Saltar al contenido

« ver todos los blogs

“Se puede no tener nada y aportar muchas cosas”

29 noviembre 2010 - 23:49 - Autor:

Pedro Meca, en "Notre-Noel", la cena de Navidad de 2008

“La vida en la calle anuncia una muerte prematura”, “La gente sale sola, no lo hace gracias a nosotros”, “La gente arma revuelo cuando alguien muere, no cuando vive”, “Estamos borrachos de prejuicios”… habla uno de los hombres que mejor conoce a las personas que viven en la calle. Pedro Meca (1935) fue criado en Pamplona por una pareja de ancianos que vivía de la caridad, de pedir limosna, hasta que a los 17 se fue a Francia a buscar a su madre, exiliada por la guerra. Se quedó allí, se ordenó dominico y desde entonces se ha dedicado a estar al lado de los pobres, de los sin techo, escuchándoles, generando oportunidades laborales,  ayudándoles a tener una vida y muerte dignas. Para ellos creó en París, en el Barrio Latino, “La Moquette”, un local cultural, laico, en el que las personas se relacionan de igual a igual.

Pregunta. ¿Cómo nace La Moquette?

Respuesta. Como un espacio donde la gente pudiese estar. Pero la gente sin techo y, también, con techo. Es muy importante romper los guetos. Con la gente hay que estar ya y no esperar a que salgan para poder integrarlos.

P. ¿Por qué ese nombre “La moqueta”?

R. Cuando trabajaba en un bar, la última parte de la noche, antes de que abriera el metro, la pasábamos en una especie de bodega con una estupenda moqueta azul. Era la espera entre la noche y la mañana. Le llamamos La Moquette para no llamarle albergue u otra cosa. Porque en realidad era algo nuevo. Un rincón abierto para todos, pero sin dar nada.

P. ¿Qué te puedes encontrar al entrar en La Moquette?

R. Lo fundamental es el encuentro, que la gente venga. Tenemos charlas, conferencias con periodistas… son temas que interesan a todos el mundo, no solo a la gente de la calle. Es el pretexto para que la gente pueda venir y encontrarse en una situación de igualdad.

Pedro Meca, creador de La Moquette

P. ¿No he encontrado una sola foto en internet?

R. A la gente de allí no le apetecen mucho las fotos. Si la gente lo quiere ver, que venga.

P. ¿Cómo se conecta con una persona sin techo? ¿Dónde está el secreto?

R. La clave es la humanidad, la proximidad, acercarse, claro, sin saber a quién. La expresión más corriente en castellano es “aprender a ligar”.  Acercarse de tal forma que el otro se interese por ti. Hace falta mucha paciencia, pasar mucho tiempo ahí. En ocasiones necesitas meses o años para que alguien te hable de verdad.

P. Hay que estar libre de prejuicios.

R. Es difícil, muy difícil, porque estamos todos borrachos de prejuicios.

P. Afirmas que las personas sin hogar tienen mucho que ofrecer.

R. Los sin hogar pueden enseñar muchas cosas. De la gente pobre solo se ven las necesidades y cómo llenarlas: no tienen casa, no tienen qué comer, no tienen vestido… Mi relación no es esa, es encontrarme con alguien con sus potencialidades, su saber, su cultura, sus gustos, con sus pasiones, lo que le interesa. La persona en su globalidad, no en el enfoque de “¿qué necesita de mi?”. Ellos pueden y tienen que aportar. Un principio fundamental es que puedan dar, que puedan participar en acciones de solidaridad.

P. Incluso echar una mano a otros.

R. Hay que proponerles cosas, lo único que se les propone es que cambien, que hagan un esfuerzo para salir adelante. Nadie les propone ayudar a otros. Todo el mundo puede ayudar a otros. El mayor respeto que se puede tener hacia alguien es decirle “Yo creo en ti y tú puedes aportarme algo”. Ellos son los primeros sorprendidos. “Si no tengo nada” dicen. No se trata de tener, se trata de ser. Se puede no tener nada y aportar muchas cosas.

P. Hace poco un artículo sobre la imposibilidad de encontrar a los familiares de un sin techo organizó un gran revuelo en Madrid, tú también intentas que los sin techo tengan un entierro digno.

R. Según cómo se trata a un cadáver, así se trata a la gente. La gente arma revuelo cuando alguien muere, no cuando vive. Si nos ocupamos de los muertos es porque nos interesan los vivos. Que no haya escándalo por las condiciones en que vive la gente en la calle es mucho más grave. La vida en la calle anuncia una muerte prematura.

P. ¿Qué diferencias hay entre las personas sin hogar en Francia y en España?

R. En España la solidaridad familiar es mucho más fuerte que aquí, la ruptura es menor. Un chaval en Francia cuando cumple los 18 o 19 sale fuera de casa. En España siguen hasta los 25-30. En París, la mitad de las familias son monoparentales. Si tiene muchos papas, mamas y abuelos, acaba no teniendo a nadie.

P. ¿Le puede ocurrir a cualquiera? ¿Acabar en la calle?

R. No. Le ocurre a la gente que está en una situación muy frágil o por temas económicos o sociales o las razones que sea. La lotería no le cae a cualquiera. Hay gente que tiene ya muchos números cogidos.

P. ¿Crees en las utopías?

R. Mi historia más reciente es la del mundo obrero. Lo que era utopía en el siglo XIX, que se trabajase menos de 18 horas, que se tuviese vacaciones, que los niños fueran a la escuela, todo esa era utopía. Y ¿quién lo hizo? La gente trabajadora, que se puso a trabajar muy en serio. El problema es que la estructura económica actual en vez de unir a la gente, la separa. No hay grandes fábricas en las que todo el mundo esté codo con codo. Hoy tenemos trabajos mucho más individualizados, mecanizados. Hay un nuevo tipo de unión de la gente que trabaja. Quiénes van a inventar la liberación son los que se sientan más jodidos.

P. ¿Alguna vez has flaqueado o has pensado en tirar la toalla?

R. Nunca me he hecho muchas ilusiones, creo que conozco suficientemente este mundo. Mi receta es “no espero nada, todo lo que llegue es un regalo”. Se acabaron, no hay salvadores. La gente sale sola, no lo hace gracias a nosotros. Puedes echar una mano, pero no somos salvadores. Hay que acompañarlos a su ritmo. A algunos les acompaño desde hace 20 o 30 años.

Máster de activismo on line con Luis Morago

5:11 - Autor:

Compartir un café con Luis Morago vale como un curso avanzando de ciberactivismo. Este licenciado en Derecho ha trabajado en Bruselas como responsable de la oficina de Oxfam y desde hace dos años es Director de Campañas de Avaaz, la mayor plataforma mundial de activismo on line, seis millones de miembros activos dispuestos a defender los derechos humanos en cualquier parte del mundo. Luis acaba de instalarse en Madrid y tiene muchas ganas de que la comunidad de Avaaz en España, que ya cuenta con más de 300.000 fieles, siga creciendo y sea capaz de generar cambios.

Pregunta. Para los escépticos del ciberactivismo, ¿puedes dar un par de ejemplos de victorias de Avaaz.

Respuesta. Es difícil elegir (aquí tenéis un listado completo). Pero ahí van.

Tras el ciclón que asoló Birmania en el 2008 y dejó más de 200.000 muertos, el esfuerzo humanitario quedó paralizado por el catastrófico bloqueo de la Junta Militar a toda ayuda internacional. Pero en cuestión de días, miles de miembros de Avaaz donaron por internet 2 millones de dólares para comprar alimentos, medicinas y materiales de emergencia que pudimos hacer llegar directamente a los afectados a través de una red de monjes birmanos que trabajaban con las comunidades en todo el país.

Pero quizás la reciente campaña “Ficha Limpia” en Brasil es la que mejor encarna el espíritu y el potencial de este modelo de activismo. Nos enteramos de que existía una ambiciosa propuesta legislativa que buscaba prohibir que aquellos políticos condenados por corrupción u otros delitos graves se pudiesen presentar como candidatos a cargos públicos. La propuesta estaba en un limbo legislativo, pero en colaboración con otros grupos locales lanzamos lo que acabaría por convertirse en la campaña por internet más grande de la historia de Brasil, con una petición online de más de 2 millones de firmas, 500.000 mensajes y decenas de miles de llamadas telefónicas a políticos e instituciones clave. Batalla tras batalla, logramos neutralizar los continuos intentos de archivar, suspender o debilitar la ley. Finalmente se aprobó por el Congreso y ya cuenta con más de 330 candidatos que están virtualmente descalificados para presentarse a cargos públicos. Pero la lucha continúa.

P. ¿Cómo se fabrica un éxito de ciberactivismo? ¿Cuáles son los ingredientes fundamentales?

R. No existe una fórmula mágica. Hay organizaciones y personas que trabajan durante años para lograr avances en temas como la pobreza, los derechos humanos o el medio ambiente. Su esfuerzo es crucial. Pero también hemos aprendido que en casi todos los temas o causas que nos preocupan, tarde o temprano surgen momentos u oportunidades en torno a los cuales es posible influenciar resultados o decisiones políticas o económicas si se logra generar una ola de presión ciudadana coordinada lo suficientemente grande como para desequilibrar la balanza. Lo vimos durante la sorprendente campaña de Obama en el 2008, y más recientemente con la movilización masiva de la opinión pública en contra de la ejecución de Sakineh en Irán, gran parte de la cual ha sido impulsada por internet.

Es en el marco de estas breves ventanas de enorme crisis-oportunidad en el que la comunidad de Avaaz suele dejar su huella.

P. Crees, como opinan algunos, que el “click”, internet, está matando el activismo tradicional, la movilización social en las calles, en las comunidades de vecinos, en los barrios?

R. Este es un debate muy interesante y necesario. Existe el riesgo de que ciertas personas se den por satisfechas al firmar una petición por internet y ahí se quede su activismo ciudadano.

Sin embargo, nuestra experiencia nos demuestra lo contrario. A través de las campañas lanzadas por internet, millones de ciudadanos  se están movilizando (muchos por primera vez en su vida) a nivel local, nacional y global. La tecnología por sí sola no genera cambios, pero tiene la capacidad de inyectar una tremenda energía que permite conectar a ciudadanos traspasando fronteras, y a una escala y velocidad antes impensables. Las herramientas online hacen posible que numerosas acciones individuales se unan convirtiéndose en algo muy poderoso.

De ahí que veamos el activismo por internet como un valiosísimo complemento del fabuloso trabajo que las organizaciones y grupos activistas tradicionales siguen llevando a cabo. La mayoría de nuestras campañas surgen del trabajo conjunto que realizamos con muchas de estas organizaciones, algunas de las cuales, como Greenpeace o Intermón, ya están utilizando estrategias online con gran éxito.

Creo que sería una pérdida terrible para cualquier tipo de activismo, no ser capaz de aprovechar al máximo el potencial que las nuevas tecnologías nos ofrecen.

P. Te has trasladado a España para potenciar la plataforma aquí, ¿cuántos usuarios tiene Avaaz fuera de EE.UU? ¿En España?

R. El traslado obedeció a motivos personales y familiares. Pero, aunque sigo desempeñando un papel como director de campañas a nivel global, estamos trabajando fuerte para aumentar nuestra capacidad para impulsar campañas nacionales en varios países europeos, también en España.

Quizás sorprenda saber que aunque nuestra sede esta en los EE.UU., somos una verdadera comunidad global. De los más de 6 millones de usuarios con los que contamos en todo el mundo, tenemos más de 800.000 en Francia, y por encima de 700.000 en Brasil. En Canadá, los EE.UU. y el Reino Unido rondamos los 400.000 en cada uno de ellos. Y en España, tenemos unos 340.000 usuarios. Después encontrarás miembros repartidos por todo el mundo, incluso en países pequeños como Monserrat o Nauru, con decenas de usuarios.

P. ¿Crees que España está “madura” para plataformas de activismo como Avaaz o Actuable?

R. Por supuesto que sí. En el tiempo que llevo aquí me han sorprendido positivamente la gran energía y las magníficas ideas de mucha gente que está tratando de construir nuevas formas de activismo a través de internet. Noto también bastante escepticismo y falta de visión por parte de muchos políticos y líderes sociales, pero creo que pronto va a existir una verdadera explosión en este campo.

En España vamos por detrás de otros países que ya cuentan con movimientos activistas por internet consolidados, como Move On en los EEUU, or GetUp en Australia. Pero todo se andará. En este sentido, nosotros en Avaaz, y la gente de Actuable y de muchas otras iniciativas y ONG vamos a seguir dando guerra para fomentar una mayor participación ciudadana en temas que nos afectan a todos.

P. ¿Cuál es tu misión ahora mismo como Campaign Director en España?

R. Mi rol principal sigue siendo el de identificar y desarrollar campañas globales, regionales y nacionales sobre temas de justicia social y medioambiental que afectan a la ciudadanía. Para ello, continuamos explorando nuevas formas de acción ciudadana impulsadas a través de internet, y estableciendo contactos y relaciones con otros actores y personas clave en los distintos ámbitos,

En España, ya tenemos algunas ideas para campañas de índole nacional (sobre corrupción, defensa del medioambiente, etc…), y algunos muy buenos contactos, por lo que creo que pronto estaremos en una posición de lanzar nuevas acciones ciudadanas.

P. ¿Cómo trabajáis las campañas? ¿Cómo se coordinan tantas personas en tantos países del mundo?

R. En líneas generales, las prioridades vienen establecidas a través de encuestas que enviamos a nuestros miembros regularmente. También recibimos sugerencias o ideas sobre posibles temas de campañas de manera espontánea de parte de usuarios o de otras organizaciones o grupos ciudadanos. Al final, se discuten las distintas propuestas dentro del equipo y se lanzan aquellas campañas e iniciativas que además de responder a una mayor estrategia de impacto e influencia, evidencian un apoyo elevado entre nuestros miembros.

Actualmente somos unas 20 personas trabajando en cuatro continentes y una amplia red de voluntarios, y trabajamos de manera virtual, con llamadas semanales para presentar y discutir ideas y propuestas, diseñar planes de acción, etc. Cada campaña queda en manos de un pequeño equipo al cargo de hacer los estudios previos correspondientes, contactar con otras organizaciones, redactar los materials de la campaña y asegurarse de que el mensaje de la campaña llega a sus destinatarios de la manera más eficaz posible, directamente en reuniones de alto nivel, o a través de los medios de comunicación.

P. Antes de Avaaz trabajaste en Intermón, como director de Activismo, ¿realmente una ONG puede influir en los despachos de Bruselas o de cualquier gobierno para provocar cambios?

R. Sí, durante cuatro años fui el responsable de la oficina de Oxfam Internacional (de la que es parte Intermón) en Bruselas.

El poder que cada organización tiene para influir en las tomas de decisiones a esos niveles depende de muchos factores: por ejemplo, el conocimiento y análisis experto con el que cuentan en distintos temas y disciplinas, su habilidad para movilizar a un grupo importante de ciudadanos, la presencia y la credibilidad de sus voces en los medios de comunicación, el número y la calidad de las redes y alianzas a través de las cuales operan, etc… ONGs como Intermón, Greenpeace, Amnistía Internacional y otras siguen demostrando que es posible tener una presencia influyente en el mundo de la política.

El modelo de Avaaz toma mucho de estas experiencias, pero quizás con un mayor énfasis en la creación de canales directos de comunicación y debate entre los ciudadanos de a pie y las élites políticas y económicas. Y todos sabemos que cuando un número respetable de ciudadanos se mueven, todos a una, es mucho más probable que los dirigentes y formadores de opinión presten atención y actúen en consecuencia.

P. ¿Eres partidario de que las ONG sean menos asistenciales y más beligerantes en temas de derechos humanos y civiles?

R. El espectro del trabajo y la especialización de las ONG es muy amplio, y creo que todas, beligerantes o asistenciales, tienen cabida. Lo importante es que haya una mayor conciencia de la naturaleza esencialmente política del trabajo que llevamos a cabo, ya sea la construcción de una escuela en una aldea en Africa, o una campaña de apoyo a activistas pro derechos humanos en Birmania. Hay que preguntarse siempre acerca del impacto, positivo o negativo, de nuestras acciones sobre las relaciones de poder, los patrones de desigualdad, las prácticas discriminatorias, la vulnerabilidad de las personas a las que tratamos de ayudar.

Y muchas organizaciones llevan tiempo demostrando que uno puede asistir y, a la vez, denunciar y luchar contra las injusticias de fondo, ya sea de manera directa o en el marco de alianzas y colaboraciones.

P. Cuál es tu “utopía ciberactivista”, aquella victoria que alguna vez has soñado y que, finalmente, crees que se podrá alcanzar?

R. Me pillas. No creo haber tenido nunca una super utopía en mente. Soy más de aquellos que se ilusionan con el día a día, que encuentran la inspiración en la lucha y el coraje de la gente en el día a día, y me suelo acordar de las personas y de las comunidades con las que he trabajado en la India, en Bangladesh, en Guatemala o en Sierra Leona. Y de los activistas, periodistas, bloggers, jueces y políticos que se la juegan en los ambientes más hostiles que uno pueda imaginar.

El sueño es seguir trabajando juntos para reactivar y movilizar a un mayor número de personas, a la vez que acortamos la distancia entre los ciudadanos y los que tienen el poder. Y estoy convencido de que el internet, y la tecnología en general, tienen aún mucho que decir.

No todo el mundo puede ser un don nadie

22 noviembre 2010 - 2:02 - Autor:

Pedro Meca, creador de La Moquette

Son tan invisibles que es difícil encontrar información fiable sobre cuál es “su día”, el Día de las Personas sin Techo, ¿el 21 o el 22? Cualquiera que sea la fecha exacta, lo interesante es que supone una invitación para tratar de averiguar si, de verdad, cualquiera con una mala racha puede acabar convertido en un “sin techo”. Pregunto a dos de los tipos que mejor conocen cómo piensan y actúan.

Pedro Meca (del que publicaré una entrevista completa esta semana) es un dominico que lleva más de 30 años viviendo con los sin techo de París. Es el creador de La Moquette, un centro cultural para indigentes en el corazón de París, y también está en el origen de la Fundación RAIS y de casi una decena más de movimientos sociales, tanto en Francia como en España. Pedro tiene muy claro que cualquier persona, de un día para otro, no acaba en la calle, tiene que haber un proceso de desestructuación, de pérdida de todo tipo de redes. Y eso no pasa en dos días o en cuatro.

El “le puede pasar a cualquiera” necesita matices; aunque, como señal de alarma, parece efectiva.

El pasado 5 de noviembre, Luis Ramiro Álvarez, un delineante de 29 años, escribía en su blog un post Reconocimiento a la muerte de un don nadie“. El don nadie era su padre, que había fallecido en la más absoluta soledad, después de haber pasado los últimos 10 años de su vida en la calle. El periodista de El País Juan Diego Quesada reconstruyó la historia de Luis y su padre en un artículo que conmovió internet.

Seguro que mucho gente pensó “Esto le puede pasar a cualquiera”. Y estoy convencido de que lo pensó al ver la fotografía del reportaje. He hecho la prueba con dos personas distintas y es la foto de familia, la instantánea de Ramiro Álvarez con sus hijos, en una piscina, felices, la que provoca la identificación y el desasosiego.

Toni, voluntario de la ruta Sin Hogar de Solidarios

En mayo de 2009 acompañé a Toni, Conchi y Jesús en su habitual aventura nocturna al encuentro de los sin techo. Toni es voluntario de Solidarios para el Desarrollo desde hace una década y cada martes sale por la zona de Principe Pío y el Viaducto para ofrecer un poco de calor a decenas de personas indigentes. Toni conoce muy bien la calle y a sus habitantes. He querido hablar con él más de un año después para constatar, en primer lugar, si ha percibido un aumento de la población callejera debido a la crisis económica.

Con el frío siempre hay más. No he descubierto por qué. Es posible que sean los mismos y con el buen tiempo se mueven más, viajan más y se les ve menos. En cualquier caso, no noto más que otros años.

Toni ya me contaba en 2009 que la gente que acaba así suele haber sufrido algún suceso personal traumático tras el que, además, ha ido perdiendo todas las redes afectivas y sociales que le podían mantener a flote.

En este país no se llega a la calle por la pobreza, se llega cuando se te ha roto un cable ahí dentro.

Pedro Meca afirma que es necesario conocer mejor a los que viven en la calle para que entendamos sus comportamientos y sus posibilidades de reinserción. Hay que “ver al otro como yo“. Es la filosofía que aplican los voluntarios de Solidarios: escuchar, compartir, ofrecer información, pero nunca ser “asistencialista, paternalista, ropero ni comedor”, como afirma Toni

Para Toni la clave está en la prevención, él no cree mucho en la rehabilitación, sobre todo cuando se trata de una caso crónico. Es muy difícil.E, incluso, aquel que logra salir va a seguir siendo un “sin hogar” hasta que se muera.

Un ejemplo: Enrique, “el abuelo”, 66 años, podría estar cobrando su pensión y con plaza en una residencia.

Pero eso es con tu chip y con el mío. Él está en la calle y va a morir en la calle.

Otro ejemplo: Nélida. Toni acumula muchas horas a su lado. Es su batalla personal, al margen de la ONG. Nélida tiene 72 años y vive en una residencia desde los 66, pero antes había pasado 30 años en la calle. La muerte de su marido le apagó las luces, perdió a su hijo, que se fue vivir con su suegra y ella se acostumbró al frío del Parque de la Bombilla, hasta que un intento de agresión le hizo entrar en el Hospital y en el circuito de la “oficialidad”: se encontró con una pensión por la que había acumulado unos cuantos miles de euros y con el derecho a una plaza en una residencia. Pero la estructura mental de Nélida es la de una persona sin hogar.

Sus temas de preocupación son que fulanito la quiere quitar el sitio en la comida o que el otro quiere robarla.

La historia de Nélida y Toni da juego como para uno o varios reportajes. En ella hay desde un intento de apropiación de su pensión  a cargo de los gestores de la residencia, hasta anécdotas varias en hospitales; pero lo que más me llama la atención es que Toni no ha conseguido encontrar a su hijo. Al igual que Ramiro, el “don nadie” , no puso mucho interés en que sus hijos le vieran en esas circunstancias, Toni afirma que la mayoría de los sin techo no quieren saber nada de su familia, si es que la tienen, se sienten avergonzados. Ellos prefieren seguir siendo don nadie.

Así se protege a la infancia

20 noviembre 2010 - 6:34 - Autor:

Un día como hoy en el que se celebra el 21 aniversario de la Convención de los Derechos del Niño podríamos reflejar las dolorosas cifras que hemos conocido esta semana gracias a Unicef y a Save the Children. Esos estudios sobre la pobreza y el maltrato infantil son necesarios y tienen que obligar a los políticos a trabajar, y a trabajar duro. Pero nosotros queremos que tú puedas participar en este día, que sientas que tú puedes ser importante, muy importante. Por eso,  te invitamos a que conozcas a una serie de personajes, la mayoría anónimos, que un día decidieron apostar fuerte por los derechos de los niños, personas normales y corrientes que son ejemplos, que son inspiración.

Y digo creemos porque este artículo está hecho a cuatro manos. Hace meses conocí a Rubén García, pediatra, autor del blog Hijos de Eva y Adán, al que os presenté la semana pasada. Me propuso colaborar para tratar de llevar lejos el mensaje de la Convención de los Derechos del Niño. Y hemos creído que la mejor forma de hacerlo es aportar, cada uno, cinco proyectos que están marcando la diferencia, provocando cambios, mejorando la vida de los niños. Ahí van los cinco de Rubén:

Zeuk esan/Tú hablas

Agintzari es una cooperativa de iniciativa social que lleva muchos años trabajando cuestiones relacionadas con la infancia (y en otros ámbitos, como el de la violencia de género). Desde el pasado mes de octubre, además, gestiona el nuevo teléfono gratuito Zeuk esan/Tú hablas de Ayuda a la Infancia y Adolescencia 116 111, puesto en marcha por la Dirección de Política Familiar y Comunitaria del Departamento de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco, con la idea de atender de forma anónima a menores en situación de riesgo/conflicto o terceras personas que pudiesen detectar dichas situaciones. Atiende llamadas de 9 a 21 horas (de lunes a viernes) y de 12 a 20 horas (fines de semana y festivos), durante los 365 días del año. Cada llamada es atendida por un interlocutor profesional, quien facilitará un espacio de escucha y ayuda en la búsqueda de alternativas a la situación planteada, mediante la orientación, el asesoramiento o la información. Con idea de facilitar los canales de comunicación, puede accederse a través de web (provisional, aquí), Facebook, Twitter o Tuenti.

La reina de Saba y los niñ@s institucionalizad@s

Prefirió conservar el anonimato y aparecer sólo como La reina de Saba al contarme parte de su historia como trabajadora en un hogar funcional que atiende a menores desprotegid@s. Casi tres décadas de trabajo y servicio realizado con vocación y pasión que se palpan en el aire durante la conversación mantenida. Si tienes algo de tiempo, puedes leerla y escucharla aquí. Merece la pena. Su anonimato es también el homenaje a los cientos o miles de historias de hombres y mujeres que trabajan día a día por mejorar las condiciones de la infancia.

Victorio Torres y su lucha contra el SIDA

Victorio Torres es un pediatra madrileño que desde hace ya unos ocho años lleva adelante un proyecto para el control de la epidemia del VIH/SIDA en el distrito de Maragua (Kenia) y su área de influencia desde la Fundación VIhDA. La pretensión del programa es la de reproducir los éxitos cosechados en otros lugares (Europa y América) para evitar la trasmisión madre-hijo del VIH durante el embarazo, parto y lactancia, a través del tratamiento a mujeres embarazadas seropositivas, partos atendidos por personal formado y alimentación segura para el bebé. Puedes conocer su historia y ver su testimonio.

Todos contra el maltrato infantil

La Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI) es la principal impulsora de la III Campaña Estatal de Prevención del Maltrato Infantil cuyo objetivo es hacer visible un problema social (no privado) todavía invisible entre nosotr@s, difícil de mirar de frente, y para la que no existe la tolerancia cero que se ha creado en los últimos años en torno a la violencia de género. Además del blog de la Campaña Todos contra el Maltrato Infantil, recientemente han puesto en marcha otra página, Prevención del Maltrato Infantil, con información y recursos sobre este tema.

Enrique Rodríguez-Salinas, desde Kenia

Poco después de haber vuelto de un perídos de colaboración en Kenia, Enrique Rodríguez-Salinas hacía esta llamada a través del foro de pediatría de Atención Primaria PEDIAP: Sé perfectamente que la infancia mundial tiene problemas todavía más graves que Salma, una niña que conocí en mi reciente estancia como voluntario en Lamu, Kenia. No obstante me atrevo a pediros egoístamente ayuda para ella, pues me acabo de enterar de que lo que creíamos que eran secuelas de una lesión estática cerebral, parece ser que son consecuencias de una masa cerebral expansiva. (…) Como podéis imaginar en Kenia no hay sanidad gratuita ni para los niños.Os pido disculpas en nombre del resto de la infancia desfavorecida de la cual ella es solo una pequeña muestra. Sin duda, si decidís “retrataros”, será un noble gesto. La respuesta fue fulgurante y esperanzadora, aunque el desenlace no ha sido el esperado.

Y aquí van mis cinco personas/proyectos:

Rafael Selas, un hogar para los huérfanos de Kenia

Rafael Selas con niños de su Casa de Acogida

Arafati, así es como llaman a Rafael Selas en Kenia, viajó a Lamu, una isla al norte de Mombassa, a la boda de un amigo. Desde aquello, Rafael solo vuelve a su Madrid natal una vez al año para arreglar papeles, hacerse chequeos de salud y buscar apoyos para su ONG Anidan. Lo que empezó como una humilde casa de acogida para apenas 20 huérfanos, se ha ampliado con un hospital y una escuela gracias a la colaboración de muchas personas anónimas y de la Fundación Pablo Hortsmann.

Víctor Ullate, la danza que integra y hace sonreir

Víctor Ullate dando clase. Foto: Fundación Víctor Ullate. Juan Lázaro

Victor Ullate es y ha sido muy feliz con la danza. En el año 2000 comprendió que no podía solo pensar en si mismo y que la infancia es una época crucial en la vida de una persona, por eso decidió abrir su arte y su compañía a niños de familias desestructuradas y ofrecer una oportunidad a niños de Centros de Acogida de la Comunidad de Madrid para que se formen en su Escuela de Danza. “Nos encontramos con niños tristes y, cuando vienen a la Fundación, se les cambia el semblante”.

¿Quién se ocupa de los menores inmigrantes no acompañados?

Simón Menéndez. Asociación Hechos

Simón Menéndez es el pulmón de Hechos, una organización burgalesa que da cobijo y soporte a menores inmigrantes no acompañados. Hechos tiene hogares en los que los menores puedan sentirse en familia, al mismo tiempo que se forman laboralmente. Su proyecto acaba de recibir el premio ’Global Fellows’ de Youth Action Net 2010 de manos del Nobel de la Paz Martti Ahtisaar. El principal lema de la asociación : “Los niños nunca son extranjeros”.

El ángel de la guarda de los niños soldado en Liberia

Chema Caballero. Foto: ONG Dyes/Josep García

Chema Caballero lucha desde hace 18 años por  rehabilitar a los niños y niñas soldado de Sierra Leona. Este misionero javeriano está convencido de que no hay que tirar nunca la toalla con el ser humano y afirma que los  jóvenes tienen ilusión, a pesar de la frustración que crea no tener oportunidades y que la educación sea un privilegio al que muy pocos puedan acceder. Tras su transformación africana, Chema valoro más el contacto humano, la capacidad de escuchar, el no tener prisa para nada “¿Por qué correr? ¿Por qué enfadarse por las cosas? Se puede vivir de una forma más relajada.”. Puedes ver la entrevista que le hice hace un año.

Mi nombre es Piruleto

Piruleto en la puerta del Hospital Niño Jesús

Fernando Martínez Alvite saber cómo sacar una sonrisa a un niño enfermo. Lleva 15 años ilusionando a los chavales del Niño Jesús y del Doce de Octubre. Desde el 2005 lo hace como Piruleto. En ese año fundó la asociación El Circo de Piruleto, que hoy cuenta con 58 voluntarios. Fernando, 39 años,  informático, dedica dos tardes a la semana a su personaje ( y muchas noches a llevar la gestión de la asociación). Si tienes la desgracia de pasar por el Niño Jesús, pregunta por él al llegar.

¿Heroínas o villanas? Agnes Gereb y Victoire Ingabire, dos mujeres frente a su destino

19 noviembre 2010 - 0:41 - Autor:

Hay personas cuyos proyectos y trabajo social o humanitario no tienen ángulos ciegos, no presentan recovecos; pero no siempre es así.

Agnes Gereb. Foto Wikimedia:Pumpkingood

Agnes Gereb es un ginecóloga húngara que lleva años dedicada a humanizar los partos en su país a través de su Fundación Alternatal: Agnes defiende el derecho de los madres a dar en luz en casa, en un entorno natural y respetado. Con más de 22 años de experiencia y 2.000 partos atendidos en casa, el pasado 5 de octubre fue detenida y, posteriormente, acusada de negligencia y de homicidio involuntario.

El periódico The Guardian escribió un extenso artículo sobre la situación de Agnes. Más allá de vacío legal que existe en el país sobre la legalidad de dar a luz en los domicilios, el problema para Agnes está en las acusaciones de unos padres cuyo bebé murió por complicaciones en el parto.

Agnes, emprendora Ashoka en 1997 , disfruta de un notable prestigio internacional como especialista en su materia y diversas organizaciones de todo el mundo están presionado para liberarla. Ya hay páginas en Facebook: Support for Agnes, free Agnes . Desde España, la presión llega vía el blog El parto es nuestro.

Agnes, ¿inocente o negligente? ¿error irresponsable o accidente natural?

Victoire Ingabire vivió 16 años en Holanda hasta que en enero de este año decidió regresar a Ruanda para poder presentarse a las elecciones presidenciales de agosto. No se lo permitieron. Más aún, desde el 14 de octubre está detenida, acusada de negación del genocidio y de terrorismo y, hace unos días, los tribunales rechazaban su petición de libertad bajo fianza.

Ramón Lobo hizo un fantástico post que contextualiza la situación actual del país y de su presidente Kagame, un líder que ha sacado al país del horror tras el genocidio de 1994, pero que parece poco interesado en tener una oposición ante la que rendir cuentas. La revista Time también ha escrito sobre el tema.

Este memorial no recuerda más que el genocidio perpetrado contra los tutsi, cuando también ha habido masacres de hutu.

Fue la declaración de Ingabire al visitar el memorial del genocidio en Gisozi (Kigali). Y parece que no le sentó muy bien a Kagame. Además, está acusada de recaudar fondos recabar fondos para las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), grupo vinculado a los causantes de la matanza de 1994. ¿Propaganda para quitarla de circulación?

A todo eso se une la campaña contra Paul Rusesabagina, el héroe de Hotel Ruanda del que ya he hablado aquí, el hombre que salvó a cientos de personas de morir cuando era director adjunto del Hotel des Mille Collines en 1994. Qué curioso que el hombre que ha tratado de crear una comisión para que se esclarezcan los hechos ocurridos sea, ahora, también acusado de financiar al FDLR. Él ha sido claro y tajante en su respuesta a la acusación.

Victoire, ¿heroína o villana?

Padre Ángel “Lo de Haití lo tienen que resolver los gobiernos, no las ONG”

15 noviembre 2010 - 23:35 - Autor:

El padre Ángel, hace unos días en Haití. Foto: Mensajeros de la Paz

“No es posible” repite con insistencia en los apenas 20 minutos de conversación telefónica que mantenemos. Desde México, tras trabajar varios días en Haití, la voz del Padre Ángel (Presidente de Mensajeros de la Paz) suena cansada y triste. Ha vuelto a tener que coger la mano de niños moribundos, ha vuelto a ver morir a inocentes. Aquella vez por un terremoto, esta por una epidemia de cólera.

Lo triste es que esta enfermedad se podía haber evitado solo con agua potable y con letrinas. No es posible que sea cierto que una población de 300.000 habitantes tenga un sola ambulancia, de forma que mientras trasladaban a uno, se morían tres o cuatro.

El 11 de febrero, el padre Ángel avisaba “Los 200.000 muertos es una barbaridad, pero ahora viene lo peor, los contagios, las enfermedades, la gente que no tiene nada, hay que atender a esa gente…”. En teoría, esa entelequia llamada “Comunidad Internacional” comprometió 7.815 millones de euros en una cumbre de junio. Lo que no sabemos es cuando llegarán, si es que llegan.

No es posible que todo lo que dicen los gobernantes que han prometido no haya llegado todavía después de 7, 8 o 9 meses. El pueblo de Haití se está muriendo olvidado. Sigue habiendo la mismas tiendas, sigue estando sin desescombrar ni la catedral ni el palacio, lo que quiere decir que las casas normales están iguales.

El padre Ángel ya ha vivido muchas guerras, muchas catástrofes y sabe que la euforia solidaria acaba apagándose, tal como ha ocurrido en el país caribeño “gajes del oficio”, por eso transmite cierta resignación cuando afirma que habrá que esperar a otra plaga, a otra enfermedad con 20.000 ó 30.000 muertos para que los gobernantes reaccionen.

Esto es una llamada de ayuda a la comunidad internacional y europea. Está bien que se estén preocupando de cómo han de ser los cartones de la leche o las medidas económicas, pero, mientras tanto, se está muriendo la gente.

Desde Mensajeros de la Paz han desplazado equipo y profesionales médicos, mantienen un campamento que atiende a 3.000 personas y una residencia de ancianos. El padre Ángel también ha visto trabajar a otras entidades como Cruz Roja o Cáritas, pero tiene muy claro quién tiene el poder de cambiar las cosas.

Esto no lo resolvemos las ONG, esto lo tienen que resolver los gobiernos.

Por ahora, afirma que el Español es el único que sí se ha movilizado y añade que una visita del Papá Benedicto XVI ayudaría mucho a la causa de la reconstrucción, por eso tiene esperanzas de que “el papa vaya a Haití y que su testimonio conmueva los corazones de la gente.”. Mientras llega esa día, nos conmovemos con el trabajo y el testimonio del Padre Ángel.

Caramelos de menta para curar la malaria y el chagas

12 noviembre 2010 - 0:14 - Autor:

¿Te imaginas que entre los medicamentos más vendidos en España hubiera uno capaz de curar el dolor ajeno? Hoy eso es posible. Si te acercas a tu farmacia podrás ser parte de algo importante, podrás, con un gesto apenas insignificante, ayudar a que una persona reciba tratamiento contra el mal de chagas o contra la malaria. ¿Cómo? Comprando un nuevo medicamento.

Las pastillas contra el dolor ajeno son indicadas para el tratamiento sintomático del dolor ajeno de intensidad alta, leve o moderada. El principio activo de las pastillas contra el dolor ajeno es el amor

“Pastillas contra el dolor ajeno” (ese es el nombre) se presenta envasado en una caja roja, con el logotipo de Médicos sin Fronteras (MSF) estampado en la esquina inferior derecha, al precio de un euro. Dentro, seis comprimidos de menta-eucalipto; más adentro, la certeza de que entre todos podemos ayudar a curar a las personas afectadas por las 14 enfermedades olvidadas que, cada año, según la Organización Mundial de la Salud, matan a 14 millones de personas.

La campaña de sensibilización que ha puesto en marcha Médicos sin Fronteras se centra en seis de esas enfermedades (por eso la seis píldoras de la caja): chagas, kala azar, tuberculosis, malaria, sida infantil y enfermedad del sueño. Todo los recaudado por la venta irá destinado a proyectos de MSF para tratar y erradicar esas enfermedades.

Para hacer llegar el mensaje a todos los rincones, físicos y virtuales, de España, la ONG cuenta con el apoyo de personajes como Luis García Berlanga, Andreu Buenafuente, Alejandro Sanz, Ferrán Adriá o Eduardo Punset, entre otros muchos.

Ayer, en la Academia de Cine, la presidenta de MSF, Paula Farias, presentó los dos spots de Pastillas contra el dolor ajeno, así como un breve documental que se emitirá en Canal+ y que cuenta el proceso de creación de la campaña.  Me quedo con dos momentos. El primero, Alejandro Sanz explicando por qué se compromete con MSF “Siempre que hay algún problema grave en el mundo, ahí está MSF“. Y, el segundo, el rodaje del spot principal, con Luis García Berlanga. El anuncio (con fotografía del genio Javier Aguirresarobe) está rodado en su casa, con su familia, con la silla de ruedas que le ayuda a moverse.

Cualquiera que conozca el trabajo de Médicos sin Fronteras sabe que más allá de la pirotecnia  de comunicación que se despliega en campañas como esta, hay un compromiso profundo de defensa de los indefensos. Y cualquiera que siga habitualmente este blog sabe que aquí nos gusta hablar de organizaciones, pero, sobre todo, hablar de personas.

Aprovechando esta campaña, quiero recordar aquí a  dos personas que no debemos olvidar, puesto que ellos libran una doble lucha: contra las enfermedades olvidadas y contra el olvido de los medios.

De Manuel Patarroyo ya he hablado aquí. Investigador colombiano, 63 años, Premio Príncipe de Asturias de  Cooperación,  lleva casi toda su vida dedicada a la búsqueda de una vacuna eficaz contra la malaria. Estuvo cerca, a finales de los 80, pero solo consiguió una efectividad del 30%. Ahora está trabajando en una nueva y espera tenerla disponible en 2011. No le perdamos de vista, Patarroyo puede curar el dolor ajeno.

Pilar Mateo es una científica valenciana que ha creado una pintura (sí, de las de aplicar a las paredes) capaz de combatir el mal de Chagas, enfermedad mortal que se ceba con América Latina y que transmite una chinche, vinchuca, que mide entre tres milímetros y dos centímetros.  La historia de Pilar la ha contado la periodista Charo González Casas en el libro El vampiro de los pobres. Pilar empezó su odisea contra el Chagas en el chacó boliviano, en 1998. Pilar, como Patarroyo, se implica hasta el tuétano en su hallazgo, ella ha convivido con los parias, ha sufrido con ellos y probado su pintura.

Lo increíble no es mi lucha, sino que 100 años después de que se descubriera la enfermedad siga muriendo gente en las casas más indignas de América Latina.

Pilar también cura el dolor ajeno. No la olvidemos.

Rubén García, un pediatra sin fronteras

9 noviembre 2010 - 22:48 - Autor:

Una de las grandes aportaciones de formatos como los blogs o de redes como Twitter es la posibilidad de escuchar y leer voces distintas, originales, no contaminadas; personas con discursos apasionados y apasionantes a las que en una vida “analógica” hubiera sido imposible conocer. Gracias a Rubén García he descubierto la gran cantidad de médicos y profesionales de la salud que comparten sus conocimientos y experiencias en la red. El primero al que conocí es, precisamente, a Rubén, un pediatra de un centro de salud en Bilbao que hace unos meses abrió un blog (Hijos de Eva y Adán) para difundir historias con acento solidario, con especial atención, como no podía ser de otra forma, a la infancia. Os invito a conocer a Rubén, su trabajo como pediatra y su labor en la blogosfera sanitaria-solidaria.

Pregunta. Eres médico, pediatra, y tratas todos los días con padres y niños, ¿somos conscientes los padres de la importancia y responsabilidad de criar a un hijo?

Respuesta. Tengo la impresión -compartida con mi entorno profesional y personal- de que quizás en muchos casos no somos conscientes de lo que supone realmente criar a un hijo… hasta que tienes el primero, pasas noches más o menos en vela, apareces en el trabajo con ojeras, te enfrentas a rabietas y peleas… A veces parece que sólo planeásemos pensando en la parte fantasiosa de la maternidad/paternidad y nos ofusca el enfrentarnos a la labor dura y desagradecida. Ambas son parte de la realidad de ser padres/madres, como el sufrimiento o la muerte lo son de la vida.

Nos cuesta también el hecho que educar a nuestr@s hij@s supone una dosis de frustración, nos resistimos a ello… como profesional y como padre, cada vez voy dándole más vueltas a una expresión que leí en el blog de un compañero, el doctor Santiago García Tornell: mano de hierro en guante de seda..

P. ¿Carlos González o Estivill (son “dos tendencias” pediátricas, opuestas en muchos aspectos)

R. Probablemente los dos, leídos con sentido común. Una lectura literal, sobre todo si es parcial, puede fácilmente conducirnos al dogma, y éste nunca puede ser buen compañero de un viaje que ha de usar como componentes el equilibrio en la justa medida de firmeza y flexibilidad.

P. Acabo de leer Bajo presión de Carl Honoré, que habla, entre otras cosas, del exceso de obligaciones al que sometemos a nuestros niños para que sean “excelentes” ¿Percibes eso en tu trabajo diario con hijos/padres?

R. La sociedad ha evolucionado mucho en los últimos 25-50 años. La generación que fuimos niños en aquella época la recordamos (¿sólo nostalgia?) en muchas ocasiones como un gran espacio de libertad. Hoy parece que encorsetamos a los hijos desde muy pequeños en unos horarios muy rígidos, en no pocos casos sin que vengan a casa a comer (lo que convierte su jornada en tan larga o más que la nuestra) y a veces añadimos extra escolares, por su gusto o en no pocas ocasiones, por nuestra necesidad.

La expresión más notoria de esto la he vivido no hace demasiado tiempo cuando los padres de un niño con problemas de sobrepeso me afirmaron rotundamente que su vástago no tenía tiempo entre semana para hacer ejercicio; cuando me contaron un día normal (apenas 15 minutos de televisión como todo entretenimiento en una jornada que empezaba sobre las 7:00 y terminaba sobre las 21:00), no pude más que asentir… en estas condiciones no hay tiempo para el ejercicio. O cambiamos las condiciones o…

P. Supongo que una de las situaciones más complicadas para un pediatra es tener que enfrentarse a algún niño que pueda estar sufriendo algún tipo de maltrato, ¿te has encontrado alguna vez en una situación así?

R. Sí, es una situación complicada, a veces te sientes perdido y con muchas dudas y miedos (¿será o no será?, ¿y si meto la pata al levantar la liebre?, ¿qué consecuencias laborales y/o profesionales puede esto tener?, ¿y las consecuencias -sobre todo para el/la menor de no hacer nada?).

Una pista importante en este sentido nos la dieron en un curso al que asistí recientemente: la tarea del profesional sanitario no es confirmar si el caso que tiene delante es un caso de maltrato o no; la cuestión es estar atento (al igual que con otro tipo de problemas que se presentan en la consulta) a signos que puedan hacerte sospechar que esa es una posibilidad real; la mera sospecha debería conducirnos a la notificación a quien sí tiene la potestad de investigar: jueces y/o fuerzas de seguridad.

P. Abriste tu blog en junio y en él has ido descubriendo aventuras solidarias “anónimas” de médicos y pediatras españoles por todo el mundo. ¿Crees que los médicos tenéis un extra de responsabilidad social, además de la que ya asumís cuando decidís trabajar en salud?

R. Creo que la respuesta no atañe tanto a una profesión concreta, sino que tiene que ver más bien con personas, independientemente de su ámbito profesional y/o personal. Hay de todo entre los médicos, igual que puede haberlo entre los periodistas o abogados, por citar otro par de ejemplos.

Una de las claves a la hora de plantearme el blog era precisamente intentar no encerrarme en un ghetto, sino intentar en la medida de mis posibilidades abrir lo más posible el abanico. Bruno Abarca, Francisco Polo (y Actuable), Maggie Doyne, Victorio Torres o tú mismo, sólo por citar algunos ejemplos y sabiendo que dejo a muchísima gente en el tintero, sois la prueba viviente de que la solidaridad no entiende de fronteras o de profesiones. Estamos condenados a construir un mundo mejor entre tod@s, cada cual aportando aquello para lo cual esté más dotado. La pregunta final es ¿y tú qué harás con los talentos que tienes?, ¿al servicio de quién(es) quieres ponerlos?

P. A través de tu blog, he descubierto que hay una interesante comunidad de médicos y pediatras escribiendo sobre realidades sociales. ¿Qué blogs nos recomiendas?

R. He citado algunos a lo largo de las preguntas previas. La mejor recomendación para quien quiera echar un vistazo a lo que se mueve en cuestiones de salud en la blogosfera puede ser empezar a echar un vistazo al blogroll del Hij@s de Eva y Adán, situado en la columna derecha, y que sin ser exhaustivo sí que recoge una parte muy importante de bloggers de referencia.

Creo que en ese aspecto también soy bastante ecléctico, y voy descubriendo aportaciones muy valiosas y personales de mucha gente del entorno (en la parte más técnica, en los ánimos, en los comentarios del blog, en Twitter…).

Sí quiero destacar a una persona a la que no conozco aún personalmente y a quien conocí, casi de casualidad al curiosear por las estadísticas del blog. Nieves de Lucas es una compañera de profesión que trabaja en Castilla La Mancha y que tras el primer contacto, se ha animado e implicado mucho para aportar ideas y entradas.

Las aportaciones desinteresadas y el espíritu colaborativo de mucha gente en torno al fenómeno de la blogosfera siguen emocionándome y sorprendiéndome. Pareciesen no cuadrar demasiado con la escala de valores que en muchas ocasiones nos pretende imponer esta sociedad de consumo y competencia.

P. En tu presentación del blog haces referencia al método Getting Things Done, ¿Cómo lo estás aplicando en tu vida cotidiana? ¿Cómo puede un médico compatibilizar el trabajo, la paternidad y un blog?

R. No lo sé todavía muy bien, estoy intentando aprender, je, je… pero te agradezco la pregunta, porque me recuerda una lectura que tenía pendiente: cómo ser padre, blogger y currante y no morir en el intento.

El método GTD no te quita trabajo ni te simplifica la vida, pero ayuda enormemente a moverse en el entorno complejo en el que vivimos. Quizás no sea para todo el mundo -seguro que no-, pero eso tampoco convierte tu vida en más sencilla.

Los principios del método son relativamente sencillos (bueno, después de haberlos oído/leído en múltiples ocasiones y con apreciaciones que cada vez suenan a matiz nuevo):
  • Recopila todas las cosas que percibes que no están completas en tu vida.
  • Clarifica su significado PARA TI (y decide si precisa o no acción alguna por tu parte).
  • Organiza el resultado de dicha decisión en categorías que
  • Revisarás conforme sea preciso para
  • Ejecutar las acciones más adecuadas dado el lugar donde te encuentras (o las herramientas de que dispones), el tiempo, la energía y las prioridades de tu vida a todos los niveles.

P.  Como curiosidad, ¿te ha pedido consejo profesional/consulta médica algún padre o madre a través del blog?

R. No, al menos hasta ahora…

P. ¿Qué esperas del blog? ¿Te gustaría que fuera una especie de legado para tu hijo?

R. Algo así menciono en el blog cuando me presento:

Por último, no quiero dejar sin dedicar este trabajo a mi compañera de camino y al hijo que tenemos en común. Pensando en él y en cómo aportar un humilde grano de arena para dejarle en herencia un mundo en las mejores condiciones posibles, desde ese amor, están escritas todas las entradas de este blog.

La paz no da audiencia

4 noviembre 2010 - 23:16 - Autor:

War and Peace. Foto Flickr: Jayel Aheram

El pasado viernes, 233grados publicaba un post sobre paz y periodismo, Los medios muestran más violencia en países pacíficos, en el que reflejaba algunas conclusiones del estudio Measuring peace in the media, realizado por el Institute for Economics and Peace (IEP).

La mayoría de las conclusiones no sorprenden a nadie. Por resumir: los medios, las televisiones en este caso,  prefieren la historias de guerra a las de paz. Triste, sí, y difícil de cambiar.

Cuando uno estudia periodismo, una de las primeras lecciones que recibe es la relativa a las factores que determinan que una historia sea noticiable, y el principal de ellos es el conflicto. Desde luego, los medios occidentales nos lo hemos tomado muy a pecho: solo un 1,6% de las noticias analizadas eran positivas y pacíficas. La muestra: 37 programas de noticias de 23 cadenas de tele en 15 países occidentales (ninguno de España).

Os preguntaréis por qué repito una historia que ya han contado en 233grados. Lo hago por Steve Killelea.

¿Te dice algo Steve Killelea? Supongo que no. A mí tampoco, hasta hace unos días. Resulta que este señor es, además de un empresario tecnológico de éxito, el mayor donante particular de proyectos humanitarios en Australia, que es el creador del Global Peace Index y que es el responsable del citado estudio sobre violencia en programas de televisión.

Steve Killelea, en primer plano (cinta naranja). Foto Flickr: Friends of Europe

Resulta que Steve Killelea estuvo ayer en Madrid, en la IX Asamblea General del Club de Madrid. Pero no creo que muchos medios publiquen algo sobre Steve o hayan pedido entrevistarle (de hecho lo sé, conozco a la persona de comunicación del Club de Madrid). Hablar de paz no da audiencia.

Independientemente de si el tono de la cobertura es positivo o negativo, es esencial que los editores gasten más tiempo pensando en presentar noticias positivas. Cuando la atención de los medios de comunicación se enfoca en la violencia y la seguridad esto refuerza la opinión de que estas son las únicas maneras de establecer la paz.

Son declaraciones de Steve el pasado 26 de octubre cuando presentó el informe Measuring peace in the media.

Amante de la paz, surfero, budista, enganchado a la meditación.

La paz comienza a nivel individual. La meditación es sólo una herramienta para la tolerancia y la comprensión. Es un excelente punto de partida

Es un personaje único y merece un post más amplio para conocerle mejor a él y a su Índice Global de Paz. Próximamente.

¿Podemos llevar internet a la cárcel?

2 noviembre 2010 - 21:05 - Autor:

Jil, Pilar y Francisco en InterQué

¿Y si los usuarios de internet nos ponemos de acuerdo para conseguir, a través de Actuable, que Instituciones Penitenciarias permita el acceso a internet a las internas del módulo 1o de la cárcel de Teixeiro, las Chicass 10, y, al mismo tiempo, una empresa, inspirada por el teaming de Jill Van Eyle, ayuda a Pilar Mingote a dar continuidad a su proyecto en la cárcel?

Ese es el escenario que imaginó Pilar Mingote al final de la mesa de Acción Social que se celebró el pasado 30 de octubre en el marco de InterQué, evento celebrado en La Casa Encendida, en Madrid.

Pilar Mingote, Jil Van Eyle y Francisco Polo compartieron escenario para contar sus proyectos de cambio social. Con los tres ya habíamos hablado en La regla de William, pero el sábado fue una buena oportunidad para conocer un poco mejor sus sueños y sus desvelos.

Pilar nos demostró lo que ya sabíamos: que es una mujer fuerte y valiente y que luchará hasta el final por sus chicas. Una de sus reivindicaciones inmediatas es conseguir acceso a internet para el aula de informática.

Durante la mesa, Pilar nos leyó el testimonio/testamento de una de las chicas y nos invitó a compartir comentarios en el blog para que ella los pudiera imprimir y llevar ayer, martes, a la cárcel de Teixeiro. Los asistentes y algunos usuarios han ofrecido su cariño a través de uno de los posts, pero Pilar ha mostrado cierto desencanto con la experiencia.

Y me entran ganas de no volver a encuentros envueltos en papel de celofán. Porque al final, ¿qué les traigo..? unas cuantas camisetas, que les vendrán muy bien para el frío o para venderlas…-en la cárcel todo se vende..- pero ¿cuánto dinero se gastó en el encuentro y en el envoltorio…?

Hay una cosa muy cierta: la que recorre cientos de kilómetros y vuelve cada semana para dar esperanza y un motivo para salir de su rutina a las mujeres del módulo 10 es ella. Para Pilar, la solidaridad “digital” no ha sido suficiente.

Creo que todavía es pronto para medir el impacto de su intervención. ¿Quién nos asegura que alguien que haya visto su historia en este blog o en abc.es, por ejemplo, no decida apoyarla económicamente en un futuro cercano? ¿Y si se está empezando a generar un movimiento para solicitar a Instituciones Penitenciarias un cambio en el modelo de acceso a internet en las prisiones?

Francisco Polo ya lleva dos meses convirtiendo Actuable en una plataforma de activismo on line que ayuda a provocar cambios. En este tiempo, ya hay victorias, como la presión ejercida para que las familias homoparentales en proceso de adopción en el extranjero puedan inscribir a sus hijos en el Registro Civil respetando la filiación establecida en el país de nacimiento. Los próximos meses, Francisco se va a dedicar en cuerpo y alma a que el proyecto de Actuable se consolide.

Jil Van Eyle en InterQué

Jil Van Eyle nos contó cómo el teaming pasó de ser una una buena idea que no conocía nadie (el primer día teaming.info recibió cuatro visitas, de las que dos eran suyas) a ser una idea-virus difundida con el apoyo de personas populares como Frank Rijkard o Shakira.

Os recuerdo que Jil cambió de vida en el momento en el que nació su hija Mónica, con hidrocefalia. Junta a ella ha vivido decenas de operaciones, que le han hecho resistente a frases como “Solo hay un 25% de posibilidades de supervivencia” y también ha recorrido muchas ONG en las que siempre ha encontrado el mismo problema: falta de recursos. Por eso creó el teaming: si todos los trabajadores de una empresa donan cada mes un euro de su sueldo a una causa decidida por ellos, muchas organizaciones podrán hacer buenos proyectos. La página de Facebook de Jil es un buen espacio de información para estar al día del teaming.

Lo mejor del teaming, según Jil, es que está fuera de control. El teaming pertenece a todo el mundo.

Por lo demás, su hija Mónica sigue haciendo progresos increíbles, gracias a nuevas técnicas homeopáticas,  y sonríe cada vez que llueve o que se da cuenta de que puede ponerse de pie y caminar unos pasos. Jil saborea cada instante.

Cuando has vivido mucho frío, el calor se disfruta mucho más.

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android