Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Puedo utilizar videos de Youtube con fines comerciales?

15 febrero 2012 - 6:00 - Autor:

Decir que Youtube es la plataforma de video más popular del planeta es una pura obviedad. Sin embargo, quizás no seamos del todo conscientes de su enorme potencial. Youtube genera más de 2.000 millones de visitas cada día, acaparando el 10% de todo el tráfico de Internet. A diario se suben a YouTube casi un millón de videos, la friolera de 10 vídeos por segundo, 24 horas de vídeo por minuto.

Y si bien el usuario medio conoce con bastante detalle el modo de uso y las distintas funcionalidades de Youtube, existe cierto desconocimiento por parte de aquél en torno a los límites legales del uso de Youtube con finalidad comercial. ¿Pueden utilizarse los videos de Youtube con fines comerciales? ¿Puede un usuario tomar un video de Youtube e incorporarlo en una web con publicidad?

Para dar respuesta a estas interrogantes, es necesario acudir al documento que regula la relación entre Youtube y el usuario de su servicio, esto es, los Términos y Condiciones de Youtube, disponibles en su web. En ellas se establece que el usuario se obliga a no utilizar el servicio de Youtube con fines comerciales, a menos que haya obtenido la previa autorización por escrito de YouTube, circunstancia que no ocurre como norma general. No obstante, limita esa prohibición de uso comercial de videos a los siguientes supuestos:

(i) Se prohíbe la reventa del acceso al servicio, es decir, no se permite cobrar cantidad económica alguna por acceder a videos de Youtube;

(ii) Se prohíbe la venta de la publicidad o del contenido alojados en Youtube;

(iii) Se prohíbe la inserción de videos de Youtube en un blog que permita anuncios o en un sitio web que contenga publicidad a menos que otro material no obtenido de YouTube aparezca en la misma página y sea de valor suficiente para servir de base para dichas ventas. Es decir, que se permite la inserción de videos de Youtube en sitios web con finalidad comercial siempre que exista un contenido adicional que permita por sí solo sostener dicha publicidad. Esto significa que un blog o una web que alojase únicamente videos de Youtube no podría tener publicidad o, en caso de tenerla, estaría contraviniendo los términos y condiciones del servicio de Youtube. Sin embargo si esa web o blog tuviese contenidos propios que se viesen completados por videos de Youtube, dicho uso sí estaría legitimado.

Y para que este servicio pueda funcionar, el usuario que crea una cuenta y comparte contenidos en la plataforma ha de garantizar, por medio de la aceptación de los términos antes referidos, que es titular de todas licencias y todos los derechos, consentimientos y permisos que se necesitan para permitir a YouTube utilizar el contenido a efectos de poder prestar el servicio.

En particular, el usuario que sube un video a Youtube cede a YouTube una licencia mundial, gratuita y transferible para utilizar y mostrar ese contenido de la manera más amplia posible, concediendo al tiempo una licencia al resto de usuarios para acceder al contenido, y para utilizarlo, reproducirlo, distribuirlo, e incluso realizar obras derivadas de él, pudiendo éstos mostrar y ejecutar dicho contenido en la medida de lo permitido por Youtube.

Entonces, una vez que un video ha sido subido a Youtube por otro usuario ¿cómo saber si ese video es legal o no? Pues lo cierto es que el usuario que accede a un video subido por un tercero o que incluso lo comparte dentro de los términos permitidos por Youtube, no tiene porqué saber si ese video ha sido subido o no por el titular de los derechos, no pudiendo ser por lo tanto responsable de ninguna infracción que ese tercero pudiese haber cometido. Es decir, que cuando, por ejemplo, un usuario visualiza un resumen de un partido de fútbol en Youtube, no tiene modo de conocer si la persona que lo ha subido ostenta o no una licencia sobre los derechos de ese video, no pudiendo ser responsable de ello. Por el contrario, sí será responsable el usuario que ha declarado ser titular de los derechos y no lo es.

En definitiva, el titular del video compartido en Youtube sigue siendo titular de los derechos sobre el video (aunque ahora comparte dichos derechos a través de la otorgación de las licencias) mientras el mismo esté disponible en la plataforma. Una vez que el usuario elimina o borra el video, esa licencia otorgada a Youtube y al resto de usuarios queda revocada, retornando todos los derechos a favor del titular original.

@AlexTourino

Youtube vence a Telecinco en los Tribunales

23 septiembre 2010 - 16:11 - Autor:

Según ha anunciado el blog oficial de Google esta misma mañana, el Juzgado de lo Mercantil nº 7 de Madrid ha desestimado íntegramente la demanda interpuesta por Telecinco frente al portal de videos Youtube, propiedad del gigante norteamericano Google, en defensa de sus derechos de propiedad intelectual.

En una resolución judicial que simplemente pone punto y aparte al procedimiento, ya que contra la misma cabe Recurso de Apelación, el Juzgado de instancia desatiende la pretensión de Telecinco, apreciando que Youtube actúa, respecto de los videos colgados por sus usuarios, como un mero intermediario, teniendo cabida su actividad en los supuestos de exclusión de responsabilidad previstos por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información.

El Juzgado, en aplicación de la doctrina jurisprudencial del “conocimiento efectivo”, ha desechado los argumentos esgrimidos por Telecinco, concluyendo que Youtube no es responsable de los videos publicados por sus usuarios. Esta Resolución, con célebres precedentes en la jurisprudencia española e internacional, tendría encaje, en opinión del Juzgado, en el anunciado régimen del conocimiento efectivo, que no es otra cosa que la exclusión de responsabilidad del titular de una web por los contenidos subidos por terceros en tanto que no tenga conocimiento de su ilicitud, es decir, en tanto que un órgano competente no determine que un derecho ha sido vulnerado.

Por tal motivo, los prestadores de servicios de intermediación, en este caso Youtube, no serían, en principio, responsables por los contenidos ajenos que transmiten, alojan o a los que facilitan acceso, pero podrían incurrir en responsabilidad si tomasen una participación activa en su elaboración o si, conociendo la ilegalidad de un determinado contenido, no actuasen con rapidez para retirarlo o impedir el acceso al mismo.

Pues bien, la demanda de Telecinco buscaba impedir que los usuarios de Youtube subiesen de manera impune videos titularidad de Telecinco sin el consentimiento de la cadena. Los múltiples requerimientos remitidos por Telecinco a Youtube fueron desatendidos por ésta, al parecer, por el hecho de que Telecinco pretendía la eliminación total de sus videos sin que los mismos fuesen identificados uno por uno, de manera aislada. En este sentido, Youtube ha recalcado que existe una herramienta tecnológica gratuita a disposición de los titulares de derechos –Content ID- que identifica videos y los repele de modo automático.

En este orden de cosas, el Juzgado de lo Mercantil ha considerado que Youtube no tiene la obligación pretendida por Telecinco de supervisar los contenidos que alojan los usuarios de Youtube en su plataforma. En definitiva, en opinión del Juzgado, Youtube no es responsable por los contenidos ajenos que aloja porque “resulta materialmente imposible llevar a cabo un control de la totalidad de los vídeos que se ponen a disposición de los usuarios”, según reza la Sentencia, sin perjuicio de que “no se trata de un procedimiento cómodo y sencillo para la actora, particularmente porque le incumbe la ingrata tarea de rastrear y controlar los contenidos que se alojan en la página web de la demandada”.

Huelga decir que Telecinco ya ha comunicado públicamente su intención de interponer recurso contra esta Resolución. Sólo queda esperar.

El cine se sube a la nube

29 agosto 2010 - 22:00 - Autor:

Si hace un par de semanas le tocaba el turno a la música, es ahora momento para el cine, para el cine legal, gratis y por Internet. Y es que esta misma semana hemos podido conocer que YouTube ha lanzado un servicio de alojamiento y visualización de películas online y que Voddler, el Spotify del cine, prepara su inminente desembarco en España.

No son los únicos servicios de cine online que se mueven en el ámbito de la legalidad, pero probablemente se trate de los más atractivos. Siempre hemos dicho que mientras no exista una alternativa legal sólida, la descarga ilegal de películas, esto es, sin pasar por caja, iba a ser una realidad. Pues frente a esa lastimosa realidad nacen ahora modelos de negocio que permiten al usuario acceder a un catálogo decente y gratuito o semi-gratuito de películas y series de televisión.

En el caso de Voddler, que supera ya los tres millones de visionados, más del ochenta por ciento de sus títulos son gratuitos, basando su financiación en los anuncios que insertan al comienzo de la visualización, similar al sistema de su homólogo musical Spotify. El caso de Youtube no es por el momento tan atractivo. Su catálogo actual cuenta inicialmente con apenas 400 títulos disponibles de forma gratuita y bajo demanda. Así son lo inicios de casi todo.

Estos servicios son además una alternativa para películas clásicas, para películas que no tienen distribución en salas de cine e incluso para experimentos como el protagonizado el pasado año en Suecia, donde Voddler ofreció la premier de la película “Un sueño posible”, por la que Sandra Bullock ganó un Óscar. ¡¡¡Larga vida a la nube!!!

“El Hundimiento”… de Youtube

22 abril 2010 - 1:22 - Autor:

“This video contains content from Constantin Film AG, who has blocked it on copyright grounds”.

Así reza alguno de los videos alojados en la plataforma Youtube, en el que se parodiaban determinadas secuencias de la película alemana “El hundimiento”. Y es que, a través de irónicos subtitulados, los usuarios habían situado a Hitler y a sus secuaces en situaciones tan ridículas como el cuestionamiento de la dimisión de la republicana Sarah Palin o la compra por el Führer de la videoconsola Wii.

Y hablo en tiempo pasado porque, ante los requerimientos dirigidos a Youtube por la productora alemana Constantin Films, titular de los derechos de la cinta, Youtube ha decidido colgar el cartel de “blocked”, impidiendo a sus usuarios el acceso a dichos videos por una supuesta infracción de sus derechos de autor. Esto ha generado bastante debate en la red entre quienes defienden la libertad de expresión y quienes se posicionan del lado de los derechos de autor.

Creo que otras veces la cuestión es más dudosa, pero en este caso no hay vuelta de hoja. El artículo 39 de la Ley de Propiedad Intelectual establece que no requiere de “consentimiento del autor la parodia de la obra divulgada, mientras no implique riesgo de confusión con la misma ni se infiera un daño a la obra original o a su autor”.

En este sentido es pacífica la Jurisprudencia del Tribunal Supremo que avala el uso de obras audiovisuales de terceros con ánimo satírico. Sentencias tan claras y recientes del Tribunal Supremo como la de 17 de Febrero de 2.009 amparan “el libre ejercicio de la libertad de expresión en su faceta humorística, es decir, lo que se conoce como «anímus jocandi», y ello sin intentar hacer un uso comercial de la imagen de nadie, sino simplemente construir una viñeta caricaturesca audiovisual, asociando (…) noticias de actualidad”.

O algo se nos escapa o aquí no hay ni confusión ni daño alguno al titular de los derechos, como exige la ley, por lo que retirar el contenido de unos vídeos plenamente amparados por nuestro ordenamiento jurídico, poco o nada tiene que ver con la libertad de expresión.

Alejandro Touriño

Alejandro Touriño en ECIJAAlejandro es Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela; Máster en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Práctica Jurídica por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad Complutense de Madrid. Ha realizado cursos de postgrado en instituciones de prestigio como la University of Brighton, la WIPO Academy o el Instituto de Empresa, en materias relacionadas con el Derecho Comparado, la Propiedad Intelectual y el Derecho del Entretenimiento.

En la actualidad ejerce su actividad Profesional como Responsable del área de Information Technology de ECIJA, asesorando a clientes nacionales e internacionales, tanto en sede judicial como extrajudicial, en cuestiones relacionadas con Derecho del Entretenimiento y las Nuevas Tecnologías, centrando su actividad en la Propiedad Intelectual, Contratación de Software, Nombres de dominio, regulación jurídica de Internet y Redes Sociales. Alejandro compagina su labor profesional con la docencia en másteres universitarios, y es colaborador asiduo de prensa jurídica especializada.

Alejandro es, asimismo, miembro de la alianza europea de Nuevas Tecnologías ‘World IT Lawyers’, miembro de DENAE (Asociación Española de Derecho del Entretenimiento), y del Comité de Dirección del capítulo español de CSA (Cloud Security Alliance).

Páginas

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube