Saltar al contenido

« ver todos los blogs

TVE cancela ‘Entre todos’: 6 razones que justifican el fin del programa de Toñi Moreno

25 julio 2014 - 2:33 - Autor:

“Ha merecido la pena, porque es verdad que trabajo en el mejor programa del mundo. Paramos, pero yo tengo el deseo de que en septiembre nos volvamos a encontrar para seguir haciendo algo grande”. Así se despedía Toñi Moreno en el último Entre todos de la temporada. Pero su deseo no se cumplirá.

El nuevo director de TVE, José Ramón Díez, ha decidido no renovar el programa y así lo ha comunicado ya al Consejo de Administración, según adelantó ayer Vertele. Termina así el periplo de uno de los espacios más polémicos de los últimos años, ampliamente criticado y en el punto de mira desde sus inicios por inapropiado para una cadena pública. Analizamos las razones que justifican una cancelación esperada:

1. EL MORBO DISFRAZADO DE SOLIDARIDAD

Entre todos no ha sido más que un sensacionalista programa de testimonios que intentaba justificarse bajo la apariencia de servicio público. Los casos tratados han apelado a la solidaridad del espectador pero lo que han hecho tácitamente ha sido justificar las lagunas crecientes de nuestro estado de bienestar, que es el que debería ocuparse de muchos de los problemas que el programa ha expuesto (necesidades básicas relacionadas con asuntos sociales o discapacidades). Más aún, desde una cadena pública que debería luchar por los derechos de los ciudadanos no desde la superficie: desde el fondo del problema.

En su otra vertiente, el programa también se ha encargado de ayudar a abrir negocios a mansalva, casi todos bautizados con el nombre de Entre todos, ya fueran una carnicería o una peluquería. Muchos de estos negocios han cerrado actualmente. Lógico: se han puesto en marcha de forma precipitada y desbocada, copiando conceptos desfasados y sin que los ‘emprendedores’ hayan sido asesorados con un estudio de mercado en el pueblo o la ciudad en cuestión. Sólo importaba el efectismo de conectar cuanto antes con el local para celebrar su inauguración.

Y toda esta solidaridad, además, se gestionaba con dudosa eficacia, actuando sólo como elemento conector entre la buena voluntad de aquellos que daban la limosna y los afectados, quienes debían llamar luego personalmente a las personas que habían dicho que les iban a ayudar. Y apañárselas por sí solos y esperar que cumplieran lo prometido en el directo. Ya daba igual, el programa ya había logrado el instante televisivo efectista.

2. EL ESPECTÁCULO CON PERSONAS EN SITUACIONES DE EXCLUSIÓN SOCIAL O SIN FORMACIÓN

Si ya los casos con los que jugaba el programa eran muy delicados, tampoco ha ayudado en absoluto el tratamiento que se les ha dado. No se ha escatimado en lágrimas y truculencias, haciendo espectáculo con los sentimientos y las necesidades de personas en situaciones de exclusión social o sin formación. Perfectas para ser manejadas en el directo de cualquier ‘show’ de las emociones. Víctimas, por tanto, perfectas para un formato dispuesto a hurgar en la herida.

3. TOÑI MORENO: LAS METEDURAS DE PATA, EL GRITERÍO

Toñi es una presentadora solvente, profesional y cercana. Parece que seguirá en la tarde de TVE con otro formato. Su indudable carisma y espontaneidad puede tener largo recorrido en la pequeña pantalla, pero su forma excesivamente campechana de conducir Entre todos ha resultado contraproducente en ocasiones y ha provocado unas cuantas meteduras de pata no aptas para un programa que debe ser riguroso por los temas sensibles que trata (aquel famoso desliz en el que pareció justificar el silencio de una mujer ante un maltrato).

Ella ha intentado defender lo suyo con uñas y dientes, siempre explicando sus propias teorías sobre la diferencia entre la solidaridad y la caridad y otros argumentos que validaran su trabajo en “el mejor programa del mundo”, pero sus discursos no han aminorado las críticas. No eran suficientes, no se sostenían. Y es que su grito de guerra (¿qué tengo?, ¡llamada!) y los aplausos y los vítores posteriores del público convertían cada tarde ese plató (el 5 de Prado del Rey) en una especie de peligroso mercado propenso a la pornografía de las emociones, la psicología de mercadillo y las reflexiones de patio de vecinos. Algo muy cuestionable teniendo en cuenta el material tan delicado que tenían entre manos.

4. LA FISCALÍA Y LA PRESUNTA VULNERACIÓN DE DERECHOS DE UN MENOR CON DISCAPACIDAD 

Otro duro golpe para Entre todos se produjo hace apenas unas semanas, cuando el Ministerio Fiscal presentó una demanda contra el programa al considerar que se han vulnerado presuntamente los derechos de un niño con discapacidad.

Se solicita una indemnización para el menor de 15.000 euros por daños y perjuicios, pues la Fiscalía asegura que se utilizó su imagen con fines conmiserativos y mendicantes. El rostro del niño apareció en pantalla “débilmente pixelado”, y se mencionaron el nombre y apellidos de su padre y las iniciales del pequeño, facilitando su identificación. Se argumenta también que la imagen que se dio del menor estuvo muy lejos de ser integradora, cayendo “de lleno en la óptica caritativo-paternalista de la desgracia familiar enfatizando negativamente la discapacidad”.

Independientemente de la sentencia a la que llegue esta demanda, Entre todos se ha enfrentado con ella a una puerta abierta a otras muchas posibles denuncias de este tipo. Vamos, justo lo que le faltaba a TVE.

5. EL ELEVADO COSTE DE LA PRODUCCIÓN AJENA DEL PROGRAMA

3,68 millones de euros ha costado la temporada de Entre todos, cifra que llama especialmente la atención cuando hablamos de un espacio que pide a gritos la solidaridad de quien está al otro lado de la pantalla y que se podía haber hecho con un menor presupuesto si se hubiera optado por la producción propia dentro de TVE.  Tampoco aquí se ha librado Toñi Moreno, que, según se ha sabido, ha cobrado 1.400 euros por día de programa. Demasiados ceros para que el espectador crítico entienda la permanencia de un formato tan indefendible en una cadena pública.

6. LA (MALA) AUDIENCIA

No es menos importante el hecho de que la audiencia de Entre todos (apenas un 7% de share) nunca ha sido buena. Es decir, ni el número de espectadores ha podido ‘legitimar’ su continuidad en la parrilla.

Este bajo dato de share no habría sido un problema en la actual TVE sin publicidad si realmente Entre todos hubiera hecho un servicio público real, pero, con tantos elementos en contra, esa escasa cuota de pantalla ha sido otra razón más de peso para la cancelación. El programa no funcionaba porque no conectaba con una sociedad en donde la mayor parte de las audiencias ya cuentan con un espíritu crítico y despierto, que no se conforma con programas condescendientes y cargados de estereotipos.

¿Y AHORA QUÉ?

Según ha comunicado también la dirección de TVE, Toñi Moreno continuará en la franja de tarde pero con un nuevo programa que además intente mejorar la audiencia vespertina.

Un reto para la presentadora y también para nuestra televisión: ya no vale quedarse en el típico y anticuado magacín de conexiones con reporteros en cocinas de bares o en medio de ventiscas climatológicas. Ahí no está el camino de la tele actual, que debe mirar a las nuevas generaciones y no desconectarse de una sociedad que sí avanza.

Quedémonos, por tanto, con lo verdaderamente estimulante. Se abre un abanico de posibilidades para las nuevas tardes de TVE. Una oportunidad para ser imaginativos, diferentes, cómplices con un espectador que vive en 2014 y que ha dejado de sentirse reflejado en la tele con la que creció, con la que aprendió, con esa TVE que nos hizo apasionarnos tanto por la televisión, pues demostró, en otras épocas, ser una adelantada a su tiempo. Y aposar por las ideas que no se quedaban en lo convencional y que jugaban con la creatividad.

TVE no puede quedarse estancada en la inercia actual de sus contenidos, debe arriesgar. Aunque quizá eso no pasa por otro programa de tarde con Toñi Moreno.

Y ADEMÁS…

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

La importancia de TVE

Cosas que debe saber un abogado del Estado para presidir RTVE

Seis programas que TVE no emitiría hoy

20 años del salto a la fama de Chiquito de la Calzada (VÍDEOS)

24 julio 2014 - 8:17 - Autor:

Tal día como hoy, de hace 20 años, Antena 3 estrenaba un nuevo programa. Se llamaba Genio y Figura, estaba presentado por el inolvidable mago Pepe Carrol y, por sorpresa, nos descubría a un cómico destinado a revolucionar todo el país. Su nombre: Don Gregorio Sánchez Fernández, aunque era conocido en los tablaos como Chiquito de la Calzada.

La primera vez que Chiquito se subió a un escenario tenía 8 años. Su arte flamenco se paseó por el Teatro Calderón, La Latina e incluso emigró a Japón. Pero no fue hasta los 62 años cuando dio el salto a la fama tras una corazonada del productor del formato, Tomás Summers, que supo vislumbrar su poder televisivo. No se equivocó, Don Gregorio se transformó en un fenómenos social irrepetible. Sus frases se contagiaron de forma arrolladora entre la población. Y sus imitadores se multiplicaron. Expresiones como ‘Fistro’ y ‘pecador’ cambiaron su sentido para siempre desde aquel verano del 1994.

El magnetismo mediático del humorista logró que un VHS recopilatorio de sus mejores actuaciones en Antena 3 cosechara ventas millonarias y una facturación de 500 millones de pesetas. De ahí que hasta decidieran incluir sus ‘coletillas’ remezcladas en una edición del disco Bolero Mix. También dio el salto a la radio, como colaborador de La Mañana de Cope junto a Paz Padilla, otro descubrimiento de Genio y figura.

Y, claro, este filón terminó en la pantalla grande. Chiquito protagonizó tres películas. Las dos primeras, Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera y Brácula (Condemor II), funcionaron más que bien en taquilla. La tercera, Papa Piquillo, ya acusó la decadencia del furor.

Chiquito trajo aire fresco y nuevo al humor, creó un código propio (el chiquitistaní) y fue imitado hasta la saciedad, por profesionales y anónimos, convirtiéndose en una figura (lo de genio ya era más subjetivo) a la que ningún español permaneció ajeno.

Su forma de caminar, su expresividad en las manos, su extraña dicción… Todo tenía ese magnetismo de personaje extraterrestre, completamente distinto de lo visto en materia humorística hasta ese momento. Y hay que tener en cuenta, además, que este éxito abrumador tuvo lugar en una época en la que no conocíamos todavía Internet. Imaginad un fenómeno así hoy en día…

LAS 13 MEJORES ‘COLETILLAS’ DE CHIQUITO

1. “¡Pecaor!”.
2. “¿Te da cuen?”.
3. “¡Fistro!”.
4. “Quietor”.
5. “¡No puedor, no puedor!”.
6. “Ere un fistro diodenarl”.
7. “¡Duodeno sersuá!”.
8. “¿Cómor?”.
9. “¡Fuegorl!”.
1O. “¡Al ataquer!”.
11. “¡Hasta luego, Lucas!”.
12. “¡Por la gloria de mi madre!”.
13. “¡Cuidadín!”.

Y ADEMÁS…

10 parodias imprescindibles de Martes y 13

Vicky, carnicera en paro, gana los 100.000 euros de ‘MasterChef’

2:48 - Autor:

  • La final del programa de La 1 logró máximo de audiencia de la temporada con 3.173.000 espectadores y 25,1 por ciento de share.

Vicky ya es ganadora de la segunda edición de MasterChef España. Esta carnicera en paro se alzó anoche con el trofeo del talent show. En ese instante, de fondo, sonaba la apoteósica canción que ha catapultado a la popularidad a Conchita Wurst. Eso sí, ni esto era Eurovisión ni Vicky llevaba barba. Ni falta que hacía.

Porque Vicky no era la favorita de la edición, pero si una de las más ágiles a la hora de lidiar con cualquier contratiempo, que ella siempre sufría. Al final, esa capacidad para salir airosa ha sido valorada por el jurado.

Vicky tendrá 100.000 euros en metálico, publicará las recetas de su paso por el programa (el libro ya sale este lunes 28, no hay tiempo que perder) y, además, podrá continuar su formación en la prestigiosa escuela culinaria Le Cordon Bleu, en la que también estudiarán los dos finalistas del show de La 1.

Y es que Masterchef ha sido un show. Un espectáculo televisivo sin excesivos complejos que, en esta temporada, ha seguido experimentando en el género de la tele-realidad, dando un paso más allá que en la primera edición.

El formato ha jugado con inteligencia el poder de cada susurro, cada silencio, cada gesto, cada polémica, cada música de fondo…. Todo para potenciar emociones y contagiar al espectador ese cosquilleante nervio que se vive en el plató de la competición culinaria.

Prueba superada. No solo para Vicky, como ganadora, también para el equipo del programa que ha vivido largas horas de grabación y postproducción, especial mérito tienen los responsables de la realización: han logrado contar una historia con una hipnótica coreografía de planos. Lo mostraban todo, y todo lo mostraban bonito.

¿DEMASIADO PROTAGONISMO DE GONZALO?

Tras la lluvia de confeti final, TVE emitió un especial de balance de la segunda etapa de MasterChef. Este espacio, presentado por Eva González, causó polémica en las redes sociales (otro fuerte del programa) por el excesivo protagonismo que se dio al polémico Gonzalo, oveja negra de esta edición y único concursante que ha abandonado el concurso en todo el mundo.

Con la aparición estelar de Gonzalo, el programa forzó un morboso conflicto con el resto de los concursantes que, en realidad, ya estaba zanjado y superado. Pero el equipo de MasterChef intentó exprimir la polémica, para amplificar el interés de un debate cargado de refritos previsibles y, de paso, limar hostilidades. De hecho, quedaron todos como amigos. Incluso Gonzalo.

No obstante, era la noche de Vicky. Su vida ha cambiado desde este miércoles 23 gracias a la plataforma de MasterChef, el concurso de talentosos aspirantes a cocineros donde el principal ingrediente no es la gastronomía. Son las emociones: dulces y saladas; buenas, malas y regulares.

Y ADEMÁS…

Claves televisivas de la implecable final de ‘MasterChef 2013’

‘MasterChef’, un éxito cocinado a fuego lento

¿Por qué los concursantes de ‘MasterChef están aislados en una casa?

‘De con las manos en la masa’ a ‘MasterChef’: 7 vídeos imprescindibles

De ‘Con las manos en la masa’ a ‘MasterChef’: 7 momentos que jamás imaginamos entre fogones (VÍDEOS)

23 julio 2014 - 6:32 - Autor:

Esta noche, TVE celebra la final de MasterChef. Vicky o Mateo se disputan los 100.000 euros de premio. Con esta celebración, Televisión Española cierra la segunda edición de su programa de más éxito en la actualidad.

Pero esto no es nuevo, pues en la historia de la cadena pública los fogones han sido casi siempre un filón de audiencias. Somos un país culinario, y la tele ha aprendido que los pucheros triunfan si van aderezados con la dosis suficiente de espectáculo. Y es que todo puede pasar en un programa de cocina…

1. Envenenar al equipo del programa, por obra y gracia de Chicho Ibáñez Serrador y su receta más terrorífica (con una ‘mano’ dentro de la cazuela).

2. Sorprender a Joaquín Sabina bailando un chotis.

3. Teletransportar literalmente a Arguiñano a la pre-adolescencia.

4. Sacar el lado más incandescente de Mariló Montero.

5. Demostrar que los ‘MasterChefs’ pueden ser peores que Risto Mejide en sus más controvertidas épocas.

6. Intuir que trabajar en ‘Cuéntame cómo pasó’ da mucho hambre.

7. Descubrir que si invitas a comer a Malú, ella en vez de vino te lleva su disco. Y te lo vende como si tal cosa.

Y ADEMÁS…

Claves televisivas de la implecable final de ‘MasterChef 2013’

‘MasterChef’, un éxito cocinado a fuego lento

¿Por qué los concursantes de ‘MasterChef están aislados en una casa?

Así son los míticos Eudios Buñuel y así puede ser su futuro

Seis programas que TVE no emitiría hoy

“No hay nada en la tele”: ¿por qué las cadenas ya no apuestan por contenidos propios en verano?

22 julio 2014 - 8:48 - Autor:

“No hay nada en la tele”, es una de las afirmaciones más repetidas frente a la pequeña pantalla este verano. Las cadenas prácticamente han paralizado la emisión de producción propia en la época estival. Incluso la exitosa El Chiringuito de Pepe se ha tomado un descanso.

Lejos quedan aquellos veranos en los que los canales refrescaban sus parrillas apostando por productos específicos para las vacaciones. Una época en la que también se probaban nuevos programas de cara a la nueva temporada. Así nació El Informal, por ejemplo.

En cambio, en este 2014 sólo se han quedado abiertos ‘de guardia’ los principales magazines -con presentadores suplentes, claro- y se han lanzado algunas series extranjeras en prime time para ‘ir tirando’ en el desierto veraniego. El motivo: Atresmedia y Mediaset ajustan las cuentas al máximo. Ahorran, por tanto, en una época en la que baja el consumo televisivo. La pela es la pela y ya no se arriesga como antaño.

La pequeña pantalla se queda desierta en verano. Este efecto colateral aún choca más en el caso de Televisión Española, que apenas lanza producto cuando, sin publicidad, no debería sufrir los estragos del parón de julio y agosto. Al contrario, debería aprovechar la sequía de las privadas para aumentar adeptos.

Todas las cadenas esperan a septiembre. La temporada televisiva está a la vuelta de la esquina. Y utilizan el verano para rodar y rodar las nuevas temporadas de sus grandes apuestas. Estos días, se está grabando Refugiados, el retorno a la ficción de La Sexta (en coproducción con BBC); Tu cara me suena mini, la versión con niños de TCMS en Antena 3; Anclados, la nueva telecomedia de Globomedia para Mediaset; o el cazatalentos Pequeños Gigantes en Telecinco. También se están realizando las nuevas temporadas de La que se avecina o Vive Cantando.

La factoría de producción no para en verano. La emisión, en cambio, si desciende el nivel hasta provocar mala imagen de la televisión en un sector de la audiencia. Y ahí surge el problema. Ese ‘no ponen nada en la tele’ termina pasando factura para aquella frecuencia que disminuye en exceso los contenidos en directo y su visibilidad en el horario de máxima audiencia. La audiencia es insaciable: termina castigando.

Y luego en septiembre es más difícil ganar al rival. Se ha perdido la oportunidad de experimentar en verano. El ajuste de presupuesto tendrá la culpa. Aunque la inversión también debería tener en cuenta ese detalle intangible: el atajo de aprovechar las vacaciones para potenciar imagen de marca y generar nuevos públicos cuando otros ‘no ponen nada’.

Y ADEMÁS…

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Son lo mismo los veranos sin ‘El Grand Prix’ de Ramón García?

La política de La Sexta para ganar audiencia… y rentabilidad

‘Entre todos’, la telebasura disfrazada de telelimosna

21 julio 2014 - 8:49 - Autor:


“Sólo somos un programa de televisión, no una ONG”, ha sentenciado recientemente Pablo Carrasco, productor del polémico Entre todos. El responsable del show de La 1 ha reconocido, de esta manera, que el formato busca entretener principalmente. Aunque se ve que ni eso lo consigue demasiado, pues sus resultados de audiencia son bien escasos.

¿Es lícito ‘entretener’ con los problemas y las necesidades de las personas desde una televisión pública? No debería, sin embargo Entre todos parece que continuará la próxima temporada en TVE.

Criticado por su sensiblería y su justificación tácita de la exclusión social que producen las lagunas que crecen en nuestro estado de bienesterar, el espacio de Toñi Moreno, además de recuperar la ‘telelimosna’ para casos de desajustes sociales, también está siendo utilizado como plataforma de ciudadanos que quieren abrir su propio negocio con la ayuda de los espectadores.

Se trata de otra contraindicación del espacio, pues un programa de una televisión pública debería explicar constructivamente cuáles son los pasos previos para abrir un comercio de cualquier tipo y analizar si existe nicho en el mercado para ese ‘sueño’ profesional. Pero, en cambio, Entre todos sólo actúa como elemento conector entre la buena voluntad de aquellos que dan la limosna y el futuro emprendedor. Nada más: ni gestionan las ayudas, ni asesoran. Sólo sirve de escaparate para el efectismo y el griterío triunfalista, con Toñi alardeando de tener llamadas y de lograr todo aquello que piden. Luego viene la triste y dura realidad: los demandantes deben llamar personalmente a las personas que han dicho que les iban a ayudar. Y apañárselas ellos solos.

Y, entre esos protagonistas del programa que quieren abrir un negocio, se está produciendo además una situación curiosa: suelen poner el nombre de ‘Entre todos’ a su establecimiento, ya sea una frutería o una pìzzería. De esta forma, piensan que servirá de reclamo publicitario para aumentar las ventas. Se equivocan. Las tiendas de ‘Entre todos’ se han multiplicado durante este curso y muchas ya han cerrado. El motivo: los ‘emprendedores’ no están asesorados y clonan establecimientos, normalmente con un concepto desfasado, y sin un estudio de las necesidades reales del lugar.

La televisión pública, además de ayudar a conseguir cañas para pescar, debería enseñar a pescar. Y es que, al final, Entre todos sólo es un espectáculo televisivo a la caza de la emoción más sensiblera, en el que lo que menos importa es el sufrimiento de los protagonistas. Un formato creado por una productora, que cobrando de TVE, se defiende argumentando que busca ‘entretener’. Pero el problema es que busca ‘entretener’ rentabilizando los problemas de los demás. Y eso es lo inaceptable de su emisión. Eso es la telebasura.


Y ADEMÁS…

¿Por qué TVE aún sigue emitiendo ‘Entre todos’ de Toñi Moreno?

Toñi Moreno en apuros: un espectador critica en directo la ‘caridad’ que promueve ‘Entre todos’

La Fiscalía denuncia a ‘Entre todos’ por utilizar a un niño discapacitado

Leticia Sabater vuelve a la tele como presentadora (por un día)

20 julio 2014 - 12:11 - Autor:

Leticia Sabater regresa, mañana lunes, a la pequeña pantalla. Será sólo por un día. La presentadora de Con mucha marcha estará al frente de una edición del programa Cazamariposas Vip de Telecinco.

El espacio de ‘La fábrica de la tele’ recupera a Sabater como maestra de ceremonias junto al presentador titular, Nando Escribano.

Mucho ha cambiado la televisión desde que Leticia arrancó su carrera como figurante de Un, dos tres. Había comenzado una trayectoria imparable en TVE. De locutora de continuidad de La 2 a chica Hermida. Una etapa, que como reconoció en el programa de radio Sospechosos habituales, fue muy dura.

Poco después encontraría a su gran público: los niños. El programa infantil de La 1 No te lo pierdas, con Enrique Simón, fue su espaldarazo definitivo como presentadora. Más tarde vendrían A mediodía alegría , Mañana serán estrellas, Con mucha marcha o, aquel surrealista programa de testimonios de la tele local madrileña Canal 7, Mentiras Peligrosas.

Desde entonces, sus piruetas para mantenerse en el mundo del espectáculo han sido imparables. No ha dudado en participar en realities e, incluso, apostar por una nueva carrera musical, en la que repite hasta la saciedad -por petición popular- su éxito más icónico: el pegadizo Leti-Rap, que interpretó en sus años dorados en Telecinco.

Ahí sigue Leticia, como personaje que no deja indiferente a nadie. Y es que es innegable que lleva treinta años dándonos un fantástico juego.

CINCO MOMENTOS DE LETICIA SABATER EN TV

UNO. Leti y su vecina favorita

DOS. Leti y su casting más dramático

TRES. Leti y su gimnasia efervescente

CUATRO. Leti y sus mentiras peligrosas

CINCO. Leti y el delirio musical

Y ADEMÁS…

Las presentadoras de programas infantiles que nos educaron

‘Viaje al centro de la tele’, la revelación nostálgica del verano

19 julio 2014 - 11:35 - Autor:

TVE está logrando subir su maltrecha audiencia de los viernes con un formato nostálgico que recupera valiosas y sorprendentes imágenes del archivo.

La cadena pública ya tiene digitalizado casi todo su fondo documental, un patrimonio de los últimos sesenta años de nuestro país, y lo está recuperado de la mano de Pedro Santos, director de formato, y Santiago Segura, que pone la voz.

Viaje al centro de la tele es una rítmica recopilación de instantes memorables que nos dejó nuestra pequeña pantalla. Y que descubren, a las nuevas generaciones, aquella TVE que era un torbellino de ideas, programas y formatos.

Una experiencia alternativa a la programación habitual de los viernes noche que, ayer, se dedicó a los programas infantiles. La tele que se hacía por y para los niños. Que jugaba, enseñaba a las nuevas generaciones y no se quedaba en sólo comprar series extranjeras.

La emisión de anoche, contra el terremoto de Sálvame Deluxe, consiguió traspasar la barrera del 10 por ciento de share. dato que no es habitual en la desértica programación de una Televisión Española vacía de contenidos propios con identidad propia. Todo lo contrario que muestra este programa: la televisión que se hacía para la gente. Así debería seguir siendo.

> Ver programa de ayer

Y ADEMÁS…

50 años de los Estudios de Prado del Rey

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

Cuatro razones del fracaso del ‘Gran Hermano’ de padres separados en Telecinco

18 julio 2014 - 10:17 - Autor:

El ‘Gran Hermano’ de padres separados no ha funcionado. De hecho, Ex ¿qué harías con tus hijos? se postula como el gran fracaso del verano. Ayer se quedó en un pobre 8,6 por ciento de cuota de pantalla. Telecinco, maestra en el genero de la tele-realidad, no está amortizando este campamento del verano que debía servir para inundar de contenido toda la parrilla. Al contrario, los conflictos y emociones de sus participantes no han conectado con el público. Y es que este programa nos ha enseñado cuatro errores que no debe cometer un reality de prime time:

1. Un formato pesado.

‘Ex’ es aburrido, espeso, sin el ritmo adecuado. Sorprende que la productora más experta en este tipo de formatos en España, Zeppelin, no haya sabido encauzar las riendas de un programa que al fin y al cabo podía haber sido un sucedáneo más de Gran Hermano, con personajes anónimos dando juego como lo dieron en otro espacio que sí funcionó en principio, La casa de tu vida.  El programa ha intentado potenciar el conflicto durante las últimas semanas, pero ya era demasiado tarde: el casting no funcionaba.

2. Enlatado.

Si se realiza un reality editado de la forma de ‘Ex’, no tiene sentido que sea un producto grabado. Las galas deberían ser en directo. También las conexiones con los concursantes en el ‘resort’. Falta ese nervio de ‘está pasando, lo estás viendo’. En definitiva, lo inesperado del directo. El programa no aprovecha el montaje para multiplicar el interés de las vivencias de los concursantes, sólo estira los conflictos de forma artificial. Y eso se nota.

3. La presentadora.

No nos engañemos. Gran Hermano sigue funcionando en gran medida porque, la ames o la odies, Mercedes Milá resulta indudablemente magnética y fascinantemente imprevisible. Lo mismo ocurre con Jorge Javier Vázquez. Pero no con Emma García, que es de otra estirpe. De una estirpe que no despierta pasión alguna, ni para bien ni para mal. Una comunicadora solvente, siempre correcta. pero incapaz de transmitir en prime time el carisma arrollador que necesita un programa como este para engancharnos más allá de sus concursantes y vídeos. Sólo cuando tiene un contrapunto al que ‘chinchar’ (como sucedió con Alfonso Merlos en Abre los ojos), García gana en espontaneidad y se quita su aureola de maestra ceremonias que viaja en el aburrido tren de lo políticamente correcto.

4. Sin historia

El casting no ha funcionado porque las parejas elegidas transmiten más interés por alcanzar la fama televisiva que en sus propios hijos. Faltan sentimientos, emociones y conflictos que contagien verdad. Además, en un prime time estival, la audiencia quiere evadirse frente a la pequeña pantalla de la forma más lúdica posible. Hasta el drama hay que tocarlo con una pizca de comedia. Más aún en verano. Y Ex ¿qué harías por tus hijos? se ha tomado demasiado en serio a si mismo.  Tampoco ha contado una historia con un desarrollo claro. Sólo se ha perdido en una maraña de parejas con ansias de protagonismo pero sin encanto para un público resabiado en tele-realidad. Porque, no nos engañemos, este reality parece hecho en 2004: en escenografía, en posición de cámaras y en escaleta.

Y ADEMÁS…

Así ha sido la revolución silenciosa del programa más denostado de la tele

Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

Belén Esteban, éxito y fracaso del morbo nacional

Jorge Javier, el presentador superviviente

TVE retrasa el regreso del ‘noche de fiesta’ de José Luis Moreno

9:09 - Autor:

Al final, este sábado, no desembarcará José Luis Moreno en TVE. La cadena pública ha decidido retrasar el lanzamiento de su nueva ‘noche de fiesta’.

La gala especial, con Ana Obregón como estrella principal, está ya grabada y ha reunido sobre el mismo escenario a Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera. Tonadillera y DJ serán el gran as en la manga de Moreno para subir el share de un tipo de televisión que ya está en desuso. Incluso se especula con que si el sarao supera el 14 por ciento de cuota de pantalla se quedaría en emisión a partir de septiembre. Pero su emisión se ha paralizado y aún no se conoce la nueva fecha elegida.

Las galas de variedades es un género sin fecha de caducidad, aunque la fórmula que acostumbra Moreno necesita una reinvención acorde con los tiempos que corren. El público de la televisión está cambiando y TVE debe potenciar espectáculos que premien el talento sin intentar clonar roles que ya han evolucionado. No son buenos tiempos para la purpurina de la superficialidad. Menos aún en los sábados, donde la gente prefiere ver en la actualidad taquillazos de cine o apasionados programas de debate político. Aunque, eso sí, Moreno con sus muñecos ya hablabla de política… y crisis. ¿Sus sketches son válidos en la actualidad? Era casi un visionario:

Y ADEMÁS…

> TVE recupera a José Luis Moreno en el sábado noche con Ana Obregón como presentadora

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

julio 2014
L M X J V S D
« jun    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

TeleDiaria en Twitter