Saltar al contenido

« ver todos los blogs

0081-0052-00-0004400044

26 julio 2011 - 12:45 - Autor:

Campo de refugiados de Dadaab, Kenia. © Aisha Dodwell / MSF

Sí, el titular de este post es un número de cuenta bancaria. En concreto pertenece a Médicos sin Fronteras y es una de las múltiples opciones que ofrece la entidad para hacer un donativo y ayudar en la lucha contra la hambruna en el Cuerno de África. Nunca en la historia ha sido tan fácil hacer una transferencia de dinero, nunca ha sido tan fácil ayudar sin tener que mover apenas un dedo, un click. Merece la pena.

“Toda la culpa es de los gobiernos y del sistema capitalista, de los bancos, de las grandes empresas alimentarias”, “No hay nada que hacer”, “La ayuda se pierde”… son letanías típicas que todos escuchamos y muchos pronunciamos cuando acontecen estas crisis humanitarias.

Es lógico, los grandes expertos en marketing para conseguir fondos siempre dicen que el ser humano se siente impotente ante desafíos de esta magnitud, no se ve capaz de aportar algo relevante, la dimensión de la catástrofe le supera y no es capaz de ver la relación directa entre su ayuda y el beneficio que produce. Por eso funcionan también las campañas de apadrinamiento: desde el primer momento tienes claro el resultado de tu colaboración.

Las grandes catástrofes, en cualquier caso, siempre despiertan el instinto solidario y compasivo del ser humano. Eso sí, siempre y cuando los medios de comunicación apuesten por convertir la información en un servicio humanitario. No vale con abrir un informativo o darle un lugar destacado un día y abandonar la historia al siguiente. En Haití, la atención mediática fue constante y los resultados de donación fueron espectaculares.

Con el Cuerno de África, la semana pasada alcanzamos el clímax de relevancia: la iniciativa lanzada por el blog 3500 millones llevó el hashtag “AyudaAfrica” a ser “Trending Topic”, el nuevo paradigma de la teoría de La Espiral del Silencio, incluso un periódico en papel, ABC, dedicó su portada a Somalia.

Ahora, la cuestión es “convertir” esa ola de incidencia mediática en ayuda contante y sonante y, por supuesto, indagar en las causas de semejante tragedia para saber si tiene solución y si esto es un bucle que se repetirá como un estribillo, cada dos estrofas.

Lo de “convertir” es, como decía al principio, muy sencillo. Es un acto de fe hacia el trabajo serio, constante y sacrificado de la organización que elijamos. Es importante saber que aquel que dice “la ayuda nunca llega” o “las ONG…” es alguien que, al 99%, nunca ha ayudado ni tiene pensado hacerlo. Esa frase es su auto justificación. Pero hay mucha gente que sí está ayudando, colaborando con las organizaciones que están trabajando sobre el terreno, desde Canalsolidario han hecho un magnífico trabajo para recopilar toda esa información y que así puedas elegir.

Un niño toma Plumpy Nut

Solo una razón para terminar de convencerte de que merece la pena ayudar y de que tu esfuerzo sí tendrá una recompensa, ¿te acuerdas del Plumpy nut? Es un producto hecho a base de crema de cacahuete que utilizan las agencias humanitarias para salvar a los niños que sufren desnutrición severa. ¿El coste de un tratamiento completo? 10 euros. 10 euros que salvan la vida de un niño. 10 euros, el precio de un menú del día, de una entrada del cine, de un libro… 10 euros.

Echa un vistazo a este video de Acción contra el Hambre desde Mogadiscio (capital de Somalia) y verás qué están comiendo los niños.

En cuanto a las causas. Bien, aquí el asunto se complica. Lo más lógico es acudir a los que mejor conocen la trayectoria y situación actual de la zona. Por ejemplo, Marta Arias, de UNICEF, en el blog 3500

Es un recurso fácil el de acusar a las organizaciones humanitarias de tremendistas. También se ha hecho cuando hemos hablado del impacto del cambio climático sobre las sequías en Africa (recordemos que la que ahora padece la región es la peor en los últimos 60 años), o de cómo la crisis financiera en el norte estaba opacando el terrible drama de la crisis alimentaria y la escalada brutal del precio de los alimentos en algunos de los países más pobres (en algunas zonas de Somalia el precio de alimentos básicos ha subido hasta un 270% en tan solo un año).

Es decir, tenemos ya dos factores: sequía y precio de los alimentos. El primer punto es difícil de controlar por el ser humano. El segundo, no. La campaña Crece de Intermón/Oxfam nos da más pistas sobre el segundo punto. También Gonzalo Fanjul, editor del blog 3500, relexionaba hacer poco sobre la responsabilidad de los mercados e instituciones financieras. Añade algunas claves más el post “El negocio del hambre“, que recoge información de varias fuentes acreditadas.

The Guardian, a través de una de sus firmas, introduce dos variables más: la guerra, incluido el hecho de que Somalia es uno de los países protagonistas de la “Guerra contra el terrorismo” de EE.UU; y la desaparición de los pastores nómadas, marginados por los gobiernos de los países africanos y arrinconados por las grandes extensiones de cultivo y los parques nacionales. John Vidal nos recuerda que en 2008, el Director del Programa Mundial de Alimentos anunciaba un “tsunami silencioso” para avisar sobre las crisis alimentaria.

Con este escenario, la sensación es que la ayuda de emergencia aprobada por el Banco Mundial será un alivio, desde luego, pero no impedirá que, dentro de uno o dos años, se produzca una nueva hambruna.

¿Qué nos queda a los ciudadanos de a pie? Seguir confiando en las organizaciones sin ánimo de lucro que salvan vidas y sumar nuestra voz a la de otras muchas personas para reclamar una ayuda al desarrollo más eficiente y un compromiso real de los países ricos para rescatar del hambre a miles de personas. Quizás no estaría de más que todas las ONG que trabajan en estos ámbitos dejaran de lanzar sus campañas individuales y se uniesen todas para que el mensaje llegue más fuerte y más claro.

Mira esto, ¿qué piensas hacer?

15 julio 2011 - 9:45 - Autor:

Sí, este es un artículo destinado a provocar una reacción directa, a generar remordimiento de conciencia, a conseguir que cada uno de los que lo leáis, optéis por apoyar a, por lo menos, una de las organizaciones de las que se habla aquí. Podéis donar, podéis haceros socios, podéis difundir el mensaje de estas organizaciones de absoluta confianza y eficacia. No os abrumaremos con datos, pero hay una cosa muy cierta: millones de personas mueren de hambre en el cuerno de África, la zona que ocupan Somalia y Etiopía.

Este reportaje de Al Jazzeera es muy elocuente.

1. Save the Children

 

Niños en el campamento de Kanjara, donde Save The Children está distribuyendo kits de supervivencia. Foto: Save the Children

2. Intermón Oxfam

Una mujer recoge agua de los camiones de Intermón en el campamento de Waridaad. Foto Flickr: Intermón

3. Médicos sin Fronteras

Fátima, 60 años, en el campo de refugiados de Dadaab. Foto: MSF

Y, ahora, es tu turno. Solo una dato que puede ayudarte a decidir: con 10 euros puedes salvar la vida de un niño con desnutrición severa, gracias al Plumpy Nut (producto alimenticio a base de crema de cacahuete). Si no lo crees, echa un vistazo a este artículo.

Japón, los ricos también necesitan ayuda

13 marzo 2011 - 23:09 - Autor:

Foto Cruz Roja: Toshirharu Kato, de la Cruz Roja Japonesa

La tercera economía del mundo, el país que genera más de un kilo de basura por persona y día y  en el que los habitantes tienen ahorrados una media de 83.000 euros, la cuna del tren bala y de la Nintendo, uno de los lugares más longevos para las mujeres, cuya esperanza de vida llega a los 86 años… el país del sol naciente, de los samurais y los kamikazes también puede necesitar tu ayuda.

Cuando se producen catástrofes como la de Haití de 2010 o el tsunami de Indonesia en 2004 o el terremoto de Irán en 2003, un comentario habitual, de conversación de ascensor o de café y periódico es aquel de “la naturaleza siempre se ceba con los más pobres”. Pero no es así, la naturaleza no entiende de PIB, renta per cápita o esperanza de vida, golpea igual de duro, la diferencia está en que en los países ricos los escudos son de acero y no de paja.

Japón no ha pedido ayuda internacional, es un país bravo y orgulloso, pero eso no significa que no la necesite. De hecho, sí la necesita. Para empezar, puede que les venga bien que los creyentes en Dios aprovechen su paso por algún templo y les dediquen una oración y que los practicantes del slackactivism hagan su ofrenda en 140 caracteres con el hashtag #prayforjapan.

Ni twitter ni todos los cánticos celestiales van a reconstruir los terribles destrozos causados por el terremoto ni van a atender a los que se han quedado sin nada, por eso las organizaciones sin ánimo de lucro han activado sus dispositivos de emergencia. Es su obligación, entre otras razones porque es su gran oportunidad de captar nuevos fondos que garanticen su trabajo.

Nada más producirse el terremoto la Cruz Roja Japonesa solicitaba donantes de sangre e informaba de sus oficinas en Tokio, también activaba una página web para poner en contacto a familiares desaparecidos, y movilizaba a más de 400 trabajadores. Eso sí, no ha solicitado ayuda de otras sociedades de Cruz Roja en el mundo, sin embargo la Cruz Roja Americana abría una causa en Facebook para recaudar fondos: ya han reunido más de 34.000 dólares.

Con buen sentido de la oportunidad, desde el blog de la aplicación Causes (Facebook) nos informan de las distintas ONG (norteamericanas la mayoría) que tienen habilitados dispositivos de ayuda y de recepción de dinero. Time Out Tokio también ha preparado algunos enlaces útiles, con varias ONG del país, igual que la red social Network for Good.

En cuanto a los equipos de emergencia internacionales, desde varios países, Inglaterra, Alemania, Corea del Sur, han llegado varios equipos de Naciones Unidas, según informa la televisión pública japonesa. También lo han hecho los cooperantes de Save the Children y los de Médicos sin Fronteras (MSF).

Según las autoridades, hay cerca de 90 equipos de asistencia médica en desastres trabajando en la prefectura de Miyagi . Parece que el personal desplegado es suficiente. También se ha establecido un sistema de referencias hospitalarias, y los hospitales están respondiendo… La gente necesita comida, mantas y agua. Estas necesidades son mayores que las necesidades médicas en estos momentos. Extracto del comunicado de MSF

Parece que, efectivamente, los problemas están en la distribución de alimentos, fármacos y en la electricidad, diversos bloggers españoles en Japón lo están contando en sus cuentas de twitter, pero yo os recomiendo seguir el twitter de Carlos Martínez de la Serna, periodista español en Nueva York y el blog que él y Tana Oshima, periodista japonesa también afincada en NY, han puesto en marcha para seguir los acontecimientos.

Además, si quieres donar o colaborar, asegúrate de que la ONG esté trabajando en la zona, y dona sin reservas. Si ya te has decidido, hazlo. Y si no lo has hecho, puedes darle una vuelta a esta serie de consejos (en inglés) sobre donaciones en tiempos de emergencias.

Una segunda oportunidad para 10 historias de febrero

2 marzo 2011 - 0:27 - Autor:

Marcha de inauguración del Foro Social Mundial en Dakar. Foto Flickr: Pambazuka News

Al igual que el pasado mes enero, aquí va una personal selección de 10 historias del pasado mes de febrero que, quizás, merecen una segunda oportunidad.

  1. Otro mundo es posible – Foro Social Mundial. En mitad de las revoluciones del norte de África, Dakar, la capital de Senegal, acogió del 6 al 11 de febrero, una nueva edición del Foro Social Mundial, un encuentro nacido en Porto Alegre (Brasil) en 2001 para buscar alternativas al modelo de desarrollo basado en el capitalismo. Por allí pasaron pensadores, intelectuales, activistas y algún que otro líder político (Lula da Silva). Merece la pena la crónica que ha hecho Esther Vivas.
  2. La realidad de la ayuda. “Creo que a los países ricos les conviene seguir invirtiendo en ayuda al exterior. Si las sociedades no pueden proporcionar sanidad básica a sus pueblos, si no pueden alimentar ni educar a la gente, sus poblaciones y problemas crecerán y el mundo será un lugar menos estable”, son las palabras de Bill Gates hace unos días. En España la ayuda oficial al desarrollo ha descendido un 23% en los últimos dos años, según datos de la ONG Intermón y su informe “La realidad de la ayuda”, presentado el pasado 9 de febrero.
  3. 7.000 enfermedades poco frecuentes que afectan a tres millones de españoles: son las ER (enfermedades raras). El pasado día 28 de febrero, los afectados y sus familiares reclamaron su derecho a ocupar, al menos un día, un espacio en la agenda informativa de nuestro país.
  4. Reparto de sobres con dinero para sobornos. Es triste que la imagen mental que tengamos de muchos países sea la de la corrupción, pero lo cierto es que la actualidad no da tregua. Uno de los últimos casos, en las elecciones de Uganda, sorprendente historia de compra de votos contada por José Carlos Rodríguez Soto, misionero comboniano, colaborador de Mundo Negro (una estupenda revista digital para estar al tanto de lo que ocurre en África.
  5. El “campeón” mundial de la lucha a favor de la mujer. El pasado 24 de febrero se celebrara con solemnidad la puesta en marcha de ONU Mujeres, la nueva agencia de la ONU concebida para propulsar el protagonismo de las mujeres en el mundo actual. Al frente, la ex-Presidenta de Chile Michelle Bachelet.
  6. Foto de familia de la inauguración de ONU Mujeres. Foto: UN Wom

  7. Nuestra tertulia. Esta es una historia mínima protagonizada por un hombre máximo, Pedro Meca, el guardián de los indigentes parisinos ha instaurado una tertulia en Madrid, los últimos martes de cada mes, para hablar de “nuestras cosas”.
  8. Programa vaso de leche. Hasta en la atención a los más desamparados siempre hay alguien que busca sacar provecho. Un proyecto social peruano para alimentar a niños pobres es objeto de mercadería y manipulación por parte de intermediarios.
  9. Los estudiantes cuentan. Es raro que las organizaciones sociales favorezcan que los usuarios de base, los beneficiarios y voluntarios tomen protagonismo social, por eso merece la pena escuchar lo que tienen que decir un grupo de estudiantes con discapacidad de la UNED. Historias de vida, superación y amargura contadas en primera persona y recogidas en un libro.
  10. Un brote de dolor ajeno contagia a la sociedad española. Es bueno ver cómo una buena campaña de sensibilización y publicidad puede movilizar y llegar al corazón de las personas. Las “pastillas contra el dolor ajeno” han vendido tres millones de cajas y los fondos recaudados ya están trabajando para atender emergencias humanitarias en el mundo. Ejemplar el trabajo de transparencia de Médicos sin Fronteras.
  11. Prime time para un misionero. Personas como Ángel Olarán merecen que, algún día, algún telediario abra con su historia. Ángel no ha sido noticia en febrero, ni en enero, ni lo será en marzo, pero su vida y su proyecto es auténtico prime time.

Angel Olarán en Mundo Negro TV

Ángel Olarán: Un hombre de pueblo from mundo negro digital on Vimeo.

Caramelos de menta para curar la malaria y el chagas

12 noviembre 2010 - 0:14 - Autor:

¿Te imaginas que entre los medicamentos más vendidos en España hubiera uno capaz de curar el dolor ajeno? Hoy eso es posible. Si te acercas a tu farmacia podrás ser parte de algo importante, podrás, con un gesto apenas insignificante, ayudar a que una persona reciba tratamiento contra el mal de chagas o contra la malaria. ¿Cómo? Comprando un nuevo medicamento.

Las pastillas contra el dolor ajeno son indicadas para el tratamiento sintomático del dolor ajeno de intensidad alta, leve o moderada. El principio activo de las pastillas contra el dolor ajeno es el amor

“Pastillas contra el dolor ajeno” (ese es el nombre) se presenta envasado en una caja roja, con el logotipo de Médicos sin Fronteras (MSF) estampado en la esquina inferior derecha, al precio de un euro. Dentro, seis comprimidos de menta-eucalipto; más adentro, la certeza de que entre todos podemos ayudar a curar a las personas afectadas por las 14 enfermedades olvidadas que, cada año, según la Organización Mundial de la Salud, matan a 14 millones de personas.

La campaña de sensibilización que ha puesto en marcha Médicos sin Fronteras se centra en seis de esas enfermedades (por eso la seis píldoras de la caja): chagas, kala azar, tuberculosis, malaria, sida infantil y enfermedad del sueño. Todo los recaudado por la venta irá destinado a proyectos de MSF para tratar y erradicar esas enfermedades.

Para hacer llegar el mensaje a todos los rincones, físicos y virtuales, de España, la ONG cuenta con el apoyo de personajes como Luis García Berlanga, Andreu Buenafuente, Alejandro Sanz, Ferrán Adriá o Eduardo Punset, entre otros muchos.

Ayer, en la Academia de Cine, la presidenta de MSF, Paula Farias, presentó los dos spots de Pastillas contra el dolor ajeno, así como un breve documental que se emitirá en Canal+ y que cuenta el proceso de creación de la campaña.  Me quedo con dos momentos. El primero, Alejandro Sanz explicando por qué se compromete con MSF “Siempre que hay algún problema grave en el mundo, ahí está MSF“. Y, el segundo, el rodaje del spot principal, con Luis García Berlanga. El anuncio (con fotografía del genio Javier Aguirresarobe) está rodado en su casa, con su familia, con la silla de ruedas que le ayuda a moverse.

Cualquiera que conozca el trabajo de Médicos sin Fronteras sabe que más allá de la pirotecnia  de comunicación que se despliega en campañas como esta, hay un compromiso profundo de defensa de los indefensos. Y cualquiera que siga habitualmente este blog sabe que aquí nos gusta hablar de organizaciones, pero, sobre todo, hablar de personas.

Aprovechando esta campaña, quiero recordar aquí a  dos personas que no debemos olvidar, puesto que ellos libran una doble lucha: contra las enfermedades olvidadas y contra el olvido de los medios.

De Manuel Patarroyo ya he hablado aquí. Investigador colombiano, 63 años, Premio Príncipe de Asturias de  Cooperación,  lleva casi toda su vida dedicada a la búsqueda de una vacuna eficaz contra la malaria. Estuvo cerca, a finales de los 80, pero solo consiguió una efectividad del 30%. Ahora está trabajando en una nueva y espera tenerla disponible en 2011. No le perdamos de vista, Patarroyo puede curar el dolor ajeno.

Pilar Mateo es una científica valenciana que ha creado una pintura (sí, de las de aplicar a las paredes) capaz de combatir el mal de Chagas, enfermedad mortal que se ceba con América Latina y que transmite una chinche, vinchuca, que mide entre tres milímetros y dos centímetros.  La historia de Pilar la ha contado la periodista Charo González Casas en el libro El vampiro de los pobres. Pilar empezó su odisea contra el Chagas en el chacó boliviano, en 1998. Pilar, como Patarroyo, se implica hasta el tuétano en su hallazgo, ella ha convivido con los parias, ha sufrido con ellos y probado su pintura.

Lo increíble no es mi lucha, sino que 100 años después de que se descubriera la enfermedad siga muriendo gente en las casas más indignas de América Latina.

Pilar también cura el dolor ajeno. No la olvidemos.

¿Quién puede frenar el cólera en Haití?

24 octubre 2010 - 21:53 - Autor:

Una enferma de cólera en Saint Marc. Foto: Operation Blessing International.

Dolor abdominal, diarrea, calambres, taquicardia, deshidratación… Son los síntomas de una enfermedad que, sin el tratamiento adecuado, te puede llevar a la tumba en apenas unas horas. El cólera apareció por la India en el siglo XIX para asolar Europa y América. Desde hace más de un siglo en Occidente apenas tenemos noticias de él, pero en África, Asia y Latinoamérica ha seguido haciendo estragos: la suciedad, el hacinamiento y la podredumbre son sus mejores aliados.

Nueve meses después de un terremoto que mató a miles de personas, Haití sufre un brote ya ha causado más de 200 muertes y ha llegado a la capital, donde se han registrado los primeros casos y se teme que puede llegar a los campamentos de refugiados establecidos tras el terremoto de enero. El país ya ha declarado el estado de emergencia sanitario y desde la ONU afirman que es necesario prepararse para lo peor.

¿Por qué se ha producido este brote? ¿Cómo se puede detener?

Muchas veces las buenas organizaciones sociales son la mejor fuente de información para conocer mejor los causas y las soluciones de un problema. Y Partners in Health (PIH) desde luego es una de ellas: más de 20 años luchando por la salud de los haitianos la avalan. No lo digo yo, lo dijo un editorial del New York Times, el 29 de agosto de este año, calificando de “ejemplar” el trabajo de la organización.

El pasado 22 de octubre, Joia Mukherjee, responsable médico de la organización en Haití, relataba en un extenso post la situación actual, sus causas y sus soluciones. El foco del problema es el agua.

Inundaciones en 2008. Foto: Operation Blessing International

La región de la que ha partido la epidemia, Artibonite, y sus principales ciudades, Saint Marc y Gonaives, llevan más de 10 años con un fallido proyecto para mejorar sus sistemas de abastecimiento de agua, a lo que se suman inundaciones en 2004, huracanes en 2008 y la llegada de más de 300.000 refugiados desde Puerto Príncipe. Joia Mukherjee explica.

En 2000, un conjunto de préstamos del Banco Interamericano de Desarrollo al Gobierno de Haití para el agua, el saneamiento y la salud fueron bloqueadas por razones políticas. La ciudad de St. Marc (220.000 habitantes) y la parte baja de Artibonite (600.000 habitantes) se encuentran entre las áreas programadas para el mejoramiento del suministro de agua pública. Este proyecto se retrasó más de una década y aún no ha concluido.

Y continúa explicando el origen del problema.

Además, en Gonaives, la capital de la Artibonite, (el sistema de agua) fue destruido en dos oleadas de inundaciones y deslizamientos de tierra, después de la tormenta tropical Jeanne en 2004 y después de la serie de huracanes en el 2008. La destrucción contaminó el suministro de agua y dejó en ruinas la infraestructura (incluida la de salud) de Artibonite, obligando a la gente a buscar alojamiento y atención médica en St. Marc

El éxodo de 300.000 personas desde Puerto Príncipe terminó, según el responsable de PIH, de agravar la situación.

Como no hay campamentos en la región, estas personas desplazadas se unieron a otros parientes en condiciones de hacinamiento, sin acceso a un agua limpia o a saneamiento adecuado.

¿Qué están haciendo las ONG en Haití?

Desde que se detectó la epidemia, PIH está desplegando a sus trabajadores para informar a la población de las medidas preventivas y repartir sueros y jabón. Desde, España, la Agencia Española de Cooperación está coordinando con las ONG la forma de hacer llegar agua potable y medicamentos. Médicos sin Fronteras está atendiendo a los pacientes afectados en el hospital de Saint Marc, intentando aislar los casos de cólera.

Hospital en Saint Marc. Foto: Operation Blessing International

¿Quién está destrás de Partners in Health?

Paul Farmer. Foto: Partners in health

Paul Farmer nació en 1959 en un pueblo de Alabama, EE.UU, en el seno de una familia bohemia, que viajaba y vivía en un destartalado autobús. Paul estudió medicina y antropología en Harvard y a los 24 años, recién graduado, viajó hasta Cange, un polvoriento pueblo en la meseta central de Haití, a unos 80 kilómetros al norte de la capital, para crear un sistema de salud comunitario. Dos años después ponía en pie una pequeña clínica y en 1987 fundaba Partners in Health. Hoy, su organización tiene 11.000 empleados trabajando en 49 centros de salud repartidos entre 11 países.

La clínica que Paul Farmer construyó en 1985 se convirtió en el Zanmi Lasante (Zanmi Lasante significa Partners in Health en criollo) Sociomedical Complex, un potente hospital que da servicio a más de un millón de personas de la Meseta Central y de la zona baja de Artibonite (el foco del cólera).

No puedo dormir. Siempre hay alguien que no está siendo tratado. Eso es algo que no puedo soportar.

Esa es la declaración de principios de Paul Farmer, el hombre que decidió ocuparse de la salud de un país condenado al olvido cuando, siendo un joven y brillante estudiante, conoció de cerca las historias que le contaban los inmigrantes haitianos que recogían las cosechas de algodón en Carolina del Norte. Desde el corazón de Haití, Farmer ha dedicado buena parte de su vida a luchar contra la tuberculosis y sus hallazgos han sido reconocidos internacionalmente y adoptados por la Organización Mundial de la Salud.

Apoyado por Harvard y por grandes mecenas como la Fundación Gates o Bill Clinton, Farmer ha seguido investigando para mejorar el tratamiento y prevención de la Tuberculosis, la Malaria y el VIH en países como Rusia, Perú, Leshoto o Ruanda, en donde reside actualmente con su mujer Didi, su hija Catherine, su bebe Sebastian, nacido en Ruanda, y su hija Elizabeth, adoptada también en el país africano.

Enlaces que te pueden interesar:

Cómo ayudar a Pakistán

17 agosto 2010 - 13:02 - Autor:

Reparto de ayuda. Foto: Save The Children.

Aunque haya quién todavía lo dude, el Cambio Climático es el responsable de que ocurran desastres como el de Pakistán: donde desde hace más de un mes las inundaciones han causado ya más de 1.600 muertos y donde más de 3,5 millones de niños corren el riesgo de contraer enfermedades, según Unicef.

Ante una catástrofe de esta magnitud, ¿qué podemos hacer nosotros? Lo mismo que hicimos en Haití. Claro, que hay dos diferencias: Haití queda, quizás, demasiado cerca en el tiempo y la cobertura mediática y, sobre todo, televisiva, de Pakistán es ridícula comparada con la que se dio al terremoto de Puerto Príncipe. Pero eso no significa que no haya organizaciones españolas trabajando en la zona, ya sea directamente con sus cooperantes o a través de sus ramificaciones en Pakistán, Francia, etc.

Por eso, lo primero es informarse, conocer qué están haciendo las ONG y, luego, decidir qué puedes hacer tú. Aquí va el listado de las entidades que están allí (vía CONGDE).

MEDIOS SOCIALES: TWITTER, SAHANA…

Además, puedes seguir en tiempo real el seguimiento en Twitter a través de los hashtag #floods o #Pakistan

Como curiosidad, una de las cosas que puedes hacer es sugerirle ideas de ayuda al escritor Paulo Coelho.

Akram con su hija de dos años Arshad en el campo de desplazados de Gujrat, distrito de Muzzafargarh, en Punjab Sur. Foto: Save The Children

En Facebook, Save the Children está ofreciendo una buena cantidad de imágenes y noticias aportadas por sus cooperantes desde el terreno.

Y para los muy curiosos o interesados en herramientas de colaboración 2.0, está Sahana, una aplicación creada por una serie de ingenieros de Sri Lanka tras el Tsunami de Indonesia en 2004, y cuyo objetivo es crear un sistema de alertas para localización de víctimas, familiares, necesidades…

Dos hombres y un destino: acabar con la Malaria

25 abril 2010 - 23:49 - Autor:

Tratando la Malaria en Mali. Foto: Barbara Sigge. Médicos sin Fronteras

Tratando la Malaria en Mali. Foto: Barbara Sigge. Médicos sin Fronteras

“En una ocasión tuve un ataque de Malaria en una humilde aldea donde no había prendas de abrigo de ningún tipo. Los campesinos me pusieron encima la tapa de un baúl y se quedaron pacientemente sentados sobre ella, esperando a que se me pasara la fase peor de la tiritona. Los más infortunados son aquellos que, al sufrir un ataque de Malaria,  no tienen con qué taparse. Se les ve a menudo junto a los caminos, en la selva o las casuchas de barro, se les ve tumbados en el suelo y semiinconscientes, aturdidos y empapados en sudor, y cómo sus cuerpos son sacudidos por rítmicas oleadas de convulsiones.” Ébano, Ryszard Kapuscinski.

En el Día Mundial de la Malaria (25 de abril, ayer) hay espacio para todos: los medios recordamos que alrededor de un millón de personas mueren al año por esta enfermedad (la nota de Europa Press está equivocada, no son 850.000 muertos al día); organizaciones como Médicos sin Fronteras denuncian la falta de un compromiso más fuerte de los Estados “Médicos Sin Fronteras considera inaceptable que la tragedia de la malaria siga castigando a los países en desarrollo cuando existe un test de diagnóstico rápido (TDR) y un tratamiento efectivo”; las redes sociales, twitters, etc, se vuelcan en campañas para ayudar en la lucha contra la enfermedad;  y los investigadores… investigan para lograr una vacuna definitiva.

El Doctor Manuel Elkin Patarroyo. Foto: Wikimedia. Autor: Veedor

El Doctor Manuel Elkin Patarroyo. Foto: Wikimedia. Autor: Veedor

Uno de esos investigadores es Manuel Elkin Patarroyo, colombiano-español (tiene doble nacionalidad), 63 años, lleva casi toda su vida dedicada a la búsqueda de una vacuna eficaz. Durante los 90 el mundo entero se rindió a sus pies, recibió, entre otros galardones, el Príncipe de Asturias de Investigación en 1994. ¿Por qué? Por descubrir, a finales de los ochenta, una vacuna y ponerla a disposición de la humanidad de forma gratuita.

La vacuna falló, solo era efectiva en un 30% de los casos. ¿Qué ha sido de Manuel Patarroyo? ¿Ha seguido investigando? Busco en Noticias Google y apenas veo nada relevante, o bien los medios nos hemos olvidado de él, o bien Patarroyo se ha olvidado de los medios. Bueno, espera un segundo, una radio internacional holandesa Radio Nederland afirma que han entrevistado al Doctor y anuncian que el año próximo habrá una nueva vacuna ¿Será verdad que lo han entrevistado? No tengo referencias sobre la emisora y no consigo encontrar la supuesta entrevista, pero recuerdo que el pasado mes de octubre, Patarroyo estuvo en Madrid y Almudena Hernández, Servimedia, le entrevistó y, sí, parece que habrá vacuna.

Esperamos estar entregando esta vacuna en un año y medio. Podríamos entregarla ya, pero queremos que se haga completa, que esté lo más perfecta posible, que no haya las críticas y los problemas que hubo tiempo atrás. Vamos rápido, acelerados, porque entendemos que esto son vidas, pero no queremos en lo más mínimo que en el día de mañana se nos diga: “Óyeme, se te olvidó que esto había que venderlo en polvo”. También nos estamos demorando porque queremos administrar la vacuna en una sola dosis.

Patarroyo no ha parado de trabajar desde su Fundación Instituto de  Inmunología de Colombia, abordando también otras enfermedades. No lo conozco, no he podido entrevistarle, pero siempre que le he leído o escuchado me ha parecido un hombre excepcional. Almudena le preguntaba los motivos de una vida entregada a la investigación y la respuesta no podía ser más definitiva.

Por una razón muy sencilla. Los seres humanos pueden desarrollar 517 enfermedades infecciosas y tenemos solamente 13 vacunas.

El Doctor Pedro Alonso. Foto: CRESIB

El Doctor Pedro Alonso. Foto: CRESIB

El foco mediático, no obstante, dejó ya hace unos años a Patarroyo para centrarse en un nuevo héroe: Pedro Alonso (1957), madrileño, director del Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona (CRESIB) En 2005 recibía una importante inyección econcómica de la Fundación Bill Gates para desarrollar sus ensayos; en 2007 Alonso anunciaba importantes avances en las pruebas realizadas en Mozambique; en 2009 ponía en marcha un nuevo test con 16.000 voluntarios de siete países africanos; y en 2011, Pedro Alonso y su equipo del CRESIB esperan que vea la luz la vacuna.

Así que todas las esperanzas están ya depositadas en el 2011. Tanto Patarroyo como Alonso nos invitan a soñar con una solución que prevenga la Malaria. Nosotros no nos olvidaremos y esperamos que el próximo año, por estas fechas, podamos “celebrar” El Día Mundial de la Malaria.

10 lecciones sobre el terremoto de Haití

19 enero 2010 - 16:10 - Autor:

Un mar de tiendas es el hogar de miles de familias en las colinas de Canapé Vert. Foto: Cruz Roja - IFRC/Eric Quintero

Un mar de tiendas es el hogar de miles de familias en las colinas de Canapé Vert. Foto: Cruz Roja - IFRC/Eric Quintero

Apenas ha pasado una semana desde que tembló Haití, pero tengo la sensación de que ya llevamos una eternidad con esta historia. Supongo que es el resultado de la sobreinformación. De hecho, quizás es pronto para sacar conclusiones definitivas sobre todo lo que ha ocurrido desde el pasado 12 de enero, pero uno, a veces, necesita ordenar un poco sus ideas y ponerlas por escrito. Así que aquí van las 10 lecciones que he sacado, hasta el momento, de este desastre humanitario.

  • Los terremotos tienen predilección por los países más pobres, como demuestra la recopilación que hizo Público de los últimos 20 años. Y, dentro del desastre, los ricos siempre tienen más opciones de salir indemnes, como cuenta Francisco Peregil en El País.
  • El ser humano es asombroso, es capaz de aguantar sepultado casi seis días. Definitivamente, los milagros existen y los protagonizan hombres y mujeres de carne y hueso.
  • La solidaridad, el espíritu de colaboración, el interés por ayudar es positivo por naturaleza, pero, a veces, es bueno saber mantenerse en un discreto segundo plano. Colaborar, sí, pero ¿comunicarlo a toda costa? El post “Vacaciones en el infierno: supercruceros en Haití” nos puede ayudar a comprender.
  • Acontecimientos como éste suelen provocar importantes patinazos en los medios de comunicación que, atropellados por la inmediatez, levantan las barreras de la comprobación de fuentes. Lo que le pasó a TVE con las imágenes de Youtube nos puede ocurrir a cualquiera. Sé que es difícil, pero no nos dejemos llevar por la intensidad y emotividad. Me gusta el tratamiento que está haciendo un medio como Canal Solidario (recién rediseñado).
  • Decenas de ONG españolas se han movilizado para ayudar a la población de Haití. Todas comunican sus cuentas de ayuda y las personas nos volcamos en colaborar. Como ya no hay Telemaratones en TV, estos desafortunados sucesos suponen un pico de ingresos para las ONG. Un consejo: que hagan públicos los donativos, la cantidad que llevan recaudada. Es un síntoma de transparencia y de seriedad que, además, ayudaría mucho a que la gente se vinculara con ellas. Me gusta el trabajo que está haciendo la Cruz Roja Internacional, que ha recaudado 19 millones de dólares vía teléfono móvil, una campaña sin precedentes.
  • Relacionado con el punto anterior: para donar, elige a la organización que te inspire más confianza. Siempre es bueno saber si la entidad estaba trabajando o había trabajado anteriormente en la zona o si está enviando equipos de rescate, sanitarios…
  • Internet y las redes sociales han sido los protagonistas absolutos en el apartado de comunicación y seguimiento ciudadano. Twitter está canalizando mucha información y conversaciones sobre el terremoto. En estos días he descubierto una herramienta sensacional para seguir, en un mismo panel de control y en tiempo real, no solo las noticias, imágenes y videos que se agolpan en canales como Flickr o Youtube, sino también para monitorizar conversaciones de habitantes de la isla (peticiones de auxilio, búsqueda de familiares, amigos…). Se trata de http://haiti.ushahidi.com, una plataforma de crowdsourcing en temas de  información sobre crisis humanitarias. Otros recursos interesantes: la página que ha habilitado Cruz Roja Internacional para localización de víctimas o diversas aplicaciones para móviles especialmente dirigidas a trabajadores humanitarios.
  • Las historias personales siguen siendo la mejor forma de entender la proporción de la catástrofe y de apreciar el esfuerzo solidario que están realizando muchos de los voluntarios (bomberos, médicos, expertos en logística, etc) que están en Haití.
  • Líderes. Todos los grandes proyectos (y el de reconstrucción del país lo será) necesitan líderes. Tiene pinta de que se Obama va a convertir en un referente, pero, como señala el bloguero Nathaniel Whittemore es fundamental implicar a la población local, a la gente que conoce el terreno.
  • La experiencia nos dice que pasará la fiebre informativa y, seguramente, dentro de un par meses, Haití será, de nuevo, un país olvidado. Así que, aunque MSF todavía no ha presentado el informe anual sobre las crisis más olvidadas del 2009, seguro que no difieren mucho de las del 2008. Desde ya, pongamos un post it en nuestro corcho, en la pantalla del ordenador, en la nevera, que diga “Haití, no te olvidaré”.

10 historias “positivas” sobre el SIDA

30 noviembre 2009 - 21:30 - Autor:

Keith Haring, artista pop, murió por SIDA. Foto Flickr: Louisa_catlover

Keith Haring, artista pop, murió por SIDA. Foto Flickr: Louisa_catlover

“Enfermedad viral consistente en la ausencia de respuesta inmunitaria” es la definición que ofrece la RAE sobre el sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Es una definición escueta, fría y muy descorazonadora “ausencia de respuesta inmutaria”, o sea, incurable.

El 1 de diciembre se celebra el Día Mundial del SIDA. Como todos los años es una buena oportunidad para hacer balance, para hablar de cifras, de prevención, de personas, de investigación, de futuro, de muerte (claro)… y de esperanza. Hoy me limito a ofrecer 10 historias que, creo, merece la pena conocer. No hace falta que aquí, en este blog, diga que lo más importante es la prevención, se da por hecho. En cualquier caso, me permito enlazar unos consejos “oficiales” sobre la materia.

  • Apoyo positivo. Hace 9 años conocí a esta asociación. Compartí con ellos un día de fiesta, yo trabajaba en un reportaje para Diario 16 y estuve en su sede una tarde en la que se reunieron voluntarios, amigos, afectados… Estuve entrevistando a mujeres con VIH y, sobre todo, a voluntarios. Y recuerdo a uno de ellos, un señor mayor, jubilado de una gran empresa, que se dedicaba a acompañar a los enfermos terminales y que contaba lo solos que acababan y la necesidad que tenían de alguien que les diera aliento, compañía. Me pareció un trabajo modesto, pero muy importante el que realizaba esta asociación que cuenta con el apoyo de artistas como Nacho Duato y que, desde las 18 horas de mañana (1 de diciembre),  celebra un evento en el Círculo de Bellas Artes con actuaciones (Javier Álvarez! entre otros).
  • Yusuf K. Hamied. Este nombre no te dirá nada, pero es uno de los responsables de que miles de personas de países pobres tengan acceso a tratamiento con retrovirales. Hamied, presidente de la empresa farmacéutica India Cipla,  irrumpió en el “mercado del SIDA” con una interesante rebaja: hasta la irrupción de Haimed, el tratamiento costaba 10.000 dólares, pero este señor ha demostrado que se puede dar el mismo resultado a 130 dólares (si te interesa este punto puedes leer el post sobre patentes-pacientes que publiqué la semana pasada).
  • FotogrÁfrica. Un proyecto de Médicos del Mundo por el que cuatro fotógrafos viajaron por África para impartir talleres de foto, video y audio a personas afectadas para que grabaran a sus comunidades y documentaran cómo, a pesar de la enfermedad, viven, ríen, luchan, trabajan… Puedes ver la exposición virtual.
  • Sal de dudas. Resulta que hay en torno a 30.000 – 40.000 personas en España infectadas que no lo saben, por eso la Coordinadora Estatal del VIH/SIDA lanzó en verano una campaña de sensibilización. La detección precoz es fundamental.
  • Keith Haring, los grafitis y los condones. El retrato que ilustra este post pertenece a uno de los artistas pop más influyentes del sigo XX. Haring, el rey de los grafittis, creó una iconografía inconfundible que adorna calles, museos, objetos cotidianos y hasta condones (qué importante usar el condón para prevenir contagios!). Haring fue víctima del SIDA, pero quiso dejar no solo un legado artístico, sino también social a través de una fundación que, como no podía ser de otra forma, tiene en la investigación del VIH uno de sus leit-motiv.
  • Madrid Positivo. Otra ONG todoterreno, en la que sus trabajadores, empezando por su presidente, Jorge Gutiérrez, están cada día en la calle trabajando por la prevención, por la salud, por la concienciación, desde Las Barranquillas, hasta la Ciudad Universitaria de Madrid. En Madrid Positivo tienen como presidente de honor al Gran Wyoming y me cuentan que no es una mera figura representativa, el presentador se moja, participa, interviene en las decisiones. Han estado las últimas semanas haciendo pruebas “express”.
  • Una reducción del 17% en las infecciones durante los útimos ocho años indican que el trabajo de ONUSIDA está dando sus frutos, especialmente en el contagio madre-hijo. Es esperanzador que, al menos, una agencia de la ONU funcione.
  • Bill Gates y Avahan. En julio escribía un post sobre la tremenda inversión (258 millones de dólares) que ha realizado la Fundación de Bill Gates en un proyecto sobre VIH en la India, “Avahan” es su nombre. El tema salió porque un medio indio dudaba de la rentabilidad y eficacia “social”, pero la Fundación contestó con su compromiso de seguir luchando y aportando más dinero (hasta llegar a 338 millones de dólares). ¿Merece un reconocimiento el Sr Gates? Creo que sí. Parece que hoy toca repartir flores a personas e instituciones habitualmente denostadas: Gates, ONU…
  • Gloria Iglesias. El primer post de La regla de William estuvo dedicada a esta incansable mujer que desde hace 10 años está decidida a evitar que decenas de personas sin hogar mueran solas en la calle. Por su piso han pasado y han revivido algunos enfermos de SIDA cuyo destino, quizás, hubiera sido otro sin Gloria.
  • Y si antes hablábamos de Médicos del Mundo, no puedo olvidarme del tremendo trabajo de la Nobel Médicos sin Fronteras, que trabaja en 30 países atendiendo a más de 130.000 adultos y niños con VIH.

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube