Saltar al contenido

« ver todos los blogs

María Pujalte: “Flores de comercio justo, ¿por qué no?”

14 febrero 2012 - 1:00 - Autor:

A María Pujalte le encantan las flores, compra cada semana para decorar su casa y adora recibirlas cada vez que protagoniza un estreno en el teatro. Hace unos días se enteró de que, en el negocio de las flores, como en tantos otros, la explotación de los trabajadores es moneda corriente. Así que decidió a crear una petición en Actuable.es reclamando a Interflora que ofrezca en su catálogo, en España, flores de comercio justo, tal como ya lo hace en Inglaterra.

La empresa ha respondido en su blog, sacando toda su artillería de RSC, pero en su batería de argumentos no incluye, por ahora, el compromiso de ofrecer el mismo tipo de producto “justo” que sí muestra su versión inglesa. Así que la campaña, con cerca de 45.000 firmas, sigue activa.

La actriz María Pujalte en una escena de la serie "Los misterios de Laura", de TVE

María pasa 13 horas al día en el plató de la serie de TVE Los misterios de Laura, dedicada a un personaje que está prácticamente todo el tiempo en escena. Atendió nuestra llamada en un descanso de la grabación, el pasado viernes.

Pregunta. ¿Cómo nace la petición #floresjustas?

Respuesta. Esto me surgió por mis hábitos, tengo mucha afición a comprar flores, compro para casa casi todas las semanas. Y surge de una conversación con la gente que me las vendía. Alguien me comentó que existía un comercio justo de flores, y yo soy consumidora de algunos productos de comercio justo. Entonces te informas un poco de las condiciones de trabajo en los principales países productores y si ya hay un Comercio Justo e Interflora ya lo ha puesto en marcha en Inglaterra, ¿por qué no?

Pregunta. Y llegaste hasta Actuable.es.

Respuesta. Un amigo me comentó la existencia de Actuable, que era una plataforma en la que todo el mundo podía crear su causa, y también cosas pequeñas. Y yo creo que no es una petición difícil, conseguir un gesto así es algo que puede abrir mercado y supone una buena ayuda.

¿Por qué no se pueden cultivar flores de una manera que sea respetando los derechos de los que están currando en el campo? De igual manera que se hace con otros productos de comercio justo. Al final, me interesa que las personas que tienen menos medios, que trabajan en unas condiciones duras, tiendas a ser dueñas de su trabajo. Cuando el comercio justo entra ahí, ellos se autogestionan.

A mí me encanta llenar la casa de flores y de lo que más me gusta de un estreno de teatro es que me regalen flores y, de repente, te enteras, ¿ah? ¿Aquí también pasa? Como en otras tantas cosas que consumimos. Me gustaría que este objetivo se consiguiera.

Pregunta. ¿Tenéis alguna respuesta por parte de Interflora?

Respuesta. Creo que todavía no. De todas formas, yo vivo aquí (en el set de rodaje de Los misterios de Laura…). Se me pasan los días. Y, curiosamente, soy muy poco internauta. Me he acercado a la plataforma para hacer esta petición, internet va rapidísimo, es un mundo, a mí me llegan al mail muchas campañas para apoyar y te das cuenta de que es una vía maravillosa para conseguir firmas, para que la gente se entere de las cosas. Pero no me meto a diario.

Pregunta. ¿Cuántas horas trabajas al día?

Respuesta. Este personaje , en la serie, está omnipresente. No es algo muy habitual, pero es que tiene, no sé, como el 85% de las secuencias. Las jornadas son de 11 o 13 horas. Es una maravilla, porque mi trabajo es mi pasión, pero estoy completamente enfrascada en el personaje.

Pregunta. Y, aún así, estás involucrada en más causas. Por ejemplo, en el apoyo a la Fundación Meniños, como madrina.

Respuesta. En ese momento no habíamos empezado a grabar Los misterios de Laura. Yo con ellos llevo colaborando años. Y en esa época tenía tiempo, pude ir a A Coruña y participar en la campaña de las pulseras.

Y esta campaña en Actuable lo bueno es que crearla apenas me ha quitado tiempo y la he podido lanzar ahora por San Valentín.

Preguntas. Y, a tu alrededor, tus amigos, la gente más cercana, ¿qué opina de la campaña?

Mi dentista me mandó un mensaje!!! “Qué bueno que apoyes esta campaña”, me puso.

Pregunta. Compruebas que internet tiene su eco en el “mundo real”

Respuesta. Es una pasada! Por eso te comentaba antes. Entré en internet tardísimo, soy poco internauta, pero a mí me llega, lo veo en mi correo y compruebo que tiene unas posibilidades maravillosas.

Pregunta. Tus compañeros de trabajo, muchos actores, están muy enganchados, sobre todo, a Twitter.

Respuesta. Sí, tengo compañeros y directores que me dicen que son muy tuiteros, pero yo no me entero de nada de eso. También es que soy una persona que me gusta estar sola, tiendo a aislarme.

Pregunta. No quieres estar hiperconectada.

Respuesta. Claro y porque también mi trabajo es muy de expresar, de comunicarte. Ser actor consiste en comunicarte y estar muy hacia fuera. Mi forma de cargar las pilas, de reponer energía y tener cosas que contar es recogerme a mis “cuarteles de invierno”.

Pregunta. Pero, tú eres guerrera, con el Prestige y la guerra de Irak te significaste, no te callaste.

Respuesta. Es que vivimos en un mundo.. ¿cómo dicen?… ultracomunicado, en el que pasan muchas cosas cada día y uno, de repente, hay cosas en las que participa porque le tocan muy de cerca. En ese momento, con el Prestige, fue el caso de mi tierra, en mi infancia había visto cómo encallaban y ardían los barcos en mi ciudad, en Coruña. Te significas, pero como lo hacen muchas personas.

Lo de Meniños, ser la madrina, es un grano de arena, un grano de arena! Tiene una repercusión porque tenemos una cara que la gente conoce, pero hay mucha gente trabajando, ayudando y dejándose la piel en muchísimas causas cada día. Esto son pequeñísimos gestos, pequeñísimos momentos! Parece que hicieras mucho, pero, en realidad, es muy poco.

Pregunta. Es más fácil que tú, por tu popularidad, por tu presencia en la televisión, consigas llamar la atención.

Respuesta. Sí, pero es llamar la atención para los que están currando, cada día, en intentar cambiar las rosas.

Si quieres más información sobre el mercado mundial de las flores y las condiciones de trabajo en países como Colombia, te invito a leer el reportaje que publiqué el año pasado “¿De dónde vienen las flores que vas a regalar hoy?”

 

Juanjo Montiel, la ceguera como oportunidad

11 octubre 2011 - 0:31 - Autor:

Juanjo Montiel con su perra Mery

Juanjo Montiel con su perra Mery

Juanjo Montiel, 27 años, malagueño, programador, creador del proyecto cuentaminados.org, apasionado de la literatura, de Saramago, de Paul Auster, activista on line, campeón en actuable.es, desarrollador de aplicaciones, 10 años de piano, twittero, ennoviado, vecino del barrio madrileño de Ciudad Lineal, aspirante a pilotar un avión y a lanzarse en paracaídas…

Nunca me han gustado los límites.

Ciego. Desde que nació, prematuro.

Al juntarte con personas como Juanjo no puedes evitar pensar en tus insignificantes miserias, esas que muchas veces elevamos a categoría de problema vital. Durante la entrevista, y algún tiempo después, te sientes como si te hubieran inyectado adrenalina. Se llama contagio. Juanjo contagia energía positiva.

Ahora él también la necesita, lleva desde el verano enredado en un proyecto literario con final solidario que le ha robado muchas horas de sueño. Cuentaminados.org es una idea que Juanjo llevaba rumiando desde hacía 10 años y que ahora se está convirtiendo en realidad. Se trata de un proyecto de literatura colaborativa, un intento por crear una obra colectiva en la que los usuarios escriben y deciden cómo es y será la historia. El objetivo es editar todo el material, venderlo y donar lo recaudado a Save the Children.

Cuentaminados reúne dos de las grandes pasiones de Juanjo. Por un lado, la tecnología, la programación. Juanjo aterrizó en Madrid en 2006 para hacer un Máster en Diseño para Todos. Al terminarlo entró a trabajar en Technosite, empresa especializada en accesibilidad web. Él llevaba programando desde los 16 años, desarrollando aplicaciones para personas ciegas.

Juanjo ha decido utilizar su don, su talento de programador, para crear soluciones que mejoren su vida y la de todos los ciegos. Por ejemplo, en el año 2000 creó un sistema, vía modem, para que el teléfono le “cantara” el número que aparecía en la pantalla de los primeros Domos. Lo más reciente ha sido una aplicación gratuita para convertir los audiolibros para personas ciegas en formato MP3. La tecnología e internet son un entorno de seguridad  y control para Juanjo.

Es una ventana a un mundo en el que tú tienes totalmente el control. Voy por la calle y puedo ir menos seguro porque no conozco el camino, la ciudad… pero en internet tengo la sensación de que controlo. El mundo no me controla a mí, yo puedo superar barreras si me lo propongo.

Aunque tampoco internet se libra de obstáculos: la accesibilidad web es una asignatura pendiente en muchas instituciones y servicios (¿Alguien ha dicho Renfe?). A través del lector de pantalla Jaws,  Juanjo se mueve por las redes, apoyado en su blog y en su perfil de Twitter. ¿Alguna vez te has planteado si Twitter es accesible para personas ciegas?

La interface de Twitter no está diseñado para ciegos. De hecho es bastante desastre, pero tiene una API muy buena. A través de esa API pueden funcionar aplicaciones de terceros que sí son accesibles. Como Qwtitter, aplicación que un chaval ciego de Estados Unidos ha desarrollado. También hay ahora un lector de pantalla gratuito (Jaws, el más utilizado, es de pago, y caro) que se está poniendo cada vez más de moda en España.

Juanjo ha estado todo el mes de agosto metido en casa, programando hasta 10 horas al día para que Cuentaminados tomara forma. El proyecto de libro arrancó con bastante participación, más de 60 personas mandaron sus textos. Ahora, el ritmo ha descendido, pero Juanjo no piensa bajar los brazos, solo necesita un poco de difusión y que, quizás, gente con la que ha intentado contactar, escritores como Juan Gómez-Jurado o Juan José Millás, le presten un minuto de su tiempo.

Juanjo está acostumbrado a que no le pongan las cosas fáciles. En las pasadas elecciones municipales no pudo ejercer su derecho al voto secreto y libre. Aunque en las Generales de 2008 se implantó un sistema de votación en braille para personas ciegas, en las municipales y autonómicas de mayo de este año, no se utilizó: razones de estructura y de complejidad en el voto al existir tantas opciones, provincias, modelos, etc…

Actuable fue la plataforma a través de la que Juanjo dio a conocer esta circunstancia y a través de la que quiso provocar un cambio. Él y las más de 6.800 personas que apoyaron la petición.

Es increíble, aluciné. Me di cuenta de que no estaba solo, de que los que no te hacen caso son cuatro, eso sí, son los más poderosos, son los que mandan, pero no son la mayoría. Estoy seguro que esto lo llevo al Constitucional y gano. ¿Qué dice la Constitución? Que el voto es secreto y libre.

Y Juanjo no va a parar aquí.

Espero que en las municipales de 2015 lo hayan solucionado, porque si no la voy a liar gorda.

Hasta el 2007  Juanjo Montiel vivió en una residencia de estudiantes. Ahora está con su novia y su inseparable Mery (su perra) en el barrio madrileño de Ciudad Lineal. Afirma que sus padres siempre le han ayudado en lo que ha necesitado y que, para él, ha sido muy importante estar rodeado de personas no ciegas. Juanjo parece que ha sabido enfrentarse a la vida con decisión, con valentía y, también, con humor.

Hay mucha gente que me dice “invidente”. No, yo soy ciego!! Es un eufemismo. Me río de mi mismo y escandalizo a la gente a posta. Cuando tienes una discapacidad puedes amargarte o reírte de ti mismo. Puedes aceptarla o tomártela como un tabú.

Para Juanjo Montiel, tabú, barreras, obstáculos, límites… son solo palabras, palabras que pueden ser doblegadas. Hace unos meses condujo una furgoneta y ahora está ilusionado con hacer paracaidismo y con pilotar un avión, una avioneta (“si alguien está tan loco como para dejarme volar con él”, afirma). Juanjo Montiel sabe que la vida está hecha de emociones, de instantes y no tiene tiempo que perder para descifrarlas.

Si hubiera visto, hubiese sido piloto.

Descifrando el éxito de Actuable

19 septiembre 2011 - 23:29 - Autor:

Paco Polo en la presentación de Actuable en 2010

Hace justo un año, Paco Polo presentaba en Madrid Actuable, la primera plataforma de activismo on line en español. Paco dejó su empleo en el equipo de movilización social del PSOE para apostar por un proyecto personal inspirado en el modelo marcado por change.org en Estados Unidos.

A Paco le conocí unos meses antes de que lanzara Actuable y tuvimos varias charlas sobre su proyecto. Él siempre se mostró muy convencido del éxito social de la plataforma y de su viabilidad económica. Si no lo hubiera estado, no hubiera funcionado, es evidente. Yo era más escéptico respecto a la financiación, que debía apoyarse en las aportaciones de las ONG, a las que la plataforma les iba a permitir encontrar nuevos socios.

Pero lo cierto, es que, de nuevo, la historia de las “start up” de éxito, al igual que en su momento ocurrió con Facebook o Twitter, nos dice que lo primero es crear un producto robusto, potente, que crezca exponencialmente y que gane usuarios. Más tarde habrá tiempo de preocuparse por conseguir ingresos.

Actuable, en su primer año, ha sido un éxito rotundo, ha creado una base social de 683.000 personas comprometidas, dispuestas a provocar cambios. ¿Ha conseguido encontrar su modelo de negocio? Seguramente hoy tengamos importantes novedades para esto. Habrá que esperar hasta las 20 horas (acto de celebración del 1 aniversario) para saberlo.

Lo que resulta apasionante es comprobar que, de verdad, internet, una plataforma de movilización ciudadana, creada por y para los ciudadanos corrientes es capaz de provocar cambios. Sé que hay mucho escepticismo sobre esto y sí es cierto que sólo la acción de Actuable o de Change o de Avaaz no cambia radicalmente una realidad, pero sí enciende la chispa de la revolución.

Actuable nos ha dado varios ejemplos de victorias. Alicia Mora y su campaña para limpiar de ratas El Gallinero; o Antonio Vila-Coro y su plataforma para conseguir que el Registro Civil reconociese a los niños nacidos por gestación subrogada, lo que errónea, y hasta despectivamente, se conoce como “vientre de alquiler”.

Es importante no quedarse callado. Mucha gente desconocía el problema que había en Madrid, a 15 kilómetros de Sol y a raíz de Actuable vieron que en un poblado se estaban vulnerando los derechos de los niños. No había derecho de que centenares de niños durmieran por la noche con el miedo de que les iba a morder una rata.

Alicia Mora se alió con los voluntarios de la parroquia de Santo Domingo de la Calzada y comenzó una petición para conseguir que el Ayuntamiento de Madrid limpiara lo que se conoce como El Gallinero, una de las zonas más deprimidas de la Cañada Real Galiana.

Más de 6.000 firmas después, Ana Botella en persona llamó a los voluntarios, a Paco, la cabeza visible de la acción social en El Gallinero, para anunciarle que irían a limpiar.

Se hizo limpieza, pero no se habilitaron letrinas. Los habitantes de allí no tienen baños y hacen sus necesidades fuera de las chabolas. Esto genera mucha suciedad y aparecerán nuevas ratas.

Al éxito de la petición iniciada por Alicia contribuyeron varios factores, especialmente el apoyo de un medio de comunicación como El País, que, además de hacerse eco de la campaña, cedió imágenes de sus fotógrafos. También fue fundamental la movilización “off line” de los voluntarios, que corrieron la voz por todos los rincones. Pero sin la chispa de Actuable no hubiera sido igual.

¿De verdad al firmar la petición le está llegando un mail al destinatario?

Yo mismo me he hecho esta pregunta en alguna ocasión. Incrédulo! Antonio Vila-Coro cuenta que en su campaña en Actuable recibió una llamada de Pedro Zerolo (PSOE) para que cesara el envío de mails a María Ángeles Alcalá, Directora General de los Registros y del Notariado. Zerolo estaba mediando entre Antonio y la plataforma que había promovido, y la citada Directora General.

Antonio Vila-Coro y su marido habían sido padres por gestación subrogada. A su hija, concebida en Estados Unidos, el Ministerio de Justicia no le otorgaba la nacionalidad española y, por tanto, no podía inscribirla en el Registro Civil, con los perjuicios e inconvenientes que supone (por ejemplo, gestionar el permiso de maternidad/paternidad, empadronamiento, cartilla sanitaria…).

En octubre de 2010, iniciaron una petición en Actuable y, por consejo de Paco Polo se organizaron en plataforma y crearon su identidad digital. Unos días después de crear la petición, el Ministerio de Justicia dictaba resolución para que se empezara a resolver favorablemente la ciudadanía española de estos niños. Victoria!!! Pero seis meses después, no se había procedido a regularizar a nadie.

La plataforma se movilizó de nuevo, acudió a medios de comunicación y comenzó su segunda petición en Actuable, con la bonita coincidencia de que en mayo surgió el 15M y Actuable explotó. La petición de Antonio se benefició de la onda expansiva de las peticiones multitudinarias del 15M y en apenas dos días la citada Directora General recibió 2.000 correos.

El 13 de junio re resolvió favorablemente el expediente de la hija de Antonio. Desde entonces, todas las familias homoparentales que recurren a la gestación subrogada tienen garantizado que sus hijos podrán ser inscritos como ciudadanos españoles.

¿Cuál es el secreto del éxito de una petición? Lo mejor, preguntar al padre de la criatura, Francisco Polo.

Que sea una historia que enganche a la gente, que apele a los sentimientos, a su sentido de la justicia o que, simplemente, la indigne.

Que se articule en torno a una masa de gente que sea consciente de que si la apoya puede cambiar las cosas.

Que lo que se está proponiendo sea algo que realmente se pueda conseguir, que haya una buena teoría del cambio detrás de esa petición. Si la gente hace lo que se le pide, se van a desencadenar una serie de actos que van a provocar cambios.

Añadiría un factor más, decisivo: saber jugar con la actualidad.

Luis Morago, Director de Campañas de Avaaz, me habló en su momento de la importancia de aprovechar la actualidad para impulsar causas. En el caso de Actuable ha sido muy claro. Las peticiones más firmadas han sido respuestas directas a temas de actualidad: Referendum para ratificar la reforma de la Constitución (150.000 firmas), Petición para no prohibir manifestaciones 15M (215.000 personas).

Hoy, a las 20 horas, Actuable cumple un año. Y ya se ha hecho mayor. Hoy, a las 20 horas, habrá noticia: que el activismo no para.

La invasión de los jóvenes emprendedores sociales

10 febrero 2011 - 1:25 - Autor:

“Cuando escucho a Wagner durante más de media hora me entran ganas de invadir Polonia”, decía un personaje de Woody Allen en una de sus películas. Después de escuchar durante cerca de una hora a 10 jóvenes emprendedores solidarios, a uno le dan ganas de invadir el mundo. Ahora. Ya. Y arreglarlo.

Ayer, por tercer año consecutivo, la Universidad Europea de Madrid entregó sus Premios Jóvenes Emprendedores Sociales, que reconocen en España la iniciativa de jóvenes, hasta 29 años, que desarrollen un proyecto social o ambiental que haya supuesto un cambio positivo.

Los emprendedores con Miguel Carmelo (Presidente de la UEM) y Nieves Herrero (presentadora del acto). Foto: UEM

Los 10 premiados se llevaron 3.000 euros, un periodo de formación en emprendimiento y, lo más importante, una experiencia única. Allí se respiraba una especie de comunión, de conjura, de ambiente revolucionario. Allí estaban 10 personas con “luz” (como dijo alguno de ellos), 10 personas conscientes de que pueden ser dueños de su destino (como diría Mandela – Invictus) y que ese destino puede, a su vez, cambiar, para bien, el de otras muchas personas.

El Premio Especial del Jurado se lo llevó Inés Cuatrecasas por su proyecto de empresa social Mille Collines, una idea fantástica que ahora os detallaré. Antes, os recomiendo que os paréis un minuto a leer cada una de las iniciativas. Todas tienen brillo, todas tienen un punto que las hace únicas. Yo me quedo con tres.

  • Actuable, la plataforma de activismo on line creada por Paco Polo, que ya cuenta con 100.000 usuarios.
  • Mundo Catarata. Una empresa liderada por Estefanía Rodero, especializada en el uso de la literatura en el trabajo social, y que ha conseguido, entre otras cosas, poner en pie la biblioteca del Módulo 8 Centro Penitenciario de Topas en Salamanca y ayudar a las internas a mejorar su vida a través del Reiki (segunda ocasión en una semana que escucho las virtudes de esta práctica).
  • Mille Colines. Una empresa social, con ánimo de lucro, que diseña, produce y distribuye ropa y accesorios fabricados en Ruanda, generando un proceso en el que intervienen y, por tanto, se favorecen, 120 personas.

Inés Cuatrecasas estudió diseño de moda. En su época de estudiante viajó en 2005 hasta Ruanda para colaborar en proyectos humanitarias de la Fundación África Digna. Allí, junto su socio Marc Oliver, conoció a Antoinette Mukakalis, una mujer ruandesa, presidenta de una asociación que ayuda a otras mujeres a subsistir a través, sobre todo, de la costura. Quedaron fascinados por la belleza de los textiles que fabricaban y decidieron volver al año siguiente para colaborar en la confección de hasta 300 piezas.

Inés y Marc soñaron con la posibilidad de crear una empresa de moda ética, que diera empleo y sueldos justos a decenas de trabajadores locales y que fuera capaz de atraer la atención de los consumidores “del Norte” no por el carácter más o menos social de la empresa, por aquello de la compasión y la caridad, sino por la calidad de los productos, por su atractivo, por su belleza, por su capacidad de seducción. Y lo han conseguido.

Inés y Marc en Ruanda en 2006, cuando empezaba el proyecto. Foto: Mille Collines

La Tierra de las Mil Colinas (Mille Collines), así es como se conoce a Ruanda. Ese fue el nombre elegido para la empresa. Inés y Marc reparten su vida entre Kigali (Ruanda) y Barcelona. La empresa cuenta con un Atelier (taller) de 22 trabajadores y un total de 120 personas de cuatro cooperativas que trabajan para la marca.

En la capital ruandesa tienen una tienda, dedicada al segmento más joven, “Kukua” la llaman. Kukua significa “crecer” en swahili. Acaban de abrir otra tienda en Nairobi (Kenia), mientras que en España distribuyen los productos a través de tiendas pop – up, tiendas-exposición en espacios cambiantes, museos, galerías, con una duración de uno a dos meses.

Hace 5 años empecé un blog. En él pretendía contaros acerca de mi primera experiencia en Ruanda. De cómo de un viaje nació un proyecto inocente cargado de romanticismo. De cómo el romanticismo nos hizo idealistas y creímos que podríamos cambiar el mundo. De cómo el idealismo se fue tiñendo de realidad; de momentos muy duros, de momentos muy buenos pero en general de rutina y trabajo constante. De cómo al final lo que empezó inconsciente se convirtió en nuestra vida. Descubrimos que haciendo aquello que más nos gustaba hacíamos felices a los que nos rodean y a nosotros mismos. Entrada del blog de Mille Collines del 25 de marzo de 2010.

No perdáis de vista su blog para estar al tanto del proyecto. Espero que en breve podáis conocer más sobre Inés y sus Mil Colinas.

Máster de activismo on line con Luis Morago

29 noviembre 2010 - 5:11 - Autor:

Compartir un café con Luis Morago vale como un curso avanzando de ciberactivismo. Este licenciado en Derecho ha trabajado en Bruselas como responsable de la oficina de Oxfam y desde hace dos años es Director de Campañas de Avaaz, la mayor plataforma mundial de activismo on line, seis millones de miembros activos dispuestos a defender los derechos humanos en cualquier parte del mundo. Luis acaba de instalarse en Madrid y tiene muchas ganas de que la comunidad de Avaaz en España, que ya cuenta con más de 300.000 fieles, siga creciendo y sea capaz de generar cambios.

Pregunta. Para los escépticos del ciberactivismo, ¿puedes dar un par de ejemplos de victorias de Avaaz.

Respuesta. Es difícil elegir (aquí tenéis un listado completo). Pero ahí van.

Tras el ciclón que asoló Birmania en el 2008 y dejó más de 200.000 muertos, el esfuerzo humanitario quedó paralizado por el catastrófico bloqueo de la Junta Militar a toda ayuda internacional. Pero en cuestión de días, miles de miembros de Avaaz donaron por internet 2 millones de dólares para comprar alimentos, medicinas y materiales de emergencia que pudimos hacer llegar directamente a los afectados a través de una red de monjes birmanos que trabajaban con las comunidades en todo el país.

Pero quizás la reciente campaña “Ficha Limpia” en Brasil es la que mejor encarna el espíritu y el potencial de este modelo de activismo. Nos enteramos de que existía una ambiciosa propuesta legislativa que buscaba prohibir que aquellos políticos condenados por corrupción u otros delitos graves se pudiesen presentar como candidatos a cargos públicos. La propuesta estaba en un limbo legislativo, pero en colaboración con otros grupos locales lanzamos lo que acabaría por convertirse en la campaña por internet más grande de la historia de Brasil, con una petición online de más de 2 millones de firmas, 500.000 mensajes y decenas de miles de llamadas telefónicas a políticos e instituciones clave. Batalla tras batalla, logramos neutralizar los continuos intentos de archivar, suspender o debilitar la ley. Finalmente se aprobó por el Congreso y ya cuenta con más de 330 candidatos que están virtualmente descalificados para presentarse a cargos públicos. Pero la lucha continúa.

P. ¿Cómo se fabrica un éxito de ciberactivismo? ¿Cuáles son los ingredientes fundamentales?

R. No existe una fórmula mágica. Hay organizaciones y personas que trabajan durante años para lograr avances en temas como la pobreza, los derechos humanos o el medio ambiente. Su esfuerzo es crucial. Pero también hemos aprendido que en casi todos los temas o causas que nos preocupan, tarde o temprano surgen momentos u oportunidades en torno a los cuales es posible influenciar resultados o decisiones políticas o económicas si se logra generar una ola de presión ciudadana coordinada lo suficientemente grande como para desequilibrar la balanza. Lo vimos durante la sorprendente campaña de Obama en el 2008, y más recientemente con la movilización masiva de la opinión pública en contra de la ejecución de Sakineh en Irán, gran parte de la cual ha sido impulsada por internet.

Es en el marco de estas breves ventanas de enorme crisis-oportunidad en el que la comunidad de Avaaz suele dejar su huella.

P. Crees, como opinan algunos, que el “click”, internet, está matando el activismo tradicional, la movilización social en las calles, en las comunidades de vecinos, en los barrios?

R. Este es un debate muy interesante y necesario. Existe el riesgo de que ciertas personas se den por satisfechas al firmar una petición por internet y ahí se quede su activismo ciudadano.

Sin embargo, nuestra experiencia nos demuestra lo contrario. A través de las campañas lanzadas por internet, millones de ciudadanos  se están movilizando (muchos por primera vez en su vida) a nivel local, nacional y global. La tecnología por sí sola no genera cambios, pero tiene la capacidad de inyectar una tremenda energía que permite conectar a ciudadanos traspasando fronteras, y a una escala y velocidad antes impensables. Las herramientas online hacen posible que numerosas acciones individuales se unan convirtiéndose en algo muy poderoso.

De ahí que veamos el activismo por internet como un valiosísimo complemento del fabuloso trabajo que las organizaciones y grupos activistas tradicionales siguen llevando a cabo. La mayoría de nuestras campañas surgen del trabajo conjunto que realizamos con muchas de estas organizaciones, algunas de las cuales, como Greenpeace o Intermón, ya están utilizando estrategias online con gran éxito.

Creo que sería una pérdida terrible para cualquier tipo de activismo, no ser capaz de aprovechar al máximo el potencial que las nuevas tecnologías nos ofrecen.

P. Te has trasladado a España para potenciar la plataforma aquí, ¿cuántos usuarios tiene Avaaz fuera de EE.UU? ¿En España?

R. El traslado obedeció a motivos personales y familiares. Pero, aunque sigo desempeñando un papel como director de campañas a nivel global, estamos trabajando fuerte para aumentar nuestra capacidad para impulsar campañas nacionales en varios países europeos, también en España.

Quizás sorprenda saber que aunque nuestra sede esta en los EE.UU., somos una verdadera comunidad global. De los más de 6 millones de usuarios con los que contamos en todo el mundo, tenemos más de 800.000 en Francia, y por encima de 700.000 en Brasil. En Canadá, los EE.UU. y el Reino Unido rondamos los 400.000 en cada uno de ellos. Y en España, tenemos unos 340.000 usuarios. Después encontrarás miembros repartidos por todo el mundo, incluso en países pequeños como Monserrat o Nauru, con decenas de usuarios.

P. ¿Crees que España está “madura” para plataformas de activismo como Avaaz o Actuable?

R. Por supuesto que sí. En el tiempo que llevo aquí me han sorprendido positivamente la gran energía y las magníficas ideas de mucha gente que está tratando de construir nuevas formas de activismo a través de internet. Noto también bastante escepticismo y falta de visión por parte de muchos políticos y líderes sociales, pero creo que pronto va a existir una verdadera explosión en este campo.

En España vamos por detrás de otros países que ya cuentan con movimientos activistas por internet consolidados, como Move On en los EEUU, or GetUp en Australia. Pero todo se andará. En este sentido, nosotros en Avaaz, y la gente de Actuable y de muchas otras iniciativas y ONG vamos a seguir dando guerra para fomentar una mayor participación ciudadana en temas que nos afectan a todos.

P. ¿Cuál es tu misión ahora mismo como Campaign Director en España?

R. Mi rol principal sigue siendo el de identificar y desarrollar campañas globales, regionales y nacionales sobre temas de justicia social y medioambiental que afectan a la ciudadanía. Para ello, continuamos explorando nuevas formas de acción ciudadana impulsadas a través de internet, y estableciendo contactos y relaciones con otros actores y personas clave en los distintos ámbitos,

En España, ya tenemos algunas ideas para campañas de índole nacional (sobre corrupción, defensa del medioambiente, etc…), y algunos muy buenos contactos, por lo que creo que pronto estaremos en una posición de lanzar nuevas acciones ciudadanas.

P. ¿Cómo trabajáis las campañas? ¿Cómo se coordinan tantas personas en tantos países del mundo?

R. En líneas generales, las prioridades vienen establecidas a través de encuestas que enviamos a nuestros miembros regularmente. También recibimos sugerencias o ideas sobre posibles temas de campañas de manera espontánea de parte de usuarios o de otras organizaciones o grupos ciudadanos. Al final, se discuten las distintas propuestas dentro del equipo y se lanzan aquellas campañas e iniciativas que además de responder a una mayor estrategia de impacto e influencia, evidencian un apoyo elevado entre nuestros miembros.

Actualmente somos unas 20 personas trabajando en cuatro continentes y una amplia red de voluntarios, y trabajamos de manera virtual, con llamadas semanales para presentar y discutir ideas y propuestas, diseñar planes de acción, etc. Cada campaña queda en manos de un pequeño equipo al cargo de hacer los estudios previos correspondientes, contactar con otras organizaciones, redactar los materials de la campaña y asegurarse de que el mensaje de la campaña llega a sus destinatarios de la manera más eficaz posible, directamente en reuniones de alto nivel, o a través de los medios de comunicación.

P. Antes de Avaaz trabajaste en Intermón, como director de Activismo, ¿realmente una ONG puede influir en los despachos de Bruselas o de cualquier gobierno para provocar cambios?

R. Sí, durante cuatro años fui el responsable de la oficina de Oxfam Internacional (de la que es parte Intermón) en Bruselas.

El poder que cada organización tiene para influir en las tomas de decisiones a esos niveles depende de muchos factores: por ejemplo, el conocimiento y análisis experto con el que cuentan en distintos temas y disciplinas, su habilidad para movilizar a un grupo importante de ciudadanos, la presencia y la credibilidad de sus voces en los medios de comunicación, el número y la calidad de las redes y alianzas a través de las cuales operan, etc… ONGs como Intermón, Greenpeace, Amnistía Internacional y otras siguen demostrando que es posible tener una presencia influyente en el mundo de la política.

El modelo de Avaaz toma mucho de estas experiencias, pero quizás con un mayor énfasis en la creación de canales directos de comunicación y debate entre los ciudadanos de a pie y las élites políticas y económicas. Y todos sabemos que cuando un número respetable de ciudadanos se mueven, todos a una, es mucho más probable que los dirigentes y formadores de opinión presten atención y actúen en consecuencia.

P. ¿Eres partidario de que las ONG sean menos asistenciales y más beligerantes en temas de derechos humanos y civiles?

R. El espectro del trabajo y la especialización de las ONG es muy amplio, y creo que todas, beligerantes o asistenciales, tienen cabida. Lo importante es que haya una mayor conciencia de la naturaleza esencialmente política del trabajo que llevamos a cabo, ya sea la construcción de una escuela en una aldea en Africa, o una campaña de apoyo a activistas pro derechos humanos en Birmania. Hay que preguntarse siempre acerca del impacto, positivo o negativo, de nuestras acciones sobre las relaciones de poder, los patrones de desigualdad, las prácticas discriminatorias, la vulnerabilidad de las personas a las que tratamos de ayudar.

Y muchas organizaciones llevan tiempo demostrando que uno puede asistir y, a la vez, denunciar y luchar contra las injusticias de fondo, ya sea de manera directa o en el marco de alianzas y colaboraciones.

P. Cuál es tu “utopía ciberactivista”, aquella victoria que alguna vez has soñado y que, finalmente, crees que se podrá alcanzar?

R. Me pillas. No creo haber tenido nunca una super utopía en mente. Soy más de aquellos que se ilusionan con el día a día, que encuentran la inspiración en la lucha y el coraje de la gente en el día a día, y me suelo acordar de las personas y de las comunidades con las que he trabajado en la India, en Bangladesh, en Guatemala o en Sierra Leona. Y de los activistas, periodistas, bloggers, jueces y políticos que se la juegan en los ambientes más hostiles que uno pueda imaginar.

El sueño es seguir trabajando juntos para reactivar y movilizar a un mayor número de personas, a la vez que acortamos la distancia entre los ciudadanos y los que tienen el poder. Y estoy convencido de que el internet, y la tecnología en general, tienen aún mucho que decir.

¿Podemos llevar internet a la cárcel?

2 noviembre 2010 - 21:05 - Autor:

Jil, Pilar y Francisco en InterQué

¿Y si los usuarios de internet nos ponemos de acuerdo para conseguir, a través de Actuable, que Instituciones Penitenciarias permita el acceso a internet a las internas del módulo 1o de la cárcel de Teixeiro, las Chicass 10, y, al mismo tiempo, una empresa, inspirada por el teaming de Jill Van Eyle, ayuda a Pilar Mingote a dar continuidad a su proyecto en la cárcel?

Ese es el escenario que imaginó Pilar Mingote al final de la mesa de Acción Social que se celebró el pasado 30 de octubre en el marco de InterQué, evento celebrado en La Casa Encendida, en Madrid.

Pilar Mingote, Jil Van Eyle y Francisco Polo compartieron escenario para contar sus proyectos de cambio social. Con los tres ya habíamos hablado en La regla de William, pero el sábado fue una buena oportunidad para conocer un poco mejor sus sueños y sus desvelos.

Pilar nos demostró lo que ya sabíamos: que es una mujer fuerte y valiente y que luchará hasta el final por sus chicas. Una de sus reivindicaciones inmediatas es conseguir acceso a internet para el aula de informática.

Durante la mesa, Pilar nos leyó el testimonio/testamento de una de las chicas y nos invitó a compartir comentarios en el blog para que ella los pudiera imprimir y llevar ayer, martes, a la cárcel de Teixeiro. Los asistentes y algunos usuarios han ofrecido su cariño a través de uno de los posts, pero Pilar ha mostrado cierto desencanto con la experiencia.

Y me entran ganas de no volver a encuentros envueltos en papel de celofán. Porque al final, ¿qué les traigo..? unas cuantas camisetas, que les vendrán muy bien para el frío o para venderlas…-en la cárcel todo se vende..- pero ¿cuánto dinero se gastó en el encuentro y en el envoltorio…?

Hay una cosa muy cierta: la que recorre cientos de kilómetros y vuelve cada semana para dar esperanza y un motivo para salir de su rutina a las mujeres del módulo 10 es ella. Para Pilar, la solidaridad “digital” no ha sido suficiente.

Creo que todavía es pronto para medir el impacto de su intervención. ¿Quién nos asegura que alguien que haya visto su historia en este blog o en abc.es, por ejemplo, no decida apoyarla económicamente en un futuro cercano? ¿Y si se está empezando a generar un movimiento para solicitar a Instituciones Penitenciarias un cambio en el modelo de acceso a internet en las prisiones?

Francisco Polo ya lleva dos meses convirtiendo Actuable en una plataforma de activismo on line que ayuda a provocar cambios. En este tiempo, ya hay victorias, como la presión ejercida para que las familias homoparentales en proceso de adopción en el extranjero puedan inscribir a sus hijos en el Registro Civil respetando la filiación establecida en el país de nacimiento. Los próximos meses, Francisco se va a dedicar en cuerpo y alma a que el proyecto de Actuable se consolide.

Jil Van Eyle en InterQué

Jil Van Eyle nos contó cómo el teaming pasó de ser una una buena idea que no conocía nadie (el primer día teaming.info recibió cuatro visitas, de las que dos eran suyas) a ser una idea-virus difundida con el apoyo de personas populares como Frank Rijkard o Shakira.

Os recuerdo que Jil cambió de vida en el momento en el que nació su hija Mónica, con hidrocefalia. Junta a ella ha vivido decenas de operaciones, que le han hecho resistente a frases como “Solo hay un 25% de posibilidades de supervivencia” y también ha recorrido muchas ONG en las que siempre ha encontrado el mismo problema: falta de recursos. Por eso creó el teaming: si todos los trabajadores de una empresa donan cada mes un euro de su sueldo a una causa decidida por ellos, muchas organizaciones podrán hacer buenos proyectos. La página de Facebook de Jil es un buen espacio de información para estar al día del teaming.

Lo mejor del teaming, según Jil, es que está fuera de control. El teaming pertenece a todo el mundo.

Por lo demás, su hija Mónica sigue haciendo progresos increíbles, gracias a nuevas técnicas homeopáticas,  y sonríe cada vez que llueve o que se da cuenta de que puede ponerse de pie y caminar unos pasos. Jil saborea cada instante.

Cuando has vivido mucho frío, el calor se disfruta mucho más.

Actuable, el plan de Francisco Polo para cambiar el mundo

29 junio 2010 - 23:14 - Autor:

Entusiasmo. Es el estado de ánimo con el que me encontré hace unos meses a Francisco (Paco) Polo cuando le conocí y me empezó a contar el proyecto on line que quería poner en marcha. Francisco se define como “emprendedor social”, yo añadiría que también es un idealista con un plan. Se enganchó a la militancia social desde muy joven, con 18 años en Amnistía Internacional, luego estudió Derecho (licenciatura y Master), pasó una temporada en la Organización  Mundial contra la Tortura y se convirtió en un referente del activismo social cuando en 2007, con un post sobre las bombas de racimo en su blog, generó un gran movimiento de presión para que España prohibiera ese tipo de armamento. Ahora trabaja en la Secretaría de Organización del PSOE y también en el proyecto del que está convencido ayudará a generar cambios. Ese proyecto se llama Actuable.

P. ¿Actuable? ¿Sobre qué vais a actuar?

R. Imagina que con un par de clics y el apoyo de unos cuantos amigos fuera posible cambiar el mundo, que cualquier persona tuviera a su disposición las herramientas para organizar una campaña como, por ejemplo, la de Amnistía Internacional para detener la lapidación de Amina Lawal. Pues eso es lo que estamos haciendo. Estamos construyendo la plataforma de activismo online con la que, cualquier persona, independientemente de los conocimientos que tenga, podrá crear una acción o unirse a la de cualquier otra persona u ONG para cambiar las cosas.

Creemos que actuar a través de internet y lograr avances es perfectamente posible. De ahí el nombre de “Actu-able”. Serán las personas y las ONGs las que creen las acciones.

P. Estáis todavía en los inicios, en fase muy “beta”, pero ¿nos puedes adelantar cómova a ser Actuable cuando esté a pleno rendimiento?

De momento sólo hemos lanzado una página de inicio para presentar el proyecto y que puedas registrarte para ir conociendo nuestros avances hasta el día del lanzamiento. Cuando Actuable esté disponible al público te encontrarás con una página muy fácil de usar con la que podrás montar una acción en cuestión de minutos. Empezaremos con lo más básico: informarte sobre los temas que te interesan, crear acciones, firmar las acciones de otras personas y organizaciones, conectar con aquellas ONGs que más te gustan y con las personas que te inspiran… y alguna sorpresa más que todavía no puedo desvelar.

Cuando Actuable esté a pleno rendimiento queremos que sea el lugar de referencia para personas muy comprometidas pero con muy poco tiempo, para los que saben que es posible cambiar las cosas si un número suficiente de personas exigen juntas y al mismo tiempo algo.

P. ¿Es un proyecto dirigido, sobre todo, a grandes ONG?

R. Actuable es un proyecto dirigido a las personas. Queremos empoderar a la gente para que puedan encender la mecha de los cambios que quieren ver en su entorno o en el mundo sin que sea necesario tener conocimientos de programación o estar muy bien conectado. Nuestro lema es “si quieres cambiar el mundo, te lo vamos a poner fácil”.

Pero también es un proyecto dirigido a las ONGs pequeñas y medianas que hasta ahora no han sabido cómo organizar acciones online o que no tienen los recursos suficientes para crear y mantener una plataforma de estas características. Estamos especialmente ilusionados por ver como organizaciones pequeñas, que realizan un trabajo maravilloso pueden llegar a tener el
impacto que merecen si conectan con los grupos de personas adecuadas.

Y sí, también está dirigido a las grandes ONGs ya que podrán encontrar  la forma  de ampliar su base social y de sumar fuerzas

P. ¿Se va a parecer a alguno de los portales sociales que ya hay en el mercado, como el estadounidense change.org o canalsolidario.org?

Nos inspiramos claramente en Change.org pero Actuable va a ser muy distinto. Los principales motivos son el idioma y la ubicación. Soy fan de Change.org y tengo muy buena relación con su fundador y director Ben Rattray; sin embargo siempre que he entrado para intentar participar en alguna acción nunca he encontrado nada con lo que me sintiera identificado porque vuelca la mayor parte de su actividad en Estados Unidos. Y cuando lo he encontrado, me ha costado bastante moverlo entre mis contactos del mundo hispanoparlante por estar en inglés.

Nacemos en España con intención de extendernos al resto de Europa, e, inicialmente, en castellano.

P. Hace poco nacía miaportacion.org, ahora la Fundación Chandra se renueva para conectar mejor con la sociedad, ¿crees que los usuarios de internet en España están preparados para este tipo de “aventuras” digitales?

R. En una ocasión escuché la siguiente fábula: dos grandes vendedores de zapatos de empresas distintas aterrizaron en un país africano para explorar las posibilidades de extender su negocio. El primero, viendo que allí nadie llevaba zapatos escribió a la sede central un telegrama: “Todo el mundo va descalzo. Aquí no vamos a vender ni un solo zapato. Nos volvemos”. El segundo ante la misma realidad escribió el siguiente telegrama: “Todo el mundo va descalzo. Fantástica oportunidad. Envíen todo el stock posible”. Pues algo así es lo que ocurre en España, que queda mucho terreno por recorrer y hay grandes oportunidades para quien tenga la visión, la capacidad y tesón necesarios para hacerlas realidad.

P. En tu curriculum figura una de las campañas on line con más éxito de los últimos tiempos, la presión para conseguir la prohibición de las bombas de racimo. ¿Dónde está la clave para conseguir que un ciudadano se implique en una causa?

R. Hay dos aspectos clave:

En primer lugar, tienes que conectar emocionalmente con la persona a la que te diriges. Si estás luchando por una causa es porque a ti, en algún momento, hubo algo que te indignó o te emocionó de tal manera que te puso en acción. Tienes que conseguir transmitir esa indignación, esa emoción.

En segundo lugar, tienes que hacer ver a la persona a la que te diriges que el cambio que buscas es posible. Para conseguirlo tienes que proponer cosas que sean plausibles, huyendo de la exageración y la grandilocuencia y, sobre todo, tienes que darle las herramientas que necesita para lograrlo.

P. ¿Qué te inspira para sacar adelante este proyecto? ¿Dónde nace tu motivación?

R. Mi inspiración nace la Señora Paquita a la que cuando iba a buscar para acompañarla al médico nunca le faltaba una sonrisa pese a tener las piernas laceradas y vivir en un cuarto piso sin ascensor lleno de humedades. Nace de las misioneras del Raval de Barcelona que sin tener nada para ellas daban de comer a todo el que lo necesitaba. Nace de aquel chico con parálisis cerebral que estuve paseando toda una mañana y después me sorprendió hablándome con total normalidad mediante gestos con la cabeza. Nace de todas las personas que, de un modo un otro, me han hecho ver que todo es posible si hacemos todo lo que está en nuestra mano para conseguirlo.

Y, en particular, nace de cada una de las personas que cuando escribí aquel artículo para que España dejara de fabricar bombas de racimo me apoyaron, presionaron al gobierno y lograron la prohibición demostrando que sigue siendo posible cambiar el mundo con un par de clics.

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android