Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Programas olvidados (por suerte) Hoy: ‘Mujer 10′ de Antena 3

30 junio 2012 - 12:02 - Autor:

Justo en el arranque del nuevo milenio, Antena 3 apostó por un gran espectáculo para los viernes noches con una meta recalcitrante: encontrar a la Mujer 10.

Para conseguirlo, las candidatas (siempre acompañadas de sus maridos, claro) tenían que superar pruebas que demostraban si eran buenas esposas… elegantes, ingeniosas, apañadas y otros bonitos tópicos.

Y ya si querían llevarse un regalito tenían que buscarlo sumergidas en una piscina de barro… Esta última prueba era la parte favorita del presentador del show: a Bertín Osborne, se le iban los ojos.

 

Fran Llorente, el hombre que cambió los informativos de TVE

29 junio 2012 - 10:13 - Autor:

Para muchos, Fran Llorente siempre será aquel chico con gafas que sustituía a Lorenzo Milá en La 2 Noticias. Aunque, en realidad, él era el director del informativo de la segunda cadena. Llorente y Milá lograron dar una vuelta de tuerca a la información más encorsetada de TVE para abrir paso a un telediario con ritmo especial y repleto de contenidos que también importaban: ecología, ballenas varadas, asuntos sociales y mucha cultura entre los temas prioritarios.

La 2 Noticias consiguió un público fiel, y el programa fue reconocido con multitud de premios nacionales e internacionales. Incluso se llevaron un TP de Oro que es recordado porque fue hecho añicos por obra y gracia del desparpajo de Ana García Obregón en un célebre gag que pasó a la posteridad.

En abril de 2004, con la llegada de Carmen Caffarel a la dirección general del ENTE y tras ser recomendado por Lorenzo Milá, Fran Llorente fue nombrado director de informativos de Televisión Española. Recogía el testigo de los polémicos años de Alfredo Urdaci, que nos enseñaron a deletrear las iniciales de CC.OO. a toda pastilla y en los que la televisión pública fue víctima de habituales críticas por ser brazo articulado del gobierno. No era tarea fácil romper con esta imagen, pero Fran Llorente llegó arrasando. El primer Telediario en La 1 de Lorenzo Milá ya marcó la diferencia: apareció y, por primera vez en la historia de la cadena, el presentador preguntaba “¿Qué tal?” a los espectadores. Y es que “Hola, ¿qué tal?” fueron sus primeras palabras. Tampoco llevaba corbata. Algo había cambiado.

Los Telediarios se hicieron más cercanos y heredaron la pasión ilusionada de La 2 Noticias, abriendo paso a informaciones que antes no tenían cabida en el engranaje institucional y practicando un periodismo más comprometido con la ciudadanía. Pero pronto se dieron cuenta de que esta fórmula no funcionaba, habían incorporado los cambios demasiado rápido y el Telediario 2 flojeaba en número de espectadores.

Lorenzo Milá volvió a ponerse la corbata. Los informativos modificaron su escenografía y mejoraron los rótulos, adaptándose a las necesidades de los nuevos tiempos. Poco a poco, día a día, los contenidos fueron recuperando la credibilidad perdida y los Telediarios empezaron a aumentar su audiencia hasta consolidarse en un sólido liderazgo.

Desde entonces, Fran Llorente ha capitaneado un equipo de profesionales que han logrado el más difícil todavía: una televisión pública que cree en la televisión pública y que, aunque aún es muy mejorable, intenta contar lo que está pasando, abrir espacio a las preocupaciones sociales y encontrar respuestas a preguntas. Lo han llevado a cabo con la inmediatez que necesita el periodismo de hoy en día, con la potencia visual que nos dan los nuevos medios tecnológicos e incorporando innovadores especiales como Tengo una pregunta para usted.

Eso sí, inevitablemente, esto no ha gustado a todos. El Partido Popular ha pedido en varias ocasiones la cabeza de Fran Llorente porque considera que algunos contenidos no han sido ecuánimes. No obstante, lo que es evidente es que, bajo su dirección, la sociedad ha percibido una de las etapas más independientes de los servicios informativos de TVE. En total, han sido ocho años avalados con más de 200 premios. Incluso, en 2009, el Telediario 2 obtuvo el premio internacional de mejor informativo en los TV News Awards, y, en 2010, TVE fue galardonada con el Global Peace Award, por la cobertura de los conflictos internacionales.

En los últimos meses, y presagiando su final en el cargo, Fran Llorente ha sido distinguido con el Premio Javier Bueno, concedido por la Asociación de la Prensa de Madrid por “su trabajo al frente de los Servicios Informativos de TVE, que, bajo su dirección, han alcanzado un prestigio sin precedentes gracias a la neutralidad y la independencia que han mantenido en circunstancias especialmente difíciles”, y también con el Premio Vázquez Montalbán, otorgado por el Colegio de Periodistas de Catalunya “como referente de calidad, independencia y profesionalidad en el ámbito de los informativos televisivos”. Además, ha recibido el Premio a la Libertad de Prensa de la Universidad de Málaga, a propuesta de la cátedra UNESCO de Comunicación.

Leopoldo González Echenique es desde hoy el nuevo Presidente de RTVE, nombrado por mayoría absoluta y sin el consenso de los partidos políticos. No sabemos el rumbo que tomará la cadena pública a partir de hoy, pero está claro que el mandato de Fran Llorente en los telediarios ha concluido. No ha sido poco tiempo: ocho años en los que la audiencia volvió a creer en TVE, acumulando un público fiel que no es tan fácil de manipular como antaño, pues ya tiene acceso a un enorme caudal informativo a través de nuevos soportes tecnológicos. ¿Quién será el nuevo director de informativos? Julio Somoano (Telemadrid, La Gaceta) es la persona que, a partir de ahora, tendrá en sus manos la credibilidad de los telediarios de nuestras vidas.

TEMAS RELACIONADOS

Ocho medidas para salvar RTVE

Cosas que debe saber un abogado del Estado para presidir RTVE

Fernando Navarrete, el valor añadido del nuevo consejo de RTVE

Lo que os perdisteis por el fútbol: Concha Velasco de Doña Inés

28 junio 2012 - 10:50 - Autor:

Existe vida más allá de la Eurocopa, sí. Y anoche los espectadores menos futboleros pudieron ver como La 2 recuperaba uno de sus Estudio 1 más deliciosos y emblemáticos. Se trata de la versión de Don Juan Tenorio que consumó, en 1966, Gustavo Pérez Puig, director y realizador que falleció el pasado martes.

De esta forma, la cadena pública homenajeaba a este creador con su adaptación de la obra de José Zorrilla, un trabajo que realizó con las colosales interpretaciones de Paco Rabal y Fernando Guillen, en los papeles de Don Juan Tenorio y Don Luis Mejía respectivamente, y con Concha Velasco dando vida a Doña Inés.

Entonces, la ficción en televisión se grababa en un directo teatral que transmitía una magia tan efímera como inmortal. Toda una prueba de fuego para unos actores que se la jugaban, sin red, ante las cámaras. Un Estudio 1 inolvidable, con un reparto inolvidable, que comenzaba así:

Telecinco afirma que continúa ‘Todo el mundo es bueno’

10:36 - Autor:

Todo el mundo es bueno continuará en Telecinco. La cadena de Mediaset ha señalado a Telediaria que el programa sigue grabándose y que, incluso, está a punto de arrancar un nuevo cásting para próximas ediciones.

Una buena noticia para el equipo del espacio que ve como la cadena apuesta publicamente por el show de Pilar Rubio y Jose Corbacho y que rectifica la información, contrastada a través de diversas fuentes, sobre la cancelación del formato anunciada a varios trabajadores del programa.

> Así fue el estreno de ‘Todo el mundo es bueno’

 

Telecinco bate récord histórico de audiencia con la semifinal entre España y Portugal

8:57 - Autor:

La prórroga del partido entre España y Portugal ha sido la emisión más vista de la historia en número de espectadores, desde que se miden las audiencias con el actual sistema (1992).

La prórroga de la semifinal logró 16.485.000 millones con un 77,1 por ciento de share. Mientras que la tanda de penaltis arrasó el consumo televisivo con 18.141.000 y 83,3 por ciento de share, si bien estos minutos de oro no pudieron superar el share del Eurovisión de Rosa López, que tuvo un 85,2 por ciento y sigue ganando al fútbol en cuota histórica. Aunque entonces había menos canales y, por tanto, estaban menos fragmentadas las audiencias.

La emisión completa del partido consiguió una media de 14.182.000 espectadores, con un 75,6 por ciento de share. Excelentes datos que posicionan a Telecinco con un liderazgo mensual sin rival, como nuestra selección.

Sara Carbonero se ríe de sí misma tras olvidar el penalti de Iniesta

1:03 - Autor:

Tras el #GraciasSara, Sara Carbonero vuelve a ser centro de atención en la red social. Y es que la periodista de Telecinco en una de sus entrevistas preguntó a Iniesta que si le “hubiera gustado” lanzar uno de los penaltis que ha clasificado a España en la final de la Eurocopa… Pero de lo que no se acordaba Sara es que Iniesta sí había tirado a portería: “Bueno, de hecho, he lanzado el segundo”, respondió el centrocampista.

En esta ocasión, la reportera supo tomárselo con sano sentido del humor y, al terminar la conexión, remató con un: “ya sabéis compañeros, mañana en Twitter… el penalti de Iniesta”, a lo que, entre risas,  un irónico Manu Carreño contestó: “Gracias, Sara”.

Sonrisas del equipo de Mediaset Sport para terminar una noche de fútbol y televisión que ha llevado a la selección directa a la final de la Eurocopa 2012.

> VER VÍDEO DEL MOMENTO

TEMA RELACIONADO

¿Son machistas los comentarios de #GraciasSara?

 

Telecinco cancela ‘Todo el mundo es bueno’, el regreso de Pilar Rubio

27 junio 2012 - 20:26 - Autor:

Ha bastado sólo un primer programa para que Telecinco haya planteado paralizar Todo el mundo es bueno, el nuevo espacio de Pilar Rubio y Jose Corbacho.

Trabajadores del talent ya han recibido la noticia del cierre del show, si bien existen varios programa grabados listos para ver la luz las próximas semanas (si los audímetros y la contraprogramación lo permite, claro) y fuentes de Telecinco aseguran que el espacio seguirá.

Desde que fichó por Mediaset, Pilar Rubio ha encadenado una lista interminable de fracasos. Piratas, Palomitas, XXS, Cántame una canción, la última edición de Operación Triunfo y, ahora, Todo el mundo es bueno. Sólo un formato aguantó en parrilla: la edición de Más que baile que ganó Belén Esteban.

La mayoría de estos programas han tenido un denominador común: las mofas que ha despertado la ex reportera en la red social. Muchas de estas críticas han sido facilotas, injustas y crueles. Otras, simplemente, de índole profesional.

Ayer salió en defensa de la presentadora la responsable de comunicación de Mediaset España, Mirta Drago, que achacó las críticas de Pilar Rubio (y también Sara Carbonero por el #GraciasSara) al machismo. Lo hizo a través de un artículo en su blog Fuentes próximas, donde vertió unas duras acusaciones hacia el productor de la última edición de Operación Triunfo:

Resulta que a un conocido ex productor de televisión, famoso por su misoginia y sus faltas de respeto, le sentó mal que designaran a Pilar como presentadora de ‘Operación Triunfo’. Como le fastidió la decisión de la cadena que le pagaba el producto, boicoteó el trabajo de Pilar, que no tenía acceso a los guiones hasta el último momento y que tampoco recibía las órdenes adecuadas por el pinganillo, básico para que un presentador pueda seguir el programa mientras se esmera en el directo. Del reconocido productor misógino, uno al que le gusta chillar, especialmente chillar a las mujeres, nadie habló. La furia cayó sobre Pilar. Y ya me estoy excediendo“.

Está claro que Pilar Rubio no tiene la culpa del cierre de sus programas. Ella pone empeño y ganas. Aunque debemos hacer todos una reflexión: no se puede pasar directamente de hacer reportajes graciosillos hipermontados, de tres minutos, a presentar un gran formato de cuatro horas de duración en directo, como sucedió con Operación Triunfo. Y, si me permitís, personalmente, dudo mucho que el productor del programa quisiera destruir su gran formato estrella poniendo obstáculos a la presentadora.

De todas formas, para un gran show de las características de Operación Triunfo sólo unos pocos presentadores están preparados. Y eso sólo se consigue a base de años de trabajo, conocimiento del medio, capacidad de improvisación… y si hay carisma ya es la repanocha.

En cambio, en la última edición de Operación Triunfo, nos encontramos con un espacio bien hecho, con una escenografía potente, con una mimada selección musical, con una realización completa (geniales los enriquecedores planos de reacción durante las actuaciones del jurado, concursantes, público…), con una escaleta que intentaba tener perspectiva catódica. Pero, en cambio, llevaba las riendas del espectáculo una presentadora artificial, cargada de todos los tics del comunicador novato: víctima del pinganillo, sólo decía frases hechas o tópicos, repetía lo mismo tres veces en cada entradilla para sentirse más natural y desconocía lo que es “dar un pie” rotundo al control de realización para que entraran bien los vídeos o la publi.

Pero lo que hay que reconocer es que de todo esto Pilar Rubio ha ido aprendiendo. Mucho. Y si le siguen dando oportunidades, dentro de diez o quince fracasos más, será la nueva Ana Rosa Quintana, por lo menos.

TEMA RELACIONADO

Así fue el estreno de ‘Todo el mundo es bueno’

La primera vez de Pilar Rubio

Javier Sardá se la juega al crítico televisivo Ferrán Monegal

13:01 - Autor:

Anoche, el veterano crítico televisivo Ferrán Monegal recibió en su programa de la televisión municipal de Barcelona (BTV) al mismísimo Javier Sardá. Tras nueve años de insistencia, el periodista consiguió entrevistar al director de Crónicas Marcianas. Aunque la charla no fue ningún masaje relajante… todo lo contrario, la mesa de Telemonegal (así se llama el espacio) se transformó en un ring de boxeo. Eso sí, un cuadrilátero de reflexiones muy interesantes y recomendables para aquellos que nos apasiona la televisión.

En plató, invitado y crítico, hablaron de periodismo, sentido del espectáculo televisivo, de ser friki (“salir en la tele y no parecer friki es un combate perdido”, dijo Sardá) y de la hipocresía general que existe sobre la denominada “telebasura”. Sardá reivindicó su trabajo como showman de Crónicas Marcianas y lo comparó con el “burlesque” del mítico Molino del Paralelo, que siempre fue defendido por los culturetas más puristas de Cataluña cuando era “humor papanata, tetas y gente extraña”.

Además, el comunicador criticó la portada que publicó, en los años de gloria de Crónicas Marcianas, el suplemento Semanal TV con varios rostros de Telecinco metidos en cubos de basura, entre ellos el propio Javier Sardá. “No se puede estar en misa y recaudando”, sentenció el presentador refiriéndose al Presidente de Telecinco, Alejandro Echevarría, que en aquella época también lo era del Grupo Correo (en la actualidad Vocento), editor de esa publicación televisiva que ya ha desaparecido.

Un combate, en directo, que ha llamado la atención en las redes sociales y que terminó en alto con un colofón final digno del mejor Crónicas Marcianas. Y es que, por sorpresa y con ganas de terminar la entrevista, Javier Sardá se levantó, dio un beso en la frente a Monegal y huyó del estudio de BTV. Con esta espantada, Sardá se la devolvió al crítico que tan duro fue con él y, de paso, demostró que sigue manteniendo esa astucia televisiva que le convierte en un gigante de la televisión.

> Puedes ver el programa completo pinchando aquí (en catalán)

TEMA RELACIONADO

El perdón de Javier Sardá

Lo que no contó Sharon Stone a Jorge Javier Vázquez

9:02 - Autor:

Sharon Stone fue anoche la estrella invitada de Hay una cosa que te quiero decir. La actriz, que alcanzó la popularidad mundial gracias a Instinto Básico, fue al programa de Telecinco para sorprender a Nuria, una mujer que ha superado dos aneurismas, un proceso por el que también pasó la intérprete.

En su primera vez en la televisión de España, Stone habló de su derrame cerebral y las consecuencias que tuvo en su vida, el divorcio de su marido o la pérdida de la custodia de su hijo mayor, pero también tuvo tiempo para quitar hierro a la intensidad del espacio a golpe de sentido del humor, hasta ganarse la complicidad de Jorge Javier Vázquez. Tal para cual.

Lo que no contó Sharon Stone a Jorge Javier Vázquez es que está a punto de convertirse en el gran fichaje de Revenge de cara a la próxima temporada, serie que en nuestro país emite la propia Telecinco.

Y es que los rumores cuentan de forma insistente que la actriz de Casino se encuentra en negociaciones avanzadas para incorporarse a Revenge en su segunda temporada. ¿En qué personaje? Si no habéis visto el final de la primera temporada, no sigáis leyendo, pero es obvio que Stone interpretará a la madre de Emily/Amanda, que está vivita y coleando y que al parecer tendrá una importancia capital en los episodios que llegarán a partir de septiembre.

Sharon Stone no pudo con el final de ‘Luna’

Luna ganó la noche con un final apoteósico en el que apareció, por primera vez, una “realista” pata de lobo en los minutos finales. La ficción de Antena 3 dijo adiós logrando la tercera mejor cuota de su historia (15.9 por ciento de share y 2.664.000 espectadores), aunque el programa de Jorge Javier continuó en buena forma y triunfó en el late night. No es para menos, porque los responsables del espacio, que ha resucitado Tengo una carta para tihan sabido dar la vuelta a la dinámica repetitiva, cargada de condescendencia y lágrimas fáciles, del formato. En Hay una cosa que te quiero decir se nota mucho la varita mágica de su director, Josep Tomás, que sabe jugar en los programas a base de creatividad, perspectiva e ideas que desprenden un instinto televisivo a raudales. Incluso lo logra con un espacio tan supuestamente encorsetado como este. Josep Tomás (Supervivientes, Acorralados, Dos Rombos) y su equipo tienen mucha tele por delante…

TEMAS RELACIONADOS

‘Revenge’, lujo y venganza contra la modorra

Jorge Javier Vázquez, la nueva Isabel Gemio

Así se estrenó ‘Luna. El misterio de Calenda’

Siete claves del gran éxito de ‘Supervivientes 2011′

‘Todo el mundo es bueno’, ¿el nuevo fracaso de Pilar Rubio?

26 junio 2012 - 8:40 - Autor:

¿Quién dijo que hacer un talent show era fácil? Anoche, el nuevo programa de Telecinco, Todo el mundo es bueno demostró que realizar un programa de estas características no tiene nada de sencillo. Nada. Y la audiencia desde casa, que es poco paciente, ardió en cólera al ver el chiringuito de Pilar Rubio y Jose Corbacho.

El odio contra este show se apoderó rápido de las redes sociales, con parte de razón: Todo el mundo es bueno parecía Todo el mundo es malo. Unos participantes horteras y muy frikis, ideales para un programa noventero de la Televisión Valenciana (en plena efervescencia casposa de Canal 9), porque los artistas ni impresionaban, ni emocionaban al espectador. Incluso, a varios ya les habíamos visto mostrar sus dotes en Tú sí que vales. Lógico, se nos empiezan a terminar los artistas con ansias de un minuto de gloria catódica…

No obstante, Todo el mundo es bueno intentó alcanzar en su estreno un instinto televisivo en estado puro. El equipo del programa procuró contar con un público vivo en plató, una escaleta con sentido del ritmo y un espectáculo espontáneo. Lo malo: Pilar Rubio transmite todo lo contrario. Y da rabia, porque la presentadora se esfuerza en ser natural y ganar cercanía, pero no lo consigue. El artificio siempre puede con la ex reportera.

Por suerte, allí anduvo Jose Corbacho que trató de poner la rapidez de reflejos que necesitaba un show grabado y tremendamente editado (los cortes de montaje se notaban más que el movimiento de labios de Mari Carmen con sus Muñecos)

Todo el mundo es bueno no lideró el prime time (sólo tuvo un pobre 11 por ciento de share), las próxima semanas deberá aumentar su audiencia o desaparecerá de la parrilla, sumándose así a la lista de fracasos de Pilar Rubio en Telecinco.

Quizá, para mejorar los datos, los responsables del programa deberían acudir a la perspectiva que nos dan los grandes de nuestra historia televisiva. Y es que Chicho Ibañez Serrador ejecutó un espacio de las mismas características, El Semáforo. El programa era bastante parecido, pero su resultado era infinitamente mejor, pues Chicho, para aupar las excéntricas actuaciones, se inventó tramas de guion entre los presentadores, Jordi Estadella, Marlene Morreau y Asunción Embuena. Estos tres, con sus historietas, ponían gracia al formato. Anoche, en cambio, sólo vimos unas presentaciones prototípicas que hacían carismáticas las entradillas de María José Suárez y Juncal Rivero en Noche de Fiesta.

Faltó conflicto del sano e imprevisible en Todo el mundo es bueno. Eso sí, tiempo al tiempo, porque se notaba que detrás del programa está una productora que demuestra perspectiva, ganas y olfato televisivo. Una compañía audiovisual de la que debemos estar muy atentos, puesto que harán cosas interesantes. Se llama: La Competencia (Famosos al volante; Mucho que perder, poco que ganar).

Y ADEMÁS…

La primera vez de Pilar Rubio

La parodia más macabra de Homo Zapping

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

junio 2012
L M X J V S D
« may   jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

TeleDiaria en Twitter