Saltar al contenido

« ver todos los blogs

FEMEN, el activismo social se desnuda en Ucrania

30 enero 2012 - 22:25 - Autor:

Activista de FEMEN detenida en Davos

El desnudo es una arma recurrente de activismo, especialmente medioambiental. Hace apenas dos meses varios activistas de Greenpeace bailaban semidesnudos en Madrid como parte de su campaña contra Adidas; cada año podemos ver manifestaciones de activistas de PETA y AnimaNaturalis contra, por ejemplo, el uso de pieles procedentes de animales para confeccionar abrigos. Pero FEMEN ha roto las reglas.

FEMEN nació en Kiev (Ucrania), en 2008, como una organización formada solo por mujeres para luchar contra el turismo sexual y la trata de personas en su país, así como para reclamar mayor liderazgo de las mujeres en la sociedad ucraniana. Su arma: el desnudo, el topless.

Su forma de expresarse siempre está o ha estado relacionada con el objeto de sus demandas, aunque para algunos críticos su modelo de activismo no beneficia a su causa. Pero, más allá de esa polémica, la ONG ha decidido saltarse el guión y utilizar el topless como reclamo para protestar contra temas que ya no se limitan al tráfico de mujeres o al turismo sexual; ahora, han puesto en la diana al sistema económico mundial y a la pobreza que genera.

El éxito mediático de la organización la ha llevado a movilizarse más allá de las fronteras de la Ucrania y a extender también su programa y sus objetivos de campaña. Por un lado, han ampliado sus acciones contra la violencia sexual machista y el tráfico de personas a países como Bulgaria o han viajado hasta el Vaticano para pedir que se respeten los derechos de la mujeres en todo el mundo.

Activista de FEMEN en El Vaticano, en noviembre de 2011

Por otro lado, han asumido nuevos retos y causas. En una entrevista, la fundadora, Anna Hutsol, señalaba la filosofía de la organización.

Hemos incorporado muchos objetivos a nuestro programa. Pero, como al principio, seguimos demandando el fin del turismo sexual y la prostitución en Ucrania. Pedimos que las mujeres puedan desarrollarse.

En Davos, el viernes, en la Cumbre del Foro Económico Mundial, tres activistas irrumpieron para demandar a los líderes del mundo un compromiso con los más pobres.

Activistas de FEMEN en Davos. Foto: FEMEN

La organización ha recibido bastantes críticas y algunos señalan que el hecho de utilizar los cuerpos de los mujeres como argumento principal de su protesta, las deslegitima, pero Anna lo tiene claro.

FEMEN buscaba formas distintas de luchar y nuestra experiencia nos dice que solo cosas radicales puedan cambiar la situación. En este momento, en este país, solo una protesta radical de las mujeres puede mover a la acción a otras mujeres.

Parece que el movimiento FEMEN va a ser muy difícil de parar, Anna Hutsol lo tiene muy claro.

Queremos crear un nuevo estilo de vida para las mujeres, un estilo que suponga estar activa y desarrollarse. Estamos planeando abrir oficinas en cada capital europea. Vamos a enseñar a todas las mujeres a ser libres y a tener siempre todo lo que necesitan. FEMEN será un movimiento internacional.

Moltacte, una empresa social especializada en romper tabúes

26 enero 2012 - 23:15 - Autor:

De izqda a dcha: Jaume Plana (Recursos y Finanzas), Ana Artacoz (Comercial y Marketing), Miquel Isanta (Gerente)

Tabú nº1: crear una empresa en la que más del 50% de la plantilla sufre alguna enfermedad mental (esquizofrenia, bipolar). Tabú nº2: que el negocio de la empresa (tiendas outlet) suponga que las personas con enfermedad mental atiendan al público. Tabú nº3: que el equipo directivo se reduzca el sueldo un 50% para garantizar la supervivencia de la empresa. Esos son algunos de los tabúes que está rompiendo Moltacte, que sigue la estela de otros proyectos emblemáticos como La Fageda o Teixidors.

“Estábamos al borde del abismo y decidimos dar un paso al frente”, esta frase de controvertida autoría, se la escuché hace más de un año a Cristóbal Colón, el fundador de La Fageda. Seguramente es una frase que comparten decenas, centenares de empresarios españoles en estos tiempos de incertidumbre.

El caso es que Cristóbal la usó para explicar que cuando en 1982 fundó su empresa social no tenía nada que perder, la otra opción era que las decenas de personas con enfermedad mental con las que planeaba crear una cooperativa agrícola en Girona volvieran a los manicomios o a encerrarse en sus casas.

El otro día, Ana Artacoz, una de las fundadoras y directoras de Moltacte, me contaba que uno de los trabajadores (también con enfermedad mental) de su empresa, al ser preguntado en un radio “Si no estuvieras trabajando, ¿qué harías?”, contestó “Estar encerrado en mi habitación”.

Moltacte es una empresa social centrada en el negocio de los outlet: en octubre de 2008 abrió la primera de sus tres tiendas. Hoy gestiona dos dedicadas a ropa femenina, una ubicada en Manresa y otra en Sant Boi de Llobregat; y una tercera, en Manresa, destinada a ropa de bebé. En su plantilla, 27 personas, 15 de ellas con enfermedad mental.

Al igual que La Fageda, nunca han usado su proyecto social como herramienta de marketing, se han centrado en ofrecer un gran producto a un precio excepcional, pero ahora han cambiado.

Lo que pasa es que los propios trabajadores son los que nos reclaman que ya está bien de que los medios de comunicación solo saquen noticias negativas del colectivo de las personas con enfermedad mental, que había que generar noticias positivas y dar a conocer las capacidades de la gente. Ellos quieren visibilizar que pueden.

Así que Moltacte, coincidiendo también con su participación en iniciativas como Momentun Project, ha decidido transmitir un mensaje a la sociedad: ellos también pueden y el que quiera, que lo compruebe. Ana afirma:

En tres años no ha habido un solo problema, las clientas les felicitan.

Por supuesto, esos tres años están sustentados en un sólido proyecto empresarial y social. En Moltacté, los empleados con enfermedad mental tienen el acompañamiento de un psicólogo y de un trabajador social, que marcan las pautas a seguir y los objetivos profesionales. Uno de esos objetivos es promover que los trabajadores puedan tomar la responsabilidad de la tienda. En Manresa, las dos tiendas están a 50 metros de distancia.

Hay gente que lleva tres años y los trabajadores se pueden quedar solos. Creemos en sus capacidades y pueden estar solos. Desde hace cuatro meses estamos trabajando en esto y funciona de maravilla. Sienten que tienen una responsabilidad mayor y eso les motiva.

El trabajo es el principio de todo y lo cambia todo.

Su mundo laboral, relacional ha cambiado radicalmente. Al principio alguno venía con gafas de sol para protegerse, como si así no les vieran. Ahora las clientas les conocen por su nombre, ellos las conocen y asesoran. Además, han creado un grupo de amigos entre ellos.

Moltacte, como todas las empresas, estás encajando como puede los golpes de la crisis.

Interior de la tienda de ropa infantil de Moltacte en Manresa

 

 

Presentaron a Momentum Project un plan de crecimiento apoyado en dos nuevas tiendas y consiguieron la financiación (que no es gratis), pero han decidido aparcar esa idea, reducir costes (el equipo directivo se ha bajado el sueldo un 50%) y centrarse en una nueva línea de negocio.

En los centros de acogida de Cataluña viven 2.200 niños. Allí, tienen un presupuesto para asignar necesidades de vestido y se encuentran que buscan precios muy bajos y encuentran calidad muy baja, y tienen que comprar cantidades muy importantes. Hicimos un análisis y vimos que el tiempo que tardan en comprar los productos para cada niño es enorme y eso es tiempo que dejaban de estar con ellos. Nos movimos y contactamos con diferentes marcas. Estamos recién empezando.

Proyectos de empresas sociales como Moltacte o como La Fageda o como Teixidors tienen varios rasgos que los unen y que los diferencian de cualquier proyecto empresarial: cuando nacieron no tenían nada que perder. Las 150 personas con enfermedad mental de La Fageda, las 15 de Moltacte y las 34 personas con discapacidad intelectual de Teixidors no solo no han perdido nada, lo han ganado todo.

El largo viaje hacia la vida de Safiya

24 enero 2012 - 0:22 - Autor:

Safiya, antes de la operación. Foto: Infancia Solidaria

Impresiona. El doble labio leporino y paladar abierto de la pequeña Safiya resulta perversamente magnético. ¿Cómo es posible? ¿Por qué un bebé tiene que sufrir algo así?

No es, sin embargo, el caso médico más complicado con el que ha lidiado Pepo Díaz, el fundador de la ONG Infancia Solidaria.  En apenas seis años, su organización ha conseguido traer a España a 104 niños (podéis seguir sus historias en el blog de la ONG) para operarlos de enfermedades imposibles de atender en los lugares de origen de los niños: comunidades muy pobres de países muy empobrecidos.

Kara Kara, el poblado en el que vive Safiya con su familia es una de las zonas más deprimidas de África, una antigua leprosería en la que la única atención médica la ofrece el dispensario creado por las religiosas de la Asunción. Ellas fueron las que contactaron con Infancia Solidaria para poder traer a Safiya a España.

Las peticiones de ayuda a la ONG casi siempre vienen canalizadas por organizaciones locales que trabajan sobre el terreno.

Safiya y su madre Mariama, ayer, en el aeropuerto de Madrid

Safiya llegó a España hace justo dos meses. Ayer, voló de regreso a Níger, junto con su madre, Mariama. En la terminal cuatro del aeropuerto de Barajas la acompañaron Pepo, Nora, la madre de acogida, y Pedro y María José, dos donantes y voluntarios de Infancia Solidaria.

Mariama, la madre, parecía feliz. Pepo y Nora aseguran que es un mujer de una fortaleza e inteligencia extraordinaria. En los dos meses que ha pasado en España ha tenido que enfrentarse no solo a la operación de doble labio leporino. En el camino, los médicos del hospital del Sur- Capio, en Alcorcón-Madrid, descubrieron malaria y sífilis.

No hace falta saber mucho de medicina para entender lo difícil que debe ser vivir con esta deformación por la que el labio no se forma completamente durante el desarrollo fetal.

De los dos meses de estancia en Madrid, Safiya ha pasado la mitad en el hospital y la otra mitad en casa de Nora, su marido Guillermo y sus dos hijos.

Nora afirma que solo una vez Mariama sugirió que le gustaría que Safiya se quedara en España para tener la certeza de que la espera una vida mejor.

Es algo muy habitual, afirma Pepo, presidente de Infancia Solidaria. Las madres vienen de vidas y situaciones al límite y piensan que sus hijos estarían mejor en España, pero a Mariama le esperan sus otros 10 hijos y, en todo caso, en septiembre volverá a España para completar la operación de su hija Safiya.

Y en septiembre también la estará esperando Pedro, un voluntario y donante de la ONG. Pedro decidió el verano pasado “donar” su cumpleaños a Infancia Solidaria: celebró una fiesta y pidió que sus regalos fueron donativos a la organización. Pedro y otro donante, Jorge, han pagado los viajes y gastos de Safiya.

En Infancia Solidaria ya tienen más de 20 solicitudes de niños procedentes de todo el mundo que necesitan operaciones quirúrgicas urgentes. Pepo espera poder atender a la mayoría, pero está a expensas de la posibilidades de los hospitales españoles. Tanto él como su fiel red de colaboradores, voluntarios y donantes están entregados a la adicción más fuerte que uno puede imaginar: salvar vidas.

Nace una empresa social que cultiva setas en los posos del café

20 enero 2012 - 1:13 - Autor:

Setas cultivadas en restos de café, en Berlón. Foto: Chidos

Idea de negocio: cultivar setas gourmet en los posos del café. Comercializar las setas a nivel local y vender también kits de autoproducción. Donar el 1% de la facturación a proyectos de cooperación al desarrollo. Dar empleo a personas con discapacidad. ¿Suena utópico? ¿Suena marciano?

Es un proyecto que ya está contrastado que es viable.

Eso afirma Ignacio Mielgo, principal promotor de Mi seta, un proyecto innovador de emprendimiento social. Y es cierto. Una empresa norteamericana y una organización africana llevan tiempo aplicando con éxito este modelo de negocio.

Ignacio, 29 años, es biólogo, pero trabaja en una tienda de camisetas en su ciudad, Vigo. Siempre le han gustado las setas, así que investigando en internet modelos de producción clásicos, dio con un estudio de una universidad suiza que hablaba de producirlos en los restos del cultivo de café. Después descubrió una empresa en EE:UU que ya trabajaba con este tipo de producto, Back to the Roots.

El detonante definitivo llegó tras contactar con un grupo de personas que también trabajaban en la misma idea desde Madrid, influidos por la Blue Economy, una tendencia de pensamiento y producción en cascada, en la que los desechos de un producto son la materia prima para la creación de otro.

“En Mi Seta nos dedicamos al cultivo de setas gourmet sobre posos de café. ¿Por qué café?  Porque del café tan solo consumimos el 0,2%, y el resto va a parar a los vertederos. Donde emiten metano, un gas que produce 20 veces más efecto invernadero que el CO2.  Nosotros no solo evitamos que se produzcan estas emisiones, si no que devolvemos a la tierra sus nutrientes. Ya que, después de cultivar las setas, el café se convierte en un abono excelente para todo tipo de cultivos.”

Así se presenta Mi seta en la plataforma de crowfunding Lánzanos. Ignacio define el proyecto como “Unas setas con una bonita historia detrás”.

Proyecto de Kits de "Autocultivo" de Mi Seta

Ahora, están buscando financiación para poner en marcha una fábrica y empezar a trabajar al 100% en la iniciativa. Ignacio dejará en breve su trabajo en la tienda para entregarse en cuerpo y alma a este proyecto. Pero, ¿ha probado si realmente funciona el método?

Hace un año empece a probar en mi casa de 40 metros cuadrados. En las primeras pruebas hice unas 10 bolsas, y en tres o cuatro salió bastante bien y vi que teníamos potencial porque sin medir la temperatura ni la humedad nos habían salido cuatro. Con más control lo vi muy viable. Trasladé el experimento al garaje de mi madre y bien, pero nos hacen falta más pruebas.

Ignacio está muy ilusionado con el proyecto. Aunque no consigan la financiación en Lánzanos, seguirán adelante con el proyecto y seguramente se traslade a Madrid para instalar la planta de producción. El plan de empresa también pasa por convertirse en un Centro Especial de Empleo y ofrecer puestos de trabajo a personas con discapacidad.

Venderán sus productos (setas Ostra y Shitake, en un principio) a nivel local (Madrid) y ofrecerán por internet los kits de cultivo, para que cualquiera de nosotros pueda ver crecer y comer sus setas en casa.

El proceso hasta tener las setas tiene dos fases: la incubación, que dura entre 15 o 20 días; y el cultivo, que varía mucho. La primera tanda de setas está en un mes.

Las setas se producen en unas bolsas a las que hay que hacer unos cortes y regar dos veces al día. De cada bolsa brotan tres o cuatro cosechas.

Foto: Chidos

Cuando uno se acerca por primera vez a este proyecto, lo hace por su exotismo, pero descubre que la utopía puede estar más cerca de lo que pensamos cuando habla con Ignacio y, sobre todo, cuando descubre la historia de Chido Govera, una joven huérfana de Zimbabwe que, tras participar en un proyecto de Zeri Foundation (promotora de la Blue Economy), ha creado una red de emprendedores y agricultores que cultivan setas en los restos del café.

Ignacio aspira a demostrar que el café que tomamos todas las mañanas sirve para, además de para activar nuestras neuronas, hacer crecer un proyecto empresarial y social único. Suerte.

Juguetes viejos, ¿tirar o reutilizar?

16 enero 2012 - 22:42 - Autor:

Juguete abandonado. Foto Flickr: Lenz Grimmer

Terminó la Navidad, Papa Noel y los Reyes Magos han dejado muchos hogares con exceso de juguetes. Molestan los antiguos y la solución al excedente es, generalmente, la más fácil, pero menos sostenible y solidaria: tirarlos a la basura.

Es, por tanto, un buen momento para ofrecer algunas alternativas que alarguen la vida de eso que un día fue objeto de deseo de nuestros hijos y hoy solo es un trasto más.

Para empezar, una pregunta retórica, ¿Por qué limitar la recogida de juguetes a la Navidad? Los compañeros de canalsolidario recopilaron en un estupendo trabajo más de 100 puntos de recogida en toda España las pasadas Navidades, pero muchos solo funcionaron en esas fechas, ¿no tiramos juguetes el resto del año?

Un buen aliado para informarnos sobre lugares de reciclaje es AERESS (Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria). Desde esta ONG nos invitan a reducir, reutilizar y reciclar y nos informan de que para construir cada juguete se han utilizado, por un lado, muchos y valiosos recursos naturales (agua, petróleo, metales, árboles,…) y, por otro, sustancias que pueden llegar a ser peligrosas para el medio ambiente: cadmio, mercurio o plomo.

Por eso, la campaña “Juguetes con mucha vida”, realizada en 2011, se centró en sensibilizar a los niños y trabajar con ellos en el reciclaje de materiales. En la última página del pdf informativo de la campaña figuran algunas organizaciones en las que es posible depositar los juguetes.

Si nos centramos en el sector estrella del entretenimiento, los videojuegos, tenemos la opción de Juegaterapia, una organización que hace llegar consolas de segundamano a las plantas de oncología pediátrica de todos los hospitales de España.  Cientos de niños afectados por cáncer pueden confirmar el eslogan con el que nació la ONG: “la quimio jugando se pasa volando”.

Sile, nole. Trueque de juguetes en diciembre en La Casa Encendida de Obra Social Caja Madrid. Foto: Chiara Cabrera

Y si el trueque es una práctica cada día más habitual en diversos sectores de la economía, en el de los juguetes está todavía lejos de tener relevancia, aunque iniciativas como Sile, nole, de la red Adelita, son un estupendo ejemplo a imitar en otras ciudades.

Claro que otra opción es, directamente, no comprar juguetes. Poner al alcance de los niños aquellos objetos con los que muchos de nosotros y de nuestros hijos más hemos disfrutado. Jonathan Liu, bloguero de Wired, nos puso hace un año sobre la pista de los “5 mejores juguetes de los todos los tiempos“, con, sin duda, uno estrella: el palo.

Y también nos queda la posibilidad de fabricar juguetes “convencionales”, como muñecas, a través de ropas antiguos o de otros materiales reciclados. Eso es lo que hace una organización filipina llamada Manikako que ha capturado la atención de internet gracias a un video que recoge una historia de amor entre una muñeca y un robot (pilas Energyzer mediante):

Entrevista con @Haiti

12 enero 2012 - 0:45 - Autor:

Pradip Malde y su mujer Rachel.

Tras el terromoto del 12 de enero de 2010 en Haití acudí a Twitter buscando fuentes de información y me encontré con @haiti. Esperaba encontrar el perfil oficial del Gobierno o de alguna embajada o medio de comunicación, pero no. Pertenece a Pradip Malde (1957), fotógrafo y profesor nacido en Tanzania y afincando en Tenesse (Estados Unidos), que desde el 2006 trabaja en un proyecto fotográfico en Haití. Tanto su blog como esta entrevista nos permiten acercarnos al país con una visión nueva, estimulante, alejada de los prejucios y convencionalismos que muchas veces transmitimos los periodistas y las organizaciones sin ánimo de lucro.

Pregunta. En primer lugar, su perfil de Twitter @Haití, ¿le ha causado algún malentendido después del terremoto?

Respuesta. Muchos!! Muchos usuarios de Twitter no parecen entender la diferencia entre @Haití y #Haití. Empecé a usar Twitter casi desde la primera semana en que apareció, por lo tanto conseguí el perfil con facilidad. En aquel entonces – creo que fue alrededor de 2007- Haití era un país más pobre y no había mucha gente de la blogosfera interesada. Durante años tuve alrededor de 200 a 300 seguidores. Se produjo el terremoto y los seguidores se dispararon: en aproximadamente una semana llegué a cerca de 10.000. Inmediatamente me di cuenta de que tenía que llevar el perfil con mucho cuidado.

Pregunta. ¿Qué clase de mensajes escribe y qué tipo de respuestas recibe?

Respuesta. Soy cuidadoso con lo que tuiteo. Puedes comprobar cómo los mensajes son muy escuetos, sólo comento las noticias que considero muy importantes. Por ahora, creo que es mejor escribir poco que ser desconsiderado o irreflexivo. Lo ideal sería reunir a un equipo que pudiera gestionar la cuenta. Es un proyecto importante y aún no he tenido tiempo para dedicarme plenamente.

 

Hombre leyendo. Amanecer. Puerto Príncipe. Haiti. Marzo de 2011. Foto: Pradip Malde

Pregunta. ¿Ha estado trabajando en Haití en los últimos seis años, ¿cómo define al pueblo haitiano?

Respuesta. Tienen mucha esperanza y una gran voluntad de supervivencia, además de un fuerte sentimiento familiar y de espíritu comunitario. Eso es bueno. Pero la historia de Haití, especialmente desde su independencia hace 200 años, ha estado marcada por sus escasos recursos naturales, por haber padecido una política vengativa por parte de los estados más ricos a ambos lados del Atlántico.

Juntas todo y te das cuenta de que esta es una nación traumatizada. Sus habitantes sufren de trauma a largo plazo – tanto físico como psicológico. El primero, el trauma físico, lo están tratando varios miles de ONG que operan en Haití.

El trauma psicológico aún no se ha abordado, principalmente porque es más difícil de identificar y tratar. No estoy hablando de un trauma psicológico en el sentido normal, sino de toda una nación que ha perdido toda posibilidad de recuperar lo que en la mayoría de las naciones democráticas se consideran los  valores y comportamientos que sustentan un gobierno eficaz. Una nación que ha perdido el sentido, en gran parte debido a décadas de pobreza, represión y marginación.

Pregunta. ¿Cómo ha afectado el terremoto a los haitianos, cómo han cambiado?

Respuesta. A pesar de todo, de lo comentado antes, he notado cambios. El primer gran cambio es que los haitianos están abandonando los sueños ofrecidos por las organizaciones no gubernamentales. y aumentando sus expectativas de un gobierno eficaz. Esto es realmente bueno.

Las organizaciones no gubernamentales en Haití, por lo menos durante los últimos 30 años, han ayudado al pueblo, a la gente, pero su creciente presencia últimamente ha provocado algunos daños. El principal de ellos es que, en conjunto, se han sustituido los servicios que normalmente proporcionan el gobierno o las empresas privadas o una combinación de los dos. Su masiva presencia ha permitido a los políticos y a algunas empresas privadas asumir una actitud parasitaria, antes y tal vez durante el primer año o más después del terremoto.

Las últimas elecciones han despertado al sistema político y han aumentado las críticas acerca de la presencia de las ONG. El presidente Martelly está, probablemente, trabajando más duro que ningún otro dirigente que haya tenido el país, quiere hacer lo correcto para su pueblo, y las organizaciones no gubernamentales se están dando cuenta de que tienen que redefinir su “modus operandi”, no sólo en Haití, sino a nivel mundial.

Cerca de la Avenue Ste Christoff, Puerto Príncipe, de la serie ‘Somnambulist’ . Haiti, 12 de marzo de 2011. Foto: Pradip Malde

Pregunta. Paul Farmer sugiere que la ayuda internacional a Haití  alivió el sufrimiento durante los peores momentos tras el terremoto, pero que ha fallado a la hora de ayudar al país a fortalecer la capacidad de sus instituciones públicas. ¿Está de acuerdo?

Respuesta. Totalmente. Farmer ha sido diplomático, seguramente por el éxito de su propia organización, Partners in Health (conocida en Haití como Zanmi Lasante), y no ha ido tan lejos como para decir abiertamente que las ONG están haciendo daño a  Haití. Aún me mantengo con mi sensación de que las ONG han perpetuado la falta de políticas sociales, medioambientales, educativos y de salud pública del gobierno.

Stefanie Casea con un a máquina de escribir Braille. Ecole Saint Vincent para niños con discapacidd. Puerto Príncipe. Diciembre de 2010. Foto: Pradip Malde.

Pregunta. A pesar de todo ¿mantienen los haitianos la fe en un mañana mejor?

Respuesta. Creo que sí. Pero este año va a ser crítico, con dos puntos de inflexión importantes para que surja un país mejor. 1. El empleo tiene que subir. 2. Alojar a los refugiados del terremoto que todavía viven en campamentos.

Jean Saint Louis, pescador en Ville de Dieu, con su hijo. Puerto Príncipe, Haití. 18 diciembre de 2010. Foto: Pradip Malde.

Pregunta. Después del terremoto pudimos leer en los medios de comunicación una gran cantidad de historias acerca de la extraordinaria fuerza del pueblo haitian. En su trabajo como fotógrado estos dos años tras el terremoto ¿Se ha encontrado con estas historias de supervivencia?

Respuesta. He conocido a unos cuantos, pero no recuerdo nombres o detalles específicos, en parte porque lo que ellos quieren es seguir adelante con sus vidas. Sin embargo,conozco a estudiantes universitarios que continúan en sus estudios, viviendo en tiendas de campaña, y están más decididos que nunca a ser los líderes de su país.

Pregunta. ¿Qué tipo de historias y de personas busca en su proyecto artístico-fotográfico en Haití?

Respuesta. Estoy tratando de encontrar la manera de subrayar la importancia de un gobierno eficaz y responsable. Esto significa que me interesa todo, por ejemplo, la gente que es capaz de tener conversaciones calmadas e inteligentes en  la calle acerca de las diferentes actitudes políticas y asuntos de la comunidad para identificar problemas como la falta de sistemas de eliminación de aguas residuales en Puerto Príncipe.

Pregunta. ¿Y el futuro? ¿Qué espera y con qué sueña para Haití?

Respuesta. Sueño con una nación a la que los países desarrollados ayuden por el mero deseo de que mejore su calidad de vida. No hay nada con valor estratégico en Haití. Lo que alguna vez motivó a los EE.UU. y otras naciones esclavistas para frenar el desarrollo de este país (no olvidemos que es la segunda democracia más antigua en el mundo post-colonial) ya no es o ya no debe ser importante. Hay muchas razones para que Haití se convierta en el lugar de la esperanza. Realmente quiero que sea eso, y todo el trabajo que hago está destindo a realizar una pequeña contribución a ese objetivo.

Las ONG, ¿perjudiciales para el desarrollo de Haití?

11 enero 2012 - 22:57 - Autor:

El Palacio Presidencial de Puerto Príncipe tras el terremoto de Haití. Foto: UN Photo/Pasqual Gorriz

Ha sido bautizada como la República de las ONG. Tras el 12 de enero de 2010, tras el terremoto que se llevó a más de 222.000 personas, centenares de ONG desembarcaron en el país para luchar contra la muerte, la destrucción, el caos y la insalubridad.

Con ellas también viajaron la ilusión, la compasión, la solidaridad y el dinero de millones de personas. Pero, ¿y si la multitudinaria presencia de las ONG se ha acabado convirtiendo en un problema para el desarrollo de Haití?

Eso es lo que piensa Paul Farmer. Y, ¿quién es Paul Farmer? Pues ha sido Enviado Especial Adjunto de la ONU en el país y es el fundador de Partners in Health, una de las ONG sanitarias con más prestigio en todo el mundo. De hecho, empezó trabajando hace más de 30 años en Haití, su mujer es haitiana y conoce como nadie lo que tiene y lo que necesita el país caribeño, como ya contamos en este blog hace un año.

Farmer publicó en verano el libroHaití, after the Earthquake(disponible al completo en Google Books) y, tanto en las páginas del mismo, como en diversas entrevistas, cuestiona el modelo de cooperación que se ha desencadenado en el país. Para Farmer, el problema está en que mientras se fortalecen estructuras creadas por ONG, se debilitan las estatales, las que, a largo plazo, deberán de guiar al pueblo haitiano. Sostiene que las ONG han ignorado al estado.

Pongo como ejemplo nuestro caso: Partners in Health ha estado trabajando en Haití desde hace 25 años. En los primeros 10 o 15 años, hicimos muy buen trabajo con nuestros colegas haitianos: el proyecto lo dirigían haitianos, todos los empleados eran haitianos, ofrecimos buenos servicios médicos en una zona muy concreta del país.

Vimos que a medida que nuestros esfuerzos crecían, los programas médicos del sector público estaban fallando en la misma zona. Y así, hace unos 10 años me dije, bueno, ¿y si somos culpables de lo que estamos criticando? Es decir, permitir que la salud pública se colapsa mientras nosotros crecemos ¿Y si somos culpables de eso?

Así que, hace 10 años decidimos que toda nuestra expansión sólo se produciría en el sector público. No construiríamos nuestros propios hospitales o clínicas, sino que apoyaríamos la reconstrucción o construcción de clínicas del sector público y llevaríamos allí a nuestro personal.

Farmer, por tanto, tiene claro que el futuro pasa por apoyar a la reconstrucción de la estructuras e infraestructuras del sector público. Abundando en esa idea, en una entrevista en radio aludía al brote de cólera.

El cólera explotó en muchas áreas en las que estaban trabajando ONG. No es que las ONG no supieran de la importancia del agua limpia, es que las ONG no pueden reemplazar al sector público, ni aquí ni en Boston o Filadelfia. Para algunos servicios no puedes tener proveedores privados. Tiene que haber sector público, especialmente en los países pobres.

La postura de Farmer es compartida en diversos foros. Por ejemplo, Nacho Espinosa, que dirige un proyecto de reconstrucción y fortalecimiento democrático en Haití para el Club de Madrid, afirma:

Se han hecho muchas cosas por haití, pero pocas para los haitianos y con los haitianos. No se trata de construir hospitales, se trata de construir una política sanitaria; no se trata de construir escuelas, se trata de crear una política educativa. Y eso solo se puede hacer con los haitianos y supone un acompañamiento a largo plazo para el que, seguramente, no estamos dispuestos.

El presidente Martelly, aclamado en las calles de Puerto Príncipe. Foto: UN Photo/Logan Abassi

Espinosa pone el acento en la importancia de la estabilidad y de un gobierno fuerte, con respaldo popular y parlamentario. Por eso, Escobar cree fundamental que el presidente Martelly lleve a cabo las reformas pendientes.

Ahora mismo es un presidente con mucho apoyo popular, pero poco en el parlamento. Hay muchos temas paralizados. En diciembre se comprometió a pasar una reforma constitucional que es fundamental para la estabilidad y también para convencer a los donantes de que no retiren los fondos que han comprometido.

Lo cierto es que, según Naciones Unidas, ya se ha desembolsado el 52,9% de los fondos comprometidos en la Cumbre de Donantes de Nueva York (marzo de 2010), que asciende a 4.500 millones de dólares. Entre las estadísticas, un dato que viene a apoyar la tesis de Farmer, solo un 1% de la ayuda de emergencia post-terremoto se destinó al Gobierno, el 99% restante fue a parar a organizaciones internacionales y organizaciones sin ánimo de lucro.

En cuanto a España, las ONG pidieron ayer que el Gobierno mantenga el compromiso de destinar 346 millones hasta el 2012. También rindieron cuentas de lo logrado hasta la fecha y de cómo se están invirtiendo los 132 millones de euros que donaron los españoles a las organizaciones que forman la Coordinadora de ONG para el Desarrollo.

10 blogs sociales imprescindibles para el 2012

5 enero 2012 - 1:08 - Autor:

Foto Flickr: Tarop

No son muchos, pero son valientes y están decididos a seguir escribiendo sobre temas que importan, aunque algunas veces cueste ganar lectores. Esta es una selección personal de 10 blogs de temática social a los que seguir la pista en el 2012.

1. 14 kilómetros. “14 kilómetros marcan la distancia entre la exclusión y la inclusión. Esa distancia separa la Puerta del Sol, punto neurálgico de Madrid, de la Cañada Real Galiana y del Poblado del Gallinero.14 kilómetros separan la costa europea de un continente empobrecido”. Así encabeza su blog el párroco de Entrevías, Javier Baeza, un luchador por la igualdad y contra la marginación, al que ya hemos visto enredado en algunas causas nada perdidas.

2. Ghaneantes, aviso para… Ángel Gonzalo es un periodista que ha dejado por un año su jefatura de comunicación en Amnistía Internacional para vivir en Ghana la experiencia del voluntariado en una radio comunitaria. Su blog es un testimonio muy bien escrito y presentado sobre esa aventura con la que tantos hemos especulado y solo algunos, como Ángel, han apostado de verdad.

3. En clave de África. El blog de José Carlos Rodríguez Soto y Alberto Eisman en Periodista Digital consigue acercarte al continente africano como si estuvieras leyendo una buena novela por entregas. Algunos post (Diplomacia cervecera en el Congo) son pura escuela para la vida. Eso sí, actualización irregular.

4. África no es un país. Y un último blog sobre África. Editado por Lola Huete cuenta con la colaboración de un corresponsal que atesora un conocimiento único sobre el continente, el ex-misionero Chema Caballero.

5. La leyenda de Caillou. El blog de Cristian Eslava ofrece una mirada distinta, “con respeto y cariño”, al cáncer. Cristian no se centra en aspectos terapéuticos o científicos, nos acerca multitud de proyectos artísticos (documentales, exposiciones) y campañas de concienciación relacionadas con la enfermedad. Por ejemplo, la historia del fotoperiodista Joan Kaplan o la campaña de donación de médula en redes sociales de la que es uno de los principales promotores.

6. Stanford Social Innovation Review Blog. Uno de los centros universitarios con más prestigio del mundo edita un blog en el que nos pone al día sobre tendencias en filantropía, emprendedores sociales, desarrollo humano, lucha contra la pobreza. Imprescindible.

7. Osocio.org. Un blog que recoge la mejores campañas de publicidad y marketing social del mundo, un recurso para conocer cómo comunican y qué hacen organizaciones de todo el mundo.

8. Optimistas impacientes es el título del blog de la Fundación Bill&Mellinda Gates, un ejemplo a seguir para cualquier ONG que quiera hacer un blog. Utilizan como nadie recursos gráficos (fotos, infografías, videos) para apoyar su mensaje y sus proyectos y aportan información valioso acerca de los ámbitos en los que trabajan.

9. El blog de Roser Batlle. Roser es una incansable “evangelizadora” del aprendizaje-servicio, una práctica educativa tan sencilla y eficaz que es complicado entender porque no se aplica ya en todas las escuelas de este país. Puedes conocer mejor a Roser en este post.

10.Viaje a la guerra. El periodista Hernán Zin es testigo directo de las miserias y hazañas que ocurren en los no-lugares de nuestro mundo. Su blog en 20minutos es todo un lujo para el periodismo.

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android