Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Puedo devolver eso que he comprado por Internet y que ya no quiero?

24 agosto 2011 - 6:00 - Autor:

Creo que muchos nos hemos encontrado en esa desagradable situación de haber comprado algo por Internet (un libro, un viaje, una prenda de ropa o cualquier otro bien o servicio) pensando que lo adquirido era una auténtica ganga y comprobado después que esa ganga en nada satisface nuestras expectativas.

Quizás fruto de la época estival, lo cierto es que en esta época del año son muchos los consumidores que, posiblemente animados por el mayor tiempo de ocio, se lanzan a adquirir bienes o servicios por Internet. Y por supuesto, a mayor volumen de compras, mayor volumen de insatisfacciones. No es una falta de calidad de los productos consecuencia del verano, sino matemática pura.

Y cuando estas situaciones se producen, muchos usuarios se preguntan qué hacer, sin encontrar solución o encontrando como única respuesta el conformismo. Si la pereza no nos puede como consumidores insatisfechos, hemos de saber que, como norma general, el usuario que adquiere un bien por Internet se encuentra amparado por una serie de derechos que le confiere la normativa, principalmente la Ley 1/2007 General Para La Defensa De Los Consumidores Y Usuarios y la Ley 7/1996 de Ordenación del Comercio Minorista. En particular, en lo que aquí interesa, el usuario goza del conocido como derecho de desistimiento, que no es otra cosa que “la facultad de dejar sin efecto el contrato celebrado, notificándoselo así a la otra parte contratante en el plazo establecido para el ejercicio de ese derecho, sin necesidad de justificar su decisión y sin penalización de ninguna clase”.

continuar leyendo

La violencia en Facebook, violencia es.

18 agosto 2011 - 19:30 - Autor:

Si hace un tiempo alertábamos de que insultar en redes sociales puede salir muy caro, hemos tenido noticia esta semana de que incitar a la violencia vía Facebook puede salir todavía más caro. En efecto, según publicaba el diario británico The Guardian en su edición online, dos jóvenes han sido condenados en Reino Unido a cuatro años de internamiento en un centro de menores por convocar a otros jóvenes a través de la red social Facebook a llevar a cabo disturbios callejeros. ¿Desproporcionado?

Ambas condenas surgen en el archiconocido contexto de revueltas callejeras que ha tenido lugar en las últimas semanas en distintas ciudades del Reino Unido y que ha culminado con varios muertos ya; y tienen como motivo el intento, a cargo de dos jóvenes, de convocar revueltas en las localidades de Northwich Town y Latchford (Warrington).

Así, Jordan Blackshaw, de 20 años de edad, creó un evento en Facebook, que tendría lugar en la noche del pasado 8 de agosto en Facebook bajo el título “Smash Down in Northwich Town” -algo así como “Destrucción en Northwich Town”-, sin saber que dicho evento estaba siendo monitorizado por la policía. El joven fue arrestado cuando acudió al punto de encuentro que se indicaba en la red social.

El de Perry Sutcliffe-Keenan, también de 22 años de edad, es un supuesto parecido. En este caso, el joven creó también en Facebook un grupo llamado “The Warrington Riots” (los disturbios de Warrington). Según informaba el medio británico, la creación de este grupo generó una oleada de pánico en la ciudad, lo que sirvió al juez encargado de enjuiciar el caso para condenar al joven de manera ejemplar. Que el grupo no llegase a tener consecuencias más allá de Facebook y que éste fuera eliminado apenas unas horas después no resultó suficiente para que el menor fuese condenado de manera ejemplar.

No han faltado voces críticas frente a esta decisión de condenar a dos menores por su actividad en redes sociales, por entenderla desproporcionada. No en vano, en España tuvimos conocimiento hace unos meses de la sanción de apenas 12.000 euros a dos jóvenes por vejar a una compañera de instituto, suplantando su identidad y mofándose de ella de manera reiterada. En definitiva, no parece que exista un criterio uniforme sobre la sanción por uso ilegítimo de redes sociales, pero sí una voluntad unánime de castigar las conductas que realizadas en ellas puedan tener consecuencias en el “mundo real”.

Imagen: The Guardian

¿Deben pagar las radios un canon por retransmitir la liga de fútbol?

9 agosto 2011 - 6:00 - Autor:

A apenas dos semanas de que se inicie el campeonato nacional de liga, sigue sin haber acuerdo entre Liga de Fútbol Profesional (LFP) y emisoras de radio para la retransmisión radiofónica de los partidos de liga. Para los que el verano les haya permitido evadirse de esta problemática, sepan que el conflicto (elevado en Twitter a la categoría de trending topic #noalfutbolsinradio) surge ante la pretensión de la LFP de imponer un canon de retransmisión a las emisoras de radio por ofrecer en directo los partidos de liga, algo que sólo existe para las retransmisiones televisivas.

Las posturas no pueden ser más enfrentadas. De un lado, la LFP publicaba estos días un comunicado en el que indicaba que “procede a comercializar los derechos de retransmisión radiofónica de los encuentros de fútbol que sus equipos disputen el la Liga BBVA (1ª División), Liga Adelante (2ª División) y La Copa del Rey”. De otro, las emisoras de radio mostraban su firme rechazo a pagar a los clubes de fútbol el canon por la retransmisión de partidos que parece querer imponer la LFP. En efecto, en un comunicado conjunto, la Asociación Española de Radiodifusión Comercial (AERC), Radio Nacional y la FORTA (radios autonómicas), expresaban su “unánime y completo rechazo” a ese gravamen inexistente hasta la fecha.

Por lo enfrentado de las posturas, una solución consensuada al conflicto no parece sencilla. En cualquier caso, no es ésta la primera vez que algo así ocurre. No tenemos que remontarnos demasiado en el tiempo para asistir a otro conflicto entre organizador de un evento deportivo y una radio; este mismo año, la Cadena SER dejaba de retransmitir el All Star Weekend de la NBA, pese a haberlo anunciado en su programación, por un supuesto problema de derechos.

La cuestión jurídica que subyace en todo esto es la siguiente: ¿Necesita un medio de comunicación, en este caso una emisora de radio, de la autorización de la LFP para retransmitir un partido de liga? La respuesta a esta pregunta es compleja y tiene su respuesta en otra pregunta ¿Supone la retransmisión de un evento deportivo de naturaleza privada un ejercicio del derecho de información consagrado constitucionalmente?

En el plano audiovisual esta cuestión fue resuelta hace ya algún tiempo. Quizás recordarán que en la negociación particular de derechos televisivos realizada por los clubes de fútbol hace años, algunos de ellos decidieron denegar el acceso a sus estadios a determinadas televisiones. La resolución judicial que resolvió ese entuerto acabó con una decisión salomónica que, resumiendo, obligó a los clubes a dar entrada en los campos a las televisiones al objeto de que pudiesen informar, ofreciendo resúmenes de los encuentros, pero no a dar una entrada a zonas privilegiadas del campo con buena visibilidad. Ése es el principal motivo de que determinados informativos tengan hoy unas imágenes variadas y de calidad de los encuentros, mientras otros apenas gocen de unas imágenes tomadas a pie de campo, desde una cámara fija.

Pero la cuestión radiofónica reviste, si cabe, más complejidad que la televisiva. Y ello porque aun aplicando de manera analógica la obligación de los clubes de dar acceso a los estadio a las emisoras, éstas podrían sin demasiada dificultad retransmitir un partido desde cualquier lugar del campo, sin ningún tipo de acceso privilegiado, incluso desde fuera del mismo siguiendo las imágenes vía televisor. Pero lo determinante no es eso, sino clarificar si la retransmisión radiofónica de un partido es un ejercicio del derecho a la información amparado constitucionalmente o si, por el contrario, excede tal ámbito y requiere del consentimiento del organizador del evento. Aunque no se trata de una cuestión sencilla, me inclino a pensar que se trata más de esto último por varios motivos. El principal, el esgrimido en su día por el órgano judicial en el caso de las televisiones: el resumen o las jugadas más destacadas de un partido sí están amparadas por el derecho a la información, no así la retransmisión completa del partido, que podría suponer una explotación comercial de un evento de naturaleza privada organizado por un tercero.

Sea como sea, ¡que empiece la liga y que empiece con radios! #noalfutbolsinradio.

 

Alejandro Touriño

Alejandro Touriño en ECIJAAlejandro es Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela; Máster en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Práctica Jurídica por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad Complutense de Madrid. Ha realizado cursos de postgrado en instituciones de prestigio como la University of Brighton, la WIPO Academy o el Instituto de Empresa, en materias relacionadas con el Derecho Comparado, la Propiedad Intelectual y el Derecho del Entretenimiento.

En la actualidad ejerce su actividad Profesional como Responsable del área de Information Technology de ECIJA, asesorando a clientes nacionales e internacionales, tanto en sede judicial como extrajudicial, en cuestiones relacionadas con Derecho del Entretenimiento y las Nuevas Tecnologías, centrando su actividad en la Propiedad Intelectual, Contratación de Software, Nombres de dominio, regulación jurídica de Internet y Redes Sociales. Alejandro compagina su labor profesional con la docencia en másteres universitarios, y es colaborador asiduo de prensa jurídica especializada.

Alejandro es, asimismo, miembro de la alianza europea de Nuevas Tecnologías ‘World IT Lawyers’, miembro de DENAE (Asociación Española de Derecho del Entretenimiento), y del Comité de Dirección del capítulo español de CSA (Cloud Security Alliance).

Páginas

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube