Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Tres versiones españolas de ‘La Bella y la Bestia’ que habías olvidado por suerte (VÍDEOS)

26 marzo 2017 - 0:00 - Autor:

En ocasiones, las segundas veces sí son buenas. Lo demuestra el remake de Disney de La Bella y La Bestia. El regreso no ha decepcionado, y eso que era fácil malograr el recuerdo de la original, tan mitifica en la memoria de varias generaciones.

Aunque, en España, la televisión lleva años intentando desmitificar la emoción de Bella y Bestia con particulares reinvenciones musicales de estilo libre. Terroríficas algunas. Es el caso del numerito musical que se marcaron Belén Esteban y el Conde Lequio en un especial del programa de Ana Rosa. La Esteban demostró que no afina ni en playback, mientras que el Conde apareció con cierta desgana y cara de “las cosas que hay que hacer para mantenerse en la tele”. Y ambos cantaban con una especie de micro de teleoperador.

Lo mismo sucedió con  la escena de la película que calcaron, a su manera, Ana Obregón y Joaquín Kremel en un Telepasión navideño de TVE. La bióloga-presentadora-productora-actriz se metió en el amarillo vestido de Bella y Kremel bailó como una bestia. Eran los años noventa y los personajes televisivos estaban adictos a dar el cante.

Por suerte, Chenoa y Bisbal no se quedaron atrás y también cantaron “Bella y Bestia son” en Operación Triunfo. Lo malo, nadie les disfrazó con los rimbombantes trajes de la peli. Una lástima, con el juego que hubiera dado hoy en las redes esta icónica actuación de OT con ambos caracterizados. Aunque, eso sí, aquí la historia no tuvo final feliz. Terminó con Chenoa en chándal gris.

> La emocionante reaparición sorpresa de Angela Lansbury cantando ‘La Bella y la Bestia’ (VÍDEO)

> Los 5 elementos que han propiciado la catarsis colectiva del reencuentro de OT 

@borjateran

Y ADEMÁS…

El reencuentro de OT: una bomba emocional sobre la pérdida de la inocencia

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

4 programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

TVE cumple 60 años, ¿y ahora qué?

Muere Paloma Gómez Borrero, la fuerza del carisma que traspasa

25 marzo 2017 - 0:18 - Autor:

Estudió periodismo, trabajó como enviada especial en Alemania, Austria y el Reino Unido y pronto se convirtió en la primera mujer corresponsal de la televisión en España. La primera e inolvidable corresponsal de TVE en Italia y Vaticano, Paloma Gómez Borrero. 

Su pasión a la hora de narrar las crónicas traspasaba la pantalla y dejaba enganchado al espectador. Rompió corsés de los periodistas de aquella época con vicios de locutores rimbombantes e incorporó una didáctica espontaneidad, que convertía la crónica más complicada en una palpitante historia que dejaba pegado al espectador. Le interesara o no el tema.

Pero esa misma pasión llevó a TVE a destituir del cargo a Gómez Borrero. La cúpula de la cadena en el año 1983 consideró que la periodista estaba demasiado implicada en la vida del Vaticano y no era lo suficientemente objetiva. Tras el cese, Gómez Borrero dio el salto a la cadena Cope y allí siguió con su trabajo desde el Vaticano. En total, acompañó a Juan Pablo II en sus 104 viajes (5 de ellos a España), visitando 160 países.

Pero nuestra televisión pública no aguantó demasiado tiempo sin la extraordinaria capacidad para comunicar de Paloma Gómez Borrero, con una intuición que lograba una apabullante complicidad con la audiencia, con toda la audiencia, por encima de su edad, creencias o ideologías.

Así que Paloma regresó a TVE de la mano de Jesús Hermida y, pronto, pasó a convertirse en una habitual de los programas de María Teresa Campos. Primero en Pasa la vida, donde lo mismo participaba en serios debates que bailaba con María Teresa o importaba, en clave de humor, un concurso de belleza de “maduras” de la televisión italiana. Después siguió en programas como Día a día (Telecinco) o Cada día (Antena 3) y, en la actualidad, en Amigas y Conocidas de Inés Ballester.

A finales del pasado noviembre, la Academia de Televisión le entregó el premio a Toda una Vida y, sólo unas semanas después, participó en la gala de los 60 años de TVE, donde fue entrevistada en unos vídeos cortos sobre la historia de la cadena -en los que participó el autor de estas líneas-, que iban salpicando la ceremonia. El plató de grabación en el que se rodaron estas entrevistas estaba muy escondido, en un patio interior de una manzana de viviendas del centro de Madrid. Los invitados se perdían en un lugar tan recóndito. Todos, menos Paloma Gómez Borrero que, con sus zapatillas de deporte, llegó antes de tiempo,  atravesó el laberinto de callejones y almacenes y abrió la puerta del improvisado plató con la misma mirada de energética curiosidad de la corresponsal que siempre fue. Una apasionante e ilusionante curiosidad que nunca dejó de alimentar y contagiar. Descanse en paz.

@borjateran

Lo que tiene que aprender TVE de las ‘Noche de Fiesta’ de José Luis Moreno

24 marzo 2017 - 8:39 - Autor:

TVE no consigue grandes audiencias en la noche de los sábados con programas de entretenimiento desde que canceló Noche de Fiesta de José Luis Moreno. Hoy un programa de estas características sería un estrepitoso fracaso. De hecho, ya se intentó con Alfombra Roja Palace y el espectáculo acabó en un polémico caos.

Y es que el tiempo de las galas de varietés de José Luis Moreno ya pasó, todas reproducían unos patrones previsibles (actuaciones musicales, sainetes, desfiles, destape, cómicos y presentaciones basadas en encuestas curiosas) que, por suerte, ya no llaman la atención de un espectador de hoy, que busca un producto con más elaboración en propuesta escénica y de guion.

Pero en su actual intento de reflotar el sábado noche, TVE sí debe aprender de un elemento que el controvertido José Luis Moreno bordaba con maestría: Noche de Fiesta parecía una fiesta de verdad y lo contagiaba. ¿Cómo lo conseguía? Moreno sabía que para triunfar con un show de entretenimiento musical debía transmitir que el programa era un acontecimiento imprevisible.

Para conseguir esa percepción de evento festivo en el que todo podía pasar, apostaba por platós que parecieran grandes pero, al mismo tiempo, no escatimaba para que esa amplitud estuviera llena de gente y no despertara la sensación de vacío, lo que sucede con el concurso Jugando con las Estrellas. Sus programas eran una ruidosa fiesta.

Moreno llenaba su escenario de figurantes, bailarines y aplauso. Toneladas de aplauso. El público no cesaba de aplaudir hasta durante las presentaciones de las maestras de ceremonia de turno (Juncal Rivero y María José Suárez las más recordadas). Así se conseguía que se sintiera en las casas la percepción de show festivo sin medias tintas.

También durante las actuaciones musicales, que contaban hasta con tres ballets diferentes. Venga, gente en el escenario.

Luego se hicieron otros programas y los platós estaban desnudos, silenciosos, vacíos. En cambio, el sábado noche pide espacios con luminosidad, profundidad y cierta algarabía.

Ahora Televisión Española prepara un nuevo formato para la noche de los sábados. No será Noche de Fiesta, pero si deberá aprender de los denostados Noche de Fiesta esa capacidad de transmitir un evento vivo y directo con ayuda de un decorado reconocible, una amplitud poderosa y un público omnipresente que contagie estar disfrutando al máximo del sábado noche por la tele. Y eso no es tan fácil lograrlo como parece.

12 infalibles trucos para triunfar con una gala televisiva

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los pros y contras del primer ‘Alfombra Roja’: un caos de programa

El triunfo de “El Tekila”: el problema que provoca para el futuro de ‘Got Talent’

23 marzo 2017 - 7:45 - Autor:

Got Talent es un espectáculo de televisión, que se diseña con sus pinceladas de emoción, tensión y, también, de humor. Y por eso, por el humor, se ha perpetuado hasta la final del programa Antonio ‘”El Tekila”. Porque el televoto ha dado la victoria al bueno de “El Tekila”, pero porque el jurado permitió que se mantuviera hasta la recta final del concurso como hábil y recurrente gag cómico.

Pero ese hábil y recurrente gag cómico, que se convierte en vencedor, es un ingrediente envenenado para el futuro de Got Talent. Primero porque define que el programa necesita un artista del que reírse. Incluso da la sensación de que se piensa desde las cadenas que para la audiencia no es suficiente con los grandilocuentes talentos que pisan el escenario del programa y es necesario introducir el chascarrillo, elemento habitual de la televisión en España. Porque gusta a los niños, a los mayores y al grupo cibernético de Forocoches (que suelen votar con ganas).

Y “El Tekila” ha servido como elemento dinamizador del show: el perdedor que, por sorpresa, iba pasando fases. Hasta plantarse en la final finalísima del concurso líder en audiencia. Entonces, la broma ha dejado de tener gracia, pues el triunfo de “El Tekila” va directo contra la credibilidad del show y evidencia el gran problema que existe en los talent shows de España: nadie se los toma en serio.

La victoria de “El Tekila” es una contraindicación para acercar a artistas de primer nivel a un formato como Got Talent, ya que pueden sentir que su trabajo no se valorará con el rigor que merecen.

Al mismo tiempo, el espectador medio de Got Talent puede dejar de ver a la versión española del concurso como una plataforma que premia a un talento irrepetible que ha llegado para quedarse en el mundo del artisteo. La premisa del programa y la identificación emocional del público al observar la forma en la que se van superando los artistas con su evolución en las galas pierde sentido, si un número friki supera a aquellos que dedican horas de esfuerzo y creatividad.

Ese es el problema de fondo clásico del universo de los talent shows españoles en los que, a veces, sólo a veces, pero llamativas veces, parece que el talento, en realidad, es lo de menos y eso tambalea la credibilidad social de este tipo de formatos de entretenimiento, lo que los resta emoción y los aleja de grandes artistas que no quieren pisar la televisión porque entienden que el espectáculo que envuelve este tipo de programas puede ser un dardo negativo para su trayectoria.  Huyen. Y así la visibilidad de la tele no consigue renovar  el tablero de artistas del territorio patrio, que necesita incorporaciones contundentes.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> El otro ganador de ‘Got Talent’

> 6 elementos en los que no te has fijado y son imprescindibles para el éxito de ‘Tu cara me suena’

> 3 mentiras que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en los viernes

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

 >¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

El Tekila gana Got Talent: la oportunidad perdida de promocionar a un talento real

22 marzo 2017 - 9:13 - Autor:

Antonio “El Tekila” es un señor que baila rápido, como tantos, y que puede hacer gracia, uno o dos minutos. Y, sin embargo, se ha alzado con el título de ganador de la segunda edición de Got Talent España. Al ver tal panorama, Risto Mejide se levantó de su silla en el jurado del programa y se marchó para no volver a la final. Después, colgó un contundente tuit: “Tenemos el país que nos merecemos“.

El público, a través de la web, votó riéndose del programa e incluso, tal vez, intentó provocar al propio Risto.  Votar a Tekila da risa, porque es la antítesis de lo que significa este concurso que busca talentos sobresalientes. Y, como consecuencia, Got Talent se ha quedado sin un ‘talent’ ganador de esos que brillan por encima de la normalidad y que utilizan el programa para abrirse camino en el mundo artístico.

Tekila, en cambio, sólo ha realizado un gag digno de El Semáforo. Pero aquí la audiencia no tenía ni pitos ni cacerolas para abuchear la actuación. Al contrario, el público ha preferido la ovación y un voto gamberro que corona la actuación de usar y tirar en detrimento del apoyo a un talento con más posibilidad de una trayectoria posterior, la asignatura pendiente de los actuales talent shows españoles.

Como ha sucedido en otros países, el gran éxito de Got Talent debería ser una plataforma de artistas que renueven el skyline de estrellas patrias. Pero, de momento, en esta segunda edición, el público ha dado el primer puesto a lo antagónico que se espera del formato que soñó Simon Cowell. Para qué valorar el colosal esfuerzo, la dedicación y la creatividad de los mejores artistas que han pasado por el escenario de Got Talent, si puedes hacer un giro dramático con la loca improvisación coreográfica de un señor que se hace llamar Tekila y que nadie imaginó cuando salió en escena que iba a ser el ganador. La audiencia es una guionista maquiavélica. O forocoches.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> El otro ganador de ‘Got Talent’

> 6 elementos en los que no te has fijado y son imprescindibles para el éxito de ‘Tu cara me suena’

> 3 mentiras que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en los viernes

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

 >¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

El otro ganador de ‘Got Talent’

2:50 - Autor:

El Tekila ha ganado la segunda edición de Got Talent en Telecinco. Minutos antes, Risto Mejide abandonaba el plató. Estaba muy indignado, pues el chascarrillo bailongo de El Tekila estaba a punto de ganar el premio de un programa que supuestamente valora el esfuerzo y el talento más allá de la “payasada”, como ha dicho el propio Risto. Pero el público ha decidido y ha provocado un tenso final perfecto para subir la cuota de pantalla. Aún más.

El miedo de Risto se ha hecho realidad: el Tekila ha sido el ganador oficial de Got Talent. Polémico, pero oficial. Aunque existe otro ganador invisible tras esta edición del concurso de Telecinco: los programas de entretenimiento que cobijan el talento.

Y es que, en plena saturación de talent shows, parecía que un nuevo programa de caza talentos iba a pasar desapercibido en la parrilla. El espectador ya lo había visto todo en audiciones de artistas retransmitidas en prime time. Que si niños que bailan, que si magos que levitan a señoras, que si cantantes peculiares, que si acróbatas en telas…

Sin embargo, Got Talent ha sido un éxito y, en esta segunda temporada, ha asentado su liderazgo con fuerza, asegurándose una tercera etapa y convirtiéndose uno de los formatos más vistos de la televisión en los últimos meses con cuotas de pantalla que superan la barrera del excelente veinte por ciento de share. Datos incluso muy por encima de lo que consigue en la actualidad su estandarte GH.

El buen rendimiento de Tu cara me suena en Antena 3, La Voz en Telecinco y el propio Got Talent, se crea una tendencia que favorecerá que los directivos de las cadenas de televisión se atrevan de nuevo con el entretenimiento en positivo, que muestra pasiones y esfuerzos.

El talento de nuestro país es el otro triunfador de la segunda edición de Got Talent, un programa que ha brillado porque se ha adaptado con inteligencia a la idiosincrasia nacional.

La estructura del formato venía muy rodada, la sencillez de la versión original es el principal acierto, pero en la adaptación de Telecinco se ha sabido equilibrar un jurado con rostros que se complementan a la hora de conectar con el espectador.

La empatía con el público de Telecinco de Jorge Javier Vázquez, la comedia sin medias tintas de Eva Hache, la joven ingenuidad de Edurne y los veredictos insaciables pero, al mismo tiempo, emocionantes de Risto Mejide (incorporación de este año, que ha servido para hacer más redonda la variedad de personalidades del show) han sido los cimientos de un formato que presenta cada número a concurso de forma rápida y amena. No hay excesivo margen para el aburrimiento.

También en las galas en directo, muy bien planificadas para nada falle. Además Got Talent es perfecto para el largo prime time español, ya que permite un amplio desfile de artistas de distintas índoles sin agotar al espectador con rodeos de relleno.

Ahora, de cara al futuro, estaría bien que la próxima temporada se realizaran las galas grabadas -las audiciones finales- en diferentes teatros del territorio nacional, como sucede en la versión original. Esto supone más presupuesto, pero sería un interés extra para el programa al sacarlo de Madrid y acercarlo a capitales más pequeñas, que no están tan acostumbradas a ver grabar programas de estas características y, como consecuencia, ese público lo vive con un especial entusiasmo genuino.

Pero, mientras llega la tercera temporada, lo que está claro es que los datos de este formato marcan una tendencia: el show de entretenimiento basado en el talento ha venido para quedarse una larga temporada en nuestra televisión. Ganen currantes del esfuerzo, la habilidad y el ensayo o frikis.

Por qué Movistar+ ganará a Netflix en España

21 marzo 2017 - 2:31 - Autor:

La televisión de pago busca conectar con la idiosincrasia española. Tras años en los que las plataformas digitales se sustentaban en derechos deportivos y cine de estreno, Netflix se instaló en nuestro país dispuesto a implantar su modelo de éxito. Después, también han aterrizado HBO y Amazon. El seriéfilo ya cuenta con toda la oferta de series internacionales a la carta como nunca antes.

Pero la fuerza de estas compañías en España irá de la mano de su capacidad para movilizar el tejido audiovisual del país con producciones que aporten historias con personalidad y riesgo, que es lo que espera el consumidor español de pago. Sin embargo, la primera gran apuesta original de Netflix para España se llama Las chicas del cable y es una telenovela con la que la compañía espera ampliar su espectro de espectadores y acercarse a la audiencia habitual de ficciones como Velvet. Difícil tarea, pues este tipo de público no paga por un género que puede ver en abierto en las cadenas generalistas.

En cambio, Movistar+ trabaja actualmente en 20 proyectos de ficción en diferentes fases de desarrollo. A partir de septiembre, estrenará La Zona, dirigida por Jorge y Alberto Sánchez Cabezudo; Vergüenza con Malena Alterio y Javier Gutiérrez, dirigida por Juan Cavestany y Álvaro Fernández-Armero; La Peste, dirigida por Alberto Rodríguez y protagonizada por Paco León y Manolo Solo; y Félix de Cesc Gay, con estreno previsto en el primer trimestre de 2018. La mayoría rodadas en 4K y todas apostando por una mirada de autor diferenciada, con la que se intentará definir la imagen de marca de la compañía como factoría de ficción de historias de personalidad propia y cierto riesgo. Eso que busca el consumidor español de pago.

También, además, Movistar+ ha adquirido el sello Velvet, y Bambú Producciones está desarrollando el guion de esta secuela, Velvet Colección, en lo que supone un golpe en la mesa para intentar atraer a ese otro tipo de público que precisamente busca Netflix con Las chicas del cable, con la diferencia de que Velvet Colección traerá de vuelta un entorno ya conocido y de éxito probado en Antena 3. Por tanto, aquellos que estaban enganchados no tendrán más remedio que “abonarse” para seguir los quehaceres de los empleados de las galerías, que en su secuela abrirán franquicia en Barcelona.

Series originales de autor, la producción de una secuela de una ficción generalista que se marchó en pleno triunfo y, asimismo, Movistar+ también cuenta con el arma del entretenimiento, a través del canal Cero. Una cadena que, además de para retroalimentar y promocionar programas propios en espacios como Likes de Raquel Sánchez Silva, se está convirtiendo en el canal de referencia para el público que se sentía huérfano de otro tipo de televisión. Aquí están programas documentales informativos como Cuando ya no esté de Gabilondo, Jon Sistiaga con Tabú o docushows callejeros como StreetViú. Sin olvidar el humor, uno de los mayores éxitos de la plataforma con Ilustres Ignorantes, aunque también con el regreso de Buenafuente a la esencia creativa del late night con Late Motiv.

Movistar+ también tiene el gancho de los derechos deportivos. Ahí no cuenta con mucho rival, y una de sus bazas está en que puede ofrecer su enorme oferta de contenido en paquetes “todo -casi- incluido” junto al teléfono fijo y móvil, contando ya con una ingente cantidad de clientela de unos u otros de sus servicios. Porque Movistar+ ya está en muchas casas, de una forma u otra.

Netflix, en cambio, aún debe tocar muchas puertas y darse a conocer, algo, en lo que sin duda se están esforzando a fondo, ya sea empapelando ciudades españolas con gigantes carteles de sus producciones, mucho marketing online o creativas promos virales conectadas con esa peculiaridad española a la que quieren seducir. Sin ir más lejos, la última de estas promos la ha protagonizado la adivinadora Esperanza Gracia, emulando su espacio del horóscopo de Telecinco pero haciendo referencia a series estandarte de su factoría como Stranger things o Narcos. La repercusión viral ha estado servida. Aunque Netflix a ese público, el fan del postureo de las redes, ya lo tiene ganado.

En la contienda, Movistar+ cuenta ya con elementos más atractivos para ganar la carrera made in Spain  de todos los públicos. Ya intenta ser más cercana al espectador y menos fría que la antigua televisión de pago, incorporando rostros reconocibles y empáticos, como Paula Vázquez, Raquel Sánchez Silva, Berto Romero (que tendrá comedia propia) y el propio Buenafuente. Pero todavía tiene mucho camino por recorrer para que la gente farde de ver Movistar+, como sí lo hace el aún muy minoritario consumidor español de Netflix.

La calidad final y el riesgo creativo de las series originales de Movistar+, cien por cien españolas, será lo que finalmente incline la balanza hacia un grupo u otro. Por estos derroteros irá el porvenir de la industria audiovisual española y, por el momento, parece que Movistar+ ya ha adelantado a sus rivales sacando una potente artillería de producción propia, capaz de hacer más ruido que unas Chicas del cable con olor a antiguo folletín. En un año veremos los resultados.

> Lo que debemos a la era de Canal Plus

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Netflix: así transforma sus fallos en virtud

> Lo que la televisión generalista en España debe aprender de Stranger Things

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

> La revolución de la TV de pago: el reto de Movistar+

Estrés y problemas en las recetas: así ha regresado Dabiz Muñoz a Cuatro

20 marzo 2017 - 0:04 - Autor:

El Xef ha regresado a Cuatro. Y ha conseguido su objetivo: el docushow del cocinero Dabiz Muñoz da hambre. Mucho hambre. Dan ganas de salir corriendo a vivir la experiencia de sus restaurantes. Incluso a Londres si hace falta. Porque de eso va esta segunda temporada de El Xef: Muñoz monta su garito en Londres, con todo el conflicto que eso conlleva. Que si la obra se retrasa, que si se acaba el dinero, que si hay que montar las recetas, que si dónde coloca la máquina de helados…

Y todo funciona. Porque Dabiz Muñoz es pura telegénica pasión, aunque a veces parezca agotador. De hecho, también el docu contagia el estrés de la perfección absoluta que se vive (o se sufre) entre sus fogones a la hora de crear sus peculiares recetas, lo que da un toque trepidante al reality que ríete de los conflictos de Gran Hermano.

Al final, el valor de El Xef es que es un programa valiente, en donde Dabiz Muñoz no duda hasta en retratar las debilidades de su negocio. Así, en este retorno, el espectador ha visto como se han desvirtuado las recetas de los cócteles de una de sus franquicias situadas en lo más alto de la zona gourmet de unos grandes almacenes llamados El Corte Inglés. Los cócteles estaban malos. No sabían igual que cuando se diseñaron Entonces, Muñoz se hace un Chicote en su propia casa e intenta solucionar el embolado.

No hay escapatoria. El Xef te invita a quedarte hasta el final, pues es un formato que transforma las cocinas en un trepidante espectáculo. La música, la realización visual y, por supuesto, los protagonistas del show, el propio equipo de Diverxo que es exprimido con desparpajo, empezando por Muñoz como absoluto protagonista. En su cocina, en Londres, en una habitación con la cama a medio hacer de fondo. Sólo falta por allí Cristina Pedroche, su mujer. Aunque, a buen seguro, mientras se emite el programa más de un espectador se imaginará a Pedroche pululando detrás de cámaras. Lo que está claro es que Muñoz tiene algo en común con su esposa: comunica con un carácter que no crea indiferencia. Al contrario, traspasa la televisión.

> Dabiz Muñoz: las 6 cualidades para el éxito que transmite en ‘El Xef’

CRÍTICA: lo mejor y lo peor de ‘Jugando con las estrellas’, el nuevo concurso de TVE

19 marzo 2017 - 12:24 - Autor:

Los últimos estrenos de Televisión Española definen que su primera cadena buscar ser más familiar. Y, para empezar, la emisora pública está intentando recuperar el entretenimiento para toda la familia en los sábados noche, una franja que se había quedado abducida entre el cine y el debate político.

Jugando con las estrellas es el plato fuerte que ha abierto la regeneración de este prime time de La 1. Presentado por Jaime Cantizano, este programa nos presenta un juego divertido entre personajes populares que tienen que adivinar los  secretos de su día a día que van desvelando sus hijos o nietos.

Se trata de un curioso retrato de la mirada infantil sobre sus papás con el aliciente de que propicia situaciones hilarantes, pues las celebridades se sonrojan al ver las historias que narran sus críos sin demasiados filtros.

Un show buen rollista que, además, muestra el desparpajo de las nuevas generaciones y su ingenuidad ante artilugios de la vida cotidiana que (por suerte) aun no conocen de su existencia.

Después, para completar la noche, TVE también programa El árbol de los Deseos con Edu Soto, que viaja por colegios (principalmente de titularidad privada) de toda España para sorprender a sus alumnos a golpe de sorpresa. Lo malo: es un docushow, en el que todo está pregrabado sin plató, perdiendo esa cierta dosis de nervio de plató que necesita una trasnochada franja horaria de sábado como esta.

Los dos programas hacen un tándem interesante con los niños como protagonistas. Sin embargo, no terminan de destacar en audiencias. El problema de estos dos espacios está en que TVE no ha conseguido crear una sensación de acontecimiento con su emisión.

Jugando con las estrellas, a pesar de que cuenta con un buen guion y es bastante entretenido, está envuelto en una escenografía fría, con un plató en el que, a veces, parece que no hay nadie más que los famosos y su presentador, Jaime Cantizano, que reparte juego con empatía.

El estudio si tiene público pero casi ni se ve ni se siente – excepto risas, que podrían pasar por enlatadas). Tampoco ayuda que el sonido transmite un cierto eco de frigorífico que contagia en el espectador del programa una percepción de soledad y la escenografía no cuente con más profundidad. Una buena opción había sido plantar al público detrás de los famosos para dar más movilidad a los noventeros fondos de decorado.

Y la noche de los sábados, en lo que a formatos de entretenimiento se refiere, debe transmitir el cosquilleo festivo de que está pasando un evento irrepetible que si te lo pierdes no tendrás nada de qué hablar en el domingo. Estos dos programas lo intentan, pero no lo consiguen porque no están pensados para crear una cita jaranera en un sábado después de Informe Semanal.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

> La gran mentira de TVE

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

Telecinco recupera el liderazgo en viernes con La Voz Kids

18 marzo 2017 - 10:30 - Autor:

Telecinco ha acertado con el cambio de Sálvame Deluxe al sábado y la colocación de La Voz Kids en viernes. O ese titular se traduce del resultado del segundo enfrentamiento entre Tu cara no me suena todavía y el talent de niños cantantes, duelo que se ha saldado a favor de Telecinco que no ganaba en el prime time de los viernes desde septiembre.

La Voz Kids ha logrado un 22,3 por ciento de cuota con 3.115.000 de espectadores, mientras que Tu cara no me suena todavía, la secuela con anónimos de Tu cara me suena, alcanza un 21.5 por ciento de cuota y 2.748.000 de fieles.

Datos igualados que recuperan el escenario de los viernes televisivos como lugar perfecto para el entretenimiento, ya que se congrega casi la mitad de la audiencia frente al televisor sólo entre los dos canales privados principales.

La pérdida de expectación tras el estreno de Tu cara no me suena todavía puede ser una de las causas de la merma de público. No obstante, el programa de Antena 3 aguanta el tipo y sigue superando la exitosa barrera del veinte por ciento de share, si bien debería incorporar algún componente travieso que atrape más al público infantil, que es el valor añadido que cuenta de fábrica La Voz Kids.

Pero la batalla no está ganada, pinta que ambos formatos se mantendrán ajustados semana tras semanas, intercambiándose liderazgo. Además, los dos atesoran unos targets o perfiles de audiencia con cierta complementariedad a tono con el público medio que casa con la imagen de cada cadena.

> La Voz Kids versus Tu cara me suena: sus debilidades y fortalezas

@borjateran

Y ADEMÁS…

> 6 elementos en los que no te has fijado y son imprescindibles para el éxito de ‘Tu cara me suena’

> 3 mentiras que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en los viernes

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

Las mentiras que nos creímos de los programas infantiles

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

 >¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

marzo 2017
L M X J V S D
« feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

TeleDiaria en Twitter