Saltar al contenido

« ver todos los blogs

2011, año récord en contrataciones de personas con discapacidad

9 febrero 2012 - 0:03 - Autor:

Una de esas noticias positivas que no verás en casi ningún medio, 2011 fue el año en que más personas con discapacidad encontraron trabajo en nuestro país: 62.084. Esto supone un incremento de un 1,6% en relación con 2010 y sitúa a 2011 como el año con la cifra más alta de contratación a este colectivo.

Los datos, aportados ayer por el Observatorio Estatal de la Discapacidad, señalan que, de estos contratos, 40.970 se han realizado en Centros Especiales de Empleo, lo que representa un 66% sobre el total. Por otro lado, un 23,9% de estas nuevas contrataciones han sido indefinidas.

La gente que realmente sabe lo que es la “integración social” o la “igualdad de oportunidades” para las personas con discapacidad sostiene que el trabajo es lo que marca la diferencia. Personas como Cristóbal Colón, de la Fageda, o Juan Ruiz, de Teixidors, han comprobado que cualquier proyecto de vida de una persona con discapacidad pasa por el empleo. Claro que en estos tiempos, el empleo es la frontera de la integración, para todos, haya o no una discapacidad.

En cualquier caso, para celebrar el buen dato, hemos reunido una serie de videos que nos agitan, nos motivan y nos inspiran para seguir luchando por una integración, cada día, más real.

1. Hola, mi nombre es Luis Castro, tengo 35 años y estoy buscando trabajo.

La campaña viral de la ONCE y FSC Inserta, su entidad de inserción laboral, ha conseguido lo que buscaba: llamar la atención. Más de 200.000 visualizaciones en Youtube y presencia en todos los medios de comunicación.

2. “SceneMob” creado por ECOM, red que aglutina más de 175 asociaciones de personas con discapacidad.

3. El videoblog de Quim.

Quim es un chico de 16 años, tiene síndrome de Down y sus padres han creado el videoblog junto a él con dos objetivos. Por un lado, que suponga un aprendizaje para su hijo y, por otro lado, que ayude a “a sensibilizar un poco más a la población acerca de la realidad que viven las personas con Síndrome de Down, así como deseamos que ayude a otras personas con discapacidad a elaborar proyectos similares”. En su último videopost, Quim nos cuenta su viaje a París

4. Mira a la persona, no a la discapacidad.

Uno de esos spots de premio, en concreto, este ganó el León de Oro en 2011 en el Festival de Publicidad de Cannes. Lo creó la agencia Leo Burnett para Scope, una ONG australiana.

5. Wheelchair guerrilla.

Una acción en Brasil, en Curitibia, para remover conciencias, ¿Alguna vez has aparcado en una plaza reservada a personas con discapacidad?

Darío le planta cara a la parálisis cerebral

23 noviembre 2011 - 23:40 - Autor:

 

Darío

Darío

El infierno empezó a los cinco meses. Hasta ese momento, Darío era como todos los bebés; pero a los cinco meses todo cambió.

Primero fue la vista, no la fijaba; luego uno de los brazos no terminaba de moverse como debía; y luego otros detalles. Del oftalmólogo al neurólogo. Y en la primera visita a este último, Jorge y su mujer ya anticiparon el diagnóstico: parálisis cerebral.

Lo defino como un cambio de guión. De repente tienes un guión, no porque lo hayas experimentado, pero lo has visto alrededor, y te esperas lo que se espera siempre. De repente, te quitan lo que estaba previsto, ya nada tiene el orden que debería, muchas de las cosas ya no se va a producir previsiblemente nunca, como que empiece a caminar. Automáticamente pasas a vivir otra experiencia, otro escenario. Se dice fácil, pero es muy difícil de tragar.

Comenzaba una nueva vida y Jorge, como otros padres, como José Luis Martínez, como Jose Carnero, ha encontrado en la escritura y en internet un aliado, un compañero de viaje, una cámara de resonancia para sus pensamientos, para sus inquietudes, para sus aprendizajes.

Jorge y Darío

Jorge y Darío

Jorge acaba de lanzar Plántale Cara, un portal que quiere ser un referente para todos aquellos que se enfrentan vírgenes a la parálisis, una primera toma de contacto con la discapacidad. Una toma de contacto desde la objetividad y la información de servicio.

Pero Jorge tampoco olvida su historia personal con Darío, su experiencia, consciente de que muchos padres acudirán a ella para reconfortarse. Jorge encabeza la página “Nuestra experiencia”, con un agradecimiento “Gracias Darío por ayudarnos a interpretar la vida de otra manera”.

Es inevitable trazar similitudes y diferencias con las historias de Uno entre cien mil y de El blog de Anna. De hecho, Jorge Martín y Jose Carnero son íntimos amigos, y Jorge ha sido un modelo para Jose. Encontrar “iguales” con los que compartir siempre es una buena terapia.

En general, no buscas un modelo específico de alguien que haya tenido un niño con parálisis, sino que buscas cualquier modelo de experiencia humana dura y trágica que es superada con gallardía y te sirve cualquiera. Esta es una de las múltiples contrariedades que puede vivir el ser humano. Al final, tienes una contrariedad muy grande, muchos seres humanos, desafortunadamente, tienen muchas contrariedades todos los días de todo tipo.

En cualquier caso, las trayectorias de Jose-Uno entre cien mil y Jorge-Plántale cara se separan.

Hay una variable que es el horizonte que hace que las cosas se puedan planear de una forma diferente. Lo nuestro es crónico, para toda la vida, lo de Guzmán se va a solucionar, esperemos que en un año como mucho. En nuestro caso, cada paso van surgiendo nuevas putaditas.

Esas putaditas son crisis epilépticas, una malformación en la cadera… Me admira y me inspira que Jorge no tenga ningún inconveniente en reconocer lo realmente jodido que es tener un hijo con parálisis cerebral.

Nadie está preparado para esto, para este cambio de guión. Estoy seguro de que, entre comillas, no lo voy a superar nunca. Mi sensación es que te meten un zarpazo en el alma y que el felino no se va, se queda quieto, te dice, bueno, no te voy a hacer más daño, pero está ahí, y cuando pasa algo nuevo pues te hundes. He pasado ratos muy malos, he pasado por la peor etapa de toda mi vida, de eso no tengo ninguna duda.

Se nota que Jorge ha pasado horas, muchas, miles de horas meditando sobre el proceso vital que están recorriendo con Darío. Por eso es tan valioso su testimonio, porque también pone sobre la mesa sus frustraciones, sin abandonar el optimismo, pero sin caer en la autocomplacencia.

Tienes un niño que no camina, con el que tienes que cargar, con un horizonte muy chungo y simultáneamente tienes un niño en casa que no para de sonreír, que te da amor como yo no lo he vivido con nadie, absolutamente incondicional, es una máquina de devolverlo amplificado, un amplificador de emociones. Y esto también es una experiencia única.

Estamos aprendiendo a entender la parte tan única y tan especial que tiene esto.

En la parte puramente formal, los proyectos de los padres coraje 2.0 también tienen divergencias. Mientras que Uno entre cien mil y el Blog de Anna adoptaron el blog como formato, Plántale cara se plantea, en primera instancia, como una especie de Wikipedia de la parálisis cerebral.

Hay mucha información, a muchos niveles, pero pensamos que la información está muy dispersa. A nosotros nos costó mucho tiempo hacernos una fotografía más o menos exacta de todo lo que implica el día a día con Darío. Qué iba a suponer en términos de desplazamientos, de ayudas, de médicos, de hospitalización, de centros de discapacidad, los neurólogos….

En apenas unos meses, semanas, el retorno que Jorge está recibiendo ante el lanzamiento de Plántale cara es brutal. De hecho, afirma que, por momentos, parece que está gestionando un voluntariado, pero ¡¡bendito voluntariado!! diseñadores que ofrecen sus ilustraciones, informáticos que se ponen a su disposición para crear una tienda on line de segundamano…

Para Jorge la ayuda que está recibiendo es vital, ya que Plántale cara tiene que convivir con su trabajo como investigador de mercados, con sus clases como profesor y, por supuesto, con su dedicación familiar.

Entre los proyectos de futuro de Plántale cara está crear un modelo de comunidad on line de los afectados. En ello está ya trabajando otro amigo y colaborador del Jorge, Miguel del Fresno. Y también está la parte reivindicativa o “reivindicactiva”, como la ha bautizado Jorge, que quiere acabar de una vez por todas con incivismos como que las plazas de discapacitados siempre estén ocupadas por no discapacitados.

Darío, con su madre, Carmen

Darío, con su madre, Carmen

¿Futuro personal y familiar?

El único éxito de nuestras vidas es tener normalidad. Ese ha sido nuestro gran esfuerzo y nuestra paliza gorda ha sido no dejar de salir con nuestros amigos, no dejar de salir al campo y echar a Darío a la mochila, en vez de quedarme en casa, que hubiera sido más cómodo.

¿Y el de Darío?

Si cometes el error de plantearte metas… Darío tiene que llegar aquí, Darío tiene que llegar allá… Lo primero que tiene que ser es feliz. Nuestro único objetivo es que sea feliz.

Huertos solidarios frente al “skyline” madrileño

10 mayo 2011 - 16:48 - Autor:

La huerta de Monte Carmelo. Foto: Chiara Cabrera

Llegas fatigado a casa, diez horas de jornada laboral, la mente bloqueada por decenas de pequeños asuntos, el informe que debes entregar sin falta, el colegio del niño, el tráfico, la caldera averiada… Y te cambias de piel, mudas. Te quitas la de estresado ciudadano urbano y te pones la de hombre o mujer de campo, apasionado por la jardinería y por los árboles frutales. Y entonces recoges a tu padre y a tu hija pequeña y te marchas a tu pequeño paraíso, a tu huerto de 20 metros cuadrados a las afueras de Madrid. Y eres feliz. Podría ser una historia de ficción, pero es real.

Es la historia de una de las familias que casi cada día acude a cuidar su pequeño reino vegetal en La huerta de Monte Carmelo, un proyecto ecológico y social de la Fundación Carmen Pardo Valcárcel, una entidad que lleva más de 60 años promoviendo el desarrollo y la igualdad de las personas con discapacidad intelectual.

La idea de este proyecto que se presentó ayer en sociedad nace del sueño imposible de Sandra Carretié, una publicista apasionada de la jardinería que, inspirada por la Huerta del Rey de Versalles, imaginó que un día pudieran existir huertos urbanos en la ciudad de Madrid.

Un huerto es algo muy cercano, es un instinto que tenemos desde siempre, recolectar, cultivar. Si vas a buscar espárragos al campo y encuentras uno, te emocionas y puedes seguir buscando durante tres horas.

El hada madrina de Sandra fue Carmen Cafranca, la presidenta de la Fundación Carmen Pardo Valcárcel, quién ha puesto al alcance de Sandra el terreno y el equipo que su Fundación tiene en la zona norte de Madrid, en el barrio de Fuencarral. El proyecto, impulsado también por Obra Social Caja Madrid, empezó a caminar el año pasado y ahora es tan real como que ya están en funcionamiento 88 de los 148 huertos previstos.

Ya hemos recogido espinaca, borraja, guisantes, lechugas y fresas. Lo que es increíble es cortarlo y cenarlo esa misma noche en casa, sin que haya pasado por máquinas frigoríficas, etc.

Doble beneficio: se crean espacios verdes y sostenibles en las parcelas sin uso del paisaje urbano y se da trabajo a personas con discapacidad intelectual. Ahora mismo quedan 60 huertos por preparar y encontrar “padrinos”, aunque ya tienen 30 personas en lista de espera. ¿Quieres saber cómo puedes conseguir el tuyo?

  • El alquiler de un huerto de 20 m2 es de un año mínimo para que se cumpla un ciclo de producción.
  • La cuota de inscripción es de 150 euros, que incluye montaje y plantas. Hay que sumar 65 euros de mantenimiento al mes y 20 euros por los cuidados del Personal keeper.
  • Puedes elegir entre tres modelos: frutal, tradicional y jardín.
  • Disfruta de tu huerto todo el tiempo que quieras, dentro del horario, claro. Hasta el 31 de julio:  lunes, martes y miércoles, de 10 a 19; jueves y viernes, de 10 a 21 h. Sábados, de 10 a 15 y de 18 a 21 h. Domingos y festivos: de 10 a 15 h. Calle Monasterio de las Huelgas, 15, Madrid.

Un grupo de Personal keepers de La huerta de Monte Carmelo. Foto: Chiara Cabrera

La huerta de Monte Carmelo es un proyecto de felicidad. Felicidad para Sandra Carretié y Carmen Cafranca, felicidad para las decenas de familias que han encontrado un oasis en medio del asfalto y, sobre todo, felicidad para los Personal keepers, para los trabajadores con discapacidad intelectual que se encarguen de cuidar y mimar los huertos.

Tienen una solidaridad natural entre ellos, sin espíritu de competencia, son alegres, se ayudan, da gusto. Sobre todo, son una fuerza de la naturaleza, eso se transmite muy bien a las plantas y a ellas les viene muy bien, se nota.

Este movimiento de los huertos urbanos causa furor en algunos países de Europa desde hace algunos años. Aquí estamos empezando, aunque tampoco somos unos novatos: el huerto de Milhistorias ya lleva unos años con nosotros.

El invernadero de Milhistorias. Foto: Fundación Hazlo Posible

Milhistorias es un proyecto de integración social y agricultura ecológica de la Fundación Rais. En este caso, los huertos no se alquilan, lo que ofrecen desde Rais es una gama de productos ecológicos cultivados en una finca de Brunete y a un precio desde 15 euros. Aquí también hay doble beneficio: integración laboral de personas en riesgo de exclusión social y agricultura sostenible.

Con una base de 1.400 clientes, Laura Pérez-Ureta, Gerente de Economía Social de RAIS, afirma que Milhistorias es un proyecto rentable.

Somos capaces de sacar adelante inversiones y de mantener tres puestos de trabajo de inserción. Generamos empleo y este es un proyecto que merece la pena.

Tanto el 2010 como el 2011 no están siendo años fáciles, la frecuencia de compra ha bajado y ha tocado reaccionar y adoptar nuevas políticas comerciales: dirigirse a empresas, no solo a particulares; cambiar el sistema de distribución asumiendo todos los envíos para garantizar el buen estado del producto en la entrega, mejorar el canal on line con el lanzamiento (en breve) de una tienda virtual.

Además, Milhistorias está abierto a la sociedad, Laura afirma que están deseando recibir a los clientes y a los que puedan estar interesados en los productos del huerto para que lo conozcan y vivan el proyecto. Curiosamente, muchos de sus clientes son ingleses, franceses, alemanes…¿Vamos a dejar que solo ellos disfruten del fruto de nuestra tierra?

Arte sin compasión

16 septiembre 2010 - 21:51 - Autor:

La exigencia es igual para cualquier actor, actriz o bailarina.  Tienen que rendir cuentas de lo que son capaces de desarrollar en la escena.

Cartel de la obra Cocktail

David Ojeda es, junto con Patricia Ruz, el creador y director de Cocktail, una propuesta escénica que se podrá ver mañana y el domingo en La Casa Encendida (Madrid) dentro del Festival Artes Escénicas y Discapacidad. Y esa exigencia de la que habla David es a la que estarán sometidos todos los actores de la obra, tanto los que no tienen discapacidad como los que sí la tienen.

En el terreno de la discapacidad los entendidos suelen hablar de dos tendencias o comportamientos de los padres (y la sociedad en general) con los hijos: sobreprotección frente a promoción de la independencia. Entiendo perfectamente ambas posturas, conozco casos en uno y otro sentido y siempre percibo lo mismo: todos buscan la felicidad de sus hijos.

El arte no es una disciplina ajena a esa discusión. En el caso de la compañía de Patricia y David, Treceacero, y de Cocktail, el enfoque es crear un proyecto de integración artístico en el que lo fundamental sea ofrecer al espectador un espectáculo de calidad, más allá de las circunstancias de quién lo protagonice.

Está claro que David conoce muy bien el terreno que pisa: durante más de 10 años fue el director artístico de la compañía El Tinglao, que integra a personas con diversidad funcional, y, además, su tesis doctoral llevaba por título “Artes Escénicas y Discapacidad”. Eso sí, deja claro que las personas que se han sumado a este proyecto ya tenían una formación de base. De hecho, uno de los actores proviene de El tinglao.

Como yo sigo teniendo algunos (muchos) prejuicios sobre las bondades “extra” de este tipo de actividades para las personas con discapacidad, no puedo dejar de preguntar a David por la superación personal, por la recompensa que supone formar parte de un proyecto tan ambicioso…

La conmiseración dentro de la creación también hay que quitarla de la recepción. Muchas veces, la recepción lo ve como que es mejor para esa persona que para otra. Y no, es la misma mejora. Eso me parece peyorativo y condescendiente y me parece peligroso que se siga pensando.

David se refiere, como ya hizo Esmeralda Valderrama hace unos meses, a que el director debe ser exigente con los actores, y amplía esa exigencia al público. Pero yo insisto, ¿no genera una mayor satisfacción el hecho de la discapacidad? ¿no implica una multiplicación de la autoestima?

Con todos los respetos, muchas veces la recepción desconoce bastante cuál es el entorno de una persona con retraso mental. Picasso tenía rasgos autistas bastante considerados y tuvo dos parejas que se suicidaron, sin embargo es un gran pintor.

Y un último argumento.

A toda persona que he conocido hasta ahora la educación en el arte le ha venido bien.

Cocktail ya ha pasado por el Festival Dos Abrazos y el resultado dejó contento a David. Ahora estrenan en Madrid, en el lugar donde empezó todo, ya que el grupo se formó en un taller de teatro en La Casa Encendida. En el escenario, un espectáculo de danza y performance contemporánea, acompañada por una interesante propuesta musical, que va de Seal a Sinatra, pasando por Tom Waits o Henry Mancini. Mucha suerte.

Y mucha suerte también a la compañía portuguesa Grupo Dançando com a Diferença, que los días 25 y 26 presentan Beautiful People.

Beautiful People, de Projecto Dançando com a Diferença

Miguel Nonay, activismo a salto de mata

29 julio 2010 - 20:42 - Autor:

Hace poco más de un año, Miguel Nonay, 48 años, picado por la curiosidad y por la aparente facilidad del envite empezó a escribir un blog de viajes: A salto de mata. A este maño, que está casado y tiene una empresa de servicios, siempre le había gustado viajar, sobre todo desde que sus padres le llevaron a Lourdes con apenas 2 años para ver si, después de una poliomelitis y quedar con la movilidad muy reducida, la Virgen le devolvía “hecho un Forrest Gump“, como afirma riendo él mismo.

Miguel, en Costa Rica, teleférico del volcán Arenal.

Hoy su blog es ya un referente en viajes accesibles. Pero es mucho más que eso. Miguel es un ejemplo claro de que las redes sociales y los blogs pueden ayudar a mejorar la vida de las personas.Él mismo lo reconoce, “las redes sociales me han cambiado la vida”.

Su popularidad empezó a crecer en octubre de 2009, cuando denunció que Renfe no le dejaba viajar con Scooty II, una moto eléctrica adaptada. Al final, gracias al apoyo que recibió de la blogosfera, la empresa se interesó por su caso y le facilitó el viaje, además se comprometió a cumplir de igual forma con el resto de viajeros en sus mismas circunstancias. Miguel estará mañana en la Campus Party contando su experiencia.

P. ¿ Te imaginabas hace un año, cuando empezaste el blog, todo lo que te ha pasado?

R. No, como me gusta viajar y escribir me puse a ello; pero no me planteaba en ese momento que fuera a ir más allá de pasar un rato. Las redes sociales me han cambiado la vida totalmente, me han cambiado la forma de pensar, me han hecho mucho más abierto.

P. ¿Qué esperas de la Campus Party?

R. Estoy muy nervioso, muy inquieto porque quiero transmitir muy bien el mensaje. Nos va a ver mucha gente y es una buena oportunidad para dar a conocer el mensaje “Si quieres, puedes”, las limitaciones son demonios a los que hay que vencer y solo tienes que creertelo, tú eres tu mejor marca y tu mejor publicidad. Voy a contar mi experiencia, mi historia de activismo, pero no de forma indivual, porque yo cuento para esto con mis más de 200 seguidores en el blog, más de 700 en Twitter o 1.200 en Facebook. Gente muy activa, que continuamente me está dando su apoyo.

P. El título de tu blog “A salto de mata” significa aprovechar las oportunidades que van apareciendo en el camino, ¿es tu caso?

R. Sí, es ir venciendo las dificultades, conseguir lo que realmente quieres.

P. Hay que viajar, más allá de las distintas capacidades de cada uno.

R. Lo que digo a todo el mundo es que se planteen a qué lugar quieren ir y ese es el reto. Ir a ese lugar. Luego iremos sacando la información necesaria y dando vueltas a si el sitio es accesible o no para ver cómo podemos llegar.

P. Has estado en Bélgica, Argentina, Brasil… Y en sitios como Costa Rica has hecho cosas que, aquí, en España, parece que están vetadas para las personas con discapacidad.

R. He saltado por los árboles haciendo tirolina, he hecho aguas bravas, he ido en ultraligero, he practicado kayak por el Caribe y en ningún momento me han puesto ningún problema. Siempre ha sido, “vamos a ver de qué manera, y con seguridad, podemos hacerlo”. Eso te da una sensación de libertad que en Europa no tienes, con tantas leyes y con tantos miedos a que el seguro no quiera pagar.

Miguel en el rodaje, el pasado fin de semana en Barcelona, de un documental sobre su vida

P. ¿Te estás creando una comunidad de personas con discapacidad interesadas en viajes y accesibilidad a través del blog?

R. No, el colectivo es muy disperso y el blog no tiene la posibilidad de hacer una comunidad de viajes, pero si he ido recibiendo comentarios de gente que viaja en silla de ruedas y, lo más importante, es que recibo muchos comentarios que implican un cambio de mentalidad. Viajeros que ahora ven las cosas de otra manera, se fijan si hay un rebaje, si hay rampas, si en el hotel hay habitaciones accesibles. Me interesa crear esa especie de mentalidad del turismo accesible como algo conceptual, como el arquitecto que cuando va a diseñar un edificio no hay que decirle que tenga en cuenta el tejado.

P. Y en octubre de 2009, todo cambió, tu blog se hizo más popular y abanderaste una causa.

R. Yo además de usar los bastones, utilizo un scooter eléctrico, y éste último no me lo dejaban subir a un tren para ir a Madrid a un evento que me interesaba mucho. Lo conté en el blog y los 60 seguidores que había hasta entonces se convirtieron en 170 en poco más de 48 horas y todos difundieron el post, también en Facebook. Renfe se puso en contacto conmigo y me dijo que no me preocupara pues no iba a haber ningún problema. Ahora, hasta han habilitado un teléfono de información para estas situaciones.

P. Detrás de un teclado todas las personas somos iguales, pero fuera, en la vida real, la cosa cambia.

R. Cambia por desconocimiento. Hemos avanzando mucho, pero sigue habiendo miedo a lo desconocido. Algunas personas “con capacidades diferentes” piensan que lo que les ha ocurrido es culpa del mundo entero y a veces una persona intenta ayudar y reaccionamos con mal humor. Yo siempre hago un llamamiento: habrá desconocimiento, pero no mala fe. Habrá que explicar si nos caemos al suelo, qué tienes que hacer para ayudar a levantarnos y si nos podemos reír, mejor, para desdramatizar.

P. Hablando de reír y de humor, en tu blog y en tus canales hay buen rollo y mucho agradecimiento.

R. Tengo un principio: me parece un acto de generosidad que alguien deje lo que está haciendo y en entre en mi blog a leer los artículos tan larguísimos que hago. Y que, además, comenten y con el cariño que lo hacen. Eso requiere devolverles su generosidad, agradecer su apoyo en los comentarios, en Facebook, en Twitter.

Gracias y feliz viaje A salto de mata.

Los Gestionadores, radio sin barreras

26 mayo 2010 - 23:42 - Autor:

De izq a dcha: Isabel, Diego, Felipe (sentado), Paco, Silvia, Miriam y Luis

Los Gestionadores, la integración, en primera persona“. Suena el indicativo del programa más escuchado de los sábados  en Gestiona Radio. Estamos en la madrileña calle de Alfonso XI, en uno de los estudios de grabación de la cadena COPE. Frente a los micrófonos, Felipe Olavarría, chileno, 31 años, dirige un equipo de “panelistas” que cumple ya su quinto programa en el 94.8 de la FM en Madrid.

Miriam, Luis, Isabel, Diego, Fonsi, Paco… todos están atentos, en silencio, preparados para su intervención. Desde el control, el técnico, Diego, da paso a Felipe, el programa se graba en falso directo el martes y se emite el sábado de 12 a 13 horas. Podríamos estar hablando de un programa cualquiera, con su escaleta, su presentador, sus invitados, sus colaboradores y, de hecho, lo es, es un programa “normal”, en el que en ningún momento se hace referencia a la particularidad de los chicos que se sientan alrededor de la mesa: todos tienen alguna discapacidad intelectual.

Un momento del programa "Los Gestionadores"

Isabel, 29 años, toma la palabra para hablar de cine, de Descalzos por el parque, la película de Robert Redford. Luego entra Luis, 47 años, que se encarga de la sección musical. Su locución es brillante, bebe directamente del mítico Joaquín Luqui, su ídolo radiofónico. Cada semana el equipo se reúne en la redacción dos días para preparar el programa. Felipe afirma que uno de los objetivos es que se sientan parte de un proyecto profesional.

Los chicos tienen un ventana a la sociedad, su espacio para expresar lo que sienten. Pero sobre todo está el tema de los beneficios transversales, como salir del entorno habitual, la interacción con otras personas, con profesionales, la posibilidad de mejorar su capacidad de expresión.

Después de Luis, es el turno de Paco, 37 años. Trabaja en la Fundación Carmen Pardo Valcárcel y en Los Gestionadores es el entrevistador. Hoy visitan el estudio María Álvarez, Directora Creativa de la firma de moda Kina Fernández y Francisco Fernández, de la Fundación GPM. Paco, al que de chaval le valoraron una discapacidad del 33%, tiene las ideas muy claras.

Cuando estudiaba, me agarraba unas peloteras tremendas con el tema del cálculo, hasta que me dije un día “Tío, en la Nasa no vas a currar, astrofísico no vas a ser”. Que no puedes con las matemáticas, bueno, a otra cosa. La sociedad te dice “Tienes que llegar hasta aquí y, si no lo haces, no vales”.

Miriam y Silvia en un momento del programa

Turno para los deportes con Fonsi, 16 años. Felipe le echa un cable, siempre está al quite y, aunque afirma que no tenía ninguna experiencia en radio, sabe cómo salir de situaciones delicadas.

Felipe llegó desde Chile hace siete años, allí había estudiado Educación Especial. Desde siempre ha estado involucrado en proyectos sociales, se siente cómodo en este ámbito. A través de la Fundación Miradas Compartidas empezó con Gusanos, un musical en el que participaban actores con discapacidad. Se representó en Madrid, en el Lope de Vega, pero fue un fracaso comercial, ahora está girando por Chile, con más éxito que aquí.

Luego dirigió la “Academia de talentos”, un centro en el que 200 chicos con discapacidad aprendieron baile, expresión corporal, danza, pero era un proyecto costoso y la crisis se llevó al patrocinador. En enero surgió la posibilidad de hacer este programa de radio en la nueva emisora de la COPE, Gestiona Radio. Felipe afirma que todo el equipo de la emisora, empezando por su director, Borja Nocito, está totalmente implicado.

Felipe presenta a “la embajadora“, Miriam, que ya estuvo con Felipe en la Academia de Talentos y que ahora se encarga de leer una poesía “Estoy muy contenta y muy orgullosa de hablar en la radio”. Hoy, con Miriam, ha venido Silvia. La idea de Felipe es que, cada semana, participe un chico nuevo. Silvia tiene 32 años y trabaja en el bufete de abogados Gómez Acebo-Pombo, al que llegó tras una extensa formación laboral. Cuando le preguntó sobre la discapacidad, sobre los prejuicios que todos tenemos, Silvia da una respuesta tan sencilla como abrumadora.

Nadie es perfecto. Nos equivocamos, no pasa nada. Hay que volver a intentarlo.

Ya ha pasado una hora, Felipe despide el programa y todos los chicos esbozan una sonrisa, están felices por el trabajo bien hecho y deseando volver a juntarse para preparar el siguiente capítulo de Los Gestionadores. Felipe está trabajando para que todos puedan desarrollar  sus capacidades y ejercer como auténticos profesionales del medio. El domingo Fonsi estará en el Estadio Santiago Bernabeu viendo un partido benéfico entre veteranos del Real Madrid y del Milán; Luis está acreditado como un periodista más para cubrir Rock in Río; Isabel, la corresponsal de espectáculos, podrá ir a premieres a los cines Ideal. Como suelen afirmar desde el ámbito de las asociaciones del sector, muchas veces, la discapacidad está en la mirada del otro.

Fajardo, pasión por la justicia social y la polémica

15 marzo 2010 - 23:15 - Autor:

Una entrevista a José Carlos García Fajardo no es una entrevista, es una conferencia de prensa con derecho a réplica. A sus 73 años, el “profesor” Fajardo conserva intacta su oratoria y su capacidad para persuadir. En cualquier caso, tampoco hace falta pincharle mucho para que el resultado de una charla de casi dos horas arroje todo tipo de titulares, nombres e ideas, desde su época de asesor de “telegenia” de la plana mayor del PP (Rato, Cascos, Aznar, Aguirre..), hasta, lo más importante, su labor como fundador y, ahora, presidente de honor, de Solidarios para el Desarrollo, la ONG que nació en la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense.

El profesor Fajardo, la semana pasada, con la Facultad de Periodismo detrás.

El profesor Fajardo, la semana pasada, con la Facultad de Periodismo detrás.

Parece increíble, pero en “tan solo” 73 años, le ha dado tiempo a estudiar cuatro carreras, aprender ocho idiomas, dirigir la Comunicación en la CEOE, asesorar en materia de imagen a gobiernos y multinacionales de España y Latinoamérica, escribir miles de artículos y un buen número de libros, visitar decenas de países, entre ellos 20 del África Subsahariana durante su año sabático, dar clase a más de 25.000 alumnos de periodismo, presidir y dirigir durante más de 25 años Solidarios. Y, todo eso, con 6 hijos y 11 nietos.

Está claro que Fajardo tiene historia para más de un post, pero voy a intentar extractar lo mejor de su vida y de su proyecto social. Para empezar,¿a qué se dedica ahora? Le fui a ver a su despacho en la Ciudad Universitaria, detrás de la Facultad de CC. de la Información y me lo encontré preparando cartas y mails a conocidos, amigos y simpatizantes de la organización para pedirles ayuda, para invitarles a hacerse socio: Solidarios, como otras muchas ONG, no pasa por sus mejores momentos. Y Fajardo está echando una mano para sostenerla, aunque pasa la mayor parte del tiempo coordinando el Centro de Colaboraciones Solidarias, una especie de “agencia social” que distribuye artículos, gratuitamente, para cientos de medios de comunicación en todo el mundo.

No practico la religión, no soy miembro de ningún partido político, he asumido la causa de los marginados, de los tuercebotas como yo.

¿Cómo nace Solidarios?

Al salir de una de mis clases, un grupo de alumnos me esperaron en el despacho 314, para hablar de “eso”, y yo dije “¿Qué es eso?”, “Cuando usted se va por los cerros de Úbeda”, me contestaron. Les cité de 2 a 3:30 en el aula 315, yo creí que se habían olvidado, pero entré allí estaban unos cuantos. Siempre digo que soy el causante de muchas almorranas, porque como no había sitio, tenían que sentarse en los radiadores.

Estamos hablando de finales de los ochenta y principios de los 90. La Facultad y la clases de Historia del Pensamiento de Fajardo fueron el caldo de cultivo de una generación de periodistas inquietos, a los que Fajardo sabía provocar: podrá caerte mejor o peor, creerle más o menos, podrás conectar o no con su mensaje, pero indiferente no dejaba a nadie.En La regla de William, desde hace un año, intentamos averiguar cuál es el motor de los comportamientos altruistas, en el caso de el profesor Fajardo, la inspiración fue su madre, una mujer de clase media-alta, tampoco rica, que llevaba la casa y se volcaba con los desamparados.

Todo lo mamé de mi madre. Después de la guerra, en el hambre, recuerdo que iba todas las semanas al hospital para ver a gente a la que no visitaba nadie. Recuerdo que, en mi casa, los miércoles, teníamos en la escalera sentados a los pobres y se les servía una taza de caldo y un trozo de pan. Yo veía a mi madre que aprendió a hablar con la manos para ayudar a una muda a la que golpeaba el marido. Nos educó para amar.

Así que inspirado por su madre, motivado por la justicia social y empujado por un grupo de de estudiantes con ganas de cambiar el mundo, Fajardo creó Solidarios para el Desarrollo

A los pocos días de empezar los seminarios suena el teléfono. “Soy Javier, Me llevan a la cárcel, voy a estar largo tiempo. No me falle profesor”. Javier era un alumno de 2º, le había tenido al año anterior y le había dado muy buenas notas. Yo nunca había entrado en una prisión. Al cabo de 20 días estaba en la cárcel de Segovia, visitándole todos los miércoles. Empezaron a acompañarme profesores, otros alumnos… El director de la cárcel me comentó que estaba matando pulgas a cañonazos, porque allí había alumnos de la UNED y no recibían a un profesor en mucho tiempo. Así que le propuse crear un aula de cultura.

Solidarios trabaja en ocho prisiones actualmente. Sus voluntarios fueron los primeros de carácter laico que entraron en estas instituciones penitenciarias, hasta entonces reservadas a las órdenes religiosas.

Fajardo, en Cuba, donde Solidarios enviaba libros y medicamentos

Fajardo, en Cuba, donde Solidarios enviaba libros y medicamentos

Una de las máximas que ha seguido la ONG es ir allá donde la llaman, responder a una demanda. “Como la sangre acude a la llamada de la herida para limpiar, aliviar y ayudar a que cicatrice.”

Los misioneros son enviados, pero nosotros somos llamados, y eso siempre lo tuve claro.

Las cárceles es el proyecto que más emociona a Fajardo.

Tengo mano con los ladrones, con los chorizos, con las putas. El servicio que más me gusta es el de las cárceles, les revoluciono, les provoco, digo que el primer derecho del preso es a fugarse. Les digo que aquello es como un colegio mayor, no tienen que preocuparse de la cocina y, cuando se duermen, tienen a un montón de agentes y guardias civiles para que no entren los ladrones a robar.

Es un provocador, le gusta polemizar y le preocupa cómo se están burocratizando las organizaciones sociales.

Antes, adaptábamos nuestra disponibilidad al servicio social y se hacían las cosas. Ahora se ha considerado que esto es un nicho de empleo. Ahora los trabajadores de las organizaciones sociales tienen el horario estricto de trabajo. Hay tantas exigencias en sus derechos que algunos no están dominados por la pasión de la justicia. Hay algunas ONG sin voluntarios. Hay personas que dirigen ONG que no han visitado una cárcel, que no han estado bañando a un enfermo o acompañando a un terminal. Y eso es lo que transforma tu vida.

Solidarios siempre ha sido un referente como organización de voluntariado: dos horas a la semana es el compromiso. Entre los servicios a elegir: personas mayores, sin hogar, cárceles, hospitales, inmigrantes, prostitutas… Y, lo más importante, el respeto de una serie de valores y principios

Hay gente que cree que el voluntario le hace un favor a la ONG, mientras no erradiquemos eso, estamos perdidos. El favor se lo hacen los pobres, los marginados, los ancianos, para que vayan a caminar con ellos; nosotros, los voluntarios sociales, no vamos a cambiar nada. Ante el sufrimiento y ante el dolor, hay que descalzarse, mentalmente. No podemos ir a una cárcel, a estar con inmigrantes sin acoger, sin guardar silencio, ¿quiénes somos para decirle a un alcohólico que deje de beber?

Como buen periodista y hombre de Comunicación, José Carlos García Fajardo piensa en titulares y en su trabajo al frente de la ONG ha acuñado algunas frases que firmarían muchos de los gurús que pueblan ahora el universo bloguero y  tuitero.

“Lo hicieron porque no sabían que era imposible.”
“A un joven si le pides poco, no da nada. Si le pides mucho, lo da todo.”
“A qué esperamos, si nadie nos tiene que mandar.”
“El que no tenga nada que hacer, que no lo venga a hacer aquí.” (en referencia a los voluntarios “ocasionales”)

Al trabajo en cárceles le siguieron las personas sin hogar.

Empezamos María José (una persona clave en Solidarios) y yo comprando medio litro de leche todos los días, un infiernillo por 170 pesetas en SEPU. En el suelo de despacho, sobre un cartón, calentábamos la leche y salíamos por Argüelles.

Y el acompañamiento a enfermos, personas con discapacidad…

Mi mujer me dijo un día que una prima tenía un hijo en el Hospital de Puerta de Hierro, que fuera a verle, que estaba malo, y al salir, hace 24 años, le dije que tenía SIDA y empezamos a visitarle a él y a otros. Así empezó nuestro servicio a los terminales de SIDA. Por una señora ciego, nos enteramos de que en el Gregorio Marañón, y en otros hospitales, había personas a las que no visitaba nadie. Otro día, llegó una persona que me pidió que fuera a una residencia de personas con grave discapacidad. Comprendí que la gente que trabajaba allí quedaba agotada. Me ofrecí, junto con otros amigos, los sábados y domingos a bañar, a afeitar, a acompañar a dar un paseo a las personas con discapacidad, de 7 a 10 de la mañana. Un día, en la Facultad de Ciencias de la Información, que está hecha con el culo, me encontré a una chica sentada en una silla de ruedas. Le pregunté, “¿qué haces?, “esperando a que alguien me suba”. Ese mismo día colgué carteles en la Facultad para encontrar voluntarios. Así empezó el PAED (Programa de Ayuda a Estudiantes Discapacitados).

Luego llegaron los viajes de voluntarios a países de Sudamérica, 200 chicos viajaban cada año pagándose cada uno el viaje y siendo acogidos por instituciones que los necesitaban, hasta que alguien llamó por teléfono y preguntó por “Viajes Fajardo”. En ese momento comprendió que tenían que acabar con ese modelo; pero sí que pusieron en marcha dos proyectos emblemáticos: el Libro Solidario y el Puente Solidario. A través del primero, han procesado tres millones de libros, de los que ya se han enviado un millón, en bibliotecas de 6.000 volúmenes cada uno, a Universidades y Escuelas de Magisterio de Sudamérica, la zona Atlántica de África, centros de español en Irán, en Irak… Por su parte, el Puente Solidario (iniciativa que ya no tiene activa la organización) clasificó y envió 60 toneladas de medicamentos. Este último proyecto se complementó con la puesta en marcha, durante el año sabático de Fajardo por el África Subsahariana, de centros de medicina preventiva en diversas Universidades de países como Senegal, Malí, Tanzania…

En Camerún, donde Solidarios desarrolló un proyecto de piscifactoría

En Camerún, donde Solidarios desarrolló un proyecto de piscifactoría

Hace tres años que José Carlos García Fajardo pasó a un segundo plano: se jubiló, cedió el testigo de la presidencia de Solidarios y, cómo el mismo afirma, “dejó que el organismo reclamase sus derechos”. Si en África, a los 59 años, las pasó canutas y estuvo muy enfermo por problemas intestinales, desde hace un lustro es el corazón el que le mantiene a raya: 14 pastillas al día. Aunque afirma que no tiene la misma fuerza ni vitalidad, yo le encontré pletórico, volcado en su CSS, obsesionado con la justicia social, recordando a Hélder Cámara, al que conoció personalmente, “Cuando doy de comer a un pobre, me llaman santo; cuando pregunto por qué es pobre, me llaman comunista”.

Tengo que ser mucho más provocador, pero no puede haber protesta sin propuesta alternativa. Por eso, el fin de mi vida es el CSS, difundiendo artículos sobre DDHH, medio ambiente, justicia y solidaridad.

Seguramente José Carlos García Fajardo empezó todo esto por que no sabía que era imposible.

Ismael Martínez – Liébana, al límite de la superación

23 febrero 2010 - 20:13 - Autor:

En 2002, Ismael Martínez-Liébana consiguió algo único, tanto que ninguna otra persona lo ha logrado todavía: convertirse en el primer profesor titular ciego en la Universidad española. Ismael acude cada día a la Facultad de Filosofía de Madrid a enseñar a sus alumnos los vericuetos de la metafísica. Sí, el reto de Ismael tuvo que ser mastodóntico: profesor y, además, de algo tan complejo como metafísica. Sacrificio, trabajo y mucho apoyo de la familia: esa es su receta. Ismael, además, es un incisivo observador de la realidad universitaria española y de la situación actual de las personas con discapacidad en el entorno educativo. Es una persona a tener en cuenta y nosotros, los medios, los que escribimos, en papel, en internet, donde sea, no nos podemos permitir el lujo de acordarnos de él solo cuando vuelva a ser noticia porque se convierta en Catedrático, su siguiente escala en el viaje de la superación personal.

Ismael Martínez - Liébana

Ismael Martínez - Liébana

P. ¿Sigues siendo el único profesor titular ciego?

R. Sí, puede haber alguna persona mayor que haya perdido la vista y siga en el ejercicio, lo cual es minoría, porque todo el mundo suele pedir la jubilación anticipada.

P. ¿No te parece extraño?

R. Modestamente, no es fácil, exige un sacrificio, una dedicación casi de sacerdocio, tiene que gustarte mucho además, porque la consulta bibliográfica, escribir, es una dinámica bastante complicada.

P. Supongo que ha habido personas fundamentales en este proceso.

R. Sin duda, sin ayuda no habría podido llegar. Desde niño, la familia, la figura de mi padre, que me influyó muchísimo y después la ONCE que ha estado proporcionando materiales, bibliografías en braille, grabaciones sonoras. Y todos los colaboradores en la Universidad.

P. ¿Sigues charlando con tu padre de metafísica?

R. Cumplió 96 años hace poco y ya se cansa un poco, pero sigo charlando con él todos los días.

P. Has dedicado buena parte de tu vida a investigar en el ámbito de la educación en España ¿Qué evolución has notado desde que llegaste a la Universidad, en los 90?

R. Ha cambiado mucho, sobre todo el tipo de alumno. Ahora, quizás, carece de una idea clara de lo que es lo universitario. Lo entiende más bien como una oportunidad profesional que, en muchos casos, se ve frustrada por el mercado del trabajo. Se ha perdido un poco el espíritu de lo universitario, de la cultura, sobre todo en el campo de las Humanidades, en el que uno debe formarse, adoptar una posición crítica, echo de menos eso. Los jóvenes, en general, vienen a buscar un título.

P. ¿Y desde el punto de vista de los alumnos con discapacidad?

R. Desde el punto de vista de los estudiantes con discapacidad sí ha cambiado mucho, la sociedad se ha sensibilizado, se ha hecho presente en todos los ámbitos, en la Universidad se tiene mucho más en cuenta, hay departamentos específicos… con mayor y menor acierto. En muchos casos, con menor, porque muchas veces se crean estructuras de cara a la galería. Ahora habría que potenciarlas mucho más.

P. Algunos autores, como Francesc Torralba, hablan de una juventud nihilista, cínica posmoderna, que no se compromete, que no tiene ideales más allá de lo práctico, tú tienes contacto cada día con los jóvenes ¿Qué percibes?

R. Más que eso, que parece un mal general de la sociedad y no específico de los estudiantes. En la Universidad lo que más constato es lo que comentaba antes, una falta de idea general de lo universitario, una falta de preocupación, una vivencia. Vienen a la Universidad para aprender una serie de técnicas muy concretas y para después intentar, sin más, el acceso al mundo del trabajo, pero muchas veces se ve frustrado y surge la pregunta “¿Para que habré hecho yo estos estudios?”.

P. Decías antes que se han creado estructuras para atender a las personas con discapacidad y desde hace años también se viene hablando de planes y proyectos para eliminar las barreras arquitectónicas y, sobre todo, sociales. ¿Eso lo notas, lo percibes en el día a día?

R. Esas estructuras muchas veces sirven de galería, de escaparate político a gestores y directivos, en este caso, de la Universidad. Se utilizan como medio de autopromoción personal, en muchos casos, o de promoción de lo universitario, pero los que constatamos las carencias vemos que no están desarrolladas en absoluto. Las barreras arquitectónicas son las de menor importancia, las más importantes son las que tienen que ver con unas metodologías obsoletas para las personas con discapacidad. Tienen que ver, por ejemplo, con la falta de orientación a la hora de elegir las carreras.

P. Has investigado mucho sobre el braille y ahora estamos en la época de la accesibilidad web, ¿esta sustituyendo internet al braille?

R. El braille es fundamental para la formación, el empleo, pero, curiosamente, cada vez el adiestramiento y el manejo por parte de los ciegos es menor, no está suficientemente utilizado.

P. ¿Por qué?

R. Es costoso, cuesta mucho aprenderlo, se trata erróneamente de evitar estos esfuerzos al alumno. Hay otros sistemas de acceso a la información, a través de las nuevas tecnologías y la síntesis de voz y eso, de alguna manera, relega al braille a un segundo plano.

P. Por lo que me dices, supongo que has tenido que sufrir mucho y trabajar duro en toda tu carrera de estudiante y de profesor.

R. Date cuenta de que en mi época no había internet.

P. Y, encima, eliges metafísica.

R. Aquí las cosas se complican todavía mucho más.

P. ¿Cómo te ha ayudado la metafísica en tu vida?¿Has encontrado respuestas?

R. Respuestas definitivas nunca, pero la filosofía sí puede ayudar a situar los problemas, a examinarlos, analizarlos y a intentar buscar soluciones, aunque sean provisionales.

P. Si te pusieras en la piel de un padre cuyo hijo es ciego o tiene discapacidad visual, ¿qué consejo le darías?

R. Lo primero que hay que decirle es que el éxito, la superación de esa dificultad depende en un 99% de la familia. No depende de ninguna Administración, ni de ninguna organización específica como pueda ser la ONCE, depende la familia. La familia tiene que implicarse en la formación y atención a su niño y tiene que hacer ver al hijo que se tiene que sacrificar. Todo lo que es valioso cuesta y para lograr una formación tiene que haber un trabajo, un esfuerzo, una dedicación y un sacrificio importante.

P.  Independencia o tutela.

R. De lo que se trata es que la persona con discapacidad desarrolle todas sus posibilidades al máximo, las que tenga. Y para eso me da igual que sea de forma independiente o que sea de forma tutelada, en un centro específico.

John LeSieur, creador del primer navegador para niños autistas

28 diciembre 2009 - 21:38 - Autor:

La tecnología puede ser un gran aliado para las personas con discapacidad o para personas con necesidades especiales. El caso más característico es Jaws, software de lector de pantalla para ciegos o personas con visión reducida.  Pero hay más. Por ejemplo, el Zacbrowser, el primer navegador específico para niños con trastorno del espectro autista. John LeSieur es su creador, un informático norteamericano que detectó la dificultad de su nieto Zackary para utilizar los habituales navegadores que saturan la pantalla de elementos gráficos. Su navegador, que fue bautizado con el nombre de su nieto, Zac, está disponible en español de forma gratuita, consigue simplificar la búsqueda de contenidos y mejora la seguridad, accesibilidad y usabilidad. He contactado con John a través de Facebook para que nos cuente cómo es su navegador y qué novedades incorporará en el futuro.

John LeSieur, creador del Zacbrowser

John LeSieur, creador del Zacbrowser

P. ¿Cuáles son las principales características de su navegador?

R. En primer lugar es un software de pantalla completa, el niño no puede navegar fuera de la aplicación a otras aplicaciones o archivos. Otra característica importante relacionada con la protección es que nadie puede comunicarse con el usuario a través de chats, pop-ups, o cualquier otro medio. Además, definimos las aplicaciones y sitios web que son accesibles para estos niños, de forma que buscamos los que tienen un contenido positivo y son fáciles de usar.

En segundo lugar, el Zac crea un entorno en el que siempre están las mismas aplicaciones en el mismo orden. Añadimos nuevos sitios a menudo, pero sólo al final de la estructura actual para que los usuarios no se frustren en la localización de sus sitios favoritos. Elimina el botón derecho del ratón para que el usuario, si hiciera click accidentalmente, no obtenga el resultado equivocado (como una pantalla de impresión) o salga del programa.

En tercer lugar, nos fijamos mucho en un factor muy importante para los niños autistas: la autoestima. Los niños con autismo tienen una permanente sensación de que les cuesta comunicarse más que a los demás, y esto les baja la autestima, produce frustración y puede llegar a alterarles. El autismo tiene varias limitaciones, pero también suele producir la excelencia en un área limitada del cerebro del niño, como en la secuenciación o la memoria. Los niños autistas suelen sobresalir en la interacción con los programas de ordenador, lo que se traduce en una mayor autoestima.

P. ¿Por qué decide crear un navegador especial? Los que están en el mercado, ¿no sirven para los niños autistas?

R. Es habitual llamar a los niños en el espectro del autismo niños con necesidades especiales. Ahí está la clave, estos niños necesitan un enfoque diferente.  Lo que hace único a Zac es que ofrece el contenido apropiado, con un mayor nivel de seguridad, y controlando que los niños experimentan sólo los resultados positivos.

P. ¿ Ha seguido los progresos de su nieto con el navegador?

R. El cambio en el comportamiento de Zackary es inmediato cuando está utilizando el navegador. Hace unos meses, un equipo de televisión vino a hacerme una entrevista sobre el navegador y querían verlo antes y mientras que él lo usaba. Cuando llegaron, Zackary estaba corriendo, gritando, tratando de agarrar la cámara, los micrófonos, etc. Estoy seguro de que pensaron que no sería capaz de tener a Zackary frente al navegador, pero cuando se puso delante del ordenador, se transformó. Desaparecieron los gritos y los golpes. Abrió el Zac y estuvo viendo videos, luego hizo un puzzle y se mantuvo calmado el resto de la entrevista. ¡Tenemos tantos testimonios acerca de los padres que tienen los mismos resultados! Zac ayudó a los niños a hablar, cantar o mostrar emociones.

P. ¿Cuál es el próximo paso? ¿Están trabajando en nuevas funcionalidades?

R. Hemos lanzado no hace mucho tiempo la versión 1.5 con un tablero de dibujo. Es útil para que el niño dibuje y desarrolle su creatividad,  también lo utilizan los terapeutas para enseñar las emociones. Últimamente hemos confirmado que Zac Browser es totalmente compatible con Windows 7. Zac experimentará toneladas de nuevas características en la versión 2.0. Vamos a llevar la tecnología a una escala más global, con gran cantidad de nuevos idiomas. También vamos a hacerlo compatible con la tecnología para Mac y Linux.

Ahora lo fundamental es la conexión con un motor de búsqueda en el que estamos trabajando en los últimos años. Esto tendrá un impacto importante. También estamos desarrollando otras tecnologías para el espectro del autismo. Todo lo lanzaremos enc2010.

P. Usted es un programador que un día vio un problema y decidió aplicar sus conocimientos tecnológicos para resolverlo ¿cree que la tecnología debería estar al servicio de las personas, debería utilizarse para solucionar problemas reales de personas reales?

R. Yo, lo primero, soy una persona, tengo familia, amigos… Mi creatividad se centra en mejorar la vida de las personas y hacer de este mundo un lugar mejor. Hemos lanzando hace muy poco PalBrowser (un navegador con características especiales para personas con discapacidad física y personas mayores). Este es otro ejemplo de lo que podemos hacer para mejorar el mundo en que vivimos. Ofrecemos nuestra tecnología de forma totalmente gratuita, porque es importante para nosotros que nadie se quede fuera.

José Luis Fernández Iglesias, un altavoz para la discapacidad

29 octubre 2009 - 1:12 - Autor:

Jose Luis Fernández Iglesias

Jose Luis Fernández Iglesias

A los 11 meses, cuando aún apenas podía caminar, la polio cortó las alas a José Luis Fernández Iglesias. Desde entonces, según cuenta él mismo, ha tenido que luchar mucho, un día tras otro, hasta hoy, 55 años después. Hace unos 15 años recorrió todos los medios de España para denunciar un fraude empresarial: un tipo le había contratado a él y a varias decenas de personas con discapacidad, muchas de las cuales nunca antes habían trabajado, para poner un marcha un negocio relacionado con el incipiente mundo de internet: les dejó tirados. José Luis se encontró cómodo en los micrófonos y varios medios le llamaron para colaborar. Así empezó su noviazgo con la información sobre el mundo de la discapacidad, una relación que conoció su punto más alto en los años que compartió con Iñaki Gabilondo en Hoy por Hoy. Ahora, José Luis sigue colaborando en diversos medios y también promueve la Asociación Nacional Discapacidad y Medios de Comunicación ( ADIMECO), a través de la que estos días organiza el primer ciclo integral de cine accesible.

P. ¿Cómo es el cine accesible?

R. El ciclo es el más accesible que se hace en España, no solo proyectamos las películas audiodescritas y subtituladas, sino que ponemos en la sala bucle magnético para las personas que llevan un implante coclear o que llevan un audífono, para que perciban el sonido sin interferencias ni ruidos. Luego, utilizamos lengua de signos en las mesas de presentación y en las mesas redondas si las hubiere y, por supuesto, la accesibilidad física es total, lo hacemos en un sitio (La Casa Encendida) que tiene el certificado AENOR de Accesibilidad. Y, por último, los programas lo hacemos en braille y en fácil lectura para las personas con discapacidad intelectual.

P. En breve tendremos el primer cine accesible de toda España, el Roxy B

R. Hay algunos que ya tienen un sistema accesible, pero no proyectan películas de una manera habitual como va a ocurrir en el Roxy B donde pretenden proyectar 8 o 10 películas al año totalmente accesibles. Sería el primer cine en España que haría algo semejante.

P. Hablando de películas, ahora tenemos en cartelera Yo, también, que habla del Síndrome de Down, ¿que otras películas importantes destacarías que han sabido hablar sobre el mundo de la discapacidad?

R. Hay cientos, cientos y cientos. Lo que ocurre es que no se las ve con los ojos que hay que verlas para descubrir la discapacidad: ¿A quién ama Gilbert Grape?, A propósito de Henry, El hombre elefante, Acción Mutante (que la proyectamos el martes), Alguien voló sobre el nido del cuco, Azuloscurocasinegro (el padre del protagonista), Bailar en la oscuridad (se proyecta hoy), Bailo por dentro, Carne trémula

P: Pues sí que está presente en el cine y en grandes autores como Almodóvar, Milos Forman, Lars von Trier, pero cómo influyen esas películas en la sociedad, qué impacto dejan en relación a la discapacidad.

R. Creo que aportan presencia, que es importante en sí mismo. En los últimos 15 años la mirada del cine hacia la discapacidad ha sido mucho más real, con muchos menos prejuicios, hasta entonces había una serie de ideas preconcebidas muy claras sobre las personas ciegas o sobre las personas con enfermedad mental o, por ejemplo, en la década de los 40, en cuanto aparecía alguien que cojeaba, tenía un mal humor extraordinario.

P. ¿Cómo ha evolucionado el tratamiento de las personas con discapacidad en el cine y en los medios?

R. En el cine, cuando se aborda la discapacidad se hace de una forma bastante aceptable, las películas son interesantes y no son marginales, no son de filmoteca, ahí está Forrest Gump, por ejemplo. Con respecto a los medios, se ha avanzado mucho, pero estamos muy lejos de dar una imagen real y equilibrada. Se abusa del paternalismo, se abusa del sensacionalismo, de la conmiseración. Pervive un lenguaje y una mirada muy negativa sobre la discapacidad. Estamos lejos de conseguir un cambio de lenguaje, de mentalidad, para que se nos considere ciudadanos con derechos. Pero no solo con la discapacidad, también con los homosexuales o los inmigrantes o las mujeres.

P. Hiciste una Guía de estilo sobre discapacidad para profesionales de los medios, ¿Cuáles son la peores prácticas que continuamos aplicando?

R. El lenguaje, en general, y la utilización de la discapacidad en los titulares cuando se trata de sucesos. Me irrita. Hace mucho tiempo se llegó a un acuerdo entre los medios para no estigmatizar a ningún colectivo y es muy raro ver un titular que diga “un colombiano ha apuñalado a un ecuatoriano en la puerta de una discoteca”, se dice “una personas herida en la puerta de una discoteca”; mientras que con la discapacidad no. Se sigue utilizando en el titular como morbo añadido que, creo, es innecesario. Luego hay una visión muy victimista, salvo cuando se abordan avances científicos o la enfermedad mental. Que se nos incluya en la sección de salud no deja de ser complicado porque la discapacidad y la enfermedad son dos cosas muy diferentes.

P. Luego tenemos casos mediáticos excepcionales como el Pablo Pineda, ¿cómo afecta a la percepción social de la discapacidad?

R. Hay una falta de equilibrio en los medios. O te tratan cuando eres víctima o te tratan como superhombre. El otro día, en una televisión, me hablaban de la heroicidad de Pablo Pineda y yo siempre digo que es un tío increíble, igual que El Langui, pero que no son representativos.

A Pablo le he visto haciendo una ponencia de 30 minutos y ya quisieran muchos sin discapacidad poder mantener ese hilo argumental tan claro, con sentido del humor, etc. Echo en falta que los medios saquen a la gente normal, cotidiana, que su heroicidad es levantarse todos los días e intentar hacer vida normal. Echo de menos a la gente que se levanta, cada día, haciendo un esfuerzo importante, la gente que tiene que superar múltiples barreras mentales y físicas que le pone la sociedad por todos los lados.

P. Quizás esos casos de Pablo o El Langui sirven para la parte de la sociedad que nunca se ha acercado a la discapacidad y tiene muchos prejuicios sobre ella, para la gente que ve a una persona con Síndrome de Down como un inútil.

R. Concretamente se les llamaba subnormales, bueno, nos llamaban subnormales a todos, pero a las personas con discapacidad intelectual mucho más. Es bueno que se les vea, que estén, pero no pueden ser referentes. La discapacidad es un mundo muy complejo y amplio.

P. ¿Qué podemos hacer los medios para transmitir a la sociedad una imagen acertada de las personas con discapacidad?

R. Los medios y la sociedad no deben tener miedo a la discapacidad. Nos falta una mirada normal. Olvidemos los extremos, dejemos el victimismo o lo del superhombre o la supermujer.

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube