Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Sanción de la AEPD por suplantación de identidad en redes sociales

26 octubre 2011 - 6:00 - Autor:

Llegaba ayer a mis manos una reciente resolución de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en la que se acuerda imponer a un usuario de la red social Badoo una multa de 2.000 Euros por suplantar la identidad de un tercero en una red social.

No es ésta la primera vez que nos encontramos con un supuesto de sanción a un usuario de Internet que se hace pasar por otro en redes sociales, pero sí (salvo desconocimeinto por mi parte) que esta sanción la impone la AEPD. En efecto, alertábamos hace unos meses de la existencia de una Sentencia de la Audiencia Provincial de Segovia que condenaba a unas menores por un delito de vejaciones cuando éstas habían suplantado a una compañera de clase y la habían vejado en su perfil público en una red social.

Y es que si bien este tipo de acciones puede tener su encaje “natural” en figuras penales como el delito de suplantación de identidad (o de estado civil) o el delito de vejaciones, según ha acontecido en anteriores ocasiones, su ubicación concreta dentro de la normativa de protección de datos, se antoja cuanto menos complicada.

El supuesto que ha propiciado la imposición de la sanción es el siguiente. La AEPD recibió denuncia de un particular en la que manifestaba que venía recibiendo llamadas en su teléfono móvil relacionadas con un perfil supuestamente abierto por ella en la red social Badoo. En dicho perfil se incorporaban fotografías suyas, además de un texto que decía lo siguiente “Quiero quedar y follar […] con un chico 22-40” y de determinadas referencias a supuestas preferencias sexuales de la denunciante.

Tras las oportunas averiguaciones realizadas por la AEPD -en colaboración con la Guardia Civil-, resultó identificada, a través de los operadores de telecomunicaciones, la dirección IP desde la que había sido creado el perfil, y que se correspondía con una cuenta telefónica perteneciente (casualmente) a la actual pareja de su ex pareja.

Ante tales circunstancias, y tras el curso del procedimiento debido, la AEPD ha acordado imponer a la denunciada una sanción de 2.000 Euros, por una infracción del artículo 6 de la Ley Orgánica de Protección de Datos, tipificada como grave en el artículo 44.3.b) de la referida norma, por entender que la denunciada había tratado los datos de carácter personal de la persona suplantada sin recabar su consentimiento.

La cuestión que se plantea ante el conocimiento de esta resolución es determinar si realmente ésta es la vía adecuada para enjuiciar estos hechos o, si por el contrario, la AEPD debería, una vez recibida la comunicación de unos hechos presuntamente delictivos, ponerlos en conocimiento de la Fiscalía o de los juzgados para que sean éstos los que enjuicien una causa cuya competencia parece más natural.

Éstas son las desventajas de una legislación arcaica, que no regula de manera específica supuestos que son una realidad del día a día de Internet y que exigen acudir a figuras “forzadas” para castigar conductas claramente contrarias a la buena fe.

La generación cloud

24 octubre 2011 - 6:00 - Autor:

Quitando a unos pocos melómanos y amantes de lo tangible (que todavía los hay), hoy en día el consumo de contenidos de entretenimiento ha superado el apego a lo terrenal que caracterizó años pasados y se ha subido a esa extraña nube de contenidos llamada Internet. Es el salto del vinilo a Spotify, el signo de los tiempos.

Entremedias, un sinfín de modelos de negocio -que se han quedado obsoletos sin apenas haber alcanzado la madurez- y una generación, la del disco duro, que ha dado un importante golpe de timón a su manera de consumir, no sin haber hecho un daño significativo a la propiedad intelectual como concepto.

continuar leyendo

¿Pueden quitarte tu dominio si coincide con una marca?

13 octubre 2011 - 6:00 - Autor:

Escribo estas líneas mientras regreso de Ginebra, tras asistir al Workshop de nombres de dominio que cada año organiza la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y que sirve como excusa para el encuentro y debate para panelistas y expertos en la materia.

Además de para otras actividades menos productivas, este tipo de eventos sirve para conocer las tendencias normativas y regulatorias en materia de nombres de dominio y para analizar en detalle cuáles son los requisitos que han de concurrir para que un individuo pueda reclamar la titularidad de un nombre de dominio registrado por un tercero.

Para quien no esté familiarizado con este tipo de procedimientos, simplemente indicar que el sistema de nombres de dominio se rige, con carácter general, por el principio denominado “first come, first served”, es decir, que se queda con el dominio el primero en solicitar su registro.

Lo que ocurre es que el organismo regulador de Internet, la ICANN, aprobó en el año 1999 una Política Uniforme de resolución de controversias en materia de nombres de dominio que, sin alterar el anterior principio, permite recuperar un nombre de dominio registrado previamente por un tercero a quien ostenta un “mejor derecho” para su tenencia.

De acuerdo con dicha política, ostenta mejor derecho para ser titular de un nombre de dominio quien logra acreditar en un procedimiento administrativo ante alguno de los centros acreditados los tres siguientes requisitos que han de concurrir de manera cumulativa:

(i) Que el nombre de dominio objeto de controversia sea idéntico o similar hasta el punto de crear confusión con respecto a una marca sobre la que se tiene derechos; y
(ii) Que quien registró el nombre de dominio no tiene derechos o intereses legítimos respecto del nombre de dominio; y
(iii) Que el nombre de dominio ha sido registrado y se utiliza de mala fe.

Así, si alguien logra acreditar esos tres extremos podrá entonces (pese a haber llegado más tarde al registro) recuperar el nombre de dominio en cuestión.

Respondiendo a la pregunta que da título a este post, te pueden quitar tu nombre de dominio si, de mala fe y sin interés legítimo para ello, has registrado un nombre de dominio que coincide con una marca registrada por un tercero con anterioridad. Para otro post dejaremos qué se entiende por interés legítimo y mala fe de conformidad con la Política y las resoluciones dictadas por los panelistas, porque ése es un tema que da para hablar largo y tendido sobre él.

Alejandro Touriño

Alejandro Touriño en ECIJAAlejandro es Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela; Máster en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Práctica Jurídica por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad Complutense de Madrid. Ha realizado cursos de postgrado en instituciones de prestigio como la University of Brighton, la WIPO Academy o el Instituto de Empresa, en materias relacionadas con el Derecho Comparado, la Propiedad Intelectual y el Derecho del Entretenimiento.

En la actualidad ejerce su actividad Profesional como Responsable del área de Information Technology de ECIJA, asesorando a clientes nacionales e internacionales, tanto en sede judicial como extrajudicial, en cuestiones relacionadas con Derecho del Entretenimiento y las Nuevas Tecnologías, centrando su actividad en la Propiedad Intelectual, Contratación de Software, Nombres de dominio, regulación jurídica de Internet y Redes Sociales. Alejandro compagina su labor profesional con la docencia en másteres universitarios, y es colaborador asiduo de prensa jurídica especializada.

Alejandro es, asimismo, miembro de la alianza europea de Nuevas Tecnologías ‘World IT Lawyers’, miembro de DENAE (Asociación Española de Derecho del Entretenimiento), y del Comité de Dirección del capítulo español de CSA (Cloud Security Alliance).

Páginas

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android