Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La última artimaña de los videntes que inundan nuestra TDT

18 Enero 2012 - 9:00 - Autor:

La TDT nos ha traído una variedad incalculable de contenidos televisivos, sobre todo en lo que a videntes se refiere. Las madrugadas son territorio de adivinos de todo tipo y condición. Todas las noches son varias las ofertas de futurólogos dándolo todo, a las mismas horas, para lograr acumular llamadas de la audiencia más ingenua. Sólo unos pocos “afortunados” entran en directo previo pago de su abultado importe.

Pero, claro, rellenar tantas horas de televisión sin fundamento cada vez se hace más complicado. Así que se riza el rizo de la desfachatez y ahora la nueva tendencia es la exterminación de males de ojo en directo, todo ello aderezado con tremendista música a todo trapo, sobreactuación extrema del adivino/parasicólogo/vidente/patán y otras florituras catódicas a prueba de vergüenza ajena. La mezcla de estos ingredientes da lugar a momentos tan intensamente sobrecogedores como el siguiente. Esto sí que es terrible y apocalíptico y no lo de Pedro Piqueras:

[iframe http://www.youtube.com/embed/kIu7yDpBs5w?rel=0 480 274]

Y si no hay mal de ojo que solucionar, hasta te aciertan el número de lotería con una soltura pasmosa, como hizo el brujo Sandro Rey y se quedó tan ancho. Por supuesto… no acertó. Pero todo sea por rellenar la parrilla de barata clarividencia consiguiendo a cambio ingentes cantidades de llamadas a teléfonos de pago.

[iframe http://www.youtube.com/embed/Xg3WkzyrueY?rel=0 480 274]

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter