Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Estas 11 personas no son las protagonistas del 2010

30 diciembre 2010 - 0:48 - Autor:

Ellos dan sentido a esa frase que, a fuerza de usarla, se acabará convirtiendo en humo: “Tú puedes cambiar el mundo”. Sabemos que los que realmente pueden cambiar un mundo con 1.000 millones de pobres no lo harán, pero también sabemos que hay un grupo de gente, más grande de lo que pensamos, empeñada en que los que sufren, los oprimidos, los enfermos, no se queden solos. Al igual que el año pasado, ahí va una selección, personal, de 11 personas que no han sido protagonistas de portadas, informativos o programas de TV, pero que merecen nuestro aliento y reconocimiento.

Raúl y Nuria en Londres

1. Raúl y Nuria. “Para todos los que seguis a Raúl. Raúl se ha marchado, ya no está aquí. Me ha dejado mientras dormía. Gracias a todos por vuestro apoyo. Nuria”. El 24 de septiembre, en una entrada del blog Ya no puedo, pero aún puedo, Nuria, la mujer de Raúl Miranda, anunciaba su muerte. Raúl y Nuria habían pasado los últimos cuatro años de su vida luchando contra un enemigo invencible: la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica), una enfermedad neurodegenerativa con una esperanza de vida no superior a los cinco años.

Toda su historia, cargada de humor, cariño, fatiga, alegría, miedo, incertidumbre, reivindicación… está en su blog, como un testamento de vida, como un legado para otros enfermos y para otros familiares y cuidadores. Y hay que ser muy valiente para continuar escribiendo en el blog, ofreciendo consejos, recordando momentos, compartiendo sentimientos. Eso es lo que está haciendo ahora Nuria. Admirable.

Ángel García Lorite, el primero por la izquierda (con una cuerda). Foto: BUSF

2. Angel García Lorite. A los bomberos que acuden a rescatar víctimas de catástrofes les convertimos en héroes durante unas horas o unos días, según la magnitud de la tragedia; pero luego nos olvidamos de que han seguido trabajando duro en Haití, en Perú, en Chile, en Nicaragua… El presidente de Bomberos Unidos sin Fronteras volverá en unos días a Puerto Príncipe para, seguramente, comprobar que, un año después, está todo por hacer.

Pedro Meca, en "Notre-Noel", la cena de Navidad de 2008

3. Pedro Meca. A Pedro le gusta “estar y vivir con los suyos”. Los suyos son los parias, los indigentes, los sin techo. LLeva conviviendo con ellos más de 20 años. Este dominico que fue criado en plena posguerra por una pareja de ancianos pobres de solemnidad ha creado en París toda una serie de proyectos que buscan acompañar a estas personas en la recuperación de su dignidad. “Se acabaron, no hay salvadores. La gente sale sola, no lo hace gracias a nosotros. Puedes echar una mano, pero no somos salvadores. Hay que acompañarlos a su ritmo”.

Pilar Mingote. El 30 de octubre en InterQué, Madrid.

4. Pilar Mingote. No debe ser fácil. Salir, todos los martes, del módulo 10 de la cárcel de Teixeiro dejando atrás a un grupo de mujeres con el que has compartido muchas historias intensas en los últimos años. No debe ser fácil pasar el resto de la semana luchando con la burocracia, con los balances y los saldos para mantener a flote el proyecto. No perdáis de vista el blog de las internas de Teixeiro, el blog de las Chicass10, ellas os lo agradecerán.

África, Jill y Mónica

5. Jill Van Eyle. Jill es, quizás, el más “popular” de los personajes que forman esta lista. Este holandés que trabajó con el entrenador de fútbol Frank Rijkard tenía un sueño cuando era un chico: ganar mucho dinero para comprarse un Porsche. Ahora su sueño es disfrutar, en un día de lluvia, de la cara de felicidad de su hija Mónica. El nacimiento de Mónica, afectada por una hidrocefalia, revolucionó su vida y fue el motor que le impulsó a crear un movimiento solidario llamado Teaming en el que están involucradas ya más de 1.000 empresas de todo el mundo.

Mari Carmen Villanueva en la terraza de La Casa Encendida, Madrid.

6. Mari Carmen Villaverde. A Mari Carmen el Parkinson le sorprendió en la calle, literalmente. Esta mujer que ha criado a tres hijos sola se enfrenta ahora a un reto extraordinario: frenar al Parkinson. Mari Carmen trabajaba como barrendera y los primeros síntomas de la enfermedad le atacaron en plena jornada laboral: caídas, pérdida de equilibrio… Pero ahora parece que puede domarlo: la medicación y su trabajo como voluntaria en la Asociación Parkinson Madrid le han dado una sonrisa invencible.

Luis Guitarra

7. Luis Guitarra. El nombre artístico, la foto, el ritmo de alguna de sus canciones… te pueden chocar en un mundo en el que las apariencias lo son todo, pero Luis Guitarra es un artista único que ha vivido intensamente muchas de las historias que reflejan sus temas. Luis fue durante muchos años cooperante, ahora su música consigue transformar la vida de las personas a las que llega la ayuda de la fundación Como tu, como yo.

Rocío Nieto en la oficina/tienda de APRAMP en Infantas, 2. Madrid

8. Rocío Nieto. Después de 25 años dejándose la piel por los derechos de las prostitutas, por sacar a mujeres de redes de esclavitud sexual, por ayudar a la reinserción social y laboral de decenas de personas, Rocío Nieto sigue trabajando como el primer día: atiende el teléfono de la asociación, gestiona con el albañil unos arreglos del piso de acogida… Rocío y APRAMP son un salvavidas.

Vicki Bernadet. Foto: Fundación Vicki Bernadet

9. Vicky Bernadet. Vicki sufrió abusos sexuales desde los 9 a los 17 años. Tardó 20 años en decirlo en voz alta y, cuando lo hizo, comprobó que muy poca gente le prestaba atención, así que decidió dedicar su vida a escuchar y ofrecer alternativas a los que, como ella, vieron su infancia truncada. Un dato: un 85% de los abusos se producen en el entorno familiar. Cuidado.

Piruleto en la puerta del Hospital Niño Jesús

10. Piruleto. No hay nada comparable con el dolor de un padre al ver a un hijo sufrir. Esta frase seguro que la habéis dicho u oído en numerosas ocasiones. Bien, pues Piruleto, Fernando, consigue aliviar, durante unas horas, el temor, la ansiedad y el dolor de un niño y su familia en el Hospital Niño Jesús. Eso sí que no tiene precio.

Capitalismo 2.0: las empresas sociales cambiarán el mundo

29 diciembre 2010 - 0:44 - Autor:

Si estás enfadado puedes ser un emprendedor social. Según el libro Capitalismo 2.0: el poder del ciudadano para cambiar el mundo (Plataforma Editorial) escrito por Patricia Sáez y Luis Pareras, “estar enfadado es importante. En el mundo emprendedor, las mejores oportunidades aparecen cuando alguien está muy enfadado”.

Un ejemplo: Mikkel Vestergaard estaba enfadado porque millones de personas mueren cada año por no tener acceso a agua potable. Mikkel, danés, 39 años, descendiente de una familia de comerciantes, puso en marcha una empresa con fines sociales y en 2005 lanzó uno de sus productos estrella:LifeStraw, un dispositivo sencillo y relativamente barato (alrededor de 3,5 euros para ONG y 25,87 euros para particulares)  en forma de tubo que elimina las bacterias y virus del agua.

Patricia Saéz es la directora académica del primer  MBA Social de España, impartido por la UOC y lleva más de cuatro años analizando las mejores prácticas de todo el mundo y asesorando a decenas de emprendedores a definir su proyecto. Está convencida de que 2011 será el año del emprendimiento social y tiene muy claro que el Estado y las ONG no son suficientes para acabar con la pobreza.

Necesitamos soluciones más duraderas. Estamos cansados del discurso 10 euros para este niño, 10 euros para tal… creemos que la solución no va por ahí, mover dinero de un sitio a otro, sino que pasa por crear soluciones que cambien las cosas. La innovación social va por ahí, intentar regenerar sectores enteros.

Ahora bien, el camino para crear en España un tejido relevante de empresas sociales no es fácil, nos cuesta mucho emprender y todavía más si se trata de hacerlo con un fin no meramente económico. Y, además, está el espacio que ocupan las ONG. 29.000 entidades sociales sin ánimo de lucro trabajan en la actualidad en nuestro país.

Nosotros no planteamos prescindir de las ONG, ni decimos que lo hagan mal, simplemente vemos que las cosas están marchando muy bien en esa hibridación de tres sectores: las mejores prácticas del mercado, el mejor acercamiento del gobierno y la voluntad y modo de trabajo de las ONG.

Capitalismo 2.0 recorre la incipiente historia de este nuevo fenómeno social, analiza los diferentes modelos de negocio y reúne numerosos ejemplos de iniciativas de éxito. Es un buen libro para inspirarse, para buscar ideas y confrontar con la realidad nuestras utopías, “Nunca antes en la historia de la humanidad la capacidad de los individuos había sido mayor para cambiar las cosas“, señalan los autores al inicio.

Kimanza Secondary Schoo, Kenia. Foto: Neil Thomas

Escuela de cocina de DC Central Kitchen. Foto: DC Central Kitchen

Los microcréditos on line de Kiva, la base de la pirámide, Bill Drayton y Ashoka, la movilización de los agricultores y productores de café de Liga Masiva, la barrita de crema de cacahuete que salva a los niños desnutridos, la escuela de cocina para adultos excluidos de DC Central Kitchen, el modelo de integración de inmigrantes de Jean Claude Rodríguez, el compostaje de Eugeni Castejón … son algunas de las historias que nos propone el libro de Patricia Sáez y Luis Pareras. ¿Alguna especialmente simbólica?

Patricia comenta la auténtica revolución que ha supuesto el modelo de microcréditos creado por Yunnus o el avance que supone poder diagnosticar y prevenir enfermedades como la malaria o la hepatitis mediante una solución de biotecnología que sustituye la toma de una muestra sanguínea en medio líquido (imposible de almacenar y transportar en muchos lugares de África) por una toma sobre papel de filtro. Es lo que hace Diagnostics for all.

A los que hacen una fiesta de todo” es la dedicatoria que encabeza el libro, una filosofía que inspira a los emprendedores y de la que se ha contagiado Patricia, que lleva tres meses viendo una media de 3 o 4 proyectos al día, con lo que no es raro que se le hayan pasado por la cabeza diversas ideas y proyectos interesantes para poner en marcha. Por ejemplo.

Una empresa que haga un catálogo de iniciativas sociales que hayan triunfado en otras partes del primer mundo y disponga de franquiciados.

¿Qué falta para que la empresa social adquiera en España la relevancia y trascendencia que ya tiene en países como Estados Unidos?

Muchas cosas, desde transferencia de conocimiento entre las academias y los emprendedores… la cultura de las entidades educativas que tienden a evitar los riesgos, la falta de incentivos desde el Gobierno… Este ecosistema está por hacer, veremos surgir muchas cosas en 2011.

Siente a 568 pobres en su mesa

22 diciembre 2010 - 23:46 - Autor:

Nochebuena pueda ser la noche más feliz del año, o la más triste. Para decenas, miles de personas solas, pobres, sin hogar, la noche del 24 al 25 es la máxima expresión de su desamparo. Para Babá, un inmigrante senegalés que sobrevive como vendedor ambulante en Marbella, está no será una de esas noches oscuras. Junto con otras 67 personas, Babá dará buena cuenta de jamón ibérico, rabo de toro o entrecot y dorada, además de los habituales dulces navideños.

Aquí van a cenar 68 personas que viven en la exclusión

Lo hará en el restaurante El Pozo Viejo, gracias a Jaime Cabrerizo, un empresario vasco que regenta este típico restaurante marbellí y que desde hace cinco años organiza una cena en nochebuena en la que el plato más celebrado del menú se elabora a base de alegría, ilusión y cariño.

Todos necesitan, sin lugar a dudas, comer algo; pero lo que más necesitan es cariño. El año pasado vinieron mujeres de pisos de acogida con sus niños. Lo que más ilusión les hizo fue que un amigo se vistiera de Papa Noel y que hiciéramos unos regalitos a los niños.

El viernes, de 19 a 21 horas, Jaime, su familia, los trabajadores de El Pozo Viejo y algunos amigos voluntarios estarán compartiendo mesa y conversación con cerca de 70 personas. A muchos les conoce Jaime desde hace años, a algunos les ha invitado a cenar en otras ocasiones en la trastienda del restaurante, varios llegarán de la mano de Cruz Roja, de Cáritas y de los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

Esta sana costumbre navideña que ha asumido Jaime no viene inspirada por la célebre campaña de la España de la posguerra “Siente a un pobre a su mesa“, que con tanto talento e ironía retrató Berlanga en Plácido; sino por el contacto diario y directo con vecinos sin techo, con Romerito, con Paquito, con Begoña, personas que desfilan por delante de su restaurante.

“Si le doy una cena y un poco de alegría…”, pensó un día, hace más de cinco años, Jaime. Así de fácil surgió todo. Y, con la ayuda de Pablo Osa, periodista, y de otros clientes de La Casa Vieja, esa idea se ha hecho realidad. Solo hay una condición: no llegar borracho, presentarse en unas condiciones dignas. Además, durante la cena no se sirven bebidas alcohólicas, excepto para el brindis.

Como sabemos, a los españoles nos encanta ponerle pegas a todo, así que Jaime también ha tenido que escuchar que lo suyo es una frivolidad, una obra de caridad fugaz, que se diluye, que no transforma. Sí, todos queremos más justicia social y más igualdad, y que no haya indigentes (y menos cerca de mi casa), pero, mientras tanto, ¿por qué no aplaudimos a gente como Jaime?

Él es feliz  y los mensajes de agradecimiento de sus invitados los guarda en el corazón.

Un señor vino tiempo después de cenar con nosotros para darme las gracias porque no comía caliente desde hacía varios meses. El hombre había encontrado trabajo y me dijo que si le necesitaba, que le llamara.

Notre Noel 2008

A 2.100 kilómetros de Marbella, en el Musée des Arts Forains, un museo de París dedicado a las atracciones de feria, tiovivos, columpios, etc, el dominico navarro Pedro Meca reunirá a 500 personas en la Notré Noel.

Como os contaba hace unas semanas, Pedro Meca lleva varias décadas viviendo “con los suyos”, como él dice, con los desheredados, con los indigentes, para ellos creó La Moquette y para ellos creó también la Notre Noel. Inspirado por el mismo sentimiento que Jaime, dar un poco de cariño en una de las noches más duras del año, Pedro reúne a 500 personas “con” y “sin” domicilio fijo.

Voluntarios preparando Notre Noel 2009

En una noche de fiesta se mezclan los que tienen algo y los que no y, además, decenas de voluntarios para consagrar una celebración de la igualdad y la solidaridad.

El conocimiento mutuo es la mejor manera de romper con los prejuicios en nuestras espíritus individualistas. También es una forma de hacer que “Notre Noel”  no solo sea un día de diciembre, sino un espíritu de hermandad durante todo el año. Pedro Meca.

10 ideas para una Navidad más social

17 diciembre 2010 - 0:14 - Autor:

Postales de Quentin Blake para la ONG Survival.

Llegamos a la época en la que se disparan muchos índices: el de consumo, el de masa corporal, el de precios… y también el de solidaridad. Seguramente todos esos índices estén relacionados. El caso es que si ha llegado el momento de hacer una buena obra, te doy 10 ideas.

1. Las postales de toda la vida. Las que puedes encontrar en muchas papelerías, en centros comerciales o a través de los sitios web de muchas ONG, como por ejemplo la Fundación Vicente Ferrer o las de Survival, que este año cuentan con unas fantásticos diseños de Quentin Blake, artista famoso por haber ilustrado obras de Roal Dahl como Matilda y James y el melocotón gigante).

2. Amanecer en el Sáhara. Como cada año, la Coordinadora Estatal con el Sáhara organiza un viaje del 27 de diciembre al 2 de enero para vivir y conocer la realidad de este pueblo. En el programa, encuentros con diversas organizaciones y personalidades, visitas a escuelas, al hospital… y, por supuesto, la cena de nochevieja. Infórmate.

3. España fantasma. El incansable bloguero y tuitero Kurioso se ha involucrado en un apasionante proyecto editorial solidario que nació en el Mundial de Sudáfrica. Kurioso propuso retratar las calles y lugares de España durante la final del Mundial, con las fotos seleccionadas ha editado un libro cuyas ventas van destinadas a la ONG Save the Children. Compra el libro en Bubok o en CAM.

4. Regala tus palabras. “La época navideña no se distingue de otras para los presos y presas de conciencia, pero puede llegar a ser particularmente triste. Por eso queremos infundirles ánimos y regalarles nuestras palabras de solidaridad”. Activismo on line con Amnistía Internacional.

5. Dona sangre. ¡Qué forma más sencilla de ayudar! Un pinchazo y generas vida para otros. Además, te llevas un bocadillo. De la mano de Cruz Roja en donarsangre.org

6. Lotería Social. Todavía estás a tiempo, decenas de ONG buscan ayuda para sus proyectos compartiendo sus billetes de lotería. En loteriasocial.com tienes algunas opciones. Recomendación: busca a tu ONG  “de cabecera”, seguro que tienen boletos.

7. Regalos justos. Si no queda más remedio que comprar, siempre puedes hacerlo en tiendas o distribuidoras de Comercio Justo. Desde la Coordinadora nos aseguran que este tipo de comercio beneficia cinco veces más a los productores que el convencional. La tienda que más me gusta a mí, SETEM. Puedes consultar un listado completo

8. Un euro veinte. ¿Pagarías por ver un video en Youtube? En este pagas 1,20 euros que van destinados íntegros a proyectos de apoyo a la infancia de Unicef. Si quieres saber qué puede provocar tu aportación, no dejes de verlo. Es una pena que a la realización del spot le falte naturalidad y autenticidad.

9. Los mayores también creen en los Reyes Magos. La ONG Mensajeros de la Paz no falla a su cita anual con las personas mayores que viven solas en residencias, hospitales, centros de día. Puedes colaborar hasta el 4 de enero, dejando los regalos, sin coste alguno, en cualquier oficina de la empresa de la empresa de Mensajería MRW de la península, indicando en el paquete “para la campaña de Mayores”. Más información.

10. Tu aportación importa. A las pequeñas organizaciones les cuesta mucho asomar la cabeza para que sepamos de su existencia y de sus necesidades, pero plataformas como miaportacion.org están tratando de llevar el concepto “micro” a la solidaridad: cualquier aportación es importante y las causas pequeñas (en cuanto a coste) puede producir grandes beneficios. Hace unos meses hablaba con su creador y ahora compruebo que el proyecto sigue en marcha, creciendo, y que también se están preocupando por salvar la Navidad.

Negro rico negro pobre

14 diciembre 2010 - 1:44 - Autor:

Bauleni Banda. Chikandwe Village, Malawi. Foto: Duncan McNicholl

Es inevitable que en nuestra visión de África siempre haya moscas, niños desnutridos y harapos. Son ya muchos años de la cultura de la miseria alimentada por los medios de comunicación y muchas organizaciones sin ánimo de lucro. Es innegable, de eso hay en África, pero también aquí, en la Cañada Real, por ejemplo.

Hace unos meses escribía sobre algunos de los tópicos reincidentes en la literatura occidental “Nunca pongas a un africano de clase media en la portada de tu libro“; en agosto os invitaba a conocer a Emeka Okafor, un descubridor de talentos tecnológicos; y ahora traigo el proyecto personal de un cooperante canadiense de la organización Ingenieros sin Fronteras. Duncan McNichol ha creado el proyecto fotográfico Perspectives of poverty a raíz de su trabajo en Malawi para invitarnos a reflexionar sobre el efecto que puede tener en el desarrollo de muchas comunidades africanas el tipo de imágenes y mensajes informativos que construimos desde el Norte.

La verdad es que el sector de la cooperación al desarrollo, al igual que cualquier otro negocio, necesita ingresos para sobrevivir. Con demasiada frecuencia  esta búsqueda de financiación utiliza imágenes que deshumanizan para, así, llamar a la piedad, a la caridad, y, finalmente, a las donaciones de un público, en gran medida, desprevenido. Me pareció indignante que una historia tan incompleta e imprecisa fuera perpetuada por las organizaciones que trabajan sobre el terreno.

Así que Duncan lleva algunos meses proponiendo un interesante juego de identidades e imágenes.

Estoy tomando dos fotografías de la misma persona, una con los símbolos típicos de la pobreza (aspecto cansado, ropa rasgada, etc), y otra de la misma persona en su mejor versión, para así mostrar cómo una imagen puede ser construida cuidadosamente para presentar la misma persona de formas muy diferentes. Quiero poner de manifiesto algunos de los diferentes acepciones que hacemos sobre una persona, especialmente cuando vemos una imagen de “pobreza” de las zonas rurales de África.

Con Bauleni Banda, el protagonista de las dos primeras fotos, Duncan convivió varios meses. Bauleni vive de la agricultura en un pueblo de Malawi y Duncan le propuso que él eligiera la ropa, la postura y el gesto.

Arop huyó de Darfur (Somalia) hacia Malawi, donde vive en un campamento en unas condiciones bastante duras. La primera foto muestra el lugar en el que duerme. Arop es ingeniero de telecomunicaciones, habla un inglés perfecto y es brillante e inteligente, según Duncan.

Arop Lual.. Foto: Duncan McNichol

Foto: Duncan McNichol

Luis Guitarra, un revolucionario con mal nombre de guerra

10 diciembre 2010 - 0:45 - Autor:

Luis Guitarra, además de músico, periodista y fundador de una ONG, es un marciano. Para empezar, ¿a qué cantante se le ocurre que el precio de los discos los ponga el comprador?; para seguir, los ingresos los destina a proyectos a través de la ONG Como tú, como yo, que creó hace 8 años. Más, sus canciones siempre respiran solidaridad, hablan de temas sociales, fruto de su experiencia durante más de un década como cooperante y de su formación como periodista. Aquí no acaba la cosa, es católico y algunas de sus letras también están impregnadas de su fe. Y para rematar la faena está su apellido artístico “guitarra”: “Es muy feo, pero de feo que es se te queda y no se te olvida nunca. Y luego cuando lo has oído varias veces, te acostumbras”.

Pregunta. ¿Se pueden vender discos que hablen de temas sociales?

Respuesta. Yo llevo más de 15 años, desde el primero “Como tú, como yo”, que salió en el 96. En ese ya contaba historias de personas que vivían en la calle o estaban en la cárcel. La gente los ha pedido, los ha solicitado dentro de esta forma peculiar que es el precio libre.

P. Lo del precio libre dará para un libro de anécdotas.

R. Hay gente que aparentemente no da nada, pero luego nos llegan ingresos anónimos. Recuerdo una amiga que me pidió un disco y en ese momento no me dio nada, pero al cabo de los dos meses, como ella pintaba, me ofreció aportar al proyecto lo que le dieran por el primer cuadro que vendiera. Y fueron 40.000 pesetas.

Una vez me llamó un niño de 12 o 13 años y me preguntó cuántas canciones tenía el disco. Lo quería saber porque iba a dar un euro por cada canción, iba a quitare un euro de su paga.

P. Así que podemos confiar en la bondad de la raza humana.

R. Cada día, soy un testigo privilegiado. Es muy raro el día que no llama alguien que pide un material o realiza una aportación. El pretexto fue la música y sigue siéndolo, pero hay muchas más cosas que se generan a través de la música.

P. Por ejemplo, los proyectos de Como tú, como yo, la organización que fundaste a partir de la música, ¿cómo nace?

R. La ONG nace en 2002 y toma el nombre del primer disco. Cuando todo empezó no había voluntad de hacer proyectos sociales o conseguir fondos, simplemente que las canciones que hablaban de gente y de situaciones difíciles sirvieran. Lo que ocurrió es que, aunque las dejabas sin precio, la gente colaboraba. Y el dinero que fue llegando lo volcamos en realizar proyectos de centros de acogida, en dispensarios fuera de España… en proyectos de este tipo. Cada vez quería colaborar más gente y ya no era una historia de estamos ayudando a Fulanito, era un grupo grande, creciente de gente, y ahí nos constituimos como ONG. No deja de ser una organización chiquitita, la sede está en mi casa, así no hay gastos, no pedimos subvenciones, solo aceptamos donaciones de particulares.

P. Y funcionáis de forma independiente, con tus discos como medio de financiación.

R. Bueno no sólo están mis discos. También hay discos de otros autores, hay libros, hay materiales didácticos, hay tarjetas… y lo común en todas estas cosas es que se distribuyen desde esa filosofía del precio libre y que todos se pueden conseguir en los conciertos o solicitándolos desde la página web de Como tú, Como yo o desde la mía propia.

P. Pero tú ya tenías experiencia previa en el sector de las ONG y la obtención de fondos.

R. Yo había estado 11 años trabajando en cooperación internacional, pidiendo subvenciones, justificando proyectos en muchos organismos y por eso pensé que si hacíamos una nueva ONG tenía que ser otra cosa distinta.

Esto es igual que pasa con los discos. Del que más he distribuido han sido 8.000 copias. Serrat cuando saca disco ha vendido esa cifra la primera mañana. Pero lo maravilloso de esto es que cada una de esas copias está ayudando a muchos otros y que todo lo que nos dan por los discos se destina a proyectos y actividades de desarrollo. Algunas discográficas se han interesado por distribuir los trabajos o por que me metiera con ellos y su oferta era que me daban medio euro por copia vendida. Es decir que en el mejor de los casos, por esas 8.000 copias, tendría 4.000 euros… Cuando les decía que solo con un disco habíamos conseguido 60.000 euros, las propias discográficas me acababan diciendo que siguiera haciéndolo y distribuyéndolo directamente.

P. Tu vida en una ONG viajando por países de África o América te habrá dejado un buen puñado de experiencias a las que poner letra.

R. Estuve 11 años en una ONG de la salud, Liberia, Ghana, Camerún, Senegal… Visitas cortas, pero que me dieron una visión distinta del mundo y del hombre.

P. ¿Cómo cambió tu forma de ver el mundo?

R. Un aprendizaje fundamental es que lo que realmente hacen falta son personas. El dinero es necesario en muchas situaciones de extrema pobreza, pero en estos países se ha enviado ya mucho dinero y no han cambiado las cosas, con lo cual el dinero no es la solución única como a veces podemos pensar. Es más importante y soluciona y desarrolla más una zona una persona que realmente se lo crea, que dedica su vida, que tener muchos fondos que se gestionan mal o desaparecen directamente. Y esto pasa en cualquier país del mundo.

P. Hay que creer más en las personas.

R. Cuando hay una persona que realmente se compromete con las necesidades de los demás empiezan a pasar cosas buenas.

P. Eso lo has plasmado en tus letras, en tus historias.

R. Yo soy periodista y música de formación. Entre contar cómo es la realidad, que es lo que hace el periodista, y cantar solo hay una vocal de diferencia. Siempre he intentado cantar desde esa vocación periodística de observador. Por ejemplo, hay más de 100.000 presos en la cárceles españolas, pero yo he conocido cantando en la cárcel a un hombre cuyo sueño de libertad me ha conmovido. Esa personalización sí que llega la gente. Cuando se deja de hablar de cifras y se empieza a hablar de personas.

P. Te has encontrado con gente a la que tu música les haya ayudado, que haya funcionado como una especie de terapia.

R. Casi a diario. No sé como suena esto, pero aunque no estás en tiendas, ni en circuitos, sí me muevo en internet y cada día recibo muchos emails o mensajes en Facebook y me llegan ecos de este tipo, y son realmente bonitos y te ayudan a seguir. Hay una canción, “Quién”, que está colgada con un montaje en Youtube que está oyéndose en Argentina mucho, cada semana me escriben desde allí pidiendo el playback, preguntando por el significado, explicando que la han utilizado. Esa canción tardé en escribirla ocho meses. La empecé en Ecuador y la terminé ocho meses después en Mozambique, recoge 28 preguntas que tienen que ver con el ser humano. La cantas y se crea un silencio especial.

P. Alguna palabra fetiche, alguna que utilices con frecuencia en tus letras.

R. Cinco: esperanza, sueños, tú, todos y azul.

P. ¿Azul?

R. El color azul tiene un simbolismo muy importante para mí. Mucha gente me comenta que se repite en las canciones, la interpretación la dejo para el que las escuche.

P. La religión, la fe católica también es una constante en tus canciones, eso es bastante raro en la industria musical.

R. Hay muchos casos de creyentes, seguro. Yo lo tengo bastante integrado y he cantado en sitios muy distintos, lo mismo frente al Papá cuando estuvo en Cuatro Vientos, que en una caseta del Partido Comunista, por decir cosas extremas. Y en ningún momento traicionando nada en lo que creo, cantando las mismas canciones. Es cierto que cuando tú cuentas lo que es real y no intentas adoctrinar, la gente lo recoge muy bien. Habrá quién no le guste la música, me parece muy bien, no pasa nada.

P. ¿No has tenido la tentación alguna vez de ser más “canalla”?

R. Bueno, también hago mis pinitos… Sí es cierto que me piden un tipo de canciones muy concretas y yo me reconozco en todas y me identifico en todas. Antes de esto estuve en un grupo pop-rock y allí experimenté lo de las listas de ventas, conciertos más grandes… vi lo que eso me aportaba como persona y, comparando, me quedo con lo que estoy haciendo ahora.

P. Has tocado con muchos músicos, algunos populares, ¿son solidarios los músicos?

R. Cualquier autor, artista creativo es sensible a lo que le pasa a la gente, otra cosa es que luego lo plasmen de una forma más o menos acertada. En estos años y en los cuatro discos, he conocido a muchos músicos que han colaborado, los que graban conmigo lo hacen siempre desinteresadamente y, además, son discos en los que participan muchos, en el último, 30.

Al principio tenía que llamar a la gente y ahora la mayoría se ofrecen ellos directamente. Está la imagen de que los músicos solo están metidos en lo suyo y quieren ganar dinero, pero mi experiencia es muy distinta. Gente con muchos años de profesión, con mucha experiencia, que se meten en esto y se vuelcan y disfrutan y aportan mucho más de lo que yo me atrevo a pedirles.

Ayudar a los demás es cosa de niños

7 diciembre 2010 - 22:02 - Autor:

Francia Simón alza el International Children's Peace Prize en presencia de Rigoberta Menchú

Un grupo de unos 10 niños africanos, de un poblado de Ghana, dibujan un línea recta en el suelo y clavan los pies en ella; un joven cooperante español situado en un extremo de la línea hace una señal y los chicos se lanzan en una carrera frenética. Al ganador le espera una generosa bolsa de caramelos. Cuando completan el primer tramo y dan la vuelta, reducen el ritmo. Apenas faltan 20 metros para cruzar la misma línea en la que esperan el cooperante y los caramelos  y todos los corredores se aproximan, acompasando sus zancadas, hasta que en el último suspiro todos extienden los brazos, juntan las manos y alcanzan la meta en una fila perfecta, unidos. Todos ganan.

Es una historia que escuché hace años de una amiga de una ONG, que, a su vez, la había escuchado de un cooperante que acababa de regresar a España. Es una historia que evidencia el poder de los niños para desarmar nuestros esquemas, que demuestra su capacidad para superar nuestras expectativas.

Ayer descubrí gracias a Alicia Mora una historia que ha pasado inadvertida. Es lógico, no es nada excepcional. Se trata de la historia de una joven dominicana, Francia Simón, de 16 años, que ha recibido el International Children’s Peace Prize, concedido por la fundación holandesa Kids Right, por haber ayudado a 136 niños, la mayoría haitianos, a conseguir sus certficados de nacimiento. Y ¿Qué supone eso?

Si un niño no tiene papeles no puede estudiar, no puede ir al médico si está enfermo, no puede marchar de un lugar a otro y no puede hacer absolutamente nada porque el acta de nacimiento significa todo.

Francia ayuda a los niños que llegan desde Haití atraídos por el trabajo en la cosecha de la caña de azúcar.

Ellos no tienen papeles y algunos padres no tienen documentos o los que tienen no saben cómo hacer para inscribirlos.

El premio, que se lo entregó la Nobel de la Paz Rigoberta Menchú, tiene la nada despreciable dotación de 100.000 euros, que irán destinados a mejorar la comunidad en la que vive Francia.

Lo que espero es que se mejoren las viviendas, las letrinas, el lugar donde se practica deportes y una cancha para jugar, porque no sólo se trata de tener un acta de nacimiento sino que también puedan disfrutar de todos su derechos.

Es un ejemplo de solidaridad práctica, sencilla y eficaz y me recuerda a otros casos que he comentado aquí. Niños como Francia inspiran a otros cientos, miles de niños y mayores de todo el mundo a ser un poco mejores, aunque solo sea un rato. Por eso, es importante que estas sencillas y nada extraordinarias historias no se pierdan.

10 discapacitados que te asombrarán

3 diciembre 2010 - 1:43 - Autor:

¿Cómo podemos sumarnos al día que reclama los derechos de las personas con discapacidad sin caer en los tópicos, en las sopas de cifras y en las reivindicaciones ancestralmente ignoradas? Ofreciendo ejemplos de personas que con su esfuerzo y el apoyo de su familia y de la sociedad han convertido su discapacidad en una oportunidad. Son 10 personas con capacidades distintas, algunos son casos excepcionales, difíciles de imitar, y todos merecen un homenaje en un día como hoy.

1. Teresa Silva fue la segunda persona a la que entrevisté en La regla de William y todavía recuerdo la fuerza que transmitía. Teresa era un deportista total que a los 30 años sufrió un accidente de parapente que le postró 9 meses en el Hospital de Parapléjicos de Toledo; pero Teresa, en silla de ruedas, decidió que quería y debía seguir montando en bici, esquiando y practicando los deportes que le gustaban, así que creó la Fundación También (91 3845009),, introdujo el deporte adaptado en España y ha ayudado a cientos de personas con discapacidad a vencer sus miedos, físicos y psicológicos.

2. Ismael Martínez-Liébana. En 2002, Ismael consiguió algo único: convertirse en el primer profesor titular ciego en la Universidad española. ¿Te parece poco? Te invito a conocerle.

Ismael Martínez - Liébana

3. Paco, Isabel, Miriam, Diego, Silvia, Luis, Fonsi… sería injusto hablar solo de uno, porque ellos, juntos, son Los gestionadores y cada sábado comparten sus historias con los oyentes de Gestiona Radio. A todos les une su pasión por la radio y por formar parte de un proyecto de integración real.

De izq a dcha: Isabel, Diego, Felipe (sentado), Paco, Silvia, Miriam y Luis

4. Pablo Pineda no necesita muchas presentaciones. Él sí es un caso excepcional, primer universitario con síndrome de Down, actor, premiado en el Festival de Cine de San Sebastián, conferenciante, divulgador. Pablo da mil vueltas como orador y como conversador al 99% de los mortales.

Lola Dueñas y Pablo Pineda en Yo, también

5. José Manuel Muñoz. A José Manuel no he tenido la suerte de entrevistarle, pero Esmeralda Valderrama, Directora de Danza Mobile, me contó con José Manuel es un artista de primera línea, profesional y apasionado por la danza.

José Manuel Muñoz en un momento de "Pez y Pescado". Foto: Danza Mobile

6. Miguel Nonay. Optimista empedernido, loco por los viajes y por los medios sociales (Twitter, blogs y Facebook) se ha convertido en un referente del turismo accesible en nuestro país.

Miguel en el rodaje, el pasado fin de semana en Barcelona, de un documental sobre su vida

7. Mikel Trueba lleva varios años desafiando a la muerte.  Sufre desde hace más de seis años ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) una enfermedad neurodegenerativa de tipo neuromuscular que provoca una parálisis progresiva. Bien, pues Mikel ha vencido a las estadísticas (según ellas tendría que estar muerto) y está exprimiendo al máximo su vida junto a su hija Anne. Y lo sabemos gracias a su blog.

Mikel y su hija Anne en Eurodisney en el verano de 2008. Foto cedida por Mikel

8. Beatriz Sancho, excelente periodista, se ha propuesto borrar el estigma social que acompaña a las personas con trastorno bipolar. Y lo está logrando gracias a sus testimonios en primera persona.

Beatriz Sancho en la redacción de Servimedia. Foto: Chiara Cabrera

9. Teresa Perales: nadadora, 16 medallas en los Juegos Paralímpicos, 5 de oro; diputada en las Cortes de Aragón, escritora, conferenciante…

10. José Luis Fernández-Iglesias. No me puedo olvidar de una de las personas que más ha luchado por la visibilidad de las personas con discapacidad en los medios de comunicación. Por desgracia, José Luis murió el 17 de abril de 2010.

Jose Luis Fernández Iglesias

Antonio Moraleda, cómo afrontar el sida a los 65 años

1 diciembre 2010 - 1:15 - Autor:

Antonio Moraleda. Foto: proyecto "Eres Igual". Obra Social Caja Madrid

Economista, 77 años, jubilado, voluntario de Apoyo Positivo, COGAM y Médicos del Mundo, seropositivo. A Antonio Moraleda el sida le sorprendió en plena jubilación, con 65 años. Después de varios meses de encadenar dolencias y enfermedades diversas (gastronteritis, herpes), etc, empezó a plantearse que quizás lo había contraído, pero antes de que se hiciera las pruebas llegó el colapso, tres meses de dolor. Salió, se recuperó totalmente y ahora está volcado en informar y formar a jóvenes y mayores para que no caigan en el mismo error que él: la ignorancia.

Pregunta. Muchas veces pensamos que alguien con cultura, con formación, conoce los riesgos, que no va a contagiarse, ¿un tópico?

Respuesta. La ignorancia es extendida. Un médico en una charla reciente comentaba que al preguntar a varios afectados si habían tenido prácticas de riesgo lo negaban, pero que al indagar sobre si habían hecho esto y aquello, resulta que una gran mayoría sí las habían realizado. No somos conscientes de que esas prácticas son de riesgo.

P. ¿Es lo que te pasó a ti?

R. En cierto sentido sí. Me dijeron que llevaba 12 años con el virus, por lo que pudiera ser que lo hubiera contraído antes de tener conocimientos sobre el VIH, antes de la década de los 90. No estoy muy seguro de cuando comencé a tomar las precauciones adecuadas.

Para la mayoría de las personas infectadas resulta muy difícil saber cuándo se ha producido. Actualmente sigue ocurriendo que una gran mayoría de los que se infectan ya llevan 2,3,4 o 6 años con el virus.

P. Cuanto antes, mejor

R. Sí, y puedes tomar más precauciones para no contagiarlo. En ese periodo en el que no lo sabes es cuando hay mayor riesgo de contagio. Desde que te contagias hasta que tu cuerpo empieza a producir anticuerpos y a defenderse es el momento en el que la carga viral es más alta.

P. Qué es lo primero que necesita oír una persona que acaba de saber que tiene VIH.

R. No hay nada mejor que contar uno su propia experiencia. Yo he ido al hospital de La Paz a estar con una persona bastante enferma y al segundo día le llevé mis informes médicos para decirle que había estado igual que él. Es lo que se llama “educación de pares”, de una persona que está en la misma situación.

P. ¿Cómo se afronta la enfermedad a los 65 años?

R. Empece en abril con una gastronteritis, y luego un herpes y otras cosas, ya en septiembre empecé a pensar que podía ser sida. Al médico no se le ocurrió hacerme la pruebas y a mí tampoco se me ocurrió decirle nada. Así que me busqué uno de los centros que ya existía para hacerme las pruebas, pero lo fui posponiendo hasta que me puse peor, me llevaron al RUBER y hay 15 o 20 días que no existen en mi recuerdo. Cuando en el hospital me dijeron que lo tenía, yo ya lo había asimilado y pensé que me iba a curar, tal como así ha sido. No tuve un gran problema psicológico.

P. Te habrás encontrado con otras personas que no lo hayan encajado igual.

R. Sigue extendida la idea de que el VIH es equivalente a tener una condena de muerte bastante próxima. Lo que ocurre es que existe un gran rechazo social, sobre todo en los aspectos laborales. Yo ya tenía una edad en que esas cosas estaban pasadas, yo decidí contarlo desde el mismo día que llegue a casa del hospital.

P. Muchas personas lo ocultan.

R. Sí, y lo encuentro totalmente justificado. En el caso de que me hubiera ocurrido a los 20 o las 40 pienso que lo hubiera ocultado. Yo en el trabajo no me hubiera sentido libre de decirlo.

P. Luego está el miedo al contagio.

R. Sigue existiendo ese miedo, no vale que expliquemos continuamente que es una enfermedad que se transmite, pero no se contagia. El que la tiene es por que ha colaborado de alguna manera, aunque sea inconsciente, ya sea por un acto sexual, por una aguja… Una persona que es seropositiva no es ningún peligro en un bar o en la calle para ninguna persona.

P. Pensamos que hasta por un simple beso nos podemos contagiar.

R. Esa idea hay que combatirla, aquello de “Yo, por si acaso, prefiero que no esté a mi lado”. Además, hay otra cosa. Con el VIH se da una discriminación doble. La moral sexual de la sociedad es muy restrictiva. Se asocia, en cierto sentido correctamente, a la promiscuidad sexual o a la drogadicción, con lo que se produce un doble efecto. “Si lo tiene, ¿Qué habrá hecho?”.

Antonio es un voluntario comprometido con COGAM, la asociación Apoyo Positivo y Médicos del Mundo. Tiene una vida muy activa, no quiere perder ni un minuto. Afirma que con el voluntariado ayuda a los demás y, sobre todo, a él mismo. Por eso, lo recomienda como parte del tratamiento del VIH.

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube