Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Muere Antonio Areta, padre del inolvidable ‘Vamos a la cama’

16 Octubre 2012 - 6:00 - Autor:

“Vamos a la cama que hay que descansar, para que mañana podamos madrugar”. Hay canciones que reconocemos al instante con sólo escuchar una simple nota. La fuerza de la televisión no sería nada sin la energía de la música: antes, durante y después de los programas. Ni el Telediario podría vivir sin esa melodía tan característica con la que arranca. Aunque, curiosamente, los compositores de la música que acicala nuestra pequeña pantalla son pocas veces reconocidos.

Si en agosto perdíamos prematuramente al gran Bernardo Bonezzi, este fin de semana nos ha dejado, a los 86 años, otro personaje crucial en la telemúsica española: Antonio Areta.

Polifacético compositor de largo recorrido, el maestro Areta es el creador de reconocibles banda sonoras de cine, series de animación, programas televisivos e incluso de las míticas cabeceras de Movierecord.

Era experto en conectar con el espectador a través de sus creaciones musicales: El Gato con Botas (Cruz Delgado, 1964), El Jardín de la Fantasía (José Ramón Sánchez, 1978), Los viajes de Gulliver (Cruz Delgado, 1983), con la que recibió el Elefante de Plata en el Internacional Chindren Film Festival de la India, o Su alteza la niña (Mariano Ozores, 1962), son algunos de sus más importantes trabajos.

Pero hay dos animaciones televisivas que marcaron especialmente a varias generaciones y que firmó el maestro Areta: Don Quijote de la mancha y, por supuesto, el inolvidable Vamos a la cama de la Familia Telerín, que creó junto a Máximo Barata.

A pesar del impertérrito paso del tiempo, estas melodías ahí siguen resistentes en tantas memorias…

Y ADEMÁS…

La magia sonora de Bernardo Bonezzi

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

TeleDiaria en Twitter