Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Historias de esperanza que resucitan gracias a internet

8 abril 2012 - 5:41 - Autor:

Foto Flickr CC. Usuario: Webhamster

“Escribir sobre mi hijo y contar al mundo su historia me salvó la vida. Recuerdo perfectamente que en cuanto llegué a casa del hospital, empecé a escribirla y a los pocos días la publiqué. ¿Qué pasa? que yo NECESITABA hablar sobre mi pequeño y la muerte en nuestra sociedad no existe…”. Domingo de resurrección.

El blog como terapia de grupo, el blog como medicina, el blog como exorcismo y, finalmente, el blog como símbolo de vida después de la muerte.

A continuación, cuatro historias de esperanza que ya son inmortales gracias a internert.

Paloma quiso dar a luz a su hijo Kai, aún sabiendo que solo viviría unos minutos fuera de su vientre. Hace más de un año empezó un blog para salvarse ella y para salvar la memoria de su hijo. Hace unos meses decidió dejar de actualizarlo.

Siempre lloraré por el bebé que se fue tan rápido, pero ha llegado el momento de dedicar todas mis energías, a sus cuatro hermanos que aún están conmigo y que tanto me necesitan.

Kai vive y vivirá para siempre en el corazón de su familia y en la red: lo que ha escrito su madre ya es parte de la historia de internet y su relato servirá, sin duda, para aliviar el dolor y el llanto de otros padres que pasen por el trauma de perder un hijo al nacer. ¿Puedes imaginar una mejor forma de resucitar tu vida y de contribuir a alumbrar la de otros?

No me inspiré en ningún otro blog, pero enseguida conocí a otras mujeres y hombres que habían tenido que sufrir la muerte de un hijo. He conocido cientos de casos, historias, familias…..Podría escribir sobre ello el resto de mi vida…He aprendido, he llorado, he establecido muchas relaciones, amistades, correos privados…Mujeres que han decidido seguir adelante con embarazos como el mío, en el que había muchos problemas, y han tenido finalmente hijos perfectamente sanos. Otras que se han sentido identificadas, pues en su día vivieron algo parecido pero no se dieron tiempo para el duelo…

Paloma no quiso callar, no quiso olvidar, pasar página. Hay que ser muy valiente para hacer lo que hizo Paloma.

Hace unos meses, una historia parecida a la de Paloma revolucionó la vida de algunas personas. En Madrid, Mayra, una inmigrante de pocos recursos, decidió seguir adelante con su embarazo aún sabiendo que su hijo no tenía cráneo y, por tanto, no sobreviviría al parto. El caso lo contó su ginecóloga Regina Cárdenas (a la que entrevistaré en breve) en Hazteoir.org, y lo hizo para pedir la colaboración de la gente para que Mayra pudiera incinerar a su hijo.

Finalmente, Interfunerarias (que se encargaba de la incinneración) no cobró nada por la gestión y el dinero, el doble de lo que pidió Regina, se ha destinado al proyecto de una ONG de las Esclavas del Sagrado Corazón en Camerún, organziación con la que colabora activamente la ginecóloga.

Tras casi 350 artículos en La regla de William, no deja de sorprenderme la valentía, la fuerza y la generosidad de determinadas personas. Historias como estas podrían mejorar  la salud mental de los españoles si alguna vez fueran portada en los telediarios y no solo parte de una campaña promocional de Coca Cola.

Para rematar este artículo de resurrección, el testamento vital de dos blogs que, hoy, después ya de varios meses sin actualizarse, son motor de esperanza para mucha gente: Ya no puedo, pero aún puedo, el blog de Raúl y su partida de póquer contra la ELA; y Aireándome, el sitio en el que Iván Rocha quiso enviar un mensaje a todos los enfermos de cáncer de pulmón y a todos los que esperan un trasplante: VIVIR.

Que paséis un gran domingo de resurrección.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/laregladewilliam/2012/04/08/historias-que-resucitan-gracias-a-internet/trackback/

2 Comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

Me llena el corazón que halla gente como ustedes que se pone por un momento de parte de los que no tenemos, y se dan cuenta de la ayuda que necesitamos. Bueno es por eso que me atrevo a pedir ayuda con mucho dolor en mi alma, haciendo una breve reseña de mi vida, puedo decirle que tengo 46 años, 5 hijos, y un nieto, pero la vida no me ha dado un buen vivir, hemos luchado por ver crecer a nuestros hijos sin que les faltara nada pero eso no fue asi, en Argentina es muy difícil poder tener sueños y cumplirlos es por eso que en el año 2000 vinimos a España, nos fue bien pero en el 2008 todo empezó a ir mal engañaron a mi esposo en una pequeña empresa que tenia, un socio le robo el dinero que teníamos para nuestra casa, y cuando empezaron los impagos nos volvimos a nuestro pais con el miedo a los desahucios, para que nuestros hijos no sufrieran esa gran humillación, pero allí no nos fue mejor tratamos con el poco dinero que llevamos salir adelante, pero no, perdimos todo, y con lo poco que pudimos juntar nos vinimos nuevamente a España porque creíamos que no era lo que se decía que estaba mal pero no tanto, nos prestaron una casa pero no puedo ni pagar los impuestos y en cualquier momento me quedare sin esto también , aunque la familia que nos ayuda son unos ángeles pero son jubilados que no pueden con esto, y lo mas doloroso es que mis hijos mayores quedaron en Argentina y nuestro nieto también, mi esposo con 45 años ya no consigue trabajo, esta con depresión y crisis de pánico, hay dias que no tenemos ni para comer, yo estoy con depresión y parálisis parcial de rostro, solo quiero pedir lo necesario, para comprar una casa en Argentina volver con mis hijos y mi nieto que es la luz de mis ojos, pasar sin mi familia esta navidades es realmente angutiante, y poder hacer algo que podamos trabajar y mantenernos,, también me gustaría hacer algo por los niños de mi barrio para que la delincuencia no sea tan grande, y poder darles algo bueno para que vean que la vida es hermosa aunque sufras, juro por esos hijos que tengo que tenemos solo lo que pudimos traer en una maleta, y queremos volver a nuestro PAIS , pero no podemos ya que no tendríamos ni un lugar ni nada, abogo a ese buen corazón, y desde este momento se lo agradezco con toda mi alma que Dios lo bendiga… Seria muy feliz, de volver con mi hijos y mi nieto, Gracias Gracias, y si fuera necesario lo devolvería, pero aquí estoy pasando hambre y prefiero pasar mal allí, junto a mis hijos, por favor ayúdenme a poder tener un futuro ya que ni una jubilación tendremos, por favor ayúdenme.GRACIAS,

Very interesting, good work, congratulations.

Deja tu comentario

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android