Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El método Slutkin, epidemiología para acabar con la violencia

31 agosto 2011 - 5:00 - Autor:

Fotograma del documental "The Interrupters"

Y si fuera posible reducir drásticamente la delincuencia de las grandes ciudades aplicando técnicas propias de la epidemiología. Y si fuera posible disminuir los asesinatos y los tiroteos en una de las mecas mundiales del crimen, Chicago, recurriendo a los métodos aplicados para controlar el contagio de una epidemia. Es posible. Gary Slutkin, un epidemiólogo norteamericano, lo ha conseguido. Y ahora, un documental, The Interrrupters, nos muestra cómo lo ha hecho.

El planteamiento de Gary y CeaseFire (Alto el fuego!), la organización que creó hace más de 10 años, es sencillo: la propagación de la violencia imita la de las enfermedades infecciosas; por tanto, la forma de combatirla debe ser igual, acabar con el foco de la infección.

Gary Slutkin inició su carrera como médico en el Hospital General de San Francisco, allí desarrolló un eficaz proyecto para prevenir el contagio de un brote de tuberculosis originado por la llegada de refugiados desde Vietnam y Camboya. Gary se centró en los casos más graves y reclutó  a otros ciudadanos asiáticos para que mediaran con estos enfermos y les convencieran de la importancia de tomar conciencia de su enfermedad y del riesgo de transmisión. Tras dos años, los casos descendieron más de un 50%.

Gary Slutkin, en un fotograma de "The Interrupters"

Slutkin viajó en los 80 a Somalia para luchar contra una epidemia de cólera y más tarde pasó a coordinar un proyecto de la Organización Mundial de la Salud para combatir la expansión mundial del VIH. Pasó más de 10 años viajando por casi 15 países africanos y europeos, luchando contra las enfermedades infecciosas. En 1995 volvió a EE.UU y creó el Chicago Project for Violence Prevention, donde ha acabado aplicando la experiencia adquirida en San Francisco y África: atacar el foco de la infección a través de la presión social, de la mediación entre iguales.

Desde el año 2000, Gary dirige Ceasefire y la clave de su trabajo está en formar y reclutar “Interruptores”: ex-delincuentes que se pasan al bando de los buenos y que contactan con los individuos más infectados por el odio y por la violencia para tratar de persuadirles.

En 2010 la organización reunía a 50 interruptores y a otros 50 trabajadores de calle.

¿Resultados? Gary afirma que solo el año pasado interrumpieron 498 eventos potencialmente “letales”, que el primer año que funcionó el proyecto (lo hizo solo en un barrio) consiguieron reducir un 67% los asesinatos y que el modelo, implantado en la actualidad en 16 comunidades de Chicago ha evitado 1.800 situaciones críticas. El método se ha exportado a otras ciudades asoladas por el crimen, como Los Ángeles.

El documental que se ha estrenado de forma muy minoritaria en EE.UU, pero ha puesto de acuerdo a los críticos: es emocionante y poderoso. The Interrupters sigue la vida de tres “interruptores”, tres ex-delincuentes que se dedican a patrullar las calles de Chicago detectando problemas, amenazas, mediando entre potenciales asesinos, evitando conflictos, tiroteos. En definitiva: “evangelizando” desde la experiencia, desde la experiencia de haber estado al límite, de haber pasado por prisión, de haber estado al filo de la muerte empujados por la violencia, la pobreza y el odio.

El documental se está estrenando en diversas ciudades de EE.UU y de Inglaterra. No tengo noticias de nadie que tenga previsto traerlo a España. Aquel que quiera, puedo solicitarlo a la productora. Tendremos que esperar a que nos lo traiga internet.

¿Sabías que solo hay dos cosas en la historia de la humanidad que han causado la muerte de millones, cientos de millones de personas? Las enfermedades infecciosas y la violencia. Merece la pena escuchar a Slutkin.

El último viaje del Rainbow Warrior

15 agosto 2011 - 22:18 - Autor:

“Llegará un tiempo en que los pájaros caerán del cielo, los animales de los bosques morirán, el mar se ennegrecerá y los ríos correrán envenenados. En ese tiempo, hombres de todas las razas y pueblos se unirán como guerreros del arco iris para luchar contra la destrucción de la tierra”. Greenpeace se inspiró en una profecía de los Indios Cree para dar nombre a su barco más emblemático. Hoy, tras más de 22 años de lucha, el Rainbow Warrior II toma un nuevo nombre y rumbo, desde hoy se llamará “Rongdhonu” (Arco Iris en Bangladeshi) y surcará las costas de Bangladesh como un hospital flotante.

Greenpeace cede su mítico barco a la ONG Friendship, de Bangladesh, para que funcione como un hospital, atendiendo a las comunidades más abandonadas del país, uno de los más pobres del mundo. Hoy mismo, en una ceremonia que ya ha tenido lugar en Singapur (allí es seis horas más tarde), el barco, construido en 1957 y concebido como arrastrero, ha comenzado a gobernar su tercera vida.

Botado en 1989, el Rainbow Warrior II reemplazó al primer guerrero, un pesquero adquirido por la organización en 1978 y que fue hundido por el ejército francés durante las protestas nucleares de Mururoa, en 1985.

El Rainbow I, hundiéndose, en Nueva Zelanda, 1985. Foto: Greenpeace

Con sus 55 metros de eslora y sus 650 m2 de velas, el Rainbow Warrior II es ya historia y leyenda de Greenpeace. Ahora, su puesto lo ocupará el Rainbow Warrior III, 58 metros de eslora y dos mástiles que le permitirán desplegar 1.300 metros cuadrados de velamen. Un barco más ecológico, más moderno, mejor preparado para un mundo que se enfrenta a duros retos medioambientales. Hace unos días os contábamos en una fotogalería cómo es el nuevo Rainbow.

Rainbow Warrior 3

El Rainbow II pasará a ser el tercer barco hospital de Friendship, una ONG fundada en Bangladesh en 1998 que ofrece ayuda médica a los pueblos más pobres del país, especialmente a los de la zona sur, sometidos a fuertes ciclones y a los efectos más dramáticos del cambio climático.

Para cerrar el post le he pedido una dedicatoria a Maite Mompó. Para Maite el Rainbow ha sido su segunda casa en los últimos años. En 2009 nos contaba cómo era la vida a bordo de un barco de Greenpeace, ahora escribe unas líneas de despedida.

Durante 22 años, el segundo Rainbow Warrior ha surcado todos los mares del planeta – incluyendo las aguas del Amazonas y del río Congo- como embajador de la organización. Miles de activistas han utilizado sus zodiacs para poder realizar acciones no violentas, encaramarse a barcos de pesca ilegal y destructiva, cargueros de carbón, madera ilegal y residuos tóxicos y nucleares, poder acceder a centrales térmicas y nucleares o pintar la fachada de un hotel ilegal en Cabo de Gata… ¡Tantas acciones han visto sus ojos de buey, tantas personas han pisado sus cubiertas y dormido en sus literas, tantos sueños se han hecho realidad!.

Hace cinco años empecé a trabajar como marinera a bordo del Rainbow Warrior. Este barco ha sido mi hogar durante casi dos años de mi vida. Me es imposible resumir tantas experiencias vividas en él. Si tuviera que elegir, me quedo con la gente maravillosa que he conocido a través de las diversas campañas a bordo, gentes de muchos países y de culturas muy diferentes pero todos unidos por una misma idea y trabajando juntos por un mundo mejor para todos.

El saber que hay tantas personas en el planeta queriendo cambiar las cosas activa y pacíficamente, da un lugar a la esperanza de que lo podemos conseguir. Y de entre los momentos más emotivos que llevo conmigo, está el día en que liberaron a Juantxo López de Uralde (exdirector de Greenpeace España) y a los otros tres activistas después de haber pasado 21 días en una cárcel en Copenhage tras la Cumbre Mundial del Cambio Climático hace un año y medio. Y junto con eso, tantos momentos de ilusión, compañerismo, emoción… y también momentos de tensión, cansancio y hasta agotamiento extremo… El mundo de los barcos de Greenpeace es, fundamentalmente, una experiencia muy intensa.

Hoy es el último día del gran guerrero medioambiental. A partir de ahora será Rongdhonu, el arco iris bengalí que, convertido en barco-hospital, llevará asistencia sanitaria a miles de personas en Bangladesh.

Gran vida la de este barco que empezó a navegar hace 54 años como barco arrastrero. ¡Que los buenos vientos te acompañen en tu nuevo destino por muchos años más! Y gracias, Rainbow, por haber dado tanto a tantos.

La #vergonzantehambruna# explicada en 10 fotos

10 agosto 2011 - 23:15 - Autor:

Primero nos acercamos a la tragedia con un claro objetivo de militancia, de apoyo casi incondicional a las ONG; luego indagamos más en las causas, sin perder de vista el compromiso de fomentar la visibilidad de los cooperantes que están luchando contra el desastre; Olivier Longué nos ayudó a profundizar más en la trayectoria y responsabilidades de los acontecimientos; por último, explicamos el producto milagro que está salvando la vida de miles de niños en África y en todo el el mundo. Hoy, después de varios días en los que ya Somalia y el Cuerno de África han perdido el foco mediático ante el empuje de la prima de riesgo y los disturbios de Londres, traigo un resumen visual de la crisis, 10 fotografías que nos acercan emocionalmente a un drama que no para.

1. Preparando la tumba de Ibrahim, 3 años.

Foto de Jon Warren, de la ONG World Vision, tomada en el campo de refugiados de Dadaab, en Kenia. Más información en la web de World Vision.

Preparando la tumba de Ibrahim. Foto: World Vision - Jon Warren

2. Ganado muerto.

Foto de Jon Warren – World Vision. La sequía ha provocado pérdida de cosechas y ausencia total de ganado. Los pastores nómadas no tienen forma de ganarse la vida, ni de alimentar a los suyos.

Ganado muerto. Foto: Jon Warren - World Vision

3. Esperando ayuda.

Un grupo de pastores del pueblo Turkana espera la distribución de comida de la ONG Intermón. La foto es de marzo. Aunque la crisis ha saltado a los medios en julio, las ONG llevaban mucho tiempo avisando de que la catástrofe estaba muy cerca, los gobiernos no escucharon.

Pastores esperando ayuda de Intermón. Foto Flickr: Andy Hall / Oxfam Intermoón

4. Entrada al campo de refugiados de Dadaab.

El éxodo ha sido tan masivo que el multitudinario campo de refuagiados de Dadaab, en Kenia, no puede absorber la marea humana que llega tanto de Somalia como de Kenia. Hasta 1.500 personas llegan cada día para, en muchos casos, probar el primer bocado después de 10 días de trayecto. Nada más entrar reciben un kit de emergencia que dura unos 10 días, pero eso no significa que ya estén “registrados oficialmente” en el campamento. Desde ese momento, todavía tendrán que esperar varias semanas para estar “acomodados”.

Cientos de personas esperan para recibir kit de emergencia en la entrada del campo de refugiados de Dadaab. Foto Jo Harrison / Oxfam Intermón

5. Dormir en mitad de nada.

Antes de entrar al campamento, que ya alberga a más de 400.000 personas, mujeres, niños y niñas tienen que esperar días, semanas, sin nada que hacer, sin nada a lo que agarrarse, ni siquiera un pedazo de tela sobra la que dormir.

Foto: Jon Warren – World Vision

6. Agarrarse a la vida.

La mujer de la foto, Fatuma Badel, sostiene a su hijo más pequeño en un centro de atención médica en Dadaab. Médicos sin Fronteras la atendió y la escuchó “Parecía muerto cuando llegó. Ahora doy las gracias a Dios por que le escucho llorar otra vez”.

Foto: Brendan Bannon - Médicos sin Fronteras

7. La vida en una tienda de campaña

Los refugiados no solo acuden a Dadaab, también se acumulan en la capital de Somalia, en Mogadiscio, en el campo de Badbado.

Campo de refugiados de Badbado, en Mogadiscio.

Foto: UNICEF/NYHQ2011-1185/Holt

8. El hambre mata, la guerra también. Juntas, son invencibles.

Este es el mercado de Bakara, en el centro de Mogadiscio ha sido escenario de combates entre Al-Shabaab, un grupo rebelde islamista y las tropas de apoyo al gobierno de transición de Somalia.

Foto: UN Photo/Stuart Price

9. Antecedentes. Etiopía. 1984.

África no vivía una hambruna como esta desde 1984, cuando Etiopía perdió a un millón de personas. La historia nos enseña, pero muchas veces nos saltamos las páginas incómodas.

Foto: UN Photo/John Isaac

10. Esperanza.

En mitad de la tragedia, una sonrisa de una cooperante de Médicos sin Fronteras. Eso sí es terapeútico, para el niño al que atiende y para cualquiera que vea esta imagen: la esperanza depositada en los héroes silenciosos y anónimos.

Una médica atiende a un niño en el campo de Dadaab. Foto: Brendan Bannon - Médicos sin Fronteras

 

Las 10 mejores TED Talks solidarias

9 agosto 2011 - 5:42 - Autor:

TED 20111 en California. Detrás del escenario. Foto: James Duncan Davidson / TED

“Ideas que vale la pena difundir”, es el lema de TED (Technology, Entertainment, Design), una organización sin ánimo de lucro con sede en California, EE.UU, que desde hace más de 20 años organiza la mejor y más exclusiva conferencia (cuesta 6.000 dólares) a la que se puede asistir en el mundo: una reunión con los hombres y mujeres que están revolucionando el mundo en temas como la salud, el arte, el medio ambiente, el diseño… La conferencia original se desarrolla en California, pero desde el 2005, TED ha ampliado sus fronteras con los eventos TEDGlobal y con los TEDx (eventos a modo de  “franquicia” que se celebran en numerosas ciudades de todo el mundo).

Lo que ha hecho verdaderamente popular y prestigioso a TED es un base audiovisual on line de más de 900 conferencias de libre acceso, la mayoría subtituladas al español y con transcripciones completas.

Aquí tenéis una selección de las 10  TED Talks más inspiradoras para aspirar a un mundo mejor desde la solidaridad, la educación y el medio ambiente.

1. JD Schramn. Es una charla muy corta y no quiero desvelaros nada, solo garantizo que tiene sorpresa final.  TED Talk JD Schramn

2. Ken Robinson. La charla TED más vista de todos los tiempos (más de 8.6 millones de reproducciones entre los diferentes canales: TED, Youtube, etc). Un referente para el sector educativo. Es del 2006 y su título, “Cómo la escuela mata la creatividad”. TED Talk Ken Robinson.

3. Hans Rosling y las estadísticas para entender lo que pasa en el mundo. Gran presentación para descubrir el impacto de las políticas sociales en los datos sobre desarrollo, sobre mortalidad infantil, etc. Es muy posible que Hans cambie tu forma de entender el mundo. Compruébalo. TED Talk Hans Rosling

4. Paul Collier. El autor del libro  “El club de la miseria” ha hecho ya famosa su frase “La pregunta no es si podemos ser optimistas en un mundo en el que 1.000 millones de personas viven en economías muy precarias, la cuestión es cómo podemos dar esperanzas creíbles a esos 1.000 millones de personas”.  Ted Talk Paul Collier.

5. Jackeline Novogratz. La creadora de Acumen Fund, una especie de “fondo de inversión” solidario, que apoya a emprendedores asiáticos y africanos cuenta la historia de su sueter azul y de cómo emponderar a los empresarios de países pobres. Ted Talk Jackie Novogratz

6. Ngozi Okonjo. La Ministra nigeriana de finanzas habla de otra África, de la África “de la oportunidad” y explica los progresos de su país para luchar contra la corrupción. Una interesante visión aportada por una voz del “Sur”, no del “Norte”. Ted Talk de Ngozi Okonjo.

7. Emmanuel Jal. El niño soldado que fue rescatado por una cooperante inglesa, ahora canta contra la guerra. Aquí conté su historia, pero siempre conviene acudir a las fuentes.  Ted Talk de Enmanuel Jal.

8. Silvya Earle. La mujer que más horas ha pasado en el fondo del mar, estudiando la vida submarina, ofrece un apasionado relato sobre la belleza de los océanos y sobre cómo nuestra huella amenaza su equilibrio. Earle también ha pasado por el blog y su charla es emocionante. Ted Talk Silvya Earle.

9. Bill Gates. El creador de Microsoft está volcado desde hace años en su Fundación y en reducir la incidencia de enfermedades como la polio o la malaria a través de las vacunas. En la introducción de la charla, ofrece unas cifras alentadoras “En 1960 nacieron 110 millones de niños de los cuales murieron 20 millones antes de los 5 años. Hace cinco años nacieron 135 millones de niños, de los cuales murieron 10 millones antes de los 5 años”. Ted Talk Bill Gates.

10. José Antonio Abreu.  No es una charla al uso, es el mensaje de agradecimiento del maestro Abreu al ser honrado con el TED Prize de 2009. Abreu es uno de los grandes protagonistas culturales y sociales del siglo XX y XXI en Latinoamérica. A través de “El sistema” (Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela) más de 250.000 jóvenes están enganchados a la música en un programa de educación que fomenta la integración social y el desarrollo comunitario. Ted Talk José Antonio Abreu.

Esta crema de cacahuete está salvando a miles de niños en el Cuerno de África

4 agosto 2011 - 5:39 - Autor:

Una madre da Plumpy Nut a su hija en Burkina Faso. ©Michaël Zumstein / Agence Vu'.

Cacahuete, azúcar, grasa vegetal y leche en polvo descremada, enriquecida con vitaminas y minerales. Esa es la composición de un milagro, de un milagro que administrado dos o tres veces al día de cuatro a seis semanas significa salvar la vida de un niño, de miles de niños con desnutrición aguda severa, una “enfermedad” que ha infectado a miles, millones de niños en el Cuerno de África.

El milagro se llama Plumpy Nut y lo llevan en sus kits de emergencia los cooperantes de Unicef, de Médicos sin Fronteras, de Intermón, de Acción contra el Hambre, de todas las grandes ONG y agencias humanitarias. ¿Por qué? Sencillo, es el mejor remedio para contener la hambruna en los niños, especialmente en los más vulnerables, los menores de 5 años.

No contiene agua, lo que les hace resistentes a las bacterias. No requiere preparación previa y su caducidad está fijada en 24 meses. Se reparte en sobres individuales de 92 gramos envasados al vacío, listos para comer, con un aporte de 500 calorías. Hasta entonces se venían usando diversas soluciones: sales yodadas que había que disolver en agua, con el riesgo de enfermedades que ello supone, barritas nutritivas que también necesitaban agua, suplementos alimenticios que obligaban al niño a estar en el hospital.

Como ya conté aquí en 2009,  Plumpy Nut es obra de un pediatra e investigador francés llamado André Briend, que se inspiró, un día cualquiera, desayunando, en la crema de nutella que tomaban sus hijos. Junto al empresario francés Michel Lescanne, dueño de Nutriset, una compañía agro alimentaria francesa dedicada al 100% a temas humanitarios, crearon el producto en 1996.

A partir de Plumpy Nut, la empresa ha creado otros productos complementarios. El primero es Plumpy Sup, suplemento alimenticio listo para usar (la traducción del término técnico “RUSF”, Ready-to-Use Supplementary Food ), diseñado para el tratamiento de la desnutrición aguda moderada  entre los niños mayores de 6 meses. Es decir, una vez superada la fase aguda, que se trata de con Plumpy Nut, se pasa a la fase “moderada”.

También creó Plumpy Doz, con la misma base, la diferencia está en el envasado, frascos de 325 gr, y que su uso es más preventivo que reactivo.

Lo más interesante es que Nutriset, cuya fábrica está en Normandía, ha creado y la “Plumpy Field Network“, una red de empresas franquiciadas que fabrican los productos en otras partes del mundo, especialmente en aquellos países que viven y sufren más de cerca la crisis alimentarias y que, por tanto, tienen mayor capacidad de actuar. Así, en Etiopía, está HILINA, una fábrica que con la crisis actual del Cuerno de África, está aumentando su producción para pasar de una media de 300 a 800 toneladas al mes. Puedes consultar la red completa de empresas en este mapa de Gmaps.

De hecho, la compañía se ha movilizado con la crisis del Cuerno de África y en un comunicado reciente informa del aumento de producción en su principal centro de Normandía, en el norte de África.

¿Para cuándo el Premio Nobel o el Príncipe de Asturias o el que sea para un tipo, André Briend, y una empresa, Nutriset, que salvan la vida de miles de niños cada día?

Mar Cogollos, la vida después de un accidente de tráfico

3 agosto 2011 - 5:27 - Autor:

Con 25 años, Mar Cogollos comenzó una nueva vida, un accidente de tráfico la dejó en una silla de ruedas, lesión medular, tetraplejia. Desde entonces, Mar ha luchado por superar las limitaciones propias y a las ajenas mediante una fórmula sencilla: ayudar a los demás para ayudarse a sí misma. Parece que lo ha conseguido, tanto en su vida profesional como personal.

Desde AESLEME, Asociación para el estudio de la lesión medular espinal, Mar, como directora, trata de hacer llegar un mensaje muy claro a la sociedad: te puede pasar. En casa, sus dos hijas mellizas de 19 años, una que ya conduce y otra que está a punto, saben muy bien lo que tienen que hacer, pero eso no implica que desaparezca el miedo: “Te da miedo, pero sabes que tienen que conducir y coger práctica”, Mar aporta una reflexión muy certera “Los padres no debemos escatimar en las clases de conducir, no vale con 5 o 10 clasecillas. Eso no es aprender a conducir, no es tomarse en serio lo que es coger el coche. Daría un tirón de orejas a los padres que intentan ahorrar ahí y que luego les llevan a una universidad privada”. En esta entrevista Mar Cogollos nos ayuda a entender lo que puede suponer ser imprudente al volante y también nos da pistas para superar lo que nunca, nadie, pensamos que nos va a ocurrir. Hasta que ocurre.

Pregunta. Estamos en “temporada alta de prevención”, aunque suene un poco machacón, no hay que dejar de insistir, ¿no? Respetemos las normas de circulación, seamos prudentes.

Respuesta. Todos sabemos lo que hay que hacer, lo que ocurre es que a veces bajamos la guardia en ciertos periodos concretos. Sabemos que hay que llevar el cinturón de seguridad, que a los niños hay que llevarles con sistemas de protección infantil, etc. pero lo cierto es que alrededor del 20% de las personas que fallecen no llevaban puesto el cinturón. La mitad de los niños que mueren no llevaban puesto el sistema de retención infantil. Cuando sabemos todos que esto salva la vida.

Hay ciertas cosas que no por mucho repetirlas parece que la sociedad las impregna. A lo mejor, no lo hace en un viaje largo, pero sí en ese desplazamiento corto del hotel a la playa, o a ese que va a un pueblo cercano, a las fiestas. El tema del alcohol, en los viajes largos, la gente lo tiene asimilado, pero no en los cortos.

O el móvil. Un montón de personas sigue usándolo, tanto el manos libres o no manos libres. Para mí es igual de peligroso porque reduce la capacidad de atención, hace que no veas muchas de las señales, te metes en una conversación y no puedes conducir bien y hablar a la vez.

Pregunta. Siempre pensamos que los accidentes, al igual que la discapacidad o las enfermedades, les ocurren a los otros, nunca a nosotros.

Respuesta. Exacto. El lema de la campaña de AESLEME es “Te puede pasar”. Creemos que los accidentes les ocurren a otros, porque creemos que tenemos más capacidades o más destreza o porque valoramos que el riesgo es de otros. Si le preguntas a cualquier conductor español, “¿Cree que la gente conduce mal?” Si hablas de otros, dirá que sí. Si le preguntas, “¿usted conduce bien y respeta las normas?” Dirá que sí. Pensamos que el resto de la humanidad son los peligrosos, los que no guardan la distancia, conducen mal…pero lo cierto es que todos, si fuéramos capaces de reconocerlo, nos daríamos cuenta de que nos jugamos la vida muchas veces.

Esto es como las papeletas de la lotería. Estás jugando 100 papeletas haciendo cosas mal. A lo mejor no te pasa nada hasta la 101 y cuando pasa, no tiene remedio.

Pregunta. Y cuando llega ese momento que nadie esperamos, hay alguna clave, alguna recomendación para afrontarlo.

R. Tenemos dos cosas, cuando una persona fallece, sobre todo si es un hijo, para los padres es algo que no se puede superar. Cuando hablamos que la consecuencia es que tu hijo, tu marido o tu novio se queda con tetraplejia, tiene que afrontarlo la persona y el entorno.

Al principio empiezas a pensar en todo lo que no puedes hacer, haces la lista. Pasa el tiempo y llega el momento en el que aprendes a valorar lo que sí puedes hacer y a aceptarte. Y dices, es cierto que me he quedado en una silla de ruedas, que la voy a llevar de compañera toda la vida, es cierto que no puedo mover las piernas, que tengo dolores, que necesito ayuda de otra persona, pero siento que estoy vivo. Y sacas fuerzas para seguir adelante, para seguir estudiando, para  trabajar, pero para eso necesitas tiempo y mucho apoyo psicológico en tu entorno, sobre todo en la familia.

Pregunta. ¿Has conocido alguien que no se haya derrumbado en los primeros momentos tras un accidente?

Respuesta. Por la fase de depresión, de mejor morirme que quedarme en esta situación, siempre te encuentras, sobre todo al principio, luego cambia radicalmente. He visto personas en silla de ruedas por un suicidio, que se han quedado así porque querían acabar con su vida, que después del accidente tenían más ganas de vivir que antes.

Hay personas que les cuesta afrontar esta situación, porque hablamos de tener un entorno familiar bueno, de tener trabajo, de tener recursos económicos. Si vives en un tercero sin ascensor, no tienes ninguna atención, no te dan ninguna indemnización y no puedes salir de casa porque tu madre tiene 80 años, a esa persona le va a costar mucho más. Las situaciones de las personas son muy variadas. Nunca hay dos casos iguales. Yo me he encontrado con que un 99% de los casos quieren vivir y se aferran a la vida, pero puede haber un 1% al que realmente se le hace muy cuesta arriba.

Pregunta. En tu caso, siempre dices que te ayudo mucho poder ayudar a los demás. ¿Es una terapia que se puede aplicar a todo el mundo?

Respuesta. Ayudar a los demás siempre ayuda a uno mismo, tengas discapacidad o no. Ya en el momento del hospital, más que en mi recuperación, asumía que el de la habitación de al lado tenía un día chungo y preparaba una salida de varios pacientes, con fisios, enfermeras, etc, y nos íbamos por ahí, a cenar, a tomar algo… En el año y medio del hospital preparé un montón de salidas enormes. A la gente le chocaba cuando veía entrar a 40 personas, con silla de ruedas, con muletas… no sabían si era una excursión del IMSERSO o si íbamos a Lourdes.

Eso es parte de la terapia. Mi trabajo antes eran los Recursos Humanos y tenía que despedir a gente y lo pasaba muy mal y, de repente, ahora, en AESLEME, sé que puedo salvar vidas, que puedo ayudar a personas. A todos los que trabajamos aquí nos gratifica mucho que podamos estar ganando nuestro pan no a base de enriquecer a otros, sino de ayudar a los demás a evitar sufrimiento. Si la gente lo supiera, haría más voluntariado.

Pregunta. Por la experiencia de otras personas con lesión medular como Teresa Silva, la recuperación en el Hospital de Parapléjicos de Toledo es transformadora  ¿Cómo es ese proceso?

Respuesta. La verdad es que hay poca rehabilitación psicológica en los hospitales. Yo estuve dos años de psicóloga en La Paz y, de repente, decidieron que no hacía falta psicólogo para los lesionados medulares.

Sí es cierto que funciona muy bien estar entre iguales, estar en el gimnasio y conocer las circunstancias de unos y otros y ver cómo es tu lesión, pero que hay otras peores. Entonces empiezas a ver la suerte que has tenido. Siempre miramos al que está un poco mejor que nosotros, pero podemos mirar al que está peor.

Pregunta. ¿Lo más difícil es la pérdida de independencia?

Respuesta. Sí, yo era una persona muy independiente, 25 años, ¡¡¡te comes la vida!!! y pensar que para salir de casa tengo que tener programado una persona que me ayuda, que me vista… Luego sales y te mueves por ahí en taxi o con un conductor, pero no puedes andar sola por la calle, cualquier bordillo, bache o escalón te impide ir sola…O simplemente que te enfadas un día y te apetece dar un portazo y salir a la calle.

Pregunta. Eres psicóloga, has trabajado en Recursos Humamos, en el Hospital de La Paz, ahora en AESLEME, ¿es cierto que no se conoce realmente a una persona, su verdadera personalidad, hasta que no se enfrenta a una situación de estas?

R. De alguna manera, te coloca un poco la cabeza, tu escala de valores se organiza. Estamos tan acostumbrados a que respiramos, a que nuestro problema sea que nos deje la novia, que tengamos una disputa con un familiar, los problemas cotidianos… pero cuando tienes que asumir un problema de estos que no te esperas, que te ocurre en un periodo de vida en el que crees que todo va a ir hacia arriba y vas a comerte el mundo, tu cabeza piensa “El proyecto de vida que había establecido, ahora, ¿cómo lo hago”, pero de repente te agarras con fuerza a lo que puedes hacer, a lo que todavía está ahí y empiezas a olvidarte de lo que no puedes.

Pregunta. Miedo, parece claro que no podemos vivir con miedo, tengamos o no una discapacidad, tengamos 19 años o 50.

Respuesta. Tienes que ser prudente, pero disfrutar del día a día. La vida solo es una ¡¡Hay tantas cosas que podemos hacer que pueden hacer felices a otros!! Me encanta la película Cadena de favores, a veces se trata simplemente de una sonrisa, de escuchar a una persona mayor que nos repite dos o tres veces la misma historia. Creo que la vida es muy bonita como para quedarnos en casa.

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android