Saltar al contenido

« ver todos los blogs

“Atrapar un dólar”, Yunus conquista América

30 marzo 2011 - 23:36 - Autor:

Yunus en la inauguración en 2008 del Grameen Bank of America. Foto: Erica Lansner

“Donde los bancos comerciales ven insolvencia, el ganador del Nobel Mohammad Yunnus ve oportunidades”, es una de las frases que acompaña la promoción de la película To catch a dollar (Atrapar un dólar), que esta noche, solo esta noche, se podrá ver, en un National Screening Event, la proyección simultánea en más de 200 salas de cine de Estados Unidos.

El documental sigue los pasos de varias mujeres del barrio de Queens, Nueva York, que han contado con el apoyo del Grameen America, la sucursal del Grameen de Bangladesh que Yunus abrió en 2008. El modelo de microcrédito es el mismo que en los últimos 30 años ha producido los siguientes resultados: 7,5 millones de familias beneficiadas en Bangladesh, 100 millones de dólares en microcréditos y presencia en 38 países.

También es el mismo sobre el que el gobierno de Banglaseh intentó cubrir de sombras al destituir a Yunnus de su puesto como director. Y es el mismo modelo que también puede cometer deslices en su gestión y reputación al realizar operaciones de ingeniería financiera: en noviembre de 2010 un documental de un periodista danés emitido en la televisión noruega denuncia que Yunus desvió una ayuda del gobierno de 96 millones de dólares a otra sociedad del grupo Grameen, aunque la operación no suponía un fraude, Grameen decidió rectificar. Aurelio Martínez Estévez, de Fundación por la Justicia, desentrañaba todas las claves de la polémica maravillosamente bien este domingo en El País.

Para intentar aportar algún dato más al asunto, para ir un poco más allá, llamo a Marcelo Abbad, ex – director del programa de microcréditos de Obra Social la Caixa, consultor social y, actualmente, Director General de Intervida. Abbad es una de las personas que más y mejor conocen el modelo de los microcréditos y, además, ha compartido algunas charlas con Yunus.

En primer lugar, al hilo de la polémica levantada por el documental  “Atrapados por los microcréditos”, Abbad afirma que no se puede imaginar a Yunnus realizando operaciones extrañas y menos con dinero de la cooperación noruega, descarta cualquier tipo de objetivo oscuro en la citada operación. En lo que sí se muestra crítico Abbad es en algunos matices del modelo de Yunnus.

Soy crítico con algunas cosas del modelo Grameen Bank. El reto está en entender que el microcrédito como desembolso de dinero no tiene ningún valor, el microcrédito es el fin de un proceso de inserción y de desarrollo de las personas. Lo peor para luchar contra la pobreza es el dinero, el desembolso de dinero. La caridad jamás ha prosperado, la ayuda oficial al desarrollo nunca ha prosperado, siempre ha estado movida por el espíritu colonizador del hombre blanco y se ha entendido como una macrocaridad.

Abbad apuesta por un proyecto más completo, en el que el microcrédito sea un ingrediente más, importante sí, pero no el único.

Debería haber desarrollado desde el principio procesos más integrales de inserción y lucha contra la pobreza y no centrarse tanto en el microcrédito, sino en la actividad inclusiva.

Este tipo de enfoque garantiza, según Abbad, el éxito del modelo en cualquier parte del mundo, no solo en Bangladesh. Y es que una de las preguntas típicas a Yunnus cuando visita cualquier país es ¿Funcionaría aquí su modelo? Abbad también le planteó esta duda en su momento a Yunus.

Me dijo: no te preocupes, solo hay un secreto en el microcrédito, hay que prestarle al más pobre, al más pobre que te encuentres, este te pagará siempre.

La base de la pirámide y la empresa social

26 marzo 2010 - 8:21 - Autor:

Damos por hecho que cualquier persona hoy en día tiene una cuenta en un banco, es más, damos por hecho que casi cualquier persona en España y en otros países occidentales trabaja con las oficinas on line de sus entidades financieras o tiene tarjetas de crédito o débito para operar. Esto es algo cotidiano aquí, pero algo excepcional allí, en muchos países de África o Asia. Tampoco significa, necesariamente, que sea malo, pero está claro que limita la capacidad empresarial y económica de muchos pequeños comerciantes. Por eso, en los últimos tiempos, se ha empezado  a desarrollar un nuevo modelo de microfinanzas a través de teléfono móvil. Y lo siguiente que uno se pregunta es ¿Tienen móvil, pero no tarjeta de crédito? Pues sí, un informe de finales del 2009 de Naciones Unidas confirma el vertiginoso crecimiento de los móviles en África. El caso es que el sistema usa las tarjetas SIM de los teléfonos como “oficina virtual”. Un buen ejemplo de este nuevo modelo de negocio es M-PESA, un servicio que opera en Kenia.

Bien, vamos un poco más allá. El sistema en sí es innovador, pero no termina de provocar un beneficio social, a no ser que lo apliquemos al mundo de los microcréditos. Es sencillo: una institución que otorga microcréditos puede prestar el dinero a un emprendedor directamente a través de su teléfono móvil y este puede devolver su préstamo usando el mismo sistema, lo que reduce costes de intermediación, estructura, etc.  Es lo que está haciendo Frontline SMS: Credit.

Pirámide del sistema capitalista, 1917.

Pirámide del sistema capitalista, 1911.

Hace unos días recogía aquí una serie de aplicaciones móviles que están ayudando a mejorar el mundo, especialmente en el ámbito de las emergencias humanitarias. Como casi siempre ocurre, se trata de ideas e innovaciones que nacen a partir de una necesidad social concreta: se produce el tsunami de Indonesia y un equipo de ingenieros de diversas empresas e instituciones en Sri Lanka se ponen en marcha para crear un sistema de gestión de información on line, Sahana. Lo mismo ocurre con Ushaidi en Kenia o Haití: se presenta un problema que requiere de una solución inmediata. En España también tenemos algún caso de empresa social de estas características. Frogtek, por ejemplo. Su fundador, David del Ser, dejó su cómodo puesto de trabajo en Vodafone para estudiar en EE.UU. el modelo de empresa social y aplicarlo aquí. Frogtek se está dedicando a crear herramientas de contabilidad utilizando teléfonos móviles con sistema operativo Android para micro-emprendedores  de países emergentes.

El principal nexo de unión de Frogtek, Frontline SMS: Credit, M-PESA, el Grameen Bank o Kiva es que se dirigen, sobre todo, a “la base de la pirámide”, en inglés “Bottom of the pyramid” o “base of the Pyramid”, es decir a las personas que están en el escalón más bajo del sistema: 2.500 millones de personas que viven con menos de 2,5 dólares al día. Hay ya cierta literatura en inglés sobre el tema (la podéis consultar en el enlace de Wikipedia).

Tampoco es algo absolutamente nuevo, ya en 2006 el Grameen Bank de Yunnus y Danone crearon una alianza para proporcionar yogures de calidad a precios baratos en Bangladesh y el proyecto está funcionando muy bien. El yogurt, que se llama “Shoktidoi” (energía en bengalí) aporta el 30% de los nutrientes diarios necesarios para un niño. Además, implica a productores y ganaderos locales, mujeres que se dedican a venderlo por las aldeas… echa un ojo a la galería de Flickr para ver la fábrica en la que se produce. En cualquier caso, lo más interesante es la aparición de estos nuevos modelos de negocio “sociales” apoyados en la tecnología, porque dar el poder y el protagonismo a los que están en el fondo de la pirámide, sosteniéndola, intentando no morir aplastados.

Hernando de Soto y la clave para escapar de la pobreza

31 agosto 2009 - 1:11 - Autor:

Hernando de Soto. Foto: ILD

Hernando de Soto. Foto: ILD

Cuando uno escribe un blog como este, dedicado a personas que inspiran a los demás, cuyos actos están guiados, sobre todo, por el afán de ayudar a los que más lo necesitan, se va encontrando con personas que no responden al modelo de “altruista” más reconocido por la sociedad, pero cuya influencia social quizás sea más relevante que la de aquel. Esto viene a confirmar que hay diferentes niveles en el concepto de “solidaridad” y que cada uno puede aplicarlo en función de sus aptitudes y capacidades. Es el caso de Hernando de Soto.

Hernando de Soto es un economista peruano que, desde hace 30 años, cuando fundó el Instituto Libertad y Democracia (ILD), defiende los derechos de los más pobres a poseer “oficialmente” las propiedades que muchos vienen ocupando ancestralmente, aunque sin ningún papel legal que lo documente. De Soto sostiene que los ciudadanos pobres carecen del registro de sus propiedades y no puedan utilizar sus bienes como garantía, con lo que tampoco pueden conseguir préstamos bancarios para ampliar sus negocios y, al final, se genera un círculo de pobreza imposible de atravesar. Lo explicó en los libros El Otro Sendero y en El Misterio del Capital.

Su teoría y sus propuestas de solución (modificar los sistemas jurídicos de adjudicación de derechos sobre las propiedades) han sido aplicadas por diferentes países: desde, evidentemente, Perú, cuando a principios de la década de los 90, trabajó en el gobierno de Fujimori; a Filipinas, Egipto o México. Incluso, a un nivel local, se ha planteado este modelo para La Cañada Real de Madrid. Evidentemente, De Soto tiene también sus detractores: el pasado 18 de agosto, la revista Foreign Policy recogía un artículo sobre el fracaso de las actuaciones promovidas por De Soto y Yunnus, casualmente el autor es un tal Peter F. Schaefer, presidente de una compañía que se dedica a comprar terrenos en los países en desarrollo.

Ahora, De Soto también centra sus esfuerzos en la Comisión para el emponderamiento legal de los pobres, que preside junto a Madeleine K. Albright (Ex-Secretaria de Estado de EE.UU.), y con la que el pasado mes de julio estuvo en el Aspen Ideas Festival. Lo más inminente en la agenda de De Soto y del ILD es el próximo 4 de septiembre. Estrenan un documental, El misterio del capital de los indígenas amazónicas (ver trailer), sobre los derechos de las tribus peruanas del Amazonas.

Antes de su labor al frente del ILD,  había vivido, trabajado y ganado el suficiente dinero en Europa como para, de vuelta a su país de origen, con 38 años, dedicarse a investigar las causas por las que sus paisanos no conseguían mejorar su salud económica. Ahora es un “gurú” en su país (es la tercera persona más influyente según un reciente estudio) y en todo el mundo,  la institución que preside, como resalta la propia web del ILD está “considerada por el semanario The Economist como uno de los dos centros de investigación (think tank) más importantes del mundo”.

Su carrera personal está adornada por todo tipo de premios y alabanzas por parte de medios como la revista Time, que lo distinguió como uno de los 5 principales innovadores de América Latina en el siglo XX y lo situó entre las 100 personas más influyentes del planeta.

Además, yo añadiría otro mérito más, paciencia y amabilidad para atender a todo tipo de entrevistas realizadas por jóvenes alumnos de Universidad. Es decir que De Soto tiene la cintura para estar un día asesorando a los principales presidentes y líderes del mundo y, al día siguiente, atender con esmero a un joven estudiante que cuelga la entrevista en Youtube.

La Liga de los Filántropos Extraordinarios

27 agosto 2009 - 0:34 - Autor:

Son como La Liga de los Hombres Extraordinarios en el mundo de la filantropía. Hace dos años, un grupo de reconocidas personalidades de la política, la sociedad y la economía se conjuraron para, bajo el liderazgo de Nelson Mandela, crear un grupo de trabajo “The elders” (Los sabios) cuyos objetivos son  la promoción de diálogo y de la paz y la búsqueda de soluciones para paliar el sufrimiento de humano, en particular  el causado por conflictos armado, pobreza extrema, injusticia o intolerancia.

Foto de grupo de The Elders. Fuente: The Elders

Foto de grupo de The Elders. Fuente: The Elders

Estos días, hasta el 28 de agosto, están recorriendo Oriente Próximo (Palestina e Israel). Puedes seguir todo lo que ocurre en la visita a través del blog de la organización, en el que se recogen tanto los típicos e insulsos resúmenes de prensa preparados por el asesor de comunicación, como posts escritos por algunas de las personas con las que se van encontrando en el viaje, desde un presentador de TV, o una joven palestina que tiene que pasar por un punto de control fronterizo para ir a la escuela. Esto es sin duda lo más interesante del blog ya que ofrece un espacio de opinión a los protagonistas anónimos del conflicto para que aporten sus puntos de vista y experiencias sobre un problema en el que los políticos han gastado ya muchos discursos. Por cierto, hay versión en hebreo y en árabe, espectacular y muy inteligente despliegue de medios para no herir sensibilidades.

La delegación la forman Fernando Henrique Cardoso, Ela Bhatt, Gro Brundtland, Jimmy Carter, Mary Robinson y Desmond Tutu. Además, les acompaña una especie de “equipo B” compuesto, básicamente, por dos tipos con mucho dinero y con ganas de ayudar, el multimillonario fundador de Virgin Richard Branson y Jeff Skoll, uno de los creadores de eBay y activo filántropo a través de su fundación y que, además, también ofrece sus propias impresiones del proyecto en su blog.

La gente ha perdido la esperanza en el proceso político. Queremos transmitir a la población que la paz es posible  y que apoyaremos sus esfuerzos por todos los medios a nuestro alcance.

Es el mensaje de Cardoso, líder la delegación. Oriente Próximo, Sudán, Zimbabwe, Chipre, la discriminación hacia las mujeres por motivos religiosos o la situación de la democracia en Birmania son algunas de las iniciativas en las que trabaja este grupo, cuyo equipo de gala es el siguiente:

  • Kofi Annan. Ex-Secretario General de Naciones Unidas.
  • Ela Bhatt (una de las menos conocidas). Una destacada defensora de los derechos y el trabajo de las mujeres en la India.
  • Lakhdar Brahim. Argelino, promotor de la independencia de Argelia y mediador internacional en conflictos con Naciones Unidas.
  • Gro Brundtland. Médica, Primera Ministra de Noruega durante 10 años, Directora General de la OMS (Organización Mundial de la Salud)…
  • Fernando Cardoso. Ex-presidente de Brasil.
  • Jimmy Carter. Ex-presidente de los Estados Unidos.
  • Graça Machel. Mozambiqueña, defensora de los derechos de los niños, Premio Príncipe de Asturias de Cooperación y, además, esposa de Nelson Mandela.
  • Mary Robinson. Ex-presidenta de Irlanda y Ex-Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
  • Desmond Tutu. Sacerdote sudafricano, firme luchador contra el Apartheid en los 80.
  • Muhammad Yunus. Bengalí, célebre por su Grameen Bank, el banco de los pobres. Precursor mundial de los microcréditos.
  • Nelson Mandela. No necesita presentación.
  • Aung San Suu Kyi. Miembro honorario, ya que Aung ha pasado los últimos años de su vida encerrada en su casa por defender la libertad. Y todavía tendrá que esperar, por lo menos, otros 18 meses para poder escapar de su arresto domiciliario.

Matt Flannery, creador de los microcréditos 2.0

3 mayo 2009 - 19:02 - Autor:

La idea es sencilla: una plataforma on line de microcréditos que pone en contacto a emprendedores de países en vías de desarrollo con pequeños prestamistas (o donantes, ya que no hay intereses en las operaciones) ubicados, en general, en los países ricos. Y todo con el aval  de entidades y empresas locales. Esto es kiva.org, una idea puesta en marcha por Matt Flannery, un treintañero de San Francisco (EE.UU) que en 2005 dejó su trabajo como programador para dedicarse a fondo a esta iniciativa que, parece, funciona.

Matt Flannery (izquierda) y el presidente de Kiva, Premal Shah

Matt Flannery (izquierda) y el presidente de Kiva (derecha), Premal Shah. Foto: Daniel Lemin

Así se desprende de los últimos datos. En abril han superado su récord en cuanto a dinero prestado: cerca de 5 millones de dólares, con un ritmo diario de 150.000 dólares. Desde que empezaron, estos son las cifras, grandes cifras:

  • Más de 70 millones de dólares en préstamos
  • 484.852 prestamistas
  • 169. 405 emprendedores (un 82% mujeres)
  • Porcentaje de impagos: 1,82%

Detrás de todas estas cifras están miles de personas que han podido desarrollar sus pequeños negocios, gente con nombres y apellidos procedentes de todos los rincones del planeta. Y detrás está una infraestructura tecnológica y humana que se sostiene mediante patrocinios de grandes corporaciones y donaciones de los prestamistas registrados en el site (en cada transacción te invitan a donar a Kiva un 15% del montante total de tu préstamo, pero se puede suprimir).

¿ Cuál es el secreto del éxito? Hace un mes, Matt ofreció una conferencia en Seattle y Elena Acín (una de las pioneras del emprendimiento social en España con la Fundación Chandra) asistió y recogió las ideas clave en su blog Botellas de luz.  ¿Cómo empieza todo? Casualidad, Matt escuchó a Muhammad Yunus (Premio Nobel de la Paz, fundador del Grameen Bank)  y se fue a África para conocer el funcionamiento de los microcréditos.

Recomendaciones. Empieza poco a poco con expertos en plataformas similares (en su caso Ebay), ahorra todo lo que puedas (tardaron dos años en tener oficinas), sé transparente, asume riesgos, aprende de los fracasos (un clásico de los emprendedores) y no te asustes cuando el Departamento de Seguridad de los EE.UU te da el listado de terroristas mundiales para que compruebes si estás prestando dinero a alguno de ellos.

En el futuro, Matt está pensando en ampliar su modelo a cualquier lugar en el que haya pobreza, lo que implica operar también en EE.UU.Y, ahora, la pregunta es ¿qué motiva a Matt, qué hay de la regla de William? Lo cuenta en una entrevista reciente en el Seattle Times

Crecí en una familia cristiana … mi madre fue  voluntaria para World Vision, mi hermana trabajó para World Vision.  Me di cuenta  de que tenía espíritu emprendedor y que era para lo que estaba preparado. Inicié varias empresas y fracasé. Todo cambió cuando fui a África, con Jessica (su esposa y confundadora de Kiva). Me encantó hablar con la gente de Kenia sobre sus planes y sueños. Se trataba de un ambiente diferente del que había percibido cuando apadrinaba niños, tenía una idea de África como un lugar desolado. Me pareció divertida y vibrante. Quería transmitir ese sentimiento de esperanza… Las personas tenemos muchas cosas en común si logramos romper las barreras que nos separan. Los vecinos no solo están a tu alrededor, también están en Nicaragua o Camboya.

Y una última pregunta, ¿tendría éxito este modelo en España?

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube