Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Alaska y Mario’, la historia de ‘Verano Azul’ se repite en MTV

27 agosto 2015 - 8:00 - Autor:

Ya no hay reposiciones de Verano Azul. No hemos visto este verano a Tito y Piraña. Tampoco a Desi ni a Pancho ni a Chanquete ni a Julia. Pero hay canales que empiezan a abusar de la reposición de sus formatos casi con la misma intensidad que lo hizo TVE con la historia estival de Antonio Mercero.

Es el caso de MTV con Alaska y Mario, el reality de la existencia del matrimonio Vaquerizo-Gara es el Verano Azul de 2015. Sus capítulos se repiten en el canal temático hasta la saciedad. Es fácil aprendérselos de memoria. Sus tramas no son tan ingenuas como las de la serie de TVE, aunque también van en bicicleta. Eso sí, con peor final feliz, pues Vaquerizo termina por los pétreos suelos de Malasaña. Porque en la televisión del revival de hoy las playas cristalinas de Nerja han sido sustituidas para la hipsteria del centro de Madrid.

Y es que Alaska y Mario son mamíferos de ciudad. Pero también coquetean con el mar. El mar de Ibiza, claro, que es más jaranero, donde en vez de hincharse a helados, como Piraña, se agotan las existencias de cervezas. Qué mal crecemos.

No hay duda, el reality de MTV es un filón para la imagen de marca de la televisión de vídeos musicales (que ya casi no emite vídeos musicales). El próximo 6 de septiembre se estrena nueva temporada, pero antes este maratón de reposiciones ayuda a calentar motores.  Y el refrito constante funciona para engancharse y reengancharse, como sucedía con Verano Azul. Tal vez porque ambas producciones comparten la fascinación por el playback: a las Nancys Rubias les pierden las voces pregrabadas, a Chanquete también: su acordeón jamás sonó, la melodía se añadía después en posproducción.

Incluso Verano Azul y Alaska y Mario comparten el personaje de la amiga artista. La cómplice, confesora y sensata Julia ha dado paso a Topacio Fresh, que también es cómplice, sensata, confesora. De hecho, Julia todavía está a tiempo de acudir con sus cuadros a la galería de Topacio, La Fresh Gallery. Sus depresivas pinturas se revalorizarán. Fijo.

Si Verano Azul estaba magistralmente rodado (se tardó en grabar 16 meses), Alaska y Mario está producido con una calidad visual que cuida los detalles. Se nota la mano de la productora El Terrat. Desde la cálida fotografía hasta al fresco grafismo, pasando por los mimados planos de transición (que ubican la acción en la casa, por ejemplo). Un reality que aprende de las mejores telecomedias con tramas delirantes pero que, al mismo tiempo, cuenta con un interesante punto aspiracional para un espectador que termina convirtiéndose en entusiasta fan del universo de la pareja o, en su defecto, en apasionado hater.

Porque Alaska y Mario no es Verano Azul, no, pero si que ambos productos, en épocas diferentes, mantienen un elemento común: sobreviven a la reposición porque muestran la vida de una genuina pandilla de amigos traviesos, con los que identificarse. Si en Verano Azul se colaban en una casa abandonada, aquí escalan hasta lo más alto del cartel de Hollywood. Si en Verano Azul se apostaba por la emoción desmaquillada en primer plano, aquí por el recargado glamour del icónico CutreLux. Si en Verano Azul se celebraba el ritual del pescaíto frito, aquí el guateque de la comida rápida. La televisión ha evolucionado así.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Así sería la serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

6 secretos que no sabías de ‘Verano Azul’

Hate-watching: el placer de odiar la TV que no puedes dejar de

7 canciones infalibles para subir el share de un programa de TV (VÍDEOS) 

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

8 peculiaridades de los decorados de la TV cuando aún no existían las pantallas de led (VÍDEOS)

7 razones que convierten a ‘Alaska y Segura’ en un éxito para TVE

Las sustitutas de las mañanas: quién ha salido reforzada de la batalla de las audiencias

0:03 - Autor:

El final de verano (televisivo) llegó y las sustitutas partirán, que diría el Dúo Dinámico en Verano Azul. Y es que, unas vacaciones más, las cadenas han puesto a prueba a suplentes al frente de sus grandes buques insignia de las mañanas. Todas han pasado el examen con nota, aunque sólo una ha alcanzado el título de reina de las mañanas.

Sandra Barneda ha mantenido el indiscutible liderazgo de Ana Rosa Quintana en la franja matinal. La presentadora de Mediaset dejó hace unos días de conducir este proyecto para afrontar su nuevo reto: Trencadís, un magazine de tarde para la catalana 8 TV.

Porque Barneda ha demostrado bagaje y carisma para ser ya titular de un magazine propio. En El Programa del Verano ha aguantado el liderazgo, aunque con datos menores al 20 por ciento de cuota que acaricia Ana Rosa.

Un descenso que es culpa del estío, tiempo en el que cambian los consumos y es tradicional que disminuyan las audiencias. En este sentido, Espejo Público es el programa que más está sufriendo las vacaciones, a pesar de la buena labor de la presentadora suplente, Esther Vaquero, que ha sido una de las revelaciones del verano. Sin embargo, al espacio cuenta con dificultades para superar el 15 por ciento de cuota sin Susanna Griso.

En tercera posición, TVE ha recuperado a una mítica de la televisión: Teresa Viejo, que cogió La mañana de La 1 derrumbada en audiencias y que, poco a poco, ha mejorado ligeramente un share muy desplomado (sobre el 5 por ciento). El formato, esta semana, ha vuelto a tocar el 8 de cuota de pantalla. Viejo otorga la cercanía periodística que necesitaba el magazine. Continuará al frente hasta el próximo 4 de septiembre (Mariló Montero vuelve el 7), pero pinta que este regreso a TVE puede ser el comienzo de una larga amistad.

El computo global de audiencias denota que el liderazgo de la mañana no es sólo culpa de sus presentadoras, también existen otras variables como la estabilidad de la cadena que emite cada programa y la fidelidad del público en esa franja.

El viento a favor lo tenía Telecinco, de ahí que Sandra Barneda y Joaquín Prat se hayan llevado el gato al agua. Aunque, este año, se ha producido un efecto particular: todas las suplencias han gustado. Las cadenas apostaron por experiencia delante de las cámaras y las tres conductoras de las matinés, más allá del frío share, han ganado la batalla más importante de la televisión: la de la aceptación del público. Las tres periodistas se aseguran un porvenir de proyectos interesantes.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las 9 armas de Telecinco para liderar las audiencias

14 claves para entender la batalla de las audiencias

Teresa Viejo aprueba con nota

Los 7 parecidos razonables entre ‘Sálvame’ y ‘La Sexta Noche’

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Hate-watching: el placer de odiar la TV que no puedes dejar de ver

26 agosto 2015 - 2:40 - Autor:

Hate-watching es la etiqueta que denomina a aquellas personas que disfrutan viendo programas para poder criticarlos, ya sea en directo (a través de las redes sociales) o en diferido (en la oficina, el bar o el ascensor).

Odian dichos formatos, desmontan su razón de ser e incluso califican el daño que realizan a la sociedad, sobre todo a la educación de las nuevas generaciones. Sin embargo, el hate-watcher cancela todos sus planes para poder ver esos formatos televisivos que tanto denigra. De hecho, este tipo de detractores “profesionales” gastan mucho tiempo y energía en opinar sobre sus tele-odios.

Ya en 2012 The New Yorker hizo referencia al hate-watching, aunque esta estirpe de espectadores vive ahora su edad de oro gracias al impulso de las redes sociales. Y es que es más que un nuevo fenómeno televisivo, es una manera psicológica de consumir la televisión: sentirse mejor consigo mismo y evadir problemas personales al gastar fuerzas torpedeando un mero producto de entretenimiento de una pequeña pantalla en la que existe la posibilidad de cambiar de canal. Pero no lo hacen.

En España, son objetivo del hate-watching exitosos programas como Sálvame, Gran Hermano o Supervivientes. Dan motivos para ello, pero también series internacionales. La última en aterrizar, Fear The Walking Dead, ya cuenta con hordas de haters nada más estrenarse que, sin embargo, no se perderán ni un capítulo.

E incluso la imagen de un canal entero es víctima de la furia del hate-watching, como la tendencia actual de recibir de forma negativa cualquier emisión de TVE. La susceptibilidad del prejuicio manda, antes de observar el contenido real.

Al final, el adicto al hate-watching está predispuesto a un negativismo intrínseco a la hora de consumir espacios televisivos, normalmente de éxito. Pero, al mismo tiempo, no puede subsistir sin gran parte de este tipo de programas que detesta. Porque depende de ellos para socializar, para digerir la frustración personal, para canalizar la indignación. Para sentirse mejor consigo mismo. Porque la vida sin tele a la que reprobar es, por suerte o por desgracia, mucho más aburrida. Qué vuelva Alfombra Roja Palace.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las 9 armas de Telecinco para liderar las audiencias

Los 7 parecidos razonables entre ‘Sálvame’ y ‘La Sexta Noche’

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

La televisión NI-NI, el triunfo de la audiencia que no exige

6 programas que TVE no emitiría hoy

‘TVEmos’: así se ha convertido en éxito un programa que apuntaba a fracaso asegurado

25 agosto 2015 - 9:30 - Autor:

Un programa de zapping de Internet. ¿Otro? TVEmos, la propuesta estival para el access prime time de La 1, franja que abarca entre la información meteorológica y el horario de máxima audiencia, no sonaba nada halagüeña. Daba la sensación de que TVE apostaba por otro show del refrito, género comodín para rellenar la parrilla.

Sin embargo, el programa ha sabido romper los prejuicios con los que se estrenó e incluso adelantar a la competencia, muy asentada a esas horas. TVEmos ha acertado al apostar por una presentadora, Elisa Mouliaá (Águila Roja), que sirve de nexo vivo entre segmento y segmento de vídeos. Así, desaparece la percepción de espacio de zapping grabado y desfasado (al contrario que su rival directo Top Trending Tele en La Sexta)..

También importante es que el guion recalca, de forma casi obsesiva, que es un formato pegado a la actualidad que está empeñado en emitir vídeos enviados por los espectadores. Como aquel Vídeos de Primera de Alfonso Arús, aunque en versión más low cost.

El público se siente partícipe de un programa que no cae en las piezas más tópicas de Internet, ese es su principal mérito: sorprende al espectador con imágenes asombrosas o curiosas, que aún no se han expandido demasiado por las redes sociales y grupos de la aplicación WhatsApp.

El programa llega antes que su audiencia objetiva a muchos de los contenidos cibernéticos de los que bebe y, además, los ofrece de forma rápida y fresca. Fácil de consumir y comentar en familia desde casa, sin más pretensiones. La asignatura pendiente del programa ha sido arrastrar espectadores y subir la audiencia del prime time de La 1. Tal cometido no lo ha conseguido.

Pero TVEmos sí marca el prometedor futuro de los éxitos virales de Internet en la televisión tradicional. Un camino que aún está por exprimir y que deparará, en los próximas años, formatos revelación más allá del zapping.

@borjateran

Y ADEMÁS…

La Liga fracasa en La 1

Insuperables: lo mejor y lo peor

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para una televisión pública mejor

¿Cómo debe ser la televisión pública que nos merecemos?

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

Cuando los partidos políticos no entienden la esencia de TVE

La Liga fracasa en La 1: los motivos del error estratégico de TVE

24 agosto 2015 - 15:34 - Autor:

Televisión Española ha vuelto a La Liga y ha decidido programarlo por la primera cadena, olvidando que el hábitat de esta competición está en Teledeporte y no en La 1. El motivo: este tipo de encuentros no logra congregar las audiencias generalistas que sustentan La 1.

Da la sensación de que los responsables de TVE han creído que la emisión de un encuentro liguero iba a ser un reclamo para subir media de cuota de pantalla. Pero se equivocaban de cuajo.

Los tiempos han cambiado y el fútbol no es siempre infalible. De hecho, en los noventa, cuando TVE se repartía con las autonómicas estos mismos derechos, la emisión se producía los sábados por La 2.

El Levante-Celta de Vigo de este domingo se ha quedado en un pobre 8 por ciento de cuota de pantalla, con 1.073.000 espectadores, dato muy bajo para el primer canal de TVE, que suele cosechar excelentes resultados en esa franja con su tradicional contenedor de cine La película de la semana.

Sin ir más lejos, hace 7 días, la cinta Sígueme el rollo aupó a La 1 a 17,1 por ciento de cuota. Y es que las proyecciones cinematográficas incluso duplican la cuota de pantalla de la liga BBVA. No es nada nuevo, esta competición tampoco destacó el pasado año en Cuatro.

Este movimiento estratégico, no sólo supone una pérdida puntual de share: peligra la estabilidad de uno de los pocos prime time de la cadena pública en los que cuenta con un público fidelizado.

Los espectadores tienen interiorizado que el domingo por la noche en La 1 de TVE se proyecta un potente título cinematográfico. Por tanto, fomentar un vaivén de programación, por las necesidades de las emisiones ligueras en esa franja horaria, es dar vía libre a El Peliculón de Antena 3 y dejar escapar una marca consolidada.

En domingo o en sábado (donde se programarán los encuentros de forma más habitual), La Liga debería ir a su parcela natural: Teledeporte. También el programa Estadio 1 (5.9 por ciento de cuota y 516.000 seguidores), que sólo evidenciará síntomas de debilidad en el late night  de La 1 ya que entronca con la esencia de una cadena más minoritaria. Por ritmo, por narrativa y por forma de presentar los contenidos.

Este movimiento sería, además, un aliciente para Teledeporte, único canal deportivo en abierto. Porque la forma de programar la televisión ha cambiado desde los noventa, ahora cada contenido tiene su medio natural. Y los deportes no son siempre un reclamo para un canal generalista. Por tanto, el porvenir de una cadena pública, como La 1, no pasa por caer en el tópico del fútbol como salvavidas, que ni fideliza público ni crea marca. La salvación del primer canal de TVE está en la inversión en una consistente identidad propia a través de otros mundos creativos, alternativos e imaginativos. Pero esa ya es otra historia.

@borjateran

Y ADEMÁS…

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para una televisión pública mejor

¿Cómo debe ser la televisión pública que nos merecemos?

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

Cuando los partidos políticos no entienden la esencia de TVE

Los trucos de la TV para favorecer la telegenia de sus presentadores

1:43 - Autor:

- Antes de la existencia de Instagram, la tele ya utilizaba sus filtros…

Salir guapo en la tele es incómodo por naturaleza. Desde que se inventó la pequeña pantalla son habituales necesidades escénicas para favorecer a actores, presentadores, colaboradores y, por supuesto, invitados. O, al menos, intentarlo.

Lejos quedan aquellas medias (de vestir) que las actrices obligaban a calzar en los objetivos de las cámaras. De ahí que, en determinadas ocasiones, percibiéramos a Sara Montiel algo borrosa y con un brillo excesivo en su vestido. Incluso había estrellas internacionales, como Catherine Deneuve, que en las campañas de promoción de sus películas portaban, de plató en plató, su repertorio de medias para incorporar amablemente en la lente. Pura artesanía destinada a crear ese ambiente nebuloso que inevitablemente embellecía al personal, ya que provocaba una especie de miopía instantánea en el espectador.

Por suerte o por desgracia, todos estos trucos han ido sustituyéndose por filtros digitales que se han democratizado como nunca, sobre todo, gracias a la red social que más fomenta el retoque, Instagram. Aunque con la alta definición, ya no sirven las medias y sus sucedáneos ni para atracar bancos. Son otros elementos los que mandan en la televisión.

1. La iluminación

La iluminación siempre ha sido crucial. Es el gran as en la manga. De hecho, las antiguas folclóricas sabían localizar en los platós donde estaba la “buena luz” y no se movían de su foco ideal para, así, impedir cualquier evidencia de imperfección y aparecer radiantes ante el público. Cuanta más luz en los primeros planos, mejor. Y a más edad (y menos operaciones de cirugía estética), aún más luz.

Los platós de El Programa de Ana Rosa (en la foto de arriba), Espejo Público, Zapeando o el desaparecido Alaska y Segura son ejemplo de lograr puestas en escena con una iluminación que favorece a los protagonistas del formato y, además, hace sentir al espectador en un espacio acogedor.

2. La cámara lo más lejos posible

Es preferible que el camarógrafo esté lo más lejos posible del protagonista del show. De esta forma, se suavizan rasgos y otras susceptibilidades. Sin embargo, no siempre se puede. Menos aún si hay que leer el ‘autocue’ (chivato que tiene la cámara para dictar el guion al comunicador de turno). Entonces, el conductor necesita la cámara bien cerca. Excepto si es Alaska, que es capaz de descifrar lo que pone en el ‘cue’ aunque esté situado en la otra punta del estudio. Como si nada.


 
Otra argucia es la altura de la posición de cámara. Determinados presentadores piden un plano con cierto picado. Se trata de poner la cámara un poco más alta del protagonista del show, ya que los cenitales (casi) siempre favorecen. Es suficiente con que el encuadre mire un poco por encima ‘del hombro’ para hacer vivir un tiempo más feliz a más de un maestro o maestra de ceremonias.

3. Sofás incómodos

Los sillones o sofás confortables deben estar prohibidos en televisión, pues el invitado en cuestión cae repanchingado. La tele exige estar erguido, como si estuvieras a la defensiva. Los asientos de los platós suelen ser de un diseño original, pero poco o nada hospitalarios para el que los ocupa. Así, el protagonista mantiene el tipo, como les sucede, por ejemplo, a los miembros del jurado de Insuperables en La 1: Ana Milán, Santiago Segura y Pitingo, que disfrutan del show, sin posibilidad de bajar la guardia.


 
4. Maquillaje invisible

El maquillaje en televisión es fundamental para proteger la piel de la virulencia de los focos, que matan el color natural de la piel y sus rasgos. Los presentadores más coquetos, utilizaban un maquillaje tan denso que generaba una especie de “segunda piel”, borrando casi todas las imperfecciones. Consecuencia: hace más joven, pero te mata la personalidad. Además, desde la llegada del HD o alta definición, este método tiene un efecto adverso, transmite una cara acartonada. Y es que la minuciosidad de la alta definición no perdona y está obligando a la reinvención de las técnicas de maquillaje.

Cuesta más disimular. Incluso con los tradicionales juegos de sombra para perfilar el rostro y disimular determinadas partes que, a partir de una edad, destacan en imagen. Por ejemplo, la temida papada. Ya lo decía la canción: Sombra aquí, sobra allá, maquíllate, maquíllate.


 
El poder de la iluminación es incuestionable en televisión, aparato que es pura luz. La posición, la colocación de cámaras, la realización y el maquillaje dependen de la luz. Pero sobre todo y, por encima de las superficialidades, lo más importante es la confianza y seguridad en sí mismo del comunicador en cuestión. Que se acepte con sus bellezas e imperfecciones, que se deje llevar por su carisma (si lo tiene). Porque ese es el mejor truco para salir atractivo en la tele: transmitir desde la personalidad propia que entierra cualquier dictadura de los insípidos cánones de la guapura estándar.

La emotiva despedida de Concha Velasco a Lina Morgan en ‘Cine de Barrio’ (VÍDEO)

23 agosto 2015 - 14:46 - Autor:

 
Este sábado, en horario de máxima audiencia, Cine de Barrio ha rendido homenaje a Lina Morgan con un emocionante repaso a su trayectoria a través de la mirada propia de Concha Velasco.

El programa divulgativo cosechó un buen resultado de cuota de pantalla (10.5 por ciento de share y 1.164.000 espectadores) con la emisión de la película Dos chicas de revista. Aunque el momento más especial del espacio, del que la propia Morgan fue madrina en 1998, llegó cuando Concha Velasco se despidió de su compañera y amiga María de los Ángeles López Segovia, Lina Morgan.

@borjateran

Y ADEMÁS…

La pulla de Concha Velasco a Lina Morgan

4 lecciones que la TV de hoy debe aprender de Lina Morgan

Lina Morgan: la actriz que sabía el guiño que necesitaba el público en cada momento

Cine de barrio: los motivos que lo convierten valioso para TVE

 

‘Sálvame Deluxe’ y los invitados de saldo

11:56 - Autor:

Este verano, Sálvame Deluxe ha duplicado con éxito su presencia. Ahora se emite en el prime time de los viernes y, además, los sábados. En plena sequía de contenidos en la televisión por el estío, el programa de La Fábrica de la Tele sale fortalecido con su fórmula de cotilleo, peleas, polígrafos y delirios incontrolables, donde ni siquiera ya necesitan grandes cabezas de cartel como reclamo.

Cada vez más, los invitados de Sálvame Deluxe son poco o nada populares. De hecho, tienen bastante poco que contar. Los preferidos: las posibles amantes de hijo de folclórica o, en su defecto, amigos folclóricos de hija de folclórica (ayer, Sema). En definitiva, vale cualquier sucedáneo de folclórica. Incluso también se convierten en entrevista perfecta los propios jefes del programa, como Carlota Corredera que narró el nacimiento de su hija.

Es la cualidad del programa: convertir en tele-realidad todo lo que toca. Y es que, al final, lo que menos importa es el invitado. Lo crucial es dibujar la trama con inteligencia para que despierte el interés del espectador, ya sea a través de una poligonera recauchutada con ganas de popularidad, cueste lo que cueste, o con un colega de Chabelita, que se sienta en el plató soltando como si nada que ‘está en lo más alto‘.

¿Ser entrevistado en Sálvame Deluxe es estar en lo más alto? No, pero para una parte de la población sí. Existen varias generaciones que han construido sus referentes televisivos con este tipo de programas, made in Telecinco, que ejemplifican una variante de fama efímera en el que lo que menos importa es el oficio, el esfuerzo, el talento o la coherencia con uno mismo.

El superpoder de la factoría Sálvame es su capacidad para convertir en espectáculo casi cualquier instante. No es fácil de hacer y ellos siempre logran el más difícil todavía, conquistando a la audiencia más fiel. Aunque también es importante que toda esa audiencia sepa consumir los contenidos con una mirada crítica, entendiendo que el programa es sólo un show de entretenimiento sin más pretensiones y trascendencias que entretener. No todo el mundo lo digiere de esta forma. Quizá tampoco Sema, que fue el protagonista venido arriba de la noche.

Una noche de miserias convertidas, en gran medida. en comedia. Y eso es lo mejor y más complicado del magnético universo de Sálvame Deluxe, un programa construido con habilidad para conectar con grandes cuotas de pantalla y evitar un posible desgaste, a pesar de contar con una edición extra más los sábados.

Al contrario, han transformado el posible obstáculo en virtud. El Deluxe de los sábados no ha sido un problema, ya que han convertido el formato al modo miniserial de fin de semana. El viernes te presentan la primera parte del culebrón y te van cebando para engancharte para el sábado, donde se producirá el desenlace de prácticamente todo lo que te cuentan el viernes. Con pruebas definitorias del polígrafo, claro. La magia de la televisión que sabe como dejar pegada a la audiencia. La telenovela hecha tele-realidad.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las 9 armas de Telecinco para liderar las audiencias

Los 7 parecidos razonables entre ‘Sálvame’ y ‘La Sexta Noche’

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

La adicción a las miserias ajenas. Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

10 años del final de ‘A dos metros bajo tierra’: 6 minutos magistrales para la historia de la TV

22 agosto 2015 - 12:20 - Autor:

Todos los capítulos arrancaban con un epitafio. Todos, menos el último.

Era difícil imaginar que una serie sobre un tanatorio iba a hablar de forma tan certera de la vida. A dos metros bajo tierra lo consiguió. Así, con mayúsculas. Y HBO fue la cadena que tuvo la visión de producir las cinco temporadas de la mano de su creador, Alan Ball.

Esta semana, se han cumplido diez años de la emisión de su final. Fue el 21 de agosto de 2005 cuando la serie de culto terminaba para siempre.

Una década después, los conflictos y personajes de A dos metros bajo tierra siguen más que vigentes. También el cierre de su episodio de despedida: emocionante, sencillo y honesto. Un reflejo de la propia vida.

La narrativa de los seis últimos minutos de la ficción es uno de los finales más magistrales y redondos de la historia de la televisión. Es el mejor fundido (a blanco) que podía tener A dos metros bajo tierra.

> Puedes ver el final pinchando aquí

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las 5 dificultades que sufre el guionista de una serie en España

11 cosas que aprendimos con ‘Friends’

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado en 2013

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Frank Cuesta carga contra su propio canal, Discovery (VÍDEOS)

10:03 - Autor:

Tras mostrar su indignación por el programa de Telecinco Vaya Fauna o las corridas de toros, Frank Cuesta vuele a lanzar una intimidatoria advertencia desde su canal de Youtube. El destinatario del mensaje: su propio canal, Discovery. “No soy un americanito que todo lo hace porque sí“, ha sentenciado el aventurero, mirando a cámara, a través de la popular red social de vídeos.

De nuevo, Frank de la Jungla muestra su irritación en público, aunque no dice los motivos del enfado con la compañía televisiva. Sólo resalta: “nos quedan dos años de contrato, el programa se esta viendo en 30 países, es un exitazo, pero hay cosas por las que no puedo pasar”.

Una declaración que grabó justo antes de irse a rodar una nueva edición de su programa Wild Frank, que emite el canal al que lanza el enojado mensaje. Se trata de Discovery Max, la cadena temática de documentales asentada en España que más producción propia realiza en este género. Y lo exportan, aprovechando las sinergias de los canales internacionales de la compañía matriz internacional.

La aventura salvaje continúa en Wild Frank, aunque el más indomable del programa parece el propio presentador. Sus comentarios aireados en Youtube, que entremezclan reivindicación, altanería e indignación, han sido protagonistas de un verano de escasa actualidad televisiva.

No se salva de ser diana de las críticas desde Youtube ni el canal que acoge su show, Discovery. Tampoco lo medios de comunicación, a los que acusa de la descontextualización de sus controvertidas declaraciones en determinadas informaciones sobre sus vídeos en las redes sociales.

El altivo temperamento que muestra Frank Cuesta en Youtube está robando protagonismo al trabajo que desarrolla en sus programas aunque, al mismo tiempo, también está dando más visibilidad mediática al presentador y a su cadena Discovery. Paradojas de la televisión… y las redes sociales.

> Frank Cuesta, el triunfo de la lucha en la jungla de las redes sociales

@borjateran

Y ADEMÁS…

Vaya Fauna, el fracaso del talent show con animales

 Los 10 mandamientos del tuitero televisivo

Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

El periodismo, el Twitter y la histeria colectiva

El impulso de las cadenas temáticas: 6 canales imperdibles

Así está revolucionando Twitter los contenidos televisivos

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

agosto 2015
L M X J V S D
« jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

TeleDiaria en Twitter