Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Desaparecerá la mejor TVE de la última década?

20 abril 2012 - 18:41 - Autor:

Una televisión pública es el reflejo de la madurez de un país. Con Televisión Española hemos crecido pero, también, Televisión Española ha crecido con nosotros.

Su evolución, su avance en paralelo con la propia sociedad española, es la característica que ha posicionado al canal estatal entre las grandes televisiones públicas europeas.

Aunque este poderío de TVE no es algo nuevo. Desde finales de los años cincuenta, los profesionales de RTVE han sabido crear con un talento encomiable la televisión de nuestras vidas, la que nos marcó. No hacían falta grandes presupuestos, bastaba con un ingenio inagotable.

En ese espejo de la televisión pública, la ciudadanía empezó a sentir la libertad, a jugar a esquivar la censura, a sonrojarse con el destape y los rombos, a disfrutar del espectáculo, a mover el esqueleto con la edad de oro de la música. En definitiva, a emocionarse a fuerza de ilusión e imaginación desbordante y enriquecedora.

Televisión Española ha sido y es un retrato rotundo de la evolución vital del país. Es fácil ver reflejada la historia reciente de España en la pantalla de TVE.

Probablemente, la televisión pública de los últimos años no ha sido la más talentosa, ni la más creativa, ni la que más ha arriesgado en contenidos. No. Pero sí, hay reconocer que la cadena pública ha logrado hacerse con la credibilidad de los espectadores. Aunque algunos no lo crean, la audiencia es sabia y es difícil colarle gato por liebre. Y TVE se ha ganado con rotundidad la confianza de grandes sectores de la sociedad. Pero no de todos, porque, en nuestro país, aún no toda la población comparte el significado de pluralismo.

La objetividad no existe, ni existirá, pero sí grandes profesionales que desde TVE, contra viento y marea, han demostrado que se podía estar por encima de ideologías. Simplemente, posicionándose al lado de la curiosidad del periodista que busca responder preguntas.

Esa TVE es lo mejor que TVE  nos deja en esta última década. Una TVE que se modernizó, creyó en Internet y apostó por los nuevos lenguajes audiovisuales. Aunque la cadena pública sigue teniendo muchas asignaturas pendientes porque, sin publicidad, Televisión Española debería marcar más la diferencia con los operadores privados y ser una alternativa de contenidos de calidad que arriesga y promueve un servicio público que informe, forme y, por supuesto, no se olvide de entretener e ilusionar al espectador. Todo un valor añadido para estos tiempos que nos está tocando vivir.

Hoy, a través de un real decreto, el Gobierno de Mariano Rajoy ha suprimido la obligación de que el presidente de RTVE sea elegido por dos tercios de la Cortes. De esta forma, el PP no tendrá que negociar con el PSOE el nombre del próximo presidente de la corporación estatal.

La nueva cúpula tendrá mucho trabajo que hacer al frente de TVE, porque la audiencia no se va a conformar con una cadena que olvide la inteligencia de un espectador que, por suerte,  cada vez cuenta con más foros en los que alzar su voz ante lo injusto.

Porque Televisión Española, desde esos estudios de Prado del Rey que mandó construir Fraga Iribarne, debe continuar siendo gasolina fundamental de nuestra sociedad y de nuestro modo de acercarnos a lo que ocurre en el mundo. Esa es la importancia de una televisión pública que es intrínseca a nosotros mismos, que casi forma parte de nuestro ADN.

TEMAS RELACIONADOS

Ocho medidas para salvar TVE

El arte de vender TVE

+Gente se reinventa por los recortes

El patrocinio cultural, ¿la salvación de TVE?

Lo que el amianto se llevó de TVE

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/telediaria/2012/04/20/la-importancia-de-tve/trackback/

3 Comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

Tantos años teniendo que aguantar el discurso de que TVE tenía que ser una televisión independiente, avanzar hacia el modelo de la BBC y cuando sus profesionales consiguen recuperar la credibilidad del ente tras el daño que le hizo la etapa Aznar llega Rajoy y desmantela todo lo andado para volver a poner a controlar la tele pública y lo que es peor asfixiarla retirando sus programas de éxito acompañado de una campaña de descrétido que aboga por desarmarla o cerrarla para favorecer lo privado. Ya está bien.

Hasta dónde vamos a llegar, y hasta cuándo vamos a aguantar??? Tanta provocación puede quedar impune???

Cuanto más gasolina echen mejor y antes arderá, piensan que los españoles se quedarán quietos mientras instalan una pseudo-dictadura, pero se equivocan

Deja tu comentario

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

abril 2012
L M X J V S D
« mar   may »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

TeleDiaria en Twitter