Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Las “licencias” infinitas de los guionistas de ‘El Barco’

6 enero 2012 - 10:27 - Autor:

El Barco se marcó ayer un especial navideño para la noche de Reyes. Y, una vez más, a los personajes protagonistas les preocupó más bien poco estar perdidos en alta mar sin rastro de tierra firme, ni de más humanidad.

Pero no es raro que esto no les preocupe, porque en ese barco no falta de nada. Ríete tú de los cruceros de lujo… Y es que, por ejemplo, hace unas semanas a la tripulación le daba por versionar el musical Grease y sorprendernos con los actores perfectamente vestidos y caracterizados en la piel de Olivia Newton-John, Travolta y compañía. You’re the one that I want, ooh, ooh, ooh…

En el capítulo de anoche también liaron una gorda, montando un belén viviente con disfraces impecables de ángeles, pastorcillos y demás familia. Vamos, que los almacenes de este buque son un pozo sin fondo de vestuarios varios, no sólo de productos lácteos de una conocida marca.

Y se ve que a su biblioteca tampoco le falta literatura de primera. Porque lo que más chocó de la noche fue ver aparecer en primerísimo plano un libro con el título gigante de Fuga de Cerebros (imagen de abajo). Ahí estaba la actriz Giselle Calderón devorando con desaforado interés esta “novela” que, de forma muy cantosa, remite a una película (cuya secuela se estrenó hace unas semanas) de la misma cadena y de la misma productora que El Barco. Pero da igual: es televisión. Y todo vale para crear la magia en la noche de Reyes. ¡Veremos con qué nos sorprende El Barco en Carnavales!

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/telediaria/2012/01/06/%c2%bfpor-que-lo-llaman-el-barco-cuando-quieren-decir-el-internado-2/trackback/

122 Comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

TeleDiaria en Twitter