Pedro Armestre

Hace 24 años, en 1987, Juan López de Uralde participaba en su primera acción con Greenpeace. Fue en el Mar del Norte, contra un barco que quemaba residuos tóxicos y al que el Gobierno Español había dado permiso para hacerlo en el Cantábrico. Juantxo tenía que subir a una lancha, llegar hasta el barco, alcanzar las escaleras, trepar… no lo logró, acabó en unas aguas gélidas, que nunca pasan de 13 grados. Hoy, decenas de amigos y compañeros le despiden en un cálido homenaje; pero, a partir de ahora entra en aguas movidas, bravas, seguramente mucho más frías que las de aquel día en el Mar del Norte.

Vicky Bernadet “Se ignora que el abuso sexual infantil intrafamiliar supone el 85% de los casos”

7 septiembre 2010 - 14:30 - Autor:

Vicki Bernadet. Foto: Fundación Vicki Bernadet

Vicki Bernadet sufrió abusos sexuales desde los 9 a los 17 años. Tardó 20 años en decirlo en voz alta y, cuando lo hizo, comprobó que no había atención especializada y que los adultos eran invisibles, “nadie comprendía lo que yo estaba buscando, lo que estaba sufriendo por dentro”.  Por eso creó en 1997 la Fundación Fada, para atender a las víctimas y, por eso, en 2006 amplió el horizonte de la Fundación más allá de Cataluña y pasó a llamarse Fundación Vicki Berdanet (Tef 93 318 97 69). Vicki tiene ahora 56 años y cree que queda mucho trabajo por hacer para erradicar los abusos sexuales a menores, sobre todo porque no somos conscientes de que el 85% de los casos se producen en el entorno familiar. La verdad asusta.

P. Me llama mucho la atención que el último estudio sobre la incidencia del abuso sexual a menores es del año 94, ¿A qué se debe?

R. Es un reflejo de la situación a nivel social. A veces puede parecer que este tema está a la orden del día porque salen noticias sobre detección de abusos en internet, redes de pornografía infantil… pero, en realidad, solo está a la orden del día el abuso familiar “extrafamiliar”, pero el “intrafamiliar”, que representa el 85% de los casos, se ignora, no se quiere hablar de eso, se quiere hacer como que no pasa.

P. ¿Por qué se produce esto? ¿Es duro admitir que los abusadores “están entre nosotros”?

R. Tiene que ver con que la gente lo ve como algo posible externo a su familia. “Esto sucede porque hay personas psicópatas, enfermas, porque hay personas depravadas…” estas son las frases que más escucho. En cambio, el hecho de que un padre abuse de una hija o un abuelo de su nieto, eso ya es otra historia. A la familia le cuesta mucho admitir que pueda suceder.

P. Esto me recuerda a esa sensación en la que vivimos de que la discapacidad y la enfermedad siempre le ocurren a los demás, nunca a nosotros. Establecemos una barrera.

R. Exacto, está admitido psicológicamente que estas cosas tan extremas pueden pasar, pero que esa cotidianeidad, esos abusos en el silencio dentro de la familia es otra historia, cuesta creerlo. Me cuesta que la gente se crea las estadísticas, que se crea que hay un 23% de niñas que haya sufrido algún tipo de abuso. Incluso con un estudio, con el aval del Ministerio, la gente no se lo cree.

Si desde el año 94 no existe otro estudio tan completo quiere decir que la sociedad no lo reclama y los políticos aprovechan que no se demanda y no se hace, un problema menos.

P. Para solucionar un problema, lo primero es reconocerlo.

R. Cuando me preguntan “¿Cómo hacemos para detectar que nuestros hijos han sufrido abusos?”,  siempre contesto: “Primero, que piensen desde el realismo que esto te puede pasar.” Nunca vas a detectar algo que no tienes presente. Por mucho que te dé orientación, si tú no eres consciente de que te puede pasar a ti, en tu familia, en tu entorno, siempre vas a pensar que es otra cosa.

P. Desde la experiencia de la Fundación, ¿hay algún rasco común entre todas las personas que han sufrido abuso?

R. Hay una serie de indicadores bastante comunes: la vergüenza, el sentimiento de culpa, la baja autoestima, la dificultad para emprender relaciones que impliquen confianza. Después, cada persona y su entorno tiene reacciones muy distintas. El abuso sexual tiene muchas características diferenciales según la persona, dónde viene, el tipo de familia, etc.

P. Las huellas que deja el abuso, ¿se pueden borrar?

R. No se puede porque nadie puede borrar nada que le haya pasado, no solamente el abuso, nuestras vivencias e historias determinan cómo somos. Eso sí, una persona que sufre una experiencia traumática puede tardar más o menos en su recuperación, pero sí es posible recuperarse si buscas ayuda a tiempo, si la ayuda es buena, si las personas que te atienden están bien preparadas… Sí es posible tener, entre comillas, una vida normal.

P. Con sus complicaciones…

R. A veces me preguntan “La persona que ha sufrido abusos tiene problemas sexuales”. Sí, seguramente que muchas sí, es una de las consecuencias más evidentes, pero también es verdad que en las consultas de los sexólogos no todos los que acuden por algún problema sexual ha sufrido abuso.

P. Eso sí, es necesario ayuda externa para superarlo.

R. La mayoría la necesita, aunque hay personas que tienen una resilencia innata y que después de un proceso de duelo, de recuperación, pueden haber hecho un salto para conseguir una vida normalizada antes que otras personas. Hay personas que necesitan muchos años de terapia y otras que no lo habrán necesitado, aunque sí algo de ayuda. Imagínate (aunque sea casi una utopía) que una persona cuando lo habla recibe el apoyo y ayuda de toda la familia. Esa persona tienen muchas posibilidades de que no necesite ir a una terapia.

P. ¿Cuándo son necesarias las terapias?

R. Hemos tenido que recurrir a ellas por falta de apoyo en nuestro entorno y en nuestra familia.

P. Es fundamental que tu entorno más cercano te comprenda.

R. Más que comprender, es necesario que te crea. La mayoría de personas cuando ya son adultas y hablan, su problema es la credibilidad.Todavía sucede y mucho que no se les cree. “Siempre has tenido una imaginación, no sé cómo puedes pensar estas cosas…” Eso un retroceso brutal para su recuperación.

P. Desde el 97, año en el que empezaste, ¿has notado alguna mejora en la concienciación, en la denuncia?

R. Si hiciéramos un estudio como el del 94, creo que las personas mayores de edad, desde el anonimato, se sentirían más libres que en los 90 para reconocer que han sufrido abuso. También ha habido un cambio en las personas que se dedican a la asistencia, a la salud, servicios sociales… ahora quieren saber más, quieren hacer las cosas mejor. A nivel social, hace falta muchísimo, cuando vas a una conferencia, las preguntas son las mismas que hace 5 o 10 años, la gente te pregunta lo mismo, eso es lo que más me asusta, hay un trabajo más lento de lo que uno cree.

P. ¿Cuáles son esas preguntas?

R. Si los abusadores son enfermos mentales, si esto solo pasa en familias pobres o donde hay alcoholismo, o bien porque hay homosexualidad…

P. ¿Cuál es la clave en un terapia con una persona que ha sufrido abuso?

R. La primera intervención marcará el éxito. Cuando un niño hace un revelación, lo que pasa en su entorno determinará que el niño siga adelante o bien que se asuste y se retraiga. En eso hemos avanzado bastante. Los profesionales son más conscientes. Cuando yo empecé, hablaba con ellos y te decían “Yo soy psicólogo, perdone”.

P. Y,  ¿Qué esperas de los políticos? ¿Crees que alguien se preocupara por estudiar el problema a fondo y crear políticas para solucionarlo?

Creo en la lucha de las personas que nos dedicamos a este tema para presionar. Espontáneamente es difícil que destapen una problemática de este tipo. El que haya una redada y detengan a una red de pornografía infantil da medallas, pero que en los colegios se haga prevención de abusos, eso no lo van a hacer. Si presionamos, al final surge. En Cataluña nos ha costado mucho, pero hemos firmado un acuerdo con la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia para trabajar en ello, con profesionales especializados.

No dejes de visitar la web de la Fundación Vicki Bernadet y de adherirte al Manifiesto “Abuso sexual infantil: un problema social”.

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube