Saltar al contenido

« ver todos los blogs

TVE cancela la emisión de ‘Alaska y Segura’ de este lunes sólo unas horas antes de su emisión

27 abril 2015 - 16:04 - Autor:

Todo está listo a estas horas en los Estudios Buñuel para la emisión de Alaska y Segura de esta noche. Este lunes, el ‘talk-show sobre la vida moderna’ rinde homenaje al baile como metáfora de movimiento y liberación, bajo el título ‘Danzad malditos’, que hace referencia a la película dirigida por Sydney Pollack. Javier Cámara, Miguel Bosé o Vetusta Morla serán algunos de los artistas que visitarán el plató del reputado formato de TVE.

Sin embargo, el programa no será emitido. TVE ha cancelado, de forma inesperada, la emisión de esta noche para dar cabida al filme Katmandú, protagonizado por Verónica Echegui. La actualidad manda, y se recupera esta película rodada en la ciudad arrasada tras el trágico terremoto.

Pero no se entiende que, para ello, en una corporación pública que cuenta con diferentes canales (La 1, La 2, Canal 24 Horas) y la posibilidad de emitir esta película en prime time, se decida suspender, de cuajo, la emisión de un formato tan prestigioso y pegado al directo como Alaska y Segura, que estaba anunciado y preparado para emitirse a partir de la medianoche de este lunes. Así lo comunicaban las notas de prensa correspondientes.

El programa se grabará, pues está todo listo y ensayado (es un formato que requiere mucha preparación previa). No obstante, no se podrá ver en directo. Habrá que esperar a una nueva fecha de programación. Desde la dirección de TVE, se dio la posibilidad al equipo del programa de que se emitiera a partir de las dos de la madrugada, un horario imposible, sólo apto para sonámbulos, que era equivalente a tirar a la papelera de reciclaje todo el trabajo invertido en el episodio de hoy. ‘Danzad malditos’, por tanto, tendrá que esperar.

De esta forma, la cadena pública pone en evidencia una de sus causas de la pérdida de audiencia. El maltrato que sufre su programación, especialmente programas de calidad, que viven en un constante vaivén de horarios, como Alaska y Segura o Versión Española, del que incluso ha llegado a desaparecer, en determinadas ocasiones, su característica tertulia por ajustes de programación.

Estos improvisados ajustes de programación suponen una grave pérdida de respeto al espectador, inadmisible desde una cadena pública que debe saber jerarquizar bien la actualidad, guardando el equilibrio con sus pilares de referencia en la parrilla. En el desorden, es difícil alcanzar la complicidad, fidelidad y credibilidad de la audiencia. Si importara eso, claro.

@borjateran

Y ADEMÁS…

7 razones que convierten a Alaska y Segura en un éxito para TVE

¿Cómo debería ser la TVE que soñamos en el futuro?

El fin de los Estudios Buñuel: repasamos parte de su historia

Las 13 cualidades por las que Belén Esteban atrapa a las grandes audiencias

7:20 - Autor:

El fenómeno propulsor de audiencias de Belén Esteban parece no desinflarse por más que el tiempo pase. Es estrella de Sálvame, concursante acaparadora de toda la atención en Gran Hermano VIP, portada constante de revista e incluso protagonista de informativos. Todos quieren rentabilizar el universo de Esteban, aunque protagonice entrevistas sosas y previsibles como la del pasado viernes. Da igual, vivimos en un bucle sobre su vida. Pero lo que es evidente es que ella, a su manera, sigue manteniendo 13 cualidades que mantienen intacto su poder atrapa audiencias.

1. Porque Belén Esteban habla en el mismo código en el que habla un buen sector de público que se siente identificado con ella.

2. Porque Belén Esteban habla en un código con el que un buen sector de público no se siente para nada identificado. Pero el rechazo que genera para esta otra audiencia también funciona. Muchos de sus detractores se enteran igualmente de lo que sucede en torno a ella, pues produce cierta magnética hostilidad, aunque sea para poder criticar su personaje y sentir ese placer tan humano de creernos distintos o superiores.

3. Porque fue abandonada con una niña en brazos por parte de un torero y su familia. El punto de partida del culebrón estaba servido. La audiencia se puso de lado de la pobre muchacha de barrio dejada a su suerte, pues no hay nada más fácil de entender que el amor de una madre por un hijo. Hoy, convertida en soberbia millonaria, es difícil reconocer en ella a aquella chica desvalida, pero, sin embargo, se sigue preocupando por la maleta que debe llevar su hija en un viaje y, por tanto, conserva el apoyo ferviente e incondicional de cientos de miles de espectadores que se siguen identificando con su causa.

4. Porque la audiencia ha vivido su evolución física durante los últimos años como un impredecible (y a ratos grotesco) viaje. Y esto engancha.

5. Porque fue imagen de una línea telefónica low-cost. Y de un bingo online. Todo muy de andar por casa.

6. Porque conoce bien el germen de su éxito popular y lo que debe hacer para seguir trabajando en TV. El secreto: no callarse casi nada (a su manera) y poner todas sus tripas en el asador.

7. Porque ha sabido crearse enemigos identificables, transformarlos en villanos de cómic (como ha hecho con María José Campanario) y, así, abanderar la causa de las buenas y malas personas. Esta es la esencia básica del mejor culebrón. O estás con Belén o contra ella. Y, claro, ella siempre es la buena.

8. Porque gana concursos de baile bailando mal. Porque sale victoriosa de concursos de convivencia sin saber convivir.

9. Porque es la reina de la gesticulación facial. Su rostro es ideal para generar capturas tuiteras, vines, chascarrillos y parodias inmediatas.

10. Porque es incontrolable en un plató. Nunca se sabe por dónde va a salir. Se puede incluso olvidar de la existencia de las cámaras y saltarse la línea de las declaraciones políticamente correctas que jamás atravesarían otros.

11. Porque le gustan las croquetas. O las “cocretas“, como dice ella. Y no hay nada más español que la fritanga.

12. Porque además acuña frases que se popularizan rápidamente. Por su hija ma-ta. Andreíta tiene que comerse el pollo. Ni que fuera ella Bin Laden.

13. Porque se ha creído su propio personaje. No es presentadora ni cantante ni actriz, pero se siente artista. Sabe que genera audiencias importantes y vive en un endiosamiento que Telecinco incluso fomenta.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Belén Esteban: claves del fenómeno televisivo más extraño y rentable de la historia

Imputados, Ni-Nis, Paquirrín… El asesinato del talento en prime time

La adicción a las miserias ajenas. Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

Cómo manipular a los concursantes de ‘Gran Hermano’ en cuatro sencillos pasos

14 claves para entender las audiencias: razones de los éxitos y fracasos

De ‘Urgencias’ a ‘Anatomía de Grey’: el longevo éxito de las series de hospitales gracias a la tragedia

26 abril 2015 - 0:59 - Autor:

Una muerte inesperada ha dejado en shock a los fieles de Anatomía de Grey. Con esta inesperada decisión, ¿se han cargado la serie? ¿es el fin de la ficción? ¿es creíble que sucedan tantas muertes trágicas en un hospital? Son algunas de las cuestiones que se realizan los seguidores de la producción de ABC.

Sin embargo, a efectos televisivos, este trágico desenlace produce el efecto contrario: estamos ante un giro dramático que vuelve a impulsar el interés social en Anatomía de Grey. Jugada redonda.

No es casual que las series de hospitales estén entre las más longevas de la historia de la televisión. Y la creadora de Anatomía de Grey,  Shonda Rimes, parece dispuesta a pulverizar récords. Cueste lo que cueste. Aunque no será fácil, pero tiene escuela de la que aprender en la industria televisiva.

Primero llegó General Hospital, el culebrón diario norteamericano, que se lleva la palma en veteranía. Y es que acumula más de 50 años en emisión, desde 1963, con más 13.000 episodios. Detrás, está nuestro ya cerrado Hospital Central (serie más duradera de nuestro país con 19 temporadas) y la norteamericana Urgencias, que también fue un éxito durante 15 etapas.

Series difíciles de comparar entre sí, pero todas con un sólido nexo en común: han sabido entremezclar las tramas del reconocible hábitat de un centro hospitalario con las aventuras de los sanitarios, siempre a medio camino entre la vocación profesional y la incontrolable emoción personal.

Y, de entre todas estas ficciones, Anatomía de Grey sigue gozando de buena salud porque no cesa en reinventarse. Sin temor a trágicas muertes de personajes que parecían imprescindibles. ¿Cuánta vida le queda a Anatomía? ¿Superará las 15 temporadas de Urgencias? Quién sabe.

Lo que tendrá difícil es consumar un final tan redondo como el de la propia Urgencias, que cerró, de forma magistral y como metáfora, con un emocionante escena de los médicos enfrentándose a la necesidad de salvar a las víctimas de una nueva tragedia.

Sólo bastó ver la estremecedora imagen de los doctores esperando a las ambulancias con heridos, el ruido de éstas y un plano secuencia que, justo antes del definitivo fundido a negro, fue abriéndose hasta terminar en una gran vista general del County General -con paso de tren incluido- en medio de la marabunta de una ciudad como Chicago. Así terminó, mostrando un hospital que  no entiende de finales que resuelven tramas y acaban en la felicidad infinita. Porque un hospital nunca cesa, nunca deja de pelear por la vida.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

5 tópicos de las series españolas que derrumba ‘Refugiados’, la nueva ficción de La Sexta

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado en 2013

6 programas que TVE no emitiría hoy

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Belén Esteban dispara (de nuevo) ‘Sálvame’ a récord de audiencia

25 abril 2015 - 10:44 - Autor:

Es difícil explicar a un extranjero cuáles son los talentos que han llevado a Belén Esteban a ser uno de los personajes más famosos de la televisión de este país.

La historia vital de la ex de Jesulín de Ubrique ha resultado infalible para los directivos de las cadenas: la audiencia se sintió identificada con el relato de una chica de barrio que había sido abandonada a su suerte, con una niña en brazos, por un famoso torero. Su evolución personal y física, sus amoríos, su despecho, sus constantes separaciones y su incontrolable verborrea populista convirtieron a Belén en el alma del culebrón perfecto, capaz de tumbar cualquier programa de la competencia. De esta forma, Belén Esteban dejaba de ser persona para transformarse en un producto televisivo que estaba por encima de sí misma.

Anoche se volvió a repetir la historia. Regresaba a Sálvame Deluxe, tras su polémica participación en Gran Hermano Vip. La audiencia se disparó: el programa de Jorge Javier Vázquez ha logrado récord de temporada con un 23.2 por ciento de share y 2.848.000. Esteban volvía con noticia bajo el brazo. Ha roto con su novio por una infidelidad. Drama, de nuevo.

En esta vuelta a su programa, el fin de una relación. Antes, sus cambio físico, decepciones varias, adicciones, un robo en su casa…  Siempre Esteban suelta una poderosa noticia de actualidad para sus seguidores cuando regresa a Sálvame. Probablemente no necesita ni inventárselas, porque su desordenada vida de famosa televisiva, fan de discotecas horteras, propicia este caudal interminable de noticias perfectas para las revistas rosas. Porque la vida de Belén Esteban está desvirtuada porque su fama televisiva está desvirtuada.

Y, en cualquier caso, sabe que está ahí por contar su vida, sabe que se debe a su cadena y a su programa. Y lo dice públicamente. No lo disimula, pues entiende su ‘profesión’ más de lo que la propia audiencia cree.

Belén Esteban: claves del fenómeno televisivo más extraño y rentable de la historia

@borjateran

Y ADEMÁS…

Imputados, Ni-Nis, Paquirrín… El asesinato del talento en prime time

La adicción a las miserias ajenas. Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

Cómo manipular a los concursantes de ‘Gran Hermano’ en cuatro sencillos pasos

14 claves para entender las audiencias: razones de los éxitos y fracasos

La TV que viene: divorciados en islas desiertas, MasterChef de época y talent shows con gatitos

24 abril 2015 - 9:46 - Autor:

  • Así son los nuevos programas que pueden triunfar en España.

La televisión se mueve. Y el MIPCOM, el principal punto de encuentro de formatos televisivos, ha dictado las tendencias internacionales que se dibujan en los contenidos de la pequeña pantalla. Se nos presenta una evolución natural de una programación cada vez más globalizada, que denota que se vive una época en la que las cadenas sufren, a nivel internacional, cierta inseguridad con sus nuevas ideas para programas de entretenimiento. Esperan a ver lo que funciona en el país vecino. Pero ideas buenas existen, sólo hay que saber apostar por ellas.

Y, en ese ámbito en el que los canales cazan programas que triunfan en otras naciones, además de seguir con la obsesión por los programas de niños prodigio, entran al juego nuevos espacios de música clásica (siguiendo la estela de formatos que ya tuvimos en España como El Conciertazo) y se avanza en el terreno de los realities de supervivencia.

Ahora, los retos de los programas de náufragos estriban en personas abandonadas a su suerte (sin comida ni agua) en el Triángulo de las Bermudas, concursantes encerrados en un apartamento sin ropa y sin enseres personales o  parejas en plena crisis matrimonial enviadas a una isla desierta. Para ver si acercan o alejan posiciones.

También entran a la pelea por las audiencias formatos más perturbadoramente polémicos, como un show para descubrir quién sufre la mayor resaca tras una fiesta. Hangover es un Gandía Shore llevado al extremo. Da miedo, como miedo pretende dar The Crimewriters. Aunque más al estilo de las historias de Agatha Christie en formato telerealidad. Así, seis expertos en crímenes serán internados en una ‘mansión’ para resolver un misterioso asesinato. Por supuesto, el asesino está entre ellos. Propuesta interesante, pues el espectador intenta resolver el caso al mismo tiempo que otros desconcertados participantes.

Tampoco desaparecen los programas de cocina. Eso sí, el giro dramático está en que se ha inventado el gastroshow de época. ¿Qué pasa si tu propia cocina se transforma en una máquina del tiempo? En Times Dinner, familias viajan a otra era para experimentar cómo las personas cocinaban y comían de los años 50 hasta la actualidad. Cada episodio se centra en la lucha con electrodomésticos, ropa e ingredientes de otras décadas. Galerías Velvet entre fogones. Y es que, tras el boom de las series de época, viene una explosión de programas que basan su conflicto en trasladar a sus cobayas al pasado para provocar la crisis de re-aprender a vivir sin los adelantos tecnológicos de 2015.

Y atención a los espacios con animales. Porque, visto el éxito de los vídeos de gatitos en las redes sociales, las mascotas se van a ir instalando con fuerza en las cadenas. Llegan los talent shows con animales… dóciles y/o salvajes. Tras el furor por los programas con niños, los directivos de las cadenas empiezan a poner el ojo en la espontaneidad que pueden despertar talentos del mundo animal. Tú sí que sabes en versión zoológico.

@borjateran

Y ADEMÁS…

En busca del programa más ridículo

La crisis del entretenimiento en TV: los daños colaterales de la falta de formatos revolucionarios

El truco de Chico Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Imputados, Ni-Nis, Paquirrín… El asesinato del talento en prime time

14 claves para entender las audiencias de 2014: razones de los éxitos y fracasos

‘Anatomía de Grey’ deja en shock a sus seguidores con un trágico desenlace

9:41 - Autor:

El último episodio emitido de Anatomía de Grey ha impactado al público estadounidense. El motivo: la ficción ha matado a uno de sus personajes más míticos. Su fallecimiento incluso hace dudar del futuro de la serie entre los fieles seguidores de las aventuras del televisivo Grey Sloan Memorial Hospital.

No crearemos spoilers, pero este trágico desenlace, que en España se podrá ver la próxima semana, ha provocado que hasta determinados fans de la producción arremetan, muy indignados, contra la creadora de Anatomía. Pero deben de estar tranquilos, pues este giro dramático va en consonancia con el ADN de la historia.

Y es que su creadora, Shonda Rimes, siempre ha sabido dibujar las temporadas hasta acabar muy en alto (la serie cuenta con poderosas season finales, como la de la quinta temporada, con aquellos moribundos George e Izzie). También ha usado a su favor la marcha de un personajes tan icónicos como el de Cristina Yang, a modo de revulsivo para que la ficción mantenga su interés dramático con fuerza.

Porque Shonda Rimes es de esas creadoras de series que no tiene miedo a dar mazazos inesperados sobre la trama para que la vida de los personajes fijos en el hospital sufra un torbellino de sensaciones. De ahí que la ficción siga tan viva diez años después. El hospital cambia, el espectador pierde referentes, pero nunca pierde emoción.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

5 tópicos de las series españolas que derrumba ‘Refugiados’, la nueva ficción de La Sexta

El obstáculo de las series españolas

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Lo que envidian los norteamericanos de nuestras series (y lo que no)

Youtubers: motivos por los que no triunfan en la televisión

23 abril 2015 - 0:23 - Autor:

Ser youtuber es un modo de vida que se ha convertido en una profesión en alza. Ser youtuber es aprovechar la plataforma de vídeos de Youtube para demostrar tu talento. Solo basta una webcam, acotar una temática y personalidad propia. No son necesarias grandes parafernalias tecnológicas, ni derroches de iluminación, ni alardes de fotografía.

Gran parte de los youtubers pasan desapercibidos, no alcanzan elevados resultados de audiencia, pero aquellos que dan en la diana de un contenido con carácter pueden llegar a congregar millones de espectadores, igualando datos de grandes series y programas de éxito.

En 101.es ha realizado una interesante comparativa entre visitas de Youtubers y público de diferentes programas de televisión en el mes de febrero. El resultado: El Rubius, por ejemplo, logra, con una de sus piezas, igual dato que el Salvados en el que Esperanza Aguirre plantó a Évole, con casi cinco millones de espectadores. Otros como Vegettan777 equipara su público con Jordi Hurtado, rozando el millón y medio de seguidores de Saber y Ganar. Pero incluso hay vídeos de youtubers que rompen el techo de ficciones de colosales audiencias como Águila Roja, Allí Abajo o El Príncipe. Por encima de los cinco millones de visionados. E incluso de grandes partidos de fútbol. Por encima de los siete millones.

Con este escenario, ¿por qué no ficha la televisión a estos youtubers de tanto éxito? Principalmente, porque los consumos de la pequeña pantalla y de Youtube son completamente diferentes. Para empezar, la televisión tradicional se hace con mucho más que una webcam y se vive, en primera instancia, en experiencia colectiva, mientras que Youtube es más un acto de complicidad entre emisor y receptor.

El éxito de los grandes youtubers es la artesanía del producto, sin intermediarios. El receptor se identifica y hasta se siente casi voyeur de la propia vida del youtuber. Es como una conversación a través de una videollamada. De ordenador a ordenador. De tú a tú. El espectador se cree cómplice y partícipe de lo que le cuentan: desde videojuegos a tutoriales de belleza.

Además, los visionados se van generando con el tiempo, no se suman de forma instantánea como en la tele y la duración de los contenidos suele ser breve, rara vez sobrepasan los 15 minutos. Así son más fáciles de compartir en las redes sociales. En cambio, la televisión generalista se dirige a un público masivo con un contexto más amplio. De ahí que muchos youtubers que han sido fichados por diferentes cadenas han fracaso en la pequeña pantalla, como sucedió con IsasaWeis o el programa Fiesta Suprema en La 2, que contó con los youtubers Loulogio, Bolli y Roc. No lograron destacar. Los lenguajes catódicos son diferentes. Se necesita más que hobbies, improvisación o guiños personales para triunfar en la televisión convencional.

Son contextos diferentes, simplemente. Pero no hay que infravalorar la capacidad de los youtubers. Al contrario, son parte fundamental del presente y futuro de la comunicación. Youtube es la mejor herramienta actual para demostrar talento, iniciativa y emprender si tienes un arte que enseñar al mundo, pero su audiencia en la red no es extrapolable a la pequeña pantalla porque el formato es diferente.

Youtube sí que es una factoría para los cazatalentos, para darse a conocer e incluso para ser fichado por empresas. Las nuevas generaciones deben aprovecharlo para alcanzar sus sueños. En el panorama televisivo también. Sobre todo aquellos que muestran cualidades como guionistas o creadores de contenidos, como es el caso de Elvisa o Desahogada, que gracias a Youtube han exhibido su creatividad. Ellos sí que pueden acabar en la pequeña pantalla como generadores de grandes sketches o asombrosos guiones. Porque demuestran su habilidad para ser guionista cada día en Youtube.

Pero la gran mayoría de youtubers, especialmente los que alcanzan mayores cifras de audiencia, centran su éxito en tutoriales, improvisados monólogos sobre su vida o grabándose mientras juegan a videojuegos. Eso, simplemente, por sí mismo es antitelevisivo. Su éxito estriba en que congenian con unos poderosos perfiles de audiencia que están en la red ávidos de información sobre su pasión o interesados en tener amigos virtuales con los que sentirse identificado. Pero su hábitat no es la televisión, ni falta que les hace: porque ya tienen su plataforma perfecta. Se llama Youtube y no necesita a la televisión. Es otra pantalla, complementaria, con vida y códigos propios.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Mamá, quiero ser Youtuber: las ¿perturbadoras? nuevas aspiraciones adolescentes

¿Menosprecian los medios de comunicación tradicionales a los Youtubers?

Youtube: una poderosa vía de promoción e ingresos que la TV en España aún no aprovecha

El delirio de la TDT: el Gobierno dará nuevas licencias, ¿llegan demasiado tarde?

22 abril 2015 - 2:48 - Autor:

Las licencias de televisión en España empiezan a parecerse a un culebrón de Galavisión. Cuando el espectador consigue resintonizar su antena y ordenar todos los canales en el mando a distancia, un nuevo giro dramático le espera: vuelta a sintonizar y resintonizar. La historia sin fin. El bucle interminable.

Hace unos meses, se cerraban 9 canales de la TDT. Atresmedia era la más perjudicada con esta decisión, tras realizar una importante inversión en marcas propias como Xplora, Nitro o La Sexta 3, que se apagó con el homenaje al cine de Cinema Paradise (en la imagen). El Tribunal Supremo declaraba inválida la concesión del reparto de canales de TDT de la etapa de Zapatero, quien, para agilizar, decidió repartir las frecuencias libres entre las empresas que ya tenían frecuencia y experiencia en emisión. El ejecutivo de Rajoy aplicó la sentencia, los canales de la TDT mermaron y, de paso, se consiguió liberar el espacio radioléctrico que necesitaban los operadores de telefonía para el denominado ‘dividendo digital’, entre otras cosas clave para la tecnología 4G.

¿No quedaba más espectro para nuevos canales? Pues se ve que sí. Porque ahora, de nuevo y cuando todavía puede existir otra sentencia que provoque más cierres, el gobierno ha dado luz verde a una nueva concesión pública de cadenas. Saca a concurso seis canales nuevos. ¿Qué compañías recibirán las licencias? Hay dos opciones: valorar a las empresas que vienen produciendo televisión durante años o premiar a grupos que despiertan simpatías afines, aunque en determinados casos cuenten con desconocimiento en el sector. Lo que suele traducirse en proyectos frustrados que terminan en licencias alquiladas o vendidas a terceros. No sería la primera vez.

Con este panorama, el ejecutivo debería valorar a aquellas empresas que ya vienen operando en este mercado y que han realizado importantes inversiones. Incluso hasta verse perjudicadas teniendo que cerrar emisoras o alquilar canales ajenos.

El presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, ya ha anunciado que estudian presentarse al concurso de estas seis nuevas licencias. La decisión ha chocado porque él mismo vendió Cuatro a Telecinco. Sorpresa general, aunque en el ámbito empresarial es un plan nada descabellado. No obstante, Prisa sigue poseyendo unas excelentes infraestructuras televisivas, con platós propios y torre de comunicaciones, en el mismo lugar donde se gestó Cuatro y en la que emite Canal Plus. Entrar en el juego de las licencias es un as en la manga estratégico para un grupo de las aspiraciones de Prisa.

Se abre, por tanto, la pugna para los nuevos canales. Porque seguimos instalados en la mentalidad de las licencias de la televisión más convencional… cuando la televisión ya no es tan convencional. El reparto de nuevas licencias puede transformarse en un regalo pringoso si no se conocen a fondo las necesidades del sector. Cualquier intento de lanzar una nueva cadena generalista será un parto largo y doloroso.

El escenario está cambiando más rápido que nunca. Y las licencias de emisión tradicional cada vez serán menos necesarias, menos poderosas. Porque estamos entrando a una velocidad vertiginosa en la época de los consumos online y las plataformas bajo demanda, que te permiten descargar cualquier producto en un sólo clic. La TV conectada cada vez está más cerca de ser una apabullante realidad. Las nuevas generaciones ya no saben ver la televisión lejos de su ordenador.

Las redes han revolucionado las formas de emisión, creando nuevos universos televisivos, llenos de posibilidades, en el que no son tan cruciales las concesiones públicas, sino que lo esencial será la visión y capacidad de estrategia para conseguir contenidos específicos que conecten con perfiles de público fieles. Aquellos que sepan intuir las necesidades de su targets de espectadores triunfarán. Tengan o no licencia. Emitan desde la televisión tradicional o desde los incontrolables nuevos soportes interactivos. Porque en los tiempos que vienen el poder no irá de la mano de la concesión de turno. Las (buenas) ideas serán las que manden.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Cinema Paradiso, una declaración de amor al cine para cerrar LaSexta3

El fin de la dictadura del audímetro: cuando existe vida inteligente más allá del share

El obstáculo de las series españolas

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

‘Vis a Vis’ triunfa en audiencias: la revolución de la ficción nacional continúa

21 abril 2015 - 8:41 - Autor:

Avanzar siempre es la consecuencia de decisiones valientes. También en televisión. De hecho, la mejor televisión siempre ha ido unida a decisiones que parecían ‘suicidios’ profesionales para los más incrédulos responsables de las cadenas, aquellos que viven atados al convencionalismo y conservadurismo.

Pero las decisiones valientes son las que hacen crecer: las que marcan la diferencia. No es nada nuevo. De Antonio Mercero a Pilar Miró. De Pedro Masó a Daniel Écija. De las series rodadas en cine, en los ochenta, a la industrialización de la factoría de ficción a cargo de, principalmente, la productora Globomedia, en los noventa.

Desde entonces, la ficción nacional se ha metamorfoseado. En determinados momentos, incluso ha involucionado. Pero, sobre todo, ha crecido fruto de pequeños actos valientes de la gente que entiende la televisión como algo más que un negocio de usar y tirar. Y ahí, en las últimas temporadas, Atresmedia se ha convertido en un referente como generadora de ficciones atrevidas en concepto. Es evidente, es objetivo: desde Antena 3 han contado con la visión suficiente para dar luz verde a premisas que se salen de los patrones clónicos a los que estaba atada la ficción de masas nacional pero, al mismo tiempo, sin perder la perspectiva de lo que significa una televisión generalista a la caza de las grandes audiencias.

En esto último, la productora Globomedia ha sido también experta desde su fundación: referente en poner el foco en la idiosincrasia española, sin dejarse colonizar por desvirtuadoras peculiaridades de las producciones que triunfan en el ecosistema de las plataformas de pago de USA.

Ahora, la tecnología permite que visualmente la ficción made in Spain, con presupuestos muy ajustados, pueda dar el pego como si fuera una superproducción de primera línea yanqui. El talento nacional lo logra, con piruetas y algún que otro tirabuzón. Ahora, las series aprenden de los rodajes en cine para amplificar su calidad y van probando nuevos contextos y lenguajes (poco a poco). Así ha sucedido anoche con el estreno de Vis a Vis en Antena 3, de Atresmedia y Globomedia, que lideró con 4,3 millones de espectadores y un excelente 22,4 por ciento de cuota.

Esta serie no es un producto arriesgado, es una reinvención de la esencia de su propia productora que llega en el momento adecuado. Un nuevo paso. Un progreso natural que la compañía consuma sin malograr su ADN. Con una puesta en escena espectacular y un elenco de actores brillantes, con Maggie Civantos como cabeza de cartel. Otro acierto, pues contar con una actriz prácticamente desconocida como protagonista suele ser fobia habitual para las cadenas, ansiosas de la instantaneidad del marketing reconocible para el espectador que, sin embargo, olvida que también un punto fuerte de la pequeña pantalla es su capacidad de descubrir.

Y esa ‘capacidad de descubrir’ está creciendo a zancadas en nuestra ficción. Vis a Vis ejemplifica ese florecimiento de la ficción nacional, con sus virtudes y sus licencias. Un impulso más para la marca de Atremesdia como referente en series de su tiempo. Como Allí Abajo, Bajo Sospecha, Sin Identidad, Refugiados…. Series que no se quedan en la manoseada misma plantilla para intentar engatusar a la cuota de pantalla y procuran, poco a poco, conceptos más valientes. O, al menos, se atreven a creer en la imaginación del espectador.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

5 tópicos de las series españolas que derrumba ‘Refugiados’, la nueva ficción de La Sexta

El obstáculo de las series españolas

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Lo que envidian los norteamericanos de nuestras series (y lo que no)

La televisión que nadie dice ver: ‘Pueblo de Dios’ y ‘El día del Señor’ suben la audiencia de La 2

2:34 - Autor:

La segunda cadena ha perdido visibilidad en los últimos años. El público ya ni dice ver los documentales de La 2. Prefiere fardar de canales como Discovery Channel, que en inglés todo parece sonar mejor.

La llegada de la marabunta de canales de la Televisión Digital Terrestre y la programación desordenada de La 2, con contenidos que rara vez empiezan a la misma hora, han propiciado una pérdida de público fiel que no faltaba a su cita con la segunda cadena de Televisión Española.

Pero, a pesar de esos vaivenes del universo televisivo, La 2 mantiene grandes productos seguidos por grandes fieles. La 2 es un servicio público clave para todos, mayorías y minorías sociales que deben encontrar su reflejo en este canal. En este sentido, la antigua UHF también abre una ventana a las confesiones religiosas.

El día del Señor o Pueblo de Dios son dos veteranos referentes de la cadena en los domingos por la mañana. Es más, aúpan la audiencia del canal por encima de su media diaria. Sin embargo, socialmente, están infravalorados. Pocos dicen verlos. No está bien visto.

En cambio, este domingo, El Día del Señor logró el mejor share de La 2. Después, Pueblo de Dios supera la media de la cadena con su labor de divulgación de la Iglesia, la Iglesia más comprometida.

Tras 33 años en antena, Pueblo de Dios sigue realizando reportajes a fondo, realizados integramente por profesionales de TVE. Reportajes que no han mirado para otro lado a temas como el paro, los desahucios y las familias sin recursos.  No sólo rodándose en España, también en el mundo. De Paraguay a Benin. De Nicaragua a Madagascar.

Un trabajo, de valor documental, que también es de apreciar para una televisión pública que debe ser plural en su máxima expresión. Porque ese es el sentido de la televisión pública: ser hecha por y para todos, sin exclusión. También en el universo de las creencias: ateos, agnósticos o de cualquier confesión. Y Pueblo de Dios realiza una estimable radiografía de nuestro tiempo a través de la labor de la Iglesia más comprometida. Para que cada uno extraiga sus propias conclusiones (en la actualidad o dentro de 33 años).

@borjateran

Y ADEMÁS…

¿Cómo debería ser la televisión pública que nos merecemos?

El declive de La 2: la lucha contra la invisibilidad y el patrocinio cultural

Los superpoderes de Jordi Hurtado

La 2 Noticias: el valor de un informativo que no quiso ser sólo un Telediario

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

abril 2015
L M X J V S D
« mar    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

TeleDiaria en Twitter