Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Eva Braun, la absurda amante de Hitler y sus grabaciones caseras

17 julio 2012 - 10:39 - Autor:

“Se llama Eva Braun. Es la amante de Hitler. Mientras ella hace gimnasia a orillas de un lago de montaña, millones de víctimas de su amante agonizan en toda Europa”. Así comienza Eva Braun en la intimidad de Hitler, el documental que recuperó anoche La 1 de TVE, logrando un 8.9 por ciento de share, 896.000 espectadores y abriendo debate en las redes sociales.

Este reportaje de una hora, dirigido por Isabelle Clarke y Daniel Costelle  y que ya fue emitido por La 2, muestra la vida íntima de Hitler a través de la mirada de su amante, Eva Braun, que realizó numerosas grabaciones, como aficionada, gracias a su propia cámara de 16 milímetros, que le regaló el Fhürer.

De 1937 a 1944, Braun grababa a su amante porque pensaba que Hollywood utilizaría sus imágenes para una superproducción. Se equivocaba. Al final, estos fotogramas, que registraron a numerosas personalidades inocentemente, fueron incautados por los servicios secretos aliados en 1945 y presentados como prueba en los grandes juicios al régimen.

Eva Braun en la intimidad de Hitler es una radiografía voyeaur de la vida de Adolf desde dentro. Por primera vez, todo este material casero se reúne, como si fuera un reality en celuloide, para acercarnos a un Hitler aterradoramente cercano. Porque Hitler da miedo incluso rodeado de sus perritos en la gran terraza de su casa de descanso en los Alpes Bávaros. Y esa es otra cosa que aprendemos con este documental: a Hitler le encantaban los animales. A su manera, claro.

Esta producción dibuja un retrato espeluznante de toda la historia del sangriento régimen desde la perspectiva de la amante frívola, complaciente, absurda y siempre ajena al mundo. Un mundo que Eva grababa para inmortalizar su felicidad, aunque sólo logró transmitir la inconsciencia del terror más atroz.

Televisión autonómica valenciana: caspa, derroche y ¿corrupción?

8:00 - Autor:

Los empleados de Canal 9 luchan estos días por sus puestos de trabajo. Sólo sobrevivirán 400 de los 1800 que tienen nómina en la televisión autonómica valenciana (RTVV). Ellos pagan ahora los platos rotos de una controvertida cadena, lastrada por sus informativos partidistas y por una avariciosa gestión, cargada de delirios de grandeza e, incluso, implicada en el Caso Gürtel. Pedro García, ex director general de RTVV, tuvo que dimitir al existir diversos contratos irregulares con motivo de la visita del Papa a Valencia. Los trabajadores culpan a García de la difícil situación de la cadena, que gastó 9,5 millones de euros en contratar una empresa de audio y vídeo para recibir al Santo Padre.

El ex directivo de RTVV admitió que Álvaro Pérez, el Bigotes,uno de los cabecillas del Gürtel, le hacía regalos, pero porque es algo “normal entre amigos”. Se da la casualidad de que la mujer de El bigotes, Noemí Ramal (ex Mamachicho), colaboró con numerosos programas de Canal 9 y llegó a presentar las campanadas, junto al popular conductor valenciano Paco Nadal. Aquí un ensayo:

Además, Canal 9 ha sido un importante campo de cultivo de los pioneros formatos del corazón más amarillo, como Tómbola, que multiplicaban la agresividad a la hora de tratar a los famosos, a cambio de cheques millonarios y enterrando la esencia de una televisión pública autonómica.

Tampoco se quedaron atrás los debates sensacionalistas, que fueron los reyes del prime time de la cadena y donde los gritones contertulios terminaban literalmente a bofetada limpia… o rompiendo copas.

Canal 9 también fue protagonista de grandes fichajes de presentadores. Los medios nacionales se hicieron eco, en 1998, del contrato millonario de la cadena con la modelo Mar Flores, que supuestamente cobró 18 millones de pesetas por tres meses al frente del concurso La música es la pista. Esta inversión se convirtió en un rotundo éxito que se mantuvo más de cuatro años en emisión.

Pero no todo fue caspa, cotilleos y derroche. Desde su nacimiento en los ochenta, Canal 9 también hizo grandes, dignos e inolvidables espacios televisivos que están marcados en la memoria de los valencianos. Programas como Inés de Nit de Inés Ballester, El show de Toni River, El Show De Joan Monleon, De bat a bat, Solfa íntima, Grafiti, Rialto Bar o el concurso Tria tres de Ximo Rovira dejaron el listón alto a una veterana televisión pública que se olvidó que era pública.

TEMAS RELACIONADOS

Los trabajadores de Canal 9 ocupan el plató de informativos

Los excesos de la mastodóntica Radiotelelevisión Valenciana

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

julio 2012
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

TeleDiaria en Twitter