Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Yo fui un breaker español adolescente

18 septiembre 2013 - 18:32 - Autor:

En los 80, y en España, bailar bien break dance era la puerta a la popularidad en el colegio o el instituto. Las películas lo introdujeron en nuestro país y ‘Tocata’ fue imprescindible para popularizarlo, en un entorno sin internet, sin instructores, academias o asociaciones culturales. Simplemente todo era ver, repetir e imitar.

Hoy vamos a recordar como era ser un Bboy a principios de los 80 en España; y cómo lo reflejó parte de la cultura pop de la época. Buscad unos cordones de colores y haced sitio en el salón, que vamos a hacer unos trompos y molinillos.


Las pelis de Break Dance

Poco podíamos saber nosotros de la escena de los breakers americanos. Por suerte, estas películas aparecieron para indicarnos como vestirnos. La Cannon se forró con ‘Breakin’’ y ‘Electric Bogaloo’, protagonizados por los inolvidables Turbina y Ozono, siempre envueltos en concursos de Breakdance por buenas causas. Los expertos afirman que ‘BeatStreet‘ era la más auténtica, pero al final alquilábamos más ‘Body Rock’ con Lorenzo Lamas.

Unas buenas zapas

Cualquier breaker aspiraba a unas buenas zapatillas de marca, pero la mayoría hicieron sus primeros pinitos con lo puesto, lo que había por casa: algunos incluso con unas J’Jayber de suela ladrillo (más para heavys) o unas Paredes. Las más cotizadas, claro unas Nike; pero unas Puma o unas Adidas valdrían para mantener tu reputación frente a tus amigos.

El concurso ‘A Todo Break’

Gracias al programa de TV ‘Tocata’, el breakdance entraba en nuestra casa cada semana de la mano de un dicharachero José Antonio Abellán. ‘A todo break’ enfrentaba a los mejores bailarines del país, o al menos, a aquellos con ganas de salir un poco por la tele. Con modalidades individuales y en grupo, chavales de Hospitallet, Torrejón y Dos Hermanas se medían con todo el país como testigo. ¿Qué habrá sido de ellos?

Los nombres hispanizados

Un buen nombre artístico lo es todo en cualquier escena. La de los BBoys también; y si vienes de Alcorcón, hay que tratar de destacar más aún. Así, grupos e individualidades se bautizaron con nombres como “Madrid City Breakers”, “All Star Breakers”,“Octopus”, “5Chicos” o “Dinamic Flayers”. Nuestros favoritos: “Silueta y Carbón”.

El chándal de táctel

Vale: en las pelis los bailarines iban llenos de oros, con pañuelos y cazadoras de distintos colores… Pero la realidad de las calles españolas era distinta, y para hacer los molinetes hace falta estar cómodo. Los chándal del tactel eran ideales, más aún si eran coloridos y con un diseño algo hortera. Cómodos, baratos y llamativos. Es lo que tenían en casa aquellos bailares de 15 años.

Chema de Barrio Sésamo

Hasta Chema se apuntaba a bailar break dance, en este caso disfrazado de momia. ‘Barrio Sésamo’ tenía pillado el pulso a la sociedad. Ved el vídeo y alucinad.

El loro

Lógicamente, la música tenía que salir de alguna parte. Un buen “radioca” era imprescindible para ambientar la reunión y los bailes con los amigos. Normalmente, las enormes boom-box que se veían en las series americanas nos quedaban muy lejos y había que apañarse con el que tenía tu hermano para copiarse los juegos del Spectrum.

Las bases militares

Imprescindibles para la introducción del rap y el breakdance en nuestro país. Las radios de las bases emitían los hits de los grupos del género. Y entre los propios soldados y sus familias había practicantes del baile que enseñaron a los chavales o acudían a algunos de los eventos en las ciudades de alrededor.

Los recopilatorios

La música ‘Break’ se consumía en singles o recopilorios, nunca en álbums. Poco les importaba la visión artística de los artistas del hip-hop a unos chavales que no entendían ni jota: eso vendría después. Aquí hicieron su agosto recopilatorios como “The Beast of Break Dance”, ‘Lo llaman Breakdance’, “Scratch & Break Dance’ o, directamente, las BSO de las películas.

El Zipe y Zape “especial Break”

No tuvimos héroes bailarines, pero al menos los gemelos de Escobar se animaron a probar algunos movimientos. Con sus eternos jerseys de dúo dinámico, se liaban a hacer trompos, convertidos en torbellinos humanos.

 

Fuentes y fotos: Mundo Digital, Todocolección, Miss Kleckley y Discdogs

 

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/strambotic/2013/09/18/breaker-espanol/trackback/

429 Comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Feed RSS

Suscríbete a nuestro RSS

Sobre el blog

De los creadores de Sonotone, el Desternillador, la Cacharrería y el Mundo Insólito, entre otros muchos fracasos, llega para sus ojos Strambotic. De esta nos forramos. Síguenos en @strambotic y en facebook.com/strambotic.

Facetrambotic

Suscríbete a este Blog