Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Una mujer recrea “La Última Cena” de Da Vinci con las pelusas que le salen de la lavadora

20 enero 2011 - 13:03 - Autor:

Las lavadoras sin filtro y las secadoras generan ingentes cantidades de pelusa, que se quedan en las paredes de la tina por su movimiento y que luego hay que limpiar para que la ropa blanca no te salga llena de pelos de colores. ¿Qué hacer con todas esas pelusas?

Una mujer de Michigan llamada Laura Bell ha pensado que podría convertir esas tristes pelusas en toda una obra de arte y ha recreado “La última Cena” de Leonardo Da Vinci con ellas. El cuadro-tapiz pelusero es enorme (mide 4 metros por 1,5 metros) y Laura necesitó el equivalente a entre 700 y 800 horas de lavado de su ropa sucia para obtener el material, al que hay que añadir otras 200 horas de selección de colores y montaje del legendario mural con pegamento.

“Para algunas personas, es una experiencia muy espiritual”, afirma lady Bell en un comunicado. “Otros se van simplemente asombrados de lo que alguien puede hacer con la pelusa de la ropa”.

Después de pasar siete meses recogiendo la pelusa de su propia lavadora, la señora Bell se dio cuenta de que su ropa sólo producía pelusa de un color, el clásico gris batiburrillo. Ella trató de obtener las pelusas de las lavanderías industriales, pero que siempre resultaba pelusa gris y llena de pelo de perro.

En lugar de colorar las pelusas o, directamente, ver esfumarse sus sueños artísticos como pelusa que lleva el viento, la señora Bell decidió comprar toallas de colores brillantes y comenzó a ordenar su lavado-secado para obtener distintos pantones que utilizar.

Comenzó el proyecto en 2009 en un intento de ganar el concurso ArtPrize de Michigan, dotado con unos jugosos 250.000 $. Eligió como medio de expresión artística este insólito material después de ver un retrato de pelusa hace aproximadamente una década en un show de la Ripley’s Believe It or Not! ( la franquicia, fundada por Robert LeRoy Ripley , que se ocupa de acontecimientos extraños y objetos inusuales) en el Wisconsin Dells Odditorium.

“La última cena” de Laura Bell no ganó el cariño de la crítica en el concurso de arte, pero fue lo suficientemente original para llamar la atención del propio Robert LeRoy Ripley, que recientemente adquirió la obra para su colección.

Según el propio Ripley, este trabajo con pelusa tiene la magnitud de una obra maestra. “Tenemos piezas de arte más pequeña hechas con pelusa en nuestra colección, pero lo que nos ha conquistado de esta es su gran tamaño”, afirma. “Eso, combinado con el color sorprendente que fue capaz de obtener de pelusas naturales y los detalles de los personajes, hacen de esta pieza, aunque sea un esfuerzo artístico no muy corriente, una obra de arte”.

Si D10s es Maradona…¿por qué su hijo no va a a ser también pelusa?


Fuente: Ripleys News Room


TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/strambotic/2011/01/20/ultima-cena/trackback/

58 Comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Feed RSS

Suscríbete a nuestro RSS

Sobre el blog

De los creadores de Sonotone, el Desternillador, la Cacharrería y el Mundo Insólito, entre otros muchos fracasos, llega para sus ojos Strambotic. De esta nos forramos. Síguenos en @strambotic y en facebook.com/strambotic.

Facetrambotic

Suscríbete a este Blog