Saltar al contenido

« ver todos los blogs

José Luis Moreno: lo que ha aportado (bueno) a la historia de la televisión

28 marzo 2015 - 10:11 - Autor:

José Luis Moreno ha vuelto a TVE con polémica. Su Alfombra Roja no gustó. Nada. Fue un caos de producción y guion que, esta noche, vivirá su segunda oportunidad.

El controvertido empresario, ventrílocuo y cirujano produce para La 1 esta resurrección del formato que tan bien le funcionó durante 30 años, con programas como Entre Amigos, Risas y estrellas o el recordado Noche de Fiesta.

Pero, atrevámonos a reconocerlo, en su época dorada, José Luís Moreno ejecutó las varietes televisadas como pocos. Él mezcló a la perfección música, chascarrillos, desfiles y mogollón de figurantes en escena ansiosos por aplaudir. Ingredientes infalibles que, por cierto, las otras productoras que intentaban copiar la fórmula casi siempre acababan olvidando. Y, claro, nadie con un sarao de estas características alcanzaba los buenos shares de las galas de Moreno.

Incluso Noche de Fiesta llegó a tener un clon en Perú. Se llamaba Noche de Estrellas y era un show que imitaba al original hasta en el logotipo “estilo WordArt” o en las presentadoras repollo, que posaban, “brazos en jarra”, delante de una pared de monitores, siguiendo la escuela de Juncal Rivero.

¿QUÉ APORTÓ BUENO?

Y es que, guste más o menos, José Luis Moreno también aportó cosas buenas a una determinada época televisiva: las galas imprevisibles, en las que todo parecía que podía suceder.

Y, para transmitir esa sensación en el espectador, tuvo la ‘visión’ catódica de llenar el escenario de ruidosa gente. De hecho, llegó a incorporar hasta varios tipos de ballets en escena (moderno, flamenco …), hordas de modelos y legiones de músicos. El escenario estaba lleno de personas, como si fuera una fiesta real, en programas que principalmente se hacían en directo.

Ese era otro as en la manga: el directo. Realizar el show en vivo otorgaba un nervio extra al sarao, que se contagiaba al público en casa. Incluso se escuchaba como los operarios montaban y desmontaban los decorados de los teatrillos.

Porque, en sus programas de variedades, incorporó unos teatrillos, que eran, en cierto sentido, precursores de la esencia de Aquí no hay quien viva. Por aquel entonces, los guiones de estos sainetes enganchaban al espectador. Tenían píldoras identificables para una audiencia de una época que buscaba la evasión en una verbena disfrazada en un glamour de Casino de extrarradio.

Las galas de Moreno, además, servían como punto de encuentro de artistas de renombre, justo lo que faltó en el primer Alfombra Roja (exceptuando a Marta Sánchez) y hasta se lograban puestas en escenas modernas para su época. El equipo técnico de TVE ponía talento para que, a nivel de realización, saliera un gran espectáculo a nivel visual. Porque Noche de fiesta estaba bien realizado visualmente.

Los tiempos han cambiado. Y el primer Alfombra Roja salió mal. Muy mal. Eso sí, aunque hubiera salido bien, ya existía un clima de indignación en las redes social contra el programa.

TVE necesita realizar grandes espectáculos de entretenimiento. Pero debe crearlos, claro, con calidad, instinto de nuestro tiempo y de forma más vanguardista. Pero, incluso para ese espectáculo vanguardista, los creadores de la televisión de hoy también habrán aprendido algo del legado de José Luis Moreno. No lo reconocerán nunca, por todo lo que rodea a la imagen de este productor, pero lo que es cierto es que Moreno ha sido uno de los que mejores exponentes españoles de la gala de varietés por excelencia. Con sus globos de colores, sus acuáticas fuentes ornamentales en el fondo del escena, sus motoristas entrando a plató, sus caballos bailarines, sus lluvias de confetis, sus aplausos histéricos, sus contorsionistas internacionales y , sobre todo, sus muchas, muchas, risas y estrellas.

12 infalibles trucos para triunfar con una gala televisiva

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los pros y contras del primer ‘Alfombra Roja’: un caos de programa

¿Cómo debería ser la televisión pública que nos merecemos?

Jesús Cintora cesado de ‘Las Mañanas de Cuatro’: cuando el éxito termina en despido

2:16 - Autor:

“La línea editorial de Mediaset España es coherente en toda su programación y tiene el claro objetivo de informar, que no de formar, a los espectadores a través de un pluralismo con el que dar voz a absolutamente todas las opiniones políticas y con unos presentadores que traten la información de manera objetiva. Ese compromiso con la audiencia nos hace responsable de acometer algunos cambios para la tertulia matinal de Cuatro, contando con Jesús Cintora para otros proyectos”. Con estas rotundas palabras, Mediaset España anunció ayer el cese de Jesús Cintora al frente de Las Mañanas de Cuatro.

En televisión, cuando un producto funciona no se suele tocar. Y Las Mañanas de Cuatro funcionaban. Mucho. Pero, también, se habían radicalizado. Un controvertido término que choca con la identidad de los informativos de un canal que, desde sus inicios, ha buscado la equidad.

Cintora ayer ya no presentó el programa. Javier Ruiz ha sido elegido sustituto. Curiosamente, en el instante que se hizo efectiva la fusión de Telecinco y Cuatro, los nuevos responsables del canal decidieron que Ruiz tampoco continuara como editor del informativo de mediodía. No conectaba con el nuevo rumbo de los espacios de noticias de la cadena. La historia se repite, en cierto sentido.

Pero ahora es el propio Javier Ruiz el profesional que coge el testigo de Las Mañanas. Tendrá un difícil hándicap: evitar que el formato pierda fuelle, pues Jesús Cintora consiguió propulsar la maltrecha audiencia de un programa que no destacaba con Marta Fernández. Entonces, el formato era una mesa de debate sosegada. Quizá demasiado sosegada. No funcionó.

Llegó Jesús Cintora y lo revolucionó. Otorgó ritmo al programa, sus presentaciones tomaban el pulso a la actualidad con gran pasión y, además, empezó a contar con colaboradores que hablaban un lenguaje de la calle rotundo. Con eso carisma se instalaron fijos en el programa rostros como Sor Lucía, Miguel Ángel Revilla y, por supuesto, Pablo Iglesias, que se transformó en muy habitual. Casi como co-presentador.

Las Mañanas Cuatro supieron canalizar la indignación social en un espectáculo matinal. De hecho, el programa terminó adelantando en audiencias al asentado Al Rojo Vivo de García Ferreras, otro exitoso espacio de tertulia y análisis, aunque, en este caso, con un perfil más periodístico.

En ese ascenso al cielo del share,  La Mañana de Cuatro se ha ido posicionando más que ideológicamente. Lo que, al parecer, ha supuesto discrepancias entre la cadena y el comunicador, de fuerte temperamento. El cese ha sido fulminante, sin capacidad de reacción para evitar cualquier tipo de despedida en directo. Aunque, eso sí, se le reubicará como tertuliano en otros espacios del grupo, previsiblemente en Un tiempo nuevo. Y es que, más que presentador, Cintora ya era un contertulio más.

@borjateran

Y ADEMÁS…

6 obstáculos que sufre diariamente un redactor de informativos

Lo que los analistas políticos (no) han aprendido de las redes sociales y la TV tras el efecto Pablo Iglesias

5 lecciones que un futuro periodista puede aprender de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

TVE regula el uso de Twitter por parte de su plantilla: lo que supone esta decisión

27 marzo 2015 - 14:47 - Autor:

Las redes sociales han cambiado la forma de entender la comunicación. Su manejo va más allá del autobombo o spam de contenidos propios. Twitter, Facebook, Youtube e Instagram son herramientas que abren un abanico de posibilidades para divulgar, entretener e informar pero también para interactuar y compartir. Son, en definitiva, una ventana abierta a la innovación, que supone una conexión directa con tu público objetivo.

TVE había sido pionera, en España, en el manejo de las redes sociales. Los servicios interactivos de la cadena pública han ido a la vanguardia en estas plataformas. Hablando al espectador de tú a tú, con rigurosa cercanía e incluso atreviéndose a realizar guiños ácidos, cuando la ocasión lo requería. Pero la nueva dirección de la cadena pública apuesta, en estos momentos, por normas internas que ejercerán un control más férreo. No es tanto una decisión política, se trata más de desconocimiento de la esencia de las redes.

A partir de ahora, las cuentas oficiales de los programas deberán ser autorizadas por la Dirección de Comunicación y Relaciones Institucionales. El director de cada programa o canal, comunicará a la Dirección de Comunicación quién es el responsable de la gestión. Esto puede ser lógico, dentro de las normas de una cadena. Es bueno unificar identidad visual, pero sin anular la personalidad propia de cada programa o serie.

Aunque lo que supone un mayor retroceso, en lo que significan las redes sociales, es las limitaciones que se ponen a la hora de utilizar perfiles de usuario con la marca TVE (por ejemplo @+nombre de empleado+tve). Bajo el sello de Televisión Española, no se podrán compartir noticias que no sean extraídas de la web de TVE. En ningún formato: ni textos, ni fotos, ni audio, ni vídeo. Aunque sea informativamente relevante.

Los periodistas de RTVE sí que podrán narrar en sus cuentas detalles, curiosidades o anécdotas relacionadas con sus propias coberturas, así como cualquier circunstancia que habitualmente no se incluya de su trabajo en la emisión de los servicios informativos de RTVE.

¿Por qué resulta esta medida una involución? Las redes sociales son instrumentos participativos. Son claves para convertir a la gente en arte y parte del proyecto y su desarrollo. Son cruciales para que el público se identifique con la marca, también con las siglas de TVE. Sin embargo, estas nuevas reglas de juego para los trabajadores de una televisión pública sólo suponen una marcha atrás, pues cortan alas a la improvisación creativa, disminuyen posibilidad de interacción con otros usuarios (con retuiteos de artículos de blogs, fotos u otros contenidos) y anulan el valor de compartir informaciones de medios internacionales de trascendencia de forma ágil.

Como consecuencia, desincentivan el uso de las redes sociales a los periodistas de la cadena. Los profesionales más activos, por tanto, terminarán optando por desvincularse de la marca TVE. Lo que supone un varapalo para el futuro de una posible imagen vanguardista y próxima de TVE. Porque los perfiles profesionales propician más empatía que los institucionales.

Con este panorama, se denota que los responsables de la actual TVE ven las redes sólo como un canal de propaganda de enlaces de la web oficial más que como lo que realmente son: un conector de sensaciones, informaciones y emociones con mil y una posibilidades para ser creativos, divulgativos, útiles, autocríticos y transparentes. Un lugar vivo que nos une y que es clave para generar una marca potente, con una arrolladora personalidad, con la que el espectador se sienta identificado. Un punto de encuentro para compartir. Con responsabilidad y honestidad, pero sin cortapisas.

@borjateran

Y ADEMÁS…

¿Cómo debería ser la TVE que soñamos en el futuro?

Belén Esteban gana ‘Gran Hermano VIP’: el triunfo que alimenta al ‘monstruo’ televisivo

8:05 - Autor:

Como estrellas del rock. Así llegaron Belén Esteban y Aguasantas a los Estudios de Mediaset. Hordas de fans esperaban a las puertas del plató de Gran Hermano VIP. Los ojos estaban puestos en Esteban, que hacía el paseíllo, entre gritos de sus fieles, con cara de diva de la televisión. Y, en cierto sentido, no se equivocaba. Es diva de un tipo de televisión. De hecho, cuando escuchó en boca de Jordi Gónzalez que el concurso había sido un éxito de audiencias, esbozó sonrisa de felicidad. Como si el éxito fuera causa directa de su presencia. Se ha creído su propio personaje.

GHVIP ha sido un triunfo inesperado incluso para Telecinco (ayer congregó a un espectacular 35,9% de share, con 4.919.000 espectadores). Ha arrasado en cuota de pantalla y se ha propagado intensivamente por el resto de programas del canal, fenómeno que ya no se producía con tanta fuerza. Ya que esta edición no sólo ha sido un reality de conflictos, también ha sido una fuente de cotilleos exclusivos desvelados por el patio de vecinas compuesto por los participantes. De los entresijos de Ambiciones a los secretos de Cantora.

Y llegó la final. Aunque no hubo sensación de final, parecía un largo y acalorado debate más. Por primera vez, además, el reality apostaba por una entrada en el plató de las dos finalistas a la vez. Nada de gastar en grandes derroches escénicos en la casa, como en otras ocasiones. Aguasantas y Esteban entraron juntas. A nivel televisivo, esta situación resultó caótica. El momento perdió fuerza y restó protagonismo a Aguasantas (que interesaba menos, claro). Para algunos, fue una decisión para cuidar a Esteban del mal trago de soportar los abucheos. Pero no se libró de ellos. Los sintió durante toda la noche.

Belén Esteban ganó y donó, como golpe de efecto, los 100.000 euros del premio. Su personaje sale, por tanto, reforzado de un programa que ha sabido aprovechar muy bien un casting incontrolable, desquiciado y desquiciante. Y los responsables del formato, además, han atinado con ideas que han multiplicado el interés del show: desde inventarse salas con falsas torturas hasta juicios dentro de la propia casa. Así, el atractivo del elefante de la tele-realidad no ha bajado la guardia. Es más, se ha amplificado al propiciar situaciones conflictivas y, no menos importantes, cómicas.

Porque GHVIP es una tragicomedia de la realidad. Ese es su valor de éxito en un país que parece que no se cansa de mirar detrás de la mirilla. Un país que ha creado un extraño icono como el de Belén Esteban, una bestia televisiva en todos los sentidos, incluso grotescamente televisiva. Con esta victoria, su culebrón vuelve a tener fuelle para rato. Se avecinan debates, sálvames, polígrafos… La historia interminable.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Cómo manipular a los concursantes de ‘Gran Hermano’ en cuatro sencillos pasos

GHVIP arrasa: las 4 razones que lo convierten en el reality definitivo para Telecinco

Belén Esteban: claves del fenómeno televisivo más extraño y rentable de la historia

Surrealismo tuitero: Mariló Montero se convierte en trending topic por algo que nunca dijo

26 marzo 2015 - 19:57 - Autor:

  • Por una controvertida frase sobre las aerolíneas de bajo coste falsa.

Las redes sociales vienen con un incontrolable defecto de fábrica y es que, a veces, se transforma en noticia una información que es rotundamente falsa. Es más, existen determinados personajes que logran con una asombrosa sencillez el trending topic. ¿El motivo? Se han convertido, por méritos propios o ajenos, en la diana perfecta para la indignación o parodia nacional.

Jordi Hurtado, José Luis Moreno o, por supuesto, Mariló Montero son ejemplos de este tipo de profesionales de la pequeña pantalla que, a la mínima, se cuelan en el Top 10 de Twitter.

Y Mariló Montero ha vuelto a ser protagonista de los comentarios en las redes sociales. Aunque, este miércoles, ha superado las expectativas: se le acusa de algo que ni ha dicho.

Las redes han hecho cierto un rumor que es completamente falso. Se trata de un comentario que nunca soltó la conductora de La Mañana de TVE: “A quién se le ocurre coger un vuelo de 30 euros”. De hecho,  mientras informaba del trágico siniestro del avión de la compañía alemana Germanwings, Montero recalcó justo lo contrario. Evitó relacionar que el trágico suceso fuera fruto de viajar en una compañía lowcost.

Sin embargo, en Twitter se otorga veracidad a tal bulo por obra y gracia del retuiteo rápido. Porque las redes sociales son una gran plataforma para la comunicación, el intercambio de ideas y la libertad en su máxima expresión pero, también, hay que saber digerir la información buena, mala o interesada entre tanto caos. Ahí el periodismo tiene una función clave en el futuro… y ya mismo.

@borjateran

Y ADEMÁS…

¿Son las redes injustas con Mariló Montero?

El declive de La 2: la lucha contra la invisibilidad y el patrocinio cultural

9:44 - Autor:

La 2 de Televisión Española ha estrenado su nueva imagen en el FesTVal de Murcia bajo el eslogan de ‘La 2 te sienta bien’. Un cambio para que, probablemente, nada cambie. El espectador no notará gran diferencia más allá de nuevos grafismos.

La cadena mantiene su compromiso, eso sí, para una inmensa minoría con formatos como Órbita Laika, Página2, Imprescindibles, Días de Cine, Documentos TV, La Noche Temática, Saber y Ganar y el programa diario más veterano de TVE La Aventura del Saber. Además, sigue apostando por el cine español y europeo con el estreno de Historia de nuestro cine, Versión Europea o la emisión de miniseries del viejo continente.

La gran mayoría de los espacios de La 2 cuentan con unos mimbres de calidad exquisita. Calidad exquisita que no es sinónimo de sibarita, pues los contenidos de la segunda cadena están realizados para congeniar con la curiosidad de los públicos más inquietos. Que son muchos.

Sin embargo, La 2 sufre un problema estructural. Con el nacimiento de la TDT, el aumento de canales y la retirada de la publicidad de Televisión Española, la segunda cadena se ha hecho más invisible. Su programación está plagada de formatos interesantes que, en cambio, el espectador no encuentra con facilidad, ya que su parrilla está desordenada.

La antigua UHF necesita organizar mejor los contenidos. Para ello, debe diseñar pilares, en forma de programas diarios, que sirvan de referencia al resto de formatos. Como si fueran faros que guíen al espectador en la tempestad de un mar de impactos visuales. En definitiva, necesita unas franjas horarias más definidas y organizadas por temáticas diferentes, en las que el mismo programa no arranque a una hora diferente en cada emisión. La audiencia debe poder intuir, sin pensar demasiado, qué tipo de contenidos se programan en cada tramo de la parrilla.

Saber y Ganar, el espacio más visto de La 2, sirve como ese pilar definitorio que ordena el resto de la programación. Pero no es suficiente. El canal debe dibujar otro formato de referencia en la noche. Función que antiguamente cumplían carismáticos espacios como el concurso Lingo o el informativo La 2 Noticias, ahora en el late night. Programas donde también es importante la figura del presentador-periodista, que se transforma en rostro reconocible e identificable con la cadena y que despierta empatías en el público.

La 2 no ha cesado en producir grandes programas (los mejores de producción propia de TVE) que, sin embargo, son invisibles incluso para su público potencial. Además, sufre, en muchos casos, la contraindicación de que las temporadas de los espacios son cortas o discontinuas. Sin tiempo hábil para fidelizar espectadores.

También, en otros sentido, empieza a convertirse en problema que la emisora pública ate demasiado sus programas al patrocinio cultural, pues esta práctica puede propiciar una pérdida de independencia a favor de los intereses de los anunciantes que pagan la emisión.

Pero ahí está La 2, sobreviviendo en el caos del mando a distancia con la necesidad de potenciar aún más su imagen de marca como lugar abierto a la divulgación y la experimentación televisiva. Y esto no sólo se consigue con el ‘postureo’ de nuevas cortinillas, eslóganes o rótulos en emisión (que también es importante, claro). Sobre todo, se logra dotando a la programación de contenidos de personalidad propia que son emitidos en horarios contundentes. Formatos, píldoras, programas y más horas de directo, que sirvan de brújula para guiar al público en un canal que vive inmerso en un sentimiento de inferioridad constante.

@borjateran

Y ADEMÁS…

¿Cómo debería ser la TVE que soñamos en el futuro?

Los superpoderes de Jordi Hurtado

La 2 Noticias: el valor de un informativo que no quiso ser sólo un Telediario

Muere Pedro Reyes: recordamos sus grandes momentos en ‘La Bola de Cristal’ (VÍDEOS)

25 marzo 2015 - 10:34 - Autor:

Ha muerto Pedro Reyes. El cómico ha fallecido a los 53 años. Una vida dedicada al humor de la personalidad propia, a ese humor que se sale de los cánones preestablecidos. Todoterreno del cine, teatro y la televisión, alcanzó la popularidad con participación en programas tan míticos como Pero esto qué es, No te rías, que es peor, Hola Raffaella o series como Makinavaja o Manos a la obra.

Aunque fue la icónica, comprometida e inteligente Bola de Cristal de Lolo Rico el formato que nos lo descubrió, un programa infantil que era más que un programa infantil:

> 30 años de ‘La Bola de Cristal’, el programa que rompió esquemas

Aquí paz y después audiencia: Resines triunfa con su ‘Vaya par de gemelos’ ¿aguantará el éxito?

10:10 - Autor:

Dos hermanos gemelos. Un cura bueno. Un corrupto malo. Un accidente. El bueno entra en coma. Y el malo, para escapar de pufos, suplanta su identidad. Así arranca Aquí paz y después gloria, la teleserie que estrenó anoche Telecinco con éxito. 3,7 millones de espectadores y un 20,7 por ciento de share.

Éxito de estreno, aunque la efectividad probada del producto no se constatará hasta dentro de tres capítulos. Pero, en una noche de floja competencia, este particular Vaya par de Gemelas (pero sin Lina Morgan y con Antonio Resines) ha funcionado.

Para algunos parecía un retorno de la ficción de Telecinco a los noventa (por el envoltorio visual de teleserie). Para otros una secuela de aquel Ay, señor señor de Pajares en Antena 3. Todos tienen parte de razón. Y es que esta producción sigue la estela de ese tipo de comedias que no dudan en evidenciar que se realizan desde un decorado de cartónpiedra y que juegan en una historia tan clásica, como la de los hermanos gemelos contrapuestos y que intercambian personalidad, con las ‘absurdas’ situaciones que eso conlleva.

Multiplicado por dos, Antonio Resines destacó con su personalidad de siempre. Lo hizo junto a Antonio Molero, de cura novato. Por momentos, parecía que era una trama delirante de Los Serrano. Pero no, era Aquí paz y después gloria. Una serie que ha dado muchas vueltas (el reparto con el que se grabaron los primeros capítulos fue cancelado, con populares rostros como María Barranco, Jordi Vilches o Miguel Rellán, y sustituido). Pero el resultado tiene su público y está en el canal perfecto para ese público.

No destaca por innovadora, por arriesgada o por espectaculares tramas. Es una telecomedia de las de toda la vida. Sin grandes propósitos, pero con una meta irreprochable: evadir y entretener desde el humor de siempre. No es Bajo Sospecha. No es El Ministerio del tiempo. Ni quiere serlo.

Y ADEMÁS…

La paralización de Cheers (con Antonio Resines)

Diez años del estreno de Los Serrano (con Antonio Resines)

Eva y Adán, agencia matrimonial (con Antonio Resines)

Los programas de cámara oculta (con Antonio Resines)

La mujer de tu vida (con Antonio Resines)

La generación Ni-Ni, la TV y Twitter: la perplejidad ante los comentarios de los seguidores de ‘MYHYV’

8:35 - Autor:

La capacidad de diferenciar entre lo que está bien y lo que está mal. La capacidad de discernir entre el dolor y la frivolidad. La capacidad de distinguir entre lo relevante y lo superfluo. La audiencia de Mujeres y hombres y viceversa (MYHYV) es una representación sintomática de un parte latente de la sociedad. Minoritaria, por suerte, pero latente.

El programa de Emma García es un gran éxito de audiencias tradicionales y, también, en las redes sociales. Un programa en el que chicas y chicos guapos, peripuestos y recauchutados buscan la fama mientras nos hacen creer que quieren encontrar el amor. Y el formato cuenta con un público muy fiel, es un espacio perfecto para conectar con un espectador pretendidamente joven. Pero, sin embargo, no se emite en un horario en el que los jóvenes deban estar, a priori, frente al televisor. En esa franja, a partir de las 12,20 horas, si eres joven estás estudiando o trabajando. ¿Entonces cómo se entiende su éxito en este target? Sólo existe una explicación lógica: el programa tiene a un sector de seguidores de la población Ni.Ni, aquella que ni estudia ni trabaja. Aquella que, en cierto sentido, no tiene más expectativas que ver las citas de unos tronistas repeinados en su día a día.

Y, luego, llama la atención la rebelión que estos seguidores inician en redes sociales cuando Telecinco varía la programación a causa de una noticia de última hora, como sucedió ayer por el trágico accidente de avión de la compañía alemana Germanwings, que provocó que se alargara El programa de AR y se retrasara Mujeres y hombres y viceversa. Los seguidores más exaltados del programa de Emma García no entendieron que la actualidad manda ante una información terriblemente relevante. Y no dudaron en expresarlo públicamente con tuits bochornosos, repletos de faltas de ortografía para más inri.

Son pocos, pero ruidosos. Sus tuits sorprenden, indignan, decepcionan y nos hacen preguntarnos en qué mundo vive, y con qué clase de valores, cierta parte de nuestra juventud. Se trata de un público que existe, que está ahí a diario, frente al televisor, sin demasiadas expectativas vitales, en una sociedad que no ha logrado despertarles inquietudes.

¿Qué fue antes: estos jóvenes o la tele que consumen? ¿Cuánta culpa tiene la televisión que ven estos chicos de que sean capaces de expresarse de esta forma en la red social sin ningún tipo de remordimiento? Complejo debate el que bulle en nuestras cabezas mientras contemplamos estos tuits, pero sí es evidente que hablamos de espectadores de un programa, Mujeres y hombres y viceversa, que quizá no tiene el respeto como principal reclamo.

@borjateran

Y ADEMÁS…

La Televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Así está revolucionando Twitter los contenidos televisivos

25 cosas que hemos aprendido (para bien y para mal) de Telecinco

 

Terminó la incertidumbre: TVE renueva ‘El Ministerio del Tiempo’

24 marzo 2015 - 13:57 - Autor:

José Ramón Díez, director de Televisión Española, ha anunciado en el FesTVal en Murcia que El Ministerio del Tiempo tendrá segunda temporada. La serie que, durante las últimas semanas ha protagonizado una inaudita campaña en redes sociales para promover su renovación, asegura de esta forma su continuidad en la parrilla.

Y es que este Ministerio del Tiempo se ha convertido en un valor para Televisión Española, inmersa en una crisis de credibilidad social sin precedentes. En cambio, esta producción sí que reúne los requisitos que debe primar una cadena pública: personalidad propia, originalidad, calidad visual y un punto de saludable autocrítica.

REFERENCIA DE CALIDAD… Y ORIGINALIDAD

El Ministerio del Tiempo, por tanto, es un buen producto para La 1, ya que conjuga la aventura clásica con el coqueteo de la divulgación de hechos relevantes del pasado de nuestro país. No es un documental ni tampoco una serie densa, es un excelente producto de entretenimiento que entiende, sin ningún tipo de complejo, la importancia de unas tramas amenas para un prime time generalista. Y los juguetones guiones se convierten en imágenes con una puesta en escena a la altura.

HA MANTENIDO SU PÚBLICO FIEL

Rodolfo Sáncho, Aura Garrido, Nacho Fresneda, Jaime Blanch y Cayetana Guillén Cuervo lideran un reparto de actores solventes y en su punto, dando vida a unos funcionarios que cuidan de su país pero también charlotean mucho entre cafés, que para eso son funcionarios. Estamos, en definitiva, ante una serie digna y un ejemplo de ficción idónea para una televisión pública, que, además, ha sabido mantener su público fiel. Lo ha logrado a pesar de la dura competencia en los lunes, con fenómenos esta semana como La Voz en Telecinco o Bajo Sospecha en Antena 3.

De hecho, los tres prime time de las grandes cadenas han aguantado el tipo este mismo lunes. Lo que demuestra que existen públicos complementarios en la televisión en España, que pueden sustentar diferentes ofertas simultáneas de forma competitiva. Es más, TVE debe apostar por este tipo de espectadores: como emisora pública, sin publicidad, Televisión Española debe innovar, creer en el talento e invertir en las ideas que marcan la diferencia, que fomentan un país mejor.

> LOS MOTIVOS del prematuro e inaudito miedo del público a la cancelación de ‘El Ministerio del Tiempo’

Y ADEMÁS…

¿Cómo debería ser la TVE que soñamos en el futuro?

El obstáculo de las series españolas

Las 5 dificultades que sufre el guionista de una serie española

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

marzo 2015
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

TeleDiaria en Twitter