Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Lo mejor y lo peor de la Nochebuena televisiva de 2012

25 diciembre 2012 - 2:50 - Autor:

Continuista. Esta es la palabra clave que define la Nochebuena televisiva de este 2012. Las cadenas no han arriesgado y han clonado la misma estructura de programación de los últimos años. De hecho, la gran novedad de la velada vino de la mano del Rey, que apareció sentado en el borde de la mesa de su despacho.

Don Juan Carlos intentó dar cercanía a su discurso rompiendo barreras. Lo hizo sentando sus reales posaderas sobre su escritorio. Fue lo más revolucionario de una Nochebuena que, además de ser un punto de encuentro con los seres queridos, también es una jornada para descubrir y aprender de los especiales con los que las cadenas pretenden sorprender a la audiencia que está concentrada en la reunión familiar.

Repasamos lo mejor y lo peor de la Nochebuena 2012 en los tres grandes grupos televisivos de nuestro país:

TELEVISIÓN ESPAÑOLA


 
LO MEJOR

La música es infalible en Nochebuena. Y TVE puso banda sonora a la cena familiar con dos espacios musicales de una factura visual que demuestra que la televisión pública sigue teniendo profesionales punteros. El show de Miguel Bosé o, muy especialmente, el de Alejandro Sanz, que tuvo un empaquetado impecable en ritmo catódico y, sobre todo, en calidad visual.

El espacio de Alejandro Sanz contaba con ese plus que se llama “Instinto Televisivo”, pues aunó reconocibles grandes éxitos del cantante con apariciones estelares, que sacaban la sonrisa del espectador y eran fundamentales para que el formato fluyera ágil.

Así fue la aparición de un Paco León en estado de gracia. El actor clavó al detalle una hilarante imitación de Rosario Flores en La Voz. No tuvo desperdicio. Y, por supuesto, tampco faltó el “tienes una voz calentita” o el “eres una mostrua” con el que León denominó (en femenino) al propio Sanz.

En el control de realización de este especial estaba la maestría de Chema Sánchez-Chiquito. Y se notó, pues el programa fue una coreografía de encuadres milimetricamente mimados con una perspectiva televisiva colosal. No sólo las imágenes bailaban al ritmo de la música, también relataban una historia con primeros planos que era afinadas fotografías en movimiento. Sin miedo al plano detalle, sin miedo a las miradas.

Además, hay que destacar que los trabajadores de TVE no se quedaron con un decorado compuesto sólo con los ya estereotipados juegos de pantallas de LEDs. De esta forma, supieron conjugar las nuevas tecnologías con la valiosa escenografía tradicional. Porque ambas cosas son complementarias y necesarias. Así transformaron el plató en una calle, La calle de la música, con sus farolas, con sus muros de ladrillo (donde iban firmando los invitados al espectáculo) e, incluso, con su atrezo imitando ‘basurilla’ detrás de un tabique, su buzón de correos o con sus chimeneas de las que salía ¡humo!. Al detalle. Televisión musical que llega al espectador con mimo e ilusión.

LO PEOR

Todo lo contrario al especial de La calle de la música de Alejandro Sanz, fue el olvidable programa con el que abrió la Nochebuena de La 1. Se llamaba Cantando y bailando contigo, pero, para qué engañarnos, fue un despropósito no digno para una cadena de la talla de TVE. Muy criticado en las redes sociales, se trataba de una especie de Furor sin gracia ninguna en el que los propios protagonistas parecían aburrirse. Ni el regreso de Mari Carmen y Doña Rogelia, ni  Mariló Montero cantando “Antes muerta que sencilla” lograron impulsar un esperpento antitelevisivo que parecía la agonía, a las cinco de la mañana, de una cena de empresa en un karaoke de polígono industrial. Faltó creatividad, faltó perspectiva televisiva, a pesar de que estaba Carlos Latre procurando aportar carisma

En cambio, a esa misma hora en La 2, había un especial recopilatorio sobre instantes navideños memorables de TVE en su medio siglo de vida. Y quedaban latentes las toneladas de creatividad del Ente público en su prolífica y talentosa historia. Pero, desgraciadamente, no se pegó casi nada de este instinto catódico a Cantando y bailando contigo. Por suerte, sí se contagió al programa de Alejandro Sanz.

GRUPO ANTENA 3


 
LO MEJOR

Un año más, Antena 3 consumó un telemaratón de Los Simpson. Y es que la familia amarilla acostumbra a dar muy buenos de audiencia a la cadena del grupo Planeta en estas, como diría el Rey, “señaladas fiestas”. Especial mención hay que dedicar a uno de los capítulos que se emitió anoche, en el que, de nuevo, la familia Simpson se atreve a una crítica inteligente sobre la tecnología de Apple.

LO PEOR

En una noche en que las audiencias siempre recaen en TVE, Antena 3 cede el late night a refritos con bonitas imágenes del archivo del canal. Este contenedor de “momentazos” es muy rápido de ver y eficaz a la hora de conectar con el público: ya que las peripecias de los presentadores despiertan muchos comentarios en los comensales que ya están con el postre y la lengua afilada. La tele es perfecta para criticar, pero parecía un programa de zapping de domingo por la mañana. Tampoco, la flamante hermana  de Antena 3, La Sexta, invirtió en una gran programación especial y se centró en un eterno refrito de El Intermedio.

MEDIASET


 
LO MEJOR

Telecinco confió por tercer año consecutivo su prime time del 24 de diciembre a La noche en Paz. Una sarao conducido por Paz Padilla (de ahí el original nombre del programa, claro) y Joaquín Prat, que cada vez se parece más a su padre (esto último nos hace felices y nos encanta, por supuesto).

Música, humor, teatrillos, bailes, un cachas rubio… En definitiva, detrás de esta programa está José Luis Moreno. Hay que reconocer que el productor-ventrílocuo-presentador-cirujano sabe realizar este tipo de galas como nadie y siempre cosecha el mejor de los objetivos: transformar una función casposa en una fiesta entretenida fácil de ver. Mientras, el segundo canal de Mediaset, Cuatro, se complementó con el cine. Cars fue una opción secundaria de calidad para Nochebuena.

LO PEOR

Si revisáramos los guiones de La Noche en Paz de hace dos años, probablemente descubriríamos que alguno de los diálogos de los presentadores se repiten tal cual. Es más, si buceáramos en el archivo de TVE y rescatáramos guiones de Juncal Rivero en Noche de fiesta fijo que también está clonado más de un texto (¡volvieron a enumerar tipos de dietas!). Pero da igual. Total, anoche hasta el propio José Luis Moreno se atrevió a resucitar a varios de sus “entrañables” muñecos. Por cierto, contra pronóstico, Macario soltó alguna que otra reflexión sensata sobre la crisis. Quién nos iba a decir que a estas alturas del cuento Macario iba a aportar cordura. No puede ser cierto.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Recordando Telepasión Española

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/telediaria/2012/12/25/critica-nochebuena-television-2012/trackback/

2 Comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

diciembre 2012
L M X J V S D
« nov   ene »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

TeleDiaria en Twitter