Saltar al contenido

« ver todos los blogs

“Se puede no tener nada y aportar muchas cosas”

29 Noviembre 2010 - 23:49 - Autor:

Pedro Meca, en "Notre-Noel", la cena de Navidad de 2008

“La vida en la calle anuncia una muerte prematura”, “La gente sale sola, no lo hace gracias a nosotros”, “La gente arma revuelo cuando alguien muere, no cuando vive”, “Estamos borrachos de prejuicios”… habla uno de los hombres que mejor conoce a las personas que viven en la calle. Pedro Meca (1935) fue criado en Pamplona por una pareja de ancianos que vivía de la caridad, de pedir limosna, hasta que a los 17 se fue a Francia a buscar a su madre, exiliada por la guerra. Se quedó allí, se ordenó dominico y desde entonces se ha dedicado a estar al lado de los pobres, de los sin techo, escuchándoles, generando oportunidades laborales,  ayudándoles a tener una vida y muerte dignas. Para ellos creó en París, en el Barrio Latino, “La Moquette”, un local cultural, laico, en el que las personas se relacionan de igual a igual.

Pregunta. ¿Cómo nace La Moquette?

Respuesta. Como un espacio donde la gente pudiese estar. Pero la gente sin techo y, también, con techo. Es muy importante romper los guetos. Con la gente hay que estar ya y no esperar a que salgan para poder integrarlos.

P. ¿Por qué ese nombre “La moqueta”?

R. Cuando trabajaba en un bar, la última parte de la noche, antes de que abriera el metro, la pasábamos en una especie de bodega con una estupenda moqueta azul. Era la espera entre la noche y la mañana. Le llamamos La Moquette para no llamarle albergue u otra cosa. Porque en realidad era algo nuevo. Un rincón abierto para todos, pero sin dar nada.

P. ¿Qué te puedes encontrar al entrar en La Moquette?

R. Lo fundamental es el encuentro, que la gente venga. Tenemos charlas, conferencias con periodistas… son temas que interesan a todos el mundo, no solo a la gente de la calle. Es el pretexto para que la gente pueda venir y encontrarse en una situación de igualdad.

Pedro Meca, creador de La Moquette

P. ¿No he encontrado una sola foto en internet?

R. A la gente de allí no le apetecen mucho las fotos. Si la gente lo quiere ver, que venga.

P. ¿Cómo se conecta con una persona sin techo? ¿Dónde está el secreto?

R. La clave es la humanidad, la proximidad, acercarse, claro, sin saber a quién. La expresión más corriente en castellano es “aprender a ligar”.  Acercarse de tal forma que el otro se interese por ti. Hace falta mucha paciencia, pasar mucho tiempo ahí. En ocasiones necesitas meses o años para que alguien te hable de verdad.

P. Hay que estar libre de prejuicios.

R. Es difícil, muy difícil, porque estamos todos borrachos de prejuicios.

P. Afirmas que las personas sin hogar tienen mucho que ofrecer.

R. Los sin hogar pueden enseñar muchas cosas. De la gente pobre solo se ven las necesidades y cómo llenarlas: no tienen casa, no tienen qué comer, no tienen vestido… Mi relación no es esa, es encontrarme con alguien con sus potencialidades, su saber, su cultura, sus gustos, con sus pasiones, lo que le interesa. La persona en su globalidad, no en el enfoque de “¿qué necesita de mi?”. Ellos pueden y tienen que aportar. Un principio fundamental es que puedan dar, que puedan participar en acciones de solidaridad.

P. Incluso echar una mano a otros.

R. Hay que proponerles cosas, lo único que se les propone es que cambien, que hagan un esfuerzo para salir adelante. Nadie les propone ayudar a otros. Todo el mundo puede ayudar a otros. El mayor respeto que se puede tener hacia alguien es decirle “Yo creo en ti y tú puedes aportarme algo”. Ellos son los primeros sorprendidos. “Si no tengo nada” dicen. No se trata de tener, se trata de ser. Se puede no tener nada y aportar muchas cosas.

P. Hace poco un artículo sobre la imposibilidad de encontrar a los familiares de un sin techo organizó un gran revuelo en Madrid, tú también intentas que los sin techo tengan un entierro digno.

R. Según cómo se trata a un cadáver, así se trata a la gente. La gente arma revuelo cuando alguien muere, no cuando vive. Si nos ocupamos de los muertos es porque nos interesan los vivos. Que no haya escándalo por las condiciones en que vive la gente en la calle es mucho más grave. La vida en la calle anuncia una muerte prematura.

P. ¿Qué diferencias hay entre las personas sin hogar en Francia y en España?

R. En España la solidaridad familiar es mucho más fuerte que aquí, la ruptura es menor. Un chaval en Francia cuando cumple los 18 o 19 sale fuera de casa. En España siguen hasta los 25-30. En París, la mitad de las familias son monoparentales. Si tiene muchos papas, mamas y abuelos, acaba no teniendo a nadie.

P. ¿Le puede ocurrir a cualquiera? ¿Acabar en la calle?

R. No. Le ocurre a la gente que está en una situación muy frágil o por temas económicos o sociales o las razones que sea. La lotería no le cae a cualquiera. Hay gente que tiene ya muchos números cogidos.

P. ¿Crees en las utopías?

R. Mi historia más reciente es la del mundo obrero. Lo que era utopía en el siglo XIX, que se trabajase menos de 18 horas, que se tuviese vacaciones, que los niños fueran a la escuela, todo esa era utopía. Y ¿quién lo hizo? La gente trabajadora, que se puso a trabajar muy en serio. El problema es que la estructura económica actual en vez de unir a la gente, la separa. No hay grandes fábricas en las que todo el mundo esté codo con codo. Hoy tenemos trabajos mucho más individualizados, mecanizados. Hay un nuevo tipo de unión de la gente que trabaja. Quiénes van a inventar la liberación son los que se sientan más jodidos.

P. ¿Alguna vez has flaqueado o has pensado en tirar la toalla?

R. Nunca me he hecho muchas ilusiones, creo que conozco suficientemente este mundo. Mi receta es “no espero nada, todo lo que llegue es un regalo”. Se acabaron, no hay salvadores. La gente sale sola, no lo hace gracias a nosotros. Puedes echar una mano, pero no somos salvadores. Hay que acompañarlos a su ritmo. A algunos les acompaño desde hace 20 o 30 años.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/laregladewilliam/2010/11/29/se-puede-no-tener-nada-y-aportar-muchas-cosas/trackback/

236 Comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

check this link right here now…

[…]Every after inside a when we choose blogs that we read. Listed below would be the latest websites that we decide on […]…

article source…

[…]here are some hyperlinks to websites that we link to due to the fact we believe they’re really worth visiting[…]…

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Buscador

Feed RSS

Suscríbete a nuestro RSS

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Entradas recientes

Categorías

Archivos

Etiquetas