Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Ana y los 7′, la serie creada y ‘escrita’ por Ana Obregón triunfa en Estados Unidos (VÍDEOS)

30 agosto 2014 - 12:10 - Autor:

La ficción española se exporta más que nunca. Los Misterios de Laura y Pulseras Rojas estrenan sus versiones norteamericanas en este mes de septiembre. Por primera vez, las grandes networks de Estados Unidos realizan remakes de producciones de España. Las grandes networks, porque la televisión latina en USA siempre se ha fijado en nosotros. De hecho, en estos últimos meses, la versión mexicana de Ana y los 7, Mi corazón es tuyo, ha sido todo un éxito en Univisión, el principal canal hispano en español de EEUU y el más visto en julio, superando a ABC, NBC, CBS y FOX.

La serie creada por Ana Obregón ha llegado incluso a superar las cadenas en inglés entre los grupos demográficos de 18 a 34 años y 18 a 49 años. Así que Univisión ha decidido mantener la historia de la niñera descocada en temporada alta. La propia Obregón negocia su participación en forma de cameo en esta idea suya que, en realidad, es algo así como una adaptación inconfesa de Sonrisas y lágrimas pero cambiando a la novicia por una stripper madura…

Todo un éxito de la bióloga. Y es que la serie original arrasó en La 1 de TVE desde su estreno en 2002, con shares que llegaron a rondar el 40% y que aguantaron el tipo frente a los vaivenes rocambolescos de su argumento (eran mucho más divertidas las parodias que Yolanda Ramos perpetraba en Homo Zapping). Su despedida en mayo de 2005 fue vista por casi cinco millones de espectadores, aunque el final más interesante se produjo en la vida real, con el juicio entre Obregón y la productora Star Line por lo concerniente a cuatro capítulos extras en los que la historia seguía sin el personaje de la popular presentadora, a la que los guionistas mataban cruelmente en la luna de miel tras la feliz boda que habían visto los seguidores de la serie. Al final, la productora recibió una sentencia favorable para emitir estos cuatro capítulos, pero ya había pasado demasiado tiempo y TVE nunca los emitió, convirtiéndolos, así, casi en una leyenda urbana.

El éxito de Ana y los 7 permitió que Antena 3 diera carta blanca a Ana Obregón para crear una nueva serie en otoño de 2006. Esa delirante serie, donde interpretaba a la Presidenta del Gobierno, fue la aún más demencial Ellas y el sexo débil, que tiene el dudoso honor de haber sido una de las apuestas más efímeras de la historia de nuestros prime times: duró tres capítulos y el tercero se fue con un paupérrimo 6% de share.

Pero Ana y los 7 sí es un éxito, también al otro lado del charco en formato culebrón. Las tramas (que ella misma dijo de escribir, con polémica incluida de los guionistas reales) encajan a la perfección con los gustos de la audiencia latina. Sólo falta ver la aparición estelar de Obregón en la versión de su propia serie. No obstante, ella ya tiene experiencia en ficciones rodadas en américana. Salío en la mítica General Hospital, dice rodar un programa sobre celebrities para la televisión pública TBS y, por supuesto, triunfó con su imborrable papel en El Equipo A o su particular interpretación en la telecomedia ¿Quién es el jefe?.

Y ADEMÁS…

‘Médico de Familia’, un éxito que sigue en emisión en Italia 15 años después de su final en España

Series que existieron, pero que (casi) nadie recuerda

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado en 2013

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Los 4 errores que no debe cometer Toñi Moreno en su regreso a TVE

29 agosto 2014 - 2:47 - Autor:

Tras el final de Entre todos, Toñi Moreno continuará al frente de las tardes de La 1 de TVE con otro programa. La actual cúpula de la cadena pública seguirá confiando así en su talento como presentadora con un magazine, género en el que Moreno tiene experiencia, pues trabajó con profesionales de la talla de María Teresa Campos. Su nuevo formato se llamará T con T y estará dirigido por Antonio Robles, ex director de formatos de la factoría Ana Rosa Quintana como Sabor a ti o Dónde estás corazón. ¿Funcionará este nuevo espacio? Aquí van cuatro errores que no debe cometer Toñi Moreno en su nueva apuesta de tarde, que además estará en el punto de mira después del sensacionalismo de la telelimosna de Entre todos.

1. OPRAH WINFREY YA ES EL PASADO

Dicen que T con T es un espacio inspirado en el show de Oprah Winfrey. Muy novedoso, vamos. Porque la fórmula de Oprah, creada a mediados de los ochenta, ha mostrado síntomas de desgaste a nivel internacional y se está extinguiendo o, como poco, evolucionando hacia terrenos más modernos. TVE se equivoca, por tanto, al vender un nuevo formato mediante esta comparación. Y se equivocarán más aún si optan por la estructura de las sillas con testimonios. De hecho, este tipo de show ya regresó a La 1 hace un año de la mano de Ana García Lozano y no funcionó. Nada. Porque esta puesta en escena huele a rancia y anticuada. La audiencia de hoy ya está en otro punto (por suerte).

2. DESDE EL CORAZÓN

Será un programa de actualidad. Al parecer, no tratará ni política, ni corazón. El nuevo espacio se centrará, por tanto, en sucesos y problemas sociales como los que abordaba Entre todos, aunque sin el envoltorio de la telelimosna. Es obvio que la cadena pública necesita una regeneración en el genero del magazine hacia un programa cercano, constructivo, que esté en la calle sin promover el espectáculo de las emociones. En ese sentido, Inés Ballester ha innovado esta temporada veraniega incorporando el corrillo Amigas y conocidas, un debate con mujeres carismáticas y puntos de vista diversos, sin miedo a lo políticamente incorrecto. Moreno deberá seguir estos derroteros, porque no despertará interés si apuesta por la fórmula de las penas sociales desde la condescendencia. Además, el resultado remitirá peligrosamente a Entre todos, siendo más de lo mismo. Y eso no es servicio público, es la antítesis de lo que debe ser una cadena pública creativa, innovadora y conectada con la vida de hoy.

3. LOS REPORTEROS CÍCLICOS

TVE ha abusado en estos años de los programas con conexiones con reporteros: en playas, montañas, restaurantes o, en su defecto, en sucesos escabrosos tratados con demasiados tópicos. Los contenidos cíclicos y la nula variedad de temas de estos espacios han hecho que su repercusión social ya sea nula. Se han quedado atrás, mientras que la audiencia ha avanzado. La televisión es más que esto. Y los programas de day time de la cadena pública deben atender la problemática real que siente la población, aportar soluciones constructivas y escuchar al espectador. También pensar en la gente joven, ese gran activo abandonado por TVE. Y, por supuesto, además, abrir un gran hueco a la cultura. Es curioso comprobar que, a diferencia de lo que ocurría antaño, la vida cultural es relegada de las entrevistas de los programas magazine de La 1, cuando hay una legión de actores y cantantes que necesitan promoción y derrochan un gran instinto televisivo que podría interesar enormemente al espectador. Se puede jugar con ellos, no quedarse en los recurrentes temas obvios y no intentar constantemente reproducir mal los estereotipos de programas que existieron en otra idiosincrasia.

4. LA SALUDABLE AUTOCRÍTICA

Toñi Moreno es un animal televisivo. Su espontaneidad funciona en un plató. Ella, de verdad, creía en Entre todos y lo presentaba con genuina pasión. Pero su naturalidad ante las cámaras se tambaleó al ponerse a la defensiva ante las críticas. La autocrítica, la complicidad y el diálogo con todo tipo de espectadores será fundamental para que funcione este nuevo programa, que debe abrir sus miras más allá de los espacios de testimonios de Oprah, el programa más copiado del mundo que, por eso mismo, ya agotó su momento. Ahora, TVE tendría que fijarse más bien en rostros internacionales como Ellen DeGeneres, que ha dado un vuelco a los programas de tarde en USA, conjugando espectáculo, entretenimiento y compromiso. La televisión cómplice e imprevisible que conecta con el espectador en busca de su inteligencia y no a la caza de la pena, el miedo o la evasión de mercadillo. Así no, Toñi.

Y ADEMÁS…

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

El grave problema de TVE con la actual susceptibilidad que despierta en la audiencia

La importancia de TVE

Un año desde el cambio de modelo de TVE: 12 meses de pérdida de audiencia ¿y de independencia?

Seis programas que TVE no emitiría hoy

Cuatro programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

Cosas que debe saber un abogado del Estado para presidir RTVE

‘Friends’ regresó anoche, por sorpresa, a la televisión norteamericana (VÍDEO)

28 agosto 2014 - 9:03 - Autor:

  • Jennifer Aniston, Courtney Cox y Lisa Kudrow consumaron un gag en una reproducción de la mítica cocina de ‘Friends’.

Friends volvió anoche a la televisión norteamericana por un día. Jennifer Aniston, Courtney Cox y Lisa Kudrow aparecieron por sorpresa en el programa Jimmy Kimmel Live.

Y Kimmel consiguió reproducir la mítica cocina de la serie en su plató. Estaba tal cual. Y ahí realizaron una secuencia que resucitó por cinco minutos la mejor telecomedia de todos los tiempos.

Este reencuentro televisivo es la primera de las sorpresas que irán salpicando Estados Unidos esta temporada, cuando la NBC celebre por todo lo alto el 20 aniversario del estreno de Friends el 22 de septiembre. De hecho, para conmemorar aún más la ocasión, una réplica de la cafetería Central Perk abrirá en Manhattan, servirá café gratuito y, por supuesto, no faltará en la barra el recordado camarero Gunther.

Así fue el reencuentro de anoche. Atención al botón para activar las risas enlatadas. Grandioso momento televisivo:

11 cosas que aprendimos con ‘Friends’

Y ADEMÁS…

‘Friends’, como nunca la habías visto

Las claves del éxito de Friends

La fórmula de presentar los contenidos de ‘Aquí hay tomate’ se expande por todas las cadenas

8:09 - Autor:

Aquí hay tomate cerró el 1 de febrero de 2008. Telecinco acabó con uno de sus más polémicos éxitos en pleno alboroto de críticas… y demandas. El formato terminó, pero su fórmula no desapareció del todo. Ni mucho menos, pues todo tipo de programas han hecho suya la misma forma de avanzar los contenidos de cada emisión: ‘los cebos’.

Aquí hay tomate inventó efectistas cebos que servían de dinamizadores ganchos del programa. No sólo adelantaban con astucia los contenidos que faltaban por llegar al espacio, sino que además daban ritmo a la escaleta  y otorgaban a cada emisión el nervio necesario para dejar pegado al espectador a la pantalla.

Muy sensacionalistas, cualquier parecido con la realidad casi era una coincidencia en estos vídeos que se permitían todas las licencias con tal de dar un paso más allá en la tensión conspiratoria del informativo cotilla.

Ahora, estas eficaces ‘piezas’ se han expandido, como un virus, por todas las cadenas y por prácticamente todos los géneros televisivos. No sólo en espacios como El Programa de Ana Rosa, Sálvame o, por supuesto, Cazamariposas, heredero más evidente en la manera de presentar los temas de Aquí hay tomate.

También, estos vídeo-gancho, se han incorporado en  formatos de actualidad, como Deportes Cuatro, El Chiringuito de Jugones, Las mañanas de Cuatro e, incluso, en espacios informativos.

De hecho, Más vale tarde de La Sexta regala a su audiencia, cada tarde, constantes cebos: unos más serios, algunos más irónicos y otros más morbosos, como esta semana con el delicado tema del secuestrador de Ciudad Lineal.

La lista de programas con cebos es larga. Muy larga. Es lo que nos dejó ‘El Tomate’, la televisión que, para atar la atención del espectador, incorpora los lenguajes de la tómbola a la información.

Los temas a abordar se venden con promociones refulgentes que no escatiman en rotulación, músicas, titulares rimbombantes y edición frenética. El objetivo: enganchar la atención de la audiencia aunque sea deformando vídeos a golpe de montajes provocadores. Todo sea por la era del infotainment, cuando la línea que separa los géneros de información y espectáculo se desvanece.

Y ADEMÁS…

Cinco virtudes de Telecinco

Así ha sido la revolución silenciosa del programa más denostado de la tele

Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

Belén Esteban, éxito y fracaso del morbo nacional

Jorge Javier, el presentador superviviente

La mítica serie ‘Padres forzosos’ a punto de regresar con una secuela, 20 años después de su final

27 agosto 2014 - 11:21 - Autor:

John Stamos, protagonista de Padres Forzosos, se ha propuesto realizar una nueva temporada de la mítica serie. Y parece que lo va a conseguir. La familia Tanner podría regresar dos décadas después a la televisión debido al éxito de las reposiciones constantes de sus episodios en la tele norteamericana.

La eficaz resurrección de la serie Yo y el mundo con El mundo de Riley, donde los antiguos protagonistas son ahora los padres de la nueva protagonista, ha podido ser el empujón que necesitaba Warner para confiar en el proyecto de Stamos.

Los inventores de la ficción Jeff Franklin y Bob Boyett también forman parte del proyecto y la renovada producción contará con la mayor parte del viejo elenco: Bob Saget, Dave Coulier, Candace Cameron (hemana de Kirk Cameron), Jodie Sweetin, Lori Loughlin, Scott Weinger y Andrea Barber. Sólo parece que faltarán Mary Kate y Ashley, las gemelas Olsen, que se turnaban dando vida a la pequeña Michelle en las maratonianas jornadas de rodaje.

Pero la televisión ha cambiado mucho desde aquel 23 de mayo de 1995 en que Padres Forzosos emitió su último capítulo. Atrás quedaban ocho temporadas en los que esta ficción se convirtió en una de las sitcoms familiares más vistas de toda la historia.

De no hacerse bien la secuela, sería malograr el recuerdo de aquella vida de un periodista televisivo, Danny Tanner, que se había quedado viudo con tres hijas pequeñas y necesitaba recurrir a su cuñado Jesse Katsopolis y a su mejor amigo Joey para que le echaran una mano para criarlas, era la premisa de esta producción que fue enganchado al público sobre todo a partir de su segunda etapa.

La serie de ABC, que en España pudimos ver en abierto por Canal Plus, conquistó a la audiencia por unas tramas que mezclaban a la perfección el humor más surrealista con el enternecimiento más cómplice. Unos ingredientes que han conseguido que, 25 años después de su estreno, sigamos recordando a esta particular familia y tarareando su inolvidable sintonía con ese reconocible skyline de San Francisco al fondo. ¿Tendremos una nueva versión de esta icónica cabecera?

Y ADEMÁS…

Kirk Cameron, de ligón en ‘Los problemas crecen’ a telepredicador

El día que ‘El Príncipe de Bel-Air’ se coló en un capítulo de ‘Blossom’

El día que Steve Urkel se coló en un episodio de ‘Padres Forzosos’

Los ‘peligros’ de trabajar en la televisión en verano (VÍDEOS)

8:15 - Autor:

El final del verano televisivo ya llegó. La próxima semana las cadenas regresan a la normalidad tras su sequía de contenidos en la etapa estival. Se presenta un nuevo curso continuista. Y los presentadores sustitutos y los reporteros playeros recogen los bártulos. Han sobrevivido al estío. Algo que a veces no es tan fácil…

Cuidado con el calor: puede propiciar una explosión de un foco en directo.

Cuidado con las neveras portátiles azules: pueden ser arma arrojadiza.

Cuidado con los urinarios públicos: puede no estar bien señalizado lo que es un lavabo. Y lo que no.

Cuidado con los pantalones: son objetivo de los espontáneos.

Cuidado con las moscas: pueden ser indigestas en un directo.

Cuidado con caminar al bode de las fuentes: resbalan.

Cuidado con las competiciones de bolas gigantes: atropellan.

Cuidado con las conexiones con animales: son muy cariñosos.

Y ADEMÁS…

Las 7 diferencias entre los EMMY y los premios de TV en España

De ‘California Dreams’ a ‘Una chica explosiva’: 5 sintonías de series que suenan a verano (VÍDEOS)

Las 7 diferencias entre los EMMY y los premios de televisión en España

26 agosto 2014 - 14:00 - Autor:

Los norteamericanos son los maestros en el género de las galas de premios. Y la Academia de Televisión de Estados Unidos celebró ayer la 66 edición de sus Emmy. Los homónimos españoles, los premios Iris, surgieron para emular este tipo de ceremonia que sirve para impulsar la industria televisiva. Pero aún nos queda un poquito para estar a la misma altura. De momento, hemos encontrado siete diferencias entre ambos saraos.

1. En los Emmy, hay un presentador que, a través del humor, derrocha una ácida, divertida y sana autocrítica de la profesión, los canales rivales y la propia gala. En los Iris, hay un maestro de ceremonias pelota. Muy pelota. No vaya a ser que se enfade alguna cadena y se dé de baja de la Academia.

2. En los Emmy, hay una espectacular alfombra roja. En los Iris, está el espectacular parking de un casino de periferia.

3. En los Emmy, los invitados y nominados están vivos en el patio de butacas. Saben que son parte principal del espectáculo e incluso se inventan sus propias tramas para sorprender y mantener el show en alto, como anoche el beso de Bryan Cranston a Julia Louis-Dreyfus. En los Iris, los asistentes están con cara de sopor -que sólo disimulan cuando ven que hay una cámara enfocando-. O, en su defecto, se pasan la velada cuchicheando con sus compañeros de mesa, sin prestar demasiada atención a lo que sucede en el escenario.

4. En los Emmy, hay un cómico de prestigio a los mandos. En los Iris, está Mariló Montero queriendo ser cómica de prestigio.

5. En los Emmy, hay actuaciones musicales burlescas que se hacen con seriedad. En los Iris, hay actuaciones musicales serias que terminan siendo burlescas gracias a la ‘afinada’ y ‘vanguardista’ puesta en escena de Ángela Carrasco y su coro.

6. En los Emmy, se hace una gala pensando en conquistar la emoción, complicidad e ilusión de los espectadores. En los Iris, debido a los complejos que aún tenemos con nuestra propia televisión, se cae en el error de mirarse al ombligo hasta espantar a la audiencia.

7. En los Emmy, hay dinero. Mucho dinero. En los Iris, sólo buena voluntad.

Y ADEMÁS…

Oscar 2014: los trucos televisivos de la noche de Ellen DeGeneres

Lo que debemos aprender para Los Goya

Telecinco planea emitir también ‘Sálvame’ en el sábado noche

3:38 - Autor:

Cinco años en emisión y la franquicia Sálvame sigue creciendo en la parrilla de Telecinco. No conoce la palabra desgaste. Al contrario, los responsables de la cadena quieren probar su programa estrella también en la noche de los sábados.

Tras el fin de El Gran Debate, el traspiés de Abre los ojos y la nueva ubicación de Hay una cosa que te quiero decir en un prime time más competitivo entre semana, Telecinco no ha encontrado el recambio perfecto para el sábado, así que una nueva versión en directo de Sálvame puede ser un resultón as en la manga para subir el share de este día.

De esta forma, los responsables de la cadena minimizan el riesgo de realizar una inversión con un nuevo formato y apuestan por un show que ya tienen más que probado. Así, intentarán reproducir en los sábados los excelentes datos del Deluxe en los viernes, una franja horaria con un perfil de audiencia parecido.

No hará falta contratar nuevo equipo, ni productora: sólo que continúe el culebrón de la telerealidad que alimentan los propios colaboradores de este show con sus miserias personales y los conflictos entre ellos mismos.

Si se hace realidad esta medida, Sálvame ocupará prácticamente 30 horas de emisión a la semana. Y esto tiene una contraindicación: ¿Telecinco terminará matando a su propia gallina de los huevos de oro por sobreexplotación? El programa de la productora La fábrica de la tele ya se las ideará para reinventar el formato dentro del propio formato. Son expertos prestidigitadores en dar siempre una vuelta de tuerca a este peliagudo género.

No obstante, lo que está claro es que una nueva edición de Sálvame acrecentará las críticas contra Telecinco y su tematización en este tipo de controvertidos contenidos, aunque eso no parece angustiar demasiado en Mediaset: están poco preocupados por dibujar una imagen a largo plazo y su objetivo principal es el resultado inmediato de conectar con la complicidad del público mayoritario, lo más rápido posible y al menor coste posible. Y en eso, hasta ahora, la chispa que prende Sálvame se muestra infalible. ¿Lo seguirá siendo en la noche de los sábados?

EL FENÓMENO ‘SÁLVAME’, A ANÁLISIS:

Así ha sido la revolución silenciosa del programa más denostado de la tele

Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

Belén Esteban, éxito y fracaso del morbo nacional

Jorge Javier, el presentador superviviente

Miley Cyrus y Beyoncé triunfan en los VMA 2014: Internet, ¿enemigo o aliado de las galas de MTV?

25 agosto 2014 - 6:56 - Autor:

“El twerking, lo he dejado“. Así han arrancado, esta madrugada, los premios MTV Vídeo Music Avards: con Miley Cyrus anunciando que ha enterrado su famosos bailecito. Lo decía en la alfombra roja de unos galardones que han celebrado su 30 cumpleaños.

30 años de rimbombantes galas de MTV. En este tiempo, la pionera cadena musical ha demostrado que hace como nadie este tipo de espectaculares ceremonias musicales, donde lo que menos importan son los premios.

Ganó Miley Cyrus, por Wrecking Ball. Pero recogió su trofeo un ‘sin techo’, representando a todas las personas sin hogar de Los Ángeles. Miley se quedó en un segundo plano, en una esquina del escenario, visiblemente emocionada.

De nuevo, la industria discográfica lleva a cabo una nueva estrategia en la ceremonia de los MTV com Miley. Ahora toca dulcificar a Cyrus tras romper con su imagen de niña Disney dibujando su polémico lado más descocado, que fue una eficaz bomba publicitaria a nivel mundial.

No obstante, tenía que ganar ella: su vídeo ha sido el más visto del año. Con casi 700 millones de visionados en Youtube en menos de doce meses.

Y ese es el gran enemigo íntimo de MTV: Youtube. Los responsables de la treintañera Music Television lo temen. El público ya no va a su programación en busca del videoclip como antaño, pues encuentra cualquier vídeo, sin esperas y a solo un clic, en la plataforma de Google. De ahí la decisión de MTV de diversificar contenidos en realities o series. Incluso planean una saga televisiva de Scream para su canal. Los MTV Awards también sufren esta consecuencia: es una gala demasiado larga, cargada de cortes publicitarios y con una estructura muy estancada en su propia tradición. En definitiva, un sarao ya difícil de seguir en la televisión tradicional pero que, al mismo tiempo, es una fábrica de momentazos que luego triunfan para ser vistos (y compartidos) en Internet. Y MTV borra al instante las actuaciones de esta gala cuando son colgadas ‘pirata’ en Youtube. Paradojas de una cadena, que empieza a darse cuenta de que, sin embargo, su presente está ahí: impregnando las redes sociales de la esencia de la televisión que inventó en los ochenta.

En esa línea, esta última noche, MTV nos ha dejado otro numerazo para la historia: un medley del último disco de Beyoncé. 20 atrevidos minutos de espectáculo -una barbaridad de tiempo para la televisión- sin prisa, pero sin pausa: coreografías, luces, proyecciones… realmente épico. Todo un endiosamiento retransmitido de una diva de la música que acabó en chimpún: su marido y su hija entregando a la propia Beyoncé el Premio Michael Jackson. Muy Paquirrín y Pantoja en Sábado sensacional, aunque a la americana siempre queda más sofisticado.

Beyoncé recogió el premio. Entonces, como buena folclórica,  gritó que “quiere a todos, a sus fans, a MTV, a todos”. Y MTV volvió a dejar claro que sigue siendo maestra a la hora de consumar este tipo de programas internacionales que, para contagiar la dosis de emoción necesaria en el espectador, aparentan ser un caos de histeria, impactos visuales, excentricidades varias y frenéticas pausas publicitarias. Un milimetrado caos en el que no falla nada.

Y ADEMÁS…

Alaska y Mario, un éxito artificial

MTV resucita en abierto gracias a Internet

¿Sería bueno para la salud mental de las nuevas generaciones que regresara ‘Gandía Shore’?

El día que Youtube mató a los programas musicales en TV

Cuando la música triunfaba los sábados en TVE con Rockopop

Derechos deportivos: ¿una trampa económica para las cadenas?

6:00 - Autor:

El fútbol, la Fórmula 1, las motos, el tenis… Todas las cadenas se disputan los derechos deportivos. A veces, incluso hipotecan el resto de la programación para poder adquirir la competición de turno. Lo hacen sabiendo que el deporte no es el mejor aliado para atraer a un público fiel que se identifique con el canal. Y se quede enganchado al resto de programas de la emisora.

Porque los deportes no fidelizan espectadores (factor clave para que una televisión goce de buena salud). De poco sirve tener un 36,4 por ciento de share durante el ratito de una millonaria retransmisión, si al terminar la Fórmula 1 el público huye y la media mensual se queda estancada, como sucedió en los inicios de La Sexta.

De ahí que en el lanzamiento de Cuatro se optará por evitar los eventos deportivos para, así, construir una imagen de cadena más fuerte y rentable: con un público fiel que no necesitaba la dosis de la costosa competición.

Sin embargo, las grandes compañías televisivas siguen disputándose los acontecimientos deportivos. Los necesitan. No pueden vivir sin ellos. ¿Por qué si pueden terminar convirtiéndose en una ruina económica para la emisora? Por cuatro claves fundamentales:

1. AUDIENCIA. Aunque no logren público fiel, sí elevan su media total mensual de espectadores, con la que se vende la publicidad. Y, además, debilitan el share de su canal competidor directo.

2. IMAGEN. Los deportes completan su oferta de contenidos y potencia la marca del canal como fuerte cadena generalista que tiene de todo y para todos, y que invierte dinero en que el espectador no tenga que pagar por su competición favorita.

3. PUBLICIDAD. Con las grandes competiciones se atrae a anunciantes que no suelen comprar espacios publicitarios en la parrilla diaria del canal pero que sí invierten con fuerza en la Fórmula 1 o Moto Gp, por ejemplo.

4. EL RIVAL. La máxima de los directivos televisivos es ‘mejor tenerlo yo, a que lo tenga la competencia’. La estrategia del mal menor que obliga un gran desembolso económico pero que se puede ajustar gracias al equilibrio de la rentabilidad de toda la programación de la emisora.

Y ADEMÁS…

La dificultad de La Sexta

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

agosto 2014
L M X J V S D
« jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

TeleDiaria en Twitter