Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El trabajo sucio de las discográficas

2 Mayo 2010 - 23:48 - Autor:

untitled1Un informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) revela, con datos, que los beneficios generados por la industria de la música en los últimos años apenas ha variado. ¿Qué sentido tiene entonces la Ley Sinde?, se preguntan sus autores. La respuesta a esta cuestión, en palabras de los encargados de elaborar el informe: hacer el “trabajo sucio” a discográficas y entidades de gestión.

Sinceramente no creo que la cosa sea para tanto. La industria de la música ha ido tradicionalmente detrás de los cambios tecnológicos, como un animal pesado que camina despacio, a un ritmo lento y acompasado. Recuerdo todavía las noticias que llegaban en los noventa desde Estados Unidos que hablaban de demandas judiciales de discográficas que pretendían impedir la comercialización de los CD´s por el riesgo de que aquello supusiese el fin de la música, que se venía comercializando en cassettes. Fue ése el primer gran cambio tecnológico que yo viví.

Y ante otro cambio tecnológico nos hallamos ahora, con el advenimiento de Internet y el entorno digital. Un cambio tecnológico que, como dice el estudio, tiene vencedores y vencidos. “Cualquier usuario puede acceder en la actualidad a un catálogo de música impensable hace unos años. (…) Pero hay otros que han perdido con los cambios. Los grandes perjudicados han sido, sin duda, las discográficas y las tiendas de discos”. Sin embargo el sector no se ha resentido y ahí lo interesante, se ha reinventado para conseguir los mismos números, en torno a 450 millones de euros de beneficio anual. Es cierto que las ventas de CD´s ha descendido notablemente desde entonces, pero la comercialización de música mediante descargas en Internet y los ingresos por conciertos se han casi triplicado.

Parece claro que la industria musical necesita una reformulación, la implantación de un modelo que respete los derechos de propiedad intelectual de los autores pero que prevea nuevas fórmulas, alternativas a un sistema como el actual que se ha demostrado obsoleto. Quizás sea el momento de apostar por modelos como Spotify y similares, que se reinventan a diario y que se han sumado al carro de la web 2.0 con notable éxito. Quizás sea necesario replantearse también la función de las entidades de gestión, replantearse su utilidad en un entorno radicalmente distinto al que fueron configuradas. Quizás haya llegado la hora de buscar fórmulas imaginativas que permitan adaptar la industria a la coyuntura tecnológica actual.

Es cierto que no podemos vivir en el país del “todo gratis”, pero tampoco podemos pretender seguir distribuyendo música en cassettes. Y es que el mundo digital ha propiciado la transformación de mercados y sistemas obsoletos, e inevitablemente tendrá que suponer un cambio en el sector discográfico, que se resiste a renunciar a su parte del “pastel”, aferrándose a modelos caducos que no ofrecen los beneficios de antaño.

Sin perjuicio de lo anterior, lo que sí podemos deducir del informe es que aquella frase que acuñaba la Ministra Sinde de que “un puñado de webs ponen en peligro la economía española” poco o nada tiene que ver con la realidad. Los números son los mismos, lo que ha cambiado es su composición. En definitiva, la industria musical no se destruye, sólo se transforma.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/legal-e-digital/2010/05/02/el-trabajo-sucio-de-las-discograficas/trackback/

1 Comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

learn Colors for toddlers 3d

El trabajo sucio de las discográficas | Legal e-Digital

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Feed RSS

Suscríbete a nuestro RSS

Alejandro Touriño

Alejandro Touriño en ECIJAAlejandro es Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela; Máster en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Práctica Jurídica por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad Complutense de Madrid. Ha realizado cursos de postgrado en instituciones de prestigio como la University of Brighton, la WIPO Academy o el Instituto de Empresa, en materias relacionadas con el Derecho Comparado, la Propiedad Intelectual y el Derecho del Entretenimiento.

En la actualidad ejerce su actividad Profesional como Responsable del área de Information Technology de ECIJA, asesorando a clientes nacionales e internacionales, tanto en sede judicial como extrajudicial, en cuestiones relacionadas con Derecho del Entretenimiento y las Nuevas Tecnologías, centrando su actividad en la Propiedad Intelectual, Contratación de Software, Nombres de dominio, regulación jurídica de Internet y Redes Sociales. Alejandro compagina su labor profesional con la docencia en másteres universitarios, y es colaborador asiduo de prensa jurídica especializada.

Alejandro es, asimismo, miembro de la alianza europea de Nuevas Tecnologías ‘World IT Lawyers’, miembro de DENAE (Asociación Española de Derecho del Entretenimiento), y del Comité de Dirección del capítulo español de CSA (Cloud Security Alliance).

Comentarios recientes

Entradas recientes

Categorías

Etiquetas

Páginas

Archivos