Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Así se hace ‘Revenge’: Ponga un efecto digital en su vida

31 julio 2012 - 6:00 - Autor:

Revenge es una de las series más exitosas de la pasada temporada en USA. Y es que, aunque en España haya pasado por Telecinco con más pena que gloria, su fórmula para el éxito es perfecta: una vendetta, una sufridora protagonista, una villana con lengua viperina, giros rocambolescos, un montón de arpías sueltas y toneladas de lujo. Mucho lujo en una localización de ensueño: Los Hamptons, la zona exclusiva para gente exclusiva de Nueva York.

Eso sí, excepto algunas secuencias rodadas en exteriores verdaderos, poco hay de auténtico en estos Hamptons… Como es habitual en la gran mayoría de las series estadounidenses, el croma es también el elemento estrella en Revenge. Esta técnica de postproducción, que consiste en remplazar un fondo de color (verde o azul es lo más habitual) por una imagen, es clave a la hora de situarnos en la casa de la playa de Emily, en la mastodóntica mansión (con torreón incluido) de Victoria o en la taberna de los hermanos Porter.  A poco que el espectador se fije, el croma canta mucho, pero, aún así, el acabado de estos efectos está mucho más perfeccionado que en series patrias como El barco o Luna.

La segunda temporada de Revenge llegará a ABC el  domingo 30 de septiembre, ocupando la ubicación que ha dejado libre Mujeres desesperadas. Será momento de resolver todos los interrogantes que planteó el último capítulo emitido, con esa hipotética muerte de Victoria en un accidente de avión. Pero mucho nos tememos que hierba mala nunca muere, y que volveremos a disfrutar de la actriz Madeleine Stowe y del resto del reparto dando vueltas por un frío plató de Los Angeles convertido en Los Hamptoms por arte y magia de la televisión:

TEMAS RELACIONADOS

‘Revenge’, lujo y venganza contra la modorra

¿Qué tienen en común ‘Mujeres desesperadas’ y ‘La Familia Monster’?

Las licencias infinitas de los guionistas de ‘El Barco’

Jordi Hurtado celebra la Navidad en pleno verano con ‘Saber y Ganar’

30 julio 2012 - 7:00 - Autor:

Este fin de semana, el concurso Saber y Ganar ha sido fascinante. En pleno verano, el programa más visto de La 2 ha emitido dos ediciones dedicadas a la Navidad. Y ahí estaba su presentador Jordi Hurtado con un bonito árbol navideño a sus espaldas y diciendo a los sabios participantes perlas como ésta: “¡Algunos espectadores ya se están tomando los polvorones con nosotros!”. Ciertamente raro, en pleno julio.

Pero no os preocupéis. Jordi Hurtado no ha perdido la cabeza, ni vive en una realidad paralela. Simplemente, se trata de reposiciones de varios programas concebidos para las pasadas fiestas de pascua. Aunque resulta curioso que los programadores de TVE hayan escogido justo estos “entrañables” especiales, en lugar de otros más atemporales, entre el enorme archivo de Saber y Ganar, con más de 15 años de existencia en TVE. Será que tienen nostalgia de mazapanes…

Ayer, por ejemplo, las opciones de juego eran las siguientes: Pesebres y belenes, Menú de Navidad, Fum Fum Fum, Vuelve a casa y Merry Christmas. Es la magia de los recortes en la televisión pública. Feliz Navidad.

TEMA RELACIONADO

El empleo fijo existe: Jordi Hurtado, 15 años al frente de ‘Saber y Ganar’

Rowan Atkinson, ‘Mr. Bean’, el héroe que cayó del cielo

29 julio 2012 - 12:45 - Autor:

El murmullo emocionado del público inglés al ver aparecer a Rowan Atkinson, Mr. Bean, en la apertura de Londres 2012 sentenció el cariño de un pueblo hacia uno de sus humoristas más carismáticos. El hombre de la mueca infinita. El hombre de la picaresca absurda. El hombre que cayó del cielo para salvarnos a través del humor. Y es que justo así arrancaba su serie: con él cayendo del cielo.

Mr. Bean (1990) solo fueron 14 programas de sketches, pero repetidos hasta la sobredosis. Después vendrían varias secuelas y un filme, Bean (1997), que fue un taquillazo.

Aunque Rowan ya entró por la puerta grande en el mundo de la televisión mucho antes. Fue, entre 1979 y 1982, participando como actor en Estas no son las noticias de las nueve, show de entretenimiento que se llevó un Emmy y British Academy Award. Más tarde, participaría también en prestigiosas ficciones como La víbora negra o Blackadder, una de las comedias de situación más míticas de la historia de la BBC.

El cine también es protagonista de la carrera de fondo de Rowan Atkinson, que es, además, un apasionado de la Fórmula 1 y los coches de alta gama. Incluso tuvo un papel en la secuela de James Bond: Nunca digas nunca jamás. Pero, inevitablemente, Atkinson siempre será el bueno de Mr. Bean.

En los platós de televisión de nuestro país, hemos visto al cómico inglés en varias ocasiones y siempre con un cometido: promocionar sus películas. Programas como El Hormiguero han contado con su presencia. Aunque, probablemente, su paso por Lo más plus, el 18 de julio de 1997, fue su entrevista más emblemática en España. Era un final de temporada del programa de Canal Plus y, cuando llegó el momento de la despedida, la colaboradora Ana García Siñeriz apareció con un coche en plató. En ese mismo momento, los presentadores, Máximo Pradera y Fernando Schwartz, se metieron en el vehículo con ella… se iban de vacaciones. Y Atkinson se quedó sólo en el blanco decorado. Pero, mientras veía alejarse el coche, el cómico inglés regaló un genuino colofón de despedida de etapa al espacio. Lo consiguió gracias a sus tablas de expresividad, ya que se puso a decir adiós a los presentadores como si estuviera viendo partir al Titanic. Memorable.

Esta semana, Rowan ha vuelto a la palestra internacional tras su elogiada participación en la ceremonia de inauguración de Londres 2012 convertido en pianista patán. No ha sido la única vez que ha interpretado a un hilarante virtuoso del piano. Eso sí, en otras ocasiones, el piano era invisible:

TEMAS RELACIONADOS

La BBC vende su mítico Television Centre

Lo que descubrí de los británicos en la ceremonia de apertura de Londres 2012

Diez cosas que descubrí de los británicos gracias a la ceremonia de apertura de Londres 2012

28 julio 2012 - 12:09 - Autor:

5.656.000 espectadores vieron anoche por TVE la ceremonia de inauguración de Londres 2012. La puesta de largo de los terceros Juegos Olímpicos de la capital del Reino Unido arrasó, congregando a un 46,1 por ciento de la audiencia española.

El director de cine Danny Boyle supo impresionar a los espectadores, con un sarao muy cinematográfico que desbordó un despliegue técnico asombroso. Impresionante fue la recreación de una campiña inglesa, de la que surgían grandes chimeneas por obra y gracia de la revolución industrial, inolvidable el ácido lanzamiento desde helicópero (junto a James Bond) de la Reina de Inglaterra e ingenioso el encendido de los 204 pebeteros levitantes, que crecían hacia el cielo hasta que sus llamas se fusionaron en un solo fuego.

Una noche para el recuerdo olímpico que estuvo realizada por la maestría del veterano realizador español José Ramón Diez. El ex director de TVE supo exprimir la tecnología televisiva actual (incluso colgó a operadores de cámara por los aires) para lograr una coreografía perfecta de planos o, de lo contrario, el espectador se hubiera perdido en el amasijo de cosas que estaban pasando en el Estadio. Lo consiguió. También hubo otra gran aparición estelar española: la familia Alcántara hizo un pequeño cameo. Y es que se utilizó un fragmento del primer capítulo de Cuéntame, en una proyección sobre una especie de casa que apareció en escena, para éxtasis de las comentaristas María Escario y Paloma del Río.

Pero la ceremonia olímpica de 2012 fue sobre todo un spot colonizador de cuatro horas de duración. La gala se podía haber llamado ¡Qué guapos somos los británicos!. A diferencia de Barcelona’92, no hubo hueco para la reflexión social más crítica, sólo hubo pompa y autohomenaje. Ellos pagaban el sarao. Ellos podían. Ellos nos enseñaron diez claves de su mundo:

UNO. Los ingleses aún no se han dado cuenta de que Mary Poppins, en realidad, da mucho miedo. Y disfrutan viendo caer cientos de ellas del cielo. Lo hacen para salvar a unos niños que no pueden dormir. Normal, porque están sobre unas camas que desprenden luz. ¡Así no hay quién concilie el sueño!

DOS. Los ingleses están enamorados de David Beckham, a pesar de todos sus tatuajes y de su mujer. Le idolatran aunque conduzca temerariamente por el Támesis con una antorcha olímpica y, encima, lo haga vestido. Algo que ya casi nunca acostumbra.

TRES. Los ingleses no saben lo que es ritmo televisivo. Podrían haber desarrollado los montajes de su ceremonia en la mitad de tiempo y con la misma espectacularidad, pero ya que se pusieron… lo alargaron a más de cuatro horas como si fueran un programador de Telecinco.

CUATRO. Los ingleses se emocionan viendo a Paul MacCartney cantar Hey Jude. Lógico, fue brutalmente emocionante. Una pena que, en realidad, no estuviera el ex Beatle y en su lugar cantara una señora británica con una tonelada de maquillaje. ¿No era él, verdad?

CINCO. Los ingleses tienen una Lina Morgan particular. Se llama Mr Bean y aportó el humor británico en estado de gracia a la ceremonia. Sólo el bueno de Bean lo podía lograr con esa perfección cómica tan cómplice siempre con el espectador, sea británico o no.

SEIS. Los ingleses aman a su Reina Isabel, sobre todo porque es capaz de leer el discurso de apertura de los Juegos Olímpicos mientras duerme.

SIETE. Los ingleses inventaron Internet. Bueno, no todos. Anoche homenajearon al creador que se apuntó el tanto: Tim Berners-Lee. Aunque, eso sí, cuando le vimos aparecer, sentado en su despacho en el centro de la ceremonia, descubrimos que él aún no tiene un ordenador con pantalla plana. Lástima. Pero tenía explicación: era una computadora similar a la original con la que desarrolló las tres W en 1990.

OCHO. Los ingleses, son ingleses. Y por eso no saben hacer el efecto cinematográfico denominado La Noche Americana (rodar con un filtro para que parezca que es por la noche cuando, en realidad, es de día) y no nos colaron que las últimas escenas pregrabadas en helicóptero, con James Bond y la Reina Isabel sobrevolando el Estadio Olímpico, estaban realizadas a plena luz del sol. El truco cantaba demasiado. Pero será que la Reina no quería tirarse con el paracaídas en directo. Era poco fino.

NUEVE. Los ingleses si quieren que algo suceda más rápido plantan unos tamborileros en fila. Así lo hicieron en el transcurso del interminable desfile de los olímpicos. La estrategia no falló. Los cientos de deportistas iban raudos al ritmo de los tambores. Y los espectadores terminamos con la cabeza como un bombo.

DIEZ. Los ingleses no conocen a Cobi. No hubo rastro de mascotas ñoñas en la ceremonia. Lo más parecido que hubo a una mascota es cuando apareció sigilosamente, leyendo un libro de Peter Pan, la creadora de Harry PotterJ. K. Rowling.

@borjateran

TEMA RELACIONADO

Cinco claves de Barcelona 92

Cinco secretos que ha aprendido Londres de la ceremonia olímpica inaugural de Barcelona`92

27 julio 2012 - 9:41 - Autor:

Danny Boyle, director de Trainspotting y ganador de un Oscar por Slumdog Millionaire, es el responsable de la ceremonia inaugural de Londres 2012. A pesar del pacto de silencio, ya ha trascendido que será un acto mastodóntico en el que participarán más de 10.000 personas en escena y que ha costado 32 millones de euros, la mitad que la apertura de los JJ.OO. de Pekín de hace cuatro años.

Este acontecimiento mundial, que se podrá seguir a través de La 1 de TVE a partir de las 9.45 de la noche, seguirá bebiendo de elementos que incorporó con maestría la apertura de Barcelona’92. Una ciudad que reinventó para siempre la forma de entender y sentir las galas olímpicas.

Uno. El espectáculo de lo imprevisible.

Barcelona’92 incorporó un nuevo lenguaje desde los primeros instantes. Los responsables de las ceremonias de apertura y clausura, encabezados por dos grandes publicitarios, Luis Bassat y Pepo Sol, tuvieron claro que había que huir de los habituales faustos que mostraban un mundo idealizado, feliz y perfecto para enseñar la realidad del mediterráneo: con lo bueno, lo malo… y lo salvaje. La Fura dels Baus puso el resto. En el Estadio Olímpico de Montjuic hubo soles, mares, caos, cuerpos… se representó la guerra, el dolor, el sida e, incluso, apareció Hércules. Se había terminado con la gala idealizada, con desfiles casi militarizados, que convertían el evento en algo frío y previsible. Barcelona inauguró la ceremonia comprometida, casi artesanal y con instantes para la reflexión. Esta noche, Danny Boyle hará lo mismo desde Londres. Habrá referencias a la campiña inglesa o a la revolución industrial. Eso sí, con mayor inversión económica (las galas de Barcelona´92 no llegaron a los 2 millones de euros) e incorporando la aparición de animales en el espectáculo, algo que está despertando polémicas entre las asociaciones protectoras.

Dos. La televisión cómplice.

En la historia de los JJ.OO. la televisión miraba como un espectador más las ceremonias de apertura y clausura, desde la barrera. A partir de Barcelona’92 la tele era arte y parte del evento. Estaba todo medido para que la realización catódica envolviera e impulsara lo que estaba sucediendo en el Estadio Olímpico. Pocos planos fueron fruto de la casualidad. La expresividad era la meta. Y una cámara desde un helicóptero regaló unas imágenes espectacularmente memorables de aquella noche barcelonesa, noche en la que gracias a la televisión se logró transmitir a los cinco continentes la pasión de una ciudad que gritó, a coro, “¡Hola!” al mundo.

Tres. Los artistas entregados.

El prestigioso publicista Luis Bassat, presidente de la organización de las ceremonias de Barcelona, sólo tenía una peseta para pagar a cada gran artista que debía participar en el sarao. Todos aceptaron. El reto lo merecía. Pepo Sol quería mezclar géneros y propuestas que representaran un país tan variopinto como talentoso. Y arriesgó con Montserrat Caballé, Josep Carreras, Placido Domingo, Cristina Hoyos, Alfredo Kraus, Aume Aragall, Teresa Berganza y, por supuesto, tampoco faltó la rumba catalana de Peret, en la clausura. Esta noche, ya se ha filtrado que estará Paul Mccartney. No podía ser de otra manera.

Cuatro. La ilusión contagiosa.

Los ciudadanos, que inundaban las calles y el estadio olímpico, fueron el otro gran protagonista de las ceremonias. Barcelona demostró una ilusión acogedora y activa que traspasó las conexiones vía satélite. El público estaba entregado, se sentía protagonista vivo y desprendía que lo estaba disfrutando. Además, las ceremonias propiciaron un público partícipe, que desde su asiento tenía tareas encomendadas con pequeñas luces de feria. Cualquiera que estaba en el Estadio de Montjuic tenía su cometido. ¿Lo vivirán así esta noche los británicos? Boyle quiere que sí.

Cinco. La emoción tensa.

El momento culmen de la gala de apertura fue cuando el arquero Antonio Rebollo lanzó en la diana del pebetero el fuego olímpico. Lo hizo a través de su flecha. Acertó, sí. Pero en los ensayos no estuvo siempre tan atinado. De hecho, había un mecanismo que activaba el pebetero sí o sí. Fue el gran instante para pasar a la posteridad y arañar el nervio de la millonaria audiencia. ¿Acertó realmente el tirador? Una original puesta en escena, tan espectacular como tensa, que no olvidó de mimar una banda sonora que aumentaba la emoción del momento. Rebollo encendió el pebetero. Y el zoom calculado del cámara aupó una imagen que ha quedado tatuada en la retina de un país, en la resaca creativa de los años ochenta, que descubrió lo que era capaz de conseguir con audacia, ilusión y talento. ¿Cómo será el encendido del pebetero de Londres?

TEMA RELACIONADO

Histórico despliegue de TVE en los JJ.OO. de Londres 

Mediaset y Antena 3 reducen sus beneficios a más de la mitad. ¿En qué lo nota el espectador?

26 julio 2012 - 15:36 - Autor:

La pérdida de inversión publicitaria es latente en los dos grandes grupos televisivos de nuestro país. Mediaset ha cerrado el curso ingresando 37,6 millones de euros, un 53,8 por ciento menos que en 2011. Mientras, el grupo Antena 3 ha ganado, en el primer semestre de 2012, 17.9 millones de euros, un 66,8 por ciento menos que hace un año, según informaron hoy ambas cadenas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En los primeros seis meses del año, el importe neto de negocios de Mediaset logró los 465,9 millones de euros, un 11,9 por ciento menos que en el año pasado, y su beneficio de explotación se situó en 32,02 millones de euros, cifra tres veces inferior a la misma del periodo de 2011.

Por su parte, en el mismo periodo de tiempo, Antena 3 alcanzó unos ingresos netos de 384,6 millones de euros, un 8,6 por ciento menos que en el primer semestre del año anterior. Además, en entre estas fechas, los beneficios de explotación se situaron en los 34 millones de euros, un 56,3 por ciento menos.

PERO, ¿EN QUÉ SE TRADUCEN ESTOS FARRAGOSOS DATOS EN EL CONSUMO TELEVISIVO DEL ESPECTADOR?

Mediaset y Antena 3 para mantener su rentabilidad en plana crisis han cambiado su estrategia de negocio a nivel de inversión en contenidos. El espectador cada vez nota más la desinversión públicitaria, que deja de ser un ente abstracto para marcar la programación de las grandes cadenas.

En este año, Telecinco ha dejado de producir programas de colosal éxito de audiencias, pero, también, muy costosos de producir, como Supervientes. Y, desde la cadena líder, se ha interesado por formatos más cercanos al low cost, con un rendimiento solvente en números de espectadores y que son más flexibles a la hora de alargar su tiempo de duración sin un incremento importante de gasto.

De esta forma, la televisión actual es el habitat natural perfecto para magacines, docushows, grandes debates o realitys sin grandes alardes y en espacios más controlados, como sucede con Gran Hermano. Por estos motivos, la última edición de GH ha sido la más larga. No había otro contenedor de telerealidad para coger el testigo: era más barato estirar la fórmula con unos concursantes con cachés bajos. Porque, también, los cachés en televisión están devaluándose.

Otro género que está notando la floja inversión publicitaria son las series, que siguen siendo un producto mimado de las cadenas, pero ajustando presupuestos al máximo. En la última temporada, Antena 3 ha sido más camicace en la apuesta por la ficción. Tiene un larga cartera de producciones que no son precisamente de bajo coste. Ha arriesgado, quizá demasiado. Y, por eso, está esperando a jugarse las cartas en un momento mejor. La gran mayoría de estas series buscan su fecha de estreno a partir del próximo mes de septiembre.

Haciendo cola para ver la luz están las miniseries El corazón del océano y El tiempo entre costuras, la comedia Fenómenos, el estreno de Imperium, la nueva temporada de El barco (con Mario Casas con menos ropa también para ahorrar), los nuevos capítulos de Con el culo al aire, el regreso de Gran Hotel o la renovación por ocho episodios más de Luna, entre otras, son el valor añadido del riesgo de Antena 3.

En cambio, aunque antes era una factoría colosal de series, Telecinco también está siendo más austera con la ficción. Ahora rueda Familia, con Alexandra Jiménez, y la consolidada Tierra de Lobos. También prepara el regreso de La que se avecina (emiten reposiciones los lunes en prime time) y, en los próximos días, estrena Frágiles de Isla Producciones.

La desinversión publicitaria, que va intrínsecamente unida a la maltrecha crisis, nos regala una televisión más pobre, sobria y parca. Una televisión que deberá agudizar el ingenio y que, de momento, nos deja un gran damnificado: el verano, sin una programación renovada, diferente y refrescante, como era costumbre en otros tiempos: para desengrasar la rutina diaria de la parrilla, para proteger a algunos rostros de posibles sobreexposiciones mediáticas y para servir de campo de pruebas de programas con la vista puesta en la nueva temporada.

La BBC vende su mítico Television Centre y se muda a una sede de 12.300 millones de euros

7:00 - Autor:

Si hay un edificio de televisión legendario, ese es el BBC Television Centre. Construido por fases, entre 1960 y 1963, su Stage 1 fue el más grande de Europa, hasta que, poco tiempo después, TVE inauguró Prado del Rey. Había que adelantar por la derecha a la BBC y pusimos un puñado de metros más al que sería el primer gran plató de España: el Estudio 1 de Televisión Española.

En estas semanas, los trabajadores y las estrellas de la BBC despiden, con nostalgia, a esta histórica factoría televisiva, situada en West London. Aquí se rodaron inolvidables programas como Top of the Pops, Blue Peter, Doctor Who, Fawlty Towers, Monty Python’s Flying Circus, Absolutely Fabulous o, últimamente, Strictly Come Dancing (¡Mira quien baila!)… Y tantos otros espacios… Todo lo imaginable se podía hacer realidad en estos platós que se repintaban y redecoraban a diario.

Pero la quimérica sede de la BBC ha sido vendida, por 255 millones de euros, a la inmobiliaria Stenhope PLC, aunque el complejo está protegido y no podrá ser derruido. Los británicos siempre han amado su televisión pública y por ende su sede, que incluso es protagonista de uno de los tours turísticos más visitados de Londres. No es para menos, allí pueden ver, in situ, como se crea la tele, y además, se encuentran de golpe con los últimos cincuenta años de biografía catódica del Reino Unido que se realizaron desde el Television Centre, relevante y visionaria obra del arquitecto Graham Dawbarn.

No obstante, para ahorrar gastos  y exprimir todos sus centros de producción, la BBC está redistribuyendo sus posesiones. De esta forma, se impulsarán los grandes platos del MediaCityUK’s en Manchester, desde donde ya emite el canal infantil del grupo y el departamento de deportes. Además, seguirán apostando por otros amplios estudios propios, como los veteranos de la compañía en Elstree, especialmente utilizados para shows de entretenimiento.

Pero el gran centro de operaciones de la BBC ya ha dejado de ser el añojo Television Centre para pasar al corazón de Londres, en Oxford Circus, justo detrás de la antigua Broadcasting House, casa de piedra que albergó los comienzos de la BBC y, más tarde, acogió las radios locales.

La nueva sede, bautizada como New Broadcasting House (en la imagen sobre estas líneas), es una mole de cristal que cuenta con una de las redacciones digitales más grandes del mundo y con cinco estudios de televisión completos en el subsuelo. Eso sí, de menores dimensiones que los del Television Centre. Su diseño inteligente, inundado de los colores oficiales de la cadena, permite ahorrar luz eléctrica gracias a grandes cristaleras y a un sistema que gestiona la temperatura de las salas, aprovechando el calor humano y la energía que desprenden los ordenadores.

La curiosidad de este gran inmueble es que el público tendrá acceso, desde la calle, a un café panorámico en la planta baja, donde se podrá observar el trabajo en directo de los profesionales de la BBC. En total, 6.000 empleados de la corporación pública desarrollarán sus tareas en este edificio, que ha sido financiado a través de los impuestos de los ciudadanos. Lo que se traduce en una inversión de 12.300 millones de euros.

Ahora queda esperar qué pasará con la sede histórica de la BBC, que fue renovada con la última generación de equipos dígitales hace solo unos años y que, en estos días, se está quedando vacía poco a poco. El majestuoso Television Centre busca un futuro digno, con su Studio 1 al frente, su hermoso hall de entrada o el armónico patio circular con su gran fuente central. Unas instalaciones que, con su abrumadora personalidad arquitectónica, fueron protagonistas cómplices de cincuenta años de creativa y talentosa historia televisiva que ya está marcada para siempre en la memoria de los británicos. Y así de emocionados lo recuerdan sus protagonistas:

> Tour virtual de 360º por platós de la BBC

> Descubre los edificios de la historia de la BBC (en inglés)

 

Telecinco quiere el Mundial de Brasil: pros y contras de una inversión en derechos millonaria

25 julio 2012 - 8:00 - Autor:

Hace unas semanas, en una comida con medios de comunicación, el mandamás de Telecinco, Paolo Vasile, decía a su reina de las mañanas: “Tú me da más resultado que la selección, Ana Rosa”. En ese instante, saltaban las alarmas: ¿No había sido rentable la Eurocopa 2012 para Mediaset España?

Recuperar la millonaria inversión económica de los derechos del fútbol siempre es una meta difícil para una cadena, por no decir imposible. Y en Telecinco ya lo sabían. Pero el éxito televisivo de la Eurocopa no sólo se mide a través del beneficios en euros: más allá de recuperar el dinero gastado, en la pasada Eurocopa se acercó a los 70 millones de euros, hay también otro tipo de lucros muy jugosos.

Gracias al fútbol, Telecinco se ha consolidado en la primera posición de audiencias, elevando su media total de espectadores y, a nivel publicitario, ha logrado atractivos anunciantes que no son habituales clientes de la parrilla del canal.

Además, retransmitir los partidos de La Roja ha fortalecido la imagen de marca de los canales de Mediaset, Telecinco, Cuatro y, sobre todo, Energy, frecuencia masculina que todavía  es desconocida para una gran parte de la audiencia y que se está abriendo paso con el fútbol de primera línea, tenis o el campeonato de MotoGP.

Eso sí, la contraindicación de estas grandes competiciones deportivas estriba en que estos derechos, encima de ser muy costosos, no fidelizan espectadores. El público se olvida de la cadena al terminar la competición de turno y no se transforma en cómplice del canal como, en cambio, sí consiguen otros formatos mucho mas baratitos que arrastran fieles seguidores: realitys, magacines, series, programas espectáculo…

No obstante, Manuel Villanueva, director general de contenidos de Mediaset España, ha declarado a EFE que están interesados en los derechos del Mundial de Brasil de 2014. Aunque, también, ha reflexionado sobre los elevados precios que impone la FIFA, valor que no es acorde con la situación económica internacional.

De hacerse de nuevo con esta competición, Mediaset se afianzará como la televisión de La Roja. Y como dice Paolo Vasile: siempre compensa tener estos derechos porque así no son de la competencia. Habrá que ir pensando en un nuevo y pegadizo eslogan  para Brasil… ¿No hay tres sin cuatro?

Y TAMBIÉN
> Cuatro la cadena que reinventó la forma de vivir el fútbol en televisión

La entrevista que hizo Jordi Évole a Peces Barba en ‘Salvados’

24 julio 2012 - 12:16 - Autor:

Así interrumpió Jordi Évole a Gregorio Peces-Barba en Salvados. Lo hizo en la Universidad Carlos III, mientras el padre de la Constitución escuchaba música clásica. 15 minutos de entrevista al ex presidente del Congreso, que hoy se convierten en valioso testimonio para la historia. Hablaron de la Casa Real, de la Constitución, de  la “obsesión republicana” de algunos partidos, de la dedicación exclusiva del rey, de las novias del príncipe e incluso de Iñaki Urdangarin.  Descanse en paz Gregorio Peces-Barba.

‘Isabel’ tiene que desmontar sus 3.000 metros de decorados al seguir sin fecha de estreno en TVE

9:22 - Autor:

“TVE se carga, tras 5 meses en albis, definitivamente la serie Isabel. Diagonal empieza a desmontar los decorados. Sin palabras”. Con este tuit , el actor Peris Mencheta comunicaba el cierre de una serie de época que aún no se ha estrenado: Isabel. Y eso que ya está rodada una temporada completa de 13 capítulos y se anunció otra segunda.

Pero los recortes presupuestarios de RTVE, y el vacío de poder en la estrategia televisiva del viejo ENTE, han terminado con la paciencia de la productora Diagonal, que, con esta incertidumbre, no puede afrontar más tiempo al coste que supone mantener los grandes e históricos decorados de la producción, que simulan el Alcázar de Segovia y el Castillo de Arévalo en un plató de 3.200 metros cuadrados.

El estreno de Isabel fue interrumpido bruscamente sólo pocos días antes de producirse. El motivo: el tijeretazo económico impedía la proyección de los capítulos: ya que cuando TVE emite, TVE paga la mayor parte de la ficción. De esta forma, la esperada serie sobre la vida de Isabel La Católica se quedaba en un cajón. Y no parece que salga de ahí a corto plazo.

Dirigida por Jordi Frades y protagonizada por Michelle Jenner (Isabel) y Rodolfo Sancho (Fernando), Isabel fue proyectada en el pasado Festival de San Sebastián con excelentes críticas. Además, la productora Diagonal, orgullosa de su producto, invirtió en una gran premiere en el Cine Capitol de Madrid para impulsar la fecha del estreno televisivo e, incluso, rtve.es tiene listo un completo especial con todos los detalles de esta historia, que intentaba repetir el éxito de La República. Pero nada.

Ahora, la inoperatividad de TVE ha llevado a un enfriamiento de las relaciones con los responsables de esta serie, que podría terminar en la aireada marcha de Amar en tiempos revueltos a Antena 3. Y es que la productora de Isabel, Diagonal, es la misma de otros éxitos de Televisión Española como La República o la longeva Amar en tiempos revueltos, que sigue pulverizando el share en las tardes y es uno de los pilares fundamentales de la programación de La 1.

Esperemos que este retrato de una emocionante Isabel La Católica pueda ver pronto la luz, junto al resto de las numerosas ficciones de TVE ya rodadas. Una producción que llegó a tener hasta su propio reportaje en el Telediario:

Y ADEMÁS…

¿Por qué las cadenas están obsesionadas por las series de época?

El mérito de ‘Amar en tiempos revueltos’ durante 1500 tardes

‘Amar en tiempos revueltos’, cantera de actores

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

julio 2012
L M X J V S D
« jun   ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

TeleDiaria en Twitter