Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Enlazar no es delito. Episodio IX.

19 junio 2010 - 19:07 - Autor:

No es ni la primera, ni la segunda, ni la tercera. Con ésta son ya nueve las resoluciones judiciales que consideran que la actividad de enlazar no constituye un delito contra la propiedad intelectual. En este caso ha sido la Audiencia Provincial de Cantabria la que ha desestimado el recurso interpuesto por Laurent Films contra al Auto del Juzgado de Instrucción de Santander que archivaba la denuncia interpuesta frente a la web de enlaces cinegratis.net.

Como en las anteriores ocho ocasiones, la conducta que se imputaba a los titulares de la web era la de proveer a sus usuarios el acceso a determinadas webs que alojan contenidos protegidos por la legislación de propiedad intelectual, obteniéndose por sus administradores un beneficio económico derivado de la publicidad.

continuar leyendo

“Yo no quiero ser el Robin Hood de Internet”

7 abril 2010 - 10:45 - Autor:

Leía hace apenas unos días unas declaraciones de Jesús Guerra, administrador de la web de enlaces www.elrincondejesus.com, en las que decía precisamente eso, que él no quería ser el Robin Hood de Internet. Y es que, sin habérselo propuesto, este hombre (en adelante me referiré a él como Robin Hood) se había convertido en el artífice de la primera Sentencia en nuestro país que declara la legalidad de las redes de intercambio de archivos P2P (Emule, Ares, etc).

Ya existían en España resoluciones judiciales que consideraban que las páginas que enlazaban a este tipo de redes no suponían la infracción de ningún derecho de propiedad intelectual, siempre que no mediase ánimo de lucro en el titular de la página. Entendía esa jurisprudencia que la actividad de enlazar constituye únicamente una forma de facilitar al usuario de Internet el acceso a otra página web, sin tener que teclear el nombre de esa página. La Sentencia de “El rincón de Jesús” supone un paso más. Ya no solamente es legal enlazar a una red P2P cuando no media ánimo de lucro, sino que la propia P2P es también legal.

El supuesto fue el siguiente; la SGAE demandó a Robin Hood por ofrecer éste en su página web la descarga gratuita y sin limitación de obras musicales del repertorio de SGAE. La defensa de Robin Hood se basó principalmente en el hecho de que su única conducta había consistido en facilitar enlaces a redes P2P en su página web, sin obtener ningún tipo de ingresos por ello. El Juzgado de lo mercantil nº 7 de Barcelona, encargado de conocer el asunto, llegó a la conclusión, apoyado en la anterior jurisprudencia, que “las redes P2P, como meras redes de transmisión de datos entre particulares usuarios de Internet no vulneran derecho alguno protegido por la Ley de Propiedad Intelectual” y son por tanto legítimas. Y alcanzó esta conclusión el Juzgado sobre la base legal del límite de la copia privada.

Pues bien, uno de los requisitos que exige dicho límite para poder operar es que quien realiza la copia ha de acceder legalmente a la obra, es decir, que la copia privada sólo es tal cuando el usuario que la realiza accede legalmente a la obra original o, al menos, así lo habíamos entendido todos hasta el pronunciamiento de esta Sentencia. Desmarcándose de lo anterior, el Juzgado hace una distinción entre fuente y obra para afirmar que “la mayoría de los usuarios de estas redes acceden legalmente a la obra por cuanto han celebrado un contrato lícito y válido a cambio de un precio con un prestador de servicios de la red”, entendiendo además que tal interpretación se ve reafirmada por el hecho de que los aparatos de reproducción y almacenamiento de las obras copiadas “están gravados por el correspondiente canon”.

En definitiva, entiende el Juzgado que por el hecho de pagar nuestra cuota de ADSL y el canon digital de los equipos que utilizamos para las descargas nos hallamos legitimados para poder descargar cuantas obras deseemos. Sin entrar a valorar el argumento de distinción entre fuente y obra que hace la Sentencia, lo cierto es que la copia privada es un límite a los derechos de autor y, como tal, ha de ser interpretado de manera restrictiva, pues así lo dice nuestra Ley de Propiedad Intelectual. Por tanto, permitir la copia privada (que no olvidemos fue concebida, por ejemplo, para hacer una copia del CD para el coche) supone desnaturalizar esta figura y la propiedad intelectual misma. Es decir, que o cambiamos la ley o no parece que ésta sea la interpretación más acorde con aquélla.

Lo anterior choca además frontalmente con el proyecto de Ley de Economía Sostenible planteado por el Gobierno (la conocida como Ley Sinde) que pretende, precisamente, la clausura de páginas web (con ánimo de lucro, eso sí) que permitan la descarga de obras protegidas por los derechos de autor. Entonces ¿en qué quedamos? ¿podemos descargarnos música y películas a nuestro antojo o no?

Alejandro Touriño

Alejandro Touriño en ECIJAAlejandro es Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela; Máster en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Práctica Jurídica por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad Complutense de Madrid. Ha realizado cursos de postgrado en instituciones de prestigio como la University of Brighton, la WIPO Academy o el Instituto de Empresa, en materias relacionadas con el Derecho Comparado, la Propiedad Intelectual y el Derecho del Entretenimiento.

En la actualidad ejerce su actividad Profesional como Responsable del área de Information Technology de ECIJA, asesorando a clientes nacionales e internacionales, tanto en sede judicial como extrajudicial, en cuestiones relacionadas con Derecho del Entretenimiento y las Nuevas Tecnologías, centrando su actividad en la Propiedad Intelectual, Contratación de Software, Nombres de dominio, regulación jurídica de Internet y Redes Sociales. Alejandro compagina su labor profesional con la docencia en másteres universitarios, y es colaborador asiduo de prensa jurídica especializada.

Alejandro es, asimismo, miembro de la alianza europea de Nuevas Tecnologías ‘World IT Lawyers’, miembro de DENAE (Asociación Española de Derecho del Entretenimiento), y del Comité de Dirección del capítulo español de CSA (Cloud Security Alliance).

Páginas

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android