Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Baja el SIDA, sube el cólera

30 noviembre 2011 - 23:49 - Autor:

Fotograma del documental "La vergüenza en los tiempos del cólera", de Javier Arcos

Una buena y una mala noticia. La buena la conocíamos ayer: descienden un 22% las muertes por el VIH en cinco años y el número de nuevas infecciones cae un 15% en la última década. La mala es el dramático incremento del cólera: creció un 43% en 2010 (317.534 casos), murieron 7.543 personas.

Haití y los efectos del terremoto de enero de 2010 es una de las causas de semejante crecimiento, pero hay muchas más.

La vergüenza en los tiempos del cólera es un premiado documental que se adentra en el impacto de esta devastadora enfermedad en el África Sahariana y, especialmente, en países como Guinea Bissau, en los que persisten el estigma y las supersticiones mágicas. Su director, Javier Arcos, un cooperante de Médicos del Mundo, conoce bien la cara del cólera y de sus efectos.

Pregunta. Sube el cólera, bajan el SIDA o la tuberculosis ¿Es la pandemia olvidada el cólera?

Respuesta. Es posible que sea una de las enfermedades que de forma habitual recibe menos atención, salvo cuando se presenta en forma de grandes epidemias y en contextos complejos como ha ocurrido en Haití, un año después de un gran terremoto, o como ocurrió en Zimbabwe durante 2009, en que la asistencia en la epidemia estuvo muy ligada a las trabas políticas.

Durante el año 2010, fueron 32 los países que declararon fallecimientos por cólera, y solo la epidemia de Haití llegó a los medios de comunicación. Es más, desde hace varios meses los países cercanos al lago Chad (sobre todo Nigeria, Níger, Chad y Camerún) y las Repúblicas Democrática del Congo y Centroafricana están sufriendo el azote de una gran epidemia, que ya ha causado 2.500 muertes y más de 85.000 casos.

Pregunta. ¿Por qué este aumento tan brutal del cólera en los últimos tiempos? ¿Es Haití la principal razón?

Respuesta. Es cierto que desde el inicio del siglo XXI el aumento de casos ha sido constante, pero de esto Haití no es la principal razón, sino la principal consecuencia.

El cólera es una enfermedad tremendamente ligada a la vulnerabilidad social y sanitaria de la población, si comprobamos el Índice de Desarrollo Humano de los países que han declarado epidemias, veremos como todos están en el vagón de cola, como lo está Haití si lo comparamos con los países del entorno.

El aumento de los desplazamientos de poblaciones en relación con los conflictos y los desastres naturales, el abuso de la tierra y la explotación de los recursos, la escasez de agua y la pobreza que afecta a muchas regiones del planeta, son factores que ayudan sin duda a la aparición de casos de este tipo de diarrea.

Pregunta. ¿Es más fácil combatir el SIDA que el cólera?

Respuesta. Ningún combate contra una enfermedad que afecta a tantos millones de personas es fácil.

Lo que sí parece claro es que la lucha contra el cólera requiere la integración de muy diferentes niveles de intervención, y no solo el sanitario, como son el urbanismo, el saneamiento y el alcantarillado, la gestión de los residuos, el acceso al agua potable, la educación en salud de la población y el acceso a la sanidad. Tampoco debemos olvidar el importante estigma que supone en muchos países padecer una enfermedad asociada a la suciedad y la pobreza.

Pregunta. Tu documental habla de vergüenza, ¿es otra enfermedad? ¿Cómo se combate que en determinados países, enfermedades como el SIDA o el cólera sean tabú?

Respuesta. La verdad es que la vergüenza es otra enfermedad que podemos considerar pandémica, porque afecta a todos los continentes.

Con la vergüenza queríamos jugar con la idea del estigma que sufren los pacientes, que en muchos casos les impide ir a los centros de tratamiento, aumentando la mortalidad, y con el vergonzoso hecho de que una enfermedad conocida desde hace siglos, que no tiene secretos puesto que conocemos el germen que la provoca, cómo se transmite y cómo se trata, siga provocando tantas muertes en los países más vulnerables.

Combatirla es una labor a largo plazo, que se debe basar en la educación a todos los niveles, desde el más básico en las escuelas, hasta en los escalones más altos de la sociedad.

Pregunta. ¿Se puede acabar con el cólera?

Respuesta. Acabar con la enfermedad será una tarea realmente complicada. La globalización ha hecho que las enfermedades viajen tan rápido como nosotros, y que países que en casi un siglo no habían tenido epidemias, sufran enormes estragos con la llegada del cólera, como ha ocurrido en Haití.

Desde luego el único camino no es trabajar en responder cuando aparezcan epidemias (algo que seguiremos haciendo), la solución pasa por trabajar a nivel global por una mayor justicia social, que mejore la calidad de vida de todas las personas, para que puedan tener acceso a agua tratada, un saneamiento y un urbanismo que garanticen su higiene y dignidad, y en definitiva una reducción de la pobreza que traerá de la mano beneficios en salud pública que harán que se reduzca progresivamente esta lacra.

——

Hoy, en Madrid, a las 19 horas, en el Centro Cultural Galileo, se emite el documental La vergüenza en los tiempos del cólera. Posteriormente, Javier Arcos, su director, y Gonzalo Fanjul, editor del excelente blog 3500 millones, hablarán sobre el cólera y los avances y retrocesos en materia de salud pública.

Antonio Moraleda, cómo afrontar el sida a los 65 años

1 diciembre 2010 - 1:15 - Autor:

Antonio Moraleda. Foto: proyecto "Eres Igual". Obra Social Caja Madrid

Economista, 77 años, jubilado, voluntario de Apoyo Positivo, COGAM y Médicos del Mundo, seropositivo. A Antonio Moraleda el sida le sorprendió en plena jubilación, con 65 años. Después de varios meses de encadenar dolencias y enfermedades diversas (gastronteritis, herpes), etc, empezó a plantearse que quizás lo había contraído, pero antes de que se hiciera las pruebas llegó el colapso, tres meses de dolor. Salió, se recuperó totalmente y ahora está volcado en informar y formar a jóvenes y mayores para que no caigan en el mismo error que él: la ignorancia.

Pregunta. Muchas veces pensamos que alguien con cultura, con formación, conoce los riesgos, que no va a contagiarse, ¿un tópico?

Respuesta. La ignorancia es extendida. Un médico en una charla reciente comentaba que al preguntar a varios afectados si habían tenido prácticas de riesgo lo negaban, pero que al indagar sobre si habían hecho esto y aquello, resulta que una gran mayoría sí las habían realizado. No somos conscientes de que esas prácticas son de riesgo.

P. ¿Es lo que te pasó a ti?

R. En cierto sentido sí. Me dijeron que llevaba 12 años con el virus, por lo que pudiera ser que lo hubiera contraído antes de tener conocimientos sobre el VIH, antes de la década de los 90. No estoy muy seguro de cuando comencé a tomar las precauciones adecuadas.

Para la mayoría de las personas infectadas resulta muy difícil saber cuándo se ha producido. Actualmente sigue ocurriendo que una gran mayoría de los que se infectan ya llevan 2,3,4 o 6 años con el virus.

P. Cuanto antes, mejor

R. Sí, y puedes tomar más precauciones para no contagiarlo. En ese periodo en el que no lo sabes es cuando hay mayor riesgo de contagio. Desde que te contagias hasta que tu cuerpo empieza a producir anticuerpos y a defenderse es el momento en el que la carga viral es más alta.

P. Qué es lo primero que necesita oír una persona que acaba de saber que tiene VIH.

R. No hay nada mejor que contar uno su propia experiencia. Yo he ido al hospital de La Paz a estar con una persona bastante enferma y al segundo día le llevé mis informes médicos para decirle que había estado igual que él. Es lo que se llama “educación de pares”, de una persona que está en la misma situación.

P. ¿Cómo se afronta la enfermedad a los 65 años?

R. Empece en abril con una gastronteritis, y luego un herpes y otras cosas, ya en septiembre empecé a pensar que podía ser sida. Al médico no se le ocurrió hacerme la pruebas y a mí tampoco se me ocurrió decirle nada. Así que me busqué uno de los centros que ya existía para hacerme las pruebas, pero lo fui posponiendo hasta que me puse peor, me llevaron al RUBER y hay 15 o 20 días que no existen en mi recuerdo. Cuando en el hospital me dijeron que lo tenía, yo ya lo había asimilado y pensé que me iba a curar, tal como así ha sido. No tuve un gran problema psicológico.

P. Te habrás encontrado con otras personas que no lo hayan encajado igual.

R. Sigue extendida la idea de que el VIH es equivalente a tener una condena de muerte bastante próxima. Lo que ocurre es que existe un gran rechazo social, sobre todo en los aspectos laborales. Yo ya tenía una edad en que esas cosas estaban pasadas, yo decidí contarlo desde el mismo día que llegue a casa del hospital.

P. Muchas personas lo ocultan.

R. Sí, y lo encuentro totalmente justificado. En el caso de que me hubiera ocurrido a los 20 o las 40 pienso que lo hubiera ocultado. Yo en el trabajo no me hubiera sentido libre de decirlo.

P. Luego está el miedo al contagio.

R. Sigue existiendo ese miedo, no vale que expliquemos continuamente que es una enfermedad que se transmite, pero no se contagia. El que la tiene es por que ha colaborado de alguna manera, aunque sea inconsciente, ya sea por un acto sexual, por una aguja… Una persona que es seropositiva no es ningún peligro en un bar o en la calle para ninguna persona.

P. Pensamos que hasta por un simple beso nos podemos contagiar.

R. Esa idea hay que combatirla, aquello de “Yo, por si acaso, prefiero que no esté a mi lado”. Además, hay otra cosa. Con el VIH se da una discriminación doble. La moral sexual de la sociedad es muy restrictiva. Se asocia, en cierto sentido correctamente, a la promiscuidad sexual o a la drogadicción, con lo que se produce un doble efecto. “Si lo tiene, ¿Qué habrá hecho?”.

Antonio es un voluntario comprometido con COGAM, la asociación Apoyo Positivo y Médicos del Mundo. Tiene una vida muy activa, no quiere perder ni un minuto. Afirma que con el voluntariado ayuda a los demás y, sobre todo, a él mismo. Por eso, lo recomienda como parte del tratamiento del VIH.

Así se protege a la infancia

20 noviembre 2010 - 6:34 - Autor:

Un día como hoy en el que se celebra el 21 aniversario de la Convención de los Derechos del Niño podríamos reflejar las dolorosas cifras que hemos conocido esta semana gracias a Unicef y a Save the Children. Esos estudios sobre la pobreza y el maltrato infantil son necesarios y tienen que obligar a los políticos a trabajar, y a trabajar duro. Pero nosotros queremos que tú puedas participar en este día, que sientas que tú puedes ser importante, muy importante. Por eso,  te invitamos a que conozcas a una serie de personajes, la mayoría anónimos, que un día decidieron apostar fuerte por los derechos de los niños, personas normales y corrientes que son ejemplos, que son inspiración.

Y digo creemos porque este artículo está hecho a cuatro manos. Hace meses conocí a Rubén García, pediatra, autor del blog Hijos de Eva y Adán, al que os presenté la semana pasada. Me propuso colaborar para tratar de llevar lejos el mensaje de la Convención de los Derechos del Niño. Y hemos creído que la mejor forma de hacerlo es aportar, cada uno, cinco proyectos que están marcando la diferencia, provocando cambios, mejorando la vida de los niños. Ahí van los cinco de Rubén:

Zeuk esan/Tú hablas

Agintzari es una cooperativa de iniciativa social que lleva muchos años trabajando cuestiones relacionadas con la infancia (y en otros ámbitos, como el de la violencia de género). Desde el pasado mes de octubre, además, gestiona el nuevo teléfono gratuito Zeuk esan/Tú hablas de Ayuda a la Infancia y Adolescencia 116 111, puesto en marcha por la Dirección de Política Familiar y Comunitaria del Departamento de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco, con la idea de atender de forma anónima a menores en situación de riesgo/conflicto o terceras personas que pudiesen detectar dichas situaciones. Atiende llamadas de 9 a 21 horas (de lunes a viernes) y de 12 a 20 horas (fines de semana y festivos), durante los 365 días del año. Cada llamada es atendida por un interlocutor profesional, quien facilitará un espacio de escucha y ayuda en la búsqueda de alternativas a la situación planteada, mediante la orientación, el asesoramiento o la información. Con idea de facilitar los canales de comunicación, puede accederse a través de web (provisional, aquí), Facebook, Twitter o Tuenti.

La reina de Saba y los niñ@s institucionalizad@s

Prefirió conservar el anonimato y aparecer sólo como La reina de Saba al contarme parte de su historia como trabajadora en un hogar funcional que atiende a menores desprotegid@s. Casi tres décadas de trabajo y servicio realizado con vocación y pasión que se palpan en el aire durante la conversación mantenida. Si tienes algo de tiempo, puedes leerla y escucharla aquí. Merece la pena. Su anonimato es también el homenaje a los cientos o miles de historias de hombres y mujeres que trabajan día a día por mejorar las condiciones de la infancia.

Victorio Torres y su lucha contra el SIDA

Victorio Torres es un pediatra madrileño que desde hace ya unos ocho años lleva adelante un proyecto para el control de la epidemia del VIH/SIDA en el distrito de Maragua (Kenia) y su área de influencia desde la Fundación VIhDA. La pretensión del programa es la de reproducir los éxitos cosechados en otros lugares (Europa y América) para evitar la trasmisión madre-hijo del VIH durante el embarazo, parto y lactancia, a través del tratamiento a mujeres embarazadas seropositivas, partos atendidos por personal formado y alimentación segura para el bebé. Puedes conocer su historia y ver su testimonio.

Todos contra el maltrato infantil

La Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI) es la principal impulsora de la III Campaña Estatal de Prevención del Maltrato Infantil cuyo objetivo es hacer visible un problema social (no privado) todavía invisible entre nosotr@s, difícil de mirar de frente, y para la que no existe la tolerancia cero que se ha creado en los últimos años en torno a la violencia de género. Además del blog de la Campaña Todos contra el Maltrato Infantil, recientemente han puesto en marcha otra página, Prevención del Maltrato Infantil, con información y recursos sobre este tema.

Enrique Rodríguez-Salinas, desde Kenia

Poco después de haber vuelto de un perídos de colaboración en Kenia, Enrique Rodríguez-Salinas hacía esta llamada a través del foro de pediatría de Atención Primaria PEDIAP: Sé perfectamente que la infancia mundial tiene problemas todavía más graves que Salma, una niña que conocí en mi reciente estancia como voluntario en Lamu, Kenia. No obstante me atrevo a pediros egoístamente ayuda para ella, pues me acabo de enterar de que lo que creíamos que eran secuelas de una lesión estática cerebral, parece ser que son consecuencias de una masa cerebral expansiva. (…) Como podéis imaginar en Kenia no hay sanidad gratuita ni para los niños.Os pido disculpas en nombre del resto de la infancia desfavorecida de la cual ella es solo una pequeña muestra. Sin duda, si decidís “retrataros”, será un noble gesto. La respuesta fue fulgurante y esperanzadora, aunque el desenlace no ha sido el esperado.

Y aquí van mis cinco personas/proyectos:

Rafael Selas, un hogar para los huérfanos de Kenia

Rafael Selas con niños de su Casa de Acogida

Arafati, así es como llaman a Rafael Selas en Kenia, viajó a Lamu, una isla al norte de Mombassa, a la boda de un amigo. Desde aquello, Rafael solo vuelve a su Madrid natal una vez al año para arreglar papeles, hacerse chequeos de salud y buscar apoyos para su ONG Anidan. Lo que empezó como una humilde casa de acogida para apenas 20 huérfanos, se ha ampliado con un hospital y una escuela gracias a la colaboración de muchas personas anónimas y de la Fundación Pablo Hortsmann.

Víctor Ullate, la danza que integra y hace sonreir

Víctor Ullate dando clase. Foto: Fundación Víctor Ullate. Juan Lázaro

Victor Ullate es y ha sido muy feliz con la danza. En el año 2000 comprendió que no podía solo pensar en si mismo y que la infancia es una época crucial en la vida de una persona, por eso decidió abrir su arte y su compañía a niños de familias desestructuradas y ofrecer una oportunidad a niños de Centros de Acogida de la Comunidad de Madrid para que se formen en su Escuela de Danza. “Nos encontramos con niños tristes y, cuando vienen a la Fundación, se les cambia el semblante”.

¿Quién se ocupa de los menores inmigrantes no acompañados?

Simón Menéndez. Asociación Hechos

Simón Menéndez es el pulmón de Hechos, una organización burgalesa que da cobijo y soporte a menores inmigrantes no acompañados. Hechos tiene hogares en los que los menores puedan sentirse en familia, al mismo tiempo que se forman laboralmente. Su proyecto acaba de recibir el premio ’Global Fellows’ de Youth Action Net 2010 de manos del Nobel de la Paz Martti Ahtisaar. El principal lema de la asociación : “Los niños nunca son extranjeros”.

El ángel de la guarda de los niños soldado en Liberia

Chema Caballero. Foto: ONG Dyes/Josep García

Chema Caballero lucha desde hace 18 años por  rehabilitar a los niños y niñas soldado de Sierra Leona. Este misionero javeriano está convencido de que no hay que tirar nunca la toalla con el ser humano y afirma que los  jóvenes tienen ilusión, a pesar de la frustración que crea no tener oportunidades y que la educación sea un privilegio al que muy pocos puedan acceder. Tras su transformación africana, Chema valoro más el contacto humano, la capacidad de escuchar, el no tener prisa para nada “¿Por qué correr? ¿Por qué enfadarse por las cosas? Se puede vivir de una forma más relajada.”. Puedes ver la entrevista que le hice hace un año.

Mi nombre es Piruleto

Piruleto en la puerta del Hospital Niño Jesús

Fernando Martínez Alvite saber cómo sacar una sonrisa a un niño enfermo. Lleva 15 años ilusionando a los chavales del Niño Jesús y del Doce de Octubre. Desde el 2005 lo hace como Piruleto. En ese año fundó la asociación El Circo de Piruleto, que hoy cuenta con 58 voluntarios. Fernando, 39 años,  informático, dedica dos tardes a la semana a su personaje ( y muchas noches a llevar la gestión de la asociación). Si tienes la desgracia de pasar por el Niño Jesús, pregunta por él al llegar.

500.000 píxeles de esperanza

28 octubre 2010 - 23:27 - Autor:

Aviso, este post tiene dos partes: cinco líneas de denuncia y más de 500.000 píxeles de esperanza.

La denuncia viene por la fallida reunión el pasado 5 de octubre de todos los países donantes del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Malaria y la Tuberculosis. Se consiguieron 11.700 millones de dólares, supone la cifra más alta comprometida nunca, pero no cumplió las expectativas. Para mí el problema no es ese, el problema está en que esgrimir estas cifras es una forma de anestesiar la conciencia colectiva. Sinceramente, no hay quién entienda que con semejante cantidad de dinero no se solucionen los tratamientos con retrovirales de todos los enfermos de SIDA del mundo. Recuerdo: un tratamiento completo de SIDA cuesta 130 euros.

Para la parte del post relacionado con la esperanza recupero aquí una fantástica campaña: “Vuelta a la vida“, del Fondo Mundial y de la agencia Magnum: una serie de reportajes sobre el antes y el después de tratamientos con retrovirales. Esto es lo que necesitamos, esto es lo que te da ganas de levantarte y luchar.

Antes. Satyaveni Kamadi. Hyderabad, India, 2007-08. Access to Life/India © Jim Goldberg / Magnum Photos

Después. Satyaveni Kamadi. Hyderabad, India, 2007-08. Access to Life/India © Jim Goldberg / Magnum Photos

Antes. Autha Adolph. Plateau Central, Haiti, 2007-08. Access to Life/Haiti © Jonas Bendiksen / Magnum Photos

Después. Autha Adolph. Plateau Central, Haiti, 2007-08. Access to Life/Haiti © Jonas Bendiksen / Magnum Photos

El Padre Garralda, 30 años ayudando a “escapar” a cientos de presos

27 abril 2010 - 23:20 - Autor:

Tiene 89 años, pero no los aparenta. Le interrumpo mientras escribe unas líneas para la próxima reunión de patronos de la Fundación Horizontes Abiertos, está esbozando el futuro de la organización y anotando algunos pensamientos sobre el presente y el futuro de la ayuda social, del laicismo, del papel de los religiosos en la sociedad que viene, y me quedo con alguna idea “Si le quitas a un hombre la posibilidad de prosperar o de una formar una familia, le estás quitando todo…”

El Padre Garralda en las oficinas de Horizontes Abiertos

El Padre Garralda en las oficinas de Horizontes Abiertos

Jaime Garralda es un líder, no es solo un sacerdote que ha dedicado su vida a servir al prójimo, en el sentido del Evangelio; es un hombre que ha sentido, vivido y sufrido al lado del prójimo marginado, el que la sociedad no quiere ver, y le ha ayudado a tener un proyecto de vida.

Hace unos días nos llegaba una carta de un chico al que le ayudamos en nuestros hogares de acogida. Ahora está casado y tiene una niña de dos años. Nos enviaba una foto con la niña abriendo una nevera llena y nos escribía “Esto es gracias a vosotros”.

Jaime Garralda, jesuita (1921) lleva más de 40 años trabajando por los parias: los presos, los drogadictos, los enfermos de SIDA… Su vida es demasiado extensa y abundante en matices, anécdotas y experiencias como para dar testimonio fiel en apenas unas líneas, pero las enseñanzas, pensamientos y reflexiones que han provocado tantos años de contacto con la vida son un legado tan imprescindible como la cantidad de personas a las que ha ayudado a salir del pozo. Hace unos días, José Carlos Garcia Fajardo me hablaba de que son las experiencias del contacto directo con los excluidos las que te transforman la vida, el padre Garralda añade alguna condición más.

Cuando tienes corazón, te mueven. Cuando no, simplemente te causan admiración.

Garralda y Horizontes Abiertos se asocian irremediablemente con las cárceles.

Empecé como un paracaidista que cae en tierra extraña. Vivía en unas casitas bajas en Palomeras, una vecina cayó presa y me pidieron que fuera a verla. Resultó que el capellán que había en la cárcel de Yeserías se dio de baja y allí empezó todo.

Era la época en la que la heroína y el SIDA causaban estragos. Y un problema llevaba a otro. En aquellos tiempos (los 80) las cárceles eran otro mundo, los internos no tenían nada y Garralda, desde Horizontes Abiertos, empezó a buscar soluciones para los que estaban dentro y los que salían fuera. Así nacieron sus casas de acogida, mejor dicho, “Hogares“, como a él le gusta decir. En ellos, él ejerce de abuelo y el objetivo final es la reinserción social, pero siempre pasando por diversas fases: la rehabilitación física, la emocional, la social, la laboral…

Garralda me recuerda en sus ideas y convicciones al padre Ángel, es un religioso que no se adscribe necesariamente a la ortodoxia y no tiene reparos en hablar de temas como el suicidio, la eutanasia, la homosexualidad o el preservativo.

Cuando vivía con los chicos en las casas, tenía preservativos en mi mesilla. Cuando uno sale de la cárcel una de las primeras necesidades que tiene es sexual y cómo iba a dejar que, por una noche, arruinasen la vida de una persona transmitiéndole alguna enfermedad.

Afirma que en los últimos años, gracias sobre todo a Mercedes Gallizo, la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias, la situación está cambiando para mejor. “Tiene corazón”, afirma de Gallizo. Entre otras cosas, se está trabajando en que las madres con niños pequeños (hasta tres años) vivan en módulos especiales que no parezcan prisiones.

Tiene claro que la sociedad (es decir, todos nosotros) es muy hipócrita, no quiere ver a los marginados, a los drogadictos, a los enfermos de SIDA.

La gente piensa que una aspirina cura el SIDA

Como a otras muchas personas que han pasado por La regla de William le pido al padre Garralda alguna idea, algún gesto sencillo que cualquiera de nosotros pueda aplicar en su vida cotidiana y que ayude a mejorar el mundo que hemos creado.

Mirar a la cara a los marginados. Lo más triste y doloroso para un sin techo, para un drogadicto, es que apartemos la mirada, que le ignoremos.

La inspiración, el motor que ha movido su vida, su pasión. La respuesta es inmediata

El Evangelio

Y con 89 años y semejante trayectoria. ¿Qué le queda por hacer, por soñar?

Los días más felices de mi vida están por llegar. Si preparas el futuro, el futuro será bueno.

10 historias “positivas” sobre el SIDA

30 noviembre 2009 - 21:30 - Autor:

Keith Haring, artista pop, murió por SIDA. Foto Flickr: Louisa_catlover

Keith Haring, artista pop, murió por SIDA. Foto Flickr: Louisa_catlover

“Enfermedad viral consistente en la ausencia de respuesta inmunitaria” es la definición que ofrece la RAE sobre el sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Es una definición escueta, fría y muy descorazonadora “ausencia de respuesta inmutaria”, o sea, incurable.

El 1 de diciembre se celebra el Día Mundial del SIDA. Como todos los años es una buena oportunidad para hacer balance, para hablar de cifras, de prevención, de personas, de investigación, de futuro, de muerte (claro)… y de esperanza. Hoy me limito a ofrecer 10 historias que, creo, merece la pena conocer. No hace falta que aquí, en este blog, diga que lo más importante es la prevención, se da por hecho. En cualquier caso, me permito enlazar unos consejos “oficiales” sobre la materia.

  • Apoyo positivo. Hace 9 años conocí a esta asociación. Compartí con ellos un día de fiesta, yo trabajaba en un reportaje para Diario 16 y estuve en su sede una tarde en la que se reunieron voluntarios, amigos, afectados… Estuve entrevistando a mujeres con VIH y, sobre todo, a voluntarios. Y recuerdo a uno de ellos, un señor mayor, jubilado de una gran empresa, que se dedicaba a acompañar a los enfermos terminales y que contaba lo solos que acababan y la necesidad que tenían de alguien que les diera aliento, compañía. Me pareció un trabajo modesto, pero muy importante el que realizaba esta asociación que cuenta con el apoyo de artistas como Nacho Duato y que, desde las 18 horas de mañana (1 de diciembre),  celebra un evento en el Círculo de Bellas Artes con actuaciones (Javier Álvarez! entre otros).
  • Yusuf K. Hamied. Este nombre no te dirá nada, pero es uno de los responsables de que miles de personas de países pobres tengan acceso a tratamiento con retrovirales. Hamied, presidente de la empresa farmacéutica India Cipla,  irrumpió en el “mercado del SIDA” con una interesante rebaja: hasta la irrupción de Haimed, el tratamiento costaba 10.000 dólares, pero este señor ha demostrado que se puede dar el mismo resultado a 130 dólares (si te interesa este punto puedes leer el post sobre patentes-pacientes que publiqué la semana pasada).
  • FotogrÁfrica. Un proyecto de Médicos del Mundo por el que cuatro fotógrafos viajaron por África para impartir talleres de foto, video y audio a personas afectadas para que grabaran a sus comunidades y documentaran cómo, a pesar de la enfermedad, viven, ríen, luchan, trabajan… Puedes ver la exposición virtual.
  • Sal de dudas. Resulta que hay en torno a 30.000 – 40.000 personas en España infectadas que no lo saben, por eso la Coordinadora Estatal del VIH/SIDA lanzó en verano una campaña de sensibilización. La detección precoz es fundamental.
  • Keith Haring, los grafitis y los condones. El retrato que ilustra este post pertenece a uno de los artistas pop más influyentes del sigo XX. Haring, el rey de los grafittis, creó una iconografía inconfundible que adorna calles, museos, objetos cotidianos y hasta condones (qué importante usar el condón para prevenir contagios!). Haring fue víctima del SIDA, pero quiso dejar no solo un legado artístico, sino también social a través de una fundación que, como no podía ser de otra forma, tiene en la investigación del VIH uno de sus leit-motiv.
  • Madrid Positivo. Otra ONG todoterreno, en la que sus trabajadores, empezando por su presidente, Jorge Gutiérrez, están cada día en la calle trabajando por la prevención, por la salud, por la concienciación, desde Las Barranquillas, hasta la Ciudad Universitaria de Madrid. En Madrid Positivo tienen como presidente de honor al Gran Wyoming y me cuentan que no es una mera figura representativa, el presentador se moja, participa, interviene en las decisiones. Han estado las últimas semanas haciendo pruebas “express”.
  • Una reducción del 17% en las infecciones durante los útimos ocho años indican que el trabajo de ONUSIDA está dando sus frutos, especialmente en el contagio madre-hijo. Es esperanzador que, al menos, una agencia de la ONU funcione.
  • Bill Gates y Avahan. En julio escribía un post sobre la tremenda inversión (258 millones de dólares) que ha realizado la Fundación de Bill Gates en un proyecto sobre VIH en la India, “Avahan” es su nombre. El tema salió porque un medio indio dudaba de la rentabilidad y eficacia “social”, pero la Fundación contestó con su compromiso de seguir luchando y aportando más dinero (hasta llegar a 338 millones de dólares). ¿Merece un reconocimiento el Sr Gates? Creo que sí. Parece que hoy toca repartir flores a personas e instituciones habitualmente denostadas: Gates, ONU…
  • Gloria Iglesias. El primer post de La regla de William estuvo dedicada a esta incansable mujer que desde hace 10 años está decidida a evitar que decenas de personas sin hogar mueran solas en la calle. Por su piso han pasado y han revivido algunos enfermos de SIDA cuyo destino, quizás, hubiera sido otro sin Gloria.
  • Y si antes hablábamos de Médicos del Mundo, no puedo olvidarme del tremendo trabajo de la Nobel Médicos sin Fronteras, que trabaja en 30 países atendiendo a más de 130.000 adultos y niños con VIH.

Gopa Kumar, la lucha entre patentes y pacientes

25 noviembre 2009 - 1:16 - Autor:

Gopa Kumar, experto en derecho sobre patentes

Gopa Kumar, experto en derecho sobre patentes

Hoy he empezado con síntomas de catarro, un poco de fiebre, tos, así que me he acercado a una farmacia y los 10 sobres de una conocida marca de paracetamol me han costado 4,80 euros. Comprar medicamentos básicos en nuestro país es algo natural, normal, al alcance de casi cualquier persona, pero no ocurre así en muchas partes del mundo. En un país como la India (que no está entre los denominados “pobres”), muchas familias viven con apenas 2 euros al día ¿Qué medicinas se pueden comprar con ese dinero cuando los precios son prácticamente iguales que en Europa? Para exponer las tripas y los intestinos del mundo de las patentes en la industria farmacéutica aterrizó el pasado lunes en Madrid Gopa Kumar, uno de los mayores expertos mundiales en este tema, que ejerce en la actualidad como asesor e investigador de la Red Tercer Mundo.

Antes de su conferencia en La Casa Encendida de Obra Social Caja Madrid, enmarcada en el ciclo Los retos del siglo XXI,  tuvimos un encuentro de unos 25 minutos. Gopa es indio, viste como un europeo y se expresa con una retórica al estilo “Obama”. Casado, y con una niña de 5 años, Gopa Kumar ha dedicado los últimos años de su carrera a investigar y denunciar el régimen mundial de comercio y patentes farmacéuticas. Licenciado en Derecho por la Universidad Mahatma Gandhi de Kerala y Máster en Derecho Internacional y Derechos Humanos, la organización para la que trabaja pretende actuar sobre los políticos y la sociedad para que se movilicen y no dejen en manos de las multinacionales el derecho fundamental a la salud de las personas, especialmente en los países más pobres.

Se podrían salvar 10 millones de vidas al año,  4 solo en África y el Sudeste asiático, si tuvieran acceso a medicamentos básicos.

La gran pregunta sale al instante, ¿son tan malas como algunos dicen las grandes multinacionales farmacéuticas?

Los grandes jugadores de la industria no se preocupan por la gente en el Tercer Mundo. Solo les preocupa el beneficio. Sin embargo, las empresas que fabrican genéricos también están haciendo negocio, pero están poniendo los medicamentos a un precio más asumible.

Para Gopa debería ser una obligación que todas las compañías que producen medicinas las pusieran a disposición de la gente a un precio razonable, es una cuestión de derechos humanos. Pero, como destacó una de las personas que intervino en el coloquio tras la ponencia, las personas que rigen los destinos de muchas empresas farmacéuticas no pertenecen al mundo de la salud, no tienen asimilados los principios básicos de esa profesión, buscan, ante todo, generar beneficios para sus accionistas, pertenecen a otra esfera, viven en otra dimensión. Buena parte de la conferencia de Gopa estuvo dedicada a los pormenores del acuerdo TRIPS de 1994 (Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio), un tema muy denso, muy complejo, con muchas ramificaciones que resultan (al menos para mí) imposibles de interpretar. Sí me quedó claro un punto.

TRIPS no es una resolución como las relacionadas con los Derechos Humanos, que se pueden infringir. Si infringes TRIPS, serás acorralado.

Como siempre, aquí buscamos una salida, una alternativa, una respuesta. ¿Qué puede hacer un ciudadano normal y corriente para apoyar que se antepongan, en todo el mundo, los derechos de los pacientes frente a las patentes?

En una sociedad democrática cualquier persona puede promover cambios. La gran fuerza de determinados movimientos sociales ha provocado victorias, como en Doha o Seattle.

Doha, como señala Gopa, flexibilizó los acuerdos relacionados con la salud pública, de forma que en ciertas circunstancias de necesidad sanitaria, los países pueden permitir la producción o importación de medicamentos genéricos sin el consentimiento del titular de la patente. Pero hay otro inconveniente, los países que ocupan las escalas más bajos en los índices de desarrollo no tienen capacidad para producir, sus Estados no tienen industrias para ello e importar medicamentos genéricos puede aliviar la situación, pero no dejan de ser soluciones para el corto plazo. Además, en este punto se produce una más de las paradojas de la globalización. Se supone que si en un país pobre hay una demanda de un medicamento, las empresas tenderán a satisfacer esa demanda.

A las  multinacionales no les interesa producir medicamentos suficientes y asequibles para cubrir la demanda de los países pobres. No se rigen por las leyes normales de la oferta y demanda. Si lo hicieran y vendieran determinados productos más baratos, perderían negocio en los países ricos, porque desde esos países les reclamarían el mismo precio por el mismo producto. Las empresas quieren proteger sus beneficios en los países ricos.

Gopa Kumar se muestra optimista y sonríe, sostiene que hay que ir ganando pequeñas batallas, consiguiendo avances, poco a poco. Nos invita a que no dejemos de informarnos y de sensibilizar a los demás sobre este asunto y nos pide que tengamos esperanza. Por eso, aquí dejo, en forma de píldoras, algunos datos y cifras, la mayoría extraídos de su charla, que seguro nos mantendrán, como mínimo, un par de segundos pensando.

  • Solo un 14% de los medicamentos a nivel mundial se venden en los países en desarrollo, eso quiere decir que “nosotros”, los países ricos, consumimos el 86%.
  • Antes de Doha, un tratamiento completo contra el SIDA costaba alrededor de 10.000 dólares, hoy solo 130. ¿Por qué?
  • La India es el mayor productor mundial de genéricos para los países en desarrollo gracias a una legislación anti-patentes que, finalmente, en 2005 tuvo que adaptarse a los acuerdos TRIPS. Muy recomensable un escueto informe de Médicos sin fronteras sobre dicho mercado en la India (en el que, además, encontrarás la respuesta a la anterior pregunta)
  • Un 53% del mercado farmacéutico está en manos de 15 empresas.
  • Norteamérica, Europa y Japón representan el 82,5% del gasto global en medicamentos.

Buscador

Sobre el blog

Durante más de 100 años la comunidad científica mantuvo un intenso debate sobre el origen y significado del altruismo hasta que en la década de 1.960, el biólogo William D.Hamilton creó una fórmula matemática que relacionaba el altruismo con el grado de parentesco entre el que da y el que recibe. Desde aquí nos proponemos poner a prueba esa ecuación al mismo tiempo que descubrimos a personas e iniciativas que luchan por sacar adelante causas sociales.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube