Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Top 10: esas estrambóticas manifestaciones culturales Patrimonio de la Humanidad

30 noviembre 2010 - 15:22 - Autor:

Si alguno pensó que cuando le dieron el título de Patrimonio de la Humanidad a la Sibila, se lo habían dado a una diseñadora de ropa, que espere a ver lo que la lista definitiva de premiados esconde.

Este canto medieval mallorquín propio de los maitines navideños fue declarado, junto con el flamenco, los castells, la cetrería y la dieta mediterránea, como Bien Inmaterial de Interés Cultural, algo que muestra el crisol de nuestra diversidad cultural y reclama su conservación como una garantía de creatividad permanente.

Estas manifestaciones culturales españolas son sólo una muestra de lo variado de las 47 candidaturas presentadas este año que han entrado en la lista definitiva de la UNESCO, un compendio de tradiciones a lo largo del ancho mundo tan rica como ignota.

El arte de las cruces de piedra armenias. Simbolismo y técnica de esculpido de las khachkars

Los armenios fueron los últimos en llegar, casi sin aliento, para tocar la puerta de la UNESCO el pasado 17 de noviembre con la candidatura de sus khachkars, literalmente “cruces de piedra”. Los khachkars son unas formas únicas de arte armenio desarrolladas entre los siglos XII y XIII y eran utilizadas como monumentos que coronaban las tumbas.

Después de ser bendecidas y ungidas, se dice que poseen poderes sagrados y pueden prestar ayuda, dispensar protección, asegurar una victoria, proporcionar una vida longeva, servir de monumentos conmemorativos y constituir elementos de mediación para la salvación del alma. Superen eso.

El sistema normativo de los wayuus, aplicado por el pütchipü’üi (“palabrero”) en Colombia

Los pütchipü’üis o “palabreros” son personas destinadas a la solución de conflictos y desavenencias entre los clanes matrilineales de los wayuus, una tribu de la selva colombiana. Cuando surge un lío, las dos partes en conflicto, los ofensores y los ofendidos, solicitan la intervención de un pütchipü’üi para que medie.

Si la palabra –pütchikalü– sale de su boca, se entabla un diálogo solucionador en presencia del pütchipü’üi, al que se le presupone que actúa con diplomacia, cautela y lucidez. La función de pütchipü’üi recae siempre en los tíos maternos, que se destacan por sus virtudes en el plano ético y moral.

La elaboración del pan de especias en el norte de Croacia

El procedimiento de elaboración del pan de especias croata exige habilidad y celeridad a la vez, como se hacía en los monasterios medievales. La receta es siempre la misma: hacen una masa con harina, agua, azúcar y bicarbonato sódico y le añaden las especias indispensables. La masa se coloca en moldes, se cuece, se seca y se pinta con colorantes alimentarios.

Cada artesano ornamenta el pan a su gusto, con imágenes, espejitos, versos y mensajes. Lo normal es que acabe con forma de un corazón y que se prepare para las bodas. De ahí a la lista de Patrimonio de la Humanidad sólo falta envolver para regalo.

El arte del encaje de aguja de Alençon

Este encaje de aguja, que se practica sólo en la ciudad francesa de este nombre, en la región de Normandía, debe su fama al alto nivel con la aguja y el hilo que requiere, así como al larguísimo tiempo necesario para su producción: ¡siete horas por centímetro cuadrado! Para llegar a dominar por completo la técnica del encaje de aguja de Alençon se necesita una formación de siete a diez años de duración, en estado casi monacal.

El método de aprendizaje requiere una estrecha relación entre la maestra encajera y su discípula, y se basa exclusivamente en la transmisión oral y la enseñanza práctica. Al final el alumno es capaz de pulir los rellenos del tejido con una pinza de bogavante, una de las armas finales que también aprenderán a utilizar en sus lances los aspirantes.

La lucha de agua y aceite de Kırkpınar

Este festival tradicional se celebra anualmente en la ciudad turca de Edirne y atrae a miles de espectadores, que presencian los combates de los pehlivanes (luchadores) por la conquista del cinturón de oro de Kırkpınar y del título de pehlivan en jefe. Antes de pelear un masajista ayuda a los luchadores a untarse el cuerpo de aceite.

Los luchadores llevan un kıspet, una suerte de pantalón grueso hecho con cuero de vaca o de búfalo por donde meten la mano para derribar al adversario. Aunque los pehlivanes podrían parecer unas personas que nadie querría encontrarse en una sauna turca, se les considera personajes ejemplares de la sociedad dotados de virtudes como la generosidad, la honradez y el sentido de respeto.

Houtem Jaarmarkt, feria invernal anual y mercado de ganado en Sint-Lievens-Houtem

Qué bonito es Sint-Lievens-Houtem en invierno. Y que feria de ganado tan bien organizada. Los días 11 y 12 de noviembre de cada año, este pueblo de Flandes Oriental es el escenario del último mercado importante al aire libre de compraventa de ganado vacuno y purasangres.

El impacto de la feria en la comunidad local es muy grande y los domicilios de los particulares se convierten en lugares públicos en lo que se puede escuchar música, comer y beber hasta la saciedad. Durante los dos días de la feria, todo el pueblo se transforma en un lugar acogedor, abierto a todos, como si la virgen del Rocío hubiera aterrizado en Flandes por Navidad.

Los sutartinės, cantos lituanos a varias voces

Los sutartinės, que viene de la palabra sutarti (que quiere decir “concordar”) son cantos polifónicos del nordeste de Lituania interpretados por mujeres. Los textos abordan múltiples temas banales relacionados con el trabajo, la familia o diversos acontecimientos históricos o de la vida diaria.

La coreografía es sencilla y los movimientos parcos en ritmo: los cantantes giran en círculo o en forma de estrella, cogiéndose por los brazos y golpeando el suelo con los pies. Poco más. Los sutartinės se interpretan en eventos solemnes, pero también en fiestas y reuniones sociales. Los hombres ejecutan una versión instrumental sentados, con zampoñas, trompas y flautas.

La técnica de fabricación de compartimentos estancos con juncos chinos

Esta técnica china de fabricación de barcos es una de las cinco integrantes de la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial que requiere medidas urgentes de salvaguardia. Desde siglos permite construir embarcaciones dotadas de estanqueidad para la navegación en alta mar. Si en el transcurso de la travesía uno o más de esos compartimentos sufren daños, el agua del mar no puede irrumpir en los demás y el barco puede seguir flotando.

La experiencia y los métodos de trabajo se transmiten de maestros a aprendices de forma oral. Sin embargo, como la demanda de juncos ha disminuido enormemente frente a los barcos de casco metálico, ya sólo quedan tres maestros carpinteros (tres) que poseen un perfecto dominio de esta técnica. Es urgente que los tres no viajen nunca juntos en el mismo barco de juncos.

La procesión con danzas de Echternach

Todos los martes de Pentecostés se celebra en la ciudad medieval de Echternach, Luxemburgo, una procesión con danzas llamada Sprangprëssioun, que data del año 1100. Tiene por finalidad rendir culto a San Wilibrordo, el monje fundador de la abadía de Echternach, al que se venera por su labor misionera, sus buenas acciones y sus dones para curar algunas enfermedades.

Aunque la Iglesia se opuso antaño a que se celebrara esta procesión por considerar que tenía elementos paganos (si a 8.000 bailarines con pañuelos se les puede considerar paganos) no se ha logrado impedir que su fama se extendiera por toda la región y entre todas las clases sociales.

La sohbet, o reunión de comunidad de vecinos tradicional turca

Sohbet es una reunión que desempeña un papel esencial en el sentimiento de comunidad de los vecinos de un barrio. Los hombres turcos se suelen reunir regularmente en casas o locales, sobre todo en invierno, para discutir problemas sociales y fomentar la solidaridad, el respeto mutuo y el sentimiento de comunidad.

Estas reuniones pueden incorporar música y danzas, de las que disfrutan todos los presentes mientras degustan platos de la cocina local. Una sohbet puede durar hasta el amanecer y pueden participar todos los hombres mayores de 16 años. Solamente se requiere que pertenezcan a familias honradas, sean dignos de confianza, respeten a sus mayores, no se jueguen el dinero y no se muestren en público en estado de ebriedad.

El cómo resisten entonces hasta el amanecer es todo un secreto que se transmite de generación en generación.

Fuente: UNESCO

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/strambotic/2010/11/30/patrimoniohumanidad/trackback/

2 Comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

[...] Top 10: esas estrambóticas manifestaciones culturales Patrimonio de la Humanidad [...]

porque no hay manifestaciones

Deja tu comentario

Sobre el blog

De los creadores de Sonotone, el Desternillador, la Cacharrería y el Mundo Insólito, entre otros muchos fracasos, llega para sus ojos Strambotic. De esta nos forramos. Síguenos en @strambotic y en facebook.com/strambotic.

Facetrambotic

Suscríbete a este Blog

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android