Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Guía de sustos televisivos para triunfar en Halloween

31 octubre 2012 - 7:00 - Autor:

Llegó la noche de Halloween. En nuestro país, estamos incorporando poco a poco esta tradición. Pero no aún en la televisión nacional, donde esta escalofriante fiesta es todavía algo anecdótico. De hecho, sólo grandes como Chicho Ibáñez Serrador se atrevieron de verdad a ridiculizar la muerte en programas de prime time.

En cambio, en Estados Unidos los programas se vuelcan con la festividad de Halloween casi por obligación y, cada año, intentan rizar el rizo de la diversión en forma de sustos.

Experta en esto de hacer una televisión muy entretenida a base de “sobresaltos” es Ellen DeGeneres. La presentadora es fiel a su terrorífico programa especial de Halloween.  Y lo sufren sus invitados estrella, su equipo, su público e, incluso , ella misma…

Ésta es la guía de sustos televisivos para triunfar en Halloween, según la maquinaciones de la comedia pura de Ellen DeGeneres. Miedo:

ESCALOFRÍO 1. ASUSTANDO AL PÚBLICO

El infalible susto del fotomatón

ESCALOFRÍO 2. ASUSTANDO A SUS TRABAJADORES

El pánico de la bolsa de basura que baila

ESCALOFRÍO 3. ASUSTANDO A SUS ESTRELLAS INVITADAS

Los muñecos malignos que atacan por la espalda

Y ADEMÁS…

Seis terroríficos momentos del ‘Un, dos, tres’ para Halloween

The Ellen DeGeneres Show, diez años de televisión

La televisión que se hace en Youtube y triunfa en Youtube

30 octubre 2012 - 9:40 - Autor:

Youtube ha democratizado la creación audiovisual. No es tele, pero casi. Y es que la red social de vídeos se ha convertido en un hervidero de ideas que bien podría ser cantera de nuevos guionistas y talentos de programas.

En Youtube, además de millones de montajes de perros y gatos o cientos de videoblogs egocéntricos que no aportan nada especial, también nos encontramos a muchos jóvenes que han demostrado tener toneladas de ingenio. Entre ellos y entre tantos, destacan dos: Elvisa o Desahogada. Estas dos estrellas españolas de Youtube quizá no lo saben, pero hacen televisión. Y de la buena.

Sus vídeos arrasan en visitantes. Dan de qué hablar. Superan en audiencia a programas de la TDT. Y cumplen las claves para expandirse por la red: son breves, no se pierden en fanfarrias y derrochan diversión, aunque, también, incorporan un plus trascendental en sus piezas: logran la parodia absurda que no siempre se queda en lo manido y suele conectar con el humor en el que la gente se siente reflejada.

DESAHOGADA

Nadie ha visto su cara. Porque Desahogada sólo dobla, pone voz (voces, y qué voces) a vídeos y crea un surrealismo que no tiene miedo a trascender lo absurdo.

En otra época, esta chica ya hubiera sido fichada por un programa como El Informal y su camaleónica voz estaría omnipresente en nuestras vidas. Hace un humor para el que otros necesitan una legión de guionistas. Sus vídeos son un valor seguro de audiencia en Youtube.

ELVISA

Tras el éxito de videoblogueras con “tutoriales” en los que te enseñan cosas prácticas (y cruciales) como “¿cómo maquillarse igual que Sara Carbonero”, Elvisa nació para poner cordura y creó su propio canal de consejos. ¿Cómo sacar punta a un lápiz? ¿Cómo arrancar un coche? ¿Cómo fregar los platós?. Elvisa explica (a su manera) las cosas que realmente importan. Y sus surrealistas consejos son un filón en la red social.

Aunque no lo pueda parecer a priori, esta parodia viral, que comenzó realizándose con una simple webcam. es una idea perfecta: absurdas píldoras que se ríe de los trascendentales tutoriales que inundan Youtube. Microhistorias donde no importa tanto la calidad de imagen como una ironía que, más allá del chacarrillo en el ciberespacio, tiene una intención clara y bien dirigida por su creador. Una acidez que se consigue a través de la mirada de una “chiquilla” esperpética que no es precisamente una lumbreras. ¿Quién no tiene algún conocido que es igual que Elvisa? ¿Se habrá dado por aludida en esta parodia la famosa videobloguera Isasaweis?

@borjateran

Y ADEMÁS…

Raffaella Carrá de dama de la tele a musa de Youtube

Quince años sin la fortaleza frágil de Pilar Miró

29 octubre 2012 - 7:00 - Autor:

Era un domingo de octubre de 1997. Pilar Miró fallecía en su domicilio madrileño a los 57 años. A su lado estaba su hijo, Gonzalo. Sólo habían pasado unos días de su último trabajo: el enlace entre la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en Barcelona.

15 años después de aquella magistral retransmisión “real” de TVE, nuestro cine y nuestra televisión han evolucionado, avanzado, crecido, pero nunca se han olvidado de la ruda sensibilidad de Miró. Y es que Pilar, haciendo honor a su nombre, fue un pilar clave en la cultura cinematográfica y televisiva del Siglo XX: la cultura que arriesgaba, daba triples saltos mortales sin red, no se quedaba en lo preconcebido y también se equivocaba.

Todo arrancó en 1962, cuando Miró se plantó en los aún artesanales estudios de TVE en el Paseo de la Habana. Allí, con su perseverancia ingenua, comenzó carrera en la televisión pública. En Televisión Española tocó todos los palos: fue auxiliar de redacción, meritoria, redactora, puso rótulos, ayudante de realización… Estuvo detrás de informativos, concursos, religiosos, musicales. Cientos de programas en directo hasta que llegó a la ficción, dirigiendo centenares de dramáticos. Su talento pudo con un mundo aún exclusivo de hombres.

Su conocimiento de la emisora estatal fue fundamental para la toma de posesión como Directora General de RTVE en 1986, tras ser Directora General de Cinematografía. Pilar Miró se puso al mando de TVE para preparar a la pública ante la llegada de las cadenas privadas. No escatimó esfuerzos para cimentar una empresa competitiva: desarolló la programación matinal, apostó por grandes producciones propias como El Quijote o El Lute, rehabilitó los Estudios Buñuel, potenció el entretenimiento con Martes y Trece o El Precio Justo e intentó dar independencia a los Telediarios. Esto último, fue todo un atrevimiento…

Los ochenta era una época en la que se valoraba más la experiencia de fondo en la pequeña pantalla para capitanear Televisión Española. Una televisión que hacía televisión: creativa, atrevida y que, incluso, lograba ser transgresora. Los profesionales que trabajaban en aquella época en TVE sentencian que bajo el mandato de Pilar Miró había barra libre de ideas. De hecho, Miró sólo pedía a los trabajadores que no tocaran al Ejército, la Casa Real y la Constitución. En el resto de temas, libertad plena.

De esta forma, hasta el propio Presidente del Gobierno, Felipe González, no se salvó de ser parodiado por un recordado enano perturbadoramente clónico. Tampoco la mismísmisima Pilar se libró de ser caricaturizada en el show de Gurruchaga, Viaje con Nosotros. Su propia cadena de televisión se reía de las graves acusaciones de malversación de fondos que intentaban acabar con su mandato:

Y es que esa libertad televisiva y televisada que promovió Miró no gustó a muchos, ni de un lado ni de otro, y se consumó una trama para fulminar su nombre de la dirección del ENTE. Hoy, 15 años después de su muerte, olvidadas están aquellas interesadas acusaciones de fraude de fondos públicos por la compra de vestuario, juicio del que fue absuelta. Aunque, eso sí, sufrió la condena paralela del circo mediático de la prensa de la época.

Tras el huracán, Miró regresó de lleno al cine. Entre sus películas más redondas destaca El perro del Hortelano: la obra de Lope de Vega en verso. Una vez más, la visión de Pilar Miró osaba en provocar a la industria, ¡En verso!. Pocos creyeron en este proyecto. Pero se equivocaban, fue un rotundo éxito. El público se reía, el público se emocionaba. Al final, el filme conquistó siete Goyas. El más conmovedor: el de Mejor Directora, que la realizadora recogió con su habitual fuerza que sabía donde estaba situada la cámara con el piloto rojo encendido. No obstante, ella fue la directora de esta ceremonia de entrega de los premios de la Academia de Cine. Y, claro, supo mirar a la audiencia, directamente a los ojos, con una contundencia de media sonrisa que, en realidad, buscaba enternecida agradecer el Goya a su hijo:

Pilar Miró, una intensa trayectoria que superó censuras, prejuicios, zancadillas y hasta un peliagudo procesamiento militar por el filme El crimen de Cuenca a finales de los setenta. Vida cargada de luchas y logros profesionales, que coronó, en los últimos años, con los enlaces reales. Ahí, Miró supo fusionar su conocimiento del cine con su oficio televisivo. Supo jugar con la intangible magia de la televisión. Ese era el secreto que, quizá, hoy se echa en falta en tantos directivos de cadenas públicas sin experiencia real en el día a día del funcionamiento abstracto de las entrañas de la pequeña pantalla. En esas entrañas, Pilar Miró se movía ágil, astuta, tenaz, utópica, impetuosa… y marcaba la diferencia.

Y, por eso mismo, huyó de realizar meras retransmisiones de Bodas Reales para hacer televisión: contando una historia en directo que acariciaba la imagen y no desatendía al espectador para sólo complacer a las altas esferas. Lo conseguía aprovechando al máximo los primeros planos de los protagonistas y, también, los recovecos de las catedrales donde se realizaron los dos enlaces de las infantas. ¿Cómo lograba estos minuciosos planos tan perfectos en directo y que, encima, se movían al compás de la música? En realidad, esas milimetradas imágenes de la ornamentación eclesiástica habían sido grabadas en los días previos. Y se insertaban durante la ceremonia. Ahí el truco.

Casi todo estaba calibrado por los reflejos de Pilar Miró, unos reflejos tan valientes como palpitantes. Ese es el valor añadido de la experiencia de este tipo de profesionales que creyeron, lucharon y confiaron en las ideas construidas con ilusión por y para la gente.

@borjateran

TEMAS RELACIONADOS

Cuatro programas de entrevistas para entender la tele de los ochenta

Los creativos espacios infantiles de los ochenta

Imágenes cedidas por Alejandro Macías 

¿Marta Sánchez o Arturo Valls? Buscando las siete diferencias de una imitación para recordar

28 octubre 2012 - 10:46 - Autor:

Tu cara me suena es un fenómeno imparable. El programa aumenta de seguidores cada semana y hasta la estadounidense NBC ha comprado los derechos de emisión. Habrá que ver cuáles son las estrellas norteamericanas que entran al trapo. Y es que este show está recuperando la televisión que juega a hacer televisión, sin necesidad de provocar lágrimas, ni polémicas fáciles. Sólo televisión con ganas de entretener (y sorprender) con música, comedia e ideas imprevisibles.

En las próximas semanas, el programa parece que va a dar un giro de tuerca con nuevas puestas en escena que regalarán momentazos para la telehistoria, pero hay una actuación que ya está situada entre las más emblemáticas de esta segunda temporada del formato de Gestmusic: la surrealista imitación de Arturo Vallas travestido de Marta Sánchez.

Hemos visto ya antes parodias, con pelo en el pecho, de Marta Sánchez. Aunque la caricatura de Arturo Valls logra clonar una actuación mítica de la ex miembra de Olé olé en TVE con una gracia tan absurda como genuina. No sabemos cómo se lo habrá tomado Marta Sánchez, que no suele recibir con toneladas de sentido del humor las parodias de su ego. Mala suerte, porque ha llegado la hora de que busquemos las diferencias entre la actuación original de Sola y el remake de Tu cara me suena. La primera: un calcetín blanco. ¿Quién lo lleva? ¿Original o copia?

MARTA ORIGINAL

MARTA CLONADA

TEMA RELACIONADO

8 secretos del éxito de ‘Tu cara me suena

@borjateran

Eva Hache: “Desde que nació mi hijo, he dejado de ver la tele”

27 octubre 2012 - 6:00 - Autor:

Estuvo a punto de ser la Ellen DeGeneres española, pero ni falta que le hacía. Eva Hache es la reina de la comedia, del humor rápido de reflejos. Monologuista de carrera, actriz de profesión, esta presentadora ha logrado una cosa impensable en nuestro país: llenar las 1400 butacas del madrileño Teatro Coliseum con un público que ha comprado su entrada para un espectáculo que puede ver gratis por la tele. Es El Club de la comedia, el programa estandarte de La Sexta, que se ha instalado en la noche de los viernes y mantiene el tipo frente a la competencia televisiva.

PREGUNTA: ¿Cómo ha sido el cambio de día de programación del domingo al viernes?

RESPUESTA: Había cogido mucho gustillo al domingo y a esa sensación de terminar la semana, cuando ya estás pensando en el lunes. Había gente que se apuntaba en el calendario: Hoy emiten El Club de la comedia y luego Jordi Évole. Pero es verdad que Salvados es un programón y es genial que funcione con una entrega nueva y una repetición. Sus capítulos de reposición también son muy actuales.

P: ¿Echas de menos tu faceta como monologuista pura y dura?

R: No, porque al final el trabajo es el mismo, incluso para mí es más gustoso. Hablo de más cosas y tengo menos tiempo, pero en cada programa trato de diferentes temas, me resulta muy divertido. Este trabajo es una gloria.

P: ¿Te gustaría tocar otros registros televisivos?

¡Qué otra cosa quieres! (risas) Yo soy actriz. Lo digo porque mucha gente piensa que soy periodista desde la época de Noche Hache. No soy periodista, soy actriz, y me gustaría hacer personajes, pero, es verdad, que haciendo El Club de la Comedia me lo paso muy bien: desde cuando me llevo los textos a casa hasta cuando los leo por segunda vez y me digo esto me gustaría cambiar, esto no me gusta. Realmente mi trabajo es muy divertido: llego, ensayo, me encuentro con cuatro o cinco personas nuevas cada día, que están en plenas efervescencia, entras al teatro con público con un subidón. Es un gusto, me gustaría no dejar de hacer El Club de la Comedia.

P: ¿Te gustaría que la productora de El Club de la Comedia, Globomedia, que es una de las productoras de ficción más importantes de nuestro país, te ofreciera un papel en una serie?

R: Sí, me gustaría. Ellos lo saben. Pero ahora estoy en la época de cuidar a mi hijo, y llevarlo al colegio, no quiero trabajar tanto. Me da más felicidad trabajar de forma menos intensiva y estar con él.


 
P: ¿Participas en los guiones de tus presentaciones en El Club?

R: Los maleo, los destrozo y como tengo mucha confianza con los guionistas, ya llevamos muchos años trabajando juntos, me permiten hacerlo.

P: Y… ¿siempre se toman bien esos bonitos retoques?

R: Sí, sí. No son nada quisquillosos con eso. Hay veces que incluso me dicen, comentan y cambiamos juntos lo que nos parece. Además, ellos ya escriben para mí, saben mis pausas, mi velocidad, mi forma de respirar, vocabulario… y lo plasman en el guion. En muchas ocasiones no toco nada, porque ya están fenomenal. Eso sí, cuando llega al público, siempre hay algo que cambia un poco, hay aplausos o carcajadas que hacen que cambies el texto. Es muy bonito porque es un género vivo. Ves a la gente ahí, que se paga la entrada, espera y disfruta. Se siente el nervio de espectáculo.

P: A diferencia de la mayoría de los programas de nuestra televisión, el público de El Club de la Comedia compra la entrada para ver el show. ¿Esto no es un plus de responsabilidad?

R: Encima la gente compra la entrada sin saber los monologuistas que van y a mí esto me parece un prodigio, pero el público va entusiasmado. La emoción de los asistentes en el patio de butacas se huele y es una pena que eso el espectador no lo siente desde casa.

P: Además, tenéis una animador del público que calienta la grada antes de la grabación… Toda una revelación, que participó en el cásting de reporteros de Sé lo que hicisteis… 

R: Si, es Jurro. Es maravilloso, nos pone al público a tope en diez minutos. Antes no había animador en El Club de la Comedia, siempre se había grabado a pelo el programa a pelo con el presentador y, ahora, agradece muchísimo porque,claro, sales y la gente está ya muerta de risa.

P: ¿Qué se siente ahora al estar ya “fusionada” con Antena 3?

R: Absolutamente nada. Los mandamás y los mandamenos van cambiando, pero la verdad es que a nivel de nuestro trabajo no cambia nada en absoluto.

P: La nueva dirección de La Sexta ha confirmado que habrá cuarta temporada de El Club… Una alegría, ¿no?

R: ¡Mucho! Por todo el equipo, guionistas, técnicos, miembros de producción… porque llevaban tiempo sin trabajar. Ellos cobran cuando hay trabajo. Su labor es muy importante, y no solo la nuestra como presentadores. Ellos son los que tienen que llevar a los niños a la guardería, desayunar con el estrés, mudarse de casa, y todo eso es tremendo.


 
P: Hace dos etapas, tras los buenos resultados de El Club de la Comedia, La Sexta intentó continuar el éxito Con H de Eva. ¿Por qué cree que no funcionó este programa de entrevistas?

R: Creo que lo pusimos en pie demasiado rápido. No era la época, había ido muy bien El Club y no queríamos perder al público que nos seguía. La Sexta pensó que igual que se había resucitado los monólogos, se podía recuperar un espacio de entrevistas como La Noche con Fuentes. Mi impresión fue que no era el momento, emitíamos en junio, y la gente ya no se queda en casa, estaba de terrazitas, había empezado el buen tiempo… Yo creo que fue mezcla de todo eso.

P:  Esta temporada han llegado al Club Victoria Abril o Úrsula Corberó. ¿Cómo se han estrenado en el Coliseum?

R: Depende, unos mejor y otros peor, en la medida de sus posibilidades. Pasa siempre eso, porque el monólogo es muy difícil para todo artista. Me pasaba a mí cuando empezaba en Paramount Comedy o en locales: lo pasaba fatal y eso que era mi propio producto, mis textos, los tenía probados y sabían que tenían éxito. Supongo que si nunca has hecho un monólogo, y te dan un texto que no es el tuyo y te lo tienes que aprender durante un mes, es muy delicado y luego por muy bien que lo lleves preparado, estás hasta las narices de repetirlo. Siempre les digo: “disfrutad pero tened cuidado. Dejad que os aplaudan, porque es difícil que os corten un texto donde no lo esperas”.

P: Victoria abril tiene que imponer un poco…

R: Con Victoria Abril ya trabajé una semana cuando hacía el Saturday Night Live. Nos llevamos bien, somos amigas. Es verdad que tiene mala fama, de borde, que impone y que es Victoria Abril, ¡cuando yo era pequeña ya la admiraba!. Pero esa gente llega aquí y te pide consejo. Ella no me impuso, quien me impuso  fue Millán Salcedo. Es muy fuerte para mí,  yo veía los especiales de Martes y Trece en Nochevieja. No había vídeos en esa época para grabar los programas, pero al día siguiente ya nos habíamos aprendido los diálogos y los chistes de sus programas de memoria. Fue una cosa tremenda.

P: ¿Sigues haciendo bolos por capitales y provincias patrias?

R: Desde Noche Hache ya no. Soy vaga y los fines de semana no me gusta trabajar. Aunque sí que hago cosas puntuales fuera de La Sexta, como ocurrió con la gala de Los Goya.


 
P: ¿Repetirás como maestra de ceremonias de los premios del cine?

R: Puede ser… Estamos en conversaciones. El problema de Los Goya es que es mucho trabajo, muchos meses, y está muy mal pagado (Risas). Los Goya son una exposición perversa. Todo el mundo lo ve, todo el mundo opina, todo el mundo lo hubiera hecho mucho mejor. Tengo muy buen sabor de boca del año pasado. Disfruté y lo pasé bien, y creo que a la mayor parte de la gente le gustó. Por un lado pienso que qué necesidad tengo de repetirlo, pero, por otro, tengo esa necesidad de querer repetir.

P: Vamos, que apunta maneras que repites…

R: Estamos en conversaciones…

P: Manel Fuentes y Santiago Segura, que son protagonistas de Tu cara me suena, también están esta temporada en El Club. ¿Sigues este programa que se ha convertido en la revelación de Antena 3?

R: Qué va. Está mal que yo lo diga, porque me dedico a ello, pero, desde que nació mi hijo, he dejado de ver la tele. Me da miedo que la vea, porque hay tantas barbaridades que no la pongo. Él ve cosas en Youtube y vídeos, y con el iPad, que se maneja muy bien. En cambio, antes siempre la tenía puesta de fondo. Tengo que recuperarlo, porque realmente es absurdo que me dedique a la televisión y no sepa lo que está pasando. Menos mal que ahora gracias a Twitter me entero de todo.

P: ¿Estás muy enganchada a Twitter?

R: No es que esté enganchada. Lo que pasa es que llevas el móvil encima y es muy fácil, en cualquier rato, mover el pulgar en la pantalla para ver qué pasa .

P: Te hemos visto pedir ayuda en Twitter al “Señor Policía”, ya que recibiste amenazas de muerte por la red social. ¿Cómo terminó todo?

R: Al final todo se quedó en una anécdota. Me alegro, porque no pasé susto alguno, pero me gusta que se haya abierto las indicaciones e instrucciones de qué hacer si te pasa esto. Me gustó, porque todo pasó en Twitter, se quedó en Twitter y se solucionó en Twitter. Me sentí bien, y más que peligroso, me pareció curioso.

P: Has dicho antes que no ves mucha tele, pero ¿algún programa o serie que no te pierdas?

R: Veo mucho Canal+ Xtra. Me gusta desde que salió en este canal y además nunca sé lo que me van a poner, lo veo bastante, ponen documentales muy interesantes. También veo películas, como Madagascar 3. La doblé yo, pero me pareció fantástica tanto si no hubiera trabajado. Hace nada vi Rango y es espectacular. Estoy ahí ampliado mi infantilismo.

P: Y también estás preparando una obra de teatro…

R: Sí, nos pondremos a trabajar en diciembre y estrenaremos en enero. Es una comedia y somos dos actrices, Ana Diosdado y yo. Me resulta supermarciano, porque ella es como mi tía abuela, conocida de siempre. ¡La veía en Anillos de oro cuando era chica!  Qué fuerte que ahora trabajo, codo con codo, con una mujer a la que admiro tan profundamente…

P: De la historia de la televisión que nos parió, ¿qué programa te marcó?

R: Por supuesto,  el Un, dos, tres… responda otra vez. Era un acontecimiento, era como ir a misa… Era emocionante.

P: Mayra Gómez Kemp aprendió a ser monologuista en el concurso El Club de Flo, también de La Sexta. ¿Sería una buena invitada a la nueva temporada de El Club de la Comedia, no?

R: ¡Claro! Me encantaría.

@borjateran

TEMAS RELACIONADOS

Los tolerantes ‘Anillos de oro’ de Ana Diosdado e Imanol Arias

8 claves del éxito de ‘Tu cara me suena’

Secretos que nunca te contaron del ‘Un, dos, tres…’

Pablo Motos le cuenta a Obama en qué somos rápidos los españoles

26 octubre 2012 - 6:00 - Autor:

”Para una vez que somos lentos, nos lo tienen que restregar por la cara”, sentenció ayer con ironía Pablo Motos en El Hormiguero. Lo hizo en referencia a las declaraciones en las que Obama ha dicho que España ha tardado en reaccionar a la crisis. Pero Motos no se ha quedado ahí y ha dado pruebas que demuestran que, en realidad, somos los más rápidos del mundo. En casi todo. Recapitulamos los hilarantes argumentos de Motos, como la vida misma:

- “¿Qué somos lentos los españoles? Tú no conoces a Farruquito…”.

- “Corta jamón y verás si somos lentos”.

- “En España, aún no se ha puesto el semáforo en verde y ya te ha pitado el de atrás”.

- “Tú en España pones cara de “me cago” y tu hermana sale corriendo y se encierra en el baño”.

- “Aquí en España dejas una bici sin candado en una farola, vuelves al minuto, y no está ni la farola”.

- “En España, tú estás en la cola de un supermercado, de repente viene una cajera, abre una caja y ya hay más gente en la otra cola que en la tuya. Yo he visto a una señora de 70 años moverse como un guepardo. Lentos nosotros…

- “Qué le pregunten a Paula Vázquez el tiempo que pasó entre que publicó su teléfono y los 15.000 mensajes”.

Y, al final, Motos terminó mandando un último y ácido mensaje a Obama: “Qué sí, que los americanos llegáis primero, pero luego os quitan los tours…“.

TEMA RELACIONADO

Los pilares de la fórmula del éxito de ‘El Hormiguero’

@borjateran

 

¿Por qué ‘La Voz’ causa tanto furor? Claves del éxito del formato revelación de Telecinco

25 octubre 2012 - 10:32 - Autor:

Ayer, por fin, cambió de ropa el jurado de La Voz. El motivo: comenzaron Las Batallas, la nueva fase del talent show de Telecinco que sigue imparable en audiencia, se mantuvo anoche en un 33,2 por ciento de share y 5.143.000 fieles.

Todo un fenómeno que ni su propia cadena se esperaba, pues este formato estuvo a punto de ser desechado por Mediaset, tras el fiasco del último OT. No obstante, el éxito de Tu cara me suena y la creación de El Número Uno en Antena 3 sacaron del cajón a este espacio que se ha convertido en el último gran emblema de Telecinco. Pero, ¿por qué ha causado tanta sensación La Voz? Analizamos nueve causas del estratosférico furor por este formato:

Uno. Televisión que no se pierde en rodeos.

Las actuaciones son cortas. Y cuando termina de cantar cada concursante dices: “venga, uno más”. Engancha ver si giran, no giran o cómo se giran los miembros del jurado. Además, en la nueva etapa del show, denominada Las Batallas, donde ya no está el morbo de la silla móvil,  se incorpora una nueva tensión: saber a quién de sus “apadrinados” desecha cada coach.

Dos. Televisión con carga emocional.

La Voz es un formato que viene ya engrasado internacionalmente. Los creadores, Talpa, conocen bien sus debilidades y fortalezas. Y, en nuestro país, han sabido adaptarse a las peculiaridades del público español. La productora Boomerang y Telecinco han aprendido de los errores del programa en otros territorios. De hecho, han logrado incorporar más emoción en cada programa. Aquí tiene más peso la emoción, que la propia música. La Voz española juega muy bien sus cartas catódicas para que el espectador no cambie de canal.

Tres. Televisión para todos los públicos.

La Voz elige canciones reconocibles. El formato no quiere ser sibarita musicalmente, los concursantes interpretan  éxitos muy populares entre la audiencia. El espectador puede cantar desde casa para, también, poder criticar desde casa. Además, el cásting intenta ser variado con talentos dispares para llegar a un amplio perfil de público comercial.

Cuatro. Televisión con sentimiento.

La Voz no se queda en eternos veredictos del jurado, prefiere mostrarnos con transparencia las dudas más humanas y los sentimientos  más cercanos de cuatro famosos que tienen el difícil reto de decidir quién es el mejor concursante del talent. Para ello, el programa sabe contextualizar con atino a cada participante: su vida, su experiencia, sus frustraciones y su familia. Y nos lo muestra: antes, durante y después de la actuación. El público empatiza rápido, para bien o para mal, con cada cantante.

Cinco. Televisión que se polariza.

La Voz ha sido el  formato que ha estrenado el nuevo mapa de competencia entre los canales: la televisión polarizada en dos grandes empresas. Ésta es otra clave de las grandes cifras de audiencia de La Voz: hemos estrenado un nuevo panorama televisivo con una TVE que está fuera de juego y dos grandes grupos fusionados. De esta forma, la noche de los miércoles sólo compiten, en realidad, dos canales fuertes. Y Telecinco hizo muy bien en adelantarse con el estreno de La Voz a Antena 3. El primer programa estuvo muy medido para enganchar a la audiencia con un producto atractivo.

Seis. Televisión sin miedo a ser popular y populista.

La Voz tiene un jurado de andar por casa. Para qué nos vamos a engañar, los coaches no son magistrales genios de la música, ni cantantes inaccesibles: son, simplemente, artistas muy queridos por el público, sobre todo Rosario y David Bisbal. Mientras, que Malú aporta un contrapunto interesante y Melendi, que ha sido la revelación del show, ha añadido un necesario criterio musical, ya que el resto del jurado son más expertos en repetir argumentos peregrinos en sus veredicto. Ole. Ole. Ole. Eres un “mostruo”. Pero esto da igual, porque es televisión: funcionan las reacciones en primer plano de unas estrellas que son casi como de nuestra familia.

Siete. Televisión con presentador de nombre propio.

Jesús Vázquez ha regresado al terreno que mejor se le ha dado. Aunque en este programa, al ser grabado, recae menos peso en la figura del presentador que en un show en directo. Se notan las tablas de Vázquez: conoce bien lo que interesa a la audiencia y, también, intuye rápido cuando algo está funcionando a nivel televisivo. Tiene un protagonismo merecido en el programa. Y lo aprovecha. Y lo exprime. Y las señoras le ven como el sobrino ideal.

Ocho. Televisión que llega a la gente.

La Voz no tiene grandes alardes escénicos, ni espectaculares juegos de luces, ni piruetas de atractivos cuerpos de baile: el combate amable entre el jurado, los cantantes y sus familiares o amigos ha bastado para crear historias que despiertan el interés en la audiencia. Un formato ideal para ver y comentar desde el salón de casa. Nos contagiamos, los unos a los otros, del interés por el formato o no tendremos de qué hablar en las redes sociales o al día siguiente en el trabajo. Esa es una clave importante: es fácil apostillar todo lo que allí pasa con nuestra gente.

Nueve. Televisión sencilla de seguir.

La mecánica de La Voz es extremadamente sencilla. Te puedes incorporar en cualquier momento al programa y es imposible perderte. Ahora habrá que ver cómo funcionan las últimas galas en directo, cuando el formato deja de ser tan fácil y a nivel internacional siempre sufre un desgaste de audiencia. Aunque en España nos quedaremos hasta el final. Fijo.

Y ADEMÁS…

¿Por qué el jurado de La Voz llevaba siempre la misma ropa?

8 secretos que convierten a ‘Tu cara me suena’ en el programa redondo

@borjateran

¿Quién es Alberto Chicote? El cocinero anticrisis que salva restaurantes de su cierre inminente

6:00 - Autor:

A partir de esta noche, los jueves, a las 22.25 horas, LaSexta ofrece a propietarios de negocios de hostelería en crisis una última oportunidad para salvar su restaurante. Y parece que al canal verde le gustan los restos difíciles, porque, de momento, en Pesadilla en la cocina han seleccionado los restaurantes más complicados del territorio nacional. Cocinas grasientas, comida podrida entre fogones e, incluso, un ratón metido en el lavavajillas son algunos de los conflictos a los que se enfrentará Alberto Chicote, un chef que hará lo que nunca se había visto en la televisión nacional: realizar un programa de cocina que puede llegar a quitar el apetito.

Convertir un caótico restaurante en un local de moda es un proceso peliagudo, pero, al mismo tiempo, puede ser un genial espectáculo televisivo que el equipo de la productora televisiva Eyeworks Cuatro Cabezas ha sabido exprimir. No son nuevos en esto. Ya producen este mismo formato en otros países y son los responsables de uno de los realities de más éxito de los últimos años ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, programa con el que les tocará competir frontalmente, a la misma hora y en el mismo día de emisión.

Una lucha entre La Sexta y Cuatro, a pesar de que ambos formatos comparten características comunes de telerealidad. La principal: dosis de ironía y sentido del humor. Eso sí, Pesadilla en la cocina también nos mostrará el conflicto, el aprendizaje y la superación  de los propietarios de los restaurantes para lograr los retos de Chicote. Habrá problemas, tensiones, recetas fallidas pero, además,  mordacidad cómplice que conecta con el espectador a través de un montaje rítmico que sabe ir al grano. Ideal para comentar desde casa y ejecutar el chascarrillo en la red social. Y es que en eso en Cuatro Cabezas son maestros especialistas.

No obstante, Pesadilla en la cocina es un viejo conocido para muchos televidentes, ya que es la versión española de Kitchen Nightmares, el formato de éxito internacional que catapultó a la popularidad mundial al cocinero británico Gordon Ramsey en la cadena Channel 4 y, después, en Estados Unidos, en la FOX. Ahora, llega el remake cañí con un temperamental desconocido al frente: Alberto Chicote.

EL CURRÍCULUM DE CHICOTE

Alberto Chicote es uno de los cocineros pioneros en mezclar la cocina tradicional con las nuevas tecnologías. Comenzó a estudiar hostelería a los 17 años y pronto comenzó a trabajar en restaurantes madrileños como Lúculo, Sibaris y La Recoleta.

Tras su periodo de formación, dirigió la cocina del Cenachero, dónde puso en marcha su etapa más clásica. Tres años más tarde abre el restaurante Nodo (llamado así porque se encuentra frente a la vieja sede de Nodo), un proyecto para fusionar la cocina española con la japonesa y que le ha valido su reconocimiento como chef. Más tarde, ha compaginado la coordinación de Nodo con un restaurante que sigue la misma línea, Pandelujo.

Chicote ha sido reconocido con varios galardones: la asociación madrileña de restaurantes y cafeterías le otorgó el premio al Mejor Cocinero del año 2006 y la revista de El Mundo concedió a su Pandelujo el premio al Mejor Restaurante de 2010.

En televisión, ha participado en diferentes espacios culinarios del Canal Cocina o del Canal Caza y Pesca. . En 2008, protagonizó El pollo, el pez y el cangrejo real, documental que logró una nominación a los Goya.

Ahora, se incorpora a Pesadilla en la cocina, donde mostrará su lado más personal y característico. Un salto a la televisión nacional, misma televisión que dice ver muy poco. Es lo que tiene vivir entre fogones.

Y ADEMÁS…

Claves del éxito de ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’

@borjateran

La última de Mariló Montero: almas trasplantadas en órganos

24 octubre 2012 - 8:00 - Autor:

Mariló Montero ha estrenado esta temporada en La mañana de La 1 un intenso editorial con el que termina su programa cada día. En la jornada de ayer, con un tono de absoluta trascendencia y sobre las notas de un piano, la presentadora de TVE se atrevió, a colación del terrible caso de asesinato de El Salobral, a reflexionar en voz alta sobre un asunto tan delicado como si deben donarse o no los órganos de una persona que en vida fue un homicida.

Metiéndose en un jardín inevitable, Montero se preguntó “¿pasa algo por llevar dentro de ti el órgano de una persona que ha matado a otros?“, para luego terminar informando de que la Organización Nacional de Trasplantes ha comunicado que no se donarán los órganos de Juan Carlos Alfaro, asesino de El Salobral. “Sinceramente, yo he sentido tranquilidad al saber que los órganos de este hombre no van a dar vida a nadie“, añadió Mariló.

La presentadora, quizás con escaso sentido de su responsabilidad como comunicadora de un programa de la televisión pública, continuó con su discurso mezclando churras con merinas, ciencia y medicina con fe y creencias personales. “Nunca se sabe si ese alma está también trasplantado en ese órgano“, sentenció finalmente con total solemnidad.

Está claro que hay libertad de expresión, es su tribuna y así la firma, pero la pregunta es si Montero (en cuyo haber también tiene aquellas perlas en las que asoció el placer de vivir con el tabaco) merece la potestad de plantarse ante los espectadores de TVE y sentar cátedra de forma tan simplista sobre temas tan peliagudos, personales, sensibles y dolorosos para muchas personas. Lo mejor, de todos modos, es que juzguéis por vosotros mismos:

Mario Casas y Blanca Suárez arrasan en los ‘Neox Fan Awards’. Así fue la ceremonia televisiva

6:00 - Autor:

Anoche Neox se sacó de la manga la primera edición de sus Neox Fan Awards, premios concedidos por votación de sus jóvenes espectadores y que beben directamente de los MTV Movie/Video/Music Awards o de los Teen Choice Awards de Fox, entremezclando en la misma coctelera categorías de cine música, televisión, deportes, besos, cuerpazos y hasta tuits (sí, el premio al “mejor tuit” fue para… Paco León). De hecho, en los Teen Choice Awards el trofeo es una tabla de surf, mientras que en los Neox Fan Awards optaron por entregar un monopatín…

Pero lo cierto es que aquí acaban las similitudes en la práctica, porque los Neox Fan Awards se entregaron en una poco vistosa gala low cost, patrocinada por Fanta y retransmitida desde el emblemático Teatro La Latina (el público llenaba toda la sala, sólo estaba libre el palco fijo de Lina Morgan). Una emisión vista a través de unas cuantas cámaras que por allí estaban repartidas y que dieron lugar a una realización torpe, repetitiva, un tanto claustrofóbica y con la cabeza caliente como estrella invitada e involuntaria de muchos de los planos.

Presentaron el evento Patricia Conde y Arturo Valls, intentando defender con gracia un guión que no la tenía y, en off, la voz de Cristina Pedroche anunciando los nominados, vocalizando mucho e, incluso, leyendo su propio nombre entre los nominados al “mejor cuerpazo” (ganó David Bustamante, que agradeció el premio al pollo, ingrediente esencial de su dieta: sí, muy emotivo).

En medio, sketches típicos con Berta Collado infiltrada a lo Billy Crystal en las películas nominadas (lo nunca visto, vamos), actuaciones musicales y un montón de caras conocidas de la cadena y del famoseo juvenil en general. Porque de eso se trataba, de ver mucho a Mario Casas (que casi estaba nominado en todas las categorías menos en la de mejor actriz), Blanca Suárez, Luis Fernández, Auryn  y compañía. Evidentemente, sobra decir que anoche lo de menos era la calidad de lo premiado. ¡Por favor! ¿Eso a quién le importa?

En cualquier caso, un buen intento por parte de Neox de cara a ofrecer algo especial a sus jóvenes y fieles espectadores. Una ceremonia que también sirvió para potenciar el posicionamiento de marca del canal más adolescente de Antena 3, aunque el resultado final fue bastante torpe, a pesar de que, esta vez, se ha intentado luchar contra las debilidades de las ceremonias al uso. Veremos si estos premios se consolidan y tenemos segunda edición. Será si la audiencia, la crisis o Fanta lo permiten.

Y ADEMÁS…

Entrevista con Mario Casas

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

TeleDiaria en Twitter